Está en la página 1de 10

Universidad Andrés Bello

Facultad de Humanidades y Educación


Magister en Dirección y liderazgo para la Gestión Educacional
Módulo de Seminario de Especialización I

Ensayo

“La sociedad de la información (o del conocimiento) y los desafíos que presenta la

educación para enfrentarla exitosamente”

Docente:
Leonardo Espinoza Gómez

Estudiante:
Felipe Escobar Astudillo

Viña del Mar, diciembre de 2019


Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

La sociedad actual posee características propias, construidas durante los

últimos siglos, las que han moldeado el quehacer humano y nos presentan hoy

tremendos desafíos. Este ensayo busca, en primera instancia, caracterizar la

sociedad actual, denominada sociedad del conocimiento, para luego esbozar los

desafíos que presenta la educación y cómo se pueden enfrentar exitosamente.

Ya en 1973, Daniel Bell acuña el término “sociedad de la información”, a

propósito del fin de la sociedad industrial. En esta última, se consideraba como

principal valor el conocimiento técnico y el “saber hacer”, dado que las

necesidades de un mundo en guerra apuntaban a satisfacer los requerimientos de

producción de armas, de alimentos y todo lo necesario para cubrir las necesidades

físicas inmediatas. Posteriormente, el desarrollo de las tecnologías productivas

sumado al avance creciente de la informática dio paso a nuevas disciplinas, las

que a su vez necesitaron el desarrollo de nuevos conocimientos. Es así como Bell,

refiriéndose a la sociedad de la información (1973), vaticina que “el eje principal de

la sociedad post industrial será el conocimiento teórico”, proyectando que la nueva

economía se construiría sobre servicios basados en el conocimiento. Sin embargo,

el término reaparece con fuerza en los años 90, a la par de la popularización del

internet [ CITATION Amb05 \l 13322 ] y con un fuerte énfasis en los aspectos

tecnológicos y los efectos de estos en la economía y el empleo [ CITATION Krü06 \l

13322 ]. La sociedad entonces comienza a transformarse y a movilizar el valor del

“saber hacer” al “saber”.

1
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

La transición hacia el concepto “sociedad del conocimiento”, es explicado

por Krüger (2006) de la siguiente forma:

Esta discusión tiene como punto de partida la consideración de que la

producción, la reproducción y la distribución de la información es el principio

constitutivo de las sociedades actuales. Pero en la reciente discusión

europea, tanto en el ámbito de las ciencias sociales como en el ámbito

político, se observa que este término es reemplazado por el de la “sociedad

del conocimiento‟ lo que implica un cambio conceptual de la información al

conocimiento considerándolo como principio estructurador de la sociedad

moderna y resaltando su importancia para la sociedad actual, para los

cambios en la estructura económica y en los mercados laborales, para la

educación y para la formación. (p.3)

De esta forma, en el presente ensayo se utilizará el concepto “sociedad del

conocimiento” y no el de “sociedad de la información” dada su mayor amplitud (es

más que tecnología y economía), lo que permite intentar responder de mejor

manera al planteamiento inicial.

¿Cuáles serían, entonces, las características de esta sociedad del

conocimiento? Heidenreich (citado en Krüger, 2006), entrega cuatro definiciones:

1. Similar al término “sociedad de la información‟, la noción “sociedad de

conocimiento‟ indica la importancia de las tecnologías de la información

y la comunicación (TIC) y su utilización en los procesos económicos.

2
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

2. La noción resalta las nuevas formas de producir conocimiento. El

conocimiento es considerado como uno de los principales causantes del

crecimiento junto con los factores capital y trabajo. En este sentido, se

concede una relevancia crucial a la producción de productos intensivos

en conocimiento y a los servicios basados en el conocimiento

3. Se resalta la creciente importancia de los procesos educativos y

formativos, tanto en su vertiente de educación y formación inicial como a

lo largo de la vida.

4. Se destaca la creciente importancia de los servicios intensivos en

conocimiento y comunicación, que generalmente se denominan trabajo

de conocimiento (véase OECD 2001 y Reich 1992) (p.4)

Esto significó en la práctica, que las escuelas cambiaron su foco de producir

“mano de obra calificada” a introducir la importancia del “saber universal”, a fin de

que éste permitiese pavimentar el camino a la generación de nuevos

conocimientos, y se incluyera así la aspiración a la universidad en la trayectoria

educativa.

Las universidades pasaron a ser valoradas económicamente, pues se

convirtieron en el lugar para preparar calificadamente a las personas en las

disciplinas necesarias para la sociedad que se estaba construyendo. Scott (citado

en Ginés, 2004) señaló en 1996 que la sociedad de ese entonces se caracterizaba

por: aceleración científica y tecnológica; rapidez de los flujos de información en

3
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

una nueva dimensión del espacio y del tiempo; aumento del riesgo en la mayoría

de los fenómenos, de la complejidad, de la no-linealidad y de la circularidad. Por lo

tanto, si la universidad juega un rol fundamental en la construcción de la sociedad

del conocimiento, la escuela debe pensarse en los mismos términos, y debe

responder a los requerimientos actuales.

En estos nuevos tiempos, la materia prima es la información (Castells,

citado en Marcelo, 2001), por lo que los métodos, plazos y formas de elaboración

de ésta se constituyen como el valor principal. No obstante, el hecho de que el

conocimiento se posicione en el centro de la sociedad conlleva un nuevo

problema: el alto dinamismo del fenómeno produce que los saberes adquiridos en

la formación inicial de las personas tengan fecha de vencimiento [ CITATION Mar01 \l

13322 ]. Esto presupone que ya no basta con aprender, es absolutamente

necesario aprender a aprender.

En 1996, la Unión Europea encargó un informe titulado Teaching and

Learning. Towards the Learning Society, en donde se señaló que:

La escuela debería desarrollar un conocimiento base que permita a las

personas dar significado a las cosas, comprender y hacer juicios,

desarrollar la capacidad de analizar cómo funcionan las cosas: observación,

sentido común, curiosidad, interés por el mundo físico y social, inventar.

[CITATION Mar01 \p 541 \l 13322 ]

4
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

Es así como se presenta el primer desafío de la escuela: ¿qué y cómo debe

transformar para formar personas lo suficientemente hábiles y flexibles en la

comprensión e interpretación del mundo?

Frente a una nueva sociedad, se necesita una nueva escuela, no obstante,

Dalin (citado en Marcelo, 2001) señalaba que las escuelas no están preparadas

para formar estudiantes que pudiesen enfrentar el siglo XXI. Keating (citado en

Marcelo, 2001) se refiere a la necesidad de que las escuelas sean organizaciones

que aprendan. Esta tensión (entre la necesidad de transformación y la incapacidad

de llevarla a cabo) puede ser resuelta con algunos principios propuestos por

Chapman y Aspin (2001):

 La escuela debe ofrecer una educación que responda a principios de

eficacia económica, justicia social, inclusión social, participación

democrática y desarrollo personal.

 Los curriculums deben ser profundamente revisados y reflexionados,

así como los métodos de enseñanza, buscando que respondan a los

tiempos actuales.

 Evaluar y definir los lugares donde se aprende, y la creación de

espacios de aprendizaje flexibles, que se ajusten a las nuevas

generaciones.

 Se debe aceptar la importancia del valor añadido que aporta el

aprendizaje.

5
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

 Ser conscientes de que, aunque la escuela en su transformación

derive en no ser la fuente principal de adquisición del conocimiento,

sí sea la institución de socialización por antonomasia.

 Promover la idea de escuela como comunidad de aprendizaje.

Es en esta dirección que se deben mover las comunidades educativas,

participando en reflexiones que evidencien el estado actual y que proyecten los

anhelos e intereses de cambio. Algunas preguntas que podrían aportar a la

reflexión son las propuestas por Dalin y Rust (citados en Marcelo, 2001),

realizadas en 1996:

¿Qué y quien serán los alumnos?: En el futuro los alumnos serán desde los

recién nacidos hasta los adultos y mayores. El mensaje aquí es que lo

importante es el que aprende y la escuela debe dar respuestas a las

necesidades.

¿Qué y quién será profesor?: El profesor tradicional seguirá siendo

importante, pero la distinción entre profesor y estudiante será más diluida.

Los estudiantes podrán ser profesores y los profesores deberán seguir

aprendiendo. Los padres podrán ser recursos adecuados. Habrá

contribuciones de voluntarios.

¿Qué currículum?: Será muy difícil definir un currículum comprehensivo,

debido a la revolución del conocimiento y debido a las necesidades

cambiantes de los alumnos.

6
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

¿Qué libro de texto?: La información proviene del libro, del ordenador, del

CD-ROM.

¿Qué será una clase?: La mayor parte de la información no está en la

escuela, sino en ordenadores, bibliotecas, locales comunitarios, en los

medios, en los lugares de trabajo. (p. 544-545)

No deja de ser impactante que la propuesta aquí expuesta fue realizada

hace 23 años y que, lamentablemente, aún estamos lejos de siquiera reflexionar

en torno al tema. Esto podría ser, entonces, el principal desafío para la escuela

hoy: ¿cómo, teniendo cierta claridad teórica acerca de los cambios necesarios, se

logra llevar a las comunidades tanto la reflexión como a prácticas posibles de ser

institucionalizadas, a fin de que las transformaciones tengan lugar de una vez por

todas?

El esfuerzo debiese apuntar a las y los profesores. Day (2001) señalaba

que “los profesores son potencialmente el activo más importante de la visión de

una sociedad del aprendizaje”. De esta forma, responder a los desafíos de cambio

en la escuela implica un fuerte trabajo en la formación de las y los profesores,

además de reformar el sistema en el que se desenvuelven. Mayor autonomía, mas

cooperación, mejores tiempos de reflexión y autoformación son indispensables

para inculcar en el estudiantado las mismas habilidades: no se puede entregar lo

que no se tiene.

7
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

En conclusión, la sociedad se ha transformado, pasando de una industrial a

una sociedad del conocimiento. Esto cambió la valoración de los aprendizajes y la

forma de relacionarnos con ellos. La escuela, entonces, como institución primaria

de socialización y de formación, debe responder a los nuevos requerimientos,

reflexionando sobre su quehacer y proponiendo cambios que permitan adaptarse

a los nuevos tiempos. En esta labor la comunidad entera debe participar, no

obstante, son las y los profesores el eje del cambio, por lo que la respuesta a los

desafíos debiese considerarles como agentes clave.

8
Magister en Dirección y Liderazgo
Seminario de Especialización I
Docente Leonardo Espinoza Gómez
Felipe Escobar Astudillo
21 de diciembre de 2019

Referencias

Ambrosi, A., Peugeot, V., & Pimienta, D. (2005). Palabras en Juego: Enfoques

Multiculturales sobre las Sociedades de la Información. Caen: C & F

Éditions.

Bell, D. (1973). Advenimiento de la Sociedad Post-Industrial. Nueva York: Basic

Books.

Chapman, J., & Aspin, D. (2001). Schools and the Learning Community: Laying the

Basis for Learning Across the Lifespan. International Handbook of Lifelong

Learning, 405-446.

Day, C. (2001). Innovative Teachers: Promoting Lifelong Learning for All. .

International Handbook of Lifelong Learning, 473-500.

Ginés, J. (2004). La necesidad del cambio educativo para la sociedad del

conocimiento. Revista Iberoamericana de Educación, 13-37.

Krüger, K. (2006). El concepto de 'sociedad del conocimiento'. Revista

Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales.

Marcelo, C. (2001). Aprender a enseñar para la sociedad del conocimiento.

Revista Complutense de Educación, 531-593.