Está en la página 1de 5

CÓMO ELABORAR UNA RESEÑA

Escribir una reseña de un libro no se trata simplemente de resumirlo, también es una buena
oportunidad para que presentes una discusión crítica del libro. Como un crítico, debes combinar una
lectura precisa y analítica con una opinión contundente. Una buena reseña de un libro describe el
contenido de las páginas, analiza cómo el libro busca lograr su propósito y expresa cualquier reacción y
argumento desde una perspectiva única.
Momento 1: Prepárate para escribir la Reseña
1
Lee el libro y toma notas. Si es posible, lee el libro varias veces, ya que una lectura repetida conduce al
lector (o crítico) a ver aspectos de la historia, del escenario y de los personajes en una forma distinta o
nueva.

Escribe tus notas o usa una grabadora de voz para documentar cualquier pensamiento o impresión que
tengas del libro mientras lo lees. No tienen que ser organizadas o perfectas, la idea es hacer una lluvia
de ideas de cualquier impresión que puedas tener del libro.
2

Piensa en el género del libro o el campo de estudio. Considera cómo se adecúa o no se adecúa el libro
a este género o campo de estudio. Si es necesario, usa fuentes externas para familiarizarte con el
campo de estudio y el género del libro.
Por ejemplo, si haces una reseña de un libro de no ficción acerca del desarrollo de la vacuna contra la
polio en la década de 1950, considera leer otros libros que también examinen el mismo asunto y el
periodo del desarrollo científico. Si haces una reseña de una obra de ficción como “La letra escarlata”
de Nathaniel Hawthorne, considera cómo se relaciona el libro a otras obras del romanticismo y de
ficción histórica que toman lugar en el mismo periodo de tiempo (el siglo 17) como puntos de
comparación.
3

Determina los temas principales del libro. A menudo, el tema es una lección o un mensaje general que
el lector percibe entre líneas. El tema también puede ser las ideas fundamentales y con frecuencia
universales que el libro explora. Los autores pueden presentar varios temas en sus escritos,
especialmente en las obras de ficción.
Presta atención al prefacio, a cualquier cita o referencia en la introducción del libro, ya que es probable
que este contenido aclare los temas principales y el punto de vista del libro.
Una manera sencilla de determinar uno de los temas principales de un libro es resumir el libro en una
palabra.[1] Así, por ejemplo, el tema principal de “La letra escarlata” puede ser “pecado”. Una vez que
tengas tu resumen de una palabra, alarga esa palabra a un mensaje o una lección, como “el pecado
puede llevar al conocimiento, pero también al sufrimiento”.
4

Considera el estilo de escritura del autor. Pregúntate si el estilo se adapta a la audiencia prevista por el
libro. Recuerda que el género es una categoría de escritura y el estilo es la manera en la que se expresa
o se ejecuta un tema.[2] Así, dependiendo del estilo usado, el autor puede presentar diferentes puntos
de vista a la audiencia prevista.
Por ejemplo, en “La letra escarlata”, Hawthorne trata de combinar el estilo de escritura del periodo
romántico (1800 – 1855) con el lenguaje rutinario y común de los puritanos americanos de 1600.
Hawthorne logra esto por medio de oraciones largas y descriptivas unidas con comas y puntos y comas.
También usa opciones anticuadas de palabras y descriptores que tienen su origen en el periodo
romántico y en términos puritanos inspirados por la Biblia. [3]
5

Piensa en qué tan bien el autor desarrolla las áreas principales o los puntos en el libro. ¿Qué áreas
están cubiertas o no están cubiertas? ¿Por qué? Ubicar los vacíos en el marco temporal o en el
desarrollo de los personajes del libro puede ayudarte a pensar críticamente. De la misma manera,
notar cualquier elemento del libro que esté bien desarrollado te ayudará a crear buenos puntos para tu
reseña.
6

Si es importante, haz una nota del formato del libro. Los elementos como el diseño del libro, la
encuadernación, la tipografía, etc., pueden proveer un marco y un contexto para el libro. Si el autor
provee material secundario como mapas, cuadros y dibujos, siempre considera cómo contribuyen con
los temas del libro.
En “La letra escarlata”, por ejemplo, Hawthorne empieza el libro con una introducción al texto narrado
por una persona que tiene muchos detalles autobiográficos en común con el autor. En la introducción,
el narrador sin nombre cuenta la historia del hallazgo de un manuscrito envuelto en una letra escarlata
“A”. Hawthorne usa este marco narrativo para crear una historia dentro de una historia, un detalle
importante al discutir el libro como un todo.
7

Considera cualquier recurso literario en el libro. Si el libro es una obra de ficción, piensa sobre cómo la
estructura argumental se desarrolla en la historia. Toma notas de los personajes, el argumento, el
escenario, los símbolos, la atmósfera o el tono y de cómo se relacionan al tema general del libro.
Tomando nuevamente el ejemplo de “La letra escarlata”, es importante notar que Hawthorne escogió
al adúltero y pecador Hester Prynne como su protagonista y puso al reverendo Wilson, una persona
religiosa y opuesta al pecado, en el rol del antagonista. Al escribir una reseña de “La letra escarlata”,
sería útil considerar la razón por la que Hawthorne hizo esto y cómo se relaciona de nuevo al tema
general del pecado.
8

Piensa en qué medida el libro es único. ¿Añade información nueva a un género? El autor puede tratar
de desafiar o expandir las reglas y las normas existentes de un género. Considera cómo lo hace el libro
y cómo puede afectar a la recepción del libro por la audiencia prevista.

Evalúa cuán exitoso es el libro. ¿El autor tuvo éxito al llevar a cabo el propósito general del libro? ¿Te
sentiste satisfecho con el final? ¿Recomendarías el libro a otros?
Momento 2: Crea un primer borrador de la Reseña
1

Empieza con un encabezado. La mayoría de las reseñas empiezan con un encabezado que incluye toda
la información bibliográfica del libro. Si un editor o un profesor no te ha orientado con respecto al
formato del encabezado, usa el encabezado estándar: título, autor, lugar de publicación: editorial,
fecha de publicación y número de páginas.[4]
2

Escribe una introducción. Una buena introducción captará la atención del lector, de manera que se
interese en leer el resto de la reseña. Además, informará al lector de que se tratará la reseña. [5]
Asegúrate de que tu introducción contenga detalles importantes como el trasfondo del autor y, si
corresponde, sus obras previas en el género.[6] También puedes indicar los temas principales que
discutirás en la reseña para situar al lector y darle una indicación de tu “enfoque” del libro.
Varias aperturas posibles incluyen: un momento histórico, una anécdota, un enunciado sorprendente o
intrigante y enunciados declarativos.[7]Independientemente de tus oraciones de apertura, asegúrate de
que se relacionen directamente con tu respuesta crítica al libro. Además, debes mantenerlas breves y
directas.
Si estás atascado en cómo empezar la reseña, trata de escribir la introducción al último. Puede ser más
fácil organizar todos los puntos de apoyo y la posición crítica y luego escribir la introducción. De esta
manera, puedes asegurarte de que la introducción coincida con el cuerpo de la reseña. [8]
3

Escribe un resumen del libro. Una vez que hayas establecido el encabezado y la introducción, puedes
seguir con el resumen de los temas y de los puntos principales del libro.
Mantén el resumen breve, directo e informativo. Usa citas o parafrasea al libro para respaldar el
resumen.[9] Asegúrate de citar y parafrasear apropiadamente en la reseña para evitar el plagio. [10]
Ten cuidado de los resúmenes que empiezan con frases como “(Este ensayo) se trata…”, “(Este libro) es
la historia de…” o “(Este autor) escribe de…”.[11]Concéntrate en elaborar una descripción del escenario
del libro, de la voz narrativa y del argumento dentro de un análisis crítico. Evita simplemente regurgitar
la premisa del libro.
No reveles detalles importantes o el final del libro en el resumen y no entres en detalles acerca de lo
que sucederá de la mitad del libro en adelante.[12] De igual modo, si el libro es parte de una serie,
puedes mencionar esta información a los lectores potenciales y situar el libro dentro de las series. [13]
4

Evalúa y critica el libro. Una vez que hayas resumido el libro y discutido los temas y los aspectos
principales, cambia a un análisis crítico. Este es el corazón de la reseña, así que sé tan directo y claro
como puedas.
Usa las respuestas de la lluvia de ideas que hiciste durante tu preparación para la reseña a fin de
formular tu crítica. Habla de qué tan bien el libro ha cumplido su propósito, de cómo se compara el
libro a otros libros sobre el mismo tema, de temas específicos que no fueron convincentes o que
carecieron de desarrollo y de qué experiencias personales, si es que hay alguna, has tenido en relación
al tema del libro.[14]
Siempre usa citas y pasajes de apoyo (citados apropiadamente) del libro para respaldar tu discusión
critica. Esto no solo refuerza tu punto de vista con una fuente fidedigna, también le da al lector una
idea del estilo de escritura y de la voz narrativa del libro. [15]
La regla general es que la primera mitad a dos tercios de la reseña debe resumir las ideas principales
del autor y que al menos un tercio debe evaluar el libro.[16]
5

Cierra la reseña. Escribe un párrafo conclusivo o varias oraciones que resuman tu análisis crítico del
libro. Si tu posición crítica está bien sustentada, la conclusión debe continuar naturalmente.
Examina las fortalezas y las debilidades del libro y discute la posibilidad de recomendar el libro a otros.
Si lo harías, ¿cuál crees que es la audiencia ideal para el libro? [17] No introduzcas nuevo material a tu
conclusión ni discutas una nueva idea o impresión que no se ha examinado en la introducción y en los
párrafos del cuerpo.[18]
También puedes darle al libro un puntaje numérico, un pulgar arriba o abajo o una calificación por
estrellas.[19]
Momento 3: Pule la Reseña
1

Vuelve a leer y revisa la reseña. El primer intento al hacer una reseña de un libro puede no ser tan
perfecto como quisieras, así que siéntete libre de revisar y de arreglar el borrador. Para ganar
perspectiva, deja la reseña a un lado por algunos días y luego vuelve a ella con los ojos frescos.
Siempre usa un corrector ortográfico y arregla cualquier error gramatical u ortográfico. Nada perjudica
la calidad de una reseña más que la mala ortografía y gramática.
Verifica que todas las citas y las referencias estén citadas apropiadamente en la reseña.
2

Pide una opinión. Si es posible, pide a alguien que lea la reseña antes de presentarla a un editor o
entregársela a un profesor. Es difícil editar y criticar tu propio trabajo, así que pide a un amigo que lea
la reseña y luego pregúntale si la introducción captó su atención y si la discusión crítica es consistente y
se desarrolla a lo largo de la reseña.
3

Siempre presenta tu mejor trabajo. Asegúrate de incorporar tus revisiones y cualquier comentario que
hayas recibido para crear el mejor borrador final. Una buena reseña fluirá bien desde la introducción y
el resumen hasta el análisis crítico, tendrá una perspectiva interesante del libro y no tendrá errores
ortográficos o gramaticales para asegurar que sea fácil de leer.

Consejos
 A medida que escribas, trata de pensar en el lector como un amigo a quien le cuentas una
historia. ¿Cómo transmitirías los temas y los puntos principales del libro a un amigo en una
conversación casual? Esto te ayudará a equilibrar el lenguaje formal e informal y a simplificar tu
evaluación crítica.[20]
 Haz una reseña del libro que tienes delante de ti, no del libro que desearías que el autor haya
escrito. Ser crítico significa señalar los defectos o las fallas, pero evita enfocar tu crítica del libro en las
cosas que no tiene el libro. Sé razonable en tu discusión y siempre considera el valor del libro para su
audiencia.[21]

También podría gustarte