Está en la página 1de 28

Capítulo I

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Elliuth Alberto Ahuactzi Cázares


Isidoro Méndez Reyes

Palabras clave
Investigación científica. Metodología. Métodos. Técnicas. Cuantitativo. Cualitativo.

Sumario
Resumen. Introducción. 1.1. Exégesis de la Investigación científica. 1.1.1. Ideales
de la investigación científica. 1.1.2. Funciones y objetivos de la investigación. 1.1.3.
Obstáculos de la investigación. 1.2. Investigación cuantitativa y cualitativa. 1.2.1.
Enfoque cuantitativo de la investigación. 1.2.2. Enfoque cualitativo de la
investigación. 1.3. El método científico y la investigación como expresión del
método. 1.3.1. Definición nominal y real de la investigación. 1.3.2. La ciencia. 1.3.3.
Principales características de las ciencias fácticas. 1.3.4. Fundamentos del método
científico. 1.4. La investigación del derecho dentro de la investigación científica.
1.4.1. El derecho como ciencia. 1.4.2. Proceso de la investigación científica. 1.4.3.
La importancia de la investigación científica y su impacto social. Conclusión.

Resumen
La investigación es una actividad que realiza el ser humano en la búsqueda del
conocimiento de las cosas por sus causas. Al definir el objeto de estudio, el método
o métodos y las técnicas que se emplearán, hacen que esa actividad se convierta
en investigación científica. El investigador debe elegir los métodos cuantitativos y
cualitativos, los cuales tienen sus respectivas técnicas para la recopilación de
información y datos, por lo tanto, en cuantitativa y cualitativa.

Abstract
The investigation is an activity tan realized of humanbeing in the search of the
knowleged, of the things for its be causes, to the definition the object in study; the
method or methods, and the thecnique.
It will use, to do tan these activities it canverter in investigation cientify. The
investigator should to chuose the methods quantitatives and qualitatives, the same
have its respectives techniques for the recupilation of information and datos. The
investigation, therefore, too is quantitative and qualitative.
Aforismo
“La ciencia se compone de errores que, a su vez, son los pasos a la verdad” Julio
Verne

Introducción
La metodología de investigación se comprende cabalmente en el proceso mismo
del trabajo científico donde las consideraciones teóricas sobre el método se
enfrentan a una situación concreta, es decir, a la investigación científica en
determinada área del conocimiento. El estudio de los métodos, representa la
manera de organizar el proceso de la investigación, controlar sus resultados y
presentar posibles soluciones a un problema que conlleva la toma de decisiones,
es una categoría que forma parte de la filosofía, lo que implica que forma parte de
la lógica práctica.
Cada método exige sus propias técnicas. En los términos que el método lo
pide, las técnicas responden al objeto final arrojando la información y datos
requeridos, para conformar el conocimiento.
1.1. Exégesis de la Investigación científica
La investigación científica es susceptible de ser definida como “la búsqueda
metódica y técnica de los elementos necesarios y suficientes que constituyen el
conocimiento científico” (Medina, 1985: 9). El método atiende al fondo, plantea
cuestiones como qué, porqué y para qué; la técnica atiende a la forma, se pregunta
cómo y mediante qué recursos vamos a alcanzar nuestro objetivo. Sin embargo,
quien en realidad desea investigar es el sujeto cognoscente, el conocimiento
científico es el que quiere lograr y obtener, para luego sistematizarlo. Es esforzarse
en descubrir algo, investigatum est goud latebat, es decir, descubrir lo que está
oculto, como lo expresa Cicerón (Mendieta, 1984: 3). Sin embargo, sigue siendo
inquietante la búsqueda de lo que permanece aún en el ámbito de lo desconocido.
Pronunciándose Sócrates ante el cuestionamiento de Menón que es la tesis según
la cual no se puede averiguar ni lo que se conoce ni lo que no se conoce: lo que se
conoce, porque sabiéndolo, no hace falta buscarlo; lo que no se conoce, porque, en
este caso, ni aun se sabe lo que se ha de buscar” (Platón, 1968: 318).
Es tarea del hombre de ciencia investigar, aumentar la esfera del conocimiento
y buscar lo desconocido a través de lo conocido. El trabajo natural del investigador
es saber el porqué de las cosas, de los seres, de los entes. Se cuestiona sobre el
mundo físico, el mundo inteligible, el obrar humano y la sociedad. Quiere saber la
esencia de los seres existentes, lo que hace que las cosas sean lo que son. Es
decir, la verdad de los entes reales y de razón. Para esto el sujeto define su objeto
de estudio, presentándosele como objeto cognoscible y con el cual establece una
relación para abstraerlo y conceptualizarlo. El objeto pasa a ser parte del sujeto de
manera inmanente, como representación mental, o sea, como idea. Saber sobre los
seres existentes en un principio fue tarea de la filosofía, posteriormente se suma la
ciencia para llegar hasta sus últimas causas y primeros principios a la luz de la
razón.
A través de la investigación el individuo va construyendo teorías para entender
las cuestiones trascendentales del comportamiento humano, explorar un campo del
saber humano y predecir comportamientos.
1.1.1. Ideales de la investigación científica
Según Mario Bunge serían la legalidad, cognoscibilidad, limitación y perfectibilidad,
generalidad del conocimiento fáctico, sistematicidad, generalidad de los enunciados
empíricos y la legalidad de las leyes (Bunge, 1990: 84-85). Ideales no sólo como
representaciones mentales de algo, sino como fines trascendentales a priori del
entendimiento.
Legalidad. Los sucesos y procesos como las determinaciones judiciales
deberán considerarse como casos particulares de leyes o como secciones de haces
de leyes.
Cognoscibilidad. Las leyes no son perceptibles sensiblemente, pero son
cognoscibles inteligiblemente. Su conocimiento se corporiza en hipótesis
particulares o universales que pueden llamarse leyes o enunciados nomológicos.
Prescripciones de la razón en orden al bien común como le define Tomás de Aquino
Limitación y perfectibilidad. Toda ley tiene un dominio de validez peculiar, y es
falible porque depende en parte de la experiencia; pero todo enunciado nomológico
puede perfeccionarse tanto en extensión como en precisión y probabilidad.
Generalidad del conocimiento fáctico. Los enunciados fácticos singulares son
deducibles de enunciados fácticos generales (hipótesis llamadas leyes). A éste se
reduce, desde el punto de vista lógico, la explicación científica de los hechos.
Sistematicidad. Las leyes constituyen sistemas lógicamente organizados o. al
menos, organizables. Deben de conformarse como un conjunto de conocimientos
ordenados, definidos y jerarquizados.
Generalidad de los enunciados empíricos. Los enunciados empíricos
singulares son deducibles de hipótesis que pueden llamarse leyes.
Legalidad de las leyes. Los enunciados nomológicos encuadran en ciertos
esquemas generales que pueden denominarse leyes. Pueden considerarse como
prescripciones metodológicas o como suposiciones ontológicas.
1.1.2. Funciones y objetivos de la investigación
Para el investigador las funciones de una investigación en las ciencias sociales
serian: explorar un campo del saber humano, describir una situación, un hecho o un
fenómeno; explicarlos y predecir actitudes o comportamientos humanos o naturales
(Medina, 1997: 108). Los grupos humanos son testigos de acontecimientos y
fenómenos sociales, los cuales son transmitidos por medio de documentos para su
estudio, crecimiento o desarrollo del mismo hombre.
Los objetivos que la investigación puede perseguir según Mendieta Alatorre
serían: proponer nuevas formas de trabajo, ofrecer otros enfoques de un problema,
enriquecer el tema con una aportación personal o presentar puntos de vista
personales (Mendieta, 1984: 30).
1.1.3. Obstáculos de la investigación
La actividad del sujeto cognoscente hacia el objeto cognoscible puede verse
afectada o viciada, obstaculizándole el conocimiento pleno, es decir, válido, justo y
eficaz. Se pueden considerar al autoritarismo, dogmatismo, etnocentrismo,
estereotipos, subjetividad y especialísimo.

Autoritarismo. Es la tendencia a aceptar como verdadera una afirmación


porque la ha dicho una persona, no por razones, experimento o investigación
llevada a cabo por esa persona.
Dogmatismo. Es la tendencia a erigir fórmulas que expresan conocimientos en
verdades indiscutibles al margen del estudio, de la crítica, y de la discusión.
Etnocentrismo. Significa la tendencia a erigir los valores y las costumbres del
grupo en que uno ha nacido y ha sido educado en normas infalibles de juicios y
valoración de las conductas de cualquier otro grupo sociocultural.
Estereotipos. Son imágenes no comprobadas que desde la infancia nos han
sido formadas o hemos formado nosotros mismo respecto, particularmente, a
grupos étnicos, culturales, nacionales, etcétera.
Subjetividad. Tendencia a juzgar los hechos observados y las situaciones que
contemplamos tomando como base la emocionalidad o la afectividad, favorable o
adversa, que una persona, un grupo, o un hecho despierta en nosotros.
Especialismo. Consiste en el proceso tácito o expreso de devaluar cualquier
conocimiento que no está dentro del área de ciencia a que nos dedicamos.
1.2. Investigación cuantitativa y cualitativa
En la historia han surgido diferentes pensamientos como el empirismo, el realismo,
el escepticismo, el materialismo, el positivismo, el estructuralismo, etc., generando
diferentes corrientes epistemológicas en la búsqueda del conocimiento
polarizándose en dos enfoques principales: el cuantitativo y el cualitativo de la
investigación. Ambos pueden integrarse en el proceso de la investigación,
denominándose enfoque integrado multimodal o enfoque mixto. Utilizados en
conjunto enriquecen la investigación, como afirma Roberto Hernández Sampieri
(Hernández et al., 2006: 4). Ambos utilizan cinco fases similares y relacionadas
entre sí (Grinnell, 1977):
1. Llevan a cabo observación y evaluación de fenómenos.
2. Establecen suposiciones o ideas como consecuencia de la observación y
evaluación realizadas.
3. Demuestran el grado en que las suposiciones o ideas tienen fundamento.
4. Revisan tales suposiciones o ideas sobre la base de las pruebas o del análisis.
5. Proponen nuevas observaciones y evaluaciones para esclarecer, modificar y
fundamentar las suposiciones e ideas; o incluso para generar otras.
1.2.1. Enfoque cuantitativo de la investigación
En las ciencias sociales, el enfoque cuantitativo tiene su origen el Positivismo con
Augusto Comte (1798-1857) y Emilio Durkheim (1958-1917), quienes afirmaron que
el estudio de los fenómenos sociales debe ser científico y medibles, susceptibles a
la aplicación del método de las ciencias naturales.
El enfoque cuantitativo usa la recolección de datos para probar hipótesis, con
base en la medición numérica y el análisis estadístico, para establecer patrones de
comportamiento y probar teorías (Hernández et al., 2006: 5).
Tiene las siguientes características:
1. Que el investigador realiza los siguientes pasos:
a) Plantea un problema de estudio delimitado y concreto. Sus preguntas de
investigación versan sobre cuestiones específicas.
b) Una vez planteado el problema de estudio, revisa lo que se ha investigado
anteriormente, a esta actividad se le conoce como la revisión de la literatura.
c) Sobre la base de la revisión de la literatura construye un marco teórico (la teoría que
habrá de guiar su estudio).
d) De esta teoría deriva hipótesis (cuestiones que va a probar si son ciertas o no).
e) Somete a prueba las hipótesis mediante el empleo de los diseños de investigación
apropiados. Si los resultados corroboran las hipótesis o son congruentes con éstas,
se aporta evidencia en su favor. Si se refutan, se descartan en busca de mejores
explicaciones y nuevas hipótesis al apoyar las hipótesis se genera confianza en
la teoría que las sustenta. Si no es así, se descartan las hipótesis y, eventualmente,
la teoría.
f) Para obtener tales resultados el investigador recolecta datos numéricos de los
objetos, fenómenos o participantes, que estudia y analiza mediante procedimientos
estadísticos. De este conjunto de pasos, denominado proceso de investigación
cuantitativo, se derivan otras características del enfoque cuantitativo que se
precisan a continuación:
2. Las hipótesis se generan antes de recolectar y analizar los datos. Por esto se explica
que las hipótesis se establecen previamente.
3. La recolección de los datos se fundamenta en la medición (se miden variables o
conceptos contenidos en las hipótesis). Esta recolección o medición se lleva a cabo
al utilizar procedimientos estandarizados y aceptados por una comunidad científica.
Para que una investigación sea creíble y aceptada por otros investigadores, debe
mostrarse que se siguieron tales procedimientos. Como en este enfoque se
pretende medir, los fenómenos estudiados deben poder observarse o medirse en el
mundo real.
4. Debido a que los datos son producto de mediciones, se representan mediante
números (cantidades) y se deben analizar a través de métodos estadísticos. Dicho
de otra manera, las mediciones se transforman en valores numéricos (datos
cuantificables) que se analizarán por medio de estadísticas.
5. En el proceso se busca el máximo control para lograr que otras explicaciones
posibles, distintas (rivales) a la propuesta de estudio (hipótesis), sean desechadas
y se excluya la incertidumbre y se minimice el error. Es por esto que se confía en la
experimentación y los análisis de causa-efecto.
6. Los análisis cuantitativos fragmentan los datos en partes para responder al
planteamiento del problema. Tales análisis se interpretan a la luz de las predicciones
iniciales y de los estudios previos (teoría). La interpretación constituye una
explicación de cómo los resultados encajan en el conocimiento existente.
7. La investigación cuantitativa debe ser lo más objetiva posible. Los fenómenos que
se observan y/o miden no deben ser afectados de ninguna forma por el investigador.
Éste debe evitar que sus temores, creencias, deseos y tendencias influyan en los
resultados del estudio o interfieran en los procesos y que tampoco sean alterados
por las tendencias de otros (Unrau, Grinnell y Williams, 2005). En pocas palabras,
se busca minimizar las preferencias personales.
8. Los estudios cuantitativos siguen un patrón predecible y estructurado y se debe
tener en cuenta que las decisiones críticas son efectuadas antes de recolectar los
datos.
9. En una investigación cuantitativa se pretende generalizar los resultados
encontrados en un grupo (muestra) a una colectividad mayor (universo o población).
También se busca que los estudios efectuados puedan replicarse.
10. Al final, con lo estudios cuantitativos se pretende explicar y predecir los fenómenos
investigados, buscando regularidades y relaciones causales entre elementos, Esto
significa que la meta principal es la construcción y demostración de teorías.
11. Para este enfoque, si se sigue rigurosamente el proceso y, de acuerdo con ciertas
reglas lógicas, los datos generados poseen los estándares de validez y
confiabilidad, las conclusiones derivadas contribuirán a la generación de
conocimiento.
12. Este enfoque utiliza la lógica o razonamiento deductivo, que comienza con la teoría
y de ésta se derivan expresiones lógicas denominadas hipótesis que el investigador
busca someter a prueba.
13. La búsqueda cuantitativa ocurre en la realidad externa al individuo. Esto nos
conduce a una explicación sobre cómo se concibe la realidad con esta aproximación
a la investigación.

1.2.2. Enfoque cualitativo de la investigación


De la misma manera que el enfoque cuantitativo, en las ciencias sociales el enfoque
cualitativo tiene su origen con Max Weber (1864-1920), quien introduce el término
verstehen o entender, con lo que reconoce que además de la descripción y medición
de variables sociales, deben considerarse los significados subjetivos y la
comprensión del contexto donde ocurre el fenómeno.
La investigación cualitativa, que es inductiva, tratará de emplear las técnicas
que le proporcionen respuestas relacionadas con la comprensión y explicación
profunda de determinado tema.
El enfoque cualitativo, a veces referido como investigación naturalista,
fenomenológica, interpretativa o etnográfica, es una especie de paraguas en el cual
se incluye una variedad de concepciones, visiones, técnicas y estudios no
cuantitativos (Grinnell, 1997). Sus características más relevantes son (Hernández
et al., 2006: 9):
1. El investigador plantea un problema, pero no sigue un proceso claramente definido.
Sus planteamientos no son tan específicos como en el enfoque cuantitativo.
2. Se utiliza primero para descubrir y refinar preguntas de investigación (Grinnell,
1997).
3. Bajo la búsqueda cualitativa, en lugar de iniciar con una teoría particular y luego
voltear al mundo empírico para confirmar si ésta es apoyada por los hechos, el
investigador comienza examinando el mundo social y en este proceso desarrolla
una teoría coherente con lo que observa qué ocurre. Las investigaciones cualitativas
se fundamentan más en un proceso inductivo (explorar y describir, y luego generar
perspectivas teóricas).
4. En la mayoría de los estudios cualitativos no se prueban hipótesis, éstas se generan
durante el proceso y van refinándose conforme se recaban más datos o son un
resultado del estudio.
5. El enfoque3 se basa en métodos de recolección de datos no estandarizados. La
recolección de datos consiste en obtener las perspectivas y puntos de vista de los
participantes (sus emociones, experiencias, significados y otros aspectos
subjetivos).
6. El investigador cualitativo utiliza técnicas para recolectar datos como la observación
no estructurada, entrevistas abiertas, revisión de documentos, discusión en grupo,
evaluación de experiencias personales, registro de historias de vida, interacción e
introspección con grupos o comunidades.
7. El proceso de indagación es flexible y se mueve entre los eventos y su
interpretación, entre las respuestas y el desarrollo de la teoría. Su propósito consiste
en reconstruir la realidad tal como la observan los actores de un sistema social
previamente definido. A menudo se llama holístico, porque se precia de considerar
el todo, sin reducirlo al estudio de sus partes.
8. El enfoque cualitativo evalúa el desarrollo natural de los sucesos, es decir, no hay
manipulación ni estimulación con respecto a la realidad (Corbetta, 2003).
La investigación cuantitativa, utilizará técnicas que proporcionen rangos y
medidas, datos más concretos y menos sujetos a la interpretación y a la
subjetividad.
El método nos ayuda a pensar y planear las cosas, la técnica nos ayuda a
hacerlas, refiere Ario Garza Mercado. Si el método es el itinerario de la investigación
científica y el camino por seguir, la técnica es el modo o el arte de recorrer el camino
(Vázquez, 2012: 108). El método no lo es todo en la investigación, se necesitan los
dispositivos llamados técnicas para llevarlo a cabo a un nivel práctico y regulado
cuyos objetivos son concretos y específicos.
1.3. El método científico y la investigación como expresión del método
1.3.1. Definición nominal y real de la investigación
El diccionario de la Real Academia Española Gramaticalmente dictamina por
investigación, la acción y efecto de investigar, y a su vez, investigar deriva del latín
investigare que consiste en hacer diligencias para descubrir una cosa, aunado del
prefijo in que significa adentrarse, ir en busca, y de vestigium, que significa, huella,
o antecedente, es una actividad encaminada a la solución de problemas, su objetivo
consiste en hallar respuestas a preguntas mediante el empleo de procesos
científicos, Leoncio Lara Sáenz refiere que investigación consiste en una
transformación dirigida y controlada de una situación indeterminada en otra,
unificada determinantemente, que se lleva a cabo a través de la aplicación de una
técnica específica para la identificación y uso de las fuentes por medio de la
aplicación de un método que permita ordenar las conclusiones de su comprobación
y en su demostración.
Por su parte, Guillermina Baena Paz, afirma que es definición de algo que se
busca, es decir, la investigación tiene un perfil específico de acuerdo con la
disciplina, así el área de las ciencias exactas aplica el método experimental a
diferencia del método científico que se aplica en ciencias sociales. Las diferencias
se dan por el carácter de las disciplinas mientras que las ciencias exactas trabajan
con materias inertes que pueden tratarse en un laboratorio, las ciencias que
estudian al hombre y sus relaciones investigan fenómenos cambiantes. Lo que
opinas hoy puede ya no ser lo que piensas mañana. Un hecho puede influir en un
cambio radical del comportamiento social, Ezequiel Ander Egg estima un
procedimiento reflexivo, sistemático, controlado, y crítico, que permite descubrir
nuevos hechos datos, relaciones o leyes, en cualquier campo de conocimiento
humano.
1.3.2. La ciencia
Del latín scientia, el Diccionario de la Real Academia la define como; el conjunto de
conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento,
sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes
generales, significa conocimiento o saber; proviene del latín scire que equivale al
conocimiento, y del vocablo griego episteme, que significa saber bien fundado
reflexivamente. Sin embargo, Mario Bunge, afirma que la ciencia es un conocimiento
racional, sistemático, exacto, verificable y por consiguiente falible, puesto que es
resultado de una operación mental, es decir; es sistemático: porque es un
conocimiento ordenado estructurado que busca fines y objetivos específicos sobre
la realidad social; es exacto: porque es un conjunto de leyes y teorías que
interpretan correctamente los fenómenos que se nos aparecen, es verificable: El
conocimiento puede ser objeto de prueba y experimentación por investigadores que
utilicen el método científico en diferentes circunstancias, épocas y zonas
geográficas, y falible: porque todo conocimiento científico está sujeto a revisión con
base a nuevos datos y hechos encontrados por el investigador. Eli de Gortari, afirma
que ciencia, es la explicación objetiva y racional del universo, con la finalidad de
profundizar en el conocimiento, el ilustre Alberto Camilo refiere a la ciencia como el
conjunto de conocimientos que permite lograr las representaciones de las leyes
referentes a los procesos delimitados como objeto de estudio, para obtener
explicación de los aspectos generales y particulares de la realidad. Sin embargo,
Luis Ponce de León Armenta considera como ciencia todo conocimiento o saber
que ha transitado por un proceso metódico de comprobación: es el resultado de un
proceso de investigación o de indagación del hombre en búsqueda de la verdad y
la satisfacción de necesidades humanas. Bartolo Pablo Rodríguez Zepeda opina
que el término ciencia deriva etimológicamente del verbo latino scire, que denota
saber, conocer en una significación más estricta se refiere a una forma especial de
saber y conocer: al racional, al conocimiento que incluye una garantía de su
validez.
La estructura actual de la ciencia organizada es muy compleja; el influjo de la
ciencia en la mente de los hombres ha evolucionado gradual y progresivamente, a
lo largo del tiempo; de ahí se puede considerar que la ciencia cuenta con historia, y
los avances de la ciencia han sido el resultado de un gran movimiento
social. (Zorrilla, 2009: 23)
1.3.3. Principales características de las ciencias fácticas
El conocimiento científico es fáctico. Parte de los hechos, los respeta hasta cierto
punto, y siempre vuelve a ellos. La ciencia intenta describir los hechos tal como son,
independientemente de su valor emocional o comercial: la ciencia no poetiza los
hechos ni los vende, si bien sus hazañas son una fuente de poesía y de negocios,
es decir, en todos los campos, la ciencia comienza estableciendo los hechos; esto
requiere curiosidad impersonal, desconfianza por la opinión prevaleciente, y
sensibilidad a la novedad, y los enunciados fácticos confirmados se llaman
usualmente "datos empíricos"; los cuales se obtienen con ayuda de teorías (por
esquemáticas que sean) y son a su vez la materia prima de la elaboración teórica,
El investigador trata de describir las características y el monto de la perturbación
que produce en el acto del experimento; procura, en suma estimar la desviación o
"error" producido por su intervención activa, aunado a que científicos actúan
haciendo tácitamente la suposición de que el mundo existiría aun en su ausencia,
aunque desde luego, no exactamente de la misma manera.
El conocimiento científico trasciende los hechos. Descarta los hechos, produce
nuevos, y los explica. El sentido común parte de los hechos y se atiene a ellos: a
menudo se imita al hecho aislado, sin ir muy lejos en el trabajo de correlacionarlo
con otros o de explicarlo. En cambio, la investigación científica no se limita a los
hechos observados: Más aún, los científicos usualmente no aceptan nuevos hechos
a menos que puedan certificar de alguna manera su autenticidad; y esto se hace,
no tanto contrastándolos con otros hechos, cuanto mostrando que son compatibles
con lo que se sabe, es por ello que los científicos descartan las imposturas y los
trucos mágicos porque no encuadran en hipótesis muy generales y fidedignas, que
han sido puestas a prueba en incontables ocasiones. Vale decir, que los científicos
no consideran su propia experiencia individual como un tribunal inapelable; se
fundan, en cambio, en la experiencia colectiva y en la teoría. Hay más: el
conocimiento científico racionaliza la experiencia en lugar de limitarse a describirla;
la ciencia da cuenta de los hechos no inventariándolos sino explicándolos por medio
de hipótesis (en particular, enunciados de leyes) y sistemas de hipótesis (teorías),
además de que conjeturan lo que hay tras los hechos observados, y de continuo
inventan conceptos (tales como los del átomo, campo, masa, energía, adaptación,
integración, selección, clase social, o tendencia histórica) que carecen de correlato
empírico, esto es, que no corresponden a preceptos, aun cuando presumiblemente
se refieren a cosas, cualidades o relaciones existentes objetivamente, es decir, no
son los hechos por sí mismos, sino su elaboración teórica y la comparación de las
consecuencias de las teorías con los datos observacionales, la principal fuente del
descubrimiento de nuevos hechos.
La ciencia es analítica. La investigación científica aborda problemas
circunscriptos, uno a uno, y trata de descomponerlo todo en elementos, es decir, el
análisis, tanto de los problemas como de las cosas, no es tanto un objetivo como
una herramienta para construir síntesis teóricas. La ciencia auténtica no es atomista
ni totalista.
La investigación comienza descomponiendo sus objetos a fin de descubrir el
"mecanismo" interno responsable de los fenómenos observados. Pero el
desmontaje del mecanismo no se detiene cuando se ha investigado la naturaleza
de sus partes; el próximo paso es el examen de la interdependencia de las partes,
y la etapa final es la tentativa de reconstruir el todo en términos de sus partes
interconectadas, y el análisis no acarrea el descuido de la totalidad; lejos de disolver
la integración, el análisis es la única manera conocida de descubrir cómo emergen,
subsisten y se desintegran los todos, sin embargo la ciencia no ignora la síntesis: lo
que sí rechaza es la pretensión irracionalista de que las síntesis pueden ser
aprehendidas por una intuición especial, sin previo análisis.
La investigación científica es especializada. Una consecuencia del enfoque
analítico de los problemas es la especialización. No obstante, la unidad del método
científico, su aplicación depende, en gran medida, del asunto; esto explica la
multiplicidad de técnicas y la relativa independencia de los diversos sectores de la
ciencia. Sin embargo, es menester no exagerar la diversidad de las ciencias al punto
de borrar su unidad metodológica. El viejo dualismo materia-espíritu había sugerido
la división de las ciencias en Naturwissenschaften, o ciencias de la naturaleza, y
Geisteswissenschaften, o ciencias del espíritu. Pero estos géneros difieren en
cuanto al asunto, a las técnicas y al grado de desarrollo, no así en lo que respecta
al objetivo, método y alcance.
Es por ello que el dualismo razón- experiencia había sugerido, la división de
las ciencias fácticas en racionales y empíricas. Menos sostenible aún es la
dicotomía ciencias deductivas—ciencias inductivas, ya que toda empresa científica
—sin excluir el dominio de las ciencias formales— es tan inductiva como deductiva,
sin hablar de otros tipos de inferencia, la especialización de campos
interdisciplinarios tales como la biofísica, la bioquímica, la psicofisiológica, la
psicología social, la teoría de la información, la cibernética, o la investigación
operacional.
El conocimiento científico es claro y preciso. Sus problemas son distintos, sus
resultados son claros. El conocimiento ordinario, en cambio, usualmente es vago e
inexacto; El conocimiento científico procura la precisión; nunca está enteramente
libre de vaguedades, pero se las ingenia para mejorar la exactitud; nunca está del
todo libre de error, pero posee una técnica única para encontrar errores y para sacar
provecho de ellos.
El conocimiento científico es comunicable. No es inefable sino expresable, no
es privado sino público. El lenguaje científico comunica información a quienquiera
haya sido adiestrado para entenderlo. Hay, ciertamente, sentimientos oscuros y
nociones difusas, incluso en el desarrollo de la ciencia (aunque no en la
presentación final del trabajo científico); pero es preciso aclararlos antes de poder
estimar su adecuación, la comunicación de los resultados y de las técnicas de la
ciencia no sólo perfecciona la educación general, sino que multiplica las
posibilidades de su confirmación o refutación. La verificación independiente ofrece
las máximas garantías técnicas y morales, y ahora es posible, en muchos campos,
en escala internacional. Por esto, los científicos consideran el secreto en materia
científica como enemigo del progreso de la ciencia; la política del secreto científico
es, en efecto, el más eficaz originador de estancamiento en la cultura, en la
tecnología y en la economía, así como una fuente de corrupción moral.
El conocimiento científico es verificable. Debe aprobar el examen de la
experiencia. A fin de explicar un conjunto de fenómenos, el científico inventa
conjeturas fundadas de alguna manera en el saber adquirido. Sus suposiciones
pueden ser cautas o audaces simples o complejas; en todo caso deben ser puestas
a prueba. La ciencia fáctica es por esto empírica en el sentido de que la
comprobación de sus hipótesis involucra la experiencia; pero no es necesariamente
experimental y en particular no es agotada por las ciencias de laboratorio, tales
como la física, para ello la prescripción de que las hipótesis científicas deben ser
capaces de aprobar el examen de la experiencia es una de las reglas del método
científico; la aplicación de esta regla depende del tipo de objeto, del tipo de la
hipótesis en cuestión y de los medios disponibles. Por esto se necesita una multitud
de técnicas de verificación empírica y la verificabilidad hace a la esencia del
conocimiento científico; si así no fuera, no podría decirse que los científicos
procuran alcanzar conocimiento objetivo.
La investigación científica es metódica. No es errática sino planeada. Los
investigadores no tantean en la oscuridad: saben lo que buscan y cómo encontrarlo.
El planeamiento de la investigación no excluye el azar; sólo que, a hacer un lugar a
los acontecimientos imprevistos es posible aprovechar la interferencia del azar y la
novedad inesperada. Más aún a veces el investigador produce el azar
deliberadamente, es menester precisar que, de los muchos problemas de la
metodología, hay averiguar cuáles son los criterios para decidir si una hipótesis
dada puede considerarse razonablemente confirmada, eso es, si el peso que le
acuerdan los fundamentos inductivos y de otro orden basta para conservarla). Más
aun, la investigación procede conforme a reglas y técnicas que han resultado
eficaces en el pasado pero que son perfeccionadas continuamente, no sólo a la luz
de nuevas experiencias, sino también de resultados del examen matemático y
filosófico.
Una de las reglas de procedimiento de la ciencia fáctica es la siguiente: las
variables relevantes (o que se sospecha que son sensibles) debieran variarse una
cada vez. La ciencia fáctica emplea el método experimental concebido en un sentido
amplio. Este método consiste en el test empírico de conclusiones particulares
extraídas de hipótesis generales (tales como "los hombres se rebelan cuando se los
oprime"). Este tipo de verificación requiere la manipulación de la observación y el
registro de fenómenos; requiere también el control de las variables o factores
relevantes; siempre que fuera posible debiera incluir la producción artificial
deliberada de los fenómenos en cuestión, y en todos los casos exige el análisis de
los datos obtenidos en el curso de los procedimientos empíricos. Por lo que los
datos aislados y crudos son inútiles y no son dignos de confianza; es preciso
elaborarlos, organizarlos y confrontarlos con las conclusiones teóricas, ya que el
método científico no provee recetas infalibles para encontrar la verdad: sólo
contiene un conjunto de prescripciones falibles (perfectibles) para el planeamiento
de observaciones y experimentos, para la interpretación de sus resultados, y para
el planteo mismo de los problemas.
Es, en suma, la manera en que la ciencia inquiere en lo desconocido.
Subordinadas a las reglas generales del método científico, y al mismo tiempo en
apoyo de ellas, encontramos las diversas técnicas que se emplean en las ciencias
especiales: que resumen datos empíricos, para reunir informaciones acerca de
costumbres, etc. La ciencia es pues, esclava de sus propios métodos y técnicas
mientras éstos tienen éxito: pero es libre de multiplicar y de modificar en todo
momento sus reglas, en aras de mayor racionalidad y objetividad.
El conocimiento científico es sistemático. Una ciencia no es un agregado de
informaciones inconexas, sino un sistema de ideas conectadas lógicamente entre
sí. Todo sistema de ideas caracterizado por cierto conjunto básico (pero refutable)
de hipótesis peculiares, y que procura adecuarse a una clase de hechos, es una
teoría. Todo capítulo de una ciencia especial contiene teorías o sistemas de ideas
que están relacionadas lógicamente entre sí, esto es, que están ordenadas
mediante la relación "implica". Esta conexión entre las ideas puede calificarse de
orgánica, en el sentido de que la sustitución de cualquiera de las hipótesis básicas
produce un cambio radical en la teoría o grupo de teorías. Las conclusiones (o
teoremas) pueden extraerse de los principios, sea en la forma natural, o con la
ayuda de técnicas especiales que involucran operaciones matemáticas. El carácter
matemático del conocimiento científico esto es, el hecho de que es fundado,
ordenado y coherente es lo que lo hace racional. La racionalidad permite que el
progreso científico se efectúe no sólo por la acumulación gradual de resultados, sino
también por revoluciones.
El conocimiento científico es general. Ubica los hechos singulares en pautas
generales, los enunciados particulares en esquemas amplios. El científico se ocupa
del hecho singular en la medida en que éste es miembro de una clase o caso de
una ley; más aún, presupone que todo hecho es clasificable y legal.
No es que la ciencia ignore la cosa individual o el hecho irrepetible; lo que
ignora es el hecho aislado. Por esto la ciencia no se sirve de los datos empíricos —
que siempre son singulares como tales; éstos son mudos mientras no se los
manipula y convierte en piezas de estructuras teórica, por lo tanto, la generalidad
del lenguaje de la ciencia no tiene, sin embargo, el propósito de alejar a la ciencia
de la realidad concreta: por el contrario, la generalización es el único medio que se
conoce para adentrarse en lo concreto, para apresar la esencia de las cosas (sus
cualidades y leyes esenciales). Con esto, el científico evita en cierta medida las
confusiones y los engaños provocados por el flujo deslumbrador de los fenómenos.
Tampoco se asfixia la utilidad en la generalidad: por el contrario, los esquemas
generales de la ciencia encuadran una cantidad ilimitada de casos específicos,
proveen leyes de amplio alcance que incluyen y corrigen todas las recetas válidas
de sentido común y de la técnica pre científica.
El conocimiento científico es legal. Busca leyes (de la naturaleza y de la
cultura) y las aplica. El conocimiento científico inserta los hechos singulares en
pautas generales llamadas "leyes naturales" o "leyes sociales". Tras el desorden y
la fluidez de las apariencias, la ciencia fáctica descubre las pautas regulares de la
estructura y del proceso del ser y del devenir y en la medida en que la ciencia es
legal, es esencialista, es decir, intenta legar a la raíz de las cosas. Encuentra la
esencia en las variables relevantes y en las relaciones invariantes entre ellas. Hay
leyes de hechos y leyes mediante las cuales se pueden explicar otras leyes. Los
enunciados de las leyes se organizan en una estructura de niveles, por ejemplo, las
leyes de la economía han emergido en el curso de la historia sobre la base de otras
leyes (biológicas y psicológicas) y, más aún, algunas de ellas cambian con el tipo
de organización social. Por supuesto, no todos los hechos singulares conocidos han
sido ya convertidos en casos particulares de leyes generales; en particular los
sucesos y procesos de los niveles superiores han sido legalizados sólo en pequeña
medida. Pero esto se debe en parte al antiguo prejuicio de que lo humano no es
legal, así como a la antigua creencia pitagórica de que solamente las relaciones
numéricas merecen llamarse "leyes científicas", sin embargo, el ulterior avance en
el progreso de la legalización de los fenómenos no físicos requiere por, sobre todo,
una nueva actitud frente al concepto mismo de ley científica. Por lo que es menester
comprender que hay muchos tipos de leyes (aun dentro de una misma ciencia),
ninguno de los cuales es necesariamente mejor que los tipos restantes. Y que
debiera tornarse un lugar común entre los científicos de la cultura el que las leyes
no se encuentran por mera observación y el simple registro sino poniendo a prueba
hipótesis: los enunciados de leyes no son, en efecto, sino hipótesis confirmadas.
La ciencia es explicativa. Intenta explicar los hechos en términos de leyes, y
las leyes en términos de principios. Los científicos no se conforman con
descripciones detalladas; además de inquirir cómo son las cosas, procuran
responder al por qué: por qué ocurren los hechos como ocurren y no de otra manera,
la ciencia deduce proposiciones relativas a hechos singulares a partir de leyes
generales, y deduce las leyes a partir de enunciados nomológicos aún más
generales (principios).
Pero en la actualidad se reconoce que la explicación causal no es sino un
tipo de explicación científica. La explicación científica se efectúa siempre en
términos de leyes, y las leyes causales no son sino una subclase de las leyes
científicas. Hay diversos tipos de leyes científicas y, por consiguiente, hay una
variedad de tipos de explicación científica: morfológicas, cinemáticas, dinámicas, de
composición, de conservación, de asociación, de tendencias globales, dialécticas,
teleológicas, etc., lo que sucede con las ciencias fácticas, es que la verdad y el error
no son del todo ajenos entre sí: hay verdades parciales y errores parciales; hay
aproximaciones buenas y otras malas. Las explicaciones científicas no son finales,
pero son perfectibles.
El conocimiento científico es predictivo. Trasciende la masa de los hechos de
experiencia, imaginando cómo puede haber sido el pasado y cómo podrá ser el
futuro. La predicción es, en primer lugar, una manera eficaz de poner a prueba las
hipótesis; pero también es la clave del control y aun de la modificación del curso de
los acontecimientos. La predicción científica en contraste con la profecía se funda
sobre leyes y sobre informaciones específicas fidedignas, relativas al estado de
cosas actual o pasado.
La predicción científica se caracteriza por su perfectibilidad antes que por su
certeza. Más aún, las predicciones que se hacen con la ayuda de reglas empíricas
son a veces más exactas que las predicciones penosamente elaboradas con
herramientas científicas (leyes, informaciones específicas y deducciones Puesto
que la predicción científica depende de leyes y de ítems de información específica,
puede fracasar por inexactitud de los enunciados de las leyes o por imprecisión de
la información disponible. (También puede fallar, por supuesto, debido a errores
cometidos en el proceso de inferencia lógica o matemática que conduce de las
premisas (leyes e informaciones) a la conclusión (enunciado predictivo).
Algunas leyes nos permiten predecir resultados individuales, aunque no sin
error si la predicción se refiere al valor de una cantidad. Otras leyes; incapaces de
decirnos nada acerca del comportamiento de los individuos (átomos, personas, etc.)
son en cambio la base para la predicción de algunas tendencias globales y
propiedades colectivas de colecciones numerosas de elementos similares; son las
leyes estadísticas. Las leyes de la historia son de este tipo; y por esto es casi
imposible la predicción de los sucesos individuales en el campo de la historia,
pudiendo preverse solamente el curso general de los acontecimientos.
La ciencia es abierta. No reconoce barreras a priori que limiten el
conocimiento. Si un conocimiento fáctico no es refutable en principio, entonces no
pertenece a la ciencia sino a algún otro campo. Las nociones acerca de nuestro
medio, natural o social, o acerca del yo, no son finales: están todas en movimiento,
todas son falibles. Siempre es concebible que pueda surgir una nueva situación
(nuevas informaciones o nuevos trabajos teóricos) en que nuestras ideas, por
firmemente establecidas que parezcan, resulten inadecuadas en algún sentido, la
ciencia es abierta como sistema porque es falible y por consiguiente capaz de
progresar. En cambio, puede argüirse que la ciencia es metodológicamente cerrada
no en el sentido de que las reglas del método científico sean finales sino en el
sentido de que es auto correctivo: el requisito de la verificabilidad de las hipótesis
científicas basta para asegurar el progreso científico. Tan pronto como ha sido
establecida una teoría científica, corre el peligro de ser refutada o científico son
como organismos en crecimiento: mientras están vivos cambian sin pausa. , al
menos, de que se circunscriba su dominio. Los modernos sistemas de conocimiento
Esta es una de las razones por las cuales la ciencia es éticamente valiosa: porque
nos recuerda que la corrección de errores es tan valiosa como el no cometerlos y
que probar cosas nuevas e inciertas es preferible a rendir culto a las viejas y
garantizadas. La ciencia, como los organismos, cambia a la vez internamente y
debido a sus contactos con sus vecinos; esto es, resolviendo sus problemas
específicos y siendo útil en otros campos.
La ciencia es útil. Porque busca la verdad, la ciencia es eficaz en la provisión
de herramientas para el bien y para el mal. El conocimiento ordinario se ocupa
usualmente de lograr resultados capaces de ser aplicados en forma inmediata; con
ello no es suficientemente verdadero, con lo cual no puede ser suficientemente
eficaz. Cuando se dispone de un conocimiento adecuado de las cosas es posible
manipularlas con éxito. La utilidad de la ciencia es una consecuencia de su
objetividad; sin proponerse necesariamente alcanzar resultados aplicables, la
investigación los provee a la corta o a la larga. La técnica moderna es, en medida
creciente, aunque no exclusivamente, ciencia aplicada. y debiera llegar el día en
que la política se convierta en sociología aplicada. La tecnología no es meramente
el resultado de aplicar el conocimiento científico existente a los casos prácticos: la
tecnología viva es esencialmente, el enfoque científico de los problemas prácticos,
es decir, el tratamiento de estos problemas sobre un fondo de conocimiento
científico y con ayuda del método científico La ciencia y la tecnología constituyen un
ciclo de sistemas interactuantes que se alimentan el uno al otro. El científico torna
inteligible lo que hace el técnico y éste provee a la ciencia de instrumentos y de
comprobaciones; y lo que es igualmente importante el técnico no cesa de formular
preguntas al científico añadiendo así un motor externo al motor interno del progreso
científico. En resumen, la ciencia es valiosa como herramienta para domar la
naturaleza y remodelar la sociedad; es valiosa en sí misma, como clave para la
inteligencia del mundo y del yo; y es eficaz en el enriquecimiento, la disciplina y la
liberación de nuestra mente. (Bunge, 2010: 16-34).
1.3.4. Fundamentos del método científico
El objetivo primordial de la ciencia es explicar los fenómenos naturales, es decir,
especificar cuáles variables se relacionan con otra, y de qué manera se relacionan
capacitando así al investigador para predecir ciertas variables a partir de otras.
Entonces, se puede concluir con la finalidad de la ciencia es la teoría, porque esta
se mide con un conjunto de conceptos sistemáticamente relacionados, así como
proposiciones que sirven para explicar y predecir fenómeno, en virtud de que
cuando se investiga se intenta saber que es a fin de predecir, explicar, o entender
los fenómenos.
Ahora bien, la ciencia comienza con la formación de conceptos para describir
el mundo empírico , adelantándose a relacionar tales conceptos en un sistema
teórico .los conceptos permiten la comunicación efectiva, es decir , ayudan a
entender la ciencia y la metodología científica , introducen un punto de vista ,sirven
para clasificar y generalizar los resultados de la investigación, apoyan las
construcciones teóricas, suponen hipótesis y sirven como base para seleccionar la
metodología apropiada de la investigación, entonces se puede decir que el científico
categoriza, estructura, ordena y generaliza sus experiencias y observaciones en
términos de conceptos. Los conceptos son los elementos críticos en cualquier
teoría, porque definen las formas y contenidos de las teorías: por tanto, se puede
decir que un concepto es una abstracción del significado de una realidad en la cual
se asigna una palabra para hacer posible la comunicación de algo de esa realidad.
(Naghi Namakforoosh, 2007: 49-50)
Hoy en día, los precursores del método científico, Descartes, Galileo y Bacon
se preocuparon por un método riguroso, con un método inventivo que les permitiera
alcanzar nuevos conocimientos. Que pudieran comprobarse Descartes propone en
el desarrollo de su método partir de criterios de la evidencia, dividir las
dificultades para proceder a abordarlas, ordenar los conocimientos de una manera
gradual y ascendente desde el punto de vista de su complejidad, y hacer
enumeraciones completas y generales a fin de evitar omisiones; Galileo
recomienda confiar en los sentidos, apoyarse en las experiencias y basarse en la
observación por su parte, Bacon proclama el uso del experimento y el razonamiento
inductivo. (Rodríguez, 2006: 35).
1.4. La investigación del derecho dentro de la investigación científica
1.4.1. El derecho como ciencia
El Derecho es un conjunto normativo, desde el derecho romano, por lo tanto es
estimado como una rama de la ciencia, y no solo como un conjunto normativo, sino
también como ciencia es inconcuso que, sus principios científicos han de
descubrirse a través de la investigación, es decir, si el derecho tiene el carácter
científico es de esencia que la investigación utilice todos los instrumentos y
métodos necesarios para descubrir, plasmar y reafirmar los principios directrices
correspondientes a lo jurídico. (Arellano, 2004: 16-17).
b) El derecho en la investigación científica
La investigación científica tiene como objeto de su investigación, las cosas
materiales, o fenómenos perceptibles de la naturaleza que permiten establecer
leyes generales cuyo conocimiento genera beneficios para satisfacer las
necesidades del hombre, y no se limita a estudiar dichos aspectos, puesto que
también se preocupa a estudiar al hombre, sus actividades, su comportamiento, sus
necesidades y su relación con los objetos que los rodean; con el fin de satisfacer
las necesidades que tienen los hombres al vivir en sociedad. (Hernández,
2008:145).
A efecto de brindar algunos elementos complementarios para la tarea de
investigación del derecho; precisaremos el concepto de investigación científica y su
vinculación con la docencia y con las instituciones públicas, privadas y sociales,
destacando además, los factores favorables que concurren a la investigación y los
eventos académicos que han influido en su desarrollo; la investigación
científica es factor determinante para el desarrollo de la ciencia; a mayor y mejor
investigación científica del derecho corresponde mayor desarrollo de la ciencia del
derecho, presenta diversas modalidades según el lugar que ocupa el objeto de la
investigación en el campo de la ciencia y cuando el objeto de investigación de un
fenómeno socio-jurídico, la indagación adquiere el carácter de investigación
científica del derecho, tarea que se realiza por el bien del hombre mediante la
satisfacción de la necesidad de justicia y seguridad jurídica. (Ponce de León, 2006:
169-170)

1.4.2. Proceso de la investigación científica


ETAPAS
El método científico, se afina a los requerimientos concretos de la investigación y
en su aplicación adecuada juega un papel de singular importancia la imaginación
creativa como fundamental en el desarrollo del conocimiento y del mismo método
científico, busca la vía del conocimiento de la ciencia y la tecnología es según
Pardinas la sucesión de pasos que debemos dar para descubrir nuevos
conocimientos o en otras palabras para comprobar o rechazar hipótesis
que implican conductas o fenómenos desconocidos hasta el momento. (Pardinas,
1994).
Percepción de una dificultad el individuo encuentra algún problema que le
preocupa y se halla sin los medios para llegar al fin deseado, con dificultad para
determinar el carácter de un objeto o no puede explicar un acontecimiento
inesperado.
Identificación y definición de la dificultad. El individuo realiza observaciones
que le permiten definir la dificultad con mayor precisión.
Soluciones propuestas para el problema: Hipótesis. - a partir del estudio de los
hechos, el individuo formula conjeturas acerca de las posibles soluciones del
problema, esto es, formula hipótesis.
Deducción de las consecuencias de las soluciones propuestas. - el individuo
llega a la conclusión de que, si cada hipótesis es verdadera, les seguirán ciertas
secuencias.
Verificación de las Hipótesis mediante la acción. El individuo pone a prueba cada
una de las hipótesis, buscando hechos observables que permitan confirmar si las
consecuencias que deberían seguir se producen o no. Con este procedimiento
puede determinar cuál de las hipótesis concuerdan con los hechos observables y
así hallar la solución más confiable para su problema. Van Dalen D.E y Meyer
W.J.1971)
Por su parte el connotado investigador Roberto Hernández Sampieri basado en
su libro metodología de la investigación estructura en diez pasos la investigación
científica y los clasifica en:
Paso 1.- Concebir la idea a investigar
Paso 2.- Plantear el problema a investigar (establecer los objetivos de la
investigación, desarrollar las preguntas de investigación y justificar la investigación
y su viabilidad).
Paso 3.- Elaborar el marco teórico (revisión, detección, obtención y consulta de la
literatura, extracción y recopilación de la información de interés, construcción del
marco teórico).
Paso 4.- Definir si la investigación se inicia como exploratoria, descriptiva,
correlacionar o explicativa y hasta qué nivel llegará.
Paso 5.- Establecer las hipótesis y/o preguntas de investigación (detectar las
variables, definir conceptualmente las variables, definir operacionalmente las
variables).
Paso 6.- Seleccionar el diseño apropiado de investigación (diseño experimental,
pre- experimental o casi experimental, diseño no experimental).
Paso 7.- Selección de la muestra (determinar el universo, extraer la muestra)
Paso 8.- Recolección de los datos (elaborar el instrumento de medición y
administrarlo, calcular la validez y confiabilidad del instrumento de medición,
codificar los datos, crear un archivo que contenga los datos).
Paso 9.- Analizar los datos (seleccionar pruebas estadísticas, elaborar el problema
de análisis, realizar los análisis)
Paso 10.- Presentar los resultados y por ultimo elaborar el reporte de
investigación (Hernández Sampieri, 2006)

1.4.3. La importancia de la investigación científica y su impacto social


La palabra investigación designa una práctica que se aplica en distintos campos del
saber humano, se origina de la identificación de un problema para el que buscamos
soluciones. Los conocimientos que se obtienen con la investigación, buscan mejorar
la vida de la comunidad humana, en virtud de que la finalidad de investigar es
descubrir y construir conocimientos nuevos, sustentados con el hallazgo de
argumentos y evidencias que explican y describen fenómenos, los cuales pueden
ser novedosos (como el descubrimiento de una partícula atómica de la que no se
tenía noticia) o conocidos con anterioridad.
Aunado a ello las características de la investigación varían dependiendo del
campo del saber en el que se situé el problema identificado, del método que se
diseñe para resolverlo y de las técnicas que sean utilizadas. (Rodríguez, 2012: 16)
La investigación puede clasificarse según el ámbito del quehacer humano el cual se
desarrolla esto presupone una distinción entre diferentes tipos de ciencias, la más
conocida de las cuales es la distinción entre las ciencias del espíritu y las ciencias
de la naturaleza. Otros, en cambio, destacan el hecho desde el punto de vista lógico:
la investigación científica no tiene diferencias sustanciales cualquiera que sea el
ámbito de aplicación, pero se admite que la diferencia se da a nivel ontológico.
Como esto se quiere decir que no hay diferencias metodológicas radicales sino
diferencias que provienen del objeto. (Ander Egg, 1992: 59). El método deductivo,
y el método inductivo son dos de los principales modos de razonar que utiliza la
ciencia en el planteamiento y resolución de problemas.
Es indispensable organizarlos datos discriminar la información relevante de
la irrelevante y sistematizar nuestras preguntas para lograr construir conocimientos
verdaderos. Una vez que estos conocimientos que se comprueban, y se comparten
por una comunidad nos encontramos en posesión de saberes ciertos, Esto es lo
que se conoce como conocimiento científico.
El método científico tiene aplicación en todo tipo de ciencias, tanto en las
denominadas naturales como en las sociales. El método de las ciencias es único;
sin embargo, se particulariza y especializa en cada disciplina científica existente;
esto se adapta a cada uno de los dominios de las ciencias en razón de sus
respectivos problemas, características y planteamientos singulares. En realidad, el
método científico procura lineamientos generales para que, con fundamentos en
ellos se deriven los particulares que necesitan todas las disciplinas referidas.
(Rodríguez, 2006: 34).

FUENTES DE INFORMACIÓN
Ander Egg, Ezequiel. (1992), Técnicas de Investigación Social, Buenos Aires:
Humanista.
Arellano García, Carlos. (2004), Métodos y Técnicas de la Investigación Jurídica, México:
Porrúa.
Ario Garza, Mercado. (1981), Manual de técnicas de investigación para estudiantes de
Ciencias Sociales, México: El Colegio de México.
Bernal García. Manuel José. (2003), Metodología de la Investigación Jurídica y Socio
jurídica, México: Litoperla impresores.
Bunge, Mario. (2010), La Ciencia, su Método y su Filosofía, Medellín: Logos.
Espasa Calpe. (1930), Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, t. XXIII,
Madrid, España.
Hernández Aparicio, Francisco. (2008), Introducción a la Didáctica y Metodología del
Derecho, México: Editorial Flores.
Hernández Sampieri, Roberto, Fernández Collado, Carlos y Baptista Lucio, Pilar. (2006),
Metodología de la Investigación, México: McGraw Hill.
Medina Lozano, Luis. (1985), Elementos de la ciencia, México: Centro de Estudios
Quetzalcoatl.
(1997), Métodos de Investigación I, II, México: Dirección General de Educación
Tecnológica Industrial, SEP.
Mendieta Alatorre, Ángeles. (1984), Métodos de investigación y manual académico,
México: Porrúa.
Nhagin Amakforoosh, Mohammad. (2007), Metodología de la investigación, México:
Limusa Noriega Editores.
Tamayo y Tamayo Mario. (1994), El Proceso de la Investigación Científica, México:
Limusa.
Pardinas Illanes, Felipe. (1984), Metodología y técnicas de investigación en ciencias
sociales, México: Siglo XXI Editores.
Ponce de León Armenta, Luis. (2006), Metodología del Derecho, México: Porrúa.
Real Academia Española. (1992) Diccionario de la Real Academia Española, T. II.
Madrid: Espasa Clape.
Rodríguez Lombardo, Alberto. (2012) Metodología de la Investigación, México: Anglo
Publising.
Rodríguez Cepeda, Bartolo Pablo (2006) Metodología jurídica, México: Oxford University
Press.
Unrau, Y.A., Grinnell, R.M. y Williams, M. (2005). The quantitative research approach.
En R. M. Grinnel y Y. A. Unrau (Eds.) Social work: Research and evaluation.
Quantitative and qualitative approaches, Nueva York: Oxford University Press.
Van Dalen D.E y Meyer W.J. (1971) Manual de Técnicas de Investigación, Buenos Aires:
Paidós.
Zorrilla Arena, Santiago. (2009), Introducción a la Metodología de la Investigación,
editorial Cal y Arena.

SEMBLANZA CURRICULAR
Mtro. Elliuth Alberto Ahuactzi Cázares
Licenciado en Derecho por la Facultad Libre de Derecho de Tlaxcala; cuenta con
Maestría en Derecho Constitucional y Amparo por el Centro de investigaciones
Jurídico-Políticas (CIJUREP), de la División de Estudios de Posgrado en Derecho
de la UAT; de igual manera, tiene un Diplomado en Derecho Notarial por el Centro
de Estudios de Posgrado en Derecho (EPED) con sede en la Ciudad de México, y
otro Diplomado en el Sistema Penal Acusatorio Adversarial por la Facultad de
Derecho, Ciencias Políticas y Criminología de la UAT y un Máster Internacional en
Derecho Penal por el Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología de la
Universidad de Sevilla, España.
En su trayectoria profesional ha fungido como docente, asesor de trabajos de
investigación, sinodal en exámenes profesionales y recepción profesional, ponente
en cursos estratégicos de titulación, en la Escuela de Argumentación Jurídica; en la
Licenciatura en Derecho así como en la Licenciatura en Criminología de la Facultad
de Derecho, Ciencias Políticas y Criminología de la UAT, Impartiendo las materias
de: Derecho Constitucional, Teoría del Estado, Metodología de las Ciencias
Sociales, Técnicas Cuantitativas y Cualitativas, Teoría General del Proceso,
Panorama de la Historia Universal del Derecho, Teoría del Control Social entre
otras.
Ha sido, asimismo, tutor, evaluador en procesos de acreditación, abogado
postulante, participante y organizador de diversos cursos, congresos y diplomados.
Se ha desempeñado como Coordinador Académico de la Escuela de
Argumentación Jurídica, institución de educación superior privada, en sus dos
sedes en la ciudad de Tlaxcala y Puebla; ha sido Director Jurídico del H.
Ayuntamiento de Acuamanala de Miguel Hidalgo; Gestor y Asesor Jurídico de la
Notaria Pública número dos demarcaciones Lardizábal y Uribe; Visitador-
acreditador del Instituto Internacional de Acreditación del Derecho. (IIDEA) y del
Consejo Nacional para la Acreditación de la Educación Superior en Derecho, A.C.
(CONFEDE).

SEMBLANZA CURRICULAR
Dr. Isidoro Méndez Reyes
Filósofo, teólogo y jurista. Maestro en Derecho Penal, Doctor en Derecho y
maestrando en Teología. Realizó sus estudios de Filosofía y Teología en la
Universidad Católica LUMEN GENTIUM en la Ciudad de México y los estudios de
Síntesis Filosófica y Síntesis Teológica en la Universidad Pontificia de México. Sus
estudios de Licenciatura, Maestría y Doctorado en Derecho los realizó en la
Universidad Autónoma de Tlaxcala. Actualmente cursa la Maestría en Teología en
la División de Estudios de Posgrado de la Universidad Católica LUMEN GENTIUM.
Autor de las tesis: La religión en Carlos Marx, Las operaciones mentales en la
argumentación jurídica, La deficiencia de la argumentación jurídica merma la
eficacia y la validez del proceso en materia penal, y, Noética jurídica, una
antropología filosófica alternativa al modelo neoliberal. Coautor de los libros:
Antología de la Reforma Jurídico Penal Mexicana y Metodología de la Investigación
en Ciencias Sociales. Es conferencista, catedrático, tutor de tesis de filosofía y
derecho, así como sinodal de exámenes de grado.