Está en la página 1de 104
Sse yi, oa Le Base pacer | oo ms Naas Z ao OP ier MMS eh z Z ra ai ie 2 TODA TIERRA BUENA MERECE SER LIBRE Sentidos, practicas y experiencias de la organizaci6n social Tierra Libre. Corporacion Colectivo de Agroecologia Tierra Libre 2019 TODA TIERRA BUENA MERECE SER LIBRE. Sentidos, practicas y experiencias de la organizacion social Tierra Libre. Corporacién Colectivo de Agroecologia Tierra Libre Este libro fue realizado por la Corporacién Colectivo de Agroecologia Tierra Libre con apoyo de la Fundacion Heinrich Ball en Colombia. Su construccion se da en el marco de una estrategia de visibilizacion y reconocimiento del proceso realizado durante los ultimos 15 afios. Sistematizacion y autoria: Monica Silva Gutiérrez Prdlogo: Tatiana Fernandez Cuy Coautorias de textos de apoyo: Cristian Cruz Barbosa Fernanda Beltran Mesa Ivonne Fldrez Pastor Jerénimo Pulido Arredondo Maria Guzman Alvarez Mateo Pulido Arredondo Natalia Gomez Gomez Tatiana Fernandez Cuy Revision y correccion de estilo: Mateo Pulido Arredondo Disefio y diagramacion: Camilo Rojas Torres Direccién electronica Coorporaciontierralibre2006@gmail.com Bogota, Colombia, septiembre de 2019 El contenido de este libro puede reproducirse en todo o en parte, citando Ia fuente. El camino del corazon florecera a tu paso. El camino de la resignacion marchitara tu juventud. Que tu vida sea vibrante, productora de semillas. Avanza como enredadera al cielo. Enraizate y comparte con otros el suelo irme que habitas. Como colibri visita diferentes olores. Cada vez que te llamen con sus colores. Crece y observa tu cosecha. Dale al mundo tus mejores frutos. Afiorando ser maiz, para crecer junto al pueblo. Ivonne Florez Pastor INDICE PROLOGO DE TIERRA Y ESPERANZA ESTAMOS HECHOS. SEMILLAS. Empezando nuestra historia. RAICES, Caminando la palabra, enraizando suefios. TRONCO. Creciendo con firmeza, nuestra vision politica. Las cortezas de nuestro arbol. Corteza ambiental Corteza agraria Corteza educativa y pedagégica Corteza urbana. RAMAS. Nuestro trabajo territorial y comunitario. SUMAPAZ: TIERRA, TERRITORIO Y PAISAJE DEL FRAILEJON. TERRITORIO DEL ORIENTE Y SUROESTE ANTIOQUENO DEL PINO COLOMBIANO . BOGOTA: LA RESISTENCIA DEL NOGAL. SUROCCIDENTE COLOMBIANO: TERRITORIO DE AGUAS Y DEL ROBLE NEGRO. 13 ANOS DE LA JORNADA NACIONAL DE VIVENCIAS. HOJAS. Esperando ser millones, sentidos y practicas de una tierra libre. FLORES Y FRUTOS. Haciendo crecer un suefio y esperando ser semillas. EPiLOGO. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS. Entrevistas en archivo. SIGLAS 13 30 37 41 45 51 55 59 66 71 76 82 86 93 94 97 99 PROLOGO DE TIERRA Y ESPERANZA ESTAMOS HECHOS Tatiana Fernandez’ Bogota, 29 de agosto de 2019 Plantar un arbol, tener un hijo, escribir un libro. Recomendaciones que hacen para sentir que nuestra vida tiene propdsito. Hace 15 afios decidimos sembrar un arbol, en el camino muchas de nosotras tuvimos hijos e hijas y también parimos con amor y constancia procesos comunitarios en la universidad, la ruralidad y recientemente en las ciudades. Este afio decidimos escribir un libro, pero no cualquiera. Un libro que contara como ese arbol que sembramos hace 15 afios fue creciendo y enraizandose en los territorios donde sofiamos la vida haciendo real los suefios colectivos. Quisimos contar las angustias de que ese arbol tuviera las raices firmes, asi como los nutrientes necesarios para crecer. Narrar las épocas en que pensamos que probablemente no daria frutos ni flores, y los instantes de alegria en que empezaron a surgir los colores y sabores por arte de barrio. En fin, quisimos contar la propia historia que esta atravesada por cientos de experiencias que nos han hecho ser esto que somos hoy: Tierra Libre. Cantar esta historia: recordarla, bailarla, discutirla, tintearla, escribirla no fue una tarea tan sencilla. Atravesarla por los cuerpos, las barrigas y los corazones de quienes hemos ido sumandonos a un proyecto colectivo que quiere cambiar el mundo -transformandolo a diario- necesito de la constancia y la busqueda de un equipo increible que llam6 a todas y todos a sentarnos a pensar como habiamos llegado hasta este lugar. Ademas, implicd recoger los carifios y las preguntas en ejercicios participativos que querian contar una historia a multiples voces. Final- mente, requirid empefio en la transcripcién, elaboracion y edicion de un relato comun y abierto para seguir reflexionando sobre nuestra experiencia. En medio de la preocupacion mundial por la pérdida de mas de 65 mil hectareas de bosques en la Amazonia, nosotros y nosotras seguimos creyendo en la necesidad de sembrar arboles. El nuestro, esta organizacion social y politica que desde hace mas de una década le apuesta a la transformaci6n de las condiciones de existencia, es nuestro " Talana Feméndez es una educadora popular, estusiante de literatura de la Uiversidad Nacional de Colombia, Hace parte del equipo de trabajo de fos Circutes de Pre-universitarios populares, coordina el espacio de la Casa Cultural ‘El Trébol de todos y todas" yd la Escuela de Fomacién La Golmena en Bogots Ha realizado valiosos aportes alos ej educatvo y pedagégico, asi como rffexiones sobre la constccién arganizativa en escenarias urbanos PRECE SER LBRE aporte para oxigenar la forma de hacer politica en el pais. Sembramos este arbol en un pais con condiciones dificiles para los proyectos colectivos de largo aliento 2004. La tierra buena de la nacion era recorrida por rios de sangre en la arremetida del Estado contra las insurgencias armadas, junto a la expansi6n de las Autodefen- sas Unidas de Colombia como estrategia de control territorial. La guerra pretendia traer la paz. Durante 12 afios abonamos nuestro arbol con trabajo comunitario y disciplina profesional, recorrimos el pais y la region apoyando comunidades organi- zadas alrededor de la agroecologia, el fortalecimiento comunitario, la formacién de lideres y lideresas, y la identidad campesina. Aprendimos a debatir en las universi- dades relacionandonos con otros y otras en la defensa de la Universidad Publica, gratuita y de calidad. Parchamos junto a las juventudes los barrios y los parques defendiendo la dignidad juvenil. Caminamos la palabra y tejimos el pensamiento en el 2009 en la Minga. Paramos para avanzar en 2013, 2014 y 2016. Creimos en la solucin politica al conflicto armado interno en el 2016. Respaldamos la construccién de la paz con justicia social. Exigimos la implementacion de los acuerdos de La Habana. Insistimos en el dialogo con el ELN para una paz completa. Sentimos, acompariamos y lloramos cada uno de los 702 lideres y lideresas asesinadas a mayo de 2019. Agradecimos estar juntos en tiempos de tanto odio. Apostamos a disputar los espacios institucio- nales en las proximas elecciones. Nos transformamos, permanecemos y luchamos. Mirar hacia atras nos permite recordar cuanto hemos cambiado en el camino de hacer un nosotros, y ultimamente un nosotras. Nos damos cuenta de que las deci- siones que hemos tomado nos construyeron un camino particular: de principios éticos innegociables, de practicas sociales coherentes y de pequefias victorias que nos hicieron un hogar para pajarear, para echar a volar suefios individuales, famili- ares y colectivos. Este arbol es hoy nuestra casa, crecié en tierra buena y esta dando una diversidad de frutos con los que asegurariamos cualquier finca autosufi- ciente Presentamos a continuacién nuestras semillas, raices, tronco, ramas, flores y frutos como un agradecimiento a las presencias y ausencias que nos fortalecieron; como una invitacion al (re) encuentro de quienes nos acompafian; como un dialogo sincero que no se agota en estas palabras, sino que pretende sembrarse en los corazones de quienes quieran apropiar, multiplicar y debatir con nosotros y nosotras esta historia: que desde ahora es suya también. EMPEZANDO NUESTRA HISTORIA RA Lig POLINA % ‘TODATIERRA BUENA MERECE SER LIBRE ‘> SEMILLAS Empezando nuestra historia. Las semillas son cada uno de los cuerpos que provienen del fruto de una planta y que, en condiciones apropiadas permiten dar origen a otra. Son muestra de biodi- versidad y resistencia, se pintan de colores y se llenan de formas increibles. No son homogéneas ni uniformes, se caracterizan por llevar al limite la variedad y la diferencia, y aunque conserven elementos comunes, son Unicas e irremplazables para el nacimiento de un arbol. Las semillas son punto de partida de una gran espiral llamada vida, inician ciclos para volver a ser y ser mas, ser millones. Tierra Libre es una organizaci6n social, politica y comunitaria que desde sus inicios esta comprometida con la defensa de la vida, la naturaleza, el territorio y la construc- cién de una sociedad mas justa. Nuestras semillas son diversas y nacen de la corri- ente internacionalista latinoamericana propia del nuevo siglo de la cual adoptamos los principios, valores y experiencias de organizacién y trabajo comunitario. Germin- amos en la base de la Universidad Publica y la defensa de esta, fuimos echando raices en la articulacion gremial de las ciencias agrarias y en un fuerte relaciona- miento con las comunidades campesinas del municipio de Fusagasuga. En el forta- lecimiento propio y de las relaciones con otros procesos sociales fueron creciendo nuevas raices que hoy representan la consolidacién intercultural, intergeneracional y plurisectorial que nos caracteriza y que se expande por territorios rurales y urbanos. El pensamiento descolonizador y emancipador de los pueblos, propio de las experi- encias de organizaciones sociales, campesinas, indigenas, estudiantiles y de mujeres en América Latina, generé a lo largo y ancho del continente la elevacién de la conciencia critica y reflexiva sobre las dinamicas de dualidad, imposicién y violen- cia que se ejercen sobre la mayoria de la poblacién y que se reproducen como tradicion de un sistema desigual e injusto que afecta las comunidades y los territorios mal llamados del “tercer mundo”. Esta conciencia transformadora se cargo de experi- encias, simbolos y practicas durante todo el siglo XX, pero fue principalmente en la segunda mitad de este que se logran romper las fronteras entre paises y proyectar formas de vida y de organizacion que son ejemplo de nuevos valores y principios para la construccion de una nueva sociedad. Es en ese marco que empezando el siglo XXI, alimentados de la experiencia interna- cional de organizaciones estudiantiles y sociales del continente, asi como de la formacién académica y cientifica sobre la agroecologia, nace la Federacion de Estudiantes de Agronomia de Colombia (FEAC)’, consolidandose en varias universi- dades del pais, entre ellas la Universidad de Cundinamarca con sede en el municip- io de Fusagasuga. Esta organizacion es una de nuestras primeras raices que en su momento aglutiné a todas las personas, ideas y propuestas que dan fuerza a lo que hoy somos como Tierra Libre. Con la FEAC como primer proceso organizativo, se empezaron a marcar los objeti- vos y medios de accidn principales para la construccidn de una identidad propia que a lo largo de estos afios se ha venido nutriendo y consolidando en nuestra organi- zacin. En sus inicios el proceso se enfoco en tres elementos principales: 1. La defensa de la universidad publica, critica, reflexiva y al servicio de las comunidades en rechazo a las politicas nacionales que pretendian impulsar cada vez mas la privatizacion de la educacién superior, dejando alos y las jovenes que quisieran acceder a esta con la opcién de migrar a las ciudades, endeudarse o simplemente desistir de la idea de ingresar a las universidades; 2. Lanecesidad de replantear y crear planes de estudio y curriculos de los programas de las ciencias agrarias que tuvieran mayor concordancia con las necesidades de los contextos y de las comunidades, en contraposicion alos planteamientos de la educacién al servicio del progreso, el desarrollo industrial y la tecnificacion, que desconoce y excluye a las comunidades, pequefios y medianos productores y trabajadores rurales sin tierra; y, 3. La agricultura organica como propuesta de sensibilizacion de las comu- nidades, sobre los sistemas de produccién de alimentos y el cuidado del medio ambiente, la soberania y autonomia de las personas que los produ- cen, la apuesta de reivindicacién de otras formas de produccidn y trabajo con la tierra, distintas a las proclamadas por la revolucion verde’. * La Federacion de estudiantes de Agronomia, hay Federacion Estudiantl Agraria de Colombia, es una organizacién nacional de carécler gremial propa de fos estudiantes, auténoma, democrtica, popular y sin Snimo de lucro, que tiene comp lineaments y jes de trabajo: la defensa y a transformacion de la educacién;l agroecalgia y la soberaniaalimentaia; la ariculacin con los mavimion- {os sociales; y la integracion nacional y latnoamericana * La revolucién verde fuvo cama finalidad desarola adelantos teanolégicas en la praduccién agricola, generando alta tasas de productivded, basada en ta produccién extensiva, a gran escala y con el uso de ata fecnofoga,Algunas de ls principales adelantos tecnol6gcos se basaban en la modifcacién genética de las semilas, la produccién de fetizantes quis, pesticidas,herbicdas ye! ‘manejo de maquinara pesada como tractores.(Ceccon, 2008, p.21) 10 TTODATIERRA BUENA MERECE SER LIBRE Es importante resaltar que estos objetivos fueron interrelacionados de forma perma- nente en el trabajo, para lo cual fue de gran influencia el pensamiento y el trabajo de profesores como Jairo Restrepo Rivera‘, con quien se profundizo técnica y concep- tualmente en las apuestas de la agricultura organica que, mas alla de cambiar las formas de cultivar, es una propuesta de transformacién social y cultural, y de trabajo con las comunidades campesinas de nuestro pais. Con él empezamos una relacién de amistad y compromiso que fue tomando mayor fuerza en la medida en que compartimos sus conocimientos técnicos con nuestra experiencia organizativa y comunitaria; en el afio 2005 compartimos un mismo esce- nario de formacion: el curso de agricultura organica y diagndstico agroecolégico de fincas, predios y parcelas, “este curso marcé nuestra historia porque nos dio muchos insumos y elementos y nos inspiré para construir posteriormente el Colectivo de Agroecologia Tierra Libre” (citado en Clavijo, Pinzon & Cortés, 2016. p 17). En ese momento nos trazamos varios objetivos, principalmente de trabajo con comu- nidades campesinas de la region y la apertura de espacios organizativos para el que hacer al egresar de las universidades. La importancia del trabajo practico sobre los marcos tedricos que priorizaba la universidad fue lo que permitid nuestro acer- camiento a la ruralidad y el fortalecimiento del trabajo comunitario, basando nuestras proyecciones en “hacer practica la teoria” (J. Buriticé, comunicacion personal, 30 de Julio 2019). Inicialmente nuestros objetivos giraban alrededor de tematicas y ejes del contexto agrario, proyectando la construccidn de base campesina de caracter region- al que a su vez se articulara al movimiento campesino nacional. Todas estas semillas dieron paso al crecimiento de unas raices que se hicieron fuertes en la medida del tiempo, la experiencia y las condiciones que las albergaban fueron fijandose a lugares, alimentandose de ideas y experiencias, y algunas crecieron mas y con mayor profundidad. Para que esto fuera posible, tuvimos que aferrarnos a nuestros principios colectivos, sembrar junto a nuestras semillas el valor de la esperanza y prepararnos para toda una vida abonar con mucho amor nuestra organizacién para hacerla cada vez mas fuerte. Nuestras raices han sido nutridas siempre por las experiencias personales y colectivas de quienes hacemos parte de la organizaci6n, estan alimentadas por los principios y valores que hemos aprendido en nuestro camino y que hoy reinventamos, adecuamos y reafirmamos. “ Jairo Restrepo Rivera nacido en Colombia, es ngenioro Agranomo de la Universidad Fedral de Peotas de Rio Grande del Sur, que ha trabajado como asesory capacttador permanente de organizaciones no gubernamertals, fundaciones y programe internacionales alrededor de la agricutura orgénica. Junto con Tiera Libre se han realizado dstinios escenarios formatvos feéiceprécticas, que contribuyen en ol aprendizae dela agroecologta para la defonsa dels trntorios. tt Sin duda, algunas de nuestras raices tomaron mayor fuerza y se hicieron mas profundas, mientras que otras, afectadas por condiciones sociales, politicas y culturales de nuestro ambiente, han crecido con menor fuerza o han precisado de mayor cuidado. Para nuestra organizacion, el amor nos lleva a comprender y sentir las injusticias que a lo largo de la historia han sufrido los pueblos, nos hace adquirir un compromiso y una responsabilidad con la construccién de caminos y procesos por la transformaci6n social, este amor es alimentado y se nutre del cuidado y el autocuidado de y con las personas que nos encontramos cotidianamente en el proceso organizativo, por lo cual resulta imprescindible forjar la sensibilidad en cada uno y cada una de nosotras. El cuidado y el autocuidado nos pone en una actitud de respeto y responsabilidad con las demas personas e implica entendernos en comunién y en familia, y forjar en nosotros y nosotras una capacidad ética de sentir y pensar colectivamente. Este compromiso que se asume de amar, parte de la capacidad de entrega, de la sensi- bilidad ante las necesidades, las injusticias y las violencias que se viven, y la sensi- bilidad por el pueblo, por la naturaleza y la vida misma. Esta sensibilidad se convierte en la chispa que nos impulsa a buscar formas de contrarrestar las injusti- cias y la opresion, y nos motiva a proyectar y generar acciones de cambio y de lucha social. El amor es una practica individual que se forja en la colectividad, alimenta los valores de la solidaridad, el compafierismo y la compatia, es un reflejo de la reali- dad que nace y crece en nuestros pueblos y que se fortalece en los movimientos sociales, es la capacidad de sentir y hacer con otros y otras, de respetar y construir desde la fraternidad, de pensar y sofiar otras formas posibles de vivir, y de cuidar y acompafiar las batallas que hemos emprendido por la construcci6n justa y digna de nuestra realidad. (Tierra Libre, 2019). 12 SAIIVY-SAIIVY-SAIIVYU- SIIIVY S30] V¥ -S3}VY-SII|VY-S3IO|VY S39|]V¥ -S30}VU-SII|VY-S3IIVY RAICES - RAICES- RAICES- RAICES RAICES - RAICES- RAICES- RAICES RAICES - RAICES- RAICES- RAICES vr CAMINANDO LA PALABRA, ENRAIZANDO SUENOS S391VY-S39|VY-S3IIVY - SIIIVY SAJIIWH-SA0/Ve-SFIIWe- S3AIIVe S39IVY-S3D|VY-S3IIVY - SIIIVY M RAICES - RAICES- RAICES- RAICES RAICES - RAICES- RAICES- RAICES RAICES - RAICES- RAICES- RAICES RAICES Caminando la palabra, enraizando suefios. Las raices son las estructuras que crecen de las semillas y que se conectan con el agua, la tierra y los minerales esenciales, permitiendo absorber y almacenar alimentos en distintas formas, para asegurar que la planta en proceso de crecimiento se sostenga, fortalezca y garantice las condiciones para sobrevivir y resistir a las adversidades del ambiente. Las raices nacen en base a nuestros suefios, se fortalecen con nuestro trabajo y toman profundidad a lo largo del tiempo, pueden crecen de manera constante permitiendo enraizar para que la planta sea cada vez mas grande. Estan cargadas de nuestros anhelos y esperanzas, llenas de fuerza se enfrentan a las adversidades y aprovechan las oportunidades. Se hacen cada vez mas grandes y profundas y aunque parecen por su antigliedad ser las mas débiles, se regeneran y reconstruyen para mantener los objetivos y las metas claras y firmes. Las raices van por la tierra cruzando caminos compartidos con otros arboles, son capaces de evitar obstaculos y se adaptan a las condiciones que la naturaleza les ponga. Conservan las esencias de las semillas y se encargan de hacer realidad lo que estas traen consigo en su variedad, son ejemplo de resistencia y perseverancia. La raiz de la defensa de la Universidad Publica y la construccién de movimiento estudiantil local, nacional e internacional se hizo fuerte en la primera década de nuestra organizacién (2004 - 2014), consolidando el escenario de la FEAC como un proceso nacional en el cual se agrupaban distintas formas de trabajo, territorios y personas que confluian alrededor de la defensa de la educacion superior autonoma y de calidad, la agroecologia y la soberania alimentaria como propuesta para la dignificacién de los y las campesinas y, la necesidad de replantear los objetivos de la educacion de las ciencias agrarias y las practicas que desde la academia se tienen con relacidn al campo y las comunidades que lo habitan. Asi mismo, en el crecimiento de esta raiz, nos encontramos con procesos campesi- nos y sociales que, trabajando desde el campo colombiano, nos ensefiaron sus 14 TODATIERRA BUENAMERECE SER LIBRE procesos comunitarios y nos permitieron trabajar de manera conjunta en la cualifi- cacion de la idea de la agroecologia y la soberania alimentaria, asi como fortaleci- mos las metodologias de trabajo organizativo con campesinos y campesinas de diferentes regiones de Colombi “Eramos estudiantes conscientes de una realidad que viviamos, de un modelo al servicio del capital, empezamos a entender ese sistema econdémico global, neoliberal y las realidades del territorio, y a partir de ahi quisimos hacer parte de una transformacién social desde la base, pero con articulacién con el movimiento nacional. Esa idea nace con ese espiritu de rebeldia frente al modelo, las injusticias y empezamos sobre eso a trabajar unos temas de interés como la educacién popular, la soberania alimentaria, el territorio, la defensa de la educacién publica, que mas adelante se irian nutriendo” (citado en Clavijo, Pinzon & Cortés, 2016. p 23). Por medio de este proceso Ilegan nuestras raices a profundizarse en otros territo- rios como el del Sur occidente colombiano varios afios adelante, especialmente en la region del Cauca. Alli conocimos y trabajamos con la base del movimiento camp- esino, donde la ldgica de construccién de organizacin claramente mostraba una diferencia con otros procesos sociales. donde el trabajo practico se hacia mucho mas necesario y notorio que el desarrollo académico e intelectual mas anclado alos procesos estudiantiles en ese momento. Ese trabajo de base en donde la proyec- cidn y construccién se hace de abajo hacia arriba, es decir, desde las comunidades y no desde la imposici6n del Estado, forjé en nuestra organizacion no solo una idea de construccién de poder, sino unos valores que poco a poco se convertirian en aspectos innegociables de nuestras practicas ético-politicas y que incluso en el pasar de los afios nos alejaron o juntaron mas con otras organizaciones segun el nivel de identidad compartida. Asi mismo, las experiencias internacionales nos permitieron re-crear escenarios propios donde la reflexion y el acercamiento a los territorios era una de las princi- pales motivaciones, para asi proyectar estrategias de trabajo comunitario y camp- esino. E| Estagio Interdisciplinar de Vivéncia (EIV) 0 pasantia interdisciplinar de vivencias, es una iniciativa de estudiantes de Brasil que promueve la generacién de intercambios entre jvenes estudiantes y familias campesinas de los asentamientos de reforma agraria del Movimento dos trabalhadores rurais Sem Terra (MST), y 5 que busca un ejercicio de interaccion que va mas alla de la implementacion técnica en la ruralidad, apostando por el conocimiento de la realidad campesina que cambie la vision de los y las jovenes sobre su propia formacién profesional y académica. En los primeros afios de trabajo con la FEAC, logramos participar de este espacio que fortalecié nuestra mirada sobre las relaciones de los y las estudiantes de las ciencias agropecuarias con la realidad del campo colombiano y latinoamericano. Sin duda, esta experiencia marcé nuestras proyecciones y metas de trabajo, a la vez que sirvid de ejemplo para el disefio y la construcci6n de las Jornadas Nacionales de Vivencias Campesinas, Indigenas y Afrocolombianas, que empezamos en el 2005 en articu- lacién con diferentes organizaciones y procesos en varios departamentos de Colom- bia, y a la cual nos referiremos mas adelante. Entre el afio 2006 y 2008, gracias al acercamiento que habiamos tenido con organi- zaciones campesinas, logramos afianzar el relacionamiento con la ANUC-UR’, orga- nizaci6n con la cual dinamizamos escenarios de importancia nacional como lo fue la primera Feria Nacional de Semillas realizada en Fusagasuga y la segunda Jornada Nacional de Vivencias Campesinas que se realizo en el marco del Congreso Latino- americano de Entidades Estudiantiles de Agronomia (CLACEEA)’ en varios departa- mentos del pais en el afio 2006. Estos escenarios ademas de ampliar nuestra mirada e incidencia como organizacién en términos nacionales ayudaron también a fortalecer y delinear nuestras propuestas politicas en términos de la soberania alimentaria y la organizacién social. En el marco de este relacionamiento, la ANUC-UR asume una nueva figura como Coordinacién Interregional Campesina (CIC - ANUC/UR), con la cual realizamos el primer Diagnostico Nacional de Soberania Alimentaria recorriendo los departamen- tos de Atlantico, Magdalena, Guajira, Narifio, Cauca y Santander, fortaleciendo la * EI Movimionto de Trabajadores rua sin Tera (MST), es un moviminto brasiero que agrupa comunidades, arganizaciones y asoclaciones de campesinos y campesinas,trabajadoresy rabajadoras rurale, itelectuales, académicosy la sociedad en general, y {que tiene como bandera de accin la recuperacién de fa tera para laredlstibucién en comunidades campesinas o de trabajadores turales. E1 MST cree que 5 nocesaria una Reforma Agraria quo mejor las condiciones de un sector socal con alts nivees do desigualdad en ef mundo, ‘ LaAsociacién Nacional de Usuarios Campesinos — Unidad y Reconstrucién (ANUC-UR} es una organzacién sin dnimo de luro que busca integrar @ la comunidad campesina para jercer presi sobre ls entes estataes ylograr un mejor nivel de Vda y un mayor «apoyo a su produccién,desarrolla actividades de capactacin en dos ees principales: el primero, laproduccién agricola, en af que s® brinda orentain alos participanls sobre fos mecanismos y ls herramientas que faciltarian y optimzarian su produccin. El segundo ‘je de accién se orienta a fo social. €! campesinado rece formacién sobre los modos de organizacén social, derechos humanos, legistacén,etcétora, Con ello se busca que el campesino tenga la capacidad de utizar mejor las heramienas para conseguir mayor ‘poyo de ios arganismos del Estado y los organismas no gubemamentales que les puedan bindar un mejoremisna a su clad de vida.” (Rivera, 2003). Etraido 10 do jul 2019 de itp:sbase.p-hinfo/enfiches/pamierdphiche-premirdoh-6504 html EI CLACEEA 9s ol congreso convocado por la Gonfederacin Caribe y Latnoamericana de estuslantes de Agronoma CONCLAEA, donde. discue, define y constaye a apuesta poli del sector estudianti latinoamerncana” 16 TODA TIERRA BUENANERECE SER LIBRE identidad e incidencia de nuestra organizacion con los procesos campesinos. Sin embargo, afios mas tarde, de la mano de la experiencia de la jornada de vivencias en el departamento del Cauca, se amplia nuestro relacionamiento organizativo y nos abrimos paso a construir confianza y articulacién con procesos como el de la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca’, donde trabajaban no solo comunidades campesinas, sino también indigenas y afrocolombianas. Nuestra telacién con la ANUC-UR se mantuvo, aunque empezamos a crear nuevos lazos con otras organizaciones y asentamos parte de nuestro trabajo en la regin del Cauca especificamente. Nunca perdimos de vista las semillas de la agroecologia, la soberania alimentaria y la defensa de la vida, nos encauzamos en arraigar esta propuesta a nuestra practi- ca politica y mejorar cada vez mas, “nos vimos como sujetos protagonicos en la formacién no solo técnica sino también politica, pues la agroecologia nos permitia hablar de soberania alimentaria, territorio, y desde ahi se podia problematizar el modelo, las politicas y construir propuestas de formacién integral” (Ibidem, p. 21). Nuestras experiencias de trabajo exploraron otros territorios y forjaron lazos y tejidos con procesos comunitarios, la organizacién fue creciendo cuantitativa y cual- itativamente, llevandonos a nuevas reflexiones sobre e| quehacer de nuestro proce- so en un futuro, tal vez marcado por las dinamicas universitarias y profesionales Sin duda, la experiencia de trabajo con las comunidades mas alla de la universidad cambié nuestra forma de ver la realidad y nos marco e| rumbo del accionar politi- co-organizativo, por lo cual definimos colectivamente salir de esos muros de la universidad y construir un nuevo espacio de encuentro y trabajo, que nos permitiera ampliar nuestra organizacion en dos escenarios: uno estudiantil - universitario y uno extemno a la universidad Es asi como entre los afios 2005 y 2006 nace el Colectivo de Agroecologia Tierra Libre, que fue ese escenario organizativo proyectado fuera de la universidad con la intenci6n de profundizar la relacién con el campo y la articulacién con las comuni- dades campesinas. Los afios siguientes fueron fundamentales en el fortalecimiento de la relacion de nuestro proceso con las comunidades en las zonas rurales de la provincia del Sumapaz, pues logramos acompafiar procesos de produccién * La Red por la Vida y los DDHH del Cauca fue un ejercicio de confuencia de orgaizacionesindigenas, campesinas y alrocolomb- ‘anas, que, ante la amenaza y la violencia sua en ol marco del confi social y armado, se ednen para construir estratogias de proteccién, visiblizacion y deruncia y que a su vez logan consti relaciones con organizaciones del resto de pals que mas adelante forjar‘an escenarios como ls dela Minga de Resistencia Social y Comunitara, 7 organica con una asociacin de mujeres en la vereda Quebrajacho del municipio de Fusagasuga y con una comunidad desplazada de Apartadé que se encontraba reubicada en la vereda Victoria Alta de! municipio de Silvania. Asi mismo, fortaleci- endo el vinculo entre los conocimientos técnicos y académicos, se realiza un primer Diagnéstico Ambiental en el Cerro Fusacatan anclado al proceso investigativo de compafieros y compafieras que se encontraban finalizando sus estudios de pregra- do enla UDEC, ala par que se plantean tres cursos tedrico— practicos de Agricultu- ra organica con Jairo Restrepo en comunidades de los municipios de Pasca, Silva- nia y Arbelaez. Todos estos procesos, acompafiados de las experiencias vividas en América Latina, evidencian transformaciones en las formas de hacer politica y de proyectar el trabajo popular, lo que implicaba retos para mantener la unidad y cohesién como organizacion social. Sin embargo, son nuestros principios y valores, sumados a los ejemplos de lucha de procesos sociales en Latinoamérica, los que empiezan a tomar mayor fuerza y a convertirse en la guia de nuestro trabajo ético y politico. El humanismo como filosofia, la praxis como metodologia, el amor eficaz como principio inquebrantable, el internacionalismo como guia y el trabajo de base como camino, sumados a los principios de direccién colectiva y de critica y autocritica, Nos permitieron avanzar sin desestructurar ni desestabilizar nuestra organizacion a pesar de las circunstancias. Nuestros primeros afios se dieron en medio de un contexto nacional dificil para Colombia. Las fuertes condiciones de desigualdad econémica acentuaron las prob- lematicas sociales de la poblaci6n, el desconocimiento de los procesos organizati- vos latentes afectaba la seguridad y garantias de participacion de lideres, lideresas y organizaciones; el conflicto armado agudizado junto con la ampliacién del control territorial por parte de grupos armados y la recurrente violacion de derechos humanos, generaban sentimientos de miedo y desolacién, todo esto sumado a la violencia recurrente, asumida como politica por parte del Gobierno de Alvaro Uribe Vélez, motivé el levantamiento de procesos sociales de todo el pais quienes nos convocamos alrededor de la Minga’ de resistencia social y comunitaria’, que camino en el 2008 desde diferentes regiones hasta la ciudad de Bogota, para elevar la voz de campesinos, campesinas, indigenas, jovenes, estudiantes, * La minga (minka en quechua) es una antigua trediciin de trabajo comunitaro o colecivo con fines de utldad social. Certamente ef significado de fa minga se derva del conacimiento que tenian los aborigenes de quo, reaizando un trabajo compart para el bion oman, se lo hace mas rapido y mejor Laimoortancia dela minga radica en el valor actiludinal del evento, ya que, ante la convocatoria de los lderes, a gran mayeria de la poblacin acuala al lamado, se movizabe y organizata de tal manora, que ol esturzafsico que la mingarepresentabe, se convetiaen una verdadera celebracion de via, de armor, en una auténtica festa" (La minga en movimiento, 2008) 18 ‘TODA TIERRABUENAMERECE SERLIBRE mujeres, comunidades afrocolombianas y demas colectividades que, llevando la idea de la unidad de los pueblos, hicimos un llamado a la sociedad en su conjunto para construir un pais justo y digno. Para estos afios empezamos nuestro primer intento de consolidacion como organizacién ampliada, en la busqueda de generar acciones concretas de unidad. En ese momento empezamos a articularnos la FEAC - UdeC , el Colectivo de Agro- ecologia Tierra Libre, la Zona de encuentro para la educacién y la cultura (ZEPEC)* y los Kaminantes del cerro y tejedores de suefios (KATZU)", todas iniciativas de trabajo popular que actuabamos en el territorio de Fusagasuga. Por medio de estos procesos, fuimos conociendo otras personas que llevaban a cabo iniciativas artisti- cas, culturales y de trabajo territorial en el barrio y en la vereda, y con quienes empe- zamos a compartir ideas y proyecciones para ampliar el trabajo. En conjunto dimos inicio a un proceso de articulacion en el 2009 que denominamos la Red de Anima- dores y Animadoras Populares, intentando encontramos de forma permanente para la propuesta y la accion. Para el afio 2011 en el marco del Paro Nacional Estudiantil liderado por organi- zaciones universitarias, de profesoras/es, trabajadoras/es y la comunidad estudiantil en general, confluimos y nos organizamos alrededor de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil", la cual se mantuvo cercana a las comunidades y en contexto de la reali- dad colombiana. En este espacio participamos con una voceria nacional que reafirmd el compromiso y liderazgo de compaferos y compafieras de nuestra organi- zacion en la defensa de la educacién publica, gratuita y de calidad. Este momento fue fundamental en la apertura de la vision de nuestra organizacion, pues permitid que estas colectividades de la Universidad de Cundinamarca y del municipio de "© La Minga de resistencia social y comunitaria (MRSC) 6s “la unién de diversas setores y organizacianes sociales que han decidido construr desde abaj hacia arta, un espacio deleislacion y movilzaciin popular conjurta. Es dec, este espacio so fue cansolidan- do como un escenario donde las bases sociales construyen ollas mismas las condiciones y caractorstias de vida que quieren vivir © Implementar en sus vides. Es desde abajo (base social) donde se constuyen ls agendas do vida y no, seguien la gica que desde aria (éite social) se gesten e impongan llgicas y modelos estatégicas como histOcamente se ha venido desarrollo en Colombia” (Castano, 2013, p. 52, ** Federacién de estudlantes de agronomia de a Universidad de Cundinamarca, " ZEPEC fue un colectvo que nacié on e ao 2009 por inciava de estudiantes dela Licenciatua en Cioncias Sociales dela Univers dad de Cundinamarca, que desarolaba diferentes espacios cuturales como concertos de rock y rap, presentaciones tetrales, ‘uenteria, entre otras. Ademas, levaba a cabo un proceso de educaciin popular y pedagogla infant en el bario Comuneros del ‘municipio de Fusagasuga * Kemingntes del cero, ejedores de suefios nace en e! 2009 como una propuesta produc soidaria consruida por jovenes urbanos yyrurales del municipio de Fusagasugé fue una propuesta colecva que generé espacios en foro al se yelaboracin de productos artesanais para fomentar la autogestionorganizatva y comuntaria, asi como proyectar experiencia econémicas solidais entre las comunidades. Luego del 2011 ef colectvo se desintagra y algunas dla personas parties de este proceso pasan a ser parte dla articulcién con Tra Libre % La Mesa Amplla Nacional Estudiantl fue un escenario de arculacién del estudiantado a nivel nacional que nace en e! 2011 y que corganizaivamentereunia especiaimente a diversas fuerzas palticas estudiantes de pals, pero que, en el desaralo de sus objetivos Yyproyeeciones, og’ aglutnar grandes masas de personas yprogesos on favor de una prepuesta do educacién superar gratuita y de calidad, 19 Fusagasuga empezaramos a trabajar conjuntamente con organizaciones estudian- tiles y juveniles de todo el pais. La construcci6n de la Propuesta de Ley Alternativa de Educacién Superior” y de la propuesta de programa politico sobre las necesi- dades, oportunidades y peticiones de la UdeC, nos acerco a compartir ideas y experiencias que nos juntaron en el quehacer de cada uno de nuestros colectivos, intercambiando saberes y palabras que sin darnos cuenta fueron nutriendo cada una de esas nuevas raices que posteriormente serian un proyecto colectivo: el de Tierra Libre. En este mismo afio realizamos el Primer Encuentro Internacional Juvenil" en un esfuerzo organizativo y de articulacién de procesos internacionales como la Con- federacién Caribefia y Latinoamericana de Estudiantes de Agronomia (CON- CLAEA)’, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) Via Campesina’ y procesos de movilizacion nacional como la Minga de resistencia social y comunitaria. Este fue un espacio de encuentro, integracion e intercambio de la juventud organi- zada del continente en donde participaron mas de 400 personas y 100 organi- zaciones. Alli confluyeron tres escenarios importantes de articulacién: el XX Con- greso Caribefio y Latinoamericano de Entidades Estudiantiles de Agronomia (CLA- CEEA), el 1er Campamento Juvenil de la Via Campesina en Colombia y Ia VII Jornada Nacional de Vivencias Campesinas, indigenas y afrocolombianas. En este escenario generamos altos niveles de compromiso y experiencia en el desarrollo de encuentros masivos, ademas de fortalecer nuestra relacién con otras organi- zaciones y procesos populares cercanos como el colectivo * Iniciatva de mandato de la educacion superior impulsada por la Masa Amplia Nacional Estudanti, en contaposicin al Proyecto de Reforma la Educacién Superior presentado por el Ministerio de Educacién y ef Gobierno de Juan Manuel Sanfos en octubre del 20 La construccién de Ja propuesta de Ley do los estudlantes contemplé la discusion do los siguientes puntos: Financacion de la ceducacién, aulonomia universilaria, excelencia académica, bieneslar ylibertades democrdicas yrelecién de la universidad con la sociedad. * Ei Primer Encuentro Inlemacional Juvenl CONCLAEA, CLOC Via Campesina, se desarolé en el mes de Julio del afo 2011 contem- plando tres momentos: inicialmente el campamento de la Via Campesina, luego el XX CLACEEA y por timo la Vl Jomada de vivencias. Este encuentro permit el infercambio de una diversidad de procesos juveniles (estudiantes, campesinos, indigenas y urbanes) que confuian en movimiontos sociales de paises de América Latina, lo cual incentvé la ariculacion a nivel nacional © interacional de organizaciones sociales por laconstrccién de propuestas latinoamericanas de inlegracién. ” La CONCLAEA “es un espacio de arfculacén y fotalecmionto de federaciones, asociaciones 0 coloctves de estudiantes de ‘agronomia de América latina y el carbe. Ademés, juega un papel importante de intercambio de experiencia (poticas,organizaivas, ideoligicas, sociales y cuturales) de las modelos de resistencia de los diversos paises” (CONCLAEA, 2008). Extraido el 10 de julio 2019 de hitoshistoriaconclaea blogspot. conv * La CLOC-- Via Campesina “es una instancia de atulacin continental con un compromise cnstante con la lucha socal que represen- ‘ta.@ movimientos campesinos, de tabajadores ytrabaladora,inalgenas y alfodescendlentes de toda América Latina. La CLOC es la alada directa do la Vie Campesina Intemacional en nuestro cantinente para através de nuestros temas de trabajo, de nuostos ees, ‘acciones y espacios de articulacién y moviizacién, luchar conta el sistema patiarcaly cepitalista que destruye la vida de campesinos Yy campesinas”. (CLOC - Via Campesina, 2010) Extrado of 10 de juio de 2019 de htp:svwcloc viacampesina netinsttuconal- ‘quienes-somos 0 TODA TIERRABUENANERECE SER LIBRE Barriga Llena Corazon Contento” y el Colectivo Machete Subverso”, que eran procesos de educacién popular en la ciudad de Bogota. Al finalizar este encuentro volvimos con la intencién de consolidar nuestro proceso organizativo, que en el momento funcionaba mas como una red de colectivos que como un proceso organico. Para el afio 2012 la Red de Animadores Populares se disuelve, aunque la idea de agruparnos siguié creciendo y enraizandose en nuevos lugares hasta convertirse en el tallo de un gran arbol, un arbol que nacié con un solo colectivo y que para el afio 2013 contaba con alrededor de 5 grupos de trabajo en dos territorios distintos. Sin duda, nuestro proceso actualmente sigue enraizando guiado por nuevas semi- llas que llegan e influyen, asi como por las necesidades de profundizar nuestras raices principales, sin embargo, “hay raices que han crecido y se han arraigado a la tierra, pero que alin no las hemos alimentado lo suficiente como para que crezca un tallo” (Pulido, M. Comunicacién personal, 10 de junio de 2019), estas se han fijado y acumulado en los territorios donde habitamos como proceso, y como diria Frei Betto sobre las ensefianzas de Paulo Freire “... la cabeza piensa donde los pies pisan™ y esos territorios son precisamente aquellos en donde proyectamos colectivamente una Tierra Libre: la provincia del Sumapaz y la ciudad de Bogota. Asi también, en ese camino nos reencontramos con personas que, desde nuestros inicios como organizacién, fueron creciendo colectivamente y proyectando procesos en sus lugares de origen, reafirmando la necesidad de conectar el cono- cimiento adquirido en las universidades con las necesidades de los territorios y contextos que son afectados y amenazados por conflictos econdmicos, ambiental- es, sociales y culturales. A través de los afios, a partir de esas raices fue creciendo un tronco fortalecido, cargado de decisiones, ideas, acciones y experiencias, teniendo como principio la necesaria articulacién entre la teoria y la practica. Ensefianzas que permanentemente fueron alimentadas por las experiencias orga- nizativas internacionales, pues en ese crecimiento local mantuvimos el relaciona- miento e incidencia en espacios latinoamericanos de los movimientos sociales como lo son la Escuela Latinoamericana de Agroecologia y la Escuela Nacional "8 Barriga Lena Coraz6n Contento fue un coleciva de educacion popular que desarrollaa propuestas pedagdgicas y comunitaia con Jvenes de cferonts terri en la ciudad de Bogotd,y que, a partir de la construcién de escenarios y practic atistica, cuturales 1 deportvas, incentvaba lapatcjacién dela juvertud y el relacionamienta can las comunidades. Luego de la consoldacién de Tiea Ure como organizacion socal, la identidad como colectvo desaparece y se empieza a trabajar en conjunto con otros procesos en proyeccianes més locales, ® Machete Subverso fue un colectivo atstico que fenla como principales ejes de acién fa memoria, fa cultura y ef trabajo con mujeres, ‘se atiulé en el 2012 a la red de organizaciones que después se converira en la organizacién Tera Libre. Las principales acciones realizadas po e colectivo eran la produccin grfica de fanines e iustraciones y el muralsmo 2 En eltexto “Paulo Freire: Una lectura dal mundo’ Frel Betta habla del proceso de alfabetizacién adelantado por el maestro Paulo Freire {80 refire a una de sus ensefanzas como la principal, la dela educacién contextualizada, por oso hace esta referencia, a Florestan Fernandes, ambas localizadas en Brasil, donde pudimos no solo inter- cambiar conocimientos alrededor de la agroecologia, la formacién politica, la expe- riencia organizativa, entre otros, sino cualificar a las personas que participaron de estos espacios y asi ampliar la mirada de nuestro proceso con la idea central de proyectar horizontes mas amplios para la transformacién de la sociedad. En Brasil aprendimos de las metodologias de trabajo y de organizacién del Movi- miento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST) y el Movimiento de los Pequefios Agricultores (MPA)* principalmente, pues fueron organizaciones que nos acogi- eron y ensefiaron de sus contextos y propuestas, y que atin hoy siguen compar- tiendo con nosotras y nosotros horizontes de nuevas sociedades. Alo largo de estos afios, el relacionamiento y la hermandad internacionalista nos ha permitido encontrarnos con otras personas y organizaciones populares a lo largo y ancho del continente, y en ocasiones hemos podido romper las fronteras continentales y extender nuestra propuesta de defensa del territorio a otras latitudes. Hemos caminado la palabra en el sur del continente a través de dos giras interna- cionales con procesos sociales de paises como Bolivia, Ecuador, Pert, Chile, Paraguay y Uruguay. Hablamos, trabajamos y sembramos con compafieros y com- pafieras del Frente Popular Dario Santillan y el Movimiento Campesino de Santia- go del Estero, asi como participamos de la Escuela de Formacién José Carlos Mariategui en Argentina y del curso de Teoria Politica Latinoamericana en la Florestan Fernandes en Brasil. Llegamos a centro américa para cautivarnos con los paisajes de resistencia de México, Puerto Rico y Costa Rica Cruzamos frontera norteamericana hasta llegar a Canada y haciéndonos entender contamos las perspectivas de la juventud en este periodo de busqueda de la paz para nuestra Colombia; y en otras ocasiones logramos atravesar el mar para llegar a lugares nunca antes pensados, Europa nos recibid como muestra de solidaridad y apoyo, albergando nuestras ideas y proyecciones. ®=E] Movimento dos Pequenos Agrcutore (MPA) es una organizacin nacional ue busca prncpalmente rescatarlacutura @ientidad ‘campesina a paride la defense de a produccion familar, local yasaciatva, que pert aintegracion fa ruraidad y la urbane para la construccidn de un proyecto politico con mayor justia para Brasil 2 CRECIENDO CON FIRMEZA, NUESTRA VISION POLITICA TRONCO Creciendo con firmeza, nuestra vision politica. El tronco en los arboles es el elemento estructural que permite no solo el sosten- imiento de las plantas sino la proteccién de las mismas gracias a su condicién de firmeza y fortaleza. Contiene cada suceso de la historia del arbol y almacena las experiencias mas significativas que han hecho que el tallo de la planta se engruese y tome forma. Es el lugar en donde se generan y crecen las ramas de los Arboles, permitiendo visualizar nuevos caminos, nuevas redes y nuevas posibilidades de crecimiento y sostenimiento de hojas, flores y frutos. Por ello, se mantiene firme y en disposicién de adaptarse y adecuarse para seguir creciendo. Esta recubierto por una corteza que protege al sistema vegetal, tiene colores y formas caracteristicas que hacen que un arbol se diferencie entre otras especies, y, al ser la parte mas externa en la primera fase de crecimiento, se convierte en la mas visible y llamativa antes de la llegada de las hojas y flores. Su corteza esta hecha de los mas profundos sentimientos y afectos, tiene una capa irrompible de valores y principios que se convierten en la ética del arbol, cambia de colores en medio de su crecimiento y se prepara siempre para aguan- tar las temporadas mas calidas y los frios mas fuertes. El tronco, es el punto de encuentro del pensamiento, la accién y el espiritu de transformacion, que sostiene y alberga nuestras ideas, emociones y proyec- ciones, a la vez que gula por medio de sus ramas, las practicas para lograr los objetivos y metas en desarrollo. La configuracién como una red de colectivos que actuaban dentro y fuera de la universidad amplié la vision estratégica que teniamos y vislumbré nuevos retos para la consolidaci6n y el fortalecimiento de nuestro trabajo en los distintos territo- trios donde empezamos a incidir. Se hizo necesario pensar en la forma de cimentar nuestras practicas organizativas y garantizar las condiciones para que las mismas pudieran desarrollarse bajo diferentes condiciones, para lo cual se definen algunas apuestas principales como lo son la busqueda de gestion y propuestas de autoges- 24 TODATIERRA BUENANERECE SER LIBRE tion que permitieran las garantias econdmicas y laborales para continuar y fortalecer el trabajo con comunidades campesinas, juveniles y estudiantiles, a la vez que se potencializaba la experiencia y los aprendizajes que colectivamente ibamos obteniendo. Asi mismo, valorando el trabajo realizado como organizaci6n, se apuesta por la visibilizacion y creacién de propuestas de agitacion y propaganda que difundan ideas, pensamientos y valores para la construccién de esa nueva sociedad a la que desde hace afios se le venia apostando. Fue precisamente en el desarrollo de estos ejercicios de gestion, autogestion y comunicacién, que indagamos sobre esa identidad que venia surgiendo pero que necesitaba de mayor precision y definicién para hacer que esa red de colectivos lograra sentir en conjunto para asi mismo actuar en conjunto. De acuerdo al momento politico y al desarrollo organizativo de nuestro trabajo realizado durante varios afios, surge la necesidad y se generan las condiciones para construir lo que denominamos un referente organizativo amplio, que tuviera la capacidad de acumulacién, gestién, movilizacion y construccién de propuesta desde diferentes miradas, areas de trabajo y capacidades, y que impulsara la unifi- cacin de procesos, herramientas, escenarios, tematicas y sectores de trabajo en un proyecto politico conjunto, con una identidad que nos agrupara y permitiera fortalecernos en adelante como una sola organizaci6n social amplia, participativa y diversa. Estas ideas frente a la forma de trabajar colectivamente y la necesidad de proyectar con firmeza las apuestas a futuro mas alla del corto y mediano plazo, fueron alimen- tadas durante los primeros afios de nuestra organizacion, principalmente a partir de las vivencias y experiencias que nos dio atrevernos a caminar la palabra por nues- tro continente. La realizacion de dos giras internacionales donde conocimos difer- entes procesos organizativos y paises del sur de América, reafirmo nuestra intenci6n de buscar la articulacion de! movimiento estudiantil y social a nivel latino- americano y fue la muestra de nuestro suefio de unidad de los pueblos para la transformacién de la realidad. Asi, “la corriente del movimiento popular y el internacionalismo que nos lleva a proyectar un horizonte mas amplio de las disputas hegemonicas, permitid interi- orizar el debate de la necesidad de construir alianzas y articulaciones para la dispu- ta del poder desde los territorios” (Guerrero, comunicaci6n personal, 10 de junio de 25 2019), siendo esta la idea que mas se arraigo y empezo a hacerse firme en nues- tros espacios internos y en los escenarios internacionales como el de la Confeder- acién Caribefia y Latinoamericana de Estudiantes de Agronomia (CONCLAEA). Es asi, que consolidar nuestra organizacién y hacerla fuerte politica e ideolégica- mente, se convirtid en el principal objetivo de este momento, buscando que nuestra corteza se hiciera cada vez més fuerte. Para ello, en el afio 2012 nos agrupamos los distintos colectivos y apuestas de trabajo popular y le pusimos nombre e identidad a ese gran arbol que venia crecien- do desde hace casi una década. Asi nace Tierra Libre como organizaci6n social que reunia varios colectivos, tematicas y territorios de trabajo y que tenia en ese momento el desafio de construir una propuesta politica, de visibilizar y de fortalecer una identidad colectiva que recogiera la memoria de los distintos procesos que a partir de los simbolos, lenguajes y acciones, inyectara al proceso la mistica de ser una organizaci6n amplia, diversa, intergeneracional e intercultural, basada en principios y valores de una practica humanista integral. Los procesos que le dieron mayor fuerza a esta organizacién naciente fueron sin duda la experiencia, el debate y la construccién de horizontes en el marco de la articulacion internacional y la proyeccidn de aportarle a la creciente del movimiento popular colombiano y latinoamericano, con apuestas mas alla del ambito estudian- ti-universitario, sembrando nuevas semillas en la construccién de poder desde las bases del pueblo en general y lideradas por una juventud consiente y critica en distintas partes del pais. Empezamos a acercarnos a organizaciones comunales, regionales, sectoriales y sociales en los territorios donde Tierra Libre hacia presencia, identificando que el trabajo social y popular para la transformacion de la sociedad debia hacerse en el marco de la construccién de propuestas de movimiento social y politico amplio y participativo, y que en ese marco nos encontrariamos con procesos y personas que se juntarian en el camino y horizonte mas amplio, pero que no necesariamente entrarian a nuestra dinamica organizativa. Nace entonces una nueva relaci6n entre la organizaci6n y otros procesos y personas, una relacién de identidad con Tierra Libre, que en estos momentos sostenia la base de nuestros procesos organizati- vos En el ambito nacional, la articulacion y construccion de redes sectoriales y/o temati- cas que permitieran promulgar mandatos propios en los diferentes ambitos de una 26 TODA TIER®ABUENAMERECE SERLBRE sociedad diversa como la nuestra y que fueran iniciativa propia y en conjunto con otros procesos amplios, hizo que apuntaramos a la construccién de organizaciones como la Minga Juvenil Nacional . Esta nacié en el afio 2009, en el marco de la Jornada Nacional de vivencias, campesinas, indigenas y afrocolombianas, donde los procesos juveniles de lo que es hoy Tierra Libre junto con otras apuestas organi- Zativas nacionales, nos juntamos para crear este escenario de integracion de jovenes del campo y de la ciudad para proponer soluciones a las problematicas de la juventud colombiana y latinoamericana, lo que permitio que se ampliara el trabajo de la organizacion a otras regiones del pais, donde compafieros y compafieras se encontraban viviendo o tenian trabajo territorial y barrial constituido. Esta experiencia de trabajo juvenil logra que el proceso en la ciudad de Bogota se consolide, adoptando la semilla del movimiento estudiantil y enraizando en la defensa de la educacién mas alla de las universidades, teniendo como perspectiva el reconocimiento de experiencias educativas alternativas y no formales, propias del pensamiento latinoamericano y siguiendo las ideas del método de la educacion liberadora y las practicas de educacion popular. Sumado a lo anterior, se enriquece la propuesta con el avance en los procesos de trabajo territorial, enfocados ahora en la perspectiva de la participacién y visibili- zacion de los y las jovenes y del papel de estos en el fortalecimiento del tejido comunitario, barrial y popular en las zonas de la periferia social, econdmica y cultur- al de la ciudad. Generamos identidad con la comunidad ambiental Sie Kika que, al ser un colectivo de trabajo barrial, construye de la mano con nuestra organizacion una perspectiva de defensa del derecho a la ciudad y su habitabilidad, ampliando el debate de la defensa de los territorios urbanos y la conexién de practicas rurales en una relacién permanente del campo con la ciudad. También echamos raices a partir de experiencias educativas andantes que, por medio del reconocimiento de los territorios a través de practicas deportivas y politi- cas como el uso de la bicicleta, ensamblan ideas y procesos en lugares comunitari- % La Minga Juvenil Nacional fue “un proceso de unidad, convergencia y constucon colectva de diversos process de organizacién juvenly estudiantl (urbanos, rurales y unvorstaias) de varias regiones del pals, comprometidos con las justas luchas socials y Populares, en la bisque de un mejor pas ya reivindcacin permanente de los derechos a través dele organizacin, la uniad en ya movilzacién socal." Minga Juvenl, 2013) Exraido el 10 de jlo 2019 de htps:/mnaconalblogspot.camfypag-prue- La comunidad ambiental Sie Kika (En lengua Muisca:Sie= Agua: Kika=Tierr para sembray, es un proceso comunitaro que nace en 6! baro Laguneta de a focalidad Tunuelito en Bogot, y que genera procasos de educacién ambiental apart de a reacién del Aula ambiental ue es una huerta ubicada en espacio pico y de acceso libre a la comunidad. Este proceso genera incidenca temtoraly ‘barra, asi como participa en escenaras de ordenamionta y adminstracin local como las Juntas de Accién Comural dol Barrio Laguneta y la Junta de Accion Local, acemés de los escenarios Disitales de olscusién de espacio pbico en Bogota 27 os como la Casa Cultural “El Trébol de todos y todas”, que siguen andando por la ciudad movilizando las ideas y propuestas para fortalecer la participacion de nifios, nifias, jovenes y la comunidad en general, buscando formas dignas de habitar los espacios urbanos Asi mismo, entre los afios 2014 y 2015 nos volvimos a encontrar con compafieros y compafieras de la regidn de Antioquia, con quienes afios atras se habia construi- do la FEAC a nivel nacional, y que ahora, fuera de la universidad, mantenian una propuesta para la defensa de los territorios desde la educacién rural agroecolégica Este proceso trajo consigo el relacionamiento con una asociacién de familias camp- esinas y algunas organizaciones ambientalistas que alimentan una propuesta de articulacion regional en defensa del territorio, denominada Cinturon Occidental Ambiental (COA). De esta manera, emprendimos un nuevo reto de enraizar nues- tra Tierra Libre en un territorio alejado, pero con experiencias bastante cercanas a la nuestra y con la perspectiva de seguir sofiando tierras libres con muchas mas personas. El desarrollo de las ideas sobre los territorios y las relaciones sociales, econdmicas y culturales que se dan en los mismos, focalizaron nuestra practica en la constante disputa por la defensa de los territorios y de la vida que éstos albergan, contra- poniéndonos a tendencias y politicas propias de un sistema de explotacién y extraccion, y construyendo alternativas de vida y de resistencia. Sin duda, esta ampliacion y consolidaci6n territorial fue uno de los principales sucesos que forta- lecio nuestra organizacion y que hoy dia le permite un mayor soporte y estabilidad alo que durante afios vienen mutando, transformandose y afirmandose, haciendo que esas semillas maduren y generen cada dia procesos mas sdlidos y propuestas mas estables. Ahora, luego de muchos afios de trabajo y proyeccion alrededor de la agroecologia, la soberania alimentaria y la educacién popular, es posible avanzar en la material- izacion de espacios para la formacion técnica y politica en nuestros ejes de trabajo. Asi, en torno a la propuesta de agroecologia contamos con espacios como lo son La Casa Cultural] Trébo! do todos y todas" es un espacio recuperado y reconstuido por f accén conjunta entre personas dela comunidad y colectivos de trabajo que, a partir de conocimientos téenicos y pedagdgicos, mejoran la infraestructura de la casa y construyen procesos educativos, atisicos y deportivos. que le dan movildad inlsraccién a este espacio con ls comunidad del bario Ciudad de Cal en a Localidad de Kennedy en Bogota %5£] COA "es la ariculacién ycoordinacin de argarizaciones campesinas,indigoras, ambientales y socials quo buscan defender y protager el temori, y el derecho tetera, como un espacio de constuccién colectva, sagrado para la vida, on el cual se tajon relaciones sociales, cultures, politicas,econdmicas y ambienales, dando orgon a identidades compartidas,constiuyendo el patimo- rio ambiental, social y cultural en el surest anfioquerio mediante estrategias de accién regional.” Extraido el 10 de julio 2019 de ntoeoatertoriosagrado.orginturon-occidenta-ambienta-coa! 28 ‘TODA TIERRA UENAMERECE SER LIBRE las biofabricas comunitarias en los municipios de Pandi, Silvania, Tibacuy y Fusag- asuga, la adquisicion de la Finca Escuela Tierra Libre ubicada en el municipio de Pasca Cundinamarca, y el espacio de comercializacion de productos organicos y campesinos Ecotienda La Huerta en el municipio de Fusagasuga. Todas estas, propuestas ancladas a la defensa de los territorios, la biodiversidad, la vida y la autonomia de las comunidades, vinculadas a una propuesta mayor de movimiento ambiental en la Provincia del Sumapaz, que tiene como prioridad el trabajo cooper- ativo, asociativo y de liderazgo por el bien comun. En el marco del trabajo pedagégico y educativo, hemos adquirido mayor experien- cia y reconocimiento en escenarios académicos, institucionales y especialmente populares, que respaldan nuestra idea de mantener procesos educativos que surjan en los lugares marginales y que proyecten la incidencia de la juventud y la nifiez excluidas, en espacios institucionales como las universidades ptblicas y en procesos de gobernanza y participacién politica estatal, asi como también la construccién de espacios propios que recuperen las formas de ser y hacer de los sectores populares de nuestro pais. Hemos consolidado propuestas pedagogicas y didacticas de trabajo con diferentes poblaciones rurales y urbanas, teniendo como principio el dialogo de saberes y el intercambio de experiencias, que prioriza relaciones horizontales entre las perso- nas y que proyecta la toma de conciencia y el reconocimiento de otros y otras para la busqueda colectiva de nuevas formas de relacionarse con el mundo. Ejemplo de lo anterior son la consolidaci6n de los Circuitos de Pre-Universitarios para la aspir- acién y el ingreso a universidades pUblicas como la Universidad Pedagdgica Nacional y la Universidad Nacional de Colombia, e! proceso formativo del Aula Ambiental Sie Kika con nifios y nifias, la Escuela Juvenil Campesina y las Escuelas Campesinas Agroecolégicas en la Provincia del Sumapaz, la Escuela de formacion politica La Colmena, la Jornada Nacional de Vivencias Campesinas, entre otros procesos que le dan firmeza y consciencia hoy a nuestra organizaci6n. La corteza de este arbol esta llena de elementos que recubren ideas, conceptos, fundamentos y principios, sostienen un andamiaje de sucesos que van y vienen y que llenan de vida la historia de nuestra organizacion. Las ideas, la simbologia y la formaci6n ideolégica de! proceso se apegan a formas de ver el mundo distintas, recuperando los sentidos del amor, los afectos, |a confianza y el respeto por los territorios, haciendo que el tejido que se construye entre compafieros y com- pafieras sea cada vez mas diverso en visiones y en acciones, lo que nos llene de mayores conocimientos y nos identifique de una manera propia. Como dice Adelar 29 Joao Pizetta “La fuerza de cualquier organizaci6n esta en la construccién colectiva, la cual se relaciona con multiples factores, a partir de una realidad determinada, concreta. La fuerza del pueblo esta, justamente, en su organizacion y su lucha” (Pizetta, 2005, p 9). Hoy seguimos escribiendo nuestra historia, convencidos y convencidas de que venceremos y conseguiremos esa tan anhelada transfor- macién, donde todos y todas sin distincion vivamos bien, sin desigualdades, sin opresores y sin injusticias. LAS CORTEZAS DE NUESTRO ARBOL Nuestra confluencia como referente organizativo ha estado ligada a la construccién de movimiento social, entendido como fuerza autonoma y organizada que proyecta la politica para el pais, teniendo como objetivo la reivindicacién y transformacién de la realidad desde las propuestas territoriales, nacionales y con vocacion internacio- nalista Tierra Libre, con base en su objetivo estratégico, contempla y potencializa en su estructura y funcionamiento las dindmicas regionales que vienen naciendo y el trabajo sectorial y/o tematico, en donde se posibilita no solo crecer cuantitativa- mente, sino fortalecer y cualificar las formas de actuar en favor de las reivindica- ciones sociales, ambientales, educativas y culturales. De esta manera, se plantea la principal intenci6n de consolidar la organizaci6n social y politica en los territorios y contribuir en la unidad y fortalecimiento del movimiento social a nivel regional y nacional, anclado o cercano a nuestras proyecciones organizativas. En el momento actual se identifican los movimientos sociales como principales sujetos politicos en la transformacién, como protagonistas de acciones colectivas llenas de simbologia, identidad y sentido. Son considerados como escenarios de edificacion de suefios y construccién de caminos en la bisqueda de una sociedad mas justa, en donde prevalezca la vida y los derechos. La identidad de los movi- mientos sociales juega un papel importante, no solo en lograr la unidad desde la diversidad, sino en producir y reproducir sus ideales, propdsitos y accionares, buscando garantizar la pervivencia de estos y la aglutinacién de mas personas y colectividades, y para esto necesita ser capaz de irrumpir en la cotidianidad y permitirse ingresar a otros lugares de la sociedad. El movimiento social es la accién que se orienta culturalmente y que genera conflictos sociales, en el marco de la dualidad de una clase con posicién dominante 30 TODA TIERRA BUENAMERECE SER LIBRE sobre otra (Touraine, 1987), es decir, surge de la confluencia de ideas que se vuel- ven acciones politicas para la transformacin de un orden en donde un grupo de personas ejerce dominio u opresién sobre otro. De esta manera, se convierte en agente de conflictos estructurales de un sistema social que, en el caso de América Latina, se ve ilustrado en las condiciones de dominacién, desigualdad y represion, buscando transformar estas dinamicas por multiples posibilidades y alternativas donde prevalezca la horizontalidad, la equidad y la igualdad. Melucci (1999) sefiala que la configuracion de los movimientos sociales esta dada por la respuesta de la llamada accién colectiva que genera tensiones para desestabilizar el sistema social, lo que produce creencias generalizadas, cultural e identitariamente defini- das, que movilizan acciones y buscan el restablecimiento de nuevas practicas para lograr el equilibrio del sistema. En los ultimos afios, la lucha de los movimientos sociales colombianos ascendié y logré posicionarse en el escenario nacional a través de la confluencia de distintos procesos organizativos y apuestas reivindicativas que confrontaron el establec- imiento y las politicas de los Ultimos gobiernos, logrando unas reivindicaciones concretas y poniendo en evidencia las contradicciones entre el modelo politi- co-econdmico de despojo y las propuestas del buen vivir promovido por los movi- mientos sociales a través de diversas propuestas politicas, econdmicas y cultura- les para el campo y la ciudad. Estos movimientos sociales que agrupan distintas apuestas colectivas logran la construccion de algunas identidades comunes, aun fragiles pero que van cogiendo fuerza y haciéndose mas grandes en la medida que llegan y se reproducen en los territorios, convirtiéndose en mandatos de los pueb- los. Ese acenso de las luchas sociales responde a un periodo de profundizaci6n de las desigualdades, al aumento de la violencia en el marco de un conflicto armado inter- no y a la relacién de las leyes y proclamas del Gobierno Nacional actual, que profundizan en el despojo de los territorios con interés de las élites econdmicas, frenando las iniciativas econdmicas solidarias que se dan desde lo local hacia lo nacional, generando pérdidas o decrecimientos econdmicos de las industrias nacionales y negando la soberania del pueblo colombiano a la hora de decidir sobre sus territorios. Sumado a esto, las politicas extractivas minero-energéticas y el agronegocio que amenazan la vida de las comunidades y de los territorios, y que a su vez ponen en riesgo las actividades productivas familiares y asociativas principalmente agropec- uarias, responden a los intereses de capitales extranjeros que ven nuestro pais 34 como la posibilidad de acumulaci6n de recursos y materias primas producto de la naturaleza. Asi mismo, las politicas estatales tendientes a la mercantilizacion y privatizacién de derechos como la educacién y la vivienda limitan a las poblaciones urbanas y rurales a acceder de forma digna a condiciones basicas de vida y subsis- tencia, generan precariedad y desdibujan la legitimidad del acceso y permanencia que tienen las comunidades a bienes comunes basicos, a derechos y garantias para vivir. El modelo politico y econdmico actual pone su mirada cada dia mas hacia los bienes comunes, la propiedad sobre los bienes de la naturaleza y la apropiacién de! trabajo de las comunidades, pues es la principal estrategia para afectar los territorios y la economia de los sectores populares. Es esto mismo lo que anima el despertar de la conciencia de la poblacién, quien demuestra con acciones individ- uales y colectivas, que esta dispuesta a organizarse y movilizarse por la defensa de elementos vitales como el agua, la educaci6n, la economia propia, la vivienda y la paz. La esperanza en nuestro pais revive luego de mantenerse por muchos afios en medio de un conflicto armado que parecia no tener ninguna salida mas alla de la confrontacion y la guerra, ahora pasamos por un momento trascendental de nues- tra historia. El proceso de negociacion entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, que inicia en el afio 2012 y culminan con la firma del Acuerdo final para la terminacién del conflicto y la construccién de una paz estable y duradera” en el afio 2016, prometia dar un giro en la forma de ejercer la politica en nuestro pais, ampliando no solo la participacion de otros sectores politicos, sino mejorando las condiciones de la llamada oposicién, que por afios venia siendo invisibilizada y silenciada tanto en los escenarios formales como los informales. Sin embargo, aunque el proceso de paz permitié el avance en términos de encontrar otras salidas distintas a la guerra para un conflicto armado que lleva mas de medio siglo, reconocemos que el mero acuerdo entre una de las insurgencias que opera- ba en nuestro pais y un Gobierno de turno, no son la solucién al conflicto general por el que pasamos y mucho menos el logro de una Paz real para nuestro pais, ya que no discute las garantias sociales y econdmicas mas alla de! marco de la guerra 27EI documenta que contiene el Acuerdo fnal para la terminacién del confcto y la construccién de una paz eslable y duradera, fue firmado en el afo 2016 luego de 4 arios de calogo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerila de las FARC-EP, los principales puntos de negociacion que estan consignados en este documento son 1. Reforma Rural Integral; 2. Partcipacion poltica y apertura democréica para constr la paz; 3. Ces al fuego y de hostiidades bilateral y definitive y dejacién de las armas; 4, Solucién al problema de drogasilictas; 6. Vicimas; 6. Mecanismos de imolementaciény verfcacién, 32 ‘TODA TERRABUENA MERECE SERLIBRE armada. Sumado a lo anterior y debido en parte al cambio de Gobierno y el incum- plimiento en los acuerdos pactados, nos enfrentamos a una deslegitimacién de la Negociacién como método de resoluci6n de un conflicto armado con perspectiva de construccién de paz y fin de la violencia, lo que ha venido desencadenado en actos que agudizan las condiciones de seguridad y proteccion y que vulneran la vida y el ejercicio politico de aquellas personas que en las regiones proyectan formas de convivencia, justicia y liderazgo propio en favor de sus comunidades y territorios La violencia ejercida sobre lideres y lideresas en nuestro pais, aunque ha sido constante en la historia politica del ultimo siglo, ahora viene aumentando y trasfor- mando sus mecanismos de accion para la intimidacion, desaparicion y eliminacion de todo aquello que se encuentre “fuera del establecimiento”. El informe publicado a inicios del 2017 por e| Programa Somos Defensores dice al respecto: “Entre enero de 2009 y diciembre de 2016 fueron asesinados 458 defen- sores(as) en nuestro pais. Una cifra abrumante con respecto a otros paises en el mundo. Con el fin del conflicto con las FARC se tenia la esperanza de que la violencia se detuviera, pero no fue asi, se incre- mento. Y estas muertes continian en aumento por muchas razones profundas, pero una de ellas es que los responsables de estos homicid- ios (materiales e intelectuales) nunca van a la carcel y los casos quedan en completa impunidad, no hay investigaciones contundentes y en caso de que las haya, van a parar al archivo. Este es el peor mensaje que puede mandar el Estado de un pais a quienes delinquen, ya que se incentiva el delito en lugar de castigarlo al ver que no hay consecuencias de sus actos” (Programa Somos Defensores, 2017, p 10) Lo anterior es una muestra del aumento en los asesinatos de lideres y lideresas y el papel que cumple el Estado en la accion u omisidn de prevencidn y proteccion ante situaciones que agreden no solo a las victimas directas y sus circulos cerca- nos (familiares, sociales), sino que a su vez reproducen sentimientos de miedo, frustracion y desesperanza, siendo ésta la estrategia para frenar las actividades movilizadoras y de accion colectiva de organizaciones y del movimiento social en general. Frente a los autores de estos crimenes, es posible identificar que siguen siendo los grupos paramilitares los mayores responsables de los casos de agresion, sumado a otros tipos de actores armados legales e ilegales, asi, de los 33 458 homicidios antes mencionados, 145 son atribuidos a grupos de incidencia paramilitar (Programa Somos Defensores, 2019, p 4). “Entre enero de 2009 y diciembre de 2016 fueron asesinados 458 defensores(as) en nuestro pais. Una cifra abrumante con respecto a otros paises en el mundo. Con el fin del conflicto con las FARC se tenia la esperanza de que la violencia se detuviera, pero no fue asi, se incrementd. Y estas muertes continuan en aumento por muchas razones profundas, pero una de ellas es que los responsables de estos homicidios (materiales e intelectuales) nunca van a la carcel y los casos quedan en completa impunidad, no hay investigaciones contundentes y en caso de que las haya, van a parar al archivo. Este es el peor mensaje que puede mandar el Estado de un pais a quienes delinquen, ya que se incentiva el delito en lugar de castigarlo al ver que no hay consecuencias de sus actos” (Programa Somos Defen- sores, 2017, p 10) “Para el primer trimestre (enero-marzo) del 2019, el Programa Somos Defensores, mediante e! Sistema de Informacion sobre Agresiones contra Personas Defensoras de Derechos Humanos en Colombia (SIADDHH), registro 245 agresiones individuales, representadas en asesinatos, atentados, amenazas, judicializaciones y robos de infor- macién sensible. Hechos que vulneraron o pusieron en riesgo la vida y la integridad de las personas dedicadas a algun tipo de liderazgo social. Estas situaciones se ven reflejadas en la obstaculizacion de la defensa y la promocién de los derechos humanos en Colombia. (Somos Defen- sores, 2019, p 1). Resulta prioritario hoy en nuestro pais velar por la protecci6n de los liderazgos y de los procesos sociales y comunitarios que son la base de una propuesta de pais distinto, asi los derechos humanos prevaleceran y la vida y habitabilidad digna de la sociedad sera un pilar fundamental. En este contexto, como organizacién consideramos trascendental y estratégico profundizar en nuestro objetivo de alimentar de propuestas y acciones al movi- miento social, a partir de la consolidacion de apuestas regionales y sectoriales que contribuyan en la elevacion de la conciencia y el conocimiento de las personas sobre una realidad desigual e injusta, a la vez que se construyen alternativas y compromisos para la defensa de la vida y los territorios. La disputa de escenarios 34 TODATIERRA BUENAMERECE SER LIBRE de participacién e incidencia politica para las comunidades ha sido una de las principales formas de concientizar en las regiones, pues permiten problematizar las situaciones de injusticia a la vez que se transforman las practicas y nociones de “hacer politica” tan desdibujadas y recriminadas. Esta elevacion de la conciencia debe ir de la mano del fortalecimiento de redes y tejidos entre procesos y apuestas locales y regionales, que permitan mostrar la posibilidad de juntar y ser cada vez mas grandes, influyendo en la correlacion de fuerzas para vislumbrar una nueva realidad. Los procesos organizativos hoy se vienen enfrentando al reto de crear y recrear formas de actuar y de permitir captar la atencién de la sociedad en su conjunto, pues si bien no es posible en estos momentos hablar de movimientos sociales que sean “a-politicos”, tampoco puede dejarse de lado la carga cultural e identitaria que nuestro pais y la influencia latino- americana tienen en nuestros pueblos tan diversos. La politica es cultural, por lo que resulta fundamental pensarse los movimientos mas alla de un ejercicio de legislacién y/o participacion, sino como escenarios sociales de identidades, de subjetividades y de construccién de ideales. Nuestra organizacion apunta a avanzar en los niveles de participacion e incidencia politica, que ademas sumen esfuerzos en los ejercicios movilizadores, ala vez que se proyectan la cohesion y unidad para la construccidn de identidades territoriales amplias y llamativas. La practica social y la teoria politica son fundamentales para gestar nuevas luchas y nuevos actores sociales que construyan acciones colecti- vas mas contundentes y sobre todo conscientes, “al leer, estudiar y discutir politica- mente sobre la propia practica -en suma, al adquirir formacion politica- se generan condiciones para realizar una militancia que no degrada ni la practica nila teoria y que, antes bien, se conciben como unidad” (Sandoval, 2009). Asi, nuestra organizacion viene enfocando sus esfuerzos en la consolidacién de procesos territoriales anclados a ejes de trabajo y accién de interés nacional, buscando la consolidacion de un gran movimiento social que logre articular a difer- entes sectores y procesos politicos que quieran un cambio en nuestro pais. Para ello, a través de los afios hemos adquirido mayor experiencia técnica, formativa y practica en temas especificos que para nosotras y nosotros nutren nuestra propuesta politica, estos temas han sido definidos por nuestro proceso como ejes de trabajo y funcionan de forma trasversal y horizontal en lo amplio de la organi- zacion. 35 Nuestros principales ejes son: el eje agrario, e| eje ambiental, el eje educativo y el eje urbano. Los ejes, al ser la corteza de nuestro tronco, cumplen funciones impor- tantes en tanto se encargan de proteger nuestras visiones, ideas y formas de trabajo, pues nos mantienen con vida por medio del transporte de aquellas propuestas y acciones que son nuestra alimentaci6n y que llegan a través de los demas organos como hojas y flores, para nutrir nuestro arbol A continuacién, abordaremos cada una de estas cortezas, profundizando en el contexto nacional y regional, asi como en las propuestas que como organizacién hemos construido para “avanzar con alegria en la busqueda de la utopia, en la construccién de un pais que avance surcando los caminos del buen vivir para todas y todos.” (Pulido, M. 2018. p 3). 36 TODA TIERRABUENAMERECE SER LIBRE CORTEZA AMBIENTAL En nuestro tiempo vivimos una profunda crisis ambiental que amenaza la perviven- cia de ecosistemas estratégicos y de muchas especies bioldgicas, incluida la espe- cie humana. La degradacion acelerada de ecosistemas estratégicos, la contami- naci6n de las fuentes de vida (agua, suelo, aire), el cambio climatico y la variabilidad climatica, son algunas de las consecuencias de un modelo de desarrollo hegemoni- co, centrado en la acumulacin de capitales, el despojo de los bienes naturales y la sobre explotacion de la naturaleza y los seres humanos. La politica ambiental colombiana nunca ha sido una prioridad real para los gober- nantes y en la actualidad el gobierno nacional le da continuidad a la “confianza inversionista” que promueve la inversion de capital, especialmente con la inter- vencion de transnacionales en el territorio colombiano. Es preciso afirmar que el gobierno lleva mas de una década desplazando la vocacién agropecuaria y ambien- tal de los territorios para destinarlos a la economia extractivista al servicio de las empresas multinacionales. En la actualidad se profundizan los conflictos socioambi- entales con la apuesta dirigida en el plan nacional de desarrollo (PND), que en uno de sus articulos plantea que se “promovera la inversion privada en el sector mine- ro-energético y sus encadenamientos productivos como un mecanismo para gener- ar precios competitivos e impulsar el crecimiento econdmico’. Con esta vision de desarrollo para Colombia se abren las puertas para seguir impulsando una economia basada en el saqueo de los bienes naturales, donde se contempla la posibilidad de desarrollar la obtencién de nuevas fuentes de hidrocarburos con la técnica llamada fracturacion hidrdulica o “FRACKING™. Estas dinamicas del modelo de desarrollo extractivista han desatado una serie de conflictos socioambientales territoriales, por este motivo las comunidades se han organizado entorno a la defensa del agua y el territorio, la articulacién del movimien- to ambientalista colombiano, la promocién de un ordenamiento ambiental y territori- al que garantice la proteccién de los bienes comunes, la permanencia de las comu- nidades en sus territorios y el rescate de la cultura campesina. Como Tierra Libre avanzamos en la construccién de propuestas de ordenamiento y 2 Es la implementaciin de una técnica de extraccién de hidracarburos contends en yacimiontos denominados no convencionales “llamado frackng- que he sido cuestionad en el mundo entero por los riesgos ambienfales que conileva, El fracturamiento que usa ‘agua a presién, es una técnica que genera gritas en capas de raca que no sufiron este tipo de defermacién a o largo de su historia geol6gce y, por fo anto, no iberaran hidrocarburos evertualmenle cortenidos en ellas. Recuperado de htps:/sostenibilded sema- a. comioginionarticulahacking as-necesaras-ciscusiones-ambionales/37062 37 gestion ambiental territorial con diferentes actores sociales y comunitarios de los territorios en los que trabajamos. Algunas de las acciones que defendemos tanto en la ciudad como en el campo son: la gestion comunitaria del agua, la identificacion de determinantes ambientales en el territorio, el ordenamiento socio-productivo con enfoque agroecolégico en las zonas de produccién agropecuaria y zonas urbanas con vocacién agricola, la generacién de conocimiento sobre los ecosistemas y la biodiversidad, los procesos de educacidn ambiental no formal, la promocién de la gobernanza ambiental y los planes, programas y proyectos ambientales para la conservacién de los ecosistemas y la biodiversidad, entre otras, que son orientadas a la conservacién de la naturaleza, la proteccidn de los territorios, la creacion de alternativas de habitabilidad en la ciudad y la permanencia digna de campesinos y campesinas en la ruralidad. Dentro de los principales fundamentos de trabajo en la dinamica territorial esta la construcci6n de un ordenamiento socio-ambiental donde se pueda contribuir en los procesos comunitarios de defensa del agua y los bienes comunes, en el marco de conflictos territoriales por extractivismos que generan no solo una transformacion fisica y paisajistica, sino que involucran la economia, la productividad, la cultura y las dinamicas politicas y sociales de los territorios. Con esto se busca afianzar los procesos de ordenamiento territorial desde las comunidades y generar incidencia en las politicas ambientales del pais (Tierra Libre, 2018). Actualmente los escenarios a través de los cuales se desarrolla este eje son: 1. El Comité Ambiental Fusunga creado en el marco de la Consulta Pop- ular en Fusagasuga durante el afio 2018 y constituido por lideres comuni- tarios del campo y la ciudad, grupos juveniles ambientalistas, represen- tantes de acueductos comunitarios, Juntas de Accién Comunal y Veedores Ambientales. Actualmente se constituye como una propuesta comunitaria cuyo objetivo es consolidar un gran Movimiento Ambiental y Politico que articule las propuestas socioambientales a la incidencia politica institucion- al y la participacién ciudadana. 2. La Escuela del Agua que es un proceso de formacién para lideres y lideresas ambientales, donde se cualifican las capacidades técnicas y politicas para el desarrollo de propuestas en defensa del agua y el territo- tio. Esta escuela funciona desde el afio 2016 y ha sido de gran importancia 38 TODA TIER®ABUEN ERECE SERLIBRE para la articulacién regional, la identificacion de los conflictos territoriales, la construccion de propuestas, la formacién de liderazgos y la apropiacién cultural y ambiental del territorio. 3. El Aula Ambiental Sie Kika el cual es un proceso comunitario que se consolida como un espacio fisico y simbdlico de defensa y proteccién de las semillas, la agricultura organica y la educacién ambiental en territorios urbanos. Este proceso tiene una apuesta grande por la reivindicacin de las actividades agricolas, de la mano de la construccién de acciones para la proteccién de espacios de importancia ambiental, asi como la defensa de formas alternativas de habitabilidad y utilizacion de los espacios publicos y comunes en las ciudades. 4. La defensa del territorio sagrado del Sur Oeste Antioquefio en donde a partir de la articulacion con el Cinturén Occidental Ambiental (COA), se han venido generando alternativas para la construccion integral de los territorios como mecanismo de defensa y proteccién ante los proyectos extractivistas que buscan principalmente, a partir de la mineria, expropiar a las comuni- dades de sus tierras y de su cultura. Reconocemos que el sistema capitalista y su modelo extractivista, ha permeado a la sociedad imponiendo formas de relacionarse con los bienes naturales, que van en contravia de los intereses de conservacion y proteccion de la vida. “Se han, priorizado actitudes y practicas individualistas, competitivas y de exclusion entre campesinos y campesinas, y de estos con la tierra y la naturaleza, lo que ha promovido practicas de destruccion y uso indebido de los bienes naturales” (Gutiér- tez & Silva, 2018, p 109), imponiendo relaciones de orden transaccional entre los seres humanos y la naturaleza, la mercantilizacién del agua, la tierra y demas bienes naturales, han sido reproducidos en las comunidades a través de la cultura, la educacion y la comunicacion. Por ello, consideramos que los ejercicios de formacién son necesarios para la toma de conciencia, que cambie la relacién que tenemos con la naturaleza y la vida para que, a partir de acciones colectivas e individuales, se promueva el cuidado, el respeto y la proteccién de los territorios. Las acciones que como organizacion se han realizado alrededor de esta corteza son: 39 - Los procesos de formacion y cualificacion de las capacidades de los lideres y las lideresas regionales mediante procesos de formacién en herramientas juridi- cas, comunitarias y de participacién politica. - Las actividades de fortalecimiento organizativo para la defensa del territorio y el ordenamiento socioambiental por medio del acompafiamiento organizacional que promueve la articulacion regional.” - La denuncia, difusion y visibilizacion de los conflictos socioambientales por medio de espacios que permitan abrir el dialogo e integrar a la sociedad en las deci- siones sobre sus territorios, tales como los Foros municipales, charlas académicas y comunitarias, recorridos ambientales, caravanas por el territorio, entre otros. - La incidencia y participacion en escenarios institucionales y no instituciona- les de construccién de los Planes de Ordenamiento Territorial y los Planes de Manejo Ambiental, asi como el impulso de mecanismos de participacion de la sociedad en la toma de decisiones sobre los territorios como las Consultas Popu- lares y los Acuerdos Municipales” - La movilizacion social como estrategia de exigibilidad de los Derechos Humanos y Ambientales, pero también como escenario de visibilizacion y sensibili- zaciOn frente a las propuestas de defensa socioambiental de los territorios. - Y finalmente, la investigaci6n y formacién constante acerca de los territorios y las politicas que benefician o perjudican a las comunidades. Para ello articulamos los procesos territoriales a espacios institucionales académicos como las universi- dades, quienes a partir de convenios contribuyen a los territorios con procesos de formacién e investigacion:” 28 Un ejemplo do ests procosos as la creacin yconsolidacion do la Cooperative Agroambiontal La Huet, quo es un escenario de iegracion yarticulacin de as propuestas productive, econdmicesy plicas de campesinos, campesinas productre, asi como personas involucradas con fa defonsa do os ttoris a part de propuestas de agrcutura organic, rescate do some, protec ambiental y rocesos de educacién rural en la Provincia del Sumpaz 3 Homos partcpado o impulsado estos mecanismos en municipios dela Provincia del Sumapaz en Cundinamarca y en municipios del Suroeste Antoqueto, ::Enlaactalsedcontamos con dos convenios con Universidad enol Departamonto de Cundinamarca: La Universidad de Curlna- marca (UDEC) y la Universidad Pedagdeica Nacional (UPN) con las cules heras desarllado procesos de formacion a part de fas prictcasinvestigavas y las pasatias do os programas de Pre-rado 40 TODATIERRA BUENAMERECE SER LIBRE > CORTEZA AGRARIA Las comunidades rurales (campesinas, indigenas, afrocolombianas) de nuestro pais, en el transcurso de la historia han sufrido las consecuencias de nefastas politi- cas agrarias, del conflicto armado, del abandono del estado y de los gobiernos de turno que nunca han tenido la voluntad politica para resolver los problemas estruc- turales del campo colombiano y que por el contrario han sido responsables de la pobreza, la segregaci6n y la exclusion de quienes viven en la ruralidad. La historica desigualdad sobre la tenencia de la tierra ha sido una de las causas principales del conflicto agrario y del conflicto armado en Colombia. El acaparamien- to de tierras, sumado a las politicas agrarias, la politica extractivista, la debilidad del estado y la poca voluntad de la clase politica para atender las demandas del sector tural y en particular del campesinado, configuran hoy un contexto agrario con diver- sidad de conflictos territoriales y grandes limitaciones para el desarrollo rural, la construcci6n de la territorialidad y la vida campesina. (Pulido L. 2018). Los analisis recientes sobre el Tercer Censo Nacional Agropecuario alertan sobre cémo se ha ido agravando la distribucidn de la tierra en Colombia hasta alcanzar niveles extremos y resaltan algunos aspectos trascendentes para el pais en relacion a la tenencia de la tierra y el uso del suelo, el acaparamiento improductivo de la tierra, el predominio de la ganaderia extensiva y un complejo panorama con relacion alos conflictos de uso del suelo en todo el territorio nacional. (Guerefia, 2017). El modelo de desarrollo rural del agronegocio se impuso desde hace varias de déca- das en la agricultura a través del paquete tecnoldgico de la revolucién verde, que incluye: la generacion de monocultivos, la alta mecanizacion para la producci6n, la utilizacion de semillas hibridas y transgénicas, asi como de fertilizantes y de venen- os, lo que genera una alta dependencia de insumos externos, que solo benefician a las grandes empresas transnacionales y a los sectores empresariales de la agroin- dustria y de la alimentacion. Este modelo que a su vez basa el mercado en la export- acion, no ha logrado impulsar el desarrollo rural en el pais, por el contrario, ha gener- ado graves efectos en la cultura y economia campesinas, en la degradacioén de suelos, en la contaminacion de fuentes hidricas y que a su vez generan graves afectaciones en la salud de los productores y trabajadores agricolas. Las politicas agrarias y los tratados de libre comercio han privilegiado la importacién de alimentos generando una competencia desleal entre los productos nacionales y los de los paises industrialmente desarrollados, que ademas cuentan con amplios 4 subsidios en la produccién de alimentos a gran escala, por lo cual llegan a precios mucho més bajos que los de produccién nacional, llevando a la quiebra a producto- res nacionales y amenazando la soberania alimentaria del pais. Es evidente que el sector agrario colombiano se encuentra en una profunda crisis, fruto de la profun- dizacion del modelo econémico actual que se caracteriza por dar privilegio a la economia extranjera en la que prima la exportacin de materias primas y la import- acion de alimentos, aniquilando la economia campesina y la autonomia en los procesos de produccién agraria y en la alimentacion de toda la poblacién colombi- ana. En Tierra Libre amamos el campo y nos reconocemos de identidad campesina, somos defensores de la tierra, el territorio y los derechos de los y las campesinas, pues estamos convencidos y convencidas de la imperante necesidad de generar un cambio profundo en el sector agrario de nuestro pais. Por ello, hemos avanzado enfocando varios de nuestros esfuerzos hacia la construccidn de procesos agrarios territoriales y nacionales que aporten en la construccién de propuestas politicas nacionales, lo anterior, con base a nuestras principales banderas de lucha que son: las agriculturas para la vida, la economia campesina, la soberania alimentaria, la defensa de la tierra y territorios campesinos e interculturales, el reconocimiento de los derechos del campesinado, y la valoraci6n, rescate y significacion de la identidad y la cultura campesinas. Por ello, desde Tierra Libre venimos construyendo procesos de organizacién camp- esina enfocados en la creacién de propuestas y apuestas que nos ayuden a surcar los caminos de un nuevo campo colombiano. De la mano de las comunidades camp- esinas venimos desarrollando escenarios de formacién tedrico-practicos en agricul- tura organica, en procesos productivos para la transicién agroecolégica, en fortalec- imiento de los sistemas de produccion, en la recuperacion de semillas nativas, en la construccién de planes de economia propia y de soberania alimentaria® Asi mismo, se ha trabajado en la creacién de procesos de economia campesina propia como las ferias y mercados campesinos que permiten por medio de la coop- eracion, la solidaridad y el apoyo mutuo, la asociacién de familias campesinas para los procesos de comercializacién de sus productos. Ademas, estas propuestas fortalecen una lucha mas estructural que incentiva la creacion de espacios de ° Todas estos procesos se enfocan en empezar a elminar la dependencia de los insumos quimicos en las prosesos de produccién ‘agrara aprovechando fodos los elementos quo la misma naturaleza nos bnda para generar alimentos sanos y saludables para e} consumo humano promoviendo,procesos productves diversas que rompan con las legicas de produccién que el agronegocio ha impuesto, 42 ‘TODATIERRA BUENA MERECE SER LIBRE comercio justo que garanticen procesos econdmicos sdlidos y que generan a su vez condiciones de vida mas dignas para las comunidades. Los procesos territoriales de base campesina son fundamentales para lograr un cambio estructural en la ruralidad colombiana, pero sabemos que no son suficientes Por ello, generamos procesos colectivos de capacitacién y formacién politica y tecni- ca, e incentivamos a las y los integrantes de nuestra organizacion a que se formen integralmente para hacer parte de espacios institucionales que permitan incidir en las politicas publicas agrarias, de forma tal que podamos mitigar, prevenir o frenar el avance de las politicas neoliberales, y construir y ejecutar propuestas que permitan crear politicas publicas 0 proyectos que beneficien a las comunidades campesinas. Nuestros procesos de organizacién campesina y de incidencia en el sector agrario se encuentran en una fase de consolidacién, con avances valiosos y grandes retos por delante. Nuestras expectativas estan centradas en el fortalecimiento de los espacios organizativos con las comunidades, que nos permitan desarrollar de manera mas estructurada los procesos agroecolégicos, de economia campesina propia y de soberania alimentaria, asi como en cualificar y ampliar nuestra inciden- cia en espacios institucionales para seguir avanzando en la implementacion de nuestras propuestas politicas para el bienestar del campo y su gente. Las propuestas politicas que tenemos para el campo nacen desde la experiencia y construccién de los procesos territoriales, del aprendizaje en los escenarios de encuentro y la construccién con el movimiento campesino y social nacional e inter- nacional, del estudio que hemos hecho como organizacién sobre la realidad agraria del pais y la viabilidad de su implementacién en el contexto actual. De esta manera, las principales propuestas son: 1. La produccién agropecuaria y el ordenamiento productivo orientados al fortalecimiento de la capacidad productiva de campesinos, campesinas, afrodescendientes e indigenas con un enfoque agroecolégico, contemp- lando tres componentes basicos: - La autosuficiencia alimentaria para las familias y comunidades locales; - La generacién de ingresos para mejorar las condiciones de vida; y - El manejo sostenible de los recursos naturales que permitan la conser- vacién y la restauracion ecoldgica y ambiental de los sistemas de produc- cion y el territorio. 48 2. La produccién agropecuaria y el uso del suelo enfocados principalmente en cubrir la demanda alimentaria interna (local, regional y nacional) con formas de produccin sustentables. 3. La conservacién de las semillas criollas 0 nativas y de los saberes que se tejen en torno a ellas y la defensa frente a las politicas de certificacion y privatizaci6n, impulsando la consolidacion de territorios libres de transgéni- cos y agrotoxicos. 4. Las politicas agrarias para poner limite a la concentracion de las tierras, garantizar el retorno y acceso de campesinos y campesinas, formalizar la propiedad, regular el mercado de las tierras y delimitar las fronteras agro- pecuarias. 5. La transformacion de alimentos y productos primarios para generar valor agregado a los productos y aumentar la rentabilidad de los productores. 6. La creaci6n y/o fortalecimiento de mercados locales y regionales que privilegien una relacién mas directa entre productores y consumidores, favoreciendo una estrategia de abastecimiento y de comercializacion que parte desde lo local a lo regional y de ahi a lo nacional, reconociendo las tiendas, ferias, mercados, plazas, cooperativas y centros de acopio como espacios legitimos de comercializaci6n. 7. El impulsé a la agroecologia campesina a través de procesos de formacién tedrico - practicos, intercambio de saberes, experimentacion y proyectos productivos con enfoque agroecolégico. 8. La inversién de los entes territoriales en el mejoramiento de vias tercia- rias para mejorar el acceso de los productos campesinos a los mercados, entre otros. 44 TODATIERRA BUENA MERECE SER LIBRE CORTEZA EDUCATIVA Y PEDAGOGICA “Qué conocer, cémo conocer, para qué conocer, en favor de qué y de quién conocer —y, por consiguiente, contra qué y contra quién conocer— son cuestiones tedrico-practicas y 1no intelectualistas que nos son planteadas por la educacién en cuanto acto de cono- cimiento. Cuestiones fundamentales, en dinamica trabazén con otras en torno al acto mismo de educar, de su posibilidad, de su legitimidad, de los objetivos y finalidades de ese acto, de sus agentes, de sus métodos, de su contenido.” (Paulo Freire, 1977, pp 135) En el pasar de los afios como organizacién hemos venido definiendo y proyectando las politicas que como principios guian nuestro proceso en el camino de la transfor- macion de la realidad. Asi, hemos encontrado puntos de inicio que mas que esce- narios de confluencia de contenidos, metodologias y acciones, son transversales en nuestro ejercicio politico y comunitario, pues son praxis de un objetivo estratégi- co que nos hemos trazado. La educacién es uno de estos, punto de partida para generar la transformacion de la sociedad, el reconocimiento de otredades y la exaltacién de saberes y conocimientos propios. En Colombia y en general en Latinoamérica, la educacién esta determinada como politica de Gobierno y no como derecho fundamental, por lo cual es susceptible a determinaciones y voluntades politicas, econdmicas y hasta ideolégicas, que buscan la perpetuacion y la alienacién a un modelo de sociedad en donde preva- lecen los intereses individuales sobre los colectivos, y donde la relacién garantia-derechos esta determinada por la capacidad privada de acceso. Por ello, es cada dia mas evidente que tanto las politicas educativas que buscan la garantia del derecho, asi como los contenidos, metodologias e infraestructuras necesarias para el desarrollo de este, dependen de poderes externos, nacionales y trasnacio- nales, y no de las propias comunidades, quienes tienen que someterse y entrar en la transacci6n de la educacién como servicio, donde obtienen seguin lo que poseen yno lo que necesitan Seguin cifras del Ministerio de Educacion (MEN), en los Ultimos afios el acceso de nifios, nifias y adolescentes (NNA) a una educacion prescolar, primaria y media, viene en aumento pues hay un enfoque desde las politicas del gobierno en ampliar la cobertura para asegurar que mas personas puedan ingresar a instituciones educativas. Sin embargo, esto no es garantia plena del derecho, pues las mismas cifras demuestran que en el 2016 280.562 NNA desertaron de sus colegios y no 45 pudieron culminar sus estudios por otros motivos entre los cuales estan las condi- ciones de alimentacién y vivienda, asi mismo, se estima que mas de 100.000 personas con discapacidad estan excluidas de las instituciones educativas, pues estas no cumplen con la infraestructura ni los profesionales necesarios para acced- er plenamente a la educacién. Por otra parte, se resalta que las condiciones de acceso y permanencia en las zonas rurales se encuentra en peores condiciones pues mientras en zonas urbanas la permanencia escolar oscila en el 82%, en Zonas rurales solo llega a 48% (El Espectador, Comunicado de prensa, 2018). Ademas de la insuficiencia y desigualdad de la cobertura educativa en nuestro pais, es necesario evaluar la calidad de esta educacion que sin duda esta mediada por la inversion economica (en infraestructuras, profesionales, capacidad de inves- tigacion), que parece es privilegio de quienes tienen posibilidad de “pagar para tener’. La tendencia hacia la privatizacion de la educacién tiene como excusa precisamente la mejora de la calidad en un “servicio” que pasé de ser una necesi- dad y beneficio social fundamental para el desarrollo integral de las personas, a una mercancia disponible para quien goce de poder comprarla Es por esto que no sorprende que, en zonas rurales donde se perciben mayores indices de pobreza en Colombia y donde se ha desarrollado con mayor profundidad en conflicto armado, el 62% de los jovenes no logren acceder a la formacion media y tan solo el 1 % logre matricularse a las universidades (Revista Semana, comuni- cado de prensa, 2018), la cobertura es deficiente y no hay mayor inversion econdmica de parte del Estado para garantizar la permanencia de estas pobla- ciones que ademas en la mayoria de los casos se encuentran en zonas alejadas de los centros educativos. Sumado a lo anterior, percibimos en las zonas de influencia de nuestra organi- zacion y de los barrios que habitamos en las ciudades, una constante que ha sido foco de una de nuestras propuestas pedagogicas, y es el acceso de javenes urbanos a la educacién superior. Por diferentes motivos que incluyen la falta de ingresos econémicos para aspirar a estudiar en una universidad, la necesidad de ingresar al mercado laboral por sobre los intereses formativos y la baja calidad educativa de la educacion primaria y secundaria que limita a los y las jovenes a aspirar a becas 0 lograr superar los requisitos para ingresar a la educacion superi- or, vemos que tanto las instituciones de educacién superior pUblicas como privadas no han sido beneficio para el grueso de la poblacién juvenil, sino privilegio para quienes logran obtenerlo. 46 TODA TIERRA BUENA NERECE SERLIBRE A lo largo de los afios hemos desarrollado distintas propuestas pedagdgicas y educativas que buscan, no solo solventar las necesidades de las comunidades en torno al acceso al conocimiento, sino que hemos asumido una nueva forma de entender la relacion educativa de la sociedad, que va en contravia de los intereses de privatizacion, alienacién y reproduccién de un sistema social en donde la educacin es una mercancia. Por ello, siguiendo la propuesta humanizadora latino- americana de la Educacién Popular®, asumimos un compromiso de hacer praxis 6tico-politica para la construccién de una sociedad digna y justa. El eje educativo y pedagdgico ha permitido que la organizacion se acerque a las comunidades con una intencion clara de fomentar didlogos y practicas educativas hacia la generacion de espacios y acciones liberadoras que permiten reconocer que los sujetos marginados u oprimidos somos capaces de protagonizar y transfor- mar la realidad que vivimos, y que para ello es necesario el conocimiento de la realidad, el analisis critico de los contextos, las dinamicas sociales, politicas y culturales y la toma de conciencia para la proyeccion de acciones colectivas que permitan la construccién de esa nueva sociedad. Teniendo en cuenta el panorama actual donde el sistema y las estructuras de domi- nacién se mantienen, amplian y cambian las formas de subordinaci6n de las perso- nas, se hace necesaria la construccién de otras apuestas pedagdgicas que construyan nuevos discursos alternativos en donde las apuestas comunitarias y territoriales sean las protagonistas, y en donde profundicemos y cualifiquemos las técnicas y practicas de nuestras propuestas. Por ello, consideramos que el fortalec- imiento de nuestra organizacion a partir de este eje se basa en dos procesos: el proceso de formacin y cualificacion interna y los procesos de formacion comuni- taria y de base. Los principales espacios y escenarios educativos que venimos construyendo en relacién con el eje son: 1. Juvenil Universitario: donde a partir de las propuestas de Servicio 2 Sgn Alonso Tones (201), la Educacin Populr como prética social y pedgégic, se furdamenta en fo picos de: 1) La locturacrtica del orn social do domizacién que parmitarfexionar sabre ls canciones objetvas dels sujotos populares, para do esta manera entenderas,cusstionaras y hacer que la péclca social sea de transformacén; 2) La clara intencion politica de la cedueaién que busca la emancipacén al patularlacorstruceion de harizantes de cambio hacia una sociedad mAs juste y dana; 3) La afimacién de quo son los sujtos populares quones, apatde sus intereses ysus necesdades,adoptan un protagonismo histrico de cambio de les condones sociales que garetizan su lbereié: 4) Eleconocimiento de a subjelivied popula, de los saberes propos yd a cutura popular como posbidades do amplar la comprensén do las formas do atua de os sectors popiaes; 5) i clo y las metodologia participates que permian la consrucién colectva del conaciment y fa atculen a as précticas soriales de emancipacion. (aes, 201. Pp 18) 47 Social Alternativo y de Circuitos Pre-Universitarios, se generan escenarios criticos y participativos de formacion con jovenes de la ciudad de Bogota, para la preparaci6n y el acceso a la educacion superior. Estos procesos buscan dialogar sobre la permanencia de la juventud en espacios como los barrios y las universidades pUblicas, resignificando el papel en ejercicios de resistencia y construcci6n de identidades en los mismos. 2. Ambiental Comunitario: donde la tematica central son las relaciones socioambientales, para lo cual se crean escenarios distintos y especificos en contextos que son diversos y que buscan la cualificacion de lideres y lideresas, asi como de comunidades en su conjunto para poner en dialogo saberes y conocimientos que incentiven practicas de defensa del territorio. Esta linea viene actuando con los procesos de Escuela de! Agua en Fusag- asuga y la Provincia del Sumapaz, y en Bogota con el proceso de formacion de nifios y nifias en el Aula Ambiental Sie Kika. 3. Campesino Agroecolégico: son los procesos que, a partir de la formacién técnica en agroecologia, permiten profundizar en apuestas de organizacién, soberania alimentaria, economia campesina, conservacion de semillas y recientemente en profundizar en los procesos de organi- zaci6n juvenil. Todos ellos buscan la permanencia digna de familias en el campo y la construcci6n de alternativas productivas que protejan los territo- tios y la cultura campesina propia. Los procesos pedagégicos desarrolla- dos son la Escuela Juvenil Campesina y las Escuelas Campesinas Agro- ecolégicas en la Provincia del Sumapaz, y los procesos de formacion técni- ca Agroecolégica y de proteccién y conservacién de semillas nativas y criollas en municipios de Antioquia. 4. Artistico Barrial: surge como propuesta de integracién y ampliaci6n del trabajo comunitario en Bogota, teniendo presente la iniciativa de nifios, nifias y otras poblaciones més alla de la juventud en los escenarios barria- les. Es una propuesta que se realiza en busqueda de profundizar los cono- cimientos y las técnicas en propuestas artisticas como las técnicas visuales de muralismo, fotografia, dibujo y lettering, para el desarrollo de habilidades para la vida, la creacién de acuerdos y estrategias de cuidado y autocuidado e incidencia en la convivencia de los barrios. E! principal proceso realizado son los Laboratorios Artisticos “Hagalo Real” en la locali- dad de Kennedy en Bogota. 48 TODA TIERRA BUENA MERECE SER LIBRE +} 5. Territorial y de cualificacién interna: como espacios de dialogo y reflexion acerca de los contextos territoriales donde actuamos como orga- nizacion. Son espacios autonomos de cada territorial, donde la formacion es necesariamente para las personas que organicamente hacemos parte del proceso, pero que, seglin las proyecciones de cada territorio, pueden sugerir el intercambio y didlogo con otras organizaciones, instituciones o personas en tematicas concretas de interés para la organizacién. En Bogota funciona de manera permanente como La Colmena, donde aborda- mos temas especificos que en otros escenarios 0 procesos no logramos discutir 0 que son nuevos para nuestra formacidn; en Antioquia funcionan en articulacion con el Grupo de estudio, trabajo e investigacién en Agro- ecologia (GRAECO); y en la Provincia del Sumapaz se dan en instituciones como la UdeC y con organizaciones aliadas. Estas propuestas se han desarrollado de manera autonoma, pero sin carencia de rigor ni planeacion y buscan implementar procesos de formacién integral que abar- can aspectos de caracter: a) tecnico — académico relacionados con las actividades y tematicas de interés del proceso; b) politico - comunitario concernientes a la formacién de sujetos con sentido critico, que fortalecen la organizacién social/co- munitaria con ejercicio politico y de incidencia; c) aspectos éticos a través de los cuales se forman sujetos basados en valores humanistas y comunitarios para el liderazgo; y d) aspectos culturales y territoriales en los que se rescata la memoria historica y la identidad cultural de las personas, y la relacion reciproca con el territo- tio al que pertenecen (Fernandez, comunicacién personal, 01 de agosto de 2019). Asi mismo, reconocemos la importancia de la sistematizacion de experiencias que hace parte de la misma tradicion epistemolégica del sur, donde los procesos de Educacién Popular plantean la necesidad de hacer de esta practica un principio fundamental de las organizaciones sociales, centrando la atencién en reflexionar sobre los procesos y experiencias y no solo sobre los resultados de estos. Comprender lo cualitativo y lo concreto, prestando atencidn a las emocionalidades y particularidades de la experiencia, es vital. Asi mismo, hacer de esta practica un ejercicio dialéctico donde se amplié la mirada de las diversas relaciones que esta- blecen los sujetos en los procesos educativos como las econdmicas, histéricas, culturales, sociales y politicas, y que permiten mirar de manera integral los procesos para asi hacer proyecciones y acciones que permitan la mejora y el 49 cambio. Para esto, venimos fortaleciendo equipos de trabajo que cualifiquen sus practicas y conocimientos y que permitan proyectar acciones investigativas y de sistematizacion eficaces para retomar las experiencias vividas como organizacién en busqueda de visibilizar, repensar y potenciar los procesos educativos populares que venimos construyendo desde hace varios afios. TODA TIERRA BUENA MERECE SER LIBRE CORTEZA URBANA “Toda tierra buena merece ser libre”. Con este principio en la cabeza nuestra orga- nizacion fue pensando donde los pies fueron pisando. Por ello, las ciudades metro- politanas, medianas y pequefias se han convertido por grandes lapsos, en los lugares donde nos desarrollamos académica, laboral y profesionalmente quienes asumimos el compromiso organizativo de hacer crecer este arbol Tierra Libre. Sin embargo, no es una situacion exclusivamente nuestra, pues las ciudades cada vez mas son el refugio de anhelos y suefios de oportunidades y puertas abiertas, no siempre exitosos y triunfantes. Segun el CONPES’, para el afio 2010 la poblacién urbana crecia alrededor del 76% del total (CONPES Sistema de Ciudades, 2014) y la estimacion mundial es que para el 2030 el 80% de la poblacién mundial habite en las ciudades, situacion que se hace cada vez mas evidente en los territorios tanto rurales como urbanos en donde nuestra organizacion hace presencia La relacién campo - ciudad construida desde los procesos agrarios que acompafia- mos en distintos lugares del pais, nos puso desde hace un tiempo a pensar desde el lado urbano y a preguntarnos: {como construir territorialidades en las ciudades? y {cuales son las disputas que hacen que surjan las autonomias?, preguntas que en otros contextos nos habian tomado afios entender y profundizar, pero que ahora las sentiamos tan presentes en nuestra lucha cotidiana y en nuestra proyeccion de vida. Teniendo en cuenta que las ciudades colombianas producen el 85% del PIB nacional, pero cuentan con una tasa de desempleo que ha alcanzado para mayo de 2019 los dos digitos llegando a un 10,5% y la ocupacién apenas por el 56% del total, viene siendo cada vez mas notorio el aumento de la precarizacion para la poblacién colombiana y para nosotras y nosotros como habitantes de las cludades y pequefios centros urbanos. Con esta tendencia cada vez se pone mas complicada la situacion econdmica y social para el ejercicio de nuestra organizaci6n, pues los jévenes y especialmente las mujeres, nos hemos visto envueltas en situaciones que no solo dificultan la habitabilidad y el acceso a condiciones dignas de educacién, salud, vivienda y trabajo (derechos basicos fundamentales), sino que todo |o anterior aumenta las limitaciones en nuestro ejercicio organizativo y politico y en nuestro diario vivir: “es tan fuerte la necesidad de cuidar lo nuestro que no importa poner en riesgo la vida misma para garantizar el bienestar de las futuras generaciones, y somos las % Consejo Nacional de Poltica Econdmica y Sociales el drgano de coordinaciin de la poltica econémica en Colombia que orienta la politica macro de fa mano del Departamento Nacional de Planeacié. bl mujeres las que asumimos, sin titubear, el riesgo de defender la vida" (Florez, 2017. p 116). Aun asi, no basta para nosotros y nosotras diagnosticar el problema, sin duda venimos avanzando en la construccion de propuestas que permitan que tanto nuestro ejercicio politico, como las condiciones basicas de la vida de pobla- dores y pobladoras de las urbes, se transformen. Asi que, empezando a pensar y estudiar lo que significaba habitar espacios urbanos, nos encontramos con el derecho a la ciudad como una posibilidad, no sdlo de reclamar el acceso a lo que es basico y que aun asi es negado (salud, educacion, transporte, vivienda), sino de transformar de acuerdo con nuestros deseos, que son deseos colectivos, y crear nuevas formas de ser y existir en estos territorios. Desde alli, hemos construido este eje, el mas precario en teoria y talvez de los mas experimentados en la practica, como la posibilidad de hacer en “el ahora” lo que queremos ver en el mundo, sin perder de vista que nuestras construcciones no son solo alternativas opuestas a una realidad sistémica, sino que llaman precisamente a tomar consciencia de las responsabilidades del Estado y el mercado en la generacién de estas condiciones de desigualdad y precariedad que tanto aquejan a las comunidades. Las muertes violentas en las calles del pais aportan un 56% de los homicidios a nivel nacional, las ciudades desangran mas poblacién que la guerra, pero de ello no se sabe nada, nadie responde o no se discute. Estas muertes, por supuesto, no estan vinculadas al conflicto armado mas antiguo del continente, se encuentran insertas en la violencia estructural que obliga a los y las pobladoras urbanas a gestionar los servicios basicos, la educacidn, la salud y por supuesto también la seguridad, servicios abundantes para las clases mas favorecidas del pais y bastan- te escasas para los habitantes de las periferias y grandes barriadas populares, que se constituyen como territorios marginales de la atencién estatal. El Estado, del mismo modo que en los sectores rurales mas apartados, solo hace presencia mediante incursion militar; |a violencia econdmica que impide las condi- ciones dignas de vida en las periferias configura la miseria como un detonante de la violencia en las calles. Desde los parches barriales, hasta las bandas y grupos paramilitares, se inserta la violencia en las dinamicas de la convivencia comunitaria y se hace evidente la ausencia de mecanismos efectivos de resolucién de conflic- tos y un desinterés que ignora lo qué es la nocién de justicia. Resulta importante pensar {donde situar la ciudad y sus violencias en un proceso de paz como el que se encuentra en marcha hoy?. 82 TODA TIERRA BUENA MERECE SER LBRE Por otra parte, frente a los grandes panicos mundiales que atraviesan las ciudades, los jovenes encarnan el estigma de uno o mas de ellos: la lucha contra las drogas, la improductividad en el sistema neoliberal de la eficiencia y la “desviacion” sexual son algunos de los grandes miedos mundiales que representa la juventud, por lo cual, la configuracién violenta de la ciudad también tiene como objetivo a los y las jovenes. En calidad de victimas (el 30% de las muertes violentas en el pais corre- sponden a jovenes) o de victimarios (se estima que mas de 22.000 jovenes se encuentran insertos en pandillas sdlo en las tres ciudades mas grandes del pais), la juventud toma parte en la configuracion de las ciudades llevando la peor parte, “ser joven es un delito” proclamaban jovenes de Ciudad Bolivar frente a las dinamicas de exterminio social presentes en la localidad. Pues bien, la disputa en la construccién de la ciudad atraviesa las dos dimensiones que ya hemos mencionado, a saber: uno, la singularidad de las violencias que nacen de la miseria y la marginalidad y no estan asociadas directamente al conflicto armado, y dos, las violencias contra los jovenes como el sector poblacional que difiere y contradice el orden simbdlico establecido. Frente a este panorama, con una urbanizaci6n del pais que alcanzaba en el 2012 el 75% de la poblacion, tenemos mas dudas que respuestas. Nos preguntamos ,cdmo se piensan los jovenes la paz en la relacion campo-ciudad? y mas alla 4de qué manera es posible la construccién de comunidad como forma de resistencia en las ciudades?. Creemos que las respuestas a estas preguntas no se dan sino en el conocimiento certero de las realidades en las que vivimos como jovenes de la ciudad. Es cierto que la violencia politica dificulta el trabajo local y territorial, pero entender la comple- Jidad de la ciudad como una disputa entre centro y periferia con las particularidades que ha tenido la informalidad de la construccion de vivienda y las cuestiones como la legitimidad y la legalidad en los barrios populares, sugieren un estudio mas serio y acertado de las condiciones de la ciudad en términos de oportunidades para los movimientos urbanos. Si bien hay una nueva mirada latinoamericana sobre las ciudades desde comienzo de siglo, los movimientos urbanos no logran consolidarse como practicas que movilicen y transformen las ciudades de manera estructural, vale la pena preguntarnos ;Por qué?. La revision de la imagen de las ciudades, como territorios urbanos que entran en disputa desde el ordenamiento territorial, es fundamental para ello. Encontrar las reivindicaciones particulares de las ciudades -y de los jovenes que las habitan- hace parte de la tarea. No se trata sdlo de los “problemas objetivos” de las pobla- 53 clones urbanas sino de las causas movilizadoras de los sectores populares, causas que difieren del término identitario de comunidad indigena o campesina, y se inser- tan en lo territorialtocal. Es a partir de la definicion y construcci6n de planes de vida locales, que miren nuevamente lo social-comunitario, que puede ser posible la artic- ulacién de causas diversas que gestionen el derecho a la ciudad desde las juven- tudes. Re-situar la ciudad frente al conflicto armado desde la singularidad de sus violencias y la construccién de la paz, exige darle visibilidad a conflictos sociales que desan- gran literalmente las ciudades en sus calles. Preguntarse por la complejidad que encierra la preocupacion por la gestion de la seguridad en las ciudades es la cuestién que queremos dejar presente. {A través de qué mecanismos es posible auto-gestionar el cuidado sin entrar en practicas para-estatales? y ,hasta donde la seguridad —que es en Uultimas la convivencia- puede ser un eje articulador de la ciudad? El otro eje articulador que hemos encontrado para construir planes de vida colecti- vos en la ciudad deriva de las formas de ocupar el espacio pUblico y su relacion con lo ambiental. A partir de alli, nos hemos involucrado en la gestion ambiental de los territorios, la proteccién de ecosistemas indispensables para la ciudad, la calidad del aire y la relacién con la movilidad y la construccién de redes de conocimiento que salvaguardan el patrimonio ambiental de las ciudades. No difiere nuestra practica de la construccion que hemos hecho desde hace afios: hacer trabajo comunitario que empodere a cada comunidad de su propio destino, cualificar los liderazgos para la incidencia local y territorial, y construir propuesta politica en clave de politica publica. Esas tres lineas se articulan en lo que llamamos movilizaci6n, incidencia politica y trabajo de base, lo que significa en los territorios urbanos desplegar una serie de acciones en barrios y universidades como procesos de formacién artistica, cultural, econdmica y politica. Este es un eje que apenas vamos Ilenando de contenido, pero que se sostiene por la multiplicidad de apuestas de construccin de la ciudad que adelantamos: desde huertas comunitarias a procesos de educacién popular. Las personas que hacemos parte de Tierra Libre intentamos hacer que los territorios donde ponemos los pies sean territorios siempre libres. LIMYSL OFVEVUL OYLS3NN OLIYYSL OF VEVHL OMLSANN OLY OFVEVHL OMLSANN NUESTRO TRABAJO TERRITORIAL Y COMUNITARIO. NUESTRO TRABAJO TERRITORIAL Y COMUNITARIO. NUESTRO TRABAJO TERRITORIAL Y COMUNITARIO. NUESTRO TRABAJO TERRITORIAL Y COMUNITARIO COMUNITARIO OIMVLINNWO9 A TVINOLINHAL OF VEVYL OWLSINN ORIVLINNWO9 A WINOLIMYAL OF VaVUL OXLSANN ORIVLINNWO9 A WINOLIMYAL OFVaVUL ONLSANN NUESTRO TRABAJO TERRITORIAL Y COMUNITARIO NUESTRO TRABAJO TERRITORIAL Y COMUNITARIO NUESTRO TRAB RAMAS Nuestro trabajo territorial y comunitario Las ramas brotan de las yemas del tronco cuando este se encuentra en una altura especifica lejos del suelo. Son producto del desarrollo biolégico y del crecimiento del tallo de la planta. Su desarrollo se basa en la firmeza de nuestras ideas, el compromiso de nuestras practicas y la resistencia de nuestro espiritu transformador. Crecen de multiples formas y tamafios, aunque por lo general en las mismas direc- ciones y con la misma disposicién lineal o curva, alejandose de las yemas que dieron su nacimiento. Trazan caminos para la construccién de suefios y la materializacion de esperanzas, por eso son milltiples y diversas, y aunque parecen fragiles y débiles, se juntan de a miles, haciendo montones capaces de sostener un gigante: el gigante popular. De ellas se desprenden ramas menores, hojas y flores que juntas construyen la copa del arbol, son indisociables pues no pueden estar las unas sin las otras, parecen inutiles para el arbol, pero gracias a su unidn logran cubrir y proteger lo que con gran esfuerzo y mucho tiempo ha ido creciendo y tomando forma. Las ramas principales son pocas y las ramas menores pueden ser muchas, sin embar- go, todas estas conservan similitudes y caracteristicas que asemejan cada rama con la corteza del tronco y la especie del arbol; se forjan con la misma identidad y la nutren de nuevas simbologias, y haciendo honor a su fase de nacimiento conservan diversidad de caracteristicas que no dividen, sino que juntan. Para nuestra organizaci6n, las ramas son los procesos y territorios donde desarrol- lamos nuestro trabajo de base y nuestra practica politica, estos son definidos luego de una trayectoria de crecimiento en las practicas y experiencias, y son producto también de las condiciones que hacen que emerjan. Los diferentes procesos surgen como la extension de los aprendizajes y acumulados que, teniendo gran influencia de las experiencias organizativas latinoamericanas, se dan inicialmente en el territorio de Fusagasuga y posteriormente crecieron y se ampliaron en los territorios de Bogota, Antioquia y en las distintas regiones donde personas de la organizaci6n viven, trabajan y construyen procesos comunitarios. Estos son defini- dos por la amplitud de intereses, sentires y objetivos que representan las colectivi- dades constructoras de tierra libre, y que alimentan nuestra propuesta politica y social en distintos territorios. TODA TIERRA BUENA MERECE SER LIBRE 4} En la actualidad, denominamos cada una de esas ramas principales como territo- riales, y estas mantienen una conexién y un dialogo permanente con el tronco, haciendo que se puedan intercambiar la mayor cantidad de elementos que nutran la experiencia de la organizaci6n a nivel nacional. Cada una de la territorial cuenta con metodologias de trabajo, formas de organizacion y articulaciones especificas que permiten dar mayor cobertura y volumen para que el crecimiento de hojas, flores y frutos sea mucho mayor, todas estas constituyen las ramas menores que integran y nutren la politica de la organizaci6n en cada territorio. “Estas pequefias ramas son una estructura que en magnitud y protagonismo a veces resultan menores, pero que sin ellas no se sostendrian las hojas, las flores y los frutos, sin embargo, estas ramas son fragiles y se pueden romper facilmente, estan en riesgo de que cuando alguien simplemente pase junto al arbol y, sin observarlo con detenimiento, sin respetar su funcionamiento: las arranque, las parta o se enrede con ellas” (Riveros, comunicacién personal, 09 de mayo de 2019), por ello es fundamental que las ramas principales cuiden de sus ramas menores y colectivamente busquen el nacimiento de nuevas hojas y flores que den sustento y sostenimiento a los procesos y el trabajo de cada territorio. Las ramas principales en nuestra organizacion son tres: la territorial de Sumapaz, la territorial de Antioquia y la territorial de Bogota, a su vez ramas pequefias han venido creciendo soportadas por la amplia historia de nuestro proceso en otras regiones, por lo cual hoy hablamos del crecimiento y sostenimiento de pequefias ramas en el Sur occidente colombiano, principalmente en la region del Cauca y de Narifio, En ocasiones, resulta dificil encontrar una relacion directa entre lo construido por las ramas menores y los elementos que le dan firmeza al tronco, como lo son la trayectoria y los acumulados de la organizacion, para ello resulta fundamental mantener una comunicacién permanente, atenta y propositiva entre las ramas principales que llevan mas tiempo en el arbol y que han mantenido un desarrollo arménico, constante y cotidiano con el mismo. En esta comunicacién es importante resaltar que como propuesta politica aspiramos a transformar realidades concretas e inmediatas que son con las que mayor tienen relacion las ramas menores, pero que a su vez afioramos la transformacion de una realidad injusta para nuestros pueblos, por una nueva sociedad para el buen vivir de las comunidades en los diferentes territorios, es decir un horizonte politico mas amplio. La elevacién de la conciencia y la reafirmacidn de los y las compafieras en la conviccién del trabajo a7 popular que como organizaci6n tenemos, es fundamental para que ninglin viento o condicion externa altere el crecimiento de nuestras ramas y las futuras hojas. La planificacion y generacién de espacios de encuentro, didlogo e intercambio, permiten ampliar la confianza y el conocimiento entre las personas de la organi- zacion, haciendo que sea mucho mas facil mantener un seguimiento y una retroali- mentacion que permanentemente evalle los objetivos estratégicos y tacticos, en la medida en la que “garantizan la reflexion y potencian las relaciones personales, la confianza, la conviccién, la alegria, todas importantes para el transcurrir armonico de todo proceso’ (Riveros, comunicacion personal, 09 de mayo de 2019). Para Tierra Libre, es primordial la creacién de vinculos emocionales y afectivos, que permiten el anclaje a una idea y propuesta politica como la nuestra y que a su vez reafirme que somos una colectividad fortalecida y afianzada. En el caso de las territoriales, los espacios de planeacidn, didlogo y proyeccién son los seminarios que se realizan de manera periddica y que agrupan las distintas expresiones y practicas organizativas que cada territorial desarrolla. Para que las ramas puedan conducir el agua y los nutrientes que obtienen hacia el resto de la planta, es menester recurrir a ejercicios eficaces de orientacion y coor- dinacién, que hemos denominado en nuestros principios y valores como la direc- cidn colectiva. Sin embargo, a través de los afios hemos vivido y evidenciado prac- ticas que no son tan acertadas en el ejercicio de direccionamiento de los procesos sociales, por lo cual hemos construido conjuntamente formas de trabajo y estructu- ras al interior de nuestra organizaci6n, que les den sustento a los valores de orient- acion y dinamizaci6n y que sean respetuosos, comprometidos y se basen en forjar disciplinas conscientes y no relaciones de desigualdad o desconocimiento de personas y procesos. Hemos determinado y construido escenarios democraticos para el didlogo, la discusion y la toma de decisiones, armonizando nuestros principios organizativos con la operatividad y la accién eficaz. Estos escenarios parten de la base de los procesos territoriales y ejercicios politicos que se dan en la organizacion, hacia espacios mas centralizados donde coordinadores y coordinadoras en represent- acion de territorios, ejes y secretarias, nos encontramos para el didlogo, la discusi6n y la toma de decisiones que competan al grueso de nuestro proceso organizativo. TODA TIERRA BUENANERECE SERLIBRE Sumapaz: tierra, territorio y paisaje del frailejon. “Nosotros los sumapacefios somos hijos de la montafia, sin montafia y sin el suefio grande que es vivir en ella y tener nuestra generaci6n de hijos y de protectores del territorio, nuestra existencia va a acabar, hoy y siempre la defensa del agua y el territorio nos unira’ Cristian Cruz, 2016 La regién del Sumapaz tiene una gran importancia histérica, politica, cultural, econdmica, social y ambiental para el pais. Es reconocida por albergar el Paramo del Sumapaz que, siendo el mas grande del mundo, es una gran reserva de agua y de formas de vida con una extraordinaria diversidad de especies de flora y fauna. Esta region cuenta con importantes y biodiversos ecosistemas, y es productora de agua y de vida; asi mismo, es una de las mayores despensas de alimentos del centro del pais, producidos principalmente por familias campesinas. El Sumapaz es un territorio reconocido como una zona de habitabilidad campesi- na, con altos niveles de organizaci6n social y con una amplia historia de luchas agrarias, sociales, politicas y del conflicto armado, ademas de poseer una ubicacion geoestratégica importante por su cercania a Bogota y la conexion con el sur del pais. El paisaje natural del Sumapaz ha sufrido un proceso de transformacién a lo largo de la historia. El poblamiento en esta regién fue impulsado por la colonizacion cafetera del pais a mediados del siglo XIX, configurandose una estructura agraria de latifundio con grandes haciendas cafeteras y ganaderas en manos de militares, comerciantes y familias con poder politico y econdmico. La concentracion de la tierra en pocas manos y las relaciones de explotacién laboral de las haciendas, desataron las luchas campesinas del Sumapaz desde el segundo decenio del siglo XX, las cuales generaron un cambio en la estructura agraria por medio de la parcial redistribucion de la tierra en la que campesinas y campesinos pudieron acceder legitima y formalmente a esta. Los campesinos y campesinas con su fuerza de trabajo familiar desarrollaron la agricultura como base de su economia propia y de la soberania alimentaria de la 59 region, fundaron y construyeron las veredas, cimentaron escuelas y vias, y forja- fon espacios de encuentro y participacion social y politica como las Juntas de Accién Comunal, las Asociaciones Campesinas, los Acueductos Comunitarios y los Distritos de Riego, todas estas formas organizativas y asociativas que han sido fundamentales para la gestion de la vida comunitaria. De esta manera, la construc- cién histérica, social, econémica, politica y cultural permitié vislumbrar una territori- alidad campesina y una transformaci6n del paisaje que perdura, pero que se modi- fica en el tiempo. La estructura agraria de la regidn del Sumapaz es compleja de analizar y presenta nuevos conflictos por la tenencia y el uso de la tierra y el territorio, las cifras sobre la tenencia de las ultimas décadas y el indice GINN| expresan un proceso de fragmentacion acelerada de la pequefia propiedad con la ampliacion del microfun- dio y del minifundio, asi como una constante concentracion de la tierra que parece estar asociada a cambios drasticos en el uso del suelo. Las dinamicas actuales del modelo de desarrollo se expresan con fuerza en la regién e impulsan cambios drasticos que contrastan con la historica vocacién agricola, ambiental y forestal de la tierra. La amenaza de proyectos minero-en- ergéticos profundiza los conflictos sociales, econdmicos y culturales en tanto su ejecucién afectaria las dinamicas de produccién, aumentaria la disputa por los bienes naturales, y alteraria y transformaria las practicas y construcciones identi- tarias de las comunidades. Por otra parte, la creciente urbanizacion hacia las zonas rurales mas cercanas a los centros poblados y el activo mercado de tierras asociado a la dinamica inmobiliaria con fines turisticos y recreativos, desplazan al campesinado via compraventa de sus fincas y generan especulacién en los precios de los terrenos, lo que afecta la tenencia de la tierra en manos campesi- nas. A nivel urbano, Fusagasuga como epicentro politico y econdmico de la region crece de manera exponencial sin una debida planeacién del ordenamiento y del desarrollo territorial, generando un cambio significativo del paisaje historico-cultur- aly evidenciando cada vez mas los problemas sociales y econdmicos que también se dan otras ciudades del pais, por ejemplo, la demanda de servicios ambientales, la expansion urbana hacia zonas de proteccién ambiental, el aumento del desempleo y de la inseguridad, asi como la precaria atencidn en servicios basicos como la salud, afectan de manera exponencial a quienes viven en el municipio. En este contexto y con el auge de los proyectos minero-energéticos (extraccion de 60

También podría gustarte