Está en la página 1de 13

Chile: primer lugar en obesidad

infantil en América Latina y sus


consecuencias físicas,
psicológicas y en la salud de la
sociedad
Según un estudio del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos
(INTA), el avance de la obesidad en Chile no se detiene. Esto porque el
análisis afirma que el 70% de los niños podría llegar a ser obeso
próximamente.

Escrito por  Hugo Álvarez C.

Chile actualmente se encuentra en el 6° lugar mundial en obesidad infantil y en el


primer puesto en América Latina. Así lo demostró un estudio recientemente
publicado en la revista del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos
(INTA), en el que advierte que en Chile el 70% de los niños va a ser obeso en el
corto plazo.

Esto se suma a la entrega de un informe realizado por la Comisión de


Finalización de la obesidad infantil(ECHO, por sus siglas en inglés) de la
Organización Mundial de la Salud (OMS), que tras dos años de investigaciones
propone una serie de recomendaciones para los gobiernos encaminados a
revertir la tendencia al alza de los niños menores de 5 años.

"Se necesita un mayor compromiso político para abordar el desafío mundial del
sobrepeso y obesidad infantil", dice Sir Peter Gluckman, co-presidente de la
Comisión. "La OMS tiene que trabajar con los gobiernos para implementar una
amplia gama de medidas que aborden las causas ambientales de la obesidad y el
sobrepeso, y ayudar a dar a los niños el comienzo saludable en la vida que se
merecen", afirmó Gluckman.

Según datos del Ministerio de Salud, en Chile para el año 2003 las personas
obesas alcanzaban 6,8 millones, cifra que se vio aumentada para el año 2010,
llegando a 8,9 millones de personas.

Además, las estadísticas destacan que en Chile el 22,3% de los niños de pre kínder
son obesos, el 23,6% de Kínder, el 25,3% de primero básico. Esto se debe a que el
consumo de algunos alimentos en Chile se dispara.

En el consumo de alimentos como el azúcar, sal, mayonesa y helados, el chileno


supera con facilidad al resto de América Latina, muchas veces doblando y hasta
triplicando la ingesta por persona de estos productos.

Asimismo, el informe entregado por ECHO afirma que muchos niños están
creciendo hoy en entornos propicios al aumento de peso y la obesidad. Esto es
impulsado por la globalización y la urbanización, la exposición a ambientes
insalubres está aumentando en países de altos, medios y bajos ingresos y en
todos los grupos socioeconómicos. La comercialización de alimentos poco
saludables y bebidas no alcohólicas fue identificada como un factor importante en
el aumento del número de niños con sobrepeso y obesidad, particularmente en el
mundo en desarrollo.

El Dr. Sania Nishtar, miembro de la comisión que elaboró el informe de la OMS


comentó que "El impacto del sobrepeso y la obesidad en la calidad de vida de un
niño, se enfrenta a una amplia gama de barreras, incluidas las consecuencias
físicas, psicológicas y de salud. Sabemos que la obesidad puede tener un impacto
en el nivel de instrucción también y, esto, combinado con la probabilidad de que
seguirán siendo obesos en la edad adulta, plantea importantes consecuencias
sanitarias y económicas para ellos, sus familias y la sociedad en su conjunto".

La prevalencia de sobrepeso en los niños menores de 5 años ha aumentado entre


1990 y 2014, del 4,8% al 6,1%. El número de niños con sobrepeso en los países con
ingresos medianos-bajos se duplicó durante ese período, pasando de 7,5 millones
a 15,5 millones.

En 2014, un 48% de todos los niños con sobrepeso y obesos menores de 5 años
vive en Asia y una cuarta parte (25%) lo hace en África. El número de niños con
sobrepeso menores de 5 años en África casi se ha duplicado desde 1990, pasando
de 5,4 millones a 10,3 millones.

El Informe ECHO tiene 6 recomendaciones principales para los gobiernos


1.- Promover el consumo de alimentos saludables: Implementar programas
integrales que promuevan el consumo de alimentos saludables y reducir la
ingesta de alimentos poco saludables y bebidas azucaradas en niños y
adolescentes (a través, por ejemplo, de la imposición efectiva sobre las bebidas
endulzadas con azúcar y poner freno a la comercialización de alimentos poco
saludables).

2.- Promover la actividad física: Implementar programas integrales que


promuevan la actividad física y reducir el sedentarismo en niños y adolescentes.

3.- Antes de la concepción y el embarazo de atención: Integrar y reforzar la


orientación para la prevención de las enfermedades no transmisibles (ENT) con
orientación actual sobre la preconcepción y la atención prenatal (para reducir el
riesgo de la obesidad infantil mediante la prevención de bajo o alto peso al nacer,
la prematuridad y otras complicaciones en el embarazo).

4.- Dieta de la primera infancia y la actividad física: Proporcionar orientación sobre


una dieta saludable, dormir y la actividad física en la infancia. Promocionando
hábitos saludables y asegurando que los niños crezcan adecuadamente. El
desarrollar hábitos saludables es posible mediante la promoción de la lactancia
materna; limitar el consumo de alimentos ricos en grasas, azúcar y sal; asegurar la
disponibilidad de alimentos sanos y la actividad física en los entornos de la
primera guardería.

5.- Salud, nutrición y actividad física para los niños en edad escolar: Implementar
programas integrales que promuevan ambientes escolares saludables, la salud y
la nutrición de la alfabetización y la actividad física entre los niños y adolescentes
(mediante el establecimiento de normas para las comidas en niños en edad
escolar; la eliminación de la venta de alimentos poco saludables y bebidas,
incluyendo la salud, la nutrición y la educación física de calidad en el plan de
estudios).

6.- Control de peso: Proporción basada en la familia, de múltiples componentes,


servicios de gestión de peso estilo de vida para los niños y jóvenes que son
obesos.

El informe aclara que los hallazgos realizado por ECHO instan a la OMS para
institucionalizar, un enfoque transversal y mejorar un ciclo de vida para acabar
con la obesidad infantil. El informe también identifica una serie de acciones a
realizar por otros actores, llamando a las organizaciones no gubernamentales a
elevar el perfil de la obesidad infantil y abogar por mejoras en el medio ambiente,
apoyando la producción a través de la empresa privada y mejorando el acceso a
los alimentos y bebidas que contribuyen a una dieta saludable.
La obesidad se ha duplicado en la última década, revelan desde la organización

OMS: Chile es el país con más


sobrepeso de Latinoamérica
por EL MOSTRADOR 19 enero, 2017

El estudio "Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina 2016"


señala que además somos el segundo país con mayor consumo de alimentos ultraprocesados
en la región, con un promedio anual per cápita de 201,9 kilos.

Según el informe “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina


2016”, desarrollado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la
Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un 63% de la
población adulta en Chile tiene sobrepeso u obesidad. Esto se debería principalmente a
factores de sedentarismo y alimentación errónea, donde los excesos de grasa y azúcares
están presentes.

En el caso de los adultos, las mujeres padecen mayor obesidad en comparación con los
hombres. En más de 20 países, la tasa de obesidad femenina es 10 puntos porcentuales
mayor que la masculina, según el informe. Esto se explica por el actual sedentarismo de las
mujeres en la región, sumado al factor laboral que las priva de tiempo suficiente para
elaborar comidas saludables, según explicaron especialistas de FAO y OMS.

En tanto, un 7,2% de los niños menores de 5 años (cerca de 4 millones) viven con
sobrepeso, un punto más que el porcentaje mundial (6,2%). Barbados (12,2%), Paraguay
(11,7%) y Argentina (9,9%) son los países con los mayores índices de sobrepeso en
menores, mientras que Haití tiene el nivel más bajo (3,6%).

El mismo informe señala que nuestro país es el segundo en la región que más alimentos
ultraprocesados consume, con un promedio anual per cápita de 201,9 kilos, lo que además
nos ubica en el séptimo lugar del ranking mundial.

Los alimentos ultraprocesados son aquellos con formulaciones industriales elaboradas a


partir de sustancias derivadas de los alimentos u otras fuentes orgánicas.

El estudio señala que “entre los procesos para su elaboración se cuentan la hidrogenación,
la hidrolización, la modificación de la forma, el pre procesamiento mediante fritura,
horneado, etc.” y que, por lo común, “contienen pocos o ningún alimento entero”. Los
productos ultraprocesados vienen envasados y son duraderos, prácticos y accesibles en la
mayor parte de los mercados.
El alto nivel de sobrepeso y obesidad en la región obedece a una mala nutrición asociada a
factores sociales y económicos, como el difícil acceso a alimentos sanos y frescos y su alto
precio en comparación con los productos ultraprocesados, con alto nivel calórico, que son
más baratos y que gozan de un poderoso aparato de publicidad, según FAO/OMS.

"Comer sano cuesta", afirmó Eve Crownley, representante en Chile de la agencia de la


ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

"Las tasas alarmantes de sobrepeso y obesidad en América Latina y el Caribe deben ser un
llamado de atención a los gobiernos de la región para introducir políticas que aborden todas
las formas del hambre y malnutrición, vinculando seguridad alimentaria, sostenibilidad,
agricultura y salud", aseveró Crownley.
"Alarmantes cifras" de obesidad y
sobrepeso infantil en Chile
El Mapa Nutricional 2016 determinó que más del 50 por ciento de
los niños entre cinco y siete años está sobre su peso.
En la misma situación se encuentra uno de cada tres adolescentes
de primero medio.
El director nacional de la Junaeb, Cristóbal Acevedo, entregó este jueves los
resultados del Mapa Nutricional 2016, estudio aplicado a más de 660 mil niños
que reveló un alza preocupante en los niveles de sobrepeso y obesidad en
los alumnos de pre-kinder, kinder, primero básico y primero medio.

La encuesta arrojó que el 26,4 por ciento de los alumnos de entre cinco y
siete años tienen sobrepeso y un 23,9 son obesos. Asimismo, los alumnos
de primero medio presentaron un 31 por ciento de niños con sobrepeso.

Acevedo indicó que las cifras son "alarmantes" y "ratifican la preocupación" de


las autoridades, y "llaman a la acción y a un plan de intervención inmediata".

"No hemos sido capaces, como país, de revertir los altos índices de
obesidad. Tenemos más del 50 por ciento de nuestros alumnos de entre cinco y
siete años con obesidad o sobrepeso", dijo el director. 

Para revertir estos índices, el Gobierno presentó el plan #ContrapesoJunaeb en


Noviembre de 26, el cual entró en vigencia en marzo de este año y consta de
50 medidas, las cuales incluyen "recreos participativos", ensaladas todos los
días y el remplazo de la sal procesada por la sal de mar en las preparaciones
distribuidas por la Junaeb.
 

El director de la Junaeb dijo que "por eso estamos invitando a la comunidad, a


expertos, a chefs, a que nos ayuden a que la comida sea cada vez más aceptada
por los estudiantes".

Acevedo llamó también a "que los padres confíen en la alimentación que


nosotros le estamos entregando a los niños, que no les manden más
alimentación de la que nosotros le entregamos" y que la "complementen con
una comida saludable".

"Si es que no hacemos lo necesario, van a ser los niños que en primero medio
van a tener altos niveles de obesidad y sobrepeso", agregó.

Las advertencias del Colegio Médico

Por su parte, el presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, advirtió que los


niños con sobrepeso "ya comienzan a tener un grado de deterioro de su
sistema cardiovascular".

"Además de mayor riesgo de diabetes, mayor riesgo de hipertensión, mayor


cantidad de problemas en las articulaciones de las rodillas, de los pies, en las
columnas. Por lo tanto, esos niños son niños de riesgo desde el punto de vista de
su salud", añadió Paris. 
"Los padres tienen que ser protagonistas"

En tanto, el diputado Juan Luis Castro, miembro de la comisión de Salud de la


Cámara Baja, fustigó las críticas a la Ley de Etiquetado.

"Lo que ocurre es que muchos creyeron que era el único instrumento que
iba a permitir combatir la obesidad y el sedentarismo, eso es un
error", expresó el legislador del Partido Socialista.

Castro sostuvo que "la Ley de Etiquetado contribuye, colabora, en un programa


educativo, pero no es un receta mágica, sino que los padres tienen que ser
protagonistas del consumo de lo que están hoy día llevándose a la boca sus
hijos".

En este marco, el diputado señaló que su "llamado sigue siendo al Ministerio de


Salud y Educación a que se ponga en el tapete un horizonte de trabajo conjunto,
que logre que ésta reforma educacional no olvide que los preescolares son la
piedra angular del futuro de los estudiantes de nuestro país".
Obesidad
Descripción:

El sobrepeso y la obesidad se definen como acumulación de grasa anormal o excesiva


que puede deteriorar  la salud.   El índice de masa corporal (IMC) es un índice sencillo
del peso para la talla que se usa generalmente al clasificar el sobrepeso y la obesidad
en las poblaciones adultas e individuos.   Se define como el peso en los kilogramos
divididos por la altura al cuadrado en metros (kg/M2). El  IMC proporciona la medida
más útil a nivel de población de sobrepeso y obesidad ya que  es la misma para ambos
sexos y para todas las edades de los adultos.   Sin embargo, debe considerarse una
guía aproximada porque  puede no corresponder al mismo grado de gordura en
distintos individuos.   La Organización Mundial de la Salud (*OMS) define el
"sobrepeso" como un IMC igual a o más que 25, y "obesidad" como un IMC igual o más
de 30.   Estos límites proporcionan un punto de referencia para la evaluación individual
pero hay indicios de que el riesgo de enfermedad crónica en las poblaciones aumenta
progresivamente a partir de un IMC de 21.
Los nuevos Estándares de Crecimiento Infantil de la OMS, lanzados en abril del 2006,
incluyen gráficos del IMC para los lactantes y los niños pequeños hasta la edad de 5
años.   Sin embargo, la medición del sobrepeso y la obesidad en  niños de 5 a 14 años
sigue siendo un desafío porque no hay una definición estándar de obesidad en la niñez
aplicable a nivel mundial.   La OMS está actualmente desarrollando una referencia
internacional de crecimiento para los niños en edad escolar y los adolescentes. 

Fuente: OMS

Obesidad en Chile
En Chile y en muchos países del mundo, la obesidad y el exceso de peso presenta una
prevalencia alta y creciente desde los primeros años de vida. Hoy la Obesidad es un
problema de salud global, por ello se habla de la Globesidad.  En la población adulta la
prevalencia de población enflaquecida (IMC<18,5) es de 0,8% y la de obesidad es de
23,2% (19,6% en hombres y 29,3% en mujeres).  Más del 60% de la población tiene
algún grado de exceso de peso (sobrepeso u obesidad).   La obesidad en personas con
menos de 8 años de educación es de 33,4%.
La Organización Mundial de la Salud ha propuesto una estrategia global sobre regímen
alimentario y actividad física desde el año 2004, instando a los estados y países
miembros de la Organización a implementarla. El desafío para los gobiernos es
conseguir el cambio conductual de la sociedad y de los individuos, que permita
disminuir la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles. El Ministerio de
Salud viene trabajando desde 1999 en el VIDA CHILE, consejo de carácter
intersectorial que reúne mayoritariamente a instituciones públicas, planteando la
promoción como una de las respuestas centrales a las necesidades de la población. El
VIDA CHILE ha permitido relevar la importancia de la promoción a nivel nacional,
regional y comunal. En el 98 % de las comunas del país se desarrollan planes de
promoción de la salud con acciones en distintos grupo de población, a través del
trabajo en escuelas, lugares de trabajo y acciones en las comunas. Hoy día El
Ministerio potencia sus esfuerzos en la "Estrategia Global contra la Obesidad (EGO-
CHILE)”  de carácter amplio, que convoca a distintos sectores y que sirve de
plataforma para incluir e impulsar todas las iniciativas en el ámbito de la alimentación
y la actividad física para impulsar nuevas acciones y estrategias que contribuyan a
controlar el grave problema de salud pública que es el sobrepeso y la obesidad.
La obesidad es un tema prioritario y está presente en todos los Planes Regionales de
Salud Pública junto a Tabaco, otro problema que mata y enferma a los chilenos.  La
Estrategia EGO- CHILE es una invitación formal a diferentes instancias nacionales a
sumarse a la realización de acciones que generen las condiciones para el fomento y la
promoción de estilos de vida saludables a lo largo de la vida, para la prevención de la
obesidad y otras enfermedades crónicas, en las cuales la industria alimentaria y otras
afines tienen una rol preponderante. En el marco de los lineamientos de la
implementación de la Estrategia Global sobre Alimentación Saludable, Actividad Física
y Salud de la OMS y la OPS, Chile ha adherido a esta iniciativa formulando su propia
propuesta de trabajo denominada EGO CHILE. Esta estrategia a nivel nacional, se
integra como una tarea de VIDA CHILE , y sirve de plataforma para incluir e impulsar
todas las iniciativas que contribuyan a la promoción de un estilo de vida saludable y
tiene como meta fundamental disminuir la prevalencia de la obesidad en Chile,
fomentando una alimentación saludable y promoviendo la actividad física, a lo largo de
toda la vida.  La aplicación de la estrategia se formaliza mediante recomendaciones,
acuerdos voluntarios, regulación y autorregulación e iniciativas normativas.

Obesidad en La Región de las Américas


La personas con obesidad, definida COMO UN ÍNDICE DE MASA CORPORAL (IMC) ≧30
kg/m2, tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón, hipertensión arterial,
diabetes mellitus, cáncer de mama, cáncer de colon, litiasis  vesicular y artritis.  En
2005, mas de 1.000 millones de personas en el mundo tenían sobrepeso, de las cuales
805 millones eran mujeres, y mas de 300 millones eran personas obesas.  De
mantenerse las tendencias actuales, se estima que mas de 1.500 millones de personas
tendrán sobrepeso en 2015 y que el IMC aumentará en casi todos los países del
mundo.  Cada año al menos 2,6 millones de personas mueren a causa de sobrepeso u
obesidad.  En 2005, se estimó que la prevalencia de sobrepeso en mujeres de 30 y
más años de edad sobrepasaba 50% en todos los países de la Región; en algunos,
como Estados Unidos, Jamaica, México, Nicaragua y otros países del Caribe, la
prevalencia fue mayor del 75%.  
En los Estados Unidos, la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas, al duplicarse
su prevalencia en las ultimas dos décadas.  En 2000, los costos directos e indirectos
atribuidos a la obesidad en los Estados Unidos fueron de US $ 117 millones.  En el
mismo país, en 2001, 11% de los estudiantes de educación secundaria tenían
sobrepeso (14% de los hombres y 7% de las mujeres); además, 14% estaba en riesgo
de adquirir sobrepeso.  En 2000, 44,8% de los canadienses de 12 y más años de edad
tenían sobrepeso (51,8% de los hombres y 37,8% de las mujeres), siendo este un
problema en todas las edades, pero que principalmente afecta a las personas entre 35
y 64 años.  Adicionalmente, 19% presentaban simultáneamente sobrepeso y
sedentarismo, y el porcentaje de los que tenían sobrepeso, sedentarismo y tabaquismo
al mismo tiempo era de 5,3%.  
La prevalencia del sobrepeso (IMC ≧25) estandarizada por edad y sexo para las
personas de 20 años y más de edad fue más alta en Nicaragua, El Salvador y Estados
Unidos (65% a 70%), mientras que Chile, Costa Rica y Guatemala presentaban una
prevalencia ajustaba que iba de 60% a menos de 65%.  En Honduras esta prevalencia
fue de 57,6% y Canadá presentó la prevalencia ajustaba mas baja (48,5%), aunque
los datos de ese país incluyen a personas de 12 y más años de edad.

Fuente: 
OPS: Salud en las Américas 2007

Obesidad en el Mundo
Datos acerca del sobrepeso y la obesidad

Las últimas proyecciones de la  OMS  sobre obesidad indican que a nivel mundial en el
2005,        aproximadamente  1,6 mil millones de adultos (edad 15+) presentaban
sobrepeso y  al menos  400 millones de adultos eran obesos. 

La OMS proyecta que para 2015, aproximadamente 2,3 mil millones de adultos
tendrán sobrepeso y más de 700 millones serán obesos.   Al menos 20 millones de
niños menores de 5 años presentaron exceso de peso  en el 2005, en el mundo.
Alguna vez considerado sólo un problema de los países de ingresos altos, el sobrepeso
y la obesidad  están incrementando dramáticamente en los países de ingresos bajos y
medianos, en particular en los entornos urbanos.