Está en la página 1de 4

Gedeón

Viajar en el tiempo
Nuestro presente es ahora.

Introducción

Albert Einstein desarrolló la teoría de la Relatividad Especial, Según la cual ocurre algo interesante
al movernos a través del tiempo espacial, sobre todo cuando nuestra velocidad relativa a otros
objetos es cercana a la velocidad de la luz y el tiempo pasa más lento para nosotros que para las
personas que hemos dejado atrás. No es posible observar este efecto sino hasta regresar a esas
personas estacionarias; en cierto sentido, esto significa que hemos estado viajando en el tiempo y
habremos experimentado solo cinco años de vida mientras que los demás habrán experimentado
cincuenta. Ahora bien, también podemos viajar en el tiempo a través de nuestros pensamientos y
sueños, pero debemos tener cuidado de no quedarnos atrapados en ellos.

Muchas veces nos quedamos pensando en que hubiera pasado si yo hubiera hecho tal cosa o si
hubiera dejado de hacerla en pocas palabras vivimos en el pasado y olvidamos por completo
nuestro presente.. Incluso a Gedeón le paso lo mismo pero esto tiene una consecuencia

Gedeón atrapado en el pasado • Jueces 6:12-13

12 Y el ángel del SEÑOR se le apareció, y le dijo: El SEÑOR está


contigo, valiente guerrero. 13 Entonces Gedeón le respondió: Ah
señor mío, si el SEÑOR está con nosotros, ¿por qué nos ha
ocurrido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas que
nuestros padres nos han contado, diciendo: "¿No nos hizo el
SEÑOR subir de Egipto?" Pero ahora el SEÑOR nos ha
abandonado, y nos ha entregado en mano de los madianitas.

Dios le habló a Gedeón y le dijo que su presencia está con él, pero
curiosamente la respuesta del israelita fue en función de su pasado y no
de su presente. Gedeón le reprochó a Dios: “¿Y dónde están todas tus
maravillas, que nuestros padres nos han contado?”, pero por tener su
atención dividida y enfocarse en el pasado se perdía de lo que Él le
decía en el presente: “Jehová está contigo”.
Hay muchas cosas buenas que nos suceden ahora, pero las perdemos
por tener la atención dividida entre el presente y el pasado.
Lamentablemente si nosotros vivimos enfocados en nuestro pasado no
podremos ver la mano de Dios en nuestro presente, si vivimos pensando
en nuestro pasado vamos a perder muchísimas bendiciones que Dios
tiene preparadas y apartadas para nosotros porque simplemente no las
vamos a valorar…cuando nosotros entandamos que lo que vivimos en el
pasado fue necesario para formar nuestro carácter y para que Dios nos
pudiera llevar a otro nivel, vamos a empezar a ser agradecidos y
entenderemos que todo obra para bien para los que le aman.

Muchas veces nosotros vivimos pendientes del pasado porque


simplemente tenemos temor de lo que pueda pasar en nuestro futuro,
creemos que nuestros futuro es incierto y eso sucede cuando confiamos
en nosotros mismos y no colocamos a Dios en primer y entendemos que
si Dios está con nosotros tanto nuestro presente como nuestro futuro
están asegurados.

Gedeón con temor del futuro • Jueces 6:14-15

14 Y el SEÑOR lo miró, y dijo: Ve con esta tu fuerza, y libra a


Israel de la mano de los madianitas. ¿No te he enviado yo? 15 Y
él respondió: Ah Señor, ¿cómo libraré a Israel? He aquí que mi
familia es la más pobre en Manasés, y yo el menor de la casa de
mi padre.

Posteriormente, en la conversación, Dios le dio a Gedeón una instrucción


con la
Cual quiso sacarlo del pasado y traerlo al presente: “Ve con esta tu
fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío
yo?” Pero ahora el temor de Gedeón se encuentra en el futuro, sin darse
cuenta de que el Señor le estaba asegurando la victoria. Permanecer en
el futuro puede provocar que perdamos de vista lo que Dios nos dice o
hace en nosotros ahora mismo. No perdamos el “ahora” porque hay un
tiempo para soñar con el futuro, pero solo uno para disfrutar el presente.

Aquí es donde aparece la típica frase que yo digo muchísimo y es


“Provoca es date”, que más quería Gedeón si ya el Señor le había dicho
que él lo había enviado y por ende no estaba solo porque el señor
estaría con el… Eso le aseguraba la victoria sin importar el rival..

Y así nos pasa a nosotros en nuestro día a día, Dios nos da una palabra y
nos asegura que nos dará la victoria y nosotros simplemente dudamos
de la promesa de Dios, es decir dudamos de su capacidad para cumplir
lo que El dice, nos creemos inferiores por cosas que nos dicen los demás
aun cuando Dios dice que somos mas vencedores con El a nuestro lado,
nos menospreciamos por nuestra edad, por nuestro físico, por nuestra
estatura, por nuestra condición social.. y no terminamos de entender
que si Dios esta con nosotros nadie podrá venir contra mí.

Pero yo se porque nosotros dudamos de lo que Dios nos dice, y es


porque no sabemos si lo que estamos escuchando viene de parte de
Dios o del enemigo y esto sucede cuando nosotros no tenemos
discernimiento.. Y como vamos a tener discernimiento si no conocemos
la voz de Dios…como podemos conocer a alguien con el cual no
pasamos tiempo a solas… (Seguir historia)

La gratitud: el ancla al presente • Jueces 6:17-24

17 Y Gedeón le dijo: Si he hallado gracia ante tus ojos,


muéstrame una señal de que eres tú el que hablas conmigo. 18
Te ruego que no te vayas de aquí hasta que yo vuelva a ti, y
traiga mi ofrenda y la ponga delante de ti. Y él respondió: Me
quedaré hasta que vuelvas. 19 Y Gedeón entró y preparó un
cabrito y pan sin levadura de un efa de harina; puso la carne en
una cesta y el caldo en un caldero, y se los llevó a él debajo de
la encina y se los presentó. 20 Y el ángel de Dios le dijo: Toma la
carne y el pan sin levadura, ponlos sobre esta peña y derrama el
caldo. Y así lo hizo. 21 Entonces el ángel del SEÑOR extendió la
punta de la vara que estaba en su mano y tocó la carne y el pan
sin levadura; y subió fuego de la roca que consumió la carne y el
pan sin levadura. Y el ángel del SEÑOR desapareció de su vista.
22 Al ver Gedeón que era el ángel del SEÑOR, dijo: ¡Ay de mí,
Señor DIOS! Porque ahora he visto al ángel del SEÑOR cara a
cara. 23 Y el SEÑOR le dijo: La paz sea contigo, no temas; no
morirás. 24 Y Gedeón edificó allí un altar al SEÑOR y lo llamó El
SEÑOR es Paz, el cual permanece en Ofra de los abiezeritas
hasta hoy.

Finalmente, Gedeón comprendió que por estar en el pasado y en el


futuro se estaba perdiendo de las palabras y de la presencia de Dios en
el presente, y que la mejor forma de disfrutar esto es agradeciendo por
todo lo que podemos aprovechar del “ahora”. La gratitud es lo que lo
llevó a presentarle ofrenda y apreciar la presencia del Señor en ese
momento. Estoy seguro de que si prestas la suficiente atención verás
muchísimas cosas por las que puedes estar agradecido en el presente.