Está en la página 1de 10

LIDERAZGO INSTITUCIONAL

Empecemos diciendo que con el desarrollo de las teorías de


administración (las teorías de las relaciones humanas por ejemplo la cual
demostró la importancia de los factores psicológicos y sociales y la
consecuente necesidad de que los directivos se ocupen de los problemas
humano) ya va quedando de lado ese líder autoritario, esa idea de que al
dirigente le corresponde satisfacer las necesidades de la organización sin
preocuparse por las del individuo, donde su principal compromiso es el
rendimiento del personal para alcanzar las metas de la organización y
donde se considera a los trabajadores como simples instrumentos “unas
pequeñas máquinas de eficiencia”, que deben adaptarse a la empresa. Y ha
surgido nuevos enfoque como el liderazgo institucional.

Uno de los más notables estudiosos de administración y liderazgo, Peter


Drucker, afirmó que la primera y más esencial diferencia entre una empresa
exitosa y una mediocre es que la primera goza de un liderazgo dinámico y
eficaz, a raíz de esto podemos decir que el liderazgo institucional es una
acción sobre personas, no sobre máquinas o aparatos. Que indica un
intercambio de sentimientos, intereses, aspiraciones, valores, actitudes y
todo tipo de reacciones humanas.

Y no sólo esto, sino que crea con todos la dinámica de dar y recibir, de
tener una intensa participación; propiciar la expresión espontánea, para que
se libere la creatividad del grupo e individual.

La idea rectora y la actitud básica de este tipo de liderazgo es que: el


grupo, y no el jefe, es el protagonista.

Entonces…

El liderazgo institucional, dirección o gerencia, no supone el trabajo de un


líder o un seguidor, sino el de grupos, equipos y niveles de jerarquía.
Es el proceso de trabajo para lograr las metas de una organización con y
por medio del trabajo en equipo o, en otras palabras, es la actividad para
influir sobre los miembros de un grupo para que se interesen y esfuercen
por alcanzar los objetivos que se planteen en conjunto.

El líder institucional es la persona que logra cumplir metas con y por medio
de personas, no siendo éstas aisladas sino personas integradas en grupos,
equipos, departamentos, clases y divisiones.

Basados en este enfoque el fin de toda empresa es el bienestar humano, es


esencial en el líder “facilitar la comunicación y entendimiento entre
personas con puntos de vista diferentes”, de esta manera tiene la capacidad
de entenderse con la gente. Las personas se mueven atendiendo a sus
percepciones y emociones y rinden por sus capacidades, conociéndolas se
garantiza que cada uno de sus aportes se vea reflejados obviamente en un
buen desempeño y consecuentemente en la consecución de los objetivos.

Tanto la comunicación como la motivación son transcendentales en este


tipo de liderazgo. El líder hace que los otros hagan. Entonces, debe tener la
capacidad de entender por qué la gente actúa y saber manejar con destreza
estos “resortes”, es decir, las motivaciones. Sabemos que para influir en
una persona se deben conocer sus necesidades, que son cambiantes por
naturaleza. Es decir estudiar cada una de ellas me permitirá asegurar que
cada uno de los resultados se distribuya conforme a los objetivos deseados
por cada uno de los miembros, los cuales se ocuparan de satisfacer sus
necesidades, y consecuentemente garantizaremos que estos estén altamente
motivados y opten por tener un desempeño cada vez más beneficioso para
la organización.

Lo que hace funcionar a una organización son, en primer lugar, sus


objetivos. Ellos son su razón de ser. Es evidente que estos se logran mejor
en conjunto que con esfuerzos individuales separados. Es una tarea crucial
para un líder. Su trabajo exige la habilidad para alinear los objetivos
comunes de la organización con los de cada individuo, garantizando así que
todos y cada uno vayan marchando en la ruta correcta. Aunque estos no
necesariamente deben coincidan absolutamente, pues cada individuo que
integra una organización tiene su propia historia, necesidades particulares,
propósitos y anhelos.

La eficiencia y validez del trabajo en equipo será la resultante de cuan


alineados estén los objetivos de los individuos y de la empresa. Cuanto
mayor sea el ángulo que separa a estos dos vectores, mayor despecidicio
organizacional habrá.

El dirigente institucional pone especial atención a todo lo que se relaciona


con el tema “objetivos”, que constituyen la estructura de su función y
responsabilidad.

1. Primero verifica la existencia de objetivos bien definidos. (lo cual


corresponde pues al proceso de planeación en la empresa)

2. que todos, o casi todos compartan los objetivos, lo que supone que
éstos sean confiables, valiosos y aceptables para el personal y
presentados a todos.

3. que la dinámica sea “ganar-ganar”, no de que la organización gane


cuando sus integrantes pierden y viceversa; es decir, se supone un
clima de solidaridad, no de competencia interna.

4. que exista un clima de confianza de la dirección en sus seguidores y


viceversa; porque si esta confianza falta, el manejo no será por
objetivos, sino por sistemas de control.
5. que haya satisfacción en todos y cada uno de los personas en el
trabajo. mencionaremos un tema que no podemos desarrollar aquí,
pero que exige consideración y estudio especial: detrás de los
objetivos están los valores. la gerencia, como sistema cultural,
implica una filosofía de la vida y de la sociedad. el núcleo dinámico
de esta filosofía es un conjunto de valores

bases que se aplican en este estilo de liderazgo para lograr buenas


relaciones en el trabajo

1. mantener a cada quien enterado de cómo se desempeña en su


trabajo.
indicándole lo que espera de él.
enseñándole cómo puede mejorar.

2. reconocer mérito a quien lo tenga.


felicitándolo inmediatamente.
agradeciéndole su colaboración por rendimientos o trabajos
especiales.

3. Avisar con anticipación a su personal los cambios que le afecten.


explicándole los motivos, si es posible.
convenciéndolo para que acepte los cambios.

4. Obtener el mayor provecho de las aptitudes y habilidades de cada


quien.
descubriendo las no utilizadas.
promoviendo el ascenso de quien lo merece.
 también ha de tener la capacidad de predecir en alguna forma las
reacciones de la gente.

Toda conducta de liderazgo, por definición, mira al futuro, porque lo que el


líder pretende que se haga, aún no está hecho. Y nadie predice conductas si
no conoce a la gente.

 así mismo, se involucra la capacidad de controlar las actividades


hacia los objetivos propuestos: líder no es sólo quien inicia el
movimiento, sino quien lo dirige y, si es el caso, lo detiene. no nos
imaginamos a un director de escuela que el primer día de clases diga:
“en este momento ya todo está organizado y cada quien tiene
asignadas sus tareas y los recursos pertinentes. me voy de vacaciones
y en 10 meses, al terminar los cursos, vendré de nuevo. Es un líder
ineficiente.

El liderazgo institucional es una estrategia competitiva para


Fomentar el desarrollo organizacional, el desarrollo organizacional es el
proceso que se encarga de conocer y cambiar la salud, la cultura y el
desempeño de la organización, diseñado no solo para incrementar la
productividad de la empresa, sino también mejorar la satisfacción de los
empleados. Ir en busca de un mejoramiento constante.

la falta de desarrollo organizacional es consecuencia del ejercicio de una


dirección equivocada, por la ausencia de trabajo en equipo, la falta de
empoderamiento y déficit en la toma de decisiones, características que
son atribuidas al liderazgo

Este liderazgo juega un papel preponderante y determinante que tiene


incidencia no sólo en el clima organizacional, sino que es percibido por
los miembros, puesto que establece la dirección de organización hacia
la consecución de su visión, misión, valores y objetivos propuestos,
convirtiéndose en un agente facilitador clave para lograr la excelencia
de las organizaciones

Por ultimo consideremos que es la época de las mesas directivas, consultas


técnicas, de los comités, cuerpos de asesores. “integraciones”
Las reuniones de trabajo, intensamente participativas, son símbolo del este
estilo de dirección y también el lema de los ejecutivos democráticos. Es
cierto que se puede abusar, y caer en la “juntitis”, (se define como la
propensión excesiva de llevar a cabo juntas innecesarias ) que es
pérdida de tiempo y freno a la acción. Pero vistas desde otro punto de vista
las reuniones de trabajo son un instrumento valiosísimo de dirección.
Sus objetivos concretos pueden ser:
- estudiar un determinado problema.
- coordinar las acciones relativas para un fin determinado.
- definir la política a seguir.
- proponer y programar innovaciones creativas
- Formular evaluaciones de un proceso dentro de la organización.
Este líder observa en todo momento la dinámica grupal y es consciente
De ella; tiene presente que cada individuo entra acompañado de sus
pasiones, frustraciones, prejuicios, resentimientos, opiniones. Tiende a ver
a las personas y situaciones desde su perspectiva propia, no sólo desde los
datos de la realidad objetiva y presente.
Complementa con algo bien bacana jajajjaja, éxitos por fa no me lo mandes
tan tarde para poder estudiarlo
Liderazgo organizacional

Según esta perspectiva el líder es resultado de las necesidades de un grupo;


el líder no lo es por su capacidad o habilidad en sí mismas, sino porque
estas características son percibidas por el grupo como las necesarias para
lograr el objetivo, este individuo es un instrumento del grupo para lograr
sus objetivos y, sus habilidades personales son valoradas en la medida que
le son útiles al grupo.

Por lo tanto, el líder tiene que ser analizado en términos de o función


dentro del grupo. El líder se diferencia de los demás miembros de un grupo
o de la sociedad por ejercer mayor influencia en las actividades y en la
organización de estas.

Características del líder institucional.

• El líder institucional debe tener el carácter de miembro, es decir,


debe pertenecer al grupo que encabeza, compartiendo con los demás
miembros los patrones culturales y significados que ahí existen.

• La primera significación del líder no resulta por sus rasgos


individuales.

• Cada grupo considera líder al que sobresalga en algo que le interesa,


o más brillante, o mejor organizador.

• El líder debe organizar, vigilar, dirigir o simplemente motivar al


grupo a determinadas acciones o inacciones según sea la necesidad que se
tenga.

Algunos fines para el liderazgo institucional.

Orientar la acción y generar ilusión con los proyectos compartidos.

● Asegurar que se comparte y se entiende con claridad la visión del centro.


● Trabajar con la comunidad para convertir la visión en objetivos
compartidos y en un plan que promueva la mejora.

● Ejemplificar los valores de la visión en la práctica diaria.

● Motivar a los demás y trabajar con ellos para establecer una cultura
compartida.

● Incentivar la creatividad, la innovación y el uso de las tecnologías


adecuadas para lograr la excelencia.

● Lograr que la planificación tome en consideración la diversidad.

● Establecer una comunicación constante y fluida con la comunidad


escolar.

● El reto para los directivos es conocer las buenas prácticas existentes y


adaptarlas al contexto específico de cada escuela.

Entender a las personas y ayudarles en su desarrollo personal.

● Incrementar los conocimientos y las destrezas de los integrantes de la


organización, así como su potencial para actuar de modo útil y valioso en la
tarea encomendada.

● Crear y mantener una cultura positiva en la organización.

● Delegar en los demás con eficacia para dar oportunidades de desarrollo.

● Reconocer y celebrar los éxitos tanto individuales como colectivos.

● Dirigir con el ejemplo.

● Demostrar transparencia en las decisiones.

● Mantener gran visibilidad en el centro.


Acomodar la organización para que cumpla sus fines.

● Impulsar una cultura colaborativa de aprendizaje y conectar con otros


centros en redes de aprendizaje.

● Repartir la responsabilidad con todos los integrantes.

● Proporcionar igualdad en el acceso a las oportunidades y al éxito.

● Supervisar al personal con eficacia.

● Desarrollar una cultura organizacional proclive a compartir conocimiento


y responsabilidad por los resultados de aprendizaje.

En la actualidad el liderazgo, es el resultante del proceso de acciones, y


decisiones encaminada a un objetivo en común, todo esto es capaz de
percibirse en las actividades que llevamos a cabo, en la mayoría de casos el
liderazgo se define como la influencia de una persona en las actividades
realizadas por un grupo determinado, sin embargo, el liderazgo
institucional va un poco más allá, aunque tiene su origen en las
necesidades, y este “líder” resulta escogido por los integrantes del equipo,
el mismo es reemplazable por lo cual a diferencia del liderazgo tradicional
o el conocido por todos, es obligación del líder conservar las actitudes que
lo llevaran a tal puesto e ir mejorándolas.

el liderazgo institucional además de gestionar para que todos los espacios


sean completados, es capaz de establecer un margen o un orden que
permita que todo marche de una forma bastante adaptable y aplicada, por lo
cual todos los integrantes del equipo se hacen participativos y son
totalmente integrados, empezando de la persona a cargo hasta el último
integrante.