Está en la página 1de 6

CODIGO ETICO MORAL Y VALORES DEL HAMMURABI

El código Hammurabi es el primer conjunto de leyes de la historia, este enumera las leyes
recibidas por el Dios Marduk con el fin de fomentar el bienestar para los habitantes fue creado
en 1728 a.C. por el Rey de Babilonia Hammurabi.
Éste consiste en informarnos cuales eran los delitos más frecuentes de la época, y habla de las
categorías de la víctima y la del agresor,
Y sobre las penas aplicadas para cada delito, se distingue si hay intencionalidad o no.
La jerarquización de la sociedad. Existen tres grupos, los hombres libres o awilum, los
muškenum (quienes se especula podrían ser siervos o subalternos, semi-libres) y los esclavos o
wardum.
Los precios. Los honorarios de los médicos varían según se atienda a un hombre libre o a un
esclavo.
Los salarios. Varían según la naturaleza de los trabajos realizados.
La responsabilidad profesional. Un arquitecto que haya construido una casa que se desplome
sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a la pena de muerte.
El funcionamiento judicial. La justicia la imparten los tribunales y se puede apelar al rey; los fallos
se deben plasmar por escrito.
Las penas. Aparece inscrita una escala de penas según los delitos y crímenes cometidos. La
base de esta escala es la ley del Talión.
Ley del Talión, principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma impone un castigo con
el objetivo de alcanzar una reciprocidad por el crimen cometido.
Por ejemplo en el Éxodo 21:23-25:
Pero si sucede una desgracia, tendrás que dar vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano
por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, contusión por contusión.
CONCLUSION DEL CODIGO HAMMURABI
Fue el primer código de leyes de la Humanidad. Tiene 283 leyes, un prólogo y un epílogo. Su
lectura permite conocer el sistema jurídico mesopotámico. Las leyes se basan en la ley del talión
(ojo por ojo, diente por diente) que establecía un castigo igual al crimen realizado
MORAL Y VALORES DEL MEDIEVAL:
Estaba basado en conceptos religiosos. Los pecados capitales y las virtudes cardinales eran el
centro que modelaba los comportamientos. Se trataba de cumplir con los sacramentos, todo bajo
la voluntad de Dios. Los Caballeros no eran ajenos a esto, aunque en su caso había algunas
especificidades por su condición de guerreros, sin embargo parte de su código estaba pensado
para evitar los posibles abusos que podían cometer. Por lo cual se otorgó un propósito de
servicio y unas normas de honor y educación adecuadas a su condición.
Valor y coraje: Los Caballeros estaban obligados por su código a intentar alcanzar la perfección
en todas sus acciones. No solo en las militares, sino también en otras que tuvieran relación con
su dedicación en pro de la justicia. Además, debían ser humildes y no actuar buscando el
provecho personal, sino el bien común y la defensa de Dios. Tenían que asumir que iban a
realizar sacrificios personales para alcanzar sus objetivos. Ese coraje no podía ir reñido con la
clemencia, cualidad que los caballeros debían poseer.
Justicia: Intentar alcanzar siempre “lo justo”, dejando a un lado los intereses personales o los
prejuicios, era otro de los puntos fundamentales en la vida de estos caballeros. Como se
comentaba antes, este afán por buscar justicia debía ir acompañado de la clemencia y de la
humanidad.
Lealtad: La lealtad, tanto a la gente como a los ideales que se juraban, era parte importante
dentro del código medieval. Los Caballeros prometían ser fieles a sus señores, defender sus
tierras y a todos los suyos.
Fe: La religión, como ocurría con el resto de la sociedad de la época, formaba parte de todas las
áreas de la vida de los caballeros. Estos tenían que mantener la fe en sus creencias sin
permitirse flaquezas. Además, parte de su lucha debía ir dirigida a defender el cristianismo frente
a aquellos que no la profesaran o hicieran observaciones heréticas.
Humildad y franqueza: El Caballero tenía entre sus obligaciones morales el no mentir,
especialmente si se hacía para conseguir un beneficio personal. Entre sus cualidades
personales debía encontrarse la franqueza, aplicada a cada aspecto de su trayectoria.
Generosidad y nobleza: La generosidad dentro de los recursos que cada uno tuviera formaba
parte de las virtudes que la religión aportó al código medieval. En cierta forma, es un concepto
contrario a la gula, uno de los pecados capitales.
Por último, también tenían que mantener la
nobleza en sus obras y pensamientos. Para ello
era fundamental mantenerse fiel a las virtudes y
a las obligaciones que había prometido. Incluso
si no era posible alcanzar los ideales al cien por
cien, ya solo intentarlo producía que el espíritu
fuera más noble.
CONLUSIONES DEL CONDIGO MEDIEVAL:
Los caballeros seguían al pie de la letra los códigos morales durante sus servicios en la Edad
Media, en los cuales se establece la defensa de las enseñanzas y designios de la Iglesia y el
deber de seguir las leyes de Dios.
CODIGO ETICO MORAL Y VALORES DEL PREHISPÁNICO (Azteca o Mexica):
En este estuvieron presentes diversos códigos indígenas que diferenciaron el bien del mal,
garantizando muchas virtudes como: fidelidad, valentía, honradez y el trabajo.
Las tribus indígenas prehispánicas creyeron en la vida después de la muerte, donde los hombres
recibían castigos o premios según el comportamiento.
Los "huehuetlatolli" es el código moral que fue utilizado por la cultura Mexica o Azteca.
Se refiere a discursos que los viejos decían a los jóvenes, los maestros a los estudiantes y los
padres a los hijos, con la finalidad de aconsejar y educar a estos últimos.
Los huehuetlatolli podían abordar diversos temas, pero siempre relacionados con los valores
éticos de la sociedad, se caracterizan en cada palabra por ser exponentes y defensores de la
humildad, la cortesía y la generosidad, entre otros valores tradicionales.
Lo hacían con un carácter imponente, persiguiendo el objetivo de inculcar los valores y
conocimientos necesarios para formar a futuros gobernantes y gestar las bases cívicas que
sustentarían a las comunidades en un plazo corto, mediano y largo.
La moral, la ética y las buenas costumbres eran la parte más fundamental de los huehuetlatolli,
cuya enseñanza partía desde la familia, el pilar más importante de la cultura de los nahuas,
incluso antes de considerar la creación de las escuelas Calmecac y Telpochcalli.
Telpochcalli era también conocida como “la escuela de guerra”, donde los nahuas más jóvenes
eran alistados y educados para el combate. Allí se entrenaban persiguiendo valores que partían
de los huehuetlatolli: el guerrero correcto e ideal no era el más fuerte ni el más habilidoso, sino
aquel que actuaba en función a su espíritu combatiente y a su servicio por el pueblo.
Calmecac, en cambio, destacaba a través de la palabra antigua que la grandeza se obtenía
mediante la sabiduría y el conocimiento, al llevar una vida llena de virtudes y bondades.
Las enseñanzas del código se transmitían de generación en generación de forma oral.
"son los testimonios de la tradicional sabiduría náhuatl expresados con un lenguaje que tiene
grandes primores. Su contenido concierne a los principios y normas vigentes en el orden social,
político y religioso del mundo náhuatl […] Podría decirse, en suma, que son estos textos la
expresión más profunda del saber náhuatl acerca de lo que es y debe ser la vida humana en
tierra"
CONCLUSION DEL CODIGO PREHISPANICO (Azteca o Mexica):
El huehuetlatolli era transmitía de forma verbal a niños, jóvenes y adultos la sabiduría de los
antepasados con discursos literarios y este consistía en cómo debe ser la vida entre los
humanos si acataban estos valores recibían premios después de la muerte y si no lo hacían
entonces recibirían castigos ya que ellos creían que había vida después de la muerte.