Está en la página 1de 4

El proceso de elaboración de una Ley en Colombia

¿Qué es una ley?

Ya dijimos que una de las funciones principales del Congreso es la aprobación de las
leyes que rigen el país; por eso, es muy importante que conozcamos bien qué es una ley
y de esta forma entender mejor el trabajo que se realiza en el Congreso de la República.
Una ley es una norma o una regla que nos dice cuál es la forma en la que debemos
comportarnos o actuar en la sociedad. Las Leyes nos dicen lo que es permitido y lo que
es prohibido hacer en Colombia; así si todos las cumplimos podríamos lograr que existan
menos conflictos en la población. Traen soluciones Evitan conflictos.

¿Cuál es el proceso de formación de la ley?

El Gobierno Nacional, a través de los ministros La Corte Constitucional El Consejo


Superior de la Judicatura La Corte Suprema de Justicia El Consejo de Estado El Consejo
Nacional Electoral El Procurador General de la Nación El Contralor General de la
República El Fiscal General de la Nación El Defensor del Pueblo En este sentido, quizá
una de las cosas más importantes que tiene la Constitución Política de Colombia es que
también le da la posibilidad al pueblo de presentar proyectos de ley por medio del
mecanismo de participación popular o iniciativa popular. Para ello se requiere un número
de ciudadanos igual o mayor al 5% del censo electoral, un 30% de los concejales o un
30% de los diputados del país. Todos deberíamos aprovechar esta oportunidad,
especialmente cuando creemos que una propuesta de ley nuestra puede ser de mucha
importancia para el país. Veamos cuáles son los pasos o el recorrido que debe tener un
proyecto legislativo para convertirse en una nueva ley.

Elaboración del proyecto de Ley

Las personas u órganos que tienen la facultad de presentar proyectos de ley deben
estudiar muy bien el tema para saber bien cuál es la necesidad social o problema y cuáles
son las posibles soluciones. Luego con la ayuda de expertos y con el insumo de la
participación ciudadana debe redactarse el proyecto de ley. Todos los proyectos para que
puedan ser estudiados deben cumplir varios requisitos, entre otros: deben tener un título o
nombre que los identifique, el articulado y además una exposición de motivos en donde se
explican las razones y la importancia del proyecto.
Presentación del proyecto de ley

Una vez que el proyecto de ley está listo se presenta el original y dos copias en la
Secretaría General del Senado, de la Cámara de Representantes o públicamente en las
plenarias. La Secretaría le asigna un número y lo clasifica de acuerdo con la materia, el
autor y otros puntos de interés. Además el Presidente de cada cámara, de acuerdo al
tema, decide cual comisión constitucional permanente es la que debe estudiar el proyecto
para enviarlo a dicha comisión. Una de las cosas más importantes que hace la Secretaría
en este momento es enviar el proyecto de ley a la Imprenta Nacional para la publicación
en la Gaceta del Congreso y así todo el país puede conocer cuáles son los diferentes
proyectos que tiene que estudiar el Congreso.

Traslado a comisión y ponencia para primer debate

Cuando la comisión recibe el proyecto de ley el presidente de la misma le asigna uno o


varios ponentes. Los ponentes son los congresistas encargados de estudiar el proyecto
de ley y presentar un informe, denominado ponencia, sobre la conveniencia o no del
proyecto, los beneficios que puede traer, las reformas que pueden hacérsele para
mejorarlo, o también, el ponente puede manifestar que el proyecto no debería aprobarse
porque considera que no sería bueno para el país.

Debate en comisión

Cuando el informe de ponencia está listo se envía a publicar en la Gaceta del Congreso;
después la comisión se reúne para conocerlo y debatir sus inquietudes. Los informes de
ponencia pueden recomendar debatir el proyecto y en éste caso comienza a discutirse. Si
por el contrario, la ponencia propone archivar el proyecto la Comisión discute esta
propuesta; y si la acepta el proyecto se archiva.
Si algún miembro de comisión lo solicita, la discusión del proyecto puede hacerse artículo
por artículo y a su vez considerar los cambios que se propongan. En este sentido los
congresistas pueden proponer enmiendas, modificaciones, adiciones o supresiones a la
totalidad del proyecto o a artículos específicos.
Ponencia para segundo debate

Una vez que los miembros de la Comisión han estudiado y discutido suficientemente el
proyecto de ley, éste se vota en la misma y si se aprueba el Presidente de la Comisión le
asigna uno o varios ponentes para segundo debate, que pueden ser iguales o distintos a
los de la primera ponencia. El o los nuevos ponentes son los encargados de revisar una
vez más el proyecto y por último de elaborar la ponencia para el segundo debate en la
plenaria de una u otra cámara.
Una forma en la que votan los congresistas, cuando discuten un proyecto de ley, es
levantando la mano.

Debate en plenaria
Una vez que está lista la ponencia para segundo debate se envía a publicar para su
posterior discusión en la Plenaria de la respectiva cámara, sea Senado o Cámara de
Representantes. El coordinador ponente explica ante la plenaria el proyecto y la ponencia,
posteriormente pueden tomar la palabra los congresistas y los ministros para opinar; esto
es muy parecido a lo realizado en comisión.
Después de la intervención del ponente comienza la discusión del proyecto en su totalidad
o por artículos específicos si es solicitado. Durante esta etapa el proyecto puede ser
modificado; sin embargo, si los cambios hacen que el proyecto sea muy diferente al
primero la Plenaria puede decidir si lo envía nuevamente a la comisión.

Traslado a otra cámara


Si el proyecto de ley es aprobado en la plenaria de la corporación, en donde se inició el
trámite, el Presidente de la misma lo remitirá al Presidente de la otra cámara con los
antecedentes y todos los documentos necesarios.
En la nueva cámara el proyecto de ley, con los antecedentes, comienza el proceso de la
misma forma que en la cámara anterior; de esta manera el proyecto de ley primero se
envía a la misma comisión designada en la otra corporación según el tema y
posteriormente a la plenaria. En ambos casos el proyecto se discute de acuerdo con las
reglas descritas anteriormente.

Sanción presidencial

Una vez que cada cámara ha aprobado en dos debates el proyecto de ley este se envía a
la Presidencia de la República para su sanción. La sanción en este caso quiere decir
ratificación ya que la rama ejecutiva también lo estudia, y si está de acuerdo lo sanciona y
lo promulga para que el país entero conozca la nueva ley y la cumpla.
Puede ser que el Presidente considere que el proyecto de ley es inconstitucional o que no
esté de acuerdo con el contenido del mismo y en este caso el gobierno puede devolverlo
al Congreso, a la cámara donde se originó, para que sea estudiado nuevamente. Este
trámite se conoce como objeción presidencial al proyecto de ley.
Este es el recorrido que tiene que hacer un proyecto para convertirse en ley de la
República. Parece que son muchos pasos, pero la idea es que antes de ser aprobado el
proyecto los congresistas y los ciudadanos en general puedan estudiar bien el tema para
no cometer errores y hacer lo mejor para el país y sus ciudadanos.

Fuente de consulta, http://www.senado.gov.co/legales/item/11173-sancion-presidencial