Está en la página 1de 2

POBREZA

 Pobreza en la Iglesia:

Mediante la realidad latinoamericana, el episcopado no puede ser indiferente


ante la realidad de la pobreza en el país en especial hoy en día donde las
personas luchan por sobrevivir.
Aunque la iglesia reciba varios reclamos con respecto a la vida de los pobres
afirmando que es in-humilde, la iglesia siempre da respuesta dando a entender
que es una confusión de la realdad. Afirmando que por otros medios se puede
generar enriquecimiento.
La realidad es que el modo de vida de los miembros de la iglesia, es modesta,
sin embargo, no es suficiente para retirar las miradas de la iglesia.

 Motivación Doctrinal:

- La “pobreza” como la carencia de los bienes de este mundo ya que es el


resultado del pecado del hombre
- La “pobreza espiritual” es la apertura de dios, esperar todo sobre el
- Adoptar la pobreza como un compromiso para llevar un estilo de vida
desinteresado, amar al necesitado adoptando la metáfora “siendo rico
hacerse pobre”
Una iglesia pobre:
- Denuncia la carencia injusta del mundo.
- Predica la pobreza espiritual para la apertura al señor.
- Se comprende pobreza a la carencia material, con la cual la iglesia es una
constante para dar una solución
Cristo no solo se hizo “pobre siendo rico” sino que amo a los pobres he hizo una
iglesia con ayuda a los pobres.
La situación actual en América latina requiere que todos lo miembros de la
sociedad se responsabilice del cambio del EGO por el bien común, ofreciendo
de manera positiva una economía social

 Orientaciones Pastorales:

Se requiere que evangelicen los pobres y del mismo modo ser solidarios, ser
comprensivos con los deseos y el anhelo de ellos.

Con sencillez y amabilidad los obispos buscan acercarse a los pobres dando
testimonio de ello con amor y solidaridad, basándose en el amor de dios para
poder ayudarlos es su “estilo de vida”, de modo que se le pueda enseñar al
pobre a valorarse por si mismo y lograr un reintegro a la sociedad.
Testimonio se busca la humildad en todos los aspectos de la vida, desde la
manera de vestir hasta la forma de construir un edificio.
Cambiar el tratamiento hacia los pobres de modo que se acerquen mas a los
fieles y cambiar el sistema de aranceles por un de financiamiento dando
administración a los bienes, dejando en manos de Dios dando una sustitución
justa, pero al mismo tiempo que esta sea modesta, dejando estos “fondos de
Dios” para el servicio de la comunidad, iglesia, dando pie a la libertad del
espíritu.
Dando prioridad a la educación de los niños y los jóvenes se busca que la iglesia
se libre de un vinculo con la riqueza, dado entrada a una educación basada en
el servicio; de modo que podamos hacernos pobres siendo ricos para poder
enriquecernos en la pobreza.

También podría gustarte