Está en la página 1de 5

Métodos de interpretación jurisprudencial

Introducción al derecho

La interpretación es el acto de hallar el significado de una proposición, que por algún motivo

su objetivo o idea principal no se encuentra concisa de manera explícita. Al momento de

interpretar una ley, se requiere que se realice un análisis de manera racional y critica en todo el

contenido abordado en ella, también habría que afirmar que toda norma jurídica debe ser

interpretada de la misma forma en que sea aplicada, por eso “las interpretaciones que se hagan,

siempre deben estar en concordancia con el sistema jurídico al que se pertenezca, recordando

aquí la idea jurídica de la hermenéutica y sus principios de coherencia y unidad que traen como

consecuencia no sólo la validez de las normas, sino también la eficacia de las ya

existentes.”[CITATION DAN11 \l 9226 ] pero, también hay que tener en cuenta que, [ CITATION Edu00

\l 9226 ] propone como “El principal problema del análisis jurisprudencial, en que la ley no se

puede interpretar individualmente, ya que posee numerosas cuestiones interpretativas que el

hombre mismo puede plantearse”. A raíz de este dilema se han establecido distintos métodos

para poder interpretar una norma jurídica y llevar a cabo una conclusión bien planteada en

relación a su contenido, tales como los dispuestos por Savigny, como el método gramatical o

literal; que se basa en la deducción de las palabras en un sentido exacto. El método lógico, que

utiliza razonamientos lógicos para buscar un significado pleno. El método histórico, que pretende

la interpretación a partir de los precedentes normativos en la historia del sistema jurídico en el

cual la norma haga parte. El método sistemático, en donde las normas van encaminadas

precisamente a un sistema jurídico vigente. Y a pesar de que existan muchos más, fue el llamado

método empírico, el asignado precisamente por la escuela de la Exégesis, “el movimiento de

interpretación del derecho que se gestó en Francia después de la publicación del Código Civil de
Napoleón de 1804”[ CITATION Fer10 \l 9226 ]. En donde se establecieron las bases primordiales de

las interpretaciones de la ley, ya que se tomó en cuenta como la primera corriente con este fin

específico.

Por consiguiente, se puede definir la exégesis como aquel método de investigación con base a

la voluntad de los legisladores, que incluso hay que mencionar, además, que se considera como

una voluntad finita, concreta y legitima, que en diferencia a la voluntad jurisprudencial que es

vista completamente independiente del paso del tiempo, es precisa justamente para comprender

lo estipulado en un escrito. No obstante, en contextualización a la época de su planeación, “el

código de Napoleón de 1804 no incluía en su texto normas expresas sobre la interpretación de la

ley. Esta falta de normatividad fue la que les permitió a los civilistas franceses desarrollar una

forma de interpretación excesivamente literalita.”[ CITATION Esc \l 9226 ]. Por lo tanto, se infiere

que, al buscar una reducción del derecho a la ley, no se tuviera en cuenta la ley como una fuente

formal y primordial de este, generando contrariedades en su funcionamiento.

Hecha esta salvedad, los métodos de interpretación se han instituidos para resolver conflictos

entre disposiciones jurídicas, que dichas antinomias pueden tener diferentes ejes de discusión;

uno temporal, uno jerárquico y otro según la especialidad, por ello no existe un criterio absoluto

para una interpretación absoluta. La jurisprudencia colombiana ha desarrollado al menos tres

reglas básicas para estos escenarios, que en consecuencia, la corte constitucional implantó en la

sentencia c-439 del 2016: “el criterio jerárquico, según el cual la norma superior prima o

prevalece sobre la inferior, el criterio cronológico, que reconoce la prevalencia de la norma

posterior sobre la anterior y el criterio de especialidad, según el cual la norma especial prima

sobre la general” [ CITATION Cor16 \l 9226 ].


Avanzando en nuestro razonamiento y en contraste con lo anterior, según mi convencimiento

considero que el método que más aproximidad posee para la interpretación jurídica es el

teleológico, pues es aquel que “que pretende llegar a la interpretación de la norma a través del fin

de la misma, buscando en su espíritu, la finalidad por la cual la norma fue incorporada al

ordenamiento jurídico”[ CITATION Edg18 \l 9226 ] y aunque no sea específicamente el que se vaya

a aplicar absolutamente en todos los ámbitos, en sí, es el que realiza de mejor manera la

escogencia de los objetivos de la ley. Por ello mismo, se estima como el método de mayor

jerarquía entre los demás procedimientos dentro de la hermenéutica jurídica, pues, también como

descubre el funcionamiento y finalidad de la norma, sirve como una herramienta para conseguir

la paz entre las sociedades al resolver las problemáticas que en ella se presentan.

Para concluir, me gustaría dejar claro que como se afirmó arriba, no existe dentro del sistema

jurídico una formula de entendimiento jurisprudencial completamente absoluta en cuanto a su

utilidad y funcionamiento, pues el método varía dependiendo del problema jurídico que se vaya a

solucionar, pero a pesar de esto, vuelvo y retomo, que el más próximo a la validez en cuanto a la

práctica social que influye, es el teleológico, pues al otorgarle a la norma un sentido concreto, se

promueve que ese sentido sea asignado al motivo o finalidad de la norma, que de igual forma

podemos condensar lo dicho hasta aquí en la idea de que “el derecho se considera como un

instrumento para alcanzar algunos fines y, por tanto, su valor influye en la

instrumentalización”[ CITATION Jer01 \l 9226 ]. Por ello es importante recalcar que “Así mismo, el

método sistemático al conectarse junto al teleológico implica que los valores y fines del

ordenamiento jurídico son los criterios inspiradores de la interpretación y como consecuencia, el

alcance y sentido de las normas jurídicas debe hacerse en consonancia con la finalidad objetiva
que se persigue por parte del legislador y por los principios y fines que inspiran el ordenamiento

jurídico.”[ CITATION Álv \l 9226 ].

De manera análoga, al momento de contextualizar la situación en Colombia, los artículos 25 a

32 del código civil establecen la jerarquización de los criterios de interpretación y por ende, hoy

día no es completamente necesario generar debate sobre lo que se deba hacer al momento de

interpretar una ley, pues ya está estipulado lo que se debe realizar, pero siempre es importante

tener claro el estudio y proceso que todo esto pueda implicar.

Bibliografía
Corte constitucional. (2016). Sentencia c-439.

Daniel. (2011). Blogger. Obtenido de interpretacion juridica y sus escuelas:


http://interpretacionjuridicaysusescuelas.blogspot.com/2011/09/interpretacion-juridicay-sus-
escuelas.html

Escuela judicial Rodrigo Lara Bonilla. (s.f.). Interpretacion constitucional.

Maynez, E. G. (2000). El concepto de interpretacion. En E. G. Maynez, Introducción al estudio del


derecho (págs. 325- 349). Mexico D.F: Editoria Porrua.

Salazar, Á. D. (s.f.). INFORLEX SAS. Obtenido de Jurisprudencia. Intepretacion de las normas:


http://www.tesauro.com.co/PERFERCCIONANueva_carpeta/JINTERPRETACIONMETODOS.html

UI, F. (24 de mayo de 2010). Blogger. Obtenido de La escuela Francesa de la Exégesis y La Escuela
Histórica de los Métodos Dogmáticos.: http://elconocimiento-
fernando.blogspot.com/2010/05/la-escuela-francesa-de-la-exegesis-y-la.html

Varela, E. (2 de Julio de 2018). Aquí se habla derecho. Obtenido de “LA INTERPRETACIÓN JURÍDICA:
CLASES Y MÉTODOS DE INTERPRETACIÓN”: https://aquisehabladerecho.com/2018/07/02/la-
interpretacion-juridica-clases-y-metodos-de-interpretacion/
Wróblewski, J. (2001). Enunciados valorativos en el derecho: Una aproximación analítica a la axiología
jurídica. fontarama.

También podría gustarte