Está en la página 1de 18

FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

Material

TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL SALA CIVIL


Diciembre 18 de dos mil (2000).

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL

SALA CIVIL

Santafé de Bogotá, 18 de diciembre de dos mil (2000).

REF.: EJECUTIVO DE MARÍA AMPARO R.AMÍREZ CHAPARRO


contra SOCIEDAD
C.VIVAS & CÍÁ.LTDA.

Magistrado Ponente:

Dr. CESAR JULIO VALENCIA COPETE.

Discutido y aprobado en Salas de 27 de septiembre, 25 de octubre y 1° de noviembre de 2000.

Se decide el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra la sentencia pronunciada el 28
de febrero de 2000 por el juzgado 25 Civil del Circuito de Santafé de Bogotá.

I. ANTECEDENTES

1. María Amparo Ramírez Chaparro, por medio de apoderado judicial, demandó a la sociedad C. Vivas y Cía
Ltda. para que por los trámites de un proceso de ejecución se librara mandamiento de pago por la suma
de $16'OOO.OOO,oo., contenida en un cheque, más el 20% por concepto de la sanción comercial
contemplada en el artículo 731 del C. de Comercio, junto con los intereses moratorios causados y

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

liquidados a la tasa del 42.74% anual, desde el 1 ° de marzo de 1 995, hasta cuando se verifique la
solución de la obligación.

2. En síntesis, como fundamentos de facto, expresó que la demandada se obligó a cancelar un cheque por
esa suma, librado contra el Banco de Bogotá, agencia las Aguas de esta ciudad, a favor de Enrique
Anzola; que éste, a su vez, fe endosó el título valor a María Amparo Ramírez Chaparro; y que dicho
documento, al ser presentado para su cobro, el establecimiento bancario se abstuvo de cancelarlo por la
causal de "fondos insuficientes".

3. Dictado el mandamiento ejecutivo en la forma pedida, salvo en cuanto al importe de los intereses, pues se
tasaron al 43.71% anual, se notificó a la obligada cambiaria.

4. La Demanda propuso como excepciones perentorias la que denominó “alteración (intelectual) del texto de
título demandado”, “haberse llenado a la fecha del título sin instrucciones escritas específica para ello”,
“entrega sin intención de hacer negocialbe el título” y “ las derivadas del incumplimiento de la condición
(entrega del cheque en garantía, sujeto de devolución) del negocio que originó el giro del cheque2, las
cuales sustentó, indiscriminadamente, en los hechos que a continuación se indican.

a. conforme al relato contenido en una carta remitida por Ciro Vivas e Enrique Anzola el 20 de abril de 1995,
recibida y firmada por éste el 19 de mayo siguiente, consta que entre éste último, Hernán Párraga y Jorge
Mora, se acordó con la empresa Parker Drilling Company la adquisición de 300 toneladas de chatarra a
$92.000,oo tonelada, lo que se haría en dos etapas, empezando por 152 de ellas, con el objeto de
venderlas y, a su vez, pensando en ganar y repartir utilidades.

b. Posteriormente, Ciro Vivas Delgado intervino en este negocio, de manera muy aparte a sus actividades
profesionales, debido a las vicisitudes que le expuso Hernán Párraga, al manifestarle que Enrique Anzola
no lograba recuperar su inversión inicial de $10.000,oo efectuada en la primera fase del negocio, por
razón a “los manejos omnímodo” de Jorge Mora quien prendía controlar todo el dinero de la operación que
se había desembolsado; por ello, la intervención de Vivas Delgado se redujo "a entregar a Enrique Anzola
el cheque ...EN GARANTIA sometido al resultado de la ulterior venta de la chatarra... POR LO CUAL EL
CHEQUE [cobrado en este proceso) SE ENTREGO A ANZOLA SIN FECHA Y SIN INSTRUCC9ONES
ESCRITAS O VERBALES PARA LLENARLA, con la condición de que la chatarra fuera aprovechable y se
pudiera vender, razón por la cual el cheque se giró por mayor valor al invertido por Anzola ($16'000.000
contra $10'000.000 invertidos en la primera fase de compra de la chatarra.)" (las mayúsculas
corresponden al texto).

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

c. Por cuanto Jorge Mora obró de mala fe en esa negociación, al subir el precio comercial probable de
muchos de los elementos, y debido a que la mayoría de los bienes obtenidos, relacionados en un escrito
anexo con las excepciones, no correspondían a lo que se pensó adquirir, tras una serie de circunstancias,
como la sustracción subrepticia de los mismos, se hizo necesario incrementar los gastos con la
contratación de vigilancia para el resto de la chatarra; adicionalmente, ante las fluctuaciones del mercado,
como el precio de compra acordado por tonelada adquirida resultó ruinoso frente al precio de competencia
de ese mismo metal usado -$65.OOO,oo. Tonelada -, se canceló la segunda etapa del convenido.

d. Frente a esos problemas, que produjeron una merma notoria en la ganancia esperada con la realización
del negocio. y pese a que Enrique Anzola debería recibir su parte de utilidad -"(40%= $3.326.476)"-, al
serle ofrecida por Vivas Delgado esa suma, se negó a recibirla, reclamando la totalidad del precio pactado
por sus derechos en el remate de la maquinaria obsoleta, esto es, $16'OOO.OOO,oo., cantidad que
excedía toda proporción de rendimiento producido por esa operación, argumentando que el cheque había
sido consignado para el cobro, por cuanto necesitaban dinero.

e. "Debido a que se ha presentado un abuso del título valor, cuyo pago se demanda, entregado por CIRO
VIVAS a ENR9QUE ANZOLA SIN FECHA POR SER UNA GARANTIA DEL NEGOCIO celebrado y
RESPALDANDO LA POSIBLE COMPRA (CONDICIONAL) DE LOS DERECHOS DE ANZOLA en dicho
negocio (para evitarle pérdidas en lo que él había invertido =$i0.000.000), 3a tenedora ( y ejecutante) del
cheque, MARIA AMPARO RAMIREZ CHAPARRO, posee el título viciado en su legitimidad por activo
(para demandar su cobro judicial)" ( lo resaltado es del texto).

5. Tramitadas las excepciones, el Juzgador las declaró no probadas; como consecuencia, ordenó seguir
adelante la ejecución, no sin antes hacer otros pronunciamientos de rigor.

II. LA SENTENCIA IMPUGNADA

6. Para arribar a esa decisión, tras precisar el fallador que quien en el sub lite promovió la acción cambiaria
es un tercero en el negocio jurídico que dio causa al giro del cheque materia de la cobranza "y aparente
tenedor de buena fe", agregó que los hechos invocados en el escrito de excepciones no le eran oponibles,
por resultar temas extraños a la parte demandante.

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

Además, observa que aunque el título fue emitido para ser cobrado en fecha posterior, entregándosele de
esta manera al primigenio titular, modalidad que no significa restricciones a la ley de circulación, la actual
ejecutante, Ilegada la fecha plasmada en el instrumento -1 de marzo de 1995-, procedió a presentarlo aI
banco por el sistema de canje.

Termina diciendo que "las excepciones propuestas no le son oponibles a la acción cambiaria ejercida por la
endosataria Ramírez Chaparro, aparte de que las dos primeras glosas, relativas a la ' alteración intelectual' del
texto del cheque, e inserción de su fecha, resultan ser discusiones ajenas a la actual tenedora ejecutante, no
habiéndose acreditado que ella intervino en el negocio subyacente, como tampoco se probó que el giro del
Cheque lo fue en garantía, y entregado sin intención de hacerlo negociable

III. EL RECURSO INTERPUESTO

7. Una vez plantea el impugnador una serie de argumentaciones generales, tocantes con el debido proceso
y, en particular, la falta de apreciación conjunta y razonada de la prueba, pues dice que no se examinó
sino la documental, para con base en ella apoyarse el juzgador simplemente en el criterio de que la parte
demandante era un tercero con respecto al negocio fundamental, a pesar de haber desvirtuado esa
presunción con la totalidad de las probanzas recaudadas, a continuación se dedica a señalar las
omisiones en que incurrió el a quo al proferir la sentencia.

Es así como censura no haberse tenido en cuenta los indicios derivados de la conducta procesa! de las
partes, al simular un endoso para evitar la oponibilidad de excepciones, tal y como emerge de la
declaración de la aparente endosante, el interrogatorio de parte rendido por la actora, junto con lo probado
en la certificación proveniente del Banco de Bogotá.

En esta tarea, destaca que el testigo en su versión aceptó que no había instrucciones del girador para
Ilenar la fecha del cheque, para aseverar luego que él le dio tales autorizaciones a la demandante,
mientras que ésta atribuye la colocación de la fecha del título al deponente, con lo que se destruye su
presumida buena fe. Acerca de este elemento volitivo se duele que no haya valorado el juez el que "no
exista la más mínima sombra de prueba testimonial o documental proveniente de terceros que apoyara la
supuesta buena fe de Ia actora y la real negociación del cheque."

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

Aparte de reprochar la omisión en el decreto de una inspección judicial a los libros de comercio de la parte
demandada, añade que no deja de asombrar que el sentenciador haya dado por posdatado un cheque,
cuando quienes lo recibieron y supuestamente negociaron reconocieron que el título no tenía fecha ni
instrucciones para completarlo.

Así mismo, advierte que esa buena fe se cae, si se analiza la manera como se puso, con sello mecánico,
la fecha del cheque, como también le resulta inverosímil las respuestas dadas d propósito de que quien
presenció el negocio fue alguien de confianza, el esposo de la actora, persona esta por lo demás ajena a
la actividad mercantil y desconocedora de toda relación comercial con Anzola, toda vez que su actividad
era la de empleada, al igual que la ausencia de documento que diera cuenta de la realidad del mismo, o
de movimiento bancario indicativo de traslado de dinero, máxime tratándose de una cuantía apreciable, sin
perder de vista, asimismo, la contradicción consistente en que mientras aquél afirmó que, ante la falta de
pago del título valor, no notó ninguna contrariedad, la ejecutante, al revés, enfatizó cómo "ante mi disgusto
me canceló el dinero del cheque", refiriéndose al endosante.

De otro lado, desaprueba que se haya pasado por alto que, como lo depuso el testigo y lo corroboran
otras probanzas, e! giro del cheque no fue puro y simple, sino condicionado a la venta de chatarra, no
obstante que el declarante volvió a incurrir en contradicción, cuando mencionó el tiempo de espera dado a
Ciro Vivas para vender dicha mercancía, queriendo notar después que el título había sido entregado sin
restricción alguna.

Critica que el a quo no haya aludido, en lo más mínimo, a las respuestas dadas en el interrogatorio de
parte por Ciro Vivos Delgado, como también que hubiera preterido estimar la certificación del Banco de
Bogotá, según la cual ni antes ni después de la emisión del cheque "hubo alguno fechado con sello".

Termina diciendo que el fallador no se refirió "casi para nada" a todas las excepciones planteadas por al
ejecutada, pues sólo abordó el estudio superficial de dos de ellas.

IV. CONSIDERACIONES DEL TRIBUNAL

1. Los presupuestos procesales, requisitos indispensables para la regular formación y desarrollo de la


relación jurídico procesal, como son demanda en forma, competencia del juez, capacidad para ser parte y

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

capacidad para comparecer, en el sub-lite no merecen ningún reparo, hecho que amerita una decisión de
fondo.

2. Encuéntrase esclarecido por las más modernas y aceptadas teorías, pese a los distintos matices que
éstas puedan ostentar, que el fundamento cardinal de los títulos valores radica en la circulación de los
mismos, de suerte que por estar estos documentos naturalmente destinados a movilizar la riqueza
mobiliaria, la transferencia o desplazamiento de los mismos es, en últimas, lo que viene a constituir el
origen de todas aquellas elaboraciones doctrinarias concernientes a aspectos tales como la indagación
jurídica acerca de lo que configura la obligación cambiaria, las bases que informan sus principios, el
formalismo del que está impregnados, etc.

Y es que, al fin de cuentas, frente a la necesidad de transportar de una manera rápida, segura y cierta
bienes de un lugar a otro, como también, ante la insuficiencia de las instituciones del derecho civil,
tocantes con la transmisión de los créditos, se hizo indispensable la aparición de esta especie de
documentos que, a semejanza de los derechos reales, permitiera la negociación de ellos como cosas
muebles corporales, desligados de cualquier relación personal.

De ahí que para explicar mejor este fundamento indiscutido, no falten algunos autorizados autores en la
materia como Gualtieri y Winizky, que, incluso, hayan propuesto " designárseles con justeza títulos
circulatorios", ya que, agregan, ello es " el denominador común de todos los documentos que se integran
en la teoría general autónoma a que nos referimos" (Títulos Circulatorios, parte General, pag. 16, Edit.
Eudeba, 1962); o como Guiseppe Ferri, quien cree firmemente hallar en esta función traslativa del título la
causa determinante de su existencia, al decir que "el fenómeno de los títulos de crédito se inserta en aquel
más amplio de la circulación... , a lo cual añade que "precisamente esta determinación inicial a la
circulación, o sea, desde la creación, insita en la voluntad del creador, constituye la esencia del título de
crédito, el elemento discriminante y del cual derivan las características propias de la disciplina", para
concluir afirmando cómo aunque "distintos pueden ser los presupuestos requeridos para que se efectúe el
desplazamiento del título; puede ser distinta, para utilizas una fórmula conocida, su 1oy de circulación,
pero constante y presente en todos Ios títulos de crédito está la voluntad de crear un título circulatorio"
(Títulos de Crédito, pags, 23 y 25, Edit. Abeledo- perrot, 1982).

3. Aclarado lo precedente, cabe ahora sí entender cómo, coherente con ese fundamento, entre otros
principios, desde la misma definición; que del título valor hace el artículo 619 del C. de Comercio, se
destaca el de lo autonomía que los preside.

Evidentemente, si el derecho cartular tiene centrada su atención en la circulación de esta clase de


documentos, ello en gran medida se concibe en cuanto tienden a ser adquiridos, mediante la pertinente

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

negociación, por sucesivos tenedores, c quienes busca proteger por ser, en fin, los destinatarios naturales
de tal tutela jurídica.

Con otras palabras, siendo así que normalmente estos títulos están Ilamados a circular, entonces, en
orden a proteger a sus posteriores tenedores, el derecho cambiario distingue claramente dos nociones
distintas, esto es, de un lado, la referente a la causa que les dio origen, surgida entre los partes que en
ella inicialmente intervinieron, y, de otro, la atinente o lo posterior declaración, nacido de la consiguiente
negociación, cuando ya aparece un sujeto extraño a ese negocio causal. A la primera, se le denomina
relación original o fundamental, negocio causal o subyacente, y o lo segunda, relación cambiaria o
cartular, otorgándole a una y otra diferente tratamiento,

En efecto, una es la que emerge de la relación primigenia, de la que principia la existencia del título, entre
el creador y su primer tenedor, y otra la que se traba entre éste con los demás portadores del documento,
puesto que, mientras los primeros se gobiernan por aquélla, regida por el contrato, los restantes no, pues
o éstos les es indiferente el motivo inicial que le dio vida jurídica, ya que se atienen es al derecho
incorporado en el documento, que es objeto de la obligación cambiaria, y que , valga insistir una vez más,
no es precisamente el que resulta de la relación fundamental.

Por ende, pese a que sobre un mismo documento surgen esas dos relaciones, en cuanto se encuentre en
poder de un tercero, dícese que éste adquiere así un derecho nuevo, ajeno a toda injerencia derivada del
negocio originario; sobre el particular, igualmente se ha expresado que "una vez el título sale del estricto
ámbito de las partes intervinientes en las relaciones de base..., esas relaciones para los fines de la
circulación carecen de importancia, pues los derechos del poseedor legitimado del título derivan de lo
declaración Iiteral, unilateral, y no de las relaciones analizadas anteriormente ... La autonomía comienza o
funciono; a partir de la primera transferencia sucesiva a lo emisión y en favor de los terceros que hayan
adquirido el título de buena fe..."(Giuseppe Gualtieri~ Ignacio Winizky, Ob. Cit., pags. 52 y 80).

En efecto, una es la que emerge de la relación primigenia, de la que principia la existencia del título, entre
el creador y su primer tenedor, y otra la que se traba entre éste con los demás portadores del documento,
puesto que, mientras los primeros se gobiernan por aquélla, regida por el contrato, los restantes no, pues
o éstos les es indiferente el motivo inicial que le dio vida jurídica, ya que se atienen es al derecho
incorporado en el documento, que es objeto de la obligación cambiaria, y que , valga insistir una vez más,
no es precisamente el que resulta de la relación fundamental.

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

Por ende, pese a que sobre un mismo documento surgen esas dos relaciones, en cuanto se encuentre en
poder de un tercero, dícese que éste adquiere así un derecho nuevo, ajeno a toda injerencia derivada del
negocio originario; sobre el particular, igualmente se ha expresado que "una vez el título sale del estricto
ámbito de las partes intervinientes en las relaciones de base..., esas relaciones para los fines de la
circulación carecen de importancia, pues los derechos del poseedor legitimado del título derivan de lo
declaración Iiteral, unilateral, y no de las relaciones analizadas anteriormente ... La autonomía comienza o
funciono; a partir de la primera transferencia sucesiva a lo emisión y en favor de los terceros que hayan
adquirido el título de buena fe..."(Giuseppe Gualtieri~ Ignacio Winizky, Ob. Cit., pags. 52 y 80).

Sin embargo ha de quedar precisado, cómo contra los que algunas veces equivocadamente se dice, no es
el título el que per se es autónomo, como tampoco lo es el derecho incorporado en él, sino, con estrictez lo
"es el derecho que cada titular sucesivo va adquiriendo sobre el título y sobre los demás derechos en él
incorporados ... , como con maestría lo enseña el expositor Raúl Cervantes Ahumada. [Títulos y
Operaciones de Crédito, pag. 20., edit. Porrúa S.A.).

Dicho de otra manera, para que, en rigor, pueda hablarse de autonomía, forzosamente debe suponerse
que ha habido negociación del título, pues, contrariamente, si no ha entrado en circulación, porque
permanece estático en poder del primer tenedor, el derecho de éste con el deudor primigenio puede
gobernarse y seguir la suerte del negocio que le sirvió de causa primaria, ocurriendo entonces, como se
pregona para este último supuesto, que entre éstos hay lugar a discutir toda aquellas circunstancias
provenientes de la relación fundamental, porque " resumiendo, la obligación del deudor está sometida a !a
ley integral del negocio jurídico que dio origen a la emisión del título, mientras se encuentre ante aquel a
quien lo negoció "(César Vivante, Tratado de Derecho Mercantil, Volumen III, pag. 148, Edit. Reus); en el
mismo sentido, Gilberfio Peña Castrillón expresa: "Sin embargo, entre las partes inmediatamente
vinculadas (endosatario y endosante; girador y beneficiario), la función que cumple el título valor es muy
limitada, puesto que las relaciones se resuelven prácticamente con base en las Ilamadas relaciones
subyacentes..."(De los Títulos Valores en General y de la Ietra de Cambio en Particular, pag. 22, Edit.
Temis).

Como consecuencia de esta separación de relaciones, en cuanto necesariamente medie por lo menos una
transferencia cambiaria de cuya operación resulte el título en manos de un tercer adquirente, o las de los
ulteriores tenedores que de la misma manera lo tengan en su poder, deviene ahora sí claro el concepto de
la inoponibilidad de excepciones frente a estos terceros.

Si por virtud de ese principio, los subsiguientes tenedores de esos títulos se atienen únicamente a la
literalidad contenida en los mismos documentos, a los cuales, valga reiterarlo, para facilitar su circulación
se les otorga el tratamiento de cosas muebles sujetas a la pertinente regulación de los derechos reales, no

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

es dable por tanto formularles las excepciones oponibles a titulares anteriores derivadas de negocios
extracartulares, puesto que, al desligarse las relaciones de unos y otros, tales terceros no reciben
propiamente los derechos personales de quienes se los transmitieron; es asá como en esta materia, a
diferencia de la cesión de créditos, cuando ha sobrevenido la circulación titularia, no tiene cabal aplicación
en principio nemo plus iuris in alieum potest quam ipse habet, como sí acontece en el código civil, de cuyo
ejemplo son, entre otras disposiciones legales, los artículos 752 y 779.

4. En todo caso, para que de esa especial manera el legislador efectivamente conceda eficaz protección a
los adquirentes de estos títulos, no basta que se trate de cualquier tercero, sino, como reza e1 artículo 647
del C. de Comercio de quien "lo posea conforme a su ley de circulación", vale decir, por una parte, de
acuerdo con el procedimiento que ha de seguirse para la negociación, lo que en cada situación se sujetará
a las formas preestablecidas por este ordenamiento, o sea, entre otras, principalmente de aquellas que
regulan las ?res vías por las que se pueden transferir, vale decir, dependiendo de si son títulos
nominativos, a la orden o al portador, o de aquella previsión indicada en el artículo 660 del C. de Comercio
que exige endosarlos dentro del ciclo estrictamente cambiario, so pena de que, si se efectúa con
posterioridad, esta transmisión extemporánea exponga al adquirente al régimen propio de la cesión de
créditos, o sea desprovisto de las ventajas que le confiere la autonomía.

Y de otra, esa tenencia legítima estará amparada en cuanto dicho tenedor lo sea de buena fe, aspecto
subjetivo que, por lo demás, la ley presume iuris tantum, al prever claramente el artículo 835 del C. de
Comercio que ella ha de suponerse, "aún la exenta de culpa"; a continuación agrega este texto legal que
"quien alegue 9a mala fe o la culpa de una persona, o afirme que ésta conoció o debió conocer
determinado hecho, deberá probarlo”.

Como consecuencia, la aludida legitimación debe de ser idónea, porque, en primer término, ha de ostentar
la investidura formal requerida, y, en segundo, porque debe estar revestida del elemento volitivo tocante
con la buena fe, de modo que, si concurren ambos presupuestos, quien así tengo el título quedará
válidamente autorizado para reclamar la prestación mencionada en él.

5. En torno a la noción de buena fe, aunque ha de considerársele ínsita en todos los negocios y actos
jurídicos, por ser, según palabras de un conocido expositor de la materia "manantial y objeto dei derecho"
(Felipe de J. Tena, Títulos de Crédito, Pag. 6b, edit. Porrúa, 1956), al punto que algunos consideren
innecesario este agregado de la ley, indudablemente viene a constituir un postulado absolutamente
indispensable de la tenencia de los títulos, por supuesto que el derecho sólo puede amparar la circulación
honrada de ellos.

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

Sin desconocer las dificultades que de suyo ofrece el tema, debido a su aspecto puramente mora! e
interno, en todo caso, en ausencia de definición acerca de ella en el Código de Comercio, indudablemente
que, en procura de una aproximación acerca de este concepto, presta valiosa ayuda lo que sobre el
particular enseña el artículo 768 del C.Civil, al decir que ¨la buena fe es la conciencia de haberse adquirido
el dominio de la cosa por medios legítimos, exentos d fraude o de todo otro vicio”, a lo que el artículo
siguiente agrega que ella “se presume, excepto en los casos en que la ley establece presunción contraria”

Tratándose de esa buena fe simple, o de la cualificada, o sea, la exenta de culpa requerida en algunas
situaciones especiales por la ley, como la señalada por el artículo 835 atrás aludido, en la cual en
principio, es de cargo del interesado destacar que actuó de manera diligente, ha de reputarse entonces
que quien atiene el título acorde con la ley de su circulación, así mismo debe suponerse ostentar dicho
elemento subjetivo, como igualmente hallarse relevado de probar la exención de culpa, porque, como lo
ha indicado la jurisprudencia, tras precisar que se impone predicar el sentido de la honestidad con que
comúnmente actúan las personas, “una norma de organización ética universal, punto de partida de los
ordenamientos positivos, nada que no se juzgue los actos humanos sino partiendo de un principio de
rectitud, ya que de otro modo no podría imprimirse orden en la vida de los hombres en sociedad2, (G.J, t,
C, pag. 242).

Por modo que, contrario sensu, si así es como debe ponderarse esta cuestión, quién invoque como debe
ponderarse esta cuestión, quien invoque a su favor en un proceso la ausencia de buena fe de otra
persona, o que alguien falto en determinado caso a la diligencia y cuidado propios de un hombre prudente,
o que, de cualquier otra manera, afirme que éste conoció o debió estar enterado de un hecho especial, es
de su cargo establecerlo plenamente, toda vez que, a riesgo de insistir en demasía sobre el punto, la ley
protege tanto la buena fe como la exención de culpa, mediante las correspondientes presunciones.

6. Precisamente, aplicadas esas nociones al ámbito del derecho cambiario, es por lo que, recogiendo
algunos de los principios que se dejaron esbozados atinentes con la circulación, la autonomía, la
legitimación formal, el postulado de la buena fe y el concepto de la ausencia de culpa, el artículo 784,
numeral 12 del C. de Comercio, tocante con las excepciones cambiarias, únicamente permite oponer " las
derivadas del negocio jurídico que dio origen a la creación o transferencia del título, contra el demandante
que haya sido parte en el respectivo negocio o contra cualquier otro demandante que no sea tenedor de
buena fe exenta de culpa. ( se subraya).

Por manera que, tratándose de excepciones emanadas del negocio causal , aparte de ser procedente
formularlas siempre contra quien directamente, como primer tenedor, intervino en la creación del título, ya que
en esta primera etapa da su existencia sencillamente no alcanzó a ser transferido, contrariamente, apenas es

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

viable interponerlas con éxito contra los sucesivos poseedores, en la medida en que se destruyan o infirmen
contra éstos las aludidas presunciones, desde luego que el ordenamiento jurídico sólo puede salvaguardar a
las personas honradas y diligentes.

En esta última hipótesis, es obvio que de faltar en el momento de su adquisición la buena fe que ha de
acompañar a los negocios jurídicos, lo que ocurriría cuando, a sabiendas de los vicios o defectos de la
relación causal, se negocia y obtiene así por el tercero el documento, con el propósito evidente de causar
daño al deudor, hay lugar entonces a atacar este acto de transferencia, mediante la excepción en mención.

"Por esto - expresa Tullio Ascarelli -, es natural que se exija para que sea oponible o un tercero la excepción
derivada de un negocio extracartular, no sólo que tenga conocimiento de ésta, sino que tenga la conciencia de
que adquiriendo el título' haya obrado en perjuicio de9 deudor... De hecho, solamente se podrán oponer ai
portador del título que haya participado en la convención extracartular, o que al adquirir el título, haya obrado
a sabiendas en prejuicio del deudor..." (Teoría General de los Títulos de Crédito, pag. 54, Edit. Jus, 1947).

Y Luis Muñoz, sobre ei particular asevera: "El principio de inoponibilidad de las excepciones al Ilamado tercero
tenedor del título, cebe jugar su papel, inclusive cuando éste conoce el negocio extracartular, su naturaleza y
características; pero no cuando el tercero adquirente del título se ha coludido con su antecesor en perjuicio del
deudor, o adquirió el título a sabiendas que perjudicaba a su deudor...

"Se deroga el principio de la autonomía cuando a consecuencia de la irregular adquisición del título valor es
posible oponer al tenedor la exceptio dolis generalis, por haber adquirido el título intencionalmente y no
solamente con conocimiento, para perjudicar al deudor al impedirle que pueda oponer las excepciones
Ilamadas personales contra tenedores anteriores... (Títulos Valores Crediticios, pags, 102 y 114, Edit. TEA,
1973).

En suma, mientras por el obligado cambiario, conforme a la carga probatoria impuesta por el artículo 177 del
C. de P. Civil, en concordancia con el artículo 1757 del C. Civil, no se aleguen o demuestren fehacientemente
hechos contrarios al factor subjetivo en comento, para de ellos buscar quebrar las presunciones, y luego
obtener de ahí sí que el fallador pueda inferir contra el tomador las consecuencias adversas previstas en 3a

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

ley, ha de suponerse que el demandante es un poseedor habilitado para ejercer cabalmente sus derechos, en
cuanto, para el instante de su adquisición, desconozca o ignore los problemas que pudíera tener desde su
creación.

7. Apoyado el Tribunal en las consideraciones que preceden, al proceder ahora o examinar los elementos de
convicción aducidos en este asunto, primeramente nota que quien ejerce la acción cambiaria es una
endosataria, persona ajena a quienes participaron en el negocio causal, o sea el que produjo la existencia
del título valor que sirve de recaudo.

En efecto, las partes inmediatas lo fueron la sociedad demandada, representada por Ciro Vivas Delgado,
librador del cheque, y Enrique Anzola Iriarte, primer tomador, por ser a quien a su favor se expidió; y al
reverso de él, consta que hubo un endoso en propiedad, de la manera exactamente indicada por el artículo
657 de la ley mercant6l, pues sin restricción alguna se hizo así el acto de transferencia por parte del
últimamente citado a María Amparo Ramírez Chaparro.

Previa advertencia de no estar limitada en el sub lite la circulación del cheque, pues no se insertó cláusula
alguna que, como lo prevé el artículo 717 ibídem, pudiera impedir s~ negociabilidad, ~ continuación se señala
que, respecto de este título emitido la orden, ningún reparo desde el punto de vista formal cabe en torno a la
legitimación, pues, como lo indica el artículo 651 ejusdem, se negoció mediante endoso y entrega.

Aparte de ello, ha de destacarse que ese endoso debe reputarse efectuado bajo la hipótesis contenida en el
artículo 660, inciso 1 °, de la ley mercantil; y no obstante que esa apreciación es por sí sola suficiente para
entender que dicho traspaso se ejecutó dentro de su circulación estrictamente cambiaria, o sea, en tratándose
de cheques, bajo la suposición de haberse Ilevado a cabo antes de su presentación y protesto,
adicionalmente en el sub lite estos actos quedaron plenamente corroborados, puesto que tanto la prueba
testimonial como las declaraciones de parte y el rnismo documento convergen en indicar que, evidentemente,
mientras el título se le entregó en febrero de 1995 a la endosataria, previa firma del endosante, fue aquélla
quien después, el 1 ° de marzo siguiente, lo presentó para su cobro, dejándose anotada en esta última fecha
la constancia pertinente por parte del librado, consistente en no haberse pagado por fondos insuficientes.

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

Acerca del segundo extremo, necesario para conformar este presupuesto de la acción, adicionalmente
destaca el Tribunal cómo, del análisis individual y conjunto de los distintos medios de prueba, de la forma
pregonada por el artículo 1 &7 del C. de P. Civil, en el sub lite no alcanzó a informarse la presunción de buena
fe que ampara a la demandonte, o que, aún más, condujera a destruir aquella protección, consistente e^~ la
otra presunción de estar exenta de culpa alguna; y, en fin, ni per asomo, pudo evidenciarse por la parte
demandada que la actora conociera de algún vicio o hecho fraudulento, o que, pudiendo hacerlo, ésta
estuviera obligada saberlo.

Es así como, vistos los hechos en que se fundan las excepciones, ellos se circunscriben a colocar como
intervinientes en los problemas que alli se relatan a personas distintas de la demandante, toda vez que incluso
ese escrito se limita es a indicar que el negocio jurídico tocante con unos bienes se celebró entre Hernán
Párraga, Enrique Anzola y Jorge Moro con la empresa Parker Driliàng Compony, sin involucrar para nada a
aquélla, pues apenas se lo menciona al final del mismo, pero sólo para afirmarse lacónicamente que, por
todos esos antecedentes, "posee un título viciado de legitimidad activa" (folio 12, cuaderno 4); con otras
palabras, atendidos los mismos términos en que se apoyaron dichas excepciones, ni siquiera se alcanza a
insinuar claramente que para el preciso instante de la transferencia la ejecutante llegará a enterarse de los
vicios o de Ios hechos ilícitos presuntamente cometidos frente al librador del título, y que, por lo mismo, le
permitiera darse cuenta de ellos, en esa oportunidad, a quien válidamente lo obtuvo.

Por tanto, excluído como está que la actora fuera partícipe del negocio extracartular, por supuesto que, tras
mediar un endoso en propiedad, fue que vino a ocupar la calidad de endosataria y, por la misma razón, a
riesgo ser redundante, a ostentar la posición de persona extraña o ajena a dicho negocio, no resulta entonces
demostrado que ella conociera en el acto de transferencia problema alguno alrededor de la relación causal, ni
que de otro modo estuviera a su alcance atisbarlo, siendo también absolutamente palmario que ninguna
probanza conduce a indicar que, por otra circunstancia, se hubiera coludido con la parte anterior a ella en
perjuicio del librador.

No se afirma esta conclusión por otras circunstancias, a juicio del Tribunal irrelevantes, como la concerniente
con la fecha impuesta en el título, a través de un sello mecánico, puesto que, de admitirse en gracia de
discusión que lo hubiese entregado sin esa mención y que luego otra persona la Ilenara, esta actuación
vendría a ser inane, desde luego que si la ley comercial, en sus artículos 621 y 713, no exige en parte alguna,
como requisito de existencia del cheque, su forzosa imposición por el tenedor del título, igual hubiera podido

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

presentarse ante el librado sin esa anotación, en orden a lo cual es suficiente ver que la parte final de la
norma primeramente aludida permite dejar en blanco tal mención, pues la suple al prever que "si no se
menciona la fecha y el lugar de creación se tendrán como tales la fecha y el lugar de su entrega".

Por lo demás, Ia alegada "ausencia de instrucciones" no es, ni. por asomo, para nadie, y menos para un
tercero, presupuesto indispensable para ejercer la acción cambiaria, desde luego que el valor, per se, es
prueba suficiente de su cobro.

En ese preciso sentido ha sido enfática y uniforme la doctrina, pues, entre otros, Héctor Cámara destaca
como perfil propio de estos títulos el de ser. " un título completo, sustantivo, que se basta por sí mismo – per
se stante –, conteniendo todas sus relaciones cambiarias- principio de auto suficiencia…”

" No debe tener referencia alguna a otro instrumentos público ni privado que pueda enervarlo, deteriorarlo o
integrarlo; como se ha dicho en frase feliz, la cambial debe ser el espejo de su condición jurídica, Ilevando
todos sus acontecimientos. que con ella se relacionan. El texto es decisivo sin recurrir a elementos extraños".
( Letra de Cambio y Vale o pagaré, Tomo I, pags. 200 y 201 , Edit. Ediar).

Distinta seria la situación, ahí sí trascendente, cuando por parte del deudor se Ilegara a evidenciar
fehacientemente, a términos del artículo 622 del C. de Comercio los dos extremos que, de manera
concurrente, tradicionalmente se han exigido contra quien fue parte en el negocio jurídico o frente al
endosatario que no ostente la buena fe de que trata la ley, a saber: uno, que el título se firmó en blanco, y
otro, que se Ilenó en forma contraria a las instrucciones dadas. De suerte que si, por más que se pudiese
aceptar lo primero, cp,p en este caso hay ausencia total de prueba en torno a la forma corno se completó,
esto es, si en contraposición o no a las autorizaciones, no cabría dar paso a esta defensa, sin olvidar que, si
todavía en gracia de amplitud se tuviera como establecida esta exigencia, de todas maneras no
comprometería al tercero, conforme a las explicaciones que ahora sería redundante entrar plasmar.

Tampoco llegan a dejar sin piso estas aserciones las demás que se tratan de hacer ver, como la que busca
poner en evidencia que a la actora no le acompaña el elemento subjetivo necesario para accionar, por razón a
que no ejerce la actividad mercantil, porque, de ser así, advierte el Tribunal, tendría que concluirse, contrario a

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

las reglas de la experiencia, que el giro o la negociación de cheques debe estar siempre vinculado a la
profesión de los comerciantes, cuando estas actividades también las pueden ejecutar quienes no lo sean,
independientemente que, en uno u otro evento, debo aplicarse la ley mercantil; ni Ia ausencia de prueba
documental indicativa de haber efectuado Ia accionante el negocio jurídico, como si la ley requiriera elemento
de convicción adicional a la tenencia misma del documento, de por sí bastante para comprobar Ia realidad del
mismo, sobre lo que, agrega la Sala, si se buscaba establecer la simulación de los actos ejecutados,
igualmente era de cargo del recurrente ponerlos en evidencia, lo que en este asunto no se acreditó por el
interesado en ello; menos, alcanzan a tener relevancia las expresiones del endosante y de la endosataria
acerca de cómo reaccionaron ambos, cuando se supo que el título resultó impagado, puesto que, con
abstracción de algunas imprecisiones que conforme a las reglas de la sana crítica se pueden tolerar en las
versiones de los deponentes, lo cierto es que n3nguna connotación definitiva Ilega a alcanzar la conducta que
así se endilga, por ser ella un hecho posterior o sobreviniente al acto de transferencia, desde luego que es
este el momento, y no otro, el que ha de ponderarse para determinar con precisión el conocimiento real que,
respecto del negocio causal, Ilegó a adquirir el endosatario, tal y como se dejó explicado a espacio en las
motivaciones que preceden.

No hay lugar a valorar, del modo que lo quiere el impugnador, el interrogatorio que rindió el representante
legal de la parte demandada, pues, de hacerse así, se quebrantaría una de las nociones elementales del
derecho probatorio, conforme a la cual, sólo es pertinente apreciar esta prueba en cuanto, tal y como lo prevé
el artículo 195 del C. de P. Civil, contenga expresiones que produzcan consecuencias jurídicas adversas a la
parte confesante o que favorezcan a la contraparte -contra se-, pero nunca las manifestaciones notoriamente
interesadas de quien las hace.

8. Pese a que los razonamientos que anteceden permiten en conjunto desestimar todas las excepciones,
como quiera que, todas a una, se sustentan en supuestos que sólo vinculan a quienes formalizaron el
negocio causal, si Ia corporación, para abundar en explicaciones, se detiene en algunas otras alegaciones
de la excepcionante, dirigidas a afirmar que entregó el título sin la intención de hacerlo negociable, debido
a que se desprendió del documento "en garantía, sujeto a devolución", sometido "al resultado de la ulterior
venta de chatarra... con la condición de que la chatarra fuera aprovechable y se pudiera vender", bastaría
expresar que, si aún bajo esta modalidad fue como se impuso la firma, igual esta expresión no constituye
eximente de ninguna especie que la excluya de asumir Ia correspondiente prestación cambiaria de cara a
quien aparezca como poseedora posterior, en quien se presume la buena fe, aún la exenta de culpa, no
contrarrestada en este asunto.

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

9. Con base en Ias consideraciones que preceden se impone confirmar el fallo materia de la apelación, con la
aclaración respecto de los intereses, los cuales, como lo ha estimado últimamente el Tribunal, en ningún
momento pueden exceder los límites perentoriamente impuestos por los artículos 884 del C. de Comercio y
235 del C. Penal.

V. D E C I S I ON

Por lo anteriormente expuesto, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Santafé de Bogotá, en Sala de
Decisión Civil, administrando Justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

RESUELVE

1.- Confirmar la sentencia de 28 de febrero de 2000, proferida por el juzgado 25 Civil del Circuito de esta
ciudad, con la aclaración en torno a los intereses.

2. costas a cargo de la parte apelante.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE

CÉSAR JULIO VALENCIA COPETE.

JOSÉ DEL CARMEN VEGA SEPÚLVEDA.

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082
FACULTAD DE DERECHO

Departamento de Derecho Comercial

ESPECIALIZACION EN DERECHO

Derecho Comercial

EDGARDO VILLAMIL PORTILLA

FACULTAD DE DERECHO
Departamento de Derecho Comercial
Teléfono 3420288 y 3419900 ext. 1081-1082

También podría gustarte