Está en la página 1de 10

INTRODUCCIÓN AL “SIGHT READING”

O LECTURA A PRIMERA VISTA

Para nadie es un secreto que un requisito para


desempeñarte profesionalmente como músico es la
lectura a primera vista.

En esta oportunidad nos enfocaremos en la guitarra,


un instrumento del cual sus ejecutantes no la han
tenido fácil a la hora de leer partituras. La guitarra al
ser un instrumento en el cual existen diferentes
opciones de tocar una misma nota, genera que la
lectura de una partitura se pueda convertir en un dolor
de cabeza.

Entre los diferentes desafíos que debemos enfrentar


están: cambios de tonalidad, posiciones del
instrumento, lectura rítmica, conocimiento del
pentagrama y diferentes cambios de metro, que hacen
que no sea fácil poder descifrar una partitura a vuelo
de pájaro. Es por ello que debemos dedicar horas a la
práctica de la lectura a primera vista. Pero…

¿cómo practicar esta habilidad sin morir en el


intento?

Lo primero, es aprender por completo el diapasón de


la guitarra.

Tranquilo, para esto dividiremos el diapasón en tres


partes.

Así es, la guitarra tiene 12 trastes, si dividimos el


diapasón en 3 partes nos quedarán 3 grupos de a 4 y
así nos será más fácil aprendernos todo el diapasón.

La primera división será del traste 1 al traste 4, la


segunda división será del traste 5 al traste 8 y la
tercera será del traste 9 al traste 12.

Esta vez empezaremos por la región media o quinta


posición, (del traste 5 al traste 8) ya que en esta
posición, (del traste 5 al traste 8) ya que en esta
zona es donde suelen estar escritas la mayoría de
melodías para la guitarra si estás tocando con una
banda.

La Quinta Posición :

La quinta posición es muy práctica para leer pues


abarca las dos octavas más utilizadas del instrumento.

Recuerda que toda regla tiene su excepción y en


algunos casos tendremos que utilizar otros trastes,
como por ejemplo: el traste 5 o el traste 9 para
completar las escalas.
Otra duda que nos persigue a menudo es: ¿Qué
digitación debo utilizar?

Utilizando la división del mástil en tres partes, no


tendremos este problema pues la posibilidad de
diferentes digitaciones se reducen básicamente a una
con algunas variantes.

Hagamos el experimento con la escala de do mayor,


tocaremos la escala desde la sexta cuerda hasta la
primera y miraremos cuántas opciones hay de tocar
esta escala.

Para seguir con el ejercicio tenemos que aprendernos


dos cosas, el número que corresponde a los dedos de
la mano izquierda y el color de las notas que vamos a
tocar.

Para más claridad observemos el siguiente gráfico:


Aquí tenemos los números de los dedos de la mano
izquierda, estos estarán dentro de las notas para saber
qué dedo utilizar.
Los colores representan las notas que estamos
ejecutando.
Esta digitación suele tener una variante que es reemplazar
la nota SI del 4 traste en la tercer cuerda por la nota SI que
se encuentra en el noveno traste de la cuarta cuerda.

Como ves, son las dos únicas posibilidades que existen


para tocar la escala de Do mayor utilizando los trastes 5,
6, 7 y 8.

Este mismo principio aplica para las demás tonalidades


que iremos mirando más adelante.

Conclusión:
Como podrás darte cuenta, al dividir el diapasón por
secciones aprendes más fácil las notas del instrumento y
reduces la posibilidad de digitaciones, lo cual nos quita
un problema de encima y nos ayuda a concentrarnos
únicamente en las notas y el ritmo que tengamos que leer.

ESPERA PRÓXIMAMENTE EL VIDEO EXPLICATIVO DE


LOS SIGUIENTES TIPS:
1 No te aprendas las notas de la escala únicamente en
orden ascendente o descendente!

Debido a que las melodías no suelen ser únicamente


escalares debes estudiar las escalas por diferentes
intervalos como terceras, quintas, cuartas, etc.

2 Sé consiente de qué nota estás pulsando y su ubicación


en el pentagrama.

3 Divide el pentagrama por octavas, así te será más fácil


aprenderte las notas.

4 Practica lectura a primera vista por tonalidades,


apréndete el número de alteraciones que tiene la
tonalidad y en qué grados se encuentran.

5 Por último, puedes escribir melodías con blancas o


negras al azar, utilizando la escala de la tonalidad que
estés estudiando.

Utiliza un metrónomo y trata de leerlas sin parar, si


cometes un error no te detengas. Ten en cuenta que al
principio debes utilizar tempos lentos para interiorizar
bien lo que has aprendido.

_____________________________________________________
_______________________________________________
Oakes, David,1998, Music Reading for Guitar - The
Complete Method, Milwaukee, USA, Editorial: Hal Leonard
Di Meola Al, 1985, A Guide to Chords, Scales and
Arpeggios, Wayne, NJ, USA, Editorial: Hal Leonard