Está en la página 1de 64

INTRODUCCIÓN

Todo proceso educativo, para alcanzar el éxito deseado, necesita de la


participación de todos aquellos que inciden en él, por lo tanto, se hace
necesario que los involucrados unan esfuerzos para alcanzar las metas
propuestas en beneficio del desarrollo integral.

El docente como elemento activo dentro del sistema educativo


venezolano, no puede permanecer aislado del proceso dinámico que cada
día transforma la sociedad y donde la orientación cumple un papel de
primer orden de acuerdo con los nuevos enfoques que plantea la
participación activa del maestro como ente que dirige y facilita la formación
integral de la personalidad del educando.

A partir de esas premisas se establece que la orientación a nivel de


educación básica constituye un elemento de especial importancia para
garantizar el logro de los fines educativos trazados por el sistema escolar en
Venezuela, trazados en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela (1999) y en la Ley orgánica de Educación (1980).

En tal sentido, es necesario que cada plantel diseminado a lo largo de


toda la geografía nacional, publico o privado, posea un servicio de
orientación a través del cual se pueda apoyar el proceso pedagógico y no
sólo ello, sino propiciar acciones para favorecer la formación equilibrada de
la personalidad del educando.

Dadas estas aseveraciones se hace necesario crear un servicio de


orientación en la Unidad Educativa “Enrique Pérez Valencia” de
Barcelona, Estado Anzoátegui, pues la inexistencia del mismo ha conducido
a limitar la calidad de la educación que se ofrece en dicha institución.

Para tales efectos, el presente estudio tiene como finalidad formular


una propuesta para la creación del mencionado servicio; por ello el trabajo
se ha estructurado en dos capítulos; el primero referido a la fundamentación
teórico, filosófica y legal de la función de orientación y la segunda referida
a la propuesta.
CAPÍTULO I

ORIENTACIÓN EDUCATIVA

Definición de Orientación

El término Orientación es muy usado en nuestra lengua, pero no


siempre con el mismo significado. Generalmente se entiende por dirigir,
guiar, aconsejar, entre otros, pero el término en el campo profesional en el
que nos encontramos inmersos con este trabajo, tiene una connotación de
ayudar, asistir, asesorar, facilitar. Además de este significado común y
profesional de la palabra orientación, a ésta se añaden una serie de términos
que perecieran darle cierta especificaciones, pero que en la praxis se
refieren a los mismo, tales como Orientación Profesional, Orientación
Vocacional, Orientación Escolar, Orientación Psicológica, Orientación para
el desarrollo.

Barry y Wolf (1982, citado por Ary, 1989) opinan que el origen del
problema se halla en la naturaleza intangible de los conceptos de
orientación, lo cual trae como consecuencia que la terminología resulte más
difícil de definir (p.117).
De igual forma, Crow y Crow (1982, citado por Curcho, 1987) señala
que:

La confusión en la definición se debe a que la orientación, tal


como se interpreta, toca todos los aspectos de la personalidad
del individuo: físicos, mentales, emocionales y sociales. Le
incumben todas las actividades y formas de comportamiento
del individuo. Trata de ayudarle a integrar todas sus
actitudes en función de sus posibilidades básicas y de las
oportunidades ambientales (p.117).

Esto implica que sus principios y metodología son comunes a las


demás profesiones de ayuda relacionadas con el bienestar del individuo lo
que conduce inevitablemente a cierto grado de superposición de funciones y
roles. Por tanto, se hace necesario tener claro qué se entiende por
orientación según diversos autores, para de esta forma comprender el
enfoque de éste en la Educación Básica y las implicaciones en las
actividades que han de ser implantadas.

Schenk, Guillermo (1967, citado por Santana, 1998), expresa que “La
Orientación puede comprenderse como el aspecto del proceso educativo
referido a ayudar al alumno en el desarrollo de sus potencialidades
personales y en su integración inteligente y creadora con la comunidad”
(p.51).
Harím, (1967, citado por Santana, 1998) define la orientación como
“un método para toda la vida, basado en la dignidad de la personalidad
humana y las necesidades de la sociedad” (p.63).

Como se puede percibir existen innumerables definiciones sobre


Orientación, en el que se utilizan reiterativamente términos como ayudar,
asesorar o asistir, cuya connotación es la clave de la comprensión de lo que
la acción significa.

Orientar no es decirle a otro lo que debe o no debe hacer, ni mucho


menos hacer cosas para otros. es más bien una exploración y apreciación
conjunta por parte del orientado y el orientador de los problemas y sus
alternativas de solución a fin de que los orientados tomen sus propias
decisiones y asumir la responsabilidad de las mismas.

Principios de la Orientación en Educación Básica

La formación integral, es decir, el pleno desarrollo del alumno como


persona es el objetivo del proceso enseñanza – aprendizaje. Sin embargo,
éste se había entendido tradicionalmente como el proceso de adquisición de
conocimientos, ocupando esta tarea la atención prioritaria del proceso
educativo. Por lo tanto, el docente llega a valorar a los alumnos por la
cantidad de conocimientos que son capaces de repetir producto de la
enseñanza de aula, olvidando otros aspectos que conforman el desarrollo de
la personalidad humana.

Este objetivo de formación integral es asumido en el Artículo Nº 3 de


la Ley Orgánica de Educación (1980) cuando determina los principios y
fines de la Educación Venezolana... “el pleno desarrollo de la personalidad
y el logro de un hombre sano, crítico y apto vivir en una sociedad
democrática”... en la que participe activamente con su trabajo en los
procesos de transformación social.

De la misma forma, en el Normativo de la Educación Básica (1997)


se enfatiza lo que se desea lograr en el alumno como es el explorar su
mundo interior, sus intereses, potencialidades y necesidades, como base
para iniciar un proceso de jerarquización de valores que serán el norte para
lograr el crecimiento personal que contribuirá a mejorar la sociedad en
forma satisfactoria para él y sus semejantes.

La Educación Básica desde la perspectiva filosófica concibe su


acción pedagógica centrada en el alumno y propone la Orientación como el
modo más adecuado para realizar esa función de apoyo y guía al educando.
Así la educación es por esencia orientadora, tanto en el niño como en el
joven durante el desarrollo de su personalidad.
La orientación se concibe como el proceso que brinda ayuda al
alumno a lograr una auto comprensión y auto dirección necesaria para
conseguir el máximo ajuste a la escuela, al hogar y a la comunidad.

En este sentido se indica como principios propios de la Orientación


Educativa a los planteados por Miller (1968) y citado por Carmen Valdivia
Sánchez (1998) quienes aseveran que los principios que deben presidir y
regular el hecho orientador son siete:
1.- La Orientación es para todos los alumnos.
2.- La Orientación es para los alumnos de todas las edades.
3.- La Orientación debe aplicarse a todos los aspectos del desarrollo del
alumno.
4.- La Orientación alienta el descubrimiento y desarrollo de uno mismo.
5.- La Orientación debe ser una tarea cooperativa en la que se comprometen
el alumno, los padres, los profesores, el director y el orientador.
6.- La Orientación debe ser considerada como una parte principal del
proceso total de la educación.
7.- La Orientación debe ser responsable ante el individuo y ante la sociedad.

Por ello, vista la Orientación como una ayuda al alumno, hay que
considerarla como un factor común a todos los elementos que integran la
comunidad escolar, por lo que debe ser una responsabilidad compartida
entre todos los actores del proceso educativo. (Maestros, alumnos, padres,
representantes y comunidad).
Objetivos Educativos de la Orientación

Carmen Valdivia Sánchez (1998) señala que existen dos objetivos


específicos de la dimensión de la Orientación, como son:

Objetivo de la Dimensión Enseñanza – Aprendizaje

En relación a esta dimensión cabe señalar que el concepto de


enseñanza mantenido por algunos docentes, como una transmisión de
conocimientos, no se trata sólo de una actividad instruccional sino de toda
una dinámica compleja de un proceso que deben favorecer o facilitar al
alumno la construcción de su propio conocimiento.

En relación a esta dimensión señalaremos que tomo en consideración


los enfoques del desarrollo y del aprendizaje de Vigotsky (1984), Ausubel
(1976), Bruner (1971) Piaget (1972), citados por el Ministerio de Educación
(1997), entre otros. entendidos como constructivistas por los promotores de
la actual reforma educativa.

En este sentido, los objetivos prioritarios para un efectivo proceso de


desarrollo, van dirigido a:

1.- Que el alumno debe aprender a pensar.

2.- El alumno debe aprender, estar informado, memorizar, etc.


3.- El alumno debe no sólo saber pensar y conocer, sino saber hacer.

4.- El alumno debe descubrir el valor de lo que hace, el valor del esfuerzo,
responsabilidad, etc.

En resumen, se infiere que el buen docente debe ser a su vez un buen


orientador, por lo que debe tener presente los objetivos antes señalados, en
caso contrario, estará fallando en cada uno de los roles, y su incidencia
repercute negativamente sobre un colectivo.

Objetivos de la Dimensión Orientación Educativa

Este objetivo se entiende como un proceso de ayuda al alumno, en la


toma de conciencia sobre sí mismo, sobre los demás y sobre la realidad que
lo rodea, para que de esta forma pueda ordenar su mundo interior de
valores, que le permitan un buen desenvolvimiento con su medio.

En esta orden de ideas, Carmen Valdivia Sánchez (1998) señala que


“a través de la orientación educativa se puede ayudar al alumno durante el
crecimiento físico, emocional y mental, facilitando y favoreciendo así su
desarrollo moral” (p.19).

Para ello, debemos tener objetivos prioritarios:


1.- La formación de un autoconcepto real y positivo de sí mismo, con un
alto nivel de autoestima.

2.- El desarrollo de la capacidad de irse enfrentando con sus propias


vivencias, su propia forma de sentir, ir conociendo e integrando su propio
mundo emocional.

3.- El aprendizaje positivo de la observación de la conducta de los demás; el


no dejarse fácilmente influir, ni ser fácilmente vulnerable por la
observación de conductas que no se ajusten a las propias valoraciones
reflexivas fundamentadas.

4.- Ayudar al alumno a relacionarse bien con el medio, interpretarlo,


respetarlo y valorarlo.

En este sentido, se infiere que el docente debe tener una formación


integral y no limitarse solo a trasmitir conocimiento, sino prestar apoyo a la
parte afectiva y emocional, por lo que debe estar preparado para conducir
estas situaciones y darles un rumbo correcto.

Funciones del Servicio de Orientación en el Contexto de


Organizaciones Educativas

El estudio de la disciplina de la orientación, se encuentra en una


situación de confusión en la definición de sus funciones. Esta confusión se
acentúa y llega a constituirse en problema, ya que otras disciplina señalan
para sí el campo que la orientación reclama como propio. (Ejemplo la
psicopedagogía, trabajadores socales, entre otros).

La orientación es un quehacer que se define por el carácter de ayuda


que distingue e identifica el objeto de su proceso. Estos objetivos serían
individuales o sociales que se condicionan mutuamente.

En orientaciones se han logrado varios esquemas conceptuales, que


describen la función del orientador.

Durante mucho tiempo estos procesos estaban dirigidos únicamente a


la solución individual, producto de la utilización de un modelo aplicado a la
orientación con predominio de la función de curación, la orientación en la
actualidad se ha volcado a las prácticas preventivas con sujetos que no
necesariamente presenten problemas graves.

Para abordar este tema, es necesario aclarar el cuestionamiento que se


le atribuye a los especialistas en cuanto al hecho de que no parecían tener
un compromiso claro con su rol y respondían de forma desordenada ante las
presiones situacionales. Según Stevic (1963) citado por Lidia Santana Vega,
denotaba la carencia de una filosofía de asesoramiento y de una política
profesional aceptada que los guiaran.
Definiendo los términos rol y función, el término rol ha sido
adoptado por los psicólogos sociales y por los sociólogos con el propósito
de designar a un complejo de conductas que consuetudinariamente se asocia
a un status o una posición determinada. La asunción de rol supone:

-Obligaciones y responsabilidades, así como una serie de derechos.


-Pautas de conductas normativamente aprobadas.

La función del servicio de orientación se define generalmente como


las actividades asignadas a un rol. Sin embargo, así como los individuos y
los grupos pueden participar en la definición de rol, las funciones a
desempeñar constituyen una prerrogativa del profesional.

El rol del servicio de orientación, según Mac Nasson (1967), citado


por Dinkmeyer y Carlson (1973), es:

ayudar a la escuela a mantenerse abierta, flexible y


humanizada, como un lugar higiénico para el desarrollo
humano mediante el aprendizaje...está en la escuela para
ayudar a garantizar que todos los niños desarrollen el espíritu
junto con el cerebro. (p35).

Para Dinkmeyer y Carlson (1973), la función primaria del rol del


servicio de orientación consiste en desarrollar la capacidad de auto
renovación en los individuos, los grupos y el sistema en su totalidad.
El orientador se encuentra situado en la corriente principal de la
empresa educacional, comprometido con el ambiente total y con el medio
escolar. Su razón de ser es prestar servicio a todas las personas que actúan
en el medio educacional: el directivo, el docente, el especialista, los padres,
representantes y los alumnos.

Cabe destacar, que cada institución escolar tiene sus características


particulares que le permiten resistir o cambiar respondiendo a las
particularidades que le son inherentes.

Tanto las funciones como la organización de este servicio de


orientación debe estar consonancia con los objetivos de la institución o
plantel según sea sus planes y proyectos.

El Proyecto Educativo Nacional (1999), plantea:

La formación del docente debe materializarse en la capacidad


de articular los aspectos epistemológicos, comunicacionales y
organizativos, en una totalidad, dentro de una visión holística
y transdisciplinaria, que se debe poner en práctica como
didáctica investigativo en el que hacer cotidiano (p.57).

En este sentido, inferimos que la conducta del maestro al incidir


directamente en el clima escolar, debe estar condicionada por una
formación integral y efectiva porque va a incidir positiva o negativamente
en el desarrollo de la propia personalidad de los alumnos. Por lo tanto el
orientador debe apoyar al maestro en el proceso educativo para que sus
relaciones sean valorativas, en fin. En la medida que estas relaciones sean
positivas el desarrollo emocional del alumno también lo será.

En este sentido la orientación al alumno es el eje central para un


desarrollo psico-social, armónico que le permitirá incorporarse a la sociedad
y tomar decisiones propias de manera oportuna y efectiva.

Por ello, Flugel (1973) citado por Carmen Valdivia Sánchez (1998)
asevera que:

El desarrollo psíquico normal, implica una emergencia


gradual de la que el individuo, a partir de una condición de
dependencia y cuidado paterno, pasa a depender en mayor o
menor grado, de sus propios esfuerzos en lo que toca a su
existencia y de su propio juicio en lo que respecta a su
conducta (p.32).

En este sentido, el docente actúa como lo hacen los padres en su seño


familiar es decir, como mediador cognitivo y afectivo de los procesos de
personalización y socialización del alumno, permitiéndoles crecer y
desarrollarse como persona.

Los objetivos y funciones de la orientación al alumno se puede


abordar y analizar desde dos puntos de vista: La Orientación Grupal y La
Orientación Individual.
La primera, permitirá un buen funcionamiento grupal en el salón de
clases, por las relaciones y experiencias que facilita, es el marco adecuado
en el que el alumno puede ir formando o mejorando sus relaciones sociales
con los demás y potenciando su rendimiento académico.

El Maestro – Orientador, en función de lo antes señalado debe


conocer los objetivos de la orientación tanto teóricos como prácticos,
conocer sobre dinámicas de grupo, conocer las distintas formas de autoridad
entre otras serie de actividades y estrategias pedagógicas.

Para abordar la orientación individua, es importante destacar que esta


persigue ayudar al alumno personalmente, en diferentes áreas ellas,
aprendizaje escolar, conocimiento personal y sobre su propia vida, para que
pueda ir decidiendo sus proyectos y planificando su propia carrera vital
como persona.

Las funciones del maestro – orientador deben estar encaminadas a


atender sus necesidades como persona, para que pueda llegar a tener un
nivel de autonomía y ser capaz de tomar decisiones personales,
profesionales y como estudiante, siempre y cuando ésta última contribuya
precisamente al logro de su autonomía personal.
Perfil del Orientador. Recurso del Servicio de Orientación.

La orientación es concebida como una práctica social que integrada al


currículum escolar, pretende dar respuestas pertinentes y eficaces a
situaciones que se presentan dentro de la organización educativa, derivado
de la acción de las continuas prácticas pedagógicas en el seno del plantel.

Es por ello que el nuevo Diseño Curricular (1998), en sus políticas


educativas el Estado venezolano define la labor del orientador dentro de las
prácticas pedagógicas como una figura clave en la organización escolar,
fundamentada en la Constitución Nacional, entre otras.

En este sentido, el perfil del orientador lo convierte en un profesional


quien se desempeñará como consultor, asesor e inclusive investigador, que
de una u otra forma coadyuven al desarrollo organizacional del plantel.

Las funciones a cumplir por los orientadores son las siguientes:

Orientador Consultor: porque su función consiste en desarrollar la


capacidad de autorenovación en los individuos, los grupos y en el sistema
organizacional de la institución educacional en su totalidad.

En otras palabras, el orientador colabora en el diagnóstico de los


procesos organizacionales del plantel, para luego participar en el
establecimiento de políticas que generen cambios o beneficios según las
metas establecidas en el mismo, como también constituyen a vincular la
comunidad – escuela para el desarrollo armonioso del proceso educativo.

Orientador Asesor: dentro de sus funciones el orientador está


comprometido en la formación y/o capacitación de todos los adultos
significantes que conforman la organización del plantel.

Orientador Investigador: el orientador está involucrado en el proceso


de indagación sobre el sistema organizacional en el que está inmerso y que
focaliza por reclamar su observación.

En este sentido, el orientador, identifica, selecciona, y organiza


evidencias que resulten significativas, los vincula con la teoría que como
profesional domina para luego proponer alternativas que contribuyan a
mejorar la eficacia y la eficiencia del plantel.

Por lo tanto se puede concluir que existe una gran discrepancia entre
la realidad y la teoría, entre el deber ser y el ser del perfil y función del
orientador dentro del contexto educativo.

El deber ser y las funciones según el perfil del orientador en el nuevo


diseño curricular (1998), será de asesor – investigador, integrados entre sí,
quienes se nutrirán de manera complementaria; a su vez el orientador
asumirá un papel con énfasis preventivo, a objeto de anticiparse al
surgimiento de situaciones incongruentes con el logro de las metas
institucionales, pero en la realidad educativa su perfil es netamente
administrativo.

Es a través de la formación y entrenamiento que los orientadores


presten a los docentes, padres y representantes, que podría ejecutarse una
planificación preventiva efectiva y eficiente, porque estos servirán como
agentes multiplicadores del proceso de orientación.

Nuevo Diseño Curricular y la Función del Docente

El perfil del docente de aula que plantea el Nuevo Diseño Curricular


de 1998, es aquel que esté alerta a las exigencias del Proyecto de País el
cual presupone garantizar a los Venezolanos una calidad de vida acorde con
las condiciones de ciudadanos habitantes de este país.

En tal sentido el docente de la escuela trasmisiva reseñado (criticado)


por Tonucci (1996) conocedor de la verdad, transmisor de conocimientos, el
docente que sabe y viene a la escuela a enseñar al que no sabe, repetitivo,
autocrático, debe ir desapareciendo para dar paso al nuevo docente
constituyendo éste un cambio radical dentro del sistema educativo, cuyas
implicaciones en las prácticas pedagógicas son muy concretas.

Cabe estacar que el docente actual según el nuevo diseño curricular


debe estar dispuesto a la transformación, al cambio, debe estar
comprometido con la escuela y con disponibilidad para trabajar
mancomunadamente, debe ser crítico, reflexivo, analítico, mediador del
aprendizaje.

En estos tiempos cuando la necesidad de orientación se acentúa más


en las escuelas, el docente de aula debería estar capacitado para cumplir
funciones de orientador dentro de su institución y al mismo tiempo contar
con un instrumento que lo guíe para tal función (programa de orientación).

Otra alternativa de cambio en la labor docente es el de asumir el reto


de docente investigador, esto cobra relevancia y fuerza si lo vemos como un
proceso que le va a permitir reflexionar sobre su práctica a través de su
participación activa en un proceso de aprendizaje que le ofrezca las
posibilidades de partir de sus vivencias y experiencias diarias dentro del
aula, la escuela y la comunidad como contexto de acción donde nacen
necesidades, inquietudes, intereses por el mejoramiento de la práctica
pedagógica.

Como se señala hay un Saber – Hacer técnico, instrumental,


normativo, repetitivo a la búsqueda de la construcción y la transformación
hacia un Saber – Hacer emancipador, crítico, innovador, surgido de la
investigación, de la acción, del diálogo, de la comunicación es decir, de la
toma de conciencia acerca del mejoramiento de su labor educativa y de su
formación como investigador reflexivo, critico, comprometido con el
cambio, la innovación, la transformación socioeducativa y confrontador de
su realidad.
La investigación en el docente, le ofrece convertirse en sujeto y
objeto de su proceso de aprendizaje, lo que significa construir sobre la base
de sus saberes prácticos y con una participación activa, los aprendizajes, los
conocimientos y las herramientas pedagógicas y didácticas innovadoras que
le permitan realizar un trabajo de enseñanza – aprendizaje basado, en la
autorreflexión sistemática de sus acciones y en la construcción de teorías
resultantes de la investigación, acción transformación y crítica.

Bases Legales

Las actividades de orientación como parte del currículo que debe ser
integrado al proceso educativo, tiene su fundamentación legal en la
normativa jurídica vigente en nuestro país, a saber:
-Constitución Nacional de 1999.
-Ley Orgánica de Educación de 1980 (LOE)
-Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación de 1986. (RGLOE).

La Constitución Nacional señala taxativamente en su artículo 102,


por una parte el derecho a la Educación, y por la otra obligación del estado
de proveer el servicio como un medio que permita asegurar el acceso y
minimizar la desigualdad en oportunidades de los venezolanos.
El Reglamento General de Ley Orgánica de Educación en los
artículos 8, 10,28,35, plantea la necesidad de iniciar el proceso de
orientación, desde el primer nivel educativo, como un proceso continuo
longitudinal en todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo en
aras de asegurar la permanencia del estudiante en el sistema a través de la
atención diferencial del mismo, respondiendo a sus necesidades, intereses,
potencialidades y limitaciones, facilitar su desarrollo personal e integración
al medio familiar y social además de contribuir con el alumno para resolver
situaciones relacionadas con su rendimiento escolar – escogencia de una
ocupación u oficio que le permita realizarse a lo largo de su ciclo vital.

La concordancia con los señalamientos anteriores, los artículos 79 y


82 del RGLO, determinan la ubicación de los servicios de orientación y el
rol del orientador en la organización escolar. Al respecto dice:

Artículo 79.-

El Ministerio de Educación, de conformidad con lo dispuesto en los


artículos 6, 14 y 107 de la LOE establecerá los requisitos, normas,
procedimientos y demás regulaciones relativas al régimen de servicios
educativos. Para tal efecto, deberá considerarse los siguientes aspectos:

1.- Los Servicios de Orientación, bibliotecas, laboratorios y en general los


que presten asistencia y protección integral al educando, existentes en
cualquier plantel o sede y podrán ser organizados en núcleos para tender a
los alumnos de los planteles educativos ubicados en determinadas
circunscripción, que no cuenten con los referidos servicios.
2.- El personal docente asignado a sede o planteles organizados en forma de
núcleos que desempeñen funciones de orientación deberá atender a los
alumnos que concurran a tales núcleos o bien trasladarse a otras sedes para
prestar sus servicios.

Para hacer referencia a la formación y capacitación docente, la misma


también se ha regularizado legalmente. Para lo cual se promulgó en 1983 la
resolución Nº 12, donde se establecen los componentes de la estructura
curricular de la carrera docente.

En relación a esto se plantea, que si se concibe la educación como un


proceso donde el educando interviene activamente en el aprendizaje, el
docente no puede continuar...siendo simplemente un transmisor de
conocimiento, un expositor, sino que deberá desempeñarse en los roles de
investigador, promotor, facilitador, orientador.

En su rol de facilitador de experiencias de aprendizaje, el docente


será capaz de diseñar y desarrollar una gran variedad de situaciones y/o
estrategias metodológicas que estimule el aprendizaje en los educandos,
tomando en cuenta sus características, necesidades e intereses.

Como orientador será capaz de contribuir a la formación para la vida


del educando con especial importancia en los roles que debe desempeñar
como estudiante, ciudadano, profesional y padres de familia. Les atenderá
como personas, tomará en cuenta sus necesidades e intereses, contribuye a
su exploración y orientación vocacional.

Por su parte, el Manual de Funcionamiento Técnico en Orientación


(DOME) en relación con la actualización del Orientador, pauta lo siguiente:

Patrocinar programas de entrenamiento y actualización para elevar la


calidad profesional del personal que labora en la orientación.

Finalmente se debe señalar que el instructivo emanado de la


Dirección General Sectorial de Educación Básica y Media Diversificada de
fecha 5 de abril de 1988 donde se instruye a los funcionarios responsables
en las zonas educativas a prever en la organización de los horarios de la
institución: ...La inclusión de 4 horas mensuales destinadas a facilitar las
actividades de Asesoramiento y Consulta a los Docentes... (p.3) en el
mismo sentido, en concordancia con lo establecido en el artículo 10 de la
LOE, los lineamientos nacionales sugieren a las Zonas Educativas.

Impartir instrucciones para que los directores de los planteles


faciliten el cumplimiento de las actividades que permitan la asesoría y
atención, como también la participación de los padres y representantes
y demás miembros de la comunidad. (p.9).

Cuando el modelo humanista en orientación, incorpora la atención a


los adultos significantes, haciendo especial énfasis en la familia, padres y
representantes, podemos encontrar asidero en las leyes para exigir su
cumplimiento apareciendo en los ya señalados artículo Nº 13 y artículo 20.
-El Artículo 20 establece: “El Estado desarrollará y estimulará la realización
de programas y cursos especiales de capacitación de la familia y de todos
los miembros de la comunidad para la orientación y educando de los
menores...(p.15).

Se puede deducir entonces, que el rol del Orientador dentro del


proceso educativo debe ser integral, globalizado, no limitativo docente
educando, sino participativo donde esta acción debe ser extendida a todos
los miembros de la comunidad, padres y representantes, donde la familia
participe activamente en éste proceso, de esta manera podrán atender
diversos aspectos relacionados con la protección y orientación del niño en
la formación de hábitos y podrá existir un mejor ajuste con su ambiente
familiar, social y natural, claro está estos últimos recibirán la capacitación y
orientación necesaria.

Retomando toda la información sobre las bases legales de la


orientación y haciendo un poco de historia es que inferimos que el Estado
Venezolano, en su afán de desarrollar un proceso educativo de calidad, ha
venido realizando una serie de esfuerzos a lo largo de la historia, a objeto de
mejorar la formación y calificación de los docentes especialmente los que
laboran en las primeras etapas de Educación Básica.
El énfasis en la función previamente a través del impulso a nivel de
preescolar y educación básica trae como consecuencia inmediata la
reflexión sobre el cómo y para que planificar.

El Normativo del Ministerio de Educación (ob cit) formula


proposiciones teóricas sobre la educación básica, fundamentados en los
principios de “democratización”, “participación”, “autorrealización”,
“creatividad”, “identidad nacional y regional” y “desarrollo autónomo”.

La Ley Orgánica de Educación, aun cuando contempla la Educación


Básica en su aspecto global, crea el marco institucional para una acción más
profunda y diversificada de la Orientación en la formación total del
educando en Venezuela. Por lo que el Proyecto de Educación Básica ofrece
la oportunidad de ejercer la orientación longitudinal por lo menos 9 años de
formación y por otro libre campo para que ejerzan funciones de orientación
en instituciones de la comunidad. De cumplirse estos objetivos, el proyecto
permitirá la masificación de la orientación y la realización de una efectiva
praxis – teórica en función de la realidad global de nuestra sociedad.

Con respecto a la posibilidad de un ejercicio continuo de la


orientación, a lo largo de toda la educación básica, conviene señalar que se
da por descartado el apoyo de un personal docente adecuadamente formado
en el área de la docencia y con nueva concepción de su rol y al respecto a
los vínculos de diversas instituciones de la comunidad con la educación.
Cabe señalar que el proyecto propicia la participación concentrada de la
familia, los grupos de asociaciones, entre otros.

Esta concepción tiene como consecuencia la aspiración de que el


docente esté capacitado para responder al reto que supone la transformación
de la sociedad venezolana de acuerdo a las orientaciones contenidas en este
plan. Sin embargo, la única aspiración sobre el docente que se enuncia
especialmente, es que éste se convierte en un agente dinamizador del aula a
partir de sus conocimientos pedagógicos y de las características particulares
de sus alumnos, así como de las necesidades educativas de su entorno.
CAPÍTULO II

DESCRIPCIÓN DE LA UNIDAD EDUCATIVA

Perfil Institucional de la Unidad Educativa “Enrique Pérez Valencia”


de Barcelona, Estado Anzoátegui

El perfil institucional de la Unidad Educativa “Enrique Pérez


Valencia” de Barcelona, Estado Anzoátegui se define en los términos
siguientes:

Perfil Filosófico:

La Unidad Educativa “Enrique Pérez Valencia”, en el documento de


conformación, expone que el nombre de esta institución obedece al Ilustre
Prócer que lleva este nombre. El plantel presenta como fines la promoción
del desarrollo integral y equilibrado de la personalidad del educando que
asiste a esta organización educativa, lo cual representa un servicio
educativo ofrecido a niños y jóvenes de la comunidad donde se encuentra.

Fue fundado el año 1960 en el Barrio Guamachito. Inicialmente, se


impartía una educación dirigida a capacitar para el trabajo. Posteriormente,
comenzó el proceso de educación sistemática con la creación de un Kinder
y un Primer Grado.
Es en el año 1972 cuando se le construyó la sede donde se encuentra
hasta actualmente, brindando atención educativa a los niños que viven en
el sector donde se encuentra. De esa época en adelante se verifica un
crecimiento sustancial en la matrícula del plantel y el año 1974 se abre el 6º
grado de educación.

La Unidad Educativa “Enrique Pérez Valencia” tiene su fuente de


inspiración en los principios filosóficos que orientan la educación en el
país, sustento que se encuentra formulado en la vieja Constitución y en la
recientemente formulada Carta Magna. La filosofía que orienta su acción
educativa se abriga bajo el lema: educación para todos, bajo una filosofía
democrática que garantice el derecho a la educación de todos los
ciudadanos. Tiene como función la formación de los alumnos para
promover el desarrollo integral de la personalidad: académico, psicomotor,
afectivo, cultural, social y moral.

En este sentido, es necesario aclarar algunos términos que faciliten la


comprensión del perfil filosófico de la institución:

Hogar: El plantel intenta un ambiente cálido y familiar, propicio


para el desarrollo de conductas sanas y equilibradas que han de caracterizar
a los jóvenes en su vida familiar y social, practicando la sinceridad, el
respeto, la cortesía, el orden, la disciplina, la honradez, la sencillez de vida,
el trato abierto y cordial, la confianza, creatividad, alegría y sentido de
responsabilidad.
Cultura: constituye las manifestaciones y actividades del hombre
según la experiencia de un grupo familiar social, por esta razón en el plantel
se fomenta el desarrollo de actividades positivas hacia los símbolos patrios,
los valores culturales del medio y de la cultura universal. Exige el buen uso
del lenguaje, los buenos modales, la presentación y el comportamiento ético
y moral en actos públicos y privados.

Educar para la libertad, el cual constituye el objetivo de toda


educación genuina es el humanizar y personalizar al hombre, haciéndolo
sujeto protagonista de su propio desarrollo y agente para el cambio social
que requiere América Latina y particularmente el estado venezolano.

Formar ciudadanos conscientes de sus deberes y derechos con una


misión integral de la vida, según los principios democráticos, los ideales de
igualdad y de justicia venezolana.

La educación supone la inculturación de los valores sociales y


morales existentes en la sociedad venezolana fundamentados en la propia
cultura del país. Ningún maestro educa sin saber para que educa y hacia
donde educa.

Para que el ideal filosófico de la educación se cumpla dentro de la


institución sus miembros de esta comunidad educativa, plantea que la
enseñanza y formación del individuo como centro del quehacer educativo se
concentra en tres ámbitos: el hogar, la escuela y la sociedad. Cuando
cualquiera de estos centros falta, la enseñanza queda esencialmente
defectuosa y aún casi nula.

Perfil Social y Educativo:

La Unidad Educativa “Enrique Pérez Valencia”, es una institución


educativa sin fines de lucro, localizada en el Barrio Guamachito,
Municipio Bolívar del Estado Anzoátegui, sector considerado marginal
por las condiciones de inseguridad personal, falta de servicios públicos,
insalubridad y vivencias inadecuadas. Aspectos que determinan la presencia
de niños provenientes de ambientes depravados que inciden negativamente
en su desarrollo biopsicosocial; es allí donde se pone más de manifiesto la
acción de la institución magisterial, la cual supervisa todo lo concerniente al
proceso educativo y la atención a los niños más desposeídos.

Como se puede entrever la labor educativa a realizar no es sencilla,


sobre todo porque el alumno en su grupo familiar no cuenta con personas lo
suficientemente preparadas para brindarle el asesoramiento necesario. Esta
unidad educativa plantea en su Proyecto Educativo que:

es un hecho comprobado que un significativo número de


padres y representantes tienen un bajo nivel educativo lo cual
condiciona la ayuda que puedan prestarle a sus hijos. (p. 14)
En lo relativo a las condiciones ambientales de la institución es
conveniente mencionar que existen a su alrededor brotes de aguas negras
que deterioran la calidad del ambiente y perjudicar el normal
desenvolvimiento del plantel.

La matrícula escolar es de 1200 alumnos de los cuales 60 integran el


nivel preescolar y 1140 de educación básica. La atención a los educandos se
lleva a cabo en 18 aulas, 1 para preescolar y 17 para básica, se cuenta
además con la biblioteca y la oficina de la dirección.

Las clases de educación musical se dictan entre las aulas y el recreo,


se lleva a cabo en los dos patios del plantel para los alumnos de básica y en
el patio especialmente concebido para los alumnos de preescolar. El
personal que labora en la institución lo integran:
Dos (02) Docentes de preescolar.
Dos (02) Auxiliares de preescolar.
Treinta y cuatro (34) Docentes de aula.
Dos (02) Bibliotecario.
Un (01) Maestro de música.
Un (01) Maestro de educación física.
Una (01) Maestra Psicopedagoga (Especialista)
Una (01) Secretaria
Una (01) Coordinadora
Una (01) Directora.
Una (01) Subdirectora.
Cuatro (04) Obreras.

Análisis de los Instrumentos Aplicados: Docentes, Alumnos, Padres y


Representantes.

En relación con los instrumentos aplicados a los docentes se puso


corroborar que el docente de aula carece de los conocimientos necesarios
para cumplir con la función de orientador.

La poca capacitación de los maestros en estas actividades de


orientación se debe a que los mismos no han recibido curso de capacitación
y formación en el área, el personal directivo del plantel no ha mostrado
interés en solicitar a nivel de la dirección de educación.

Al referirnos al trabajo de orientación del maestro de aula y si es de


su competencia, un número significativo considera que debe realizarlo.

Es muy importante la actitud del maestro, cuando se trata de dar


conocimientos o valores sobre aspectos de orientación educativa, pero
considera que no es su obligación asumir un compromiso más.

Por otra parte se pudo evidenciar que los docentes no tienen claro las
funciones del orientador que no es otra que servir de consultor y asesor al
personal directivo y docente, a los padres, representantes y otros adultos
significativos, y en segundo lugar, atender directamente a los alumnos a
través del asesoramiento individual y en grupo, tanto en funciones de
prevención y desarrollo, como de tipo curativo; inclinándose más hacia las
funciones netamente docente conductores de aprendizaje.

A través del instrumento aplicado a los alumnos, se comprobó que:

Existe una necesidad sentida de orientación para satisfacer


inquietudes expresadas por los alumnos. Es perentorio la inclusión de temas
de interés social afectivo que los ayuden en su desarrollo integral y les
permita incorporarse dignamente en esta sociedad de crisis social de
valores.
Las referidas necesidades obedecen a:

 Poca por no decir escasa orientación recibida por los niños en su seno
familiar.

 La poca disponibilidad de tiempo que ofrecen los padres para atender


necesidades de tipo afectivo.

 Maestros de aula que en ocasiones no atienden las inquietudes


planteadas por los educandos para tratar temas ajenos a los
contenidos programáticos, o no disponer de tiempo extra para
atenderlos.
 Alumnos que buscan conversar temas de interés con las personas
menos indicadas para tal fin (amigos).

 Algunos maestros no tratan en el aula independiente de los


contenidos programáticos por iniciativa propia.

En este orden de ideas cabe señalar que:

El alumno, con sus necesidades, intereses e iniciativas es el sujeto de


aprendizaje que construye conocimiento tanto en la escuela como fuera de
ellas, es una persona activa y dinámica que presenta problemas para generar
discusiones, preguntas y respuestas hasta saciar su curiosidad.
Mediante los resultados obtenidos de los instrumentos aplicado a los
padres y representantes quedo comprobado que:

Los padres y representantes carecen de conocimientos precisos sobre


orientación, con respecto a sus hijos que les permita abordar los múltiples
problemas que se presentan a lo largo del proceso de formación integral de
los mismos. Evidenciando mediante el lenguaje utilizado por estos para dar
respuesta sus respuestas bajo nivel social, educativo y económico. Además,
no cuentan con la ayuda o asesoramiento por parte del personal docente que
labora en el plantel, manifiesta en la ausencia de programas o actividades
extra académicos que promuevan acciones de maneras constantes y
efectivas que involucre a los representantes.
Esto trae como consecuencia que:

 Los niños se encuentren desasistido de orientación para crecer en


valores éticos y sociales.

 Poco estímulo a la integración, participación y orientación de los


padres y representantes en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

 Que la visita de los padres a la escuela se da solo cuando hay


intereses personales para ellos.

 Que la comunicación que existe entre padres, representantes y


docentes es solamente informativo o rutinario. Incidiendo
CAPÍTULO III

PROPUESTA DE UN SERVICIO DE ORIENTACIÓN

Introducción.

Producto de la importancia que reviste la orientación se hace


imperiosa la necesidad de crear un servicio de orientación integral que
permita satisfacer las necesidades de los alumnos que asisten al plantel
formar actitudes favorables y responsables en el ámbito personal, social,
educativo y vocacional.

Además, para obtener conocimientos básicos sobre la persona


humana a fin de eliminar falsas creencias, tabúes, errores de concepto que
interfieren en el normal desarrollo y funcionamiento de la personalidad y
que suelen interferir en la calidad de la formación que reciben los
estudiantes. A continuación se especifica la estructura Organizacional del
Servicio de Orientación.

Fundamentación.

La función de orientación se sustenta en los planteamientos teóricos


de Carl Rogers. Estos se desglosan a continuación:
Los planteamientos de Carls Rogers citado por la UCV, (1997) se
ubican en la corporación de la teoría humanística que se interesa en la
relación de ayuda, la cual define como un proceso donde una de las partes
intenta promover en el otro el crecimiento, el desarrollo, la maduración y la
capacidad de enfrentar la vida adecuadamente. Este principio de la dignidad
individual es de gran significación en orientación. Es de hacer notar que
cada persona es un ente individual, no importando lo que es y lo que ha
hecho.

Para el orientador cada persona tiene un valor a través de la


orientación puede ayudar a desarrollar sus potencialidades, como un ser con
un valor incondicional, no importando sus condiciones, credos y
sentimientos.

Esta propuesta se enmarca dentro del contexto humanístico


Rogeriano, por cuanto, al proporcionar ayuda a través de la orientación en
el desarrollo de actividades recreativas como el ecoturismo, se favorece el
desarrollo, crecimiento y capacidad del sujeto, con la finalidad de que se
evite caer en errores que puedan afectar el proceso de una formación
integral. Carl Rogers (UCV, 1997) participa en el movimiento
revolucionario de la psicología aportando diversas ideas provenientes de su
misma actividad, primero en la asesoría y la psicoterapia y luego
directamente en la educación. entre esos aportes encontramos innovaciones
en técnicas de asesoría, teoría de la personalidad, filosofía de la ciencia,
investigación en psicoterapia, grupos de encuentro, enseñanza centrada en
el estudiante.

El punto básico de su enfoque es que está centrada en la personalidad


o el cliente, como se llama en psicoterapia, y esto significa que la persona
que requiere ayuda no es un ser dependiente sino una persona responsable,
capaz de tomar decisiones que consciente o inconscientemente van a regular
o controlar los pensamientos, sentimientos o comportamiento propios o de
otros individuos.

El enfoque centrado en la personalidad tiene como objetivo promover


una mayor independiente e integración del individuo sin esperar que sea el
terapeuta o el facilitador quien ayude a resolver el problema para lograr los
resultados. El objetivo es entonces ayudar al individuo a crecer, de modo
que pueda enfrentarse a su problema actual y a otros que se le presenten
posteriormente de una manera más integrada: el individuo es el centro de
atención no su problema.

El individuo tiene dentro de sí muchos recursos para entenderse a sí


mismo, para modificar su autocontrol, sus actitudes y la autodirección de su
conducta. Es un organismo básicamente digno de confianza y poseedor de
una potencialidad natural para el aprendizaje.

Para Rogers (ob cit), ese potencial y esos recursos representados en el


deseo de aprender, de descubrir, de ampliar conocimientos y experiencias,
se liberan o afloran al exterior en ciertas circunstancias: la creación de un
cierto tipo de relación entre el terapeuta y el cliente, permite a éste descubrir
en sí mismo su capacidad de utilizar esa relación para su propia maduración
mediante la producción del cambio y el desarrollo individual.

Esa relación será mucho más productiva en la promoción del


crecimiento personal y en la liberación de la capacidad del individuo para
comprender y gobernar su vida, mientras más favorable sea el clima
psicológico en que se desarrolle y para ello, Rogers (ob cit) considera
importante la presencia de tres condiciones:

1.- Autenticidad: mientras más se manifieste el terapeuta tal como es,


mayor es la probabilidad de que la otra persona busque su propia
autenticidad, que cambie y crezca de manera constructiva. Una persona es
auténtica cuando actúa tal cual es, sin máscaras ni fachadas personales o
profesionales.

2.- Aceptación: aprecio o estimación por el individuo como ser con valores
propios independientemente de su condición, conducta o sentimiento, aun
cuando en ocasiones parezcan contradictorias.

3.- Comprensión Empática: de los sentimientos y pensamientos del cliente,


sin evaluar ni juzgarlos, facilitará la posibilidad de que él explore con
libertad dentro de sus vivencias más profundas, tanto a nivel consciente
como inconsciente.
En síntesis, del enfoque centrado en la persona se puede extraer los
siguientes principios: el ser humano es un organismo básicamente digno de
confianza que posee una potencialidad natural para el aprendizaje, es capaz
de evaluar la situación interna y externa, de comprenderse a sí mismo en su
contexto, de hacer elecciones y establecer relaciones interpersonales
constructivas en forma responsable y sensible.

Justificación.

La orientación a lo largo de su desarrollo histórico como práctica en


Venezuela, ha puesto énfasis en el área vocacional; sin tener mucho éxito
en los resultados.

En diferentes eventos, trabajos de investigación y artículos, muchas


veces se reseña o hacen referencia a los fracasos de la orientación
vocacional: pero estamos de acuerdo cuando se afirma que, hay algo de
cierto en esas apreciaciones, pero que no se puede hablar de fracaso, sino de
práctica equivocada.

Tomando en cuenta que la educación equivale a formación para el


trabajo, la orientación debe prevalecer como principio para el desarrollo del
hombre en su relación con la sociedad y el contexto.
Haciendo énfasis en los momentos de cambio por los cuales atraviesa
el país, es importante tener presente que cada región se desarrollará de
acuerdo a sus capacidades, potencialidades y al aporte de cada uno de los
integrantes de las respectivas comunidades.

El logro de los objetivos previstos servirán de mucha ayuda para los


alumnos de la institución, en vista de que tendrían la oportunidad de decidir
sobre sus proyectos para el futuro y evitar los inconvenientes que por lo
general suelen presentarse al momento de tener que elegir lo que realmente
quiere y desean hacer.

Objetivos.

General.

Ofrecer el servicio de orientación a los alumnos del plantel con el fin de


propiciar el desarrollo integral y equilibrado de su personalidad elevando la
calidad educativa que se brinda en la institución escolar.

Específicos.

Planificar actividades de orientación personal – social dirigidos a los


alumnos, docentes, padres y representantes del plantel.

Promover la realización de talleres y charlas de orientación sobre


autoestima, motivación al logro, hábitos de estudio, educación sexual, entre
otros para propiciar el desarrollo pleno de las capacidades del estudiante.
Proporcionar asesoría individual y grupal según las necesidades de los
miembros de la comunidad educativa.

Actividades:

Las actividades a llevar a cabo para efectuar la propuesta se


desglosan a continuación:

-Asesoría a los docentes del plantel en cuanto al cumplimiento de la función


de orientación en el aula.

-Charlas y talleres sobre autoestima, motivación al logro, toma de


decisiones académicas, técnicas y hábitos de estudio, información sexual.

-Elaboración de carteleras informativas y de orientación personal – social,


vocacional y académica.

-Reuniones con los padres y representantes del plantel para facilitar su


integración al proceso educativo del niño.

-Convivencias de los miembros de la comunidad educativa del plantel.

-Entrevistas a los diferentes integrantes de la comunidad educativa para


realizar un diagnóstico sobre las necesidades de orientación, y otras que
vayan planificándose.
Recursos:

Los recursos a utilizar para el desarrollo de la propuesta se desglosan


a continuación:

Humanos: orientador, directivos del plantel, docentes, padres y


representantes, especialistas y alumnos.

Materiales: material de oficina, papel bond, carteleras, recortes de


periódico, cuestionarios, guión de entrevistas.

Económicos: para llevar a cabo la propuesta será necesarios utilizar


recursos humanos que serán ofrecidos en su totalidad por la comunidad
educativa y la directiva del plantel.

Tiempo: esta propuesta será realizada durante el año escolar 2001- 2002.

Presupuesto.

El presupuesto considerado para llevar a cabo la propuesta está


representado por la cantidad de 1.200.000,oo, para sufragar los gastos.
Beneficiarios.

Los beneficiarios del programa están conformados por los directivos,


docentes, padres, representantes y alumnos de la institución.

Responsables de la ejecución.

La ejecución de la propuesta estará bajo la responsabilidad de los


actores graficado en el siguiente organigrama del cual se desprenden las
funciones que debe cumplir cada uno de ellos a favor del mejoramiento de
la calidad de la educación que se ofrece en la institución.
Organigrama

Servicio de Orientación

Servicio Distrital de
Orientación

Personal Comité de
Directivo Orientación

Orientador Médico

Co- Orientador Maestro Padres y


Orientador Representantes

Alumno

Estructura Funcional
Este servicio de orientación debe cumplir con las siguientes
funciones:

Comité de Orientación: Planificar las actividades de orientación integral:


social, personal, vocacional y académicas a desarrollar dentro de la
institución para favorecer la formación equilibrada de la personalidad de los
educandos.

Los miembros del comité: Director (o), dos representantes de los docentes,
dos representantes de los alumnos, el orientador, un representante de los
padres y representantes.

El Propósito: Establecer prioridades en el programa de orientación para


favorecer el desarrollo integral de quienes asisten a la institución en calidad
de estudiantes.

Hacer evaluaciones al desarrollo del programa de orientación. Sugerir


nuevas actividades.

Se Sugiere: Proceder a la elección de los miembros del comité. Estos


miembros pueden durar una año en sus funciones o ser rotadas para dar
oportunidades a otros que deseen participar en el comité.

Planificar reuniones periódicamente.


Orientador

La educación en la escuela es un elemento fundamental, para


aumentar la autoestima, el autoconocimiento y la autorrealización, así como
promover la actuación responsable, la toma de decisiones y la formación
equilibrada e integral del alumno; por ello las actividades a realizar por el
orientador deben estar dirigidas a cumplir con tal función de la orientación.

Funciones

Ayudar al alumno a alcanzar el conocimiento de sí mismo, de tal


forma que sea capaz de tomar sus propias decisiones y asumir las
responsabilidades.

Obtener información acerca de los alumnos, haciendo uso de


diferentes técnicas, tales como: observaciones generales, encuestas,
cuestionarios, pruebas de aprovechamiento escolar, hábitos de estudio,
informes profesionales, etc.

Proporcionarle a los alumnos, en forma individual o grupal,


información y asesoría, a través de folletos, catálogos, charlas, visitas a
instituciones relacionadas con el campo educativo.

Recopilar fuentes documentales sobre la materia para la actualización


de docentes, padres, representantes y alumnados en general.
Realizar actividades de orientación individual y de grupo con el
objeto de asistir a los alumnos en:

a.- La utilización y comprensión de sus potencialidades, necesidad,


intereses y limitaciones.

b.- El logro de soluciones para sus problemas personales, sociales y


educativos.

c.- Autoaplicar el conocimiento de sí mismo para favorecer la satisfacción


y la autoestima de cada estudiante.

Fomentar a través de visitas institucionales el uso del centro de


orientación.

Colaborar con el comité de orientación en la elaboración del plan


anual de trabajo.

Asistir a las reuniones de equipo del servicio de orientación.

Informar a través de los medios de comunicación sus alcances, a los


padres, representantes y la comunidad sobre la naturaleza y extensión de los
servicios de orientación, con el propósito de lograr la cooperación
indispensable de los mismos.
Médico

El médico cumple funciones claves en el centro, ellas son:

 Evaluar desde el punto de vista fisiológico a los estudiantes del


plantel.

 Colaborar con la planificación anual.

 Asistir a charlas, talleres, seminarios, cursos para mantenerse


actualizado.

 Colaborar con los Especialistas en la planificación y ejecución de


talleres y actividades de orientación.

 Realizar carteleras informativas.

 Cualquier otra actividad donde se requiere su participación.

Co- Orientador
Orientar en forma individual desde la primera etapa hasta la tercera
etapa, (Noveno grado), su propósito facilitar el autoconocimiento.

Funciones

 Participar en el plan operativo del servicio.

 Mantener estrecha relación con el grupo familiar de los casos


tratados, con el interés de establecer un mayor acercamiento con el
plantel.

 Estar en contacto permanente con el personal directivo, docente del


plantel, para el mejor conocimiento de la situación del mismo, y
prestar su colaboración eficazmente en aquellos aspectos para lo que
sea requerido.

 Colaborar con los demás especialistas del equipo en todas aquellas


actividades destinadas a divulgar en la comunidad la importancia del
programa de orientación.

Padres y Representantes
Los padres y representantes como primeros educadores de sus hijos,
y principales fuentes de información deben integrarse al desarrollo de las
actividades del centro a través del cumplimiento de las funciones que a
continuación se especifica:

 Colaborar con docentes y orientadores en el proceso de asesoría del


alumno.
 Asistir a charlas, talleres u otras programaciones por el servicio del
centro educativo.

El Maestro como Orientador

El docente como orientador en atención a sus características,


necesidades e intereses, para fomentar el conocimiento de sí mismo, de los
demás y del ambiente que le rodea.

De acuerdo con lo planteado es importante que el educador ejerza el


rol orientador y pueda asumir una actitud responsable ante los problemas
sociales, personales, vocacionales y educativos que puedan confrontan los
estudiantes, tomando en consideración los sentimientos, actitudes hacia la
propia sexualidad y limitaciones en sus alumnos, de esta manera estará en
capacidad de ayudar a los padres y representantes a cambiar perjuicios,
conceptos errados que puedan distorsionar la educación que dichos padres
fijan a sus hijos.
Alumnos

Las funciones que poseen están dirigidos a fomentar el desarrollo


integral de su personalidad; de allí la importancia que cumplan sus
obligaciones de asistir voluntariamente, en caso de requerirlo, en búsqueda
de la ayuda y orientación que los especialistas puedan brindarles en esta
materia.

Por otro lado, su asistencia es obligatoria a las actividades que


programen los especialistas en el plantel y que hayan sido dirigidos a los
estudiantes.

Indicadores de Evaluación
Para evaluar el desarrollo de la presente propuesta se tomarán en
cuenta los siguientes criterios:

 Número de actividades planificadas y ejecutadas.


 Número de participantes.
 Motivación de los beneficiarios
 Personal atendido en el plantel.
 Participación de los miembros de la comunidad educativa.

CONCLUSIONES

La orientación como parte importante del proceso educativo ha


estado relegada a un segundo plano, por la falta de estudios y reflexión
sobre las necesidades reales de cada institución educativa sobre la creación
de un servicio dedicado a ofrecer este tipo de servicios en función de elevar
la calidad de la atención recibida por los alumnos, así como para garantizar
el desarrollo pleno de las capacidades humanas.

Desde esta perspectiva es fácil establecer que en Venezuela, son


pocas las experiencias que se han llevado a cabo en este campo, a pesar que
en los últimos años se le ha dado mayor relevancia a este aspecto de la
educación integral aún los esfuerzos han sido insuficientes.

Al respecto se puede decir que no ha habido una orientación integral


al educando y las iniciativas dadas hasta ahora sólo han logrado pequeños
resultados que requieren la ampliación de su cobertura a un mayor número
de usuarios de los servicios de orientación a nivel de Educación Básica.

En tal sentido, la orientación debe ser concebida como un proceso


dinámico e integral que ejerce su acción desde los primeros momentos en
que el niño se involucra al proceso educativo de una manera espontánea y
sistemática al principio, pero que se va haciendo más organizada
progresivamente.

Esto conlleva a afirmar que la orientación es un proceso donde deben


involucrarse los especialistas en este campo, los educadores, los padres y
representantes en general, para estimular el desarrollo armónico de la
personalidad de los estudiantes, capacitándolos para valorarlos en su
destino histórico e integrarse a la comunidad con sentido constructivo,
haciendo uso de los instrumentos a su alcance para integrarse en la sociedad
con mayores posibilidades de éxito.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ARY, D. (1989). Introducción a la Investigación Pedagógica. México,


Editorial Mc Graw Hill.
ASAMBLEA NACIONAL. (1999). Constitución. Caracas, Dabosan.

CONGRESO NACIONAL. (1980). Ley Orgánica de Educación.


Caracas, Eduven.

CONGRESO NACIONAL. (1986). Reglamento de la Ley orgánica de


Educación. Caracas, Eduven.

CURCHO, Manuel. (1987). Manual de Orientación y Funcionamiento de


los Servicios de Orientación. Caracas, ME.

DINKMEYER y COLDWELL. (1980)) Un Modelo de Desarrollo para la


Asesoría en Orientación. Caracas, Ediciones de la Universidad Central de
Venezuela.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN. (1997). Currículo Básico Nacional.


Caracas, ME.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN. (1998). Nuevo Diseño Curricular.


Caracas, ME.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES. (1999).


Proyecto Educativo Nacional. Caracas, ME.
SANTANA, Ligia. (1998). Los Dilemas de la Orientación Educativa.
Caracas, ME.

TONUCCI, L. (1996). ¿Enseñar o Aprender?. Caracas, Laboratorio


Educativo.

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA. Lecturas Básicas.


Caracas, UCV.

VALDIVIA, S. (1998). La Orientación y la Tutoría en los centros


Educativos. Madrid, Ediciones Bilbao.
ANEXOS

Cuestionario dirigido a los Directivos y Docentes

1.- ¿ha realizado cursos de capacitación para desempeñar el rol como


orientador?
Sí _____
No_____
2.- ¿Se han hecho gestiones en el plantel para recibir cursos de formación
en materia de orientación?
Sí_____
No_____

3.- ¿Considera que la labor de orientación debe ser cumplida por el maestro
de aula?
Sí_____
No_____
Justifique su respuesta:

4.- ¿Cuáles son las funciones que deben cumplir los docentes como
orientadores del aprendizaje?

Cuestionario dirigido a los padres y representantes

1.- ¿Conoce en qué consiste la orientación educativa?


Sí_____
No_____
2.- ¿Considera que su representado debe ser orientado para facilitar su
formación integral?
Sí_____
No_____

3.- ¿Los docentes ayudan a su hijo cuando él presenta algún problema de


rendimiento o de tipo personal?
Sí_____
No_____

4.- ¿En el plantel donde estudia su hijo existe un servicio de orientación?


Sí_____
No_____

5.- ¿Considera que los niños deben se orientados?


Sí_____
No_____

Cuestionario aplicado a los alumnos

1.- ¿Tu docente te orienta cuando presentan algún problema de rendimiento


o de tipo personal?
Sí_____
No_____
2.- ¿existe un servicio de orientación en el plantel?
SÍ_____
No_____

3.- ¿Tu maestro responde a tus inquietudes?


Sí_____
No_____

4.- ¿ El docente trata temas como drogas, sexualidad, comunicación u otro?


Sí_____
No_____

5.- ¿Conversas con tus amigos cuando tienes alguna inquietud?


Sí_____
No_____

INDICE

PÁG

Introducción ..................................................................................................1
CAPITULOS

I ORIENTACIÓN EDUCATIVA
Definición de Orientación .....................................................3
Principios de la Orientación en Educación Básica ................5
Funciones del Servicio de Orientación en el Contexto de
Organizaciones Educativas ..................................................10
Perfil del Orientador ............................................................16
Nuevo Diseño Curricular y la Función del Docente ...........18
Bases Legales ......................................................................20

II DESCRIPCIÓN DE LA UNIDAD EDUCATIVA


Perfil Institucional de la Unidad Educativa “Enrique Pérez
Valencia ” de Barcelona – Estado Anzoátegui....................27
Análisis de los Instrumentos Aplicados: Docentes, Alumnos,
Padres y Representantes ......................................................32

III PROPUESTA DE UN SERVICIO DE ORIENTACIÓN


Introducción .......................................................................37
Fundamentación .................................................................37
Justificación ......................................................................41
Objetivos ............................................................................42
General ...............................................................................42
Específicos ........................................................................42
Actividades .........................................................................43
Recursos .............................................................................44
Organigrama .......................................................................46
Estructura Funcional ..........................................................47
Indicadores de Evaluación .................................................54
Conclusiones ......................................................................55

Referencias Bibliográficas ..........................................................................57


Anexos

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
“SIMÓN RODRÍGUEZ” L A B O R O M N IA V IN C IT

CONVENIO: UNESR – IUTIRLA


Propuesta de un Servicio de Orientación en la U.E “Enrique Pérez
Valencia” Barcelona – Estado Anzoátegui.

Facilitador: Participante:
Prof. Yumen Zein Landaeta, Rosa
Lezama, Zoarmis
Silva, Anaber

Barcelona, Mayo de 2002.