Está en la página 1de 3

¿Cómo se puede realizar la educación ambiental en adultos?

Para despejar esta pregunta, primero debemos enfocarnos en qué tipo de


población se le realiza educación ambiental y cuáles son los sectores a los
que llegamos, es por ello que podríamos comenzar realizando una reflexión
sobre la Sociedad Global, quien presenta un aumento en la edad adulta o
envejecimiento; la esperanza de vida se alarga, así como mejoran las
condiciones que caracterizan una buena calidad de vida, mientras que por
otro lado, se producen un descenso de la natalidad que contribuye a que
nuestros campos estén menos poblados por población joven y más
poblados por adultos mayores; es por ello que las personas mayores
constituyen un grupo social heterogéneo y diferenciado. El envejecimiento
es desigual entre distintas personas y está condicionado por variables
intrínsecas, propias de cada ser humano, y extrínsecas o ambientales,
determinadas por el contexto político, económico, social, cultural, físico,
natural, espiritual en que se envejece.
Es así como la lectura del PRINCIPITO es un excelente marco para la
reflexión filosófica acerca del sentido de la vida, del verdadero valor de las
cosas, de las personas, de la amistad y el trabajo, es el descubrimiento de
la trascendencia que se oculta en cada cosa, en cada rincón del mundo, es
la crítica más profunda a la vida que llevan los seres humanos en su
relaciones interpersonales y como aprenden y se educan, confrontándose a
su vida diaria.
Las personas adultas cuentan con una sabiduría en información, saberes,
experiencia, vivencias, entre otras, que revisada bajo el prisma crítico de la
sostenibilidad, es por ello que la educación ambiental puede ayudar a las
personas a tomar conciencia del estado actual del medio ambiente y su
evolución del pasado al futuro, de las medidas a tomar para promover la
sostenibilidad y de la posición ética y el potencial de acción de cada
persona ante esta realidad. Las personas adultas pueden actuar a modo de
puente intergeneracional, entre escenarios pasados y futuros, mediante el
intercambio con otros grupos de edad y una visión conjunta de construir el
presente y el futuro de comunidades sostenibles.
Un ejemplo de ello es en el aparte cuando el Piloto busca escaparse de su
pasado de incomprensión y lo hace desde la técnica del avión que le
permite avanzar con una fuerza que lo mueve siempre hacia adelante,
hasta perderse en el desierto; teniendo una relación con nuestra vida diaria,
ejemplo de ello es los agricultores que a pesar de la edad siempre están
buscando la manera de mejorar sus técnicas y aprender sobre el cuidado
de los recursos naturales, así siempre estén enmarcados sobre la repetición
de lo antiguo o aprendido por sus antepasados, siendo ellos los mayores
transmisores de información, creencias, teorías, tradiciones a la
poblaciones más jóvenes.
En otro de los apartes de la novela, el primer dibujo del narrador niño del
libro de Saint-Exupéry representa una boa que digiere a un elefante, Pero
los adultos, en cambio, ven lo mismo: un simple sombrero, es la muestra
más clara de que cómo orientadores o educadores ambientales debemos
enseñar y recordarle a la población adulta que deben aperturar sus
cerebros y volver a la niñez para no perder la creatividad, y buscar nuevas
alternativas en los terrenos a cultivar o cuidados ambientales en sus
comunidades. Sin llegar a la experiencia de la narrativa donde el principito
se encontró con un hombre de negocios. ¿Su característica principal (la
única)? Es muy serio; ya que la población adulta campesina o del campo,
son sesgadas a sus creencias y teorías aprendidas, siendo de esta manera
el mejor reto para la educación ambiental en donde podemos demostrar
que innovación va unida a las teorías ya aprendidas. Ya que ser mayor es
más que un conjunto de hechos biológicos. Significa también haber podido
acumular experiencias, aprendizajes, decisiones tomadas en lo personal y
en la historia colectiva, etc. Algo así como haber atesorado un valioso
patrimonio inmaterial al que acompaña inevitablemente una perspectiva
histórica.
“He aquí mi secreto: Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es
invisible a los ojos” – El zorro. Con esta frase podres concluir que gracias a
esto las personas mayores pueden ser un referente para la construcción
colectiva del presente y del futuro, tanto más en cuanto que su esperanza
de vida es alta (y creciente), por lo que comúnmente podrían disponer de
mucho tiempo por delante para seguir ejerciendo influencias en su entorno;
para dedicárselo a sí mismas o a otras personas de cualquier edad; o para
contribuir a las políticas y las iniciativas de todo tipo que se desarrollan día
a día en los territorios en donde se realiza educación ambiental. La
sociedad es intergeneracional por naturaleza, se trata de potenciar este
hecho cuando trabajemos con personas de cualquier comunidad,
incluyendo personas de otros grupos de edad cuando pueda ser apropiado.
Bibliografías

Consejería de Medio Ambiente (2004). Estrategia Andaluza de Desarrollo Sostenible.


Agenda 21 de Andalucía. Sevilla: Junta de Andalucía, Consejería de Medio Ambiente.

UNESCO (1977). Informe final sobre el Seminario Internacional de Educación Ambiental,


Belgrado, 1975. Doc. ED-76/ WS/95. París: UNESCO.