Está en la página 1de 20

Maria Victoria Beschizza Galvan

Pós Graduação em Língua Espanhola

LA LITERATURA INFANTIL DE MARIA ELENA WALSH


LÚDICA Y MOTIVADORA PARA EL APRENDIZAJE ESCOLAR DE ESPAÑOL
COMO LENGUA EXTRANJERA

Orientadora: Maria Teresita Campos Avella. Mestre em Filologia


Espanhola

UNIVERSIDADE TUIUTI DO PARANÁ

CURITIBA – PR
2013
LA LITERATURA INFANTIL DE MARIA ELENA WALSH
LÚDICA Y MOTIVADORA PARA EL APRENDIZAJE ESCOLAR DE ESPAÑOL
COMO LENGUA EXTRANJERA
María Victoria Beschizza Galván 1
María Teresita Campos Avella 2

RESUMEN

Este trabajo tiene como objeto demostrar el valor de la literatura infantil y


juvenil (LIJ) de María Elena Walsh (MEW) en el aprendizaje y la enseñanza de
español como lengua extranjera (ELE).
Revisar el concepto de LIJ, las características particulares de la misma y las
características de la obra infantil de MEW evidenciando su calidad literaria, su
estilo lúdico y original, su valor motivacional para el niño aprendiz de la lengua
española, y su eventual valor para el uso en el aula como material didáctico
con múltiples posibilidades de explotación.
Utilizar como fuentes la búsqueda bibliográfica y algunos textos de MEW.
Es relevante por tratarse de una autora reconocida y valorada en los países
hispanohablantes, cuya obra aún ha sido poco difundida en el Brasil, donde es
necesario motivar a los estudiantes de ELE en la escuela, con literatura de
calidad, que sea adecuada y atienda las expectativas de los niños.
Se recomienda la introducción de las obras de MEW en instancias recreativas
dentro del aula de ELE, con la finalidad de atraer al niño e incentivar el hábito
lector así como también la participación activa del niño en el aprendizaje de la
lengua española.

Palabras llave: literatura infantil-juvenil; español como lengua extranjera;


aprendizaje del español; motivación; María Elena Walsh (MEW)

RESUMO
Este trabalho tem como objeto demonstrar o valor da literatura infantil e juvenil
(LIJ) de Maria Elena Walsh (MEW) no aprendizado e no ensino do espanhol
como língua estrangeira (ELE).
Revisar o conceito de LIJ, as características particulares da mesma e as
características da obra infantil de MEW evidenciando sua qualidade literária,
seu estilo lúdico e original, seu valor motivacional para a criança aprendiz da
língua espanhola, e seu eventual valor para o uso na aula como material
didático com múltiplas possibilidades de exploração.
Utilizar como fontes a pesquisa bibliográfica e alguns dos textos de MEW.
É relevante pois trata-se de uma autora reconhecida e valorizada nos paises
falantes do espanhol, cuja obra ainda é pouco difundida no Brasil, onde é
necessário motivar aos estudantes de ELE na escola, com literatura de
qualidade, que seja adequada e atenda as expectativas das crianças.
Recomenda-se a introdução das obras de MEW em instâncias recreativas na
aula de ELE, com a finalidade de atrair à criança, e estimular o hábito leitor e a
participação ativa da criança no aprendizado da língua espanhola.

Palabras-chave: literatura infantil e juvenil; espanhol como língua estrangeira;


aprendizagem do espanhol; motivação; Maria Elena Walsh (MEW)

1 María Victoria Beschizza Galván, alumna de la especialización en Lengua, Literatura y Traducción


en Español.
2 María Teresita Campos Avella, Coordinadora del curso y máster en Filología Española.
1 INTRODUCCIÓN
En países como Brasil, donde se está implantando la enseñanza de español
como lengua extranjera (ELE) en la escuela, existe la necesidad de presentar a
los estudiantes, obras de literatura infantil-juvenil (LIJ) en español, que sean
adecuadas, por su grado de dificultad lingüística, al nivel de estudio del idioma,
pero fundamentalmente con calidad literaria y características que satisfagan las
expectativas y necesidades de los aprendices de la lengua. Delante de obras
literarias que cumplan estos requisitos, podrán experimentar el placer por la
lectura en la nueva lengua, y así es de esperar que se sientan atraídos y
motivados al aprendizaje de la lengua española.
La escritora argentina María Elena Walsh (MEW), ha producido una amplia
gama de material literario, que cautiva por su estilo y su temática. Su vasta
obra ha alcanzado prestigio internacionalmente reconocido e incluye cuentos,
canciones, poemas, teatro y novelas, muchos de los cuales han tenido como
destinatarios principales a los niños, aunque también ha deleitado a jóvenes y
adultos de varias generaciones, manteniendo su vigencia.
El objetivo de este trabajo, es evidenciar algunas de las características de sus
obras, que la hacen recomendable como material de lectura a nivel escolar,
para los niños y adolescentes estudiantes de ELE para motivarlos en el
aprendizaje de dicha lengua.
Se realiza una revisión bibliográfica, para en primer lugar conceptualizar la LIJ,
en segundo lugar establecer las características que debe tener la literatura para
ser adecuada para los niños, y por último destacar algunas de las
características de la obra de María Elena Walsh que la hacen adecuada y
particularmente atractiva para los niños, por lo que resulta recomendable para
su utilización en la enseñanza de ELE.

2 EL VALOR DE LA OBRA DE MARÍA ELENA WALSH DENTRO DE LA


LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL PARA EL APRENDIZAJE DE ELE

2.1 CONCEPTO DE LIJ


La existencia de la literatura infantil es indudable y según una concepción
globalizadora, bajo esa denominación deben acogerse todas las producciones
que tienen, como vehículo, la palabra (oral o escrita) con finalidad artística o
creativa y como receptor, al niño. (CERVERA, 1989)
Merlo (ap. PUENTES DE OYENARD, 2006) considera ajustada la definición del
III Seminario de Literatura de Córdoba según la cual Literatura Infantil es toda
obra concebida o no deliberadamente para los niños, que posea valores éticos
y estéticos necesarios para satisfacer sus intereses y necesidades.
De acuerdo a su origen, se incluyen dentro de la LIJ los siguientes tipos:
-la literatura creada por un autor específicamente para los niños
-la creada por un autor, no pensada en principio para los niños, pero de la cual
ellos se apropian.
-la anónima, procedente del folklore popular.
-la creada por los propios niños. (LÓPEZ VALERO y GUERRERO RUIZ, 1993)
En cuanto al último tipo mencionado, para González Gil (1979), el niño puede
ser un autor interesante y debe ser alentado a desarrollar su creatividad y
experimentar el placer de expresarse a través de la palabra, y según López
Valero y Guerrero Ruiz (1993) si bien el mismo ha surgido de métodos
pedagógicos activos y liberadores, su intención es más didáctica que literaria.

Para Puentes de Oyenard (2006) el texto de literatura infantil debe ser


redactado de forma tal, que el autor, sin dejar de ser fiel a su creatividad,
consiga generar el encuentro con el lector en el fenómeno de la recreación.
La literatura existe en cuanto autor y receptor participan de ella, es decir, si ese
encuentro entre ambos, se produce. Cuando la misma tiene como receptor o
destinatario al niño, los textos deberán atender siempre a los intereses del niño,
llevar sus planteamientos, y aunque el autor pueda crear obras para la infancia,
careciendo de conocimientos de psicología, debe comprender intuitivamente el
alma infantil. (LÓPEZ VALERO y GUERRERO RUIZ, 1993)

En este trabajo se emplea la denominación de Literatura infantil-juvenil (LIJ)


como equivalente a la de Literatura infantil, aunque existen otras
denominaciones como, por ejemplo, Literatura para la infancia, Literatura para
niños y Literatura infanto-juvenil.
Hay quienes consideran que Literatura infantil es aquella destinada a los niños
de hasta 10 años de edad, Literatura infantil-juvenil es aquella adecuada para
los adolescentes de entre 11 y 14 años y Literatura juvenil lo es para los
adolescentes mayores de 14 años. Sin embargo resulta difícil precisar los
límites de la evolución psicológica de cada individuo y por lo tanto determinar
los límites entre la literatura infantil y la literatura juvenil. (PUENTES DE
OYENARD, 2006)

Con respecto a las funciones que cumple la LIJ, según Venegas (1987) son las
siguientes: recrear al niño, darle acceso a la palabra y al lenguaje,
proporcionarle conocimiento del mundo, desarrollar su imaginación, ponerlo en
contacto con el arte, es decir introducirlo en el conocimiento de lo estético tanto
desde el punto de vista literario como de otras formas de arte, la música, el
teatro, e incluso las artes plásticas, y finalmente, favorecer la adquisición del
hábito de la lectura. Esta última función se da cuando la literatura es agradable
y carece de la obligatoriedad del texto escolar, despertando en el niño la
curiosidad, el espíritu investigativo y la necesidad de satisfacerlo por medio de
la lectura. El hábito lector ayuda al niño a desarrollar su autonomía.

Schultz (ap. PUENTES DE OYENARD, 2006) considera a la LIJ como un


hecho pedagógico en esencia, aunque no se proponga fines de carácter
informativo, ni moralizante, pues las palabras configuran imágenes en las que
se encarnan actitudes o conductas, que representan para el niño, la proyección
de sí mismo sobre las cosas.
Para Sousa (2008), la LIJ cumple un papel importante en la formación del ser
humano, porque se relaciona inherentemente con los valores. Es imposible
hablar de la existencia sin referirse a ellos, y el acto de escribir por ser
comunicativo, implica la posibilidad de acuerdo en cuanto a valores entre el
autor y el receptor. Cuando las obras consiguen armonizar valores literarios,
estéticos y sociales, contribuyen al mismo tiempo a fomentar el placer por la
lectura y a desarrollar el pensamiento crítico e independiente. La LIJ puede ser
un buen recurso pedagógico siempre que cumpla su función principal, la de
producir placer.

2.2 CARACTERÍSTICAS PARTICULARES QUE LA LIJ DEBE TENER


Es indudable que la LIJ debe ser de calidad, como se recoge en las opiniones
de diversos autores.
La LIJ debe ser artística siempre y para ello aunque pueda ser utilizada como
medio didáctico, debe ser siempre de calidad. (LÓPEZ VALERO y GUERRERO
RUIZ, 1993).
Consideraciones similares realiza Puentes de Oyenard (2006) quien engloba
como características de la LIJ, la capacidad de deleitar, orientar hacia el bien, y
tener calidad literaria, o sea provocar la exaltación de los sentimientos y la
fantasía. La LIJ de calidad es una obra de arte, y como tal debe tener intención,
criterio estético, estructura y adecuado empleo del lenguaje. El lenguaje
literario se caracteriza por tener función poética, esto es, atrae la atención
sobre sí mismo, y es plurisignificativo porque con las mismas palabras del
lenguaje coloquial, por medio de recursos literarios y figuras retóricas,
reelabora el lenguaje tornándolo sugerente y creativo.

El valor literario, debe ser común a las obras de LIJ y de Literatura general,
pues Literatura es el conjunto de obras de arte que tienen como materia prima
la lengua oral-escrita, pero las obras cuyos destinatarios son los niños y
jóvenes pueden tener características peculiares. La literatura será
específicamente adecuada para la infancia y la juventud si es capaz de
producir diversión y goce estético, si responde a los intereses y a la libre
elección de los destinatarios, y si les resulta accesible desde el punto de vista
lingüístico, estilístico, psicológico y sociocultural. (GONZÁLEZ GIL, 1979)

López Valero y Guerrero Ruiz (1993), sostienen que la LIJ debe tener algunas
características particulares que la diferencian de otras que no pertenecen al
mundo de los niños, y destacan las siguientes:
-El carácter imaginativo, porque la imaginación suple todo aquello que el niño
ignora de la realidad.
-El dramatismo, pues a través del drama el niño siente vivir y logra traducir sus
movimientos interiores.
-La técnica de desarrollo y utilización del lenguaje depuradas, esto es, capaces
de generar una expresión sencilla y al mismo tiempo bella.
-La sencillez creadora, en todos los aspectos de la obra, es decir en la trama, el
tema, la estructura y el lenguaje. La sencillez permite que el autor se exprese
de forma adecuada a la capacidad de asimilación del niño, pero no significa
simplicidad o empobrecimiento del lenguaje.
-El simbolismo y la comunicación, pues el niño decodifica el mensaje cuando
ante el estímulo, se produce una movimentación afectiva, y a partir de ella se
producirá gradualmente una respuesta en la que participan la inteligencia y la
sensibilidad. Las obras que solo tienen como finalidad la formación del niño,
impiden la verdadera comunicación, porque manipulan al niño, dejándolo
insensible e impedido de poner en acción su inteligencia, afectividad y
voluntad, inhibiendo la posibilidad del contraste y la crítica.
-La audacia poética, porque introduce al niño en un universo expresivo,
intuitivo, lúdico y provocador. Pero debe existir una progresión del lenguaje
poético para facilitar el acceso del niño al texto, de manera que el niño irá
captando esa dimensión poética hasta llegar a decodificar el mensaje. Cuando
la literatura permite al niño realizar esa experiencia a través de un proceso
lúdico se produce el acercamiento de aquél a la literatura y se desencadena su
curiosidad.

Según Cervera (1989), la literatura infantil debe responder a las necesidades


íntimas del niño. Y su acción se ejerce preferentemente por contacto, por
medio de su potencial lúdico, sin explicación y sin instrumentalización.
El juego, es vivido por el niño de un modo especial, como forma de su propia
existencia. Para González Gil (1979) la obra para niños debe ser un juego
literario, ya que el juego es una necesidad vital del destinatario.

Para Montalbán Arteta (2007) la LIJ debe ser fuente de placer y ofrecer al niño
una perspectiva humorística, amplia y variada del mundo. A través de la ironía,
la exageración, la parodia, la producción de equívocos, malentendidos, y
repeticiones, y utilizando recursos lingüísticos que alteran el orden natural de
los hechos, o deforman los rasgos de los personajes, la literatura promueve la
risa al jugar con el lenguaje. Ese juego, atrayente y divertido, dará al niño no
solo la posibilidad de tornarse un lector comprensivo-crítico, sino la de aprender
a ver la vida con humor.

En cuanto a la importancia de los textos humorísticos en el aprendizaje de ELE,


Iglesias Casal (2000), considera que dichos textos así como los poéticos,
suelen romper con las reglas de la semántica y la lógica, es decir que surgen
por incongruencia, pero en ellos el sentido se construye a partir de factores
afectivos e imaginarios, que no tienen relación con la racionalidad del discurso.
Por esto la introducción de textos humorísticos en la clase de lenguas cumple,
entre otras, con una función importante que es la de desarrollar el pensamiento
creativo. La utilidad del humor en el aula de lengua extranjera, tiene un alcance
mayor que el de estimular el conocimiento del código lingüístico, pues invita a
experimentar con la palabra y el pensamiento. El humor es una herramienta
motivadora, al promover la interacción por medio del juego verbal e ideológico.
Más allá de la motivación que puede producir el contacto del aprendiz con
dichos textos, a través del placer por la lectura, existe otro aspecto importante,
que es el de la posibilidad de explotación didáctica que dichos textos ofrecen.
Los materiales humorísticos en la enseñanza de lenguas extranjeras,
presentan una amplia gama de posibilidades didácticas, permitiendo explotar
los efectos expresivos y los aspectos estéticos de la lengua. (id)

2.3 LA LIJ DE MARIA ELENA WALSH

Dentro de la LIJ en español, las obras de María Elena Walsh (MEW), presentan
características que las hacen especialmente cautivantes para los niños.
La musicalización de sus poemas ha contribuido a la popularidad de sus textos
y su pasaje a la oralidad, pero la vigencia de su obra se debe a un fenómeno
más profundo. Su obra ha marcado un cambio en la concepción de la literatura
infantil, despojándola del carácter edificante y de los propósitos meramente
didácticos, apartándose de los estereotipos del género. (ORIGGI, 2000)

Gran parte de sus obras de LIJ, surgen de la influencia del cancionero


tradicional inglés constituido por las Nursery Rhymes así como de la obra de
Lewis Carroll y los poemas llamados limericks de Edgard Lear. En ellos
encontró el uso del sinsentido o el disparate, que los ingleses llaman nonsense,
la estructura de pequeños cuentos en verso, el humor y los juegos de palabras.
En sus poesías recrea el espíritu del sinsentido tradicional inglés, creando con
lenguaje sencillo pero con alta calidad lingüística, con ritmo y rima perfectos.
(GARRALÓN, 2004)

En su libro “Zoo Loco”, MEW agrupa cuarenta y dos poesías, inspiradas en los
limericks. En ellas, el significante prevalece sobre el significado, determinando
los sentidos a través de su sonoridad y su ritmo. Los personajes son todos
animales surrealistas y extraños y sus peripecias cuentan cosas imposibles,
mentiras demasiado evidentes, disparates. Ejemplos de esto son: un canario
que ladra si está triste, un elefante con la trompa por detrás, una trucha que
nada en agua no mojada. Estas poesías son un pretexto para imaginar locuras
y jugar con las palabras. (CARRANZA, 2010), o como dice la propia autora son
juguetes hechos de palabras. (WALSH, 2000)

Además de “Zoo Loco”, los libros de poemas: “Tutú Marambá” y “El Reino del
Revés”, la novela “Dailan Kifki”, los cuentos “Cuentopos de Gulubú” y “El País
de la Geometría”, y las comedias musicales o teatro para niños: “Los sueños
del Rey Bombo”, “Canciones para mirar” y “Doña Disparate y Bambuco”,
constituyen el conjunto de obras en las que la trama de los textos se basa en el
disparate. (ORIGGI, 2000, 2004)

Existe una intertextualidad con el folclore en sus obras, proveniente de la fusión


de las tradiciones inglesas e hispanoamericanas, no solo en el diálogo con los
textos tradicionales, sino también presente en el ritmo y las melodías de
muchas de sus canciones. El humor, la métrica breve y el lenguaje coloquial
son influencia del romancero español y del folclore hispanoamericano, así
como también son de origen folclórico algunas de las figuras del lenguaje que
ella emplea, como la jitanjáfora y la onomatopeya. (id.)

Las características marcantes de su obra infantil son la introducción del


disparate o sinsentido, el humor y el placer del lenguaje por sí mismo. El juego
es un medio para llegar a la función poética. La actividad lúdica se da por
medio de asociaciones de sonidos, rimas, malentendidos, juegos de homonimia
y de confusiones entre el sentido objetivo y el sentido metafórico de las
palabras. A través de los mismos se genera el humor pero también la reflexión
al cuestionarse las ideas establecidas. (id.)

La obra infantil de M.E.W., ha sido objeto de un exhaustivo análisis realizado


por Origgi de Monge (2004). En dicho estudio crítico la autora señala los
distintos elementos que caracterizan el estilo original de M.E.W. por ejemplo, la
composición del disparate por medio del empleo de los siguientes recursos
retóricos:

a) La inversión de situaciones.

En el poema “Doña Disparate” del libro “Tutú Marambá” el sinsentido, además


de formar parte de la trama, está representado por el propio personaje que le
da nombre al poema, personaje que también aparece en algunos otros textos
de MEW.

Doña Disparate,
nariz de batata,
se olvida, se olvida
de cómo se llama.

Se olvida el rodete
detrás de la puerta,
duerme que te duerme
cuando está despierta.

Se quita el zapato,
se pone el tranvía,
bebe la botella
cuando está vacía.

No sabe, no sabe,
y aprieta un botón
para que haya luna
o se apague el sol.

Oye con el diente,


habla con la oreja,
con un cucharón
barre la vereda.

--¡Señor boticario,
véndame tornillos!
--¡Señor verdulero,
Hágame un vestido!

¡Guau! dice el felpudo.


¡Miau! dice la jarra.
¡Que yo soy el perro!
¡Que yo soy la gata!

Doña disparate,
nariz de merengue,
se “ecovica”, digo,
se equivoca siempre.

En la lógica del disparate, se subordina el contenido a la forma, se interrumpe


el equilibrio cotidiano basado en el sentido común, y se crea un universo
nuevo, loco y absurdo pero a la vez, ordenado y metódico en cuanto a la
métrica y la rima. Al colocar la palabra “ecovica” se crea un efecto de humor
jugando con las palabras, pero quien se equivoca es la primera persona,
pudiendo sugerir la idea de que todos cometen errores y locuras, aún los que
sólo ven y critican los errores ajenos.

También se da la inversión en el poema “El Reino del Revés” cuyo título por sí
solo ya introduce la idea, y que pertenece al libro del mismo nombre:

Me dijeron que en el Reino del Revés


nada el pájaro y vuela el pez,
que los gatos no hacen miau y dicen yes
porque estudian mucho inglés.

Vamos a ver cómo es


El Reino del Revés

Me dijeron que en el Reino del Revés


nadie baila con los pies,
que un ladrón es vigilante y otro es juez,
y que dos y dos son tres.
…………………………………………..

Me dijeron que en el Reino del Revés


hay un perro pekinés,
que se cae para arriba y una vez,
no pudo bajar después.
……………………………………………

Los niños de diversas edades aún los más pequeños, pueden captar lo
absurdo y reír de las situaciones disparatadas donde se invierten hasta las
reglas de la física, pero los niños algo mayores y los adolescentes al igual que
los adultos podrán percibir también que el texto implica una crítica a la
inversión de los valores y reflexionar sobre ese aspecto de la realidad.

Otro ejemplo de inversión es el título del cuento “El enanito y las siete
Blancanieves” en el libro “Cuentopos de Gulubú”, que hace referencia a un
clásico de la literatura infantil pero en cuyo desarrollo se presentan diversas
situaciones de inversión en relación al cuento tradicional.

b) La enumeración y la hipérbole

El listado de cosas forma parte del disparate en los textos de MEW, pero no
importa que los elementos que integran la lista sorprendan por su
incongruencia, pues al estar formalmente agrupados en una enumeración de
elementos de igual valor sintáctico, en esta lógica disparatada adquieren
coherencia.
Por ejemplo en las estrofas primera y tercera de “El árbol de guitarritas “,
poema perteneciente al libro “Tutú Marambá”:

En Portugal he visto un árbol


florecido de guitarritas.
Íbamos todos a cantar:
arañas, sapos, señoritas.

Las ovejas, que son muy tontas,


seriamente se las comían.
El árbol las miró enojado
con sus hojas de cartulina.

--¿No saben, no saben ustedes


que música no es comida?
Son guitarras de cantar,
azules, verdes, amarillas.
……………………………

El efecto humorístico se crea al proponer como hechos aceptables, o naturales


cosas cuya lógica es propia del sinsentido, un coro formado por bichos y seres
humanos, un árbol que en vez de flores tiene guitarras.

En “Nada más”, poema del libro “Tutú Marambá”, el efecto que crea la
enumeración, es el de presentar como lógica la lista de compras, que incluye
ítems imposibles de comprar, pesar y medir.
Se ve además el uso de la hipérbole, en la exageración del valor de una simple
moneda con la cual se planifica comprar cosas que no tienen precio. El humor
y la ironía ya van enlazados con el título pues se sugiere que la persona se
conforma con lo poco que una moneda puede comprar pero contrasta con lo
ambicioso de la lista.

Con esta moneda


me voy a comprar
un ramo de cielo
y un metro de mar,
un pico de estrella,
un sol de verdad,
un kilo de viento,
y nada más.

Otro ejemplo de hipérbole se ve al final del poema “El pañuelito” del libro “Tutú
Marambá”

El cocodrilo borda un pañuelito


de madera terciada, muy bonito.
……………………………………
Por eso borda y borda todo el día,
en el cine, en la escuela, en el tranvía.

Ya no le faltan, y está muy tranquilo,


más que 100.000 kilómetros de hilo.

c) El empleo peculiar de los números y la geometría.

Los números no tienen valor aritmético, sino que funcionan como palabras, así
las cuentas tienen resultados inesperados, y no los que deberían tener según
las reglas aritméticas, como se ve en la tercera estrofa del poema “Canción de
títeres” del libro “Tutú Marambá”:

Diez y diez son cuatro,


mil y mil son seis.
Mírenme señores
comiendo pastel.

En la novela “Dailan Kifki” el uso de los números y la lógica del disparate crean
un efecto de comicidad:

...Efectivamente, la casa quedaba muy cerca. Primero había que contar 17


àrboles, pasar un arroyito y medio, dar la media vuelta, contar hasta cuatro, dar
15 pasos de vals para la derecha y luego 14 de tango para la izquierda y… allí
estaba la casa…

En el cuento “El País de la Geometría”, esta también se rige por el sinsentido:

El rey había plantado dos Paralelas Verticales en el patio que le servían de


atalaya. Las Paralelas crecían, crecían, crecían… Muchas veces el Rey
trepaba a ellas para otear el horizonte y ver si alguien le traía la Flor, pero no.

d) Los juegos de palabras

Estos ayudan a dar ritmo a los poemas y a entrelazar los elementos


semánticos y sintácticos. MEW realiza dichos juegos buscando palabras con
raíces o terminaciones semejantes, combinando las rimas internas y utilizando
el paralelismo, por ejemplo en la cuarta estrofa de “El árbol de guitarritas”, que
se refiere a distintos aspectos musicales, y va dando la idea de que se está
generando lo que se concretará en la estrofa siguiente como un concierto
desafinado.
……………………………
Los bichofeos con solfeo
y las sardinas con sordina,
los caracoles con bemoles,
Cada cual con su musiquita.
…………………………….
En el poema “Chacarera de los Gatos” se usa la homonimia para producir el
efecto humorístico. En el malentendido producido como resultado del doble
sentido de la historia, los gatos se van a un supuesto concurso de belleza, pero
en realidad se trata de un concurso de danzas folclóricas.

Tres morrongos elegantes


de bastón, galera y guantes
dando muchas volteretas
prepararon sus maletas.

Miau, miau, miau, miau,


michi, michi, miau.
……………………………….

Pues les han pasado el dato


que hay concurso para gato
los tres michis allá van
en tranvía a Tucumán.
…………………………..

Mas como el concurso era


para gato… y chacarera,
los echaron del salón
sin ninguna explicación.
……………………………….

En el poema del libro “El Reino del Revés” titulado “Don Enrique del Meñique”
al cambiar una vocal en la terminación de la última palabra de cada estrofa, (la
autora las destaca al poner la inicial en mayúscula), se fuerza el matenimiento
de la rima creando un efecto de humor pero conservando el sentido, pues se
puede adivinar cuál sería la palabra correcta:

Ni dormido ni despierto,
como todas las mañanas,
don Enrique del Meñique
tiene ganas, muchas ganas
de tomar su desayuno
con catorce Mediaslanas.

Don Enrique tiene casa


con muchísimos jardines,
y por entre sus rosales
se pasea con patines,
pero ¡ay! esa mañana
se enganchó los Pantalines.

Se imaginan qué porrazo,


se imaginan qué caída.
Allí cerca lo esperaba
una mesa bien servida:
don Enrique, de nariz,
se cayó en la Mermelida.

Don Enrique pataleaba:


“¡Los bomberos, accidente!”
Nadie, nadie lo escuchaba,
pero en el balcón de enfrente,
atraído por los gritos
asomose un Elefente.
…………………………

e) La jitanjáfora

Esta figura de carácter popular, folclórico y muchas veces infantil, consiste en


un juego silábico a base de palabras inventadas y carentes de significado que
cobran sentido dentro de su contexto, y como tal forma parte del disparate.
Aparece por ejemplo en el poema “Trínguiti Tránguiti” del libro “Tutú Marambá”

Trínguiti Tránguiti
de firulete,
duerme la siesta
con un bonete.
……………..

Otro ejemplo se da en el poema “La Calle del Gato que Pesca” del libro “Reino
del Revés”:

Peligroso es
andar por la ca,
la calle del ga,
del gato que pes,
que pesca y después
se esconde y esca-
pa pa pa pa.

Lo ves o no lo ves
al gato que pes
Allí, allí,
sentado en su ventaní.

A la gente que
pasa distraí,
el gato bandí
con caña y anzué,
les pesca el sombré
sombrero y el mo-
ño ño ño ño
………………………..

f) La aliteración y la onomatopeya.

La aliteración o reiteración periódica de un fonema o grupo de fonemas dentro


del verso o la frase puede emplearse para crear un refuerzo del ritmo. Un
ejemplo de este tipo de aliteración se ve en el cuento “Dailán Kifki” en la
siguiente oración:

O colaborás con nosotros o marchás preso, virueso de pico pico tueso.

La onomatopeya es una forma de aliteración, y también de jitanjáfora con la


finalidad de imitar voces o sonidos reales por medio del ritmo y los sonidos de
las palabras.
En el poema “Dienteflojo” del libro “Tutú Marambá” se observa un ejemplo en el
que un personificado Dienteflojo realiza la acción de hamacarse, y el último
verso de cada estrofa podría aludir al sonido metálico que produce al vaivén de
una hamaca, aunque metafóricamente el poema se refiere al vaivén de los
dientes flojos de los niños pequeños.

Dienteflojo, me hamaco
para allá, para aquí,
en mi cueva rosada,
chiribín chin chin

Que me voy, que me caigo


en un chocolatín,
que me vuelo volando
chiribín chin chin
……………………

También se encuentra la aliteración imitando el sonido del motor, en el poema


“Canción de la vacuna” del libro “El Reino del Revés”
………………………………….
Pero entonces llegó el Doctor
manejando un cuatrimotorrrrrrrrrr
…………………………………..

Otro ejemplo está en la primera estrofa del poema “Marcha del Michimiau” del
libro “Tutú Marambá” donde el sonido fuerte de la letra Erre hace referencia al
ronroneo de los gatos:

Confite Michimiau es empleado


en una usina de ronrón.
Duerme, requeteduerme todo el día.
Ronca, requeterronca dormilón.
………………
g) La personificación

Es muy utilizada por MEW, pues se adapta a las características psíquicas de


los niños. Se encuentran innumerables ejemplos entre sus textos, de los cuales
uno muy representativo es “La vaca estudiosa”, del libro “Tutú Marambá” en el
que el humor y el sinsentido van de la mano de la reflexión y el
cuestionamiento de las ideas establecidas.

Había una vez una vaca


en la quebrada de Humauaca
………………………

Y a pesar de que ya era abuela


un día quiso ir a la escuela
………………………………

La vio la maestra asustada


y dijo:-- Estás equivocada

Y la vaca le respondió:
--¿Por qué no puedo estudiar yo?
………………......................

h) Verdades de Perogrullo y tautologías

Las verdades de Perogrullo o perogrulladas, son aquellas que afirman hechos


muy evidentes o previsibles, y la tautología es la repetición de una misma idea
de distintas formas. Ambas aparecen por ejemplo en el poema “Canción de
Títeres” del libro “Tutú Marambá”, creando un efecto humorístico:

………………..............
Este gran secreto
sólo yo lo sé:
cuando llueve, llueve.
Cuando hay luz se ve.
...................................

El poema “Cosas” del mismo libro, consiste en una serie de perogrulladas:


……………………………
El pájaro loco en el nido,
cuando se vuele ya no estará.
.......................................
El caballo en la calesita,
cuando dé vueltas se moverá.
………………………….

i) Portmanteau o palabra-valija
Se trata de una clase de neologismo. En los textos de MEW aparecen palabras
nuevas que se forman a partir de la unión de palabras conocidas, por ejemplo
sustantivos, como los que se ven en el siguiente fragmento del cuento “Dailan
Kifki”:
Yo les aconsejo que nunca tengan un bicho tan grande, que se contenten con
un gatomiau, un perrolín, un canariopo.

Otro ejemplo es “La Plapla” cuento en el que dicho personaje es una nueva
letra del alfabeto, que salta y juega dentro del cuaderno, la cual debe
permanecer escondida, porque no se comporta como las demás letras.

También aparecen nuevos adjetivos, como en el libro “Cuentopos de Gulubú”


por ejemplo en los fragmentos:

…personas tan jacarandosas …

…nadie ha visto nunca algo tan maravilloso y floripóndico…

Y se crean nuevos adverbios a partir de sustantivos como en el siguiente


fragmento de la novela “Dailan Kifki”:

… Dailan Kifki aterrizó suavemente, dulcemente, mermeladamente…

En la trama disparatada de “Dailan Kifki”, una niña encuentra un elefante


abandonado a la puerta de su casa, y decide cuidar de él. La historia se
complica a través de una serie de situaciones absurdas y de gran comicidad,
donde se utiliza un lenguaje coloquial y al mismo tiempo poético.

En el cuento “Historia de una princesa, su papá y el Príncipe Kinoto Fukasuka”


hay un revisionismo de los tradicionales cuentos de hadas, pues los príncipes y
princesas son diferentes de aquellos estereotipados personajes de los cuentos
clásicos, y a través del disparate se hace una parodia de tales historias,
trabajando con el lenguaje, por ejemplo, en vez de iniciar el cuento con la frase:
Hace mucho tiempo… o Había una vez... se ubica la acción de la siguiente
forma: Hace como dos mil años, tres meses y media hora…

Además de las obras que basan su trama en el sinsentido, la obra infantil de


MEW contiene otros textos poéticos y narrativos, que no se incluyen en este
trabajo por lo extenso del asunto. Su obra narrativa y teatral se adecua al
interés de niños de diversas edades, se caracteriza en general por el humor, el
uso de lenguaje coloquial, y los juegos de palabras. En cuanto a sus temas el
más relevante es el de la solidaridad, pero se tocan asuntos diversos como, el
consumismo de bienes materiales, la vejez, la muerte y la ecología, entre otros.
(ORIGGI, 2004)
3 CONCLUSIONES

La obra infantil de MEW reúne características que cautivan a los niños y aún a
personas de todas las edades por su estilo original.
Se trata de una autora que conoce profundamente el alma infantil. Sus obras
“entraron en la escuela de la mano de los chicos y más tarde fueron aceptadas
por la institución escolar” (ORIGGI, 2004, p. 34).

Desde el punto de vista literario, sus textos poéticos y en prosa, son obras de
arte dentro del género infantil, y cumplen plenamente con los requisitos y
funciones revisados en la primera y segunda secciones de este trabajo.
Son textos pensados para que los niños se diviertan, de forma adecuada a sus
intereses y necesidades lúdicas, utilizando como material de juego un lenguaje
sencillo y coloquial pero a la vez muy rico.
Lo lúdico y lo estético se combinan en sus obras, empleando diversas figuras
retóricas y rescatando la métrica y la versificación de fuentes folclóricas y
tradicionales permitiendo al receptor la experiencia de disfrutar el idioma.
No tiene finalidad edificante o formativa, sino busca por medio del sinsentido o
el disparate semántico y el juego lingüístico, que el destinatario infantil
experimente el humor y la posibilidad de múltiples lecturas.
Su estilo, divierte y abre la puerta a la imaginación, al espíritu creativo y a la
curiosidad del niño, mostrándole que hay otros órdenes posibles, y otras
alternativas de pensamiento.

La curiosidad natural y las necesidades lúdicas del niño se verán satisfechas a


través del contacto con sus textos cantados o escritos, más aún cuando ese
contacto se de en instancias recreativas, aunque posteriormente puedan
realizarse actividades didácticas a partir de la lectura. Todo lo dicho es válido
también para el destinatario infantil que es además un aprendiz de ELE.
El profesor de ELE encontrará en la obra infantil de MEW, múltiples
posibilidades de explotación didáctica, ya que sus textos constituyen
esencialmente juegos verbales e ideológicos que promueven la interacción en
el aula, favoreciendo el trabajo con todas las habilidades y competencias.

La obra poética infantil de MEW además de encontrarse editada en libros, ha


sido también musicalizada e interpretada por la propia autora y otros
intérpretes. Sus canciones, que en muchos países de habla hispana han
pasado a ser clásicos de la música infantil, pueden cumplir una importante
función como motivadoras del aprendizaje de la lengua española, siendo
particularmente novedosas en Brasil donde aún no han sido difundidas.
A partir de un primer contacto con dichas canciones poemas, el niño podrá
inferir el carácter lúdico y humorístico de sus textos, elementos estimulantes
para el espíritu investigativo infantil, que pueden motivarlo a proseguir la
búsqueda de mayores conocimientos lingüísticos, siendo así un aprendiz activo
de la nueva lengua. Esto a su vez puede encadenarse con la experimentación
del placer de la lectura y favorecer la adquisición del hábito lector tanto en la
lengua española en vías de aprendizaje, como en la propia lengua nativa.
REFERENCIAS

CARRANZA, Marcela. Edgard Lear, los limericks y el Zooloco de María Elena


Walsh. Imaginaria n. 269, 2010.
Disponible en: www.imaginaria.com.ar/2010/04/edward-lear-los-limericks-y-el-
zooloco-de-maria-elena-walsh/
Acceso en: 20/07/2013

CERVERA, Juan. Entorno a la literatura infantil. Cauce. Revista de Filología y


su Didáctica, n. 12. 1989.
Disponible en: cvc.cervantes.es/literatura/cauce/pdf/cauce12/cauce_12_007.pdf
Acceso en: 28/03/2013

GARRALÓN, Ana. El discreto encanto de la tenacidad, 2004.


Disponible en: www.cervantesvirtual.com/obra/mara-elena-walsh-el-discreto-
encanto-de -la-tenacidad.html
Acceso en: 15/07/2013

GONZÁLEZ GIL, Dolores. Literatura infantil: necesidad de una caracterización


y de una crítica literaria. Cauce, n. 2, 1979.
Disponible en: cvc.cervantes.es/literatura/…/cauce_02_011.pdf
Acceso en: 5/07/2013

IGLESIAS CASAL, Isabel. Sobre la anatomía de lo cómico: Recursos


lingüísticos y extralingüísticos del humor verbal. ASELE. ActasXI, 2000.
Disponible en:
cvc.cervantes.es/enseñanza/biblioteca_ele/asele/pdf/11/11_0439.pdf
Acceso en: 21/07/2013

LÓPEZ VALERO, Armando; GUERRERO RUIZ, Pedro. La literatura infantil y


su didáctica. Revista Interuniversitaria de formación del profesorado, n. 18,
1993.
Disponible en: dialnet.uniroja.es/descarga/artículo/117802.pdf
Acceso en :14/06/2013

MONTALVÁN ARTETA, Sara. Reír o no reír. Letras Uruguay. Portal de difusión


de literatura uruguaya y latinoamericana.
Disponible en: letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/montalvan_sara/reir o no
reir.htm
Acceso en: 15/07/2013

ORIGGI DE MONGE, Alicia. El placer de crear con integridad. Imaginaria n.19,


2000.
Disponible en: www.imaginaria.com.ar/01/9/walsh1.htm
Acceso en: 10/07/2013
Textura del disparate. Estudio crítico de la obra de MEW. Argentina, Lugar
editorial, 2004.
PUENTES DE OYENARD, Sylvia. Literatura infantil. Apuntes y reflexiones.
Uruguay. Rumbo editorial, 2006.
Disponible en: http://letras-uruguay.espaciolatino.com/puentes/cap1.htm
Acceso en: 28/03/2013

SOUSA,Simone. Valores y formación en la literatura infantil-juvenil actual.


Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid,
n.39, 2008.
Disponible en:
http://pendientedemigracion.ucm.es/info/especulo/numero39/liteinfa.html
Acceso en: 28/03/2013

VENEGAS, María Clemencia. Promoción de la lectura a través de la literatura


infantil en la biblioteca y en el aula. Colombia, Editora L.T.D.A., 1987.

WALSH, María Elena. Nota introductoria de Zoo Loco. Buenos Aires, Editorial
Alfaguara, 2000.