Está en la página 1de 1

Yanfor M.

Chevalier
03-SISN-1-184
Síntesis
La revolución haitiana (1791-1804) fue el primer movimiento revolucionario
de América fue fruto de interminables luchas de los esclavos, que creían en todo el
momento de esta lucha, podían llegar a independizarse de Francia, sea cual sea el
precio a pagar. Con esta independencia y estando el primer país de Latinoamérica,
negro, esclavizado y segundo en América después de los Estados Unidos, abrió las
puertas de la libertad a todo el mundo esclavista, ocupados, para indicarles el
camino a seguir para lograr su independencia. La Revolución Haitiana se produjo en
la colonia de Saint Domingue en el momento que se producía la Revolución
Francesa, con las principales causas, que se tomaron con el fin de obtener la
libertad e igualdad.

El sueño de Toussaint era una moneda de dos caras: en una la libertad


política, en la otra la libertad económica. La rebelión de esclavos que hizo erupción
en el norte de Haití tras la ceremonia de la ceremonia de Bois Caïman en agosto de
1791 ocurrió en una región que era la más poblada y la principal en cuanto a
producción azucarera, esta rebelión fue la chispa que prendió la llama de una
insurrección que era una clara y profunda expresión de un llamamiento colectivo a la
libertad. Aunque no fue un instigador de la rebelión, Toussaint se puso al servicio de
la voluntad y los intereses de los esclavos, y a finales de 1791, justo un año
después de rehusar alinearse con Ogé.

En los inicios de la revolución, con casi medio millón de africanos


esclavizados en Saint-Domingue, los colonizadores pensaron que el problema
colonial podrían resolverlo aumentando exponencialmente el número de esclavos.

La Revolución de Haití fue un proceso ascendente, es decir durante su


desarrollo se fue radicalizando, son sus momentos más trascendentales: la
insurrección de los negros esclavos que se inició el 14 de agosto de 1791
encabezada por Boukman y tras su desaparición, lo sustituyó Toussaint Louverture,
la revolución antiesclavista se extendió hasta 1802, precisamente en ese año
comenzó la lucha por la independencia, destacándose los líderes Dessalines y
Petion, así se logró derrotar el plan de Napoleón Bonaparte de restablecer la
esclavitud y el control de su excolonia.