Está en la página 1de 1

Análisis de Película: “La isla siniestra”

Muchas veces las enfermedades mentales crean realidades en las personas que la padecen que
están fuera de nuestra comprensión; ideas delirantes, ataques de pánico, dolores de cabeza muy
fuertes, insomnio, cambios en nuestros sistemas de creencias, creyendo que alguien nos está
haciendo algún mal. Este tipo de padecimientos mentales crean lo que en materia de religión se
considera un infierno, donde el sufrimiento es inevitable y día a día sigue aumentando este
sufrimiento en la persona que llega a perder en contacto objetivo con la realidad. En la
antigüedad, a las personas que padecían alguna enfermedad mental era considerada como
poseída por algún demonio o fuerza sobre natural que estaba actuando sobre ella. Hoy en día, ya
no tenemos esta idea antigua de la enfermedad mental. Sabemos que son el resultado de crisis
pasadas que fueron evolucionando, creando malestar en la persona, a tal grado que esta se ve
desarrollada en una enfermedad mental como tal.

En esta película vemos muy detalladamente como la enfermedad mental del personaje principal
fue evolucionando por motivo de una crisis en el pasado. Crenado realidades que estaban fuera de
la comprensión de cada uno de los médicos que estaban a su disposición, pues no podían conocer
de manera inmediata cual eran las causas de su enfermedad mental; con el paso del tiempo se
dieron cuenta que fue por una situación traumática del pasado que fue evolucionando hasta
llevarlo a un hospital psiquiátrico de máxima seguridad.

Es imposible poder encontrar una cura a la enfermedad mental cuando la crisis sigue
evolucionando en el paciente y este mismo paciente no tienen los recursos dentro de su persona
para poder salir de este mal estar, seria necesario que los médicos pusieran todo de su parte como
por ejemplo un trato humanista para poder comprender cual sería la vía más efectiva para tratar
estos padecimientos. Por otra parte, las enfermedades mentales deben ser tratadas con las
mejores condiciones que sea posible, pues recordemos que cuando son pacientes que no crearon
daño a la sociedad y solo presentan estos padecimientos; son personas que están enfrentando
mucho sufrimiento y deberían pensar que no es posible cargar con doble peso sobre sus espaldas,
tanto el sufrimiento que ya traen dentro de si y el mal trato de los centros psiquiátricos. Por eso
pienso que el trato de los enfermos mentales debería ser mejorado.

Lic. Luis Alberto Ruiz Santos.


Psicología Sabatino, Xmo cuatrimestre.