Está en la página 1de 12

MÁSCARAS A TRAVÉS DE LA

HISTORIA

ANÁLISIS HISTORICO
DEL ARTE Y DISEÑO I
201809528- Brian Colindres -201803540 Daniel Fuentes -201809649 Sofia Coronado
MÁSCARAS ROMANAS
Cuna de la Comedia, los actores lucían
máscaras con una grandes frentes y bocas
abierta que impresionaban al público, des-
bordaba misterio, terror, interrogantes. El
cuerpo brazos y piernas del actor, en con-
cordancia con todo eso, se forraban con
rellenos que luego uniformaban sus con-
tornos debajo de una malla. Se camina-
ba sobre coturnos, zapatos de plataforma.

La forma de la boca de la máscara se de-


bía a que así se producía una especie de
trompetilla para que la voz se escucha-
ra bien desde todos los ángulos del teatro.

Todos los actores usaban máscaras, me-


nos el mimo que no se considera más-
cara ya que se pintaba la cara. Éstas es-
taban hechas de piedra tallada o cartón.

Comenzaron a utilizar la máscara doble


compuesta por un lado sonriente y otro ai-
rado que servía para enseñar al público la
que conviniese en cada momento. Gene-
ralmente este tipo de máscaras se utiliza-
ba en comedias y pantomimas. Además
se usaron por primera vez las carátulas, es-
taban hechas con tela empapada que una
vez endurecida se la daba forma. La boca
era muy abierta y tenía dos huecos para
ver. Solían estar pintadas y al ser más lige-
ras eran mucho más cómodas para el actor.
MÁSCARAS GRIEGAS
Cuna de la tragedia, es donde aparecen
las mascaras de teatro. Algunos atribu-
yen a Tepsis ser el primero en el uso de la
máscara ya fabricada con elementos plás-
ticos. Se presume que las mascaras de las
fiestas dionisiacas se fabricaban con ho-
jas de acanto, o los actores se embadurna-
ban la cara con albayalde o borra de vino.

La función de la máscara era especialmen-


te importante, ya sea desde el punto de vista
práctico, como desde el ideal. Con el ónkos,
peinado extraordinariamente elevado en for-
ma de torre, la máscara contribuye a agran-
dar al actor; y además hace desaparecer su
contingente personalidad detrás de la es-
tilizada fisonomía del personaje, inmóvil en
una mueca fija, que en la tragedia es siem-
pre de llanto, y de la comedia siempre de risa.
las máscaras utilizadas eran de naturaleza
inmóvil, es decir, con una mueca fija de tra-
gedia o risa. Así, dentro de una misma obra,
los actores en escenas podían interpretar va-
rios personajes o variar sus rostros para cam-
biar el estado de ánimo de alguno de ellos,
e incluso, demostrar el rango de un rol. Con
el desarrollo de esta actividad, donde úni-
camente participaba el hombre, se fueron
utilizando máscaras cada vez más naturales.

Se diferenciaron por tener tres estilos dife-


rentes, que igualmente influía en los tipos de
máscaras. Por consiguiente, las máscaras de
la comedia soliendo ser toscas y ridículas, se
construían con una sonrisa, deformando los
gestos o los rasgos del personaje, que tam-
bién se vinculaban con la representación
de burla de los hombres con alto poder.
EDAD MEDIA
Las máscaras no solían estar muy presentes
en las obras teatrales medievales, a diferen-
cia de lo que sucedía en las representacio-
nes dramáticas romanas; pero no resultaba
inusual en ritos funerarios o fiestas carnava-
lescas. Por poner un ejemplo, Paciano, obis-
po de Barcelona a fines del siglo IV, escribió
un tratado en el que condenaba la celebra-
ción de las Kalendas catalanas. A pesar de
que, desafortunadamente, dicho tratado se
ha perdido, sabemos que parte de su crítica
se basaba en el rechazo a la costumbre del
Cervulum facere, esto es, de ‘hacer el ciervo
por el que hombres y mujeres se dedicaban
a bailar, disfrazados de ciervos o de cabras.

Ello implicaba el uso de máscaras de cier-


vo, así como de pieles de animales y, tapa-
dos con semejantes disfraces, se dedicaban
a cometer toda clase de excesos y orgías.

Desde el siglo IV d.C., la tradición eclesiásti-


ca denunciaba el empleo de máscaras como
una intervención del demonio por ser un tipo
de falseamiento —las mentiras siempre han
sido de origen infernal— y, al mismo tiempo
un rechazo de la obra divina, ya que se alte-
raba el aspecto que Dios dio al ser humano
(piénsese que es muy similar a lo que suce -
día con el maquillaje, uno de los trucos fe-
meninos más denostados por la Iglesia y los
moralistas en base a los mismos principios).

La máscara daba mucho juego porque per-


mitía a quien la llevaba liberarse de atadura
sociales y provocaba la hilaridad generaliza-
da entre el público, al mismo tiempo que eli-
minaba todo tipo de ataduras sociales.
RENACIMIENTO
Durante el Renacimiento tuvieron un auge
inesperado con la comedia dell’arte italiana,
siendo las máscaras notablemente burlescas
para estas comedias de improvisación con
un repertorio fijo de personajes y esquemas
básicos argumentales —por lo tanto arque
típicos—: arlequines, pierrots y colombinas,
entre otros, que podían decir impunemente
la verdad. Con todo, el mayor empleo de la
máscara tenía efecto en el siglo XVI, en Italia
y, sobre todo, en Venecia, durante el Carnaval.

Las obras estaban divididas en tres ac-


tos y existía una gran libertad de impro-
visación de los actores. Su público era
mayoritariamente popular, lo que obliga-
ba a usar un lenguaje menos culto que
el utilizado en los salones aristocráticos.
Los personajes se distinguían por sus
mascaras. Entre ellos se encontra-
ban los enamorados, los vecchios (vie-
jos) y los zannis (sirvientes o bufones).

En el ámbito teatral, se considera a la Comedia


del Arte como la herencia más reconocible e
importante del Renacimiento italiano. A partir
de entonces, apareció un nuevo tipo de acto-
res: los comediantes, provenientes de los bu-
fones, juglares y cuenta-historias medievales.

El argumento central de las obras de la Co-


media del Arte solía ser muy similar. Se tra-
taba, en realidad, del eje sobre el que los
actores iban a improvisar en cada ocasión.
CARNAVAL DE VENEC
El famoso Carnaval de Venecia tuvo
su primer edición en el año 1268.
Las máscaras siempre han conformado
una pieza clave del carnaval; tradicional-
mente relacionadas a Venecia y su mística.

En 1797, cuando Napoleón firmó el Tratado


de Campo Formio, Venecia pasó a formar
parte del Reino de Lombardía y Venecia,
perteneciente al Imperio Austriaco. Los aus
triacos tomaron control de la ciudad el 18
de enero de, 1798 la cual cayó en una gran
declinación, lo que efectivamente llevó a
suspender la celebración de los carnavales

Entre esta suspensión, es destacable la pro-


hibición de su ejecución por parte del ré-
gimen fascista en la década del ‘30. No
fue sino hasta que nuevos negocios de
máscaras se inauguraron en 1980, que
el Carnaval disfrutó de un renacimiento.

Las célebres máscaras venecianas eran


realizadas en cuero o fabricadas con
técnicas originales de papel maché.

Las máscaras originales usualmente


eran simples en su diseño y decoración,
y con frecuencia tenían una función
simbólica y práctica.

En la actualidad, la mayor parte de ellas


son hechas aplicando yeso, pintadas a
mano y decoradas con plumas y gemas.

La Bauta es una máscara que cubre todo el


rostro, no posee boca y desborda de color
dorado.
CARNAVAL DE
COLONIA
El Carnaval de Colonia, también conocido
como la “quinta estación del año”, es uno de los
acontecimientos culturales más importantes
de Alemania. El pistoletazo de salida se da el
11 de noviembre a las 11:11 h. en el Alter Markt
aunque la verdadera fiesta tiene lugar duran-
te el mes de febrero tocando su fin el miér-
coles de ceniza tras una semana de festejos.

La semana comienza el jueves con el Wei-


berfastnacht, día en el que las mujeres asu-
men el rol principal de las fiestas tras recibir
las llaves de la ciudad de manos del alcalde.
El día cumbre es el Rosenmontag (lunes del
Carnaval), día en el que decenas de cabalga-
tas inspiradas en diferentes motivos desfilan
en un recorrido a través de sus calles al ritmo
de las típicas canciones carnavaleras bajo el
lema “Kölle Alaaf”, que viene a significar “Co-
lonia es de todos” en el dialecto local, el kölsch.

Los desfiles más importantes son los de Ehr-


enfeld y Nippes. 50 veces se puede oír es-
tos días en algún lugar de Colonia “D’r Zoch
kütt” (“llega el desfile”). Junto al Carnaval ofi-
cial, también se estableció uno alternativo

Cada año el “Festko-mitee Kölner Kar-


neval” (fundado en1823) se encarga de
organizar el carnaval y de designar a
los tres representantes del carnaval, el
“Kölner Dreigestirn”.
MÁSCARAS
JAPONESAS
Noh proviene del japonés , que
n significa
«talento» o «habilidad», es una forma de
originado en el siglo XIV que cuenta con
sica, danza y el drama como sus princip
elementos. Dentro del Noh los actores na
la historia de la obra a través de su apar
y de sus gestos, buscan transmitir la esen
de la historia mediante el uso de máscar

Es una forma de arte teatral moderna y


parte de las principales formas de teatro
ponés junto con el Noh y el Kyogen; mie
que los actores de Noh y Kyogen usan m
ras estilizadas para dar a la audiencia in
ción sobre sus personajes, los artistas Ka
en su lugar, pintan sus rostros utilizando
rias técnicas y colores donde lo único ese
y predominante es el polvo de arroz util
para crear la base blanca para el maqui

Es un personaje femenino que expresa t


teza y la ira de celos, cuenta la historia q
cuando la mujer fue traicionada o despr
ciada por un amante, sus celos, rabia y d
la convirtieron en un demonio. Aunque
rostro aterrador, se considera un símbo
buena suerte en Japón que aleja el mal.
un símbolo popular en tatuajes japonese
MOVIMIENTO ROCOCÓ
el período de Rococó se denomina como un
movimiento artístico que fue originario de
Francia que está comprendido entre 1730 y
1760. A la hora de diferenciar entre el Roco-
có y el Barroco tenemos que destacar que
el primero está al servicio de la burguesía y
la aristocracia, a contrario el Barroco esta-
ba al servicio y a favor del poder absolutis-
ta. Sin embargo, no solo esta es la principal
diferencia si no que a partir del comien-
zo del arte Rococó el artista pudo realizar
sus obras con más libertad y se expandió el
marcado de arte, además el Rococó es un
arte al servicio de fiesta, lujo y comodidad
es por eso por lo que las representaciones
de las obras son del estilo de vida cotidiano.

Si nos referimos a la diferencia que existe en-


tre el cambio del Barroco al Rococó con res-
pecto a lo social, el arte Rococó se comien-
za a reflejar en el cambio que da el papel de
la mujer ya que se convierte en la principal
organizadora de reuniones para hablar so-
bre juegos, literatura, política o para bailar.

Además el arte Rococó intenta reproducir


los sentimientos que había en la vida aristo-
crática y las preocupaciones que tenían, ade-
más de figuras religiosas o batallas heroicas.
MOVIMIENTO
NEOCLÁSICO
El Teatro Neoclásico, surge a partir de los
critos poéticos de Luzán en 1737, producto
de un intenso debate en el que se discuten
todos los aspectos de la dramaturgia, tales
como la estética, las reglas que han de se-
guir las obras, el arte de la representación,
disposición de los locales, la finalidad socia
entre otras. Impugnando y defendiendo las
obras de ese tiempo y las copias degrada-
das que se realizaban de las mismas, en re-
ferencia a autores tales como Lope, Calde-
rón, grandes literatos del siglo anterior. Po
tanto, se proponen y aprueban una serie de
reformas que conforman posteriormente lo
principios del teatro Neoclásico, como fuer
-La separación total en los- gé
neros para evitar confusión.

-La conservación de la regla -clási


ca de las tres unidades, de una sola ac-
ción que se lleva a cabo en un solo lu-
gar y en un tiempo máximo de 24 horas.

-El afianzamiento de la finalidad- didác


tica mediante el empleo de temas úti-
les para la sociedad, sosteniendo los

principios de la enseñanza práctica.

-El fortalecimiento del planteamiento


- ve
rosímil, acorde y parecido con la realidad.

-La estructuración de las obras en tres acto


FUENTES
https://tiposdearte.com/teatro-neoclasico-aspectos-la-
dramaturgia/ https://tiposdearte.com/arte-rococo/

https://tessella.wordpress.com/2008/03/29/las-mascaras-en-la-
plena-edadmedia/

https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A1scara#Historia
https://es.wikipedia.org/wiki/Comedia_del_arte

https://arteescenicas.wordpress.com/2009/11/22/unidad-
didactica-ii-3-teatro-renacentista/

https://tessella.wordpress.com/2008/03/29/las-mascaras-en-la-
plena-edadmedia/

https://www.almendron.com/artehistoria/historia-de-
espana/edad-antigua/ el-teatro-romano/catalogo-de-
piezas/generos-y-autores-mascaras-tragicas/
https://prezi.com/9mtpcwlhfe5d/mascaras-griegas-y-romanas/