Está en la página 1de 3

El cristianismo, su origen en la época del imperio Romano, expansión y posterior creación del

Vaticano.

El cristianismo es una religión monoteísta que tiene como base y fundamento las
enseñanzas de Jesús de Nazaret. El siguiente ensayo estará enfocado en el origen, expansión y
desarrollo del cristianismo hasta la creación del Vaticano.

Este trabajo tiene como propósito dar a conocer al lector del origen del cristianismo y
como se fue expandiendo en el mundo hasta la conformación del estado del Vaticano. Para este
ensayo historiográfico utilizaremos fuentes secundarias tal como el libro “Historia del Antiguo
Continente “escrito por Augusto Montenegro quien es un profesor de historia distinguido en la
Universidad Javeriana, el libro Breve historia universal y páginas de la web que se especializan
en el tema.

Jesús de Nazaret nació como súbdito romano, en el poblado de Belén en Palestina,


durante el reinado de Augusto. Jesús proclamó que era Dios, Hijo del padre y el Mesías
prometido a los judíos. Su modo de comunicación consistía en parábolas junto a sus doce
discípulos. A los treinta y tres años, fue acusado por los judíos de rebelión contra el Imperio, fue
sentenciado por la suprema autoridad romana a morir en una cruz.

Antes de morir Jesucristo dejó dos mandamientos “Amaras al Señor Dios tuyo de todo
corazón y con toda tu alma y toda tu mente”, “Amaras a tu prójimo como a ti mismo”. Los
apóstoles tenían una misión que consistía en predicar la doctrina de Jesucristo, la predicaron en
Palestina, macedonia y Grecia, el apóstol San Pablo fundó en todos los lugares mencionados
anteriormente iglesias, en cada iglesia nombraban como sacerdote a los más virtuosos cristianos,
que eran generalmente los más ancianos. El apóstol San Pedro organizó la primera iglesia
cristiana en Roma. Los apóstoles siguieron el mandato de Jesús, sagraban el pan y el vino,
perdonaban los pecados y administraban los demás sacramentos. (Krebs Wilckens, 2000)

Luego de medio siglo de la muerte de Jesucristo empezaron a ser perseguidos por el


emperador Nerón quien los acuso del incendio en Roma. A partir del siglo III las persecuciones
se volvieron mas violentas con el fin de exterminar el cristianismo. “Los romanos no se
opusieron al cristianismo por ser una religión nueva, sino porque sintieron desprecio y odio hacia
aquellos hombres y mujeres por la vida austera y virtuosa que llevaban y porque los cristianos no
hacían diferencias entre ricos y pobres, ni esclavos y libres, todos se amaban y ayudaban como
hijos de Dios.” (Montenegro González, 1996)

Los emperadores consideraron a los cristianos como enemigos del imperio porque
negaban a honrar a los dioses del Estado y a participar en el culto imperial. Irónicamente las
persecuciones aumentaron el número de cristianos.

El emperador Constantino proclamó la libertad de cultos y la igualdad del cristianismo


con las demás religiones, mediante el edicto de Milán. Bajo el mando de Constantino la iglesia se
volvió una institución poderosa, la protegió, dándoles templos, tierras, y promoviendo la
celebración del Concilio de Nicea, para poner fin a las disputas sobre cuestiones religiosas entre
algunos miembros del clero. En dicha asamblea se redactó el Credo.

El emperador Constantino encima de la tumba del apóstol Pedro, en el siglo IV construyó


en la colina vaticana, una basílica en su honor, lugar que posteriormente da origen a la sede de la
iglesia católica, el Vaticano.

En conclusión el cristianismo surge a partir del nacimiento de Jesús de Nazaret, que


proclamó que era hijo del padre del Mesías, este transmitía sus conocimientos en parábolas,
luego de su trágica muerte, sus discípulos fueron encargados de expandir la religión y predicar la
doctrina, el apóstol San Pablo fundó la primera Iglesia en roma, pero la batalla no se detuvo, bajo
el mando de Nerón los cristianos fueron perseguidos ya que se les consideraba culpables del
incendio en roma, no fue hasta que el emperador Constantino luego de cuatro siglos después de
la muerte de Jesucristo declaró la libertad de cultos y la igualdad del cristianismo con las demás
religiones, la iglesia se volvió poderosa y se creo la sede de la iglesia católica, el vaticano. Este
ensayo historiográfico dio a conocer el cristianismo, su origen en la época del imperio Romano,
expansión y posterior creación del Vaticano.
Bibliografía

Krebs Wilckens, R. (2000). Breve historia universal (p. 76). santiago de chile: editorial


universitaria.

 Montenegro González, A. (1996). Historia del antiguo continente (pp. 71-74). Bogotá: Grupo


Editorial Norma.

También podría gustarte