Está en la página 1de 7

CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES

CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES

“UN RETAZO DE MI VIDA”

HECTOR EUCLIDES VARGAS HERNANDEZ ID 000737794 ESTUDIANTE

CORPORACION UNIVERSITARIA

MINUTO DE DIOS

SEDE SUR – BOGOTA

LICENCIATURA EN EDUCACION ARTISTICA

CATEDRA MINUTO DE DIOS NRC 1831

DOCENTE: ANYELIS SANDRO CUESTA

BOGOTA-2019

1
CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES

UN RETAZO DE MI VIDA

Son aproximadamente las 10 de la mañana


y hace un sol sabanero de esos que pican, la abuela
Nuncia, estaba peleando sola con los que ella
llamaba sus fantasmas, porque ese día y como
decía ella amanecí con las dos manos zurdas (no le
quería salir nada que ella estimaba que era bonito),
estaba sentada frente a un gran trozo de arcilla
recién amasada y algunos despojos de obras que no
había sobre vivido a su exigencia. Estaba rayando en la desesperación, en ese momento desvió su
mirada hacia donde yo estaba y disimulando su enojo me dijo “ándate checo mira a ver si ves a
tu taita y me contás en que anda”,

Yo sabía dónde estaba y que hacia mi taita, me retire para no verla enojada, al rato me
regrese a donde se encontraba Nuncia, ella me pregunto por lo que me había encargado, a lo que
le respondí, pues él está
torneando búcaros (floreros
para seis flores) que tenía
pedidos en una buena cantidad,
no sé cuántos serian, el patio
esta medio lleno y le faltaba
otro tanto, debía entregar en
pocos días para un colegio para
que la maestra les enseñaran a
sus estudiantes a decorarlos pues eran para el día de las madres.

En esos días descubrí que me gustaba lo que mi Nuncia y mi taita hacían, y quería
participar con ellos como lo hacía mi hermano cuto, el detalle que mi apariencia era de un niño
muy débil ya que al nacer vine con mi hermano ósea gemelo el cual me dio su aliento de vida
para yo continuar con la mía, ya que en esos días había poco avancé en salud.

Así que toda mi familia me sobre protegían y no dejaba que hiciera mayor cosa, por esto, tome la
valentía de hacer algo y experimentar que se sentía llenarse las manos con arcilla y que podía

2
CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES

hacer con ella, esperaba a que mi papa apagara el radio a las 8:30 y yo a las nueve escondido iba
y experimentaba cosas que no he podido explicar inclusive hoy y divinamente me llegaba las 2 de
la mañana.

Por supuesto ellos sabían en que andaba yo y nunca me reclamaron nada, Nuncia con sus
sabias frases y consejos decía “donde ira el buey que no are” y “donde ira la mula que no
cargue”, en mi propia palabra significaba “de tal palo esta la estilla”.

En esos días había cierta rivalidad con cuto, ya que a él lo enseñaron mi papa y mi abuela
Nuncia y él tenía la capacidad de hacer unos cuerpos cerámicos que siempre considere lo
máximo.

Él se sentía algo amenazado por mí, ya que las formas que el


levantaban me parecían demasiado realistas entonces la bailarina que el
hacía con características reales y yo hacia la bailarina en abstracto y
esos cuerpos que yo lograba a mi corta edad eran el centro de atención.

La mama Elvia fue el motor que me empujaba cada día a seguir


adelante con lo que estaba haciendo con la arcilla, y decía en una forma de
motivación que “el papa para ser papa tuvo que aprender desde la I en adelante”.

Para ese entonces nos reuníamos en familia a las 7:00 pm apagaba


mi papá el radio que lo tenía sintonizado en una emisora que para ese
entonces se llamó radio Sutatenza que transmitía programas de educación
y cultura, para ver el noticiero el cuál antes de iniciar comenzaba el
programa “EL MINUTO DE DIOS”, con el padre Rafael García Herreros
tratando temas de interés nacional.

Apareció un amigo que empezó a influir sobre mí, ya que se


convirtió en el primer critico de mis obras y su nombre era Zabulón para
ese entonces contaría con unos 35 años, él era un artista judío que mi taita
había contratado de apariencia muy tosca pero con mucha dulzura y respeto y cada vez que el
destruía unas de mis obras porque la consideraba fea me decía “trabaje el doble” y cuando le
reclamaba me respondía (el que quiere azul celeste que le cueste), puedo decir que fue uno de mis
primeros maestros fuera de mi familia.

3
CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES

Mi padre fue uno de mis principales maestros, pero existía una brecha de diferencias la
cual yo podía ver que podía aprender realmente o que me gustaba de su práctica ya que entre los
dos podía decir que había un choque en cuanto al desarrollo del arte con la arcilla.

Con estos inicios de mi vida fueron lo que hoy soy en cuanto a persona y el artista que
quiero llegar hacer.

Para ese entonces escuchaba a mis familiares y vecinos hablar de la obra social del Padre
García Herreros y me preguntaba “que se sentirá ayudar a otros” y decía para mi mismo yo
quiero ayudar enseñando por eso quiero aprender
muchas cosas.

Es un día lunes, en el caserío del centro


poblado De La Encantada distrito de Chulucanas
departamento de Piura Perú, este es un desierto muy
implacable, trabajaba como voluntario de naciones
unidas en la seccional ONUDE organización de las
naciones unidas para el desarrollo empresarial, la misión a la que yo estaba asignado, era dar
capacitaciones a los artesanos ceramistas, para ser más competitivos en la elaboración y
comercialización de sus productos.

Después de un día agotador por las altas temperaturas, a las que ya están acostumbrados
los mismos pobladores, con el termómetro marcando en promedio 38 grados, voy donde doña
Adriana quien es la persona que me atiende en asunto de alimentación, me encuentro con los
estudiantes, nos ponemos a contar chistes y demás, luego me voy a tratar de dormir un poco.

El sitio que me habían asignado para dejar mis cosas y descansar, era lo que nosotros
conocemos como un kiosco, de adobes sin puerta ni techo, no se necesitaba tenerlos, pues nunca
llovía.

Son las dos de la mañana, me encontraba dormido en un chinchorro o hamaca, creo que
sentí que algo se posó en mi mano, e instintivamente le golpeé, el dolor fue muy terrible, se me
empezó a acelerar el corazón, me quedé paralizado de medio cuerpo, dando alaridos de dolor con
todas mis fuerzas. entonces vi una enorme tarántula venenosa que con sus colmillos curvos me
estaba inyectando, se acercó la ronda campesina que andaba patrullando por esos lados a

4
CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES

prestarme los primeros auxilios, recogieron el animal y los pusieron en un frasco de vidrio,
contrataron una moto taxi para que me sacara del desierto hacia una posta médica.es la hora y
media más larga de mi vida, tiempo en que tardaba el viaje.

En la posta médica me atendió un campesino que estaba entrenado para mordedura de


toda clase de alimañas, después de limpiar mi mano e inyectarme antídoto, esperamos un poco,
tal vez dos horas, me recetó algunas hierbas que se conseguían fácilmente, algo de desayuno, y
nos preparamos para ir de nuevo al caserío de La Encantada, los chicos del curso de formación
cerámica, estaban muy pendientes de mi suerte, y menciono suerte porque cuando llegamos a la
posta en ella si se encontró una persona para mi atención, por el hecho de ser extranjero y estar
en misión humanitaria, me trataron con todas las consideraciones del caso.

Debo anotar que estas personas son las más maravillosas del mundo, a pesar de ser muy
pobres dan lo mejor que pueden conseguir. Trabajé unos meses más hasta terminar el proceso de
capacitación, ellos actualmente se desempeñan excelentemente, tanto así que varias veces han
sido invitados a la feria de arte de Frankfurt, Milán España, y Colombia, después salí trasladado a
la selva del Brasil.

Es por esto que actualmente estoy vinculado con ANAFALCO (Asociación Nacional de
Fabricantes de Ladrillos de Construcción), dentro del programa de responsabilidad social
empresarial, allí dicto capacitaciones en formación cerámica a toda la población vulnerable del
sector ciudad Bolívar, en este ANAFALCO y UNIMINUTO tienen un convenio vigente el cual
me permite recibir estudiantes de la licenciatura en educación artística para capacitarlos en
conformado cerámicos y escultura, adicionalmente se cumple una buena parte de mis sueños de
transmitir conocimientos también en las aulas de UNIMINUTO sede confraternidad, recordando
al Padre García Herreros que entrego su vida al servicio
de los más necesitados.

En el pasado reciente tome la decisión de


vincularme como estudiante de la licenciatura, esto con
el propósito de aprender muchos recursos pedagógicos y
así poder enseñar más asertivamente.

5
CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES

Les presento a mi familia son ellos la fuente de


fuerza que me impulsan a continuar en esta aventura de mi vida.

En un futuro próximo me veo prestando mis servicios como docente capacitador de mi


UNIVERSIDAD.

MENSAJE FINAL

El aporte de esta actividad es el fortalecimiento de realizar y materializar mis sueños de


continuar mi trabajo social y de consolidar mis conocimientos para enseñar a grupos vulnerables
que requieren de orientación y formación para el trabajo, así como de una u otra forma va a
lineado en la obra del MINUTO DE DIOS del Padre García Herreros y del Padre Jaramillo que
han entregado su vida a la obra, recordando una célebre frase “que nadie se quede sin servir”.

6
CUENTO MI VIDA DESDE LOS FUNDADORES