Está en la página 1de 3

Gobierno revolucionario de las fuerzas

armadas

Durante el gobierno de Juan Velasco Alvarado, se dio la reforma agraria, que buscaba
eliminar la clase terrateniente costeña y serrana, eliminar cualquier descontento o
insurgencia campesina y mejorar la productividad de la agricultura. Esta reforma fue
vista de dos formas, por un lado se benefició a los campesinos liberándolos de las
ataduras serviles y ampliando la ciudadanía peruana, integrando más al país que ningún
otro gobierno, pero al tener propuestas sin sentido, se provocó lo contrario dándose un
retraso en la productividad agraria, esto dio lugar a descontentos entre los campesinos y
se buscó la igualdad con los de ciudad, durante esto, se dio la primera fase del gobierno
revolucionario de las fuerzas armadas, en este ensayo hablaremos sobre los siguientes
puntos sobre este periodo en 4 párrafos para al final dar conclusiones sobre esta primera
fase y entender mejor por qué y cómo se dio.
En primer lugar, a partir de los años 1968 los gobernantes de aquella época adoptaban
cada vez más una posición más comunista, hasta el punto de que el gobierno perdió el
respaldo de la oligarquía de la época. Esto debido que, muchas de las reformas que se
ejecutaban en aquella época fueron tildadas de comunistas. Sin embargo, muchas de
ellas tuvieron como finalidad detener el avance del comunismo en el país. Por un lado,
una diferencia entre el gobierno militar con respecto a otros fue el cambio de
personalidad del presidente. Por otro lado, a raíz del golpe militar en el Perú se
rompieron las relaciones sumisas con Estados Unidos y la Unión Soviética.

En segundo lugar, en el gobierno de juan Velasco hubo una diferencia con otras
dictaduras militares de la región, pues realizo una serie de reformas que originaron un
gran impacto en el desarrollo social y económico peruano. El 4 de octubre el complejo
industrial de Talara, refinería, instalaciones y anexos fueron expropiados por el
gobierno revolucionario de la Fuerza Armada, con este decreto se encargó a la Empresa
Petrolera fiscal la administración de los yacimientos y del complejo industrial de Talara.
Posteriormente para proseguir con la explotación petrolera se creó la entidad estatal
PETROPERU. También, 9 de octubre de 1968, el gobierno ordeno la toma de las
instalaciones de la IPC en Talara, la misma que la realizaron las fuerzas de la primera
región militar… con sede en Piura, al mando del general Fermín Málaga, otra reforma
aparte podríamos mencionar a la reforma agraria, la cual hablaremos en el siguiente
párrafo.
En tercer lugar, La Reforma Agraria desarrollada por el gobierno militar de Juan
Velasco Alvarado el 29 de junio de 1969 con el lema “campesino, el patrón no comerá
más de tu pobreza” que tuvo como objetivo liquidar las prácticas de latifundismo en el
Perú.  Para administrar las propiedades expropiadas se establecieron sistemas de
propiedad cooperativa y asociativa, como las Cooperativas Agrarias de Producción
Social (CAPS) y las Sociedades Agrícolas de Interés Social (SAIS), que estaban
integradas por los trabajadores de los latifundios y las comunidades dedicadas a la
agricultura y ganadería. tuvo un impacto profundo en la vida política del país,
promoviendo numerosos cambios como la reforma educativa o la nacionalización del
petróleo. La más significativa de las leyes declaradas por Velasco fue el Decreto Ley
17776 de la Reforma Agraria, del 24 de junio de 1969. Algunos años antes, en 1962, la
Junta Militar presentó un proyecto de Reforma Agraria en respuesta al movimiento
campesino liderado por el líder trotskista Hugo Blanco en La Convención y Lares.
Asimismo, en el segundo año de su primer gobierno, Belaúnde aprobó la Ley 15037,
una mediatizada Reforma Agraria. De acuerdo con Matos Mar esta ley “la ley no
significó una auténtica transformación de la estructura agraria, sino una medida política
de concesión frente a la enorme presión campesina que se dejaba sentir a nivel
nacional”. En contraste con ambas leyes precedentes, el gobierno de Velasco ejecutó su
propia reforma siguiendo un plan de revolución nacional, que consistía en un cambio
radical basado en “la transformación de las estructuras económicas, sociales y culturales
del país”, como indica el primer párrafo del DL 17776.
La Reforma Agraria de Velasco consistió en la expropiación de haciendas en favor de
los campesinos que trabajaban en ellas. Cabe resaltar que la hacienda fue un espacio
necro político donde la vida de sus trabajadores era administrada por los gamonales.
Tales abusos fueron comunes en numerosas regiones del país hasta la Reforma Agraria
velasquista. Por lo tanto, es importante señalar que Velasco liquidó un régimen de
violencia colonial, promoviendo la reivindicación de las poblaciones
campesinas/indígenas. Tal reforma no fue “por tanto, una ley de despojo, sino una ley
de justicia”, tal como resaltó el propio Velasco en su mensaje de promulgación en 1969.

Como cuarto punto, la nota específica del modelo colonial fue la combinación de
relaciones de producción serviles con relaciones de intercambio mercantiles dentro de
un solo modo de producción. En una primera etapa, los españoles respetaron el régimen
de producción local, es decir, el curaca transfirió al encomendero, en especie, alimentos
y otros productos agropecuarios, mientras este se ocupó de la conversión de esos valores
de uso en mercancías. Pero, cuando la expansión de la producción minera a partir de las
innovaciones técnicas introducidas por el virrey Toledo comenzó a demandar cantidades
crecientes de mano de obra, insumos y medios de producción, el nivel de generación de
excedente obtenido con el viejo sistema incaico comenzó a resultar insuficiente. El
sistema mercantil requería mayor sobre producto físico y esta sería la causa de la
aparición y gradual extensión del nuevo régimen de hacienda en el que el segmento
hispánico asumió directamente la organización de la producción apropiándose de la
tierra y empleando mitayos que se sustraían al régimen del encomendero. Es el fin de la
combinación comunidades locales-encomenderos-circuito mercantil y el comienzo de la
instauración del modo de producción servil-mercantil. La relación entre la unidad servil-
mercantil y las comunidades adyacentes se estableció en términos de vecino agresor.
Con este fenómeno surge el subdesarrollo, puesto que las tierras agrícolas más ricas de
los valles interandinos y de la costa y las mejores áreas de pastoreo en la sierra fueron
siendo progresivamente apropiadas por la nueva clase de los hacendados españoles y la
población sobrante fue ubicada en áreas de subsistencia, convertida en reservorio de
fuerza laboral. Aumentó de esa manera la tasa de explotación, relaciones serviles de la
organización del trabajo, explotación extensiva de los recursos naturales. En lo que
respecta al mundo capitalista, es conveniente hacer notar, como lo hacían los
economistas clásicos del siglo XIX, que la peculiaridad y el éxito revolucionario de la
industria capitalista redicó precisamente en la articulación equilibrada que supo
establecer entre dos sectores o departamentos: el uno dedicado a la producción del
equipamiento y la tecnología requeridos por el conjunto del sistema y el otro a la
producción de bienes de consumo final para atender las necesidades de reproducción de
la fuerza laboral y la demanda de los grupos superiores. Es decir, la definición del modo
de producción capitalista presupone un sistema de producción conformado por dos
clases de actores económicos: el grupo propietario de los factores productivos, que
asume el riesgo empresarial y que organiza la producción, obteniendo un beneficio; y
otra clase no propietaria que vende al grupo anterior su fuerza de trabajo obteniendo un
salario en función de las horas aportadas y la calidad del aporte. Y la división de la
ganancia de los propietarios en dos fracciones, una destinada a satisfacer su propio
consumo y la otra (ahorro) orientada a la reinversión.

Como conclusión, podemos afirmar que el Gobierno revolucionario de la época está


justificado debido a la posición comunista que iban tomando los gobernantes, hubo
reformas planteadas durante este gobierno que tuvieron un gran impacto en el desarrollo
social y económico, siendo una de las más importantes la reforma agraria, también
hemos mencionado las consecuencias económicas que hubo este gobierno.