Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL

“RAFAEL MARIA BARALT”


SEDE CORO

Programa: Administración
Proyecto: Tributación
Sección: 301531
Imposición Directa I
Nocturno
García, Nathaly
C.I. 17.351.004
IMPUESTO SOBRE LA RENTA

Con el crecimiento del Estado se establece normas y leyes en el área


tributaria, Venezuela para la época de 1940 dependía fundamentalmente de
la renta petrolera y de la aplicación de impuestos indirectos, pero estos
gravámenes no eran suficientes para cubrir la capacidad real contributiva de
los sujetos de derecho. Es a partir de ese momento que se comienza a
observar otros sectores de la economía, regulando así los ingresos y
convirtiéndolos en activos del Estado en forma de impuestos. Estas
obligaciones impositivas son devueltas a la sociedad convertida en
satisfacción de necesidades como la defensa y resguardo de la soberanía de
la nación, salud, educación, crecimiento y desarrollo con el fin de lograr el
beneficio colectivo. Una fuente de fondos clave que el gobierno utiliza para
financiar sus actividades y los servicios públicos es el Impuesto Sobre la
Renta que es la que regula la renta o ingresos que producen los habitantes
del país y las empresas tanto privadas como públicas. Según el Artículo 1 de
LISLR se aplica a los enriquecimientos anuales, netos y disponibles
obtenidos en dinero o en especie (que puede ser algún bien o inmueble) que
causarán impuestos según las normas establecidas en esta ley. El ISLR se
estrena en Venezuela en el año 1942 (Gaceta Oficial número 20.851 de
fecha 17 de julio de 1942), entrando en vigencia en el ejercicio fiscal 1943,
ambos bajo el mandato del Presidente Isaías Medina Angarita. En la
actualidad, el impuesto se rige por el Decreto N° 2.163 publicada en la
Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.210 del miércoles 30 de diciembre de
2015, bajo el nombre legal de "Ley de Reforma Parcial de Ley de Impuesto
Sobre La Renta". Es un arancel tributario que se declara y paga de manera
obligatoria al estado en un lapso de 90 días posterior al cierre del año fiscal
del contribuyente y calculado de acuerdo a los ingresos percibidos durante el
año fiscal anterior. Estos ingresos brutos percibidos por el contribuyente,
durante el ejercicio gravable, están conformados por el monto de venta de
bienes y servicios en general, así como lo percibido por concepto de
cualquier actividad económica. En la LISLR intervienen el Sujeto Activo
(estado venezolano o Fisco Nacional) quien es el encargado de la
recaudación del monto impositivo a cancelar, el ente encargado de realizar
esta fiscalización es el Servicio Nacional Integrado de Administración
Aduanera y Tributaria (SENIAT). De igual manera intervienen el Sujeto
Pasivo conformado por los contribuyentes (persona natural o jurídica) los
cuales pagarán impuestos sobre sus rentas, sea que la causa o la fuente de
ingresos esté situada dentro o fuera del país. El artículo 79 de la Ley de
Impuesto sobre la Renta detalla que deben declarar y pagar el ISLR las
personas naturales, asalariados con ingreso anual superior a 1.000 UT y no
asalariados con ingresos brutos mayores a 1.500 UT. No obstante, conforme
a lo previsto en el decreto de emergencia económica actual la base para este
cálculo será de 6.000 U.T. Por otro lado, todas las personas jurídicas
deberán hacer una declaración definitiva por los enriquecimientos netos o
pérdidas que obtengan durante el ejercicio, independientemente de los
ingresos generados. Es importante señalar; que en Venezuela existe una
categoría diferenciada de contribuyentes (que pasa de ordinario a especial)
denominada Sujetos Pasivos Especiales, comúnmente llamados
“Contribuyentes Especiales“. Inicialmente se trató de una categoría
reservada a grandes comercios e industrias con ingresos altos y gran
capacidad contributiva. Sin embargo; hoy en día cualquier mediano o
pequeño negocio puede ser calificado por el SENIAT como Contribuyente
Especial. Esta calificación estará determinada por una serie de requisitos
entre las que se encuentra percibir ingresos anuales iguales o superiores a
120.000 Unidades Tributarias si el contribuyente está ubicado en la Región
Capital o 30.000 Unidades Tributarias si el contribuyente está ubicado en
cualquier otra región del país. De igual manera, debe recibir el acta de
calificación para que la entidad o persona comience a cumplir con las
obligaciones tributarias asociadas a esta categoría de contribuyentes. La
designación depende de la actuación y criterios del SENIAT; por ello, se da
el caso de entidades que cumplen con cualquiera de las condiciones
previstas en la Providencia N° 0685 sobre Sujetos Pasivos Especiales y no
son han sido calificadas. Por último, es conveniente acotar que debido a la
profundización de los problemas económicos en el país generados por
factores internos y externos, evitar la evasión permite el mantenimiento de
las necesidades sociales existentes en Venezuela y el SENIAT como
organismo del Estado central juega un papel determinante en la recaudación
del ISLR y debe velar por el cumplimiento de la declaración y el pago de los
impuestos.

También podría gustarte