Está en la página 1de 11

República bolivariana de Venezuela

Ministerio de poder popular para la educación


Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos
P.N.F en Fisioterapia

Abordaje Fisioterapéutico para la


parálisis cerebral infantil
Elaborado para la comunidad universitaria de fisioterapia de la Rómulo Gallegos

Profesor: Integrantes:
Qué es el desarrollo embrionario?
El desarrollo embrionario es el periodo que se produce entre la fecundación y el parto.
Dura normalmente nueve meses, y en cada uno de los trimestres en los que se divide se
desarrollan diferentes partes del cuerpo.
Primer trimestre
Se considera la tercera semana de embarazo como la primera efectiva, pues en las dos
primeras semanas se produce la ovulación y desprendimiento del óvulo que será
fecundado. Esta fecundación tiene lugar ya en la tercera semana: el óvulo y el
espermatozoide se unen formando el cigoto mientras bajan a través de una de
las trompas de Falopio. El cigoto continúa dividiéndose formando las nuevas células, a las
que pronto les aparecerá un recubrimiento, hasta que en un cierto punto del desarrollo el
blastocito se transforma en embrión.
En la cuarta semana, el embrión, que ya mide cerca de cinco milímetros, se introduce en
la pared uterina y comienza a nutrirse a través de esta.
En la quinta semana ya comienza a desarrollar los principales sistemas del embrión
como el cerebro, la médula espinal, el corazón o el tracto gastrointestinal.
Esta quinta semana es una de las que cuenta con mayores riesgos para el correcto
desarrollo del bebé, pues hay un riesgo mayor de que se puedan producir anomalías
genéticas por la ingesta de medicamentos, alcohol, drogas o por infecciones como
la rubeola y afección en el sistema nervioso central.
Durante la sexta y séptima semana se continúan desarrollando rasgos que permiten
identificar partes del embrión como los ojos, los oídos o el corazón, así como las manos y
los pies durante la octava semana. El cerebro del embrión también continúa su desarrollo
y se forma el tejido de los distintos huesos
A partir de la décima semana ya no se considera embrión, sino feto. El feto ya mide cerca
de 7 centímetros. Durante esta semana también se comienzan a ver los párpados, las
orejas y la cara, y la placenta comienza a nutrir al feto a través del cordón umbilical.
Segundo trimestre
Al principio de este trimestre lo más apreciable del feto es su cabeza, que ocupa cerca de
la mitad de su tamaño total. Se continúan desarrollando durante estas semanas aspectos
como las uñas o los genitales, y la cara ya está formada. Los párpados cierran los ojos del
bebé, y hasta la 28 semana permanecerán así.
El feto empieza a hacer sus primeros movimientos entre las semanas 15 y 18. A estas
alturas, el feto ya tiene una medida cercana a los 18 centímetros y pesa cerca de 200
gramos. Los huesos se vuelven más duros y comienza a aparecer el primer pelo,
denominado lanugo. Entre las semanas 19 y 21 el bebé comienza a oír, y además se
mueve de forma más activa, de modo que la madre puede llegar a sentir sus
movimientos.
Al final de esta etapa, se desarrollan las vías respiratorias del bebé y la médula ósea
comienza a producir células sanguíneas. El feto también comienza a almacenar grasa.
Tercer trimestre
El bebé comienza a terminar de desarrollar diferentes partes de su cuerpo: todo lo
relacionado con los ojos y las huellas de los pies ya son bien perceptibles. Los pulmones
también alcanzan un alto grado de funcionamiento, aunque no el necesario para
sobrevivir fuera del útero. El feto además es capaz de oír ruidos fuertes del exterior.
Entre las semanas 27 y 30 el bebé vuelve a abrir los párpados, y el sistema nervioso se
desarrolla mucho, sobre todo en el cerebro y para las órdenes de diferentes funciones del
cuerpo. El tamaño del feto para la semana 28 ya ocupa la mayor parte del útero, y se
suele posicionar de forma invertida, de forma que tenga más facilidad para mover las
rodillas y los pies.
A partir de la semana 31 el bebé comienza a retener hierro, calcio y fósforo en su
organismo, lo que impulsa aún más el desarrollo del cuerpo. Los huesos ya están
completamente formados, aunque aún blandos. El sistema respiratorio también continúa
su desarrollo, pero los pulmones aún no son lo suficientemente maduros.
Para la semana 35 el bebé ya pesa cerca de 2,5 kilos, y su corazón y vasos sanguíneos
ya se han formado por completo, como también lo están los músculos y los huesos. El
bebé además adquiere patrones de sueño.
En las últimas semanas, entre la 38 y la 40, desaparece el lanugo excepto de hombros y
brazos, siendo el cabello desarrollado en la cabeza además más grueso y resistente.
Aparecen también los brotes mamarios.
A partir de la semana 40 se considera que el embrión está desarrollado por completo y
listo para nacer, variando la fecha en que ocurre.

La parálisis cerebral infantil


La historia de la parálisis cerebral se inicia, con la descripción en el 1862, que hizo el Dr.
William John Little, de una persona con problemas motores marcha en tijera, a la cual se
le puso el nombre de “Enfermedad de Little”. La parálisis cerebral término propuesto por
Sigmund Freud en el año 1877: hoy día es una de las deficiencias más comunes
atendidas en el campo de la neurología y la rehabilitación infantil. Es producto de una
lesión no evolutiva del encéfalo, ocurrida durante el embarazo, el parto, y durante el
periodo post-natal.
Son muchos los conceptos que se han emitido desde la del Little Club de Oxford, que
refiere: “la parálisis cerebral es una alteración del tono, la postura y el movimiento”.
El concepto de Karen y Berta Bobath (1940), fundadores del famoso centro Bobath de
Londres - Inglaterra, señalan que la parálisis cerebral es un grupo de condiciones
resultantes del daño o mal desarrollo del cerebro que ocurre en la temprana niñez. La
lesión es estacionaria e interfiere con la coordinación normal, incapacidad para mantener
la postura normal y realización del movimiento. Al impedimento motor se asocia
frecuentemente disturbios: sensorial, retardo mental y/o epilepsia.
Omaira Prado y Milagros González... definen a la parálisis cerebral como un proceso
dinámico, caracterizado por disturbios motores que se acompañan frecuentemente de
alteraciones sensoriales, perceptuales, intelectuales, de la comunicación y epilepsia
secundaria.
Para Martí (2003) la Parálisis Cerebral es provocada por una lesión en un cerebro en
desarrollo desde el embarazo, parto hasta los 5 años de edad, (momento en que el
cerebro alcanza el 90% del peso), que provoca un mal funcionamiento de las áreas
motoras.
La parálisis cerebral infantil (PCI) en la salud pública a nivel mundial, es la principal causa
de la discapacidad infantil. La incidencia mundial ha permanecido estable durante los
últimos años presentándose alrededor de 2 a 2.5 casos por cada 1,000 nacidos vivos.
¿Qué es la parálisis cerebral infantil?
La parálisis cerebral infantil (PCI) es un grupo de trastornos que afectan la capacidad de
una persona para moverse y mantener el equilibrio y la postura. Esta es la discapacidad
motora más frecuente en la niñez. Cerebral significa que tiene relación con el
cerebro. Parálisis (palsy, en inglés) significa debilidad o problemas con el uso de los
músculos. La parálisis cerebral infantil (también abreviada PCI) es causada por el
desarrollo anormal del cerebro o por daño al cerebro en desarrollo que afecta la
capacidad de la persona para controlar los músculos.
Los síntomas varían de una persona a otra. Puede que las personas con esta afección
necesiten usar un equipo especial para poder caminar o que no puedan caminar para
nada y necesiten cuidados de por vida. Las que tienen un caso leve, en cambio, podrían
caminar con dificultad, pero no necesitar ningún tipo de ayuda especial. La parálisis
cerebral no empeora con el tiempo, pero los síntomas exactos pueden ir cambiando a lo
largo de la vida de la persona.

Causas de la parálisis cerebral infantil


La parálisis cerebral es causada por lesiones o anomalías del cerebro. La mayoría de estos
problemas ocurre a medida que el bebé crece en el útero. Sin embargo, se pueden presentar
en cualquier momento durante los primeros 2 años de vida, mientras el cerebro del bebé aún
se está desarrollando. En algunas personas con parálisis cerebral, partes del cerebro se
lesionan debido a un nivel bajo de oxígeno (hipoxia) en dichas zonas.

Los bebés prematuros tienen un riesgo ligeramente más alto de padecer parálisis
cerebral. La parálisis cerebral puede ocurrir también durante la infancia temprana como
resultado de diversas afecciones que incluyen:

 Sangrado en el cerebro.

 Infecciones cerebrales (encefalitis, meningitis, infecciones por herpes simple).


 Traumatismo craneal.
 Infecciones en la madre durante el embarazo (rubéola).
 Ictericia grave.
Tipos de parálisis cerebral infantil:
 La parálisis cerebral infantil según el tipo principal de trastorno del movimiento
involucrado. Según las áreas del cerebro afectadas, pueden producirse uno o más de los
siguientes trastornos del movimiento:

 Rigidez muscular (espasticidad)


 Movimientos involuntarios (discinesia)
 Falta de equilibrio y de coordinación (ataxia)

Las parálisis cerebral infantil que encontramos tenemos 4 tipos que son las
siguientes.

 La parálisis cerebral espástica:

Es el tipo de parálisis cerebral infantil más común. Afecta a aproximadamente el 80


% de las personas con parálisis cerebral. Las personas que tienen este tipo tienen mayor
tono muscular. Esto significa que sus músculos están rígidos y que, en consecuencia, se
mueven con dificultad.

 Parálisis cerebral infantil discinética (incluye también la parálisis cerebral atetoide,


coreoatetoide y distónica):

Las personas con parálisis cerebral infantil discinética tienen problemas para
controlar los movimientos de sus manos, brazos, pies y piernas, lo que les dificulta estar
sentadas y caminar. Los movimientos son involuntarios, y pueden ser lentos y
contorsionantes o rápidos y espasmódicos. A veces afectan la cara y la lengua, y la
persona tiene dificultad para succionar, tragar y hablar. El tono muscular de las personas
con parálisis cerebral discinética puede presentar cambios (variando de muy rígido a muy
laxo) no solo de un día al otro, sino que incluso en el mismo día.

 Parálisis cerebral infantil atáxica:

Las personas con parálisis cerebral atáxica tienen problemas con el equilibrio y la
coordinación. Podrían presentar inestabilidad al caminar. También podrían tener dificultad
para hacer movimientos rápidos o que requieran mucho control. Podrían tener dificultad
para controlar el movimiento de las manos o los brazos al estirarse para agarrar algo.

 Parálisis cerebral mixta

Algunas personas tienen síntomas de más de un tipo de parálisis cerebral. El tipo más
común de parálisis cerebral mixta es parálisis cerebral espástica-discinética.
Clasificación Parálisis cerebral infantil

La Parálisis cerebral infantil se clasifica dependiendo de la zona del cuerpo afectado y la


severidad en la que se manifiesta el trastorno

 Hemiplejia: se produce cuando la discapacidad se presenta únicamente en la


mitad izquierda o derecha del cuerpo.
 Paraplejia: afectación sobre todo de miembros inferiores
 Tetraplejia: están afectados los dos brazos y las dos piernas.
 Displejia: afecta a las dos piernas, estando los brazos nada o ligeramente
afectados.
 Monoplejia: únicamente está afectado un miembro del cuerpo.
Otra clasificación podría ser según la severidad en la que se manifiesta la
enfermedad:

 Parálisis cerebral LEVE: se produce cuando la persona no está limitado en las


actividades de la vida diaria, aunque presenta alguna alteración física.
 Parálisis cerebral MODERADA: el individuo tiene dificultades para realizar
actividades diarias y necesita medios de asistencia o apoyos.
 Parálisis cerebral SEVERA: la persona requiere de apoyos para todas las
actividades.

Signos clínicos de la parálisis cerebral


Los primeros signos clínicos aparecen en cualquier momento entre el nacimiento y los
tres años. Algunos signos precoces (antes de los 3-4 meses) que pueden hacer
sospechar alguna alteración son:
 Alteraciones de la deglución y en las habilidades motoras en el recién nacido
 Ausencia de movimientos espontáneos a los 2-4 meses
 Ausencia de sonrisa social a los 3 meses
 Ausencia de seguimiento ocular a los 3 meses
 Ausencia completa de sostén cefálico a los 3 meses
 Hipotonía importante
 Espasmos o rigidez importante
 Clara preferencia por mover una parte del cuerpo
 Hiperreflexia, clonus, signo de Babinski, de Rosolimo

Estos signos no son diagnósticos y deben ser valorados con prudencia, en el contexto
adecuado y por un clínico especializado.

¿La presencia de los reflejos nos ayudara en diagnosticaría una parálisis


cerebral infantil?

Expresión más primitiva de la postura y de la actividad, sufren modificaciones durante el


transcurso de la maduración integrándose a actividades más complejas. Se manifiestan
en él bebe en el momento de su nacimiento y su integración es variable durante los
primeros meses. Si persiste más allá de los 6 meses evidencia inmadurez del sistema
nervioso. Algunos de ellos son:

 Reflejo del Moro: Se pone el bebé tumbado sobre una superficie blanda y se le
sostiene y tira por las muñecas, separándolas un poco, y dejándole caer hacia
atrás. El bebé abrirá los brazos y los echará hacia delante como si quisiera dar un
abrazo. Luego llora. (Hasta el mes 4)
 Reflejo de Búsqueda: Cuando se toca o acaricia los labios del bebé, él vuelve la
cabeza y abre la boca para seguir o buscar en la dirección del contacto.
 Reflejo de succión: Se da cuando se coloca un objeto rozando los labios, que
produce movimiento rítmico de boca y lengua, se acompaña de búsqueda y
deglución. (Hasta los 4 meses)
 Reflejo de marcha automática: Se toma al niño por las axilas en posición vertical,
los pies en contacto con una superficie, se le inclina hacia delante, él bebe
adelanta los pies como si caminara. (Hasta los 4 meses)
 Reflejo de prensión palmar: Al colocar un objeto en la mano, provoca una reacción
de prensión en los dedos.
 Giro de cabeza: Cuando se acuesta al bebé sobre su espalda, se consigue que el
bebé gire la cabeza hacia un lado, a la vez que mantiene sus brazos estirados
hacia arriba. (Hasta los 3 meses)

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia a personas con parálisis cerebral


infantil?

La fisioterapia es un pilar fundamental en el tratamiento de personas con parálisis


cerebral, ya que las personas (tanto adultos como niños) que presentan esta enfermedad
tienen problemas en el desarrollo de los patrones de movimiento, la postura, la marcha y
coordinación, y lo más importante: la autonomía.

Gracias a la fisioterapia, conseguimos ayudar a estas personas para intentar, en la


medida de lo posible, ayudarles a conseguir una autonomía que necesitan para poder ser
más independientes y no necesitar siempre a terceras personas. De esta manera,
conseguimos mejorar su calidad de vida y cumplir los objetivos funcionales en cada etapa
de su desarrollo. Sin embargo, también se pueden combinar sesiones de fisioterapia con
la ayuda de terapia ocupacional.

¿Cómo sería el abordaje fisioterapéutico para la parálisis cerebral infantil?


El objetivo de la fisioterapia no es la curación, sino conseguir el mejor desarrollo funcional
en todos los ámbitos. Para mejorar la marcha y la manera de hacerlo, estirar los músculos
espásticos y prevenir las deformidades.
Dentro de la fisioterapia existen varios métodos para de la rehabilitación del paciente con
parálisis cerebral infantil, el cuales son:
MÉTODO DE KABAT:
También es conocido como “método de los movimientos complejos”, con esta técnica se
busca la rehabilitación neuromuscular propioceptiva. La recuperación de esta capacidad
está basada en la facilitación y estimulación motora, los objetivos de la técnica son los
siguientes:

 Reforzamiento Muscular

 Aumento de la estabilidad

 Aumento de la amplitud articular

 Restablecimiento de la coordinación

 Reentrenamiento del equilibrio

 Relajación muscular
- Principios Básicos
-Facilitación neuromuscular propioceptiva.
-Se busca producir excitación del SN y desencadenar una respuesta motora (movimiento)
a partir de estimulación sensorial de origen superficial (táctiles) y profundo (posición
articular, estiramiento de tendones y músculos).
-Los objetivos desde el primer momento van a ser: evitar retracciones, prevenir la
espasticidad, luchar contra la inmovilidad y evitar la atrofia de los músculos que no han
sido dañados tras la lesión.

 Técnica especifica
- Contracciones repetidas: Se trata de realizar los mismos patrones de movimiento de
forma consecutiva, siempre añadiendo la mayor resistencia que el paciente tolere,
además del estiramiento el cual puede ser de 2 formas: Estimulando el reflejo de
estiramiento o por contracción alternante isométricas-isotónicas.
- Inversión lenta: Patrón contra resistencia máxima seguido inmediatamente del patrón
antagonista.
- Inversión lenta y sostén: Lo mismo que el anterior añadiendo contracción isométrica al
final del recorrido.
- Estabilización rítmica: Contracción isométrica del patrón agonista seguido de contracción
isométrica del patrón antagonista.

 Técnicas de facilitación (Relajación y Estiramiento):


- Sostener – Relajar: Se coloca la articulación en la máxima amplitud de movimiento
pidiendo al paciente una contracción isométrica, sin permitir el movimiento, posterior a
esto se relaja y amplia el rango articular.
- Contraer - Relajar: Igual al anterior pero se agrega el movimiento de rotación articular.
- Inversión lenta, sostén y relajación: Consisten en estimular los músculos agonistas
después de relajar los antagonistas. El paciente realiza el patrón hasta el límite de la
movilidad articular. Seguidamente se provoca una contracción isométrica de los
antagonistas, y se mantiene si es posibles 30 segundos. A continuación, relajación
progresiva, seguida de contracción isotónica del patrón agonista.

METODO DE BOBATH:
El tratamiento se basa en la comprensión del movimiento normal, utilizando todos los
canales perceptivos para facilitar los movimientos y las posturas selectivas que aumentan
la calidad de la función.

 Se enseña la sensación del movimiento, no movimientos en sí mismos

 Se enseñan movimientos en secuencia correcta.

 Se controla tono muscular a través de posiciones inhibitorias de los reflejos.

 Se utilizan posiciones inhibitorias para lograr disminución de hipertonía cuyos períodos


se prolongarán en el tiempo. Estos períodos se utilizan para formar nuevos patrones.

 Se basa en la plasticidad del sistema nervioso.


-Principios básicos
1. Control de la inhibición: Se debe inhibir toda las posibles respuestas motoras no
buscadas, mediante un proceso activo ya sea mecánico o con la ayuda de férulas,
permitiendo así la liberación de los reflejos primitivos, consiguiendo con eso la
estimulación de sus procesos inhibidores.
2. Facilitación: Se busca facilitar los patrones de coordinación normal controlados por las
reacciones que lleven a mejorar el equilibro y reacciones de enderezamiento de
corrección de la postura, con la posterior facilitación de los movimientos de los puntos
llaves del control distal y proximal, los puntos llaves se refiere a las articulaciones claves
para el tratamiento.
3. Tapping: Esto principio se basa en activación y recuperación de tono de grandes
grupos musculares encargados de la postura en tronco y miembros que debido a las
patologías se han visto debilitadas.
4. Descargas de Peso: Son movimientos automáticos de adaptación del tronco y
miembros, con transferencia de peso en rangos amplios de anterior a posterior.
5. Pleasing: Se coloca el cuerpo del paciente en diferentes posiciones y se trata que
controle la mayor cantidad de movimientos sin ayuda. Esto se logra con un largo proceso
donde se consiguió la adaptación automática de los músculos agonistas y antagonistas
del equilibrio.
METODO DE ROOD:
La técnica se basa en la rehabilitación de pacientes siguiendo la secuencia del desarrollo
motor por medio de estimulación sensorial de receptores cutáneos para facilitar, inhibir o
activar acciones musculares voluntarias o involuntarias a través del arco reflejo el cual
debe estar anatómicamente intacto. Los estímulos utilizados en esta técnica son: táctiles,
golpeteos, cepilladas, presión, frio, amasamiento y estiramiento son algunas de las más
utilizadas.
Deben tenerse en cuenta las siguientes reglas respecto a estimulación sensorial y
respuestas motoras:

 Un estímulo rápido y único produce una respuesta motora rápida.

 Un estímulo rápido y repetitivo produce una respuesta mantenida o tónica. (Esto se


consigue utilizado por ejemplo la vibración).

 Un estímulo rítmico lento y repetido produce desactivación de cuerpo y mente (Música


suave).

 Un estímulo mantenido produce una respuesta mantenida.


Este método debe ser usado en zonas del cuerpo que sean controladas subcorticalmente
en mayor o menor medida como lo son el tronco y miembros inferiores y superiores. Esta
técnica no solo es útil para alteraciones del tono muscular sino también para la
normalización de alteraciones en la sensibilidad cutánea. Los tipos de facilitación más
conocidos son:
1. Cepilleo rápido: Se cepilla la piel en los dermatomos correspondientes a los músculos
que se quieren estimular el huso neuromuscular, al ser un estímulo de umbral elevado la
información va por fibras C, activando a su vez vías polisinápticas implicadas en el
mantenimiento postural. Este cepillado se puede realizar de 3 a 5 veces al día
aproximadamente durante 30 segundos, la respuesta a este estímulo aun no es muy claro
respecto al tiempo de duración y respuesta, teniendo hasta un plazo de 45 minutos
después de su aplicación para observar algún tipo de respuesta.
2. Golpeteo rápido: Se realiza con la percusión moderadamente fuerte sobre la superficie
del músculo.
3. Vibración: Esta se puede generar con movimientos rápidos de las manos del terapeuta
pero actualmente se cuenta con aparatos especiales con vibración constante.
4. Crioterapia: Comprende el uso de agentes físicos como el hielo para conseguir el
mismo efecto que con el cepillado.
5. Estiramiento muscular: Basado en la estimulación de husos neurotendinosos, da como
resultado una reacción de inhibición en la contracción muscular, impidiendo el desarrollo
de tensión excesiva en el músculo influyendo en la actividad del músculo voluntario.
Para la rehabilitación es fundamental un abordaje de la espasticidad tanto focal como
generalizada. No es un tratamiento estático sino dinámico y debe ser modificado en
función de los cambios conseguidos con el paciente. Se debe realizar un enfoque global
del paciente: Tipo de Lesión, Tiempo de evolución y los Déficit Neuromotores.
Incluye:

 TRATAMIENTO POSTURAL: Se debe realizar procurando preservar la máxima


capacidad funcional. Evitar las retracciones articulares.

 CINESITERAPIA:
-Movilizaciones articulares: Realizar movimientos pasivos y activos de todas las
articulaciones comprometidas. Previenen las complicaciones ortopédicas.
-Estiramientos de la musculatura espástica: Aplicación manual de estiramientos pasivos
(pueden ser rápidos). También se pueden utilizar ortesis que permiten mantener la
posición y estiramiento de los músculos espásticos durante periodos prolongados.
-Técnicas de facilitación neuromuscular: Facilitan el movimiento voluntario, inhibiendo la
espasticidad.
-Movimientos pasivos: En diagonal.
-Movimientos activos asistidos. -Ejercicios progresivos de incorporación, traslación y
cambios de posición. -Ejercicios de equilibrio sedente y bipedestación.
-Reeducación de la marcha: En sus dos fases apoyo y balanceo. Inicio de la marcha:
Marcha de soldado.

 EQUILIBRIO Y MARCHA: La bipedestación tiene efectos positivos en miembros


inferiores, disminuyendo el tono muscular y los espasmos.

 CRIOTERAPIA: La estimulación de los termorreceptores inhibe las neuronas


desencadenantes de la espasticidad. Se puede realizar con la aplicación de bolsas de gel
frío por 15-30 minutos. También se puede realizar en bañeras.

 HIDROTERAPIA: Facilita la rehabilitación de movimientos coordinados. La neuroterapia


acuática puede definirse como el conjunto de maniobras y manipulaciones de diferentes
técnicas de neurodesarrollo aplicadas dentro del agua, utilizando este medio como
facilitador de movimiento. El agua es un lugar divertido, un motivador natural para
aprender, donde disfruta de la libertad de movimiento sin restricciones.

Referencias bibliográficas
https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/cp/facts.html
http://paracereb.blogspot.com/2010/09/historia-de-la-paralisis-cerebral.html
http://academia.utp.edu.co/programas-de-salud-3/files/2014/02/GU%C3%8DA-PAR%C3%81LISIS-
CEREBRAL.-FINAL.pdf

https://www.aserhco.com/paralisis-cerebral-y-terapia-ocupacional

https://neurorhb.com/paralisis-cerebral-infantil/