Está en la página 1de 2

23 de diciembre de 2010

A Quien Pueda Interesar

Asunto: Crisis Intelectual

“Como todas las demás disciplinas biológicas, tiene la historia un departamento destinado a los monstruos: una

teratología.” – Ortega y Gasset, 1923

Mi nombre es Jenitza Meléndez Oyola, estudiante de la Facultad de Educación y Humanidades de

la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Ante la situación que atraviesa una de las

instituciones públicas más importantes de este País siento un llamado de responsabilidad que me

conmueve a responder ante esta crisis cultural, social e intelectual. Deseo hacer un LLAMADO a todos

los estudiantes, profesores, empleados, madres y padres, comunidad riopedrense y a todo Puerto Rico a

no permanecer callados o indiferentes ante esta situación. Hago un LLAMADO a los estudiantes que

aman estudiar y que aman la Universidad igual que Yo.

NO quiero que me clasifiquen en la historia de la Universidad, como una estudiante de una

mayoría silente. NO quiero que me clasifiquen como socialista, nacionalista, fupista, revolucionaria,

terrorista u otra clasificación que nada tiene que ver con esta crisis. Al contrario quiero que me clasifiquen

como lo que soy, una ESTUDIANTE que vive uno de los principios básicos de la Universidad:

desarrollar el pensamiento crítico y el conocimiento. No podemos permitir que nos clasifiquen como

estudiantes violentos, que violamos el derecho a la educación, como lo está haciendo hoy nuestro

gobierno. Tenemos que hacer la diferencia ante la falta de liderazgo, de sensibilidad, de intelectualidad de

esos que se hacen llamar líderes de nuestro País, de nuestra Universidad.

A mis compañeros estudiantes que han encontrado o consideran que la lucha se debe hacer desde

las calles, mi más sinceros respeto. No soy quién para juzgar o criticar las estrategias de luchas de cada

cual. Creo que ustedes están ejerciendo su derecho a la protesta, enviando así un mensaje de desacuerdo
hacia la administración de la Universidad. Al estudiante que no puede estar en la calles porque son

padres, madres, trabajadores, estudiantes con responsabilidades mayores, ex alumnos fuera del País, o

aquellos que simplemente piensan que esa no es la mejor forma de lucha, les exhorto a escribir su historia

y que reaccionen con inteligencia, con prudencia, como lo que somos: ciudadanos que deseamos seguir

alimentado nuestro deseo del conocimiento.

La Universidad nos ha dado un regalo precioso que es nuestro pensamiento crítico; utilicemos lo

que sabemos, que no se quede en una conversación de pasillo. Todos estamos alarmados y preocupados

por el futuro de nuestra Universidad. Mostremos los rostros de nuestra Alma Mater. Esa que alguna vez

te acogió a ti o quizás la que hoy día es tu segundo hogar está siendo afectada por personas externas y le

arrebatará a muchos la oportunidad que tú y yo tenemos de poder estudiar en el primer centro docente del

País debido a una cuota irracional, que en nada favorece a la Universidad, pero sí a los entes externos que

se lucran de la deuda institucional. No dejemos que sólo sea una voz de reclamo que se escuche, seamos

miles de voces que reclamemos justicia y diálogo, que reclamemos nuestra UPR. Reclamemos por lo que

consideramos que es importante y está en juego: la educación. Una educación donde reine la ley del

diálogo y la razón; no armas de fuego, prohibiciones y estudiantes confrontado la confrontación..

Somos miles de voces que reclamamos justicia. ¡Viva la Universidad de Puerto Rico! ¡Viva la

educación! ¡Viva el pensamiento libre y crítico en un ambiente repleto de diversidad de ideas! ¡Viva la

Universidad)!

Jenitza Meléndez Oyola