Está en la página 1de 10

Asignatura:

Gestión Básica dela Información

Título del trabajo Derechos de Autor

Video tutorial cómo y que encontramos en la plataforma


uniminuto

Presenta

Mary Luz Zamora Cinza I.D. 607683

Docente
Rafael Llerena Riascos
Colombia_San Juan de Pasto. Abril, 07 de 2017
INTRODUCCION
Ejercicio de tipología textual
Al final del documento de apoyo "Tipología textual" encontrarán el modelo del cuadro en el
que se deben basar para resolver el "Ejercicio de tipología textual", el cual consiste en
clasificar los cuatro textos que allí se presentan. Tengan en cuenta lo siguiente:

1. En la columna N.° DE TEXTO simplemente deben escribir el número del texto.

2. En la columna TIPOLOGÍA deben escribir el tipo de texto correspondiente.

3. En la columna JUSTIFICACIÓN deben explicar por qué clasificaron el texto en determinada


categoría.

4. En la columna RASGOS LINGÜÍSTICOS deben consignar ejemplos de los textos que


ilustren los rasgos lingüísticos más sobresalientes de cada tipo de texto.
TEXTO UNO
Nuevos hábitos, medidas urgentes

Editorial del diario El Tiempo (6 de julio de 2014).

El consumo ‘recreativo’ de medicamentos tranquilizantes en el país es mayor que el de


éxtasis y casi igual al de la cocaína. Esta fue una de las alarmas que encendió el ‘Estudio
nacional de consumo de sustancias psicoactivas en Colombia 2013’, la más completa
radiografía sobre el tema hecha hasta ahora, revelada la semana pasada.
La muestra, que representa a 23 millones de colombianos –la mitad de la población
nacional–, puso de manifiesto que, mientras 123.645 colombianos usaron en el último año
medicinas de control para drogarse, 43.700 lo hicieron con éxtasis, 49.756 con bazuco y
otros 162.575 con cocaína, lo que evidencia una tendencia que crece peligrosamente entre
los jóvenes.
De hecho, estas medicinas (que incluyen las benzodiacepinas y los analgésicos derivados
del opio), junto con el alcohol, el cigarrillo, la marihuana y la cocaína, son las cinco
sustancias con capacidad adictiva que más usan los colombianos. Las cifras son claras: hay
al menos 3 millones de fumadores, 8 millones de consumidores de bebidas alcohólicas y
2,9 millones de consumidores de alguna droga ilícita, la más común, la marihuana.
Aunque la ingesta de tranquilizantes, estimulantes y opioides –que están en el ‘botiquín’ de
los médicos para tratar dolores y ansiedades– está lejos de los niveles internacionales, la
encuesta reveló una grave disminución de la edad en que comienzan a ser usados sin receta
médica. En el 2008, el promedio era de 22 años, y de 20 en el 2013, con el agravante de que
entre los 18 y los 30 se concentra el mayor consumo y de que 12.453 menores entre los 12
y 17 años dijeron haber ingerido con fines no médicos alguna de estas medicinas.
Asimismo, 246.100 personas afirmaron haber recurrido alguna vez a analgésicos derivados
del opio sin una prescripción.
En síntesis, la encuesta, liderada por los ministerios de Justicia y Salud, con el
acompañamiento de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) y la OEA,
prueba cambios importantes en algunos hábitos de consumo: descenso continuo del tabaco,
así como del bazuco; aumento de los tranquilizantes, que igualaron a la cocaína, y
crecimiento de 400 por ciento de los opioides.
Los datos son esenciales, pero no producen automáticamente respuestas a los problemas.
Los expertos insisten en que hay que asumir a fondo las implicaciones derivadas de la Ley
1566, que promueve, respecto a las drogas, un enfoque de salud pública. Esto no solo
significa abandonar la persecución de los consumidores, sino dejar la tendencia a ejecutar
acciones aisladas, que terminan siendo gotas de agua en el desierto, y asumir el problema
integralmente.
El primer paso es implantar sistemas preventivos que hayan demostrado su eficacia. Eso
requiere políticas de Estado realistas, estructuradas en la investigación, que, por fin,
ordenen las prioridades: prevención en los niños y menores de edad (con enfoque integral y
transectorial); intervenciones terapéuticas serias y probadas (en un marco interdisciplinario)
para personas con problemas de consumo y que deseen abandonarlo o disminuirlo, y
estrategias de mitigación para quienes no se quieran detener. En ese orden, con metas
claras.
Urge involucrar a la comunidad, soportándola con recursos y asistencia técnica, pero
también exigiéndole la responsabilidad de definir qué quiere para sus jóvenes y qué está
dispuesta a hacer para lograrlo. Es un grave problema que compete a todos, cuya solución
va más allá de repartir jeringas a los adictos de manera aislada, aunque bien intencionada.

TEXTO DOS
“Un mundo se originaba en la casa paterna; más estrictamente, se reducía a mis padres.
Este mundo me era muy familiar: se llamaba padre y madre, amor, severidad, ejemplo,
colegio. Este mundo se caracterizaba por un tenue esplendor, claridad y limpieza; a él
pertenecían las palabras suaves y amables, las manos lavadas, la ropa limpia y las buenas
costumbres. Allí se cantaba el coral por las mañanas y se celebraba la navidad. En este
mundo había líneas rectas y caminos que conducen al porvenir, estaban el deber, y la culpa,
el remordimiento y la confesión, el perdón y los buenos propósitos, el amor y el respeto, la
biblia y la sabiduría. Uno tenía que quedarse dentro de este mundo para que la vida fuera
clara, limpia, bella y ordenada”.
Demian
Herman Hesse

TEXTO TRES
Dos amigos

En el mundo en que vivimos la verdadera amistad no es frecuente.


Muchas personas egoístas olvidan que la felicidad está en el amor desinteresado que
brindamos a los demás.
Esta historia se refiere a dos amigos verdaderos. Todo lo que era de uno era también del
otro; se apreciaban, se respetaban y vivían en perfecta armonía.
Una noche, uno de los amigos despertó sobresaltado. Saltó de la cama, se vistió
apresuradamente y se dirigió a la casa del otro.
Al llegar, golpeó ruidosamente y todos se despertaron. Los criados le abrieron la puerta,
asustados, y él entró en la residencia.
El dueño de la casa, que lo esperaba con una bolsa de dinero en una mano y su espada en la
otra, le dijo:
-Amigo mío: sé que no eres hombre de salir corriendo en plena noche sin ningún motivo. Si
viniste a mi casa es porque algo grave te sucede. Si perdiste dinero en el juego, aquí tienes,
tómalo...
Y si tuviste un altercado y necesitas ayuda para enfrentar a los que te persiguen, juntos
pelearemos. Ya sabes que puedes contar conmigo para todo.
El visitante respondió:
-Mucho agradezco tus generosos ofrecimientos, pero no estoy aquí por ninguno de esos
motivos...
-Estaba durmiendo tranquilamente cuando soñé que estabas intranquilo y triste, que la
angustia te dominaba y que me necesitabas a tu lado.
-La pesadilla me preocupó y por eso vine a tu casa a estas horas. No podía estar seguro de
que te encontrabas bien y tuve que comprobarlo por mí mismo.
Así actúa un verdadero amigo. No espera que su compañero acuda a él sino que, cuando
supone que algo le sucede, corre a ofrecerle su ayuda.

Jean de la Fontaine

TEXTO CUATRO
(Recuperado de: http://www.portaleducativo.net/)

Cómo operar un cajero automático

1- Para ingresar al cajero pase la tarjeta por la ranura que se encuentra junto a la puerta
vidriada del banco en la posición señalada en la imagen.
2- Aguarde a que se encienda la luz y empuje la puerta.
3- Inserte la tarjeta en la ranura señalada, en la posición correcta.
4- Ingrese su código de seguridad o pin, luego de que el mismo sea solicitado en la pantalla.
Posteriormente, pulse el botón confirmar.
5- Seleccione la operación a realizar.
6- Seleccione finalizar operación.
7- En caso de realizar un retiro, tome el dinero.
8- Retire el comprobante de la operación.

N.° de texto Tipología Justificación Rasgos lingüísticos


1 Texto Expositivo o En este texto
Explicativo expone un tema
como es el uso
de medicamentos
tranquilizantes y
explica lo que se
encontró después
de un encuesta
2 Texto Descriptivo En éste texto
describe a una
persona y da la
información de un
lugar.
3 Texto Narrativo En éste texto
cuenta la historia
de dos amigos
verdaderos
4 Texto Directivo o En éste texto la
Instructivo función es orientar
sobre las
instrucciones para
operar un cajero
automático
CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFIA
http://aulas.uniminuto.edu/distancia/pregrado/course/view.php?id=14886&section=6