Está en la página 1de 26

KARATE - DO

APUNTES HISTORICOS

José Vte. Montaner Martínez

1
El penetrar en lo antiguo es
comprender lo nuevo,
lo viejo y lo nuevo es sólo
cuestión de tiempo.
En todos los casos el hombre
debe tener una mentalidad
clara.
Esta es la vía, ¿quién la
seguirá de forma correcta?*
Gichin Funakoshi.

* Kanji de la portada.

2
D. Miguel Ángel Gómez Martínez, 5º Dan de Karate – Do
de la Federación de Karate de la Comunidad Valenciana, y
Director del CLUB YOSHITAKA.

CERTIFICA:

Que la presente tesina ha sido realizada, íntegramente, por


José Vicente Montaner Martínez, lo cual firmo y rubrico, para
los efectos oportunos.

Firmado.- Miguel Ángel Gómez Martínez

3
INDICE

 AGRADECIMIENTOS.

 BIBLIOGRAFÍA.

 INTRODUCCIÓN PAG. 1

 SITUACIÓN GEOGRAFICA PAG. 2 – 4

 UN POCO DE HISTORIA PAG. 4 – 10

 PIONEROS DE ESTE PERIODO PAG. 10 – 11

 SHURI, TOMARI Y NAHA -TE PAG. 11 – 12

 EL KARATE MODERNO PAG. 12

 FUNDADORES DE ESTE PERIODO PAG. 12 – 19

 ARBOL GENEALOGICO PAG. 20

 AUTORIA PAG. 21

4
AGRADECIMIENTOS

La vida no es un hecho aislado por sí mismo, sino todo un


conjunto de reacciones, tanto químicas y fisiológicas, como
sociales y medioambientales. Por esa razón cualquier logro,
por muy personal que sea, no deberíamos de hacerlo propio;
pues no es sino la culminación de una serie de circunstancias,
la unión casi perfecta de muchísimos engranajes. No por ello,
sin ningún tipo de esfuerzo, constancia y paciencia.

Es por lo que quiero agradecer a todos y cada uno de los


eslabones de esta cadena, ya que sin ellos dudo se hubiese
hecho realidad esta situación.

No quiero personalizar en este agradecimiento, por temor


de no mencionar a tod@s a l@s que en él quiero referirme.

 En primer lugar agradecer a todos los que han estado


cerca de mí, aún sin practicar karate, por el apoyo que he
tenido de ellos.

 ¡Cómo no!, a mi maestro, director, compañero y amigo;


porque con él he recorrido la gran mayoría de mi camino.

 A tod@s, y cada uno de mis compañer@s de DOJO, (sin


dejarme ningun@ porque son much@s l@s que han pasado
por él) porque sin ell@s y sin su colaboración, no hubiese
sido lo mismo.

 A tod@s los compañer@s del CLUB YOSHITAKA.

 A todas las personas que han practicado karate y a las que


siguen haciéndolo, porque ell@s han hecho grande este arte
marcial.

5
BIBLIOGRAFIA

 KARATE – DO, MI CAMINO


GICHIN FUNAKOSHI

 KARATE – DO KIOKAN
GICHIN FUNAKOSHI

 KARATE – DO NYUMON
GICHIN FUNAKOSHI

 EL MAESTRO CHOOKI MOTOBU Y EL KARATE DE


OKINAWA
KOHAKU IWAI

 BUBISHI- LA BIBLIA DEL KARATE


PATRICK McCARTHY

 25 SHOTOKAN KATAS
ALBERCHT PFLÜGER

 LA ESENCIA DEL KARATE DE OKINAWA


SHOSHIN NAGAMINE

 CONFERENCIA SOBRE HISTORIA DEL KARATE


JOSÉ BAEZA

 VARIAS PÁGINAS WEB

6
KARATE - DO
APUNTES HISTORICOS

INTRODUCCION

La historia del karate tal y como lo conocemos en la actualidad es relativamente


reciente, aunque sus orígenes son más remotos.
Desde los orígenes de la humanidad todo ser viviente ha tenido la necesidad de
defenderse, como consecuencia de ese instinto de conservación del ser humano
surgieron las artes marciales. Esta razón fue la causa de que el hombre primitivo que
vivía en cuevas, sobre árboles y desprovisto de armas efectivas, se defendiera de los
ataques utilizando las manos, los pies u otras partes del cuerpo, para poco a poco ir
desarrollando sus propios medios. Desde lo más arcaico y primitivo (palo, hueso,
piedra, etc.…), hasta la llegada de la Edad de hierro en que las rudimentarias
herramientas tanto para defensa como para ataque y utensilios básicos se fueron
perfeccionando, comenzándose a utilizar los metales para su fabricación.
La lucha cuerpo a cuerpo sin armas tiene también antecedentes en la historia de la
humanidad no sólo en oriente sino también en occidente, como las luchas griegas o
romanas.
Dicho todo lo anterior intentaré desarrollar mi trabajo, después de consultar algunas
bibliografías, apuntes de conferencias, páginas Web, etc.…. sobre el origen y la
historia del karate.

La historia del karate es poco conocida en Japón y por consiguiente menos aún en
occidente, por varias razones, a saber:
-Rivalidad entre clanes.
-Poca documentación y bibliografía y a la vez poco difundida.
En todo esto, también ésta la influencia de lo oriental al disimulo, dificultando ya la
complicada enseñanza oral. También en ello tuvo incidencia la II Guerra Mundial
en la que mucha de la poca información de la que se disponía fue destruida de uno u
otro modo.

7
SITUACIÓN GEOGRÁFICA

Para conocer la historia del karate tendremos que tener una pequeña idea de lo que
son físicamente las llamadas islas Ryu Kyu (nombre de origen chino). Su ubicación se
encuentra entre el extremo sur de Japón o punta de Kagoshima y la isla de Taiwán.

8
La Prefectura de Okinawa forma parte de una larga ristra de islas de más de 1000
Kilómetros llegando hasta el punto más meridional de Japón hacia Taiwán. Está
compuesta por 160 islas de las cuales sólo 49 están habitadas. Estas islas se reúnen
en tres grupos geográficos respectivamente, de Norte al Sur: Las islas de Okinawa,
las islas Miyako y las islas de Yaeyama. El archipiélago de Okinawa es el mayor

grupo ocupando más de la mitad de la superficie de la Prefectura. Según una leyenda


china, el explorador que descubrió estas islas hace casi 15 siglos quedó tan
impresionado por su belleza y el hermoso panorama subtropical, que le dio el
nombre de “Ryukyu”, cuyo significado literal es “Joya en el mar azul”.
Okinawa está situada en un cruce geográfico entre el este y el sureste de Asia.
Hong Kong, Taipei, Manila, Seúl y Osaka se encuentran dentro de un radio de 1500
kilómetros de Naha, la capital de Okinawa.

9
Hace 500 años, cuando aún formaba parte del reino de Ryukyu, Okinawa era una
pequeña nación cuya actividad principal eran los intercambios comerciales; adquirían
exóticas mercancías en los legendarios mercados del Sureste Sudeste asiático para
revenderlas en China, Corea y Japón.
Estos múltiples contactos con el exterior tuvieron grandes influencias en la evolución
de la extraordinaria mezcla de culturas que caracteriza a Okinawa.

UN POCO DE HISTORIA

La evolución de las artes civiles de lucha de Okinawa se vio moldeada por diversos
factores sociológicos e históricos. Para comprender cómo el karate se convirtió en el
arte que es hoy, se necesita conocer algo de la historia y la sociedad de Okinawa.
Al hablar de la historia del karate-do, describiremos las conexiones del Reino de las
Ryu Kyu con China. Se hace evidente la marcada influencia de China en la cultura
de la diminuta isla de Okinawa, se establece así el contexto para la aparición del
gong fu chino (antecesor del To- de) al Reino de las Ryu kyu, este arte al
evolucionar en una cultura extranjera también se vio afectado por ella.

Existen varias teorías para explicar el desarrollo del karate–do, unas hablan de que
lo desarrollaron los campesinos y la mantuvieron por medio del folklore, otras de la
influencia de las artes chinas por medio de las 36 familias, algunas hablan de la
prohibición de las armas en 1507 por el Rey Shin Sho, que condujo a los
propietarios de tierras a establecer medios para defenderse ellos mismos y sus
propiedades, y otras de que fueron desarrolladas por personas encargadas de la
seguridad doméstica y el mantenimiento de la ley, a los cuales no se les permitía
llevar armas después de la invasión de los Satsuma en 1609 , las tres últimas tienen
mucha relación con la historia de Okinawa, alguna bibliografía también nos habla de
los ryugakusei (estudiantes okinawenses de intercambio) y los sapposhi (enviados
chinos) en el desarrollo de las artes de lucha de Okinawa y la influencia que
ejercieron en las artes de lucha japonesas.

10
Tras las disputas territoriales sucedidas entre los siglos VII y XV en toda la isla ,
forzaron a la aristocracia japonesa a buscar refugios más tranquilos o incluso a
contratar a soldados locales ( okinawenses), el resultado de ello fue que los métodos
tradicionales de combate japoneses del periodo Heian ( 794 – 1185 ) que incluían la
lucha cuerpo a cuerpo, la esgrima y el manejo del arco, la alabarda y la lanza,
fueron así incorporados a las artes okinawenses.
No obstante, con Okinawa dividida en tres reinos diminutos, las disputas territoriales
continuaron hasta que un poderoso ají (cabecilla guerrero local) Hashi Sho, unificó
los tres principados rivales y formó un gobierno centralizado en 1429.
Varias dinastías más tarde, en 1507, durante el trigésimo año de su administración,
Shin-O Sho dio por acabado el feudalismo en el reino de las Ryu Kyu al ratificar la
“Ley de las Once Distinciones” que incluía una prohibición sobre la posesión
privada de armas y su almacenamiento. Este hecho explica por qué los guerreros
locales (uchinanchu) empezaran a cultivar intensamente un método de autodefensa
sin armas.

LAS TREINTA Y SEIS FAMILIAS

En 1393, se estableció en Kuninda ( Naha) una misión china, que estaba integrada
por diplomáticos, comerciantes y expertos en toda una serie de tradiciones chinas,
encargados de hacer el transvase cultural en todas sus formas; por supuesto las artes
militares y como no el boxeo chino ( Gong - Fu ), actualmente se les conoce como
las “ treinta y seis familias”. Se trata de un hecho importante porque demuestra
como las tradiciones chinas de lucha fueron transmitidas sistemáticamente por
primera vez en Okinawa.
Se ha llamado al asentamiento de Kume “ la ventana” de Okinawa a la cultura
china. Es muy probable que junto con la artesanía china, también las artes marciales
fueran introducidas en Okinawa por las treinta y seis familias.
A principios del siglo XVII Japón salía de una guerra civil y como vencedores de ella
el clan de los Tokugawa, derrotados el clan de los Satsuma. Yoshihisa Shimazu
(líder de la decimosexta generación del clan de los Satsuma, asentado en Kyushu).

11
Con sus recursos económicos en situación precaria y la moral de sus guerreros
hundida, empezó a parecerle, que una forma segura de resolver sus dificultades y de
apaciguar al Shogun Tokugawa,
Tokugawa era invadir el próspero Reino de las Ryu - kyu.
En febrero de 1609, el clan Satsuma empezó su campaña contra el Reino de las
Ryu - kyu. En mayo, fue tomado el castillo de Shuri y el rey Nei Sho se rindió
rindió.
El control de los Satsuma duraría casi tres siglos, hasta
hasta 1879, cuando ab
abdicó el rey
Tai Sho y la isla se convirtió en parte del imperio japonés.

Durante los 270 años de ocupación militar de Okinawa, evolucionaron fortuitamente


diversas tradiciones de luchas
lucha eclécticas, algunas de las cuales aplicaban los
principios de la autodefensa
au a un sinfín de herramientas domésticas. Este fenómeno
fue ,en gran medida , la causa de la evolución del Kobudo.. En este tiempo de tiranía,
se acrecienta la resistencia contra el invasor,, y reza el lema de la resistencia
“ de toda madera haremos
haremo flechas”. En este sentimiento de lucha y dolor surge el
To-de. To = China y De = Técnica. Técnica de China.

Entre los muchos pechin (samuráis de clase media) que realizaban viajes entre el
Reino de la Ryu Kyu hasta Satsuma a finales del
siglo XIX, se encontraba Sokon Matsumura.
En muchos sentidos se le considera a Matsumura
el “bisabuelo” del movimiento del karate que
apareció en Shuri y en sus alrededores.
Matsumura fue responsable de sintetizar los
singulares principios de enseñanza de la Rigen ryu
para las tradiciones de lucha china y nativa de
Okinawa que el también había estudiado.
Al hacerlo, Matsumura estableció la piedra angular
a partir de la cual surgió una tradición de
autodefensa en el distrito de los castillos y sus
alrededores, que en 1927 se daría a conocer como
Shuri–te (la mano de Shuri). Después de retirarse del servicio público, Matsumura
fue uno de los primeros en comenzar a enseñar sus principios de autodefensa en la
localidad de Sakiyama (distrito de Shuri). Entre sus princip
principales discípulos
se encontraban Anko Azato (1827-1906), Anko Itosu (1832-1915)
y Gichin Funakoshi (1868-1957).
(

12
El periodo Satsuma fue de gran crecimiento y desarrollo tanto del karate-do de
Okinawa como para el Kobudo. Sin embargo, el carácter y forma fundamentales de
estas tradiciones de lucha iban a experimentar un cambio aun más radical después de
que Okinawa entrara a formar parte de Japón y de su orgullosa herencia guerrera.
Tras la abolición del shogunato Tokugawa en 1868, la Restauración Meiji condujo al
Japón del feudalismo a la democracia. En ese tiempo Okinawa adquirió el derecho de
ser provincia de Japón. Por tanto, la estructura de clases y la práctica samurái de
llevar espada, los estipendios anuales de los samuráis y el chonmage (un estilo de
peinado masculino con moño), se perdieron en los anales de la historia, como otros
muchos fenómenos sociales que simbolizaban las fuerzas autoritarias del feudalismo.
Incapaces de romper la poderosa tensión de machismo bajo la cual Japón había
evolucionado y con miedo de perder su identidad por la estela extranjera,
perpetuaron viejas tradiciones para desarrollar nuevos pasatiempos sociales y
culturales, por los que las artes marciales se convirtieron en una fuerza instrumental
para moldear la historia de los japoneses modernos.

El budo moderno, apoyado por el Monbusho ( Ministerio de Educación ) floreció en


el sistema escolar del Japón anterior a la guerra. El judo, kendo, y otras formas de
budo japonés moderno durante el intervalo que siguió a la era Edo y que precedió a
la Segunda Guerra Mundial, resultaron útiles para producir cuerpos fuertes y
capaces, espíritus impávidos para la creciente máquina de guerra japonesa.
Chomo Hanashiro (1891-1945) y Kentsu Yabu ( 1866 – 1937) fueron los dos
primeros jóvenes expertos reconocidos por el entrenamiento en Ryukyu tempo
toudi-jutsu (karate –jutsu). Considerando que la mera posibilidad de que este arte
de lucha de Okinawa plebeya y poco conocida pudiera mejorar la eficacia militar
japonesa, como hacían el kendo y el judo, se inició un estudio pormenorizado del
valor potencial del Ryuku tempo karate jutsu. Sin embargo, los militares al final
abandonaron esta idea debido a la falta de organización, los métodos de
entrenamiento poco práctico y el enorme periodo de tiempo necesario para dominar
las técnicas. El karate - jutsu fue introducido en el sistema educativo de Okinawa
aproximadamente entre finales del siglo XIX y principios del XX) con el pretexto de
que los jóvenes físicamente sanos y de acrisolada moralidad eran más productivos en
la sociedad japonesa.

13
A comienzos del siglo XX, un pequeño grupo
local de entusiastas practicantes de karate de
Okinawa dirigidos por Anko Itosu
organizaron una campaña para introducir la
disciplina en el sistema educativo de la isla
como forma de ejercicio físico. La cruzada
de Itosu para modernizar el karate –jutsu
condujo a una revisión radical de su práctica.

Al quitar gran parte de lo que entonces se


consideraba demasiado peligroso para los
escolares, el énfasis pasó de la autodefensa a la forma física mediante la práctica de
katas en grupo, pero se descuidó su bunkai (aplicación ).

Al no enseñar los movimientos de autodefensa ocultos, la verdaderas intenciones de


las katas ( por ejemplo, dejar incapacitado, lisiar, o incluso matar, caso de ser
necesario, traumatizando zonas vulnerables anatómicamente) se oscureció tanto que
se desarrolló una nueva tradición.

Este periodo radical de transición representó la terminación de un arte secreto de


autodefensa que abrazaba el espiritualismo y el nacimiento de un singular fenómeno
recreativo. Esta creación fue introducida en las islas mayores de Japón, no por ello
sin las más duras oposiciones por el resto de las artes dominantes ( kendo, judo )
ésta no tenía ningún tipo de estructuras metódicas de enseñanzas, carecían de
uniformidad como las anteriores, sin formato competitivo sus planes de enseñanza
variaban en gran medida dependiendo de instructor a instructor y no había estándar
organizado para evaluar con precisión los variables grados de dominio. En pocas
palabras, no era japonesa. Ante tan desmedida desestructuración y problemática
reinante la Dai Nippón Botukukai (organización nacional establecida por el
gobierno japonés para las tradiciones marciales) tomó cartas en el asunto viendo la
situación como perjudicial para el crecimiento y dirección de karate jutsu en las islas
y se dispuso a resolverla.

14
Para que el karate-jutsu fuera aceptado en las islas mayores de Japón, la Butokukai
exigió el desarrollo y la puesta en práctica de un sistema normalizado de enseñanza,
la adopción de un uniforme de práctica normalizado, un estándar coherente para
evaluar con precisión los diversos niveles de dominio, la puesta en práctica del
sistema dan - kyu de Jigoro Kano y el desarrollo de un formato competitivo seguro
a través del cual los participantes pudieran poner a prueba sus habilidades y la fuerza
de su espíritu.

No menos exigentes fueron con los ideogramas, movidos por el sentimiento


anti-chino. Los ideogramas originales del karate significaban” la mano china”.
El primero “Kara=china” y el segundo “ te = mano”. Estos fueron reemplazados
por los actuales “kara = vacío” y el segundo quedó como estaba, así pues pasó a
denominarse “mano vacía” en esta transición también dejaría de denominarse jutsu
para pasar a ser “do = senda o camino” como el judo o el kendo.

Así pues, los nuevos ideogramas proclamaban que la plebeya disciplina del karate-
jutsu de Okinawa había transcendido las fronteras físicas del combate y se había
convertido en un budo moderno después de adoptar algunos elementos genuinamente
japoneses. Como otras disciplinas culturales japonesas, el karate-do se convirtió en
otro vehículo a través del cual fue instigado el principio japonés “wa”( armonía),
así pues el innovador término karate-do (la vía del karate) sucedió a las
denominaciones toudi-jutsu y karate –jutsu.

15
Aunque el nuevo término
té karate –do,
do, usando los nuevos ideogramas (kara y do),
no fue reconocido oficialmente en Okinawa hasta 1936, la Dai Nippon Butokukai lo
ratificó en diciembre de 1933, marcando finalmente el reconocimiento del karate –do
como un moderno budo japonés.

PIONEROS DE ESTE PERIODO

Puesto que la trasmisión de conocimientos se hacíaa de forma oral, entre maestro y


discípulos es difícil encontrar
información veraz de aquel momento.
El primer documento escrito, nos habla
de un experto chino KUSHANKU, el
cual por medio de una exhibición da a
conocer un arte desconocido
desconoc hasta
entonces. Del nombre de este experto
chino deriva el nombre del kata
KUSANKU (Kanku
Kanku en Japonés
Japonés).
Uno de los más destacados discípulos
del maestro anteriormente citado, fue el
maestro SAKUGAWA (1733-1815).
(1733 Este en uno de sus viajes conocerá a
SOHON
HON MATSUMURA,
MATSUMURA, ya hemos mencionado anteriormente que a Matsumura
se le conoce como el “bisabuelo” del karate-do.
Matsumura desarrolla el kata “Matsumura no passai”, cuyo significado actual es
“BASSAI”.
Sin duda, el maestro que más difundió el karate de Okinawa
Okinawa fue ANKO ITOSU
( 1830-1915)
1915) considerado puente entre el karate interno u oculto y el karate externo.
ITOSU tiene como maestros entre otros a Simpam Gusukuma que a su vez fue
discípulo de Iwah, así como del maestro AZATO.
El maestro ITOSU pasará a la posteridad por ser el que definitivamente implantara el
karate como programa de cultura física en los institutos y después en los colegios de
Okinawa, siendo la primera vez que el karate era enseñado de forma estructurada y
generalizada.

16
Como gran estudioso y preocupado por la Educación física, este maestro prescindió
de todos los elementos del karate de Okinawa citados con anterioridad,
pedagógicamente no demasiado correctos para los jóvenes de las edades a las que
impartía enseñanzas.
Por otro lado los katas de esta época , eran demasiado extensos y complicados para
los principiantes a los cuales nos referíamos, lógicamente al comenzar una actividad
en la escuela donde hay niños de diversas edades que no permanecerán el tiempo
suficiente como para convertirse en unos verdaderos expertos karatekas.
Un antiguo dicho de los maestros de la época era:
“HITO KATA SAN MEN”. Estas palabras significan : “un kata cada tres años”.
Eso le lleva a crear en 1907, una serie de katas cortos para la enseñanza que
denominaría ”PINAN”. Estos katas los elabora a partir de las katas clásicos,
tradicionales, como :KUSHANKU, PASSAI, JION y NAIFANCHIN.
ITOSU fue profesor de eminentes maestros como: KENWA MABUNI,
CHOKI MOTUBU y GICHIN FUNAKOSHI.

SHURI –TE Y TOMARI –TE

Estos sistemas de combate se desarrollaron fundamentalmente en las ciudades que


llevan su nombre. De la fusión de éstos surge el estilo SHORIN– RYU, inspirado en
las Escuelas del Norte de China. Sus principales características son:
-Desplazamientos lineales.
-Movimientos amplios y de gran
velocidad.
-Posiciones con el centro de
gravedad bajo y tensión externa.
-Gran variedad de técnicas de
pierna y a distintas alturas.
- Respiración natural.
La línea de Tomari – te de Shorin-
ryu tiene una línea de acción muy
apropiada para el trabajo de luxaciones, proyecciones y esquivas muy desarrolladas,
de unas características parecidas a lo que actualmente es el karate shotokan; por lo
que podríamos decir que el sistema Shorin - ryu es el ancestro del karate shotokan.

NAHA -TE

17
De este sistema inspirado en las Escuelas del Sur de China, nace el SHOREI-RYU,
que se caracteriza principalmente por:
-Gran variedad de técnicas de mano abierta.
-Posturas altas pero muy estables y con tensión interna.
-Desplazamientos semicirculares.
-Técnicas de pierna exclusivamente bajas.
-Respiración ventral sonora “ibuki”.
Sin duda el referente actual del Shorei - ryu es el estilo GOJU-RYU.

El maestro Gichin Funakoshi, al principio, en uno de sus libros opinó que las
características de los dos estilos del karate okinawense indicaban que se
desarrollaron a partir de requerimientos físicos diferentes. Funakoshi decía que
Shuri –te o Shorin – ryu se basa en movimientos rápidos y veloces, resultando de
esta manera conveniente para personas de poca altura, cuya meta es el dominio de la
acción rápida. Por otro lado, recomendó Naha – te o Shorei - ryu para personas más
grandes y pesadas.
Más tarde volvió a opinar que el karate-do era universal, y no tenía limitaciones de
ningún tipo, edad, sexo o condición física.

EL KARATE MODERNO

FUNDADORES DE ESTE PERIODO

KENWA MABUNI

Nace en 1889 y muere en 1952. Estudia con


los maestros Itosu de Shuri e Higaona de
Naha. Efectuó una síntesis de ambos estilos y
creó el SHITO –RYU en honor a sus
maestros.
SHI representa a Itosu, TO a Higaona y
RYU significa escuela o estilo.
Ello ha dado lugar a que en el estilo exista
gran variedad de katas de ambas tendencias.

18
CHOJUN MIYAGI

Nace en 1887 y muere en 1953. Siguió la


línea de Naha del maestro Higaona. Definió su estilo
como GOJU-RYU a la escuela en conformidad con
los preceptos del Kempo Chino.
El significado de Goju- ryu es el siguiente:
GO significa dureza, JU quiere decir suavidad y RYU
escuela o estilo.

HIRONORI OHTSUKA

Nace en Ibaragi en 1892 y muere en 1982. Gran


maestro de YOSHIN-RYU JIU JITSU, es alumno
aventajado de Gichin Funakoshi del que llega a ser
ayudante en su Dojo, sin embargo no continuó
cuando la enseñanza pasó a manos del hijo del
maestro Yoshitaka, abandonando el estilo Shotokan
y fundando el WADO-RYU.
Las características esenciales de este nuevo estilo son:
-Las posiciones son altas y naturales para permitir
movimientos rápidos.
-Utilización de esquivas y luxaciones propias de Jiu Jitsu.

El significado de WADO es camino de la paz y RYU estilo o escuela.

19
SHIGERU EGAMI

Nace en 1912 y muere en 1981. Alumno de


Funakoshi. Trata de mantener vivos los principios
originales del estilo shotokan por eso prescinde de la
competición deportiva. Crea el estilo SHOTO-KAI,
cuyo significado es: SHOTO, seudónimo del maestro
Funakoshi y KAI, que significa asociación.
Su principal característica es que todas sus técnicas se
ejecutan de una forma natural, evitando tensiones y
rigideces. Estas características pueden dar la sensación
de lentitud y de ausencia de kime, pero si su ejecución
es correcta el movimiento será rápido y eficaz.

GICHIN FUNAKOSHI

Gichin Funakoshi nació el 28 de octubre de 1868,


en la ciudad de Shuri, Okinawa. Proveniente de una
familia de Shizoku (nobles), su educación fue
esmerada, aunque siempre fue un niño débil y
enfermizo. Estando en el colegio fue introducido en
el arte del Shorin Ryu; comenzó a recibir clases del
maestro Yasutsune (Anko) Azato, destacando por su
constancia, habilidad y claridad de ideas. En algunos
años se transforma en un joven fuerte y con una
excelente salud. Este sería el inicio de una carrera en
karate que lo transformaría en el más importante de
los maestros.

Uno de los acontecimientos más importantes de su vida surgió cuando conoció al


gran maestro Yasutsune (Anko) Itosu. Bajo su tutela, el joven Funakoshi alcanzó
pronto el nivel de Meijin (maestro). Itosu le proporcionó una base técnica
fundamental para la creación del Karate-do Shotokan.

20
Al mismo tiempo que progresaba en sus entrenamientos continúa con los estudios
universitarios para ser profesor de colegio. Trabajando como educador tuvo la
oportunidad de introducir un programa de karate dentro de la Educación Física.

En 1906 Gichin Funakoshi y algunos de sus compañeros formaron un grupo para


realizar demostraciones de karate alrededor de Okinawa; en particular estuvieron en
la ceremonia inaugural del nuevo edificio de la prefectura. Allí dirigió un grupo de
grandes maestros en una demostración de ese arte único.

Visitó Kioto en 1916, donde realizó una demostración en el Butokuden, que en ese
momento era el centro oficial de todas las artes marciales. Por aquellos años era
presidente de la Okinawa Shobukai (Asociación Marcial de Okinawa). Viajó a
Tokio en mayo 1922 como invitado para un evento en la Primera Gala Gimnástica
Nacional, organizada por la Butokukai, en la que se le pidió que realizara una
exhibición. Ésta tuvo mucha aceptación y fue la razón por la cual el Sensei decidió
radicarse y expandir el karate en las islas principales de Japón

Los primeros meses en Tokio no fueron fáciles, se quedó en el dormitorio prefectoral


de estudiantes en Suidobata, donde limpiaba las habitaciones y cumplía labores de
vigilante y jardinero. Simultáneamente comenzó a dar clases en el dojo del gran
maestro de iai-do, Sensei Nakayama. Su primer estudiante japonés fue Kuniki
Tanaka.

En noviembre de 1922 publicó su primer libro: "Ryu Kyu Kempo Tode", en el


que trata reflexiones filosóficas e históricas sobre el Okinawa-te. Los originales de
este libro se perdieron en el terremoto de 1923, lo que le llevó a publicar una nueva
edición en la que introdujo numerosos cambios y que tituló: "Rentas Goshin Karate
Jitsu".

En 1924 crea el primer club universitario de karate en Keio y en 1926 se crea el


segundo en la universidad de Ihciko. Un año más tarde aparecen otros tres clubes en
Waseda, Takoshoku y Shodai. En 1930 Funakoshi ya dirigía una docena de dojos
universitarios.

En 1945 muere su hijo Yoshitaka de tuberculosis, aquello fue un duro golpe para el
maestro, pues era su ayudante y en quien había depositado toda su confianza para
que fuera su sucesor; decide, entonces, ir con su hijo mayor a Koshikawa.

21
Ese año, durante un bombardeo queda destruido su Dojo Shoto Kan. En 1947 fallece
su esposa.

Culminada la Guerra, Funakoshi decide volver y reconstruir el Shoto Kan con


aquellos alumnos que no habían muerto en los combates contra Estados Unidos.
Pero surge un inconveniente, las artes marciales son prohibidas por un período de
tres años bajo el mando de las Fuerzas Norteamericanas de Ocupación; en aquel
mismo momento Gichin Funakoshi había logrado algo muy importante: introducir el
karate do como un arte del Budo japonés.

Es el creador del estilo SHOTOKAN aunque él nunca reconoció como propio, pues
pensaba que el karate era único y no tenía estilos, siendo sus alumnos los que se lo
impusieron. En 1949 funda con ISAO OBATA la J.K.A. (Asociación Japonesa de
Karate) que tenía como objetivo principal la difusión de este arte marcial.

SHOTOKAN significa: SHOTO es el seudónimo utilizado por el maestro


Funakoshi, KAN significa casa.

Gichin Funakoshi muere el 26 de abril de 1957 en Tokio. Su funeral fue realizado


el 10 de mayo. Un monumento en su memoria se ubica en la actualidad en el
Monasterio Zen de Engaku-ji en Kamakura; lleva la inscripción
Karate Ni Sente Nashi: el karateka no hace el primer ataque.

YOSHITAKA FUNAKOSHI

Nació en 1906 y aunque murió joven,


primavera de 1945, antes de siquiera haber
cumplido los 40 años de edad, Gigo
Funakoshi o Yoshitaka, (dependiendo de
cómo se leen los dos ideogramas que forman
su nombre), el tercer hijo del Maestro Gichin
Funakoshi, dejó una trascendental marca en
el Karate-do Moderno.

Donde su padre fue el responsable de


transformar el Karate desde una mera técnica
de combate a una vía filosófica marcial,
Yoshitaka fue el encargado de desarrollar, avalado por su padre y apoyado por otros
22
destacados artistas marciales de la época, una técnica de karate que separó
definitivamente al Karate-do japonés del arte local de Okinawa, dándole además un
sabor completamente distinto y característico.

Yoshitaka comenzó su práctica de karate formalmente a los doce años de edad, pero
ya desde muy pequeño acompañaba a su padre cuando iba a entrenar con sus
maestros Itosu y. Azato. En el libro Karate – do, Mi camino, el Maestro Funakoshi
cuenta como les hacían observar los kata y luego los maestros le pedían a Gigo y su
hermano que los realizaran.

Aunque no era un hombre grande, poseía una enorme fuerza física para su tamaño.
Llegó a ser un verdadero fenómeno del arte, alcanzando un nivel técnico y una
maestría extraordinaria. Fue considerado, y sigue siéndolo por muchos, como el
mejor karateka de todos, por lo menos técnica y físicamente, se dice que Shigeru
Egami lo consideraba un genio del arte. Egami nos cuenta además como entrenaba
Yoshitaka con el makiwara "tomaba una posición que aparentaba un kibadachi,
preparaba su golpe con los brazos colgando a los costados, sin usar sus caderas en
forma exagerada. Eso sí, no había duda sobre el poder de los golpes cuando se
abalanzaba con todo su cuerpo detrás del golpe. Frecuentemente rompía el makiwara
en dos. Con esto como un ejemplo, nos esforzábamos mucho en imitarlo y practicar
muy duro hacia la meta de también romper el makiwara". Existen innumerables
historias sobre las proezas de Yoshitaka, aunque ya hoy en día puede ser difícil
distinguir lo veraz de la leyenda.

Ya a la edad de 7 años se le diagnosticó una tuberculosis que, según le decían los


doctores, no lo dejaría vivir más allá de los 20 años de edad. Yoshitaka decidió,
aparentemente, ante esta condena, entrenar con toda su energía, resuelto a llegar al
más alto nivel posible en Karate antes de perder su lucha contra la muerte.

La firmeza de su carácter sólo tuvo parangón con una fortaleza física incrementada,
además con la invención de nuevas técnicas. En mayor medida aún que su padre,
Yoshitaka fue un precursor del Karate-do moderno en el lado técnico. Así donde el
antiguo to de ponía énfasis en el desarrollo de los miembros superiores, Gigo
descubrió nuevas técnicas de pierna, Mawashi-geri, Yoko geri Kekomi, Yoko geri
Keage, Fumikomi, Ura Mawashi geri y Ushiro geri. Todas éstas pasaron a formar
el ya abultado arsenal del antiguo estilo.

23
Las técnicas de pierna eran realizadas además con un levantamiento de la rodilla
mucho mayor que en el estilo previo y además enfatizaba el uso de la cadera. Generó
además varios cambios técnicos, como el giro del torso a una posición mitad de
frente ( Hanmi ) durante el bloqueo. Yoshitaka insistía en posiciones bajas y ataques
largos, encadenando técnicas, algo que lo separó inmediatamente del karate
okinawense. Fue, además, el primero en enfatizar el movimiento de empuje de la
pierna retrasada y de las caderas al realizarse las técnicas, con la idea de generar
ataques que involucraran todo el cuerpo. Colocaba gran énfasis en el oi-zuki y en el
gyaku-zuki. Se realizaban entrenamientos agotadores en los que obligaba a sus
alumnos a colocar el doble del ardor que emplearían en una confrontación real, para
que así estuviesen seguros de estar preparados para aquella eventual situación

El gran maestro Gichin Funakoshi aprobaba sin reservas las iniciativas de su hijo,
esto a pesar de que sus enseñanzas, en ocasiones, y por lo menos aparentemente,
contradecían lo enseñado por su hijo. Fue siempre respetado en gran manera por sus
discípulos, por lo que la evolución del estilo Shotokan no supuso jamás un
menoscabo para la unidad de sus maestros y practicantes.

Bajo el liderazgo de Gigo se generaron grandes cambios entre los años 1930 y 1935.
Éstos fueron principalmente en kumite (combate). Donde su padre colocó énfasis en
los kata. Gigo desarrolló el aspecto combativo. Primeramente creó el
Gohon kumite (combate predeterminado a cinco pasos), sistema parecido al
Kendo, arte que Yoshitaka también practicaba y estudiaba bajo el último Gran
Maestro Hakudo Nakayama, del cual se inspiró en gran medida para desarrollar el
karate. En 1933 creó el Kihon Ippon Kumite (combate predeterminado a un
paso) seguido por el Jiyu Ippon Kumite (al cual Yoshitaka tenía particular cariño),
todos ellos inspiraron el Ten No Kata. Finalizó con el combate libre, Jiyu Kumite
en 1935.

En 1936 se publicó Karate-do Kyokan, éste entregaba los métodos básicos de


combate, pero principalmente los cambios en los kata, siguiendo las nuevas líneas
trazadas en la técnica. En este libro quedó claro y además oficializado, el surgimiento
de Karate-do como un arte marcial japonés nuevo, superando finalmente su legado
okinawense, algo que quedó fuertemente resaltado con el cambio del ideograma
“Kara” y además con la adopción de nombres nuevos para los Kata con sonidos
japoneses.

24
Yoshitaka y Gichin Funakoshi publicaron en Dic. 1943 un nuevo libro, Karate-do
Nyumon, donde Yoshitaka habría escrito toda la información técnica y Gichin
Funakoshi los capítulos iniciales y las historias.

Como ya se ha dicho, desgraciadamente para el mundo del Karate-do, como


resultado de las duras condiciones de vida durante la II Guerra Mundial y los
durísimos entrenamientos a los que se sometía Gigo, aún con fuertes ataques de tos,
la enfermedad que tantos años acosó a Yoshitaka Funakoshi terminó por abatirlo y la
brillante estrella fugaz, que representó Gigo Funakoshi, terminó por apagarse. Se
dice que se negó obstinadamente a comer de las raciones ofrecidas por los invasores
norteamericanos. Murió en 1945.

25
Esta tesina ha sido realizada por José Vicente
Montaner Martínez

D.N.I. 22.634.343 – c

Cinturón negro 4º Dan de la Federación de Karate de la


Comunidad Valenciana.

Carné nº B4200040
Nº de licencia KA-793

Firmado.- José Vicente Montaner Martínez.

Cheste, 28 de Abril de 2.006

26