Está en la página 1de 46

Página | 0

INTRODUCCIÓN

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos,
sin distinción alguna. Entre ellos se encuentra el derecho universal a la salud,
que es fundamental para el cumplimiento de las restantes garantías. Entre las
libertades se incluye el derecho de las personas de controlar su salud y su
cuerpo sin injerencias. Entre los derechos se incluyen el de acceso a un
sistema de protección de la salud que ofrezca a todas las personas las mismas
oportunidades de disfrutar del grado máximo de salud que se pueda lograr.

Este derecho está consagrado en tratados internacionales y regionales de


derechos humanos y en las constituciones de países de todo el mundo, como el
Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966; la
Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra
la Mujer de 1979 y la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, entre
otros. En México, el artículo 4 de la Constitución de los Estados Unidos
Mexicanos establece que toda persona tiene derecho a la protección de la
salud. Lo que significa que en el país se deben establecer las medidas que
permitan a todas las personas vivir lo más saludablemente posible, incluyendo
la disponibilidad garantizada de servicios de salud, condiciones de trabajo
saludables y seguras, vivienda adecuada y alimentos nutritivos.

Existen numerosos factores que influyen en el cumplimiento de este derecho,


entre ellos está que en México sólo se invierte el 2.8% del PIB para el sector
salud, lo cual es menor que el que destinan diversos países latinoamericanos
de desarrollo económico semejante o menor que México. Este pequeño
porcentaje, es insuficiente para cubrir y enfrentar las diversas necesidades de
salud de la población. Además, los habitantes de México no se encuentran en
condiciones económicas para resolver sus propios problemas de salud, ya que,
si tomamos en cuenta que cerca del 65% de la población percibe entre 2 y 4
salarios mínimos, es evidente que la mayoría de la población tiene grandes
rezagos en sus necesidades básicas, lo cual afecta de manera directa a la
condición de su salud. Lo cual empeora en comunidades como Tarímbaro y
otras tantas zonas marginadas de la República, que se presentan vulnerables
gracias a la desigualdad socioeconómica.
Pese a esto, numerosos informes de gobierno aseguran el efectivo
cumplimiento de un sistema de salud digno y completo, pero, ¿esto es
realmente una realidad a nivel nacional?

Página | 1
MARCO METODOLÓGICO

La presente investigación se enfoca fundamentalmente en Tarímbaro y Morelia,


dos de los municipios que conforman la zona metropolitana de Morelia
(ZMMOR). La anterior delimitación es para apreciar claramente la distinción de
la enorme desigualdad socioeconómica en el país, donde por un lado tenemos
a la clase con privilegios que vive en Altozano y por el otro lado las zonas más
pobres y peligrosas de Morelia. Mientras que en Tarímbaro la mayoría de la
población se encuentra en la pobreza o pobreza extrema; es decir, Morelia y
Tarímbaro contrastan perfectamente la situación general del país.

Para el desarrollo de la investigación se utilizaron los siguientes métodos:


Método de investigación documental. Mediante éste se buscaron datos reales
sobre el sector salud en estos municipios, para así analizar el alcance real del
dichoso “derecho universal a la salud” y saber si se cumple con eficacia para
todos los sectores de la población o solo para unos cuantos. Entre las fuentes
utilizadas se encuentran periódicos, informes del INEGI, Informes de Bienestar
Económico, Informes del Gobierno Estatal, Federal y Municipal; así como
estadísticas y datos proporcionados por distintas entidades no
gubernamentales, como la ONU.

Método de investigación de campo. Este método se utilizó para conocer más a


fondo la opinión de los habitantes de Morelia y Tarímbaro respecto a este
derecho. Se realizaron numerosas encuestas y algunas entrevistas más
personales a personas que tuvieron alguna mala experiencia con el sistema de
salud, pero que, por respeto y solicitud de los encuestados, no se incluyen
explícitamente en la investigación. También acudí al ISSSTE y al IMSS, para
analizar las instalaciones, dialogar con algunos pacientes y así enriquecer más
la presente investigación; incluso estuve como paciente y acudí a una consulta
médica para valorar la atención que brindan los trabajadores de los servicios
mencionados.

En general la investigación se basó en dos enfoques fundamental. El social,


para analizar el alcance real del derecho en la sociedad y conocer más a fondo
que factores intervienen en ello, si se ve afectado por las clases sociales y
cómo es que el Estado atiende las necesidades de la población en el rubro de
salud, considerando las diferencias que existen entre los distintos sectores. El
enfoque psicológico se enfocó en conocer el impacto emocional provocado por
las consecuencias del ineficiente cumplimiento de esta garantía fundamental;
como en los casos en las que hay muerte por negligencia, o la impotencia de
no contar con los recursos necesarios para acudir a un hospital, entre otras
situaciones que provocan reacciones adversas en el individuo.

Página | 2
I. EL DERECHO A LA SALUD

El derecho a la salud se ha expresado en diversas constituciones y tratados


internacionales y constituye un derecho esencial que se refiere tanto al
derecho de las personas a obtener un cierto nivel de atención sanitaria y salud,
como a la obligación del Estado de garantizar un cierto nivel de salud pública
con la comunidad en general.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el derecho a la salud como


“un valor importante que favorece la generación de condiciones para un estado
de bienestar general. Es un bien biológico, psicológico, cultural y social
indispensable para el desarrollo pleno y sustentable, individual, físico y mental,
además del familiar y comunitario.” y no meramente la ausencia de enfermedad
o dolencia. Los Estados deben asegurar ambas libertades y derechos. Lo
anterior incluye el derecho al control de la salud y el cuerpo de cada uno,
incluyendo la libertad sexual y reproductiva, y la libertad de interferencias como
la tortura, el tratamiento médico no consentido y la experimentación. Los
derechos incluyen el acceso a instalaciones sanitarias adecuadas y servicios,
así como a medidas apropiadas de los Estados en relación con determinantes
socioeconómicos de la salud, tales como la comida, el agua y el saneamiento,
las condiciones de trabajo seguras y saludables, la vivienda y la pobreza.

El derecho a la salud está estrechamente interconectado con numerosos otros


derechos humanos, incluidos los derechos a la alimentación, el agua, la
vivienda, el trabajo, la educación, la vida, la no discriminación, la privacidad, el
acceso a la información y la prohibición de la tortura, entre otros.
En su Observación General 14, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales de la ONU ofrece una orientación detallada a los Estados en relación
a sus obligaciones de respetar, proteger y cumplir el derecho a la salud. El
Comité también indica que el derecho incluye los siguientes estándares
esenciales e interrelacionados:

 Disponibilidad. Los Estados deben asegurar la provisión de una


infraestructura suficiente válida de salud pública e individual en todo su
territorio, así como instalaciones de agua y saneamiento seguras, personal
capacitado y adecuadamente compensado y todos los medicamentos
esenciales.
 Accesibilidad. El acceso a la salud consiste en cuatro elementos clave: la
no discriminación, la accesibilidad física, la accesibilidad económica y la
accesibilidad de la información. Las instalaciones y servicios de salud
deben ser accesibles a todos, especialmente a los más vulnerables, sin
discriminación de ningún tipo. Las instalaciones y servicios, así como los
factores determinantes básicos de la salud, tales como los servicios de
agua y saneamiento, deben ser accesibles físicamente. Las infraestructuras
de salud, bienes y servicios deben estar al alcance de todos, y cualquier

Página | 3
pago debe estar basado en el principio de equidad para que las familias
más pobres no soporten una carga desproporcionada de los gastos
relacionados con la salud. Los Estados deben garantizar que toda persona
tiene el derecho a buscar, recibir y difundir información sobre la salud, en
equilibrio con la confidencialidad de la información médica.
 Aceptabilidad. Las infraestructuras de salud deben ser respetuosas con la
ética médica y la cultura de los individuos y las comunidades, así como
prestar atención a los requisitos de géneros y relativos al ciclo de la vida.
 Calidad. Las infraestructuras de salud deben ser científica y médicamente
apropiadas y de buena calidad. Entre otras cosas, esto requiere la provisión
de medicinas y equipos necesarios, profesionales médicos formados y el
acceso a agua y saneamiento.

En México, según el artículo 4° de la Constitución Política Mexicana (tercer


párrafo agregado en 1983), “toda persona tiene derecho a la protección de la
salud”. Lo que obliga al Estado a ejercer acciones para lograr la calidad de vida
en todos los sectores sociales, en particular los más necesitados; a propiciar y
expandir la preservación y conservación de la salud; a promover servicios de
salud y asistencia social capaces de satisfacer las necesidades de salud de la
población; a difundir los conocimientos técnicos y sociales para el debido
aprovechamiento y uso de los servicios de salud.

II. LEY GENERAL DE SALUD

La Ley General de Salud fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7


de febrero de 1984, y la última reforma publicada tuvo lugar el 19 de junio de
2007. Cuenta en total con 472 artículos con diversas fracciones repartidas en
18 títulos; cada título puede estar dividido en uno o varios capítulos.

 El título primero aborda el tema del derecho a la protección de la salud,


que tiene aplicación en toda la república; establece las modalidades para el
acceso a los servicios de salud y su finalidad.
 El título segundo describe al Sistema Nacional de Salud, como está
constituido, sus objetivos y qué organismo se encarga de su coordinación
(Secretaría de Salud). Asimismo, señala quién está a cargo de la
distribución y competencia del Sistema Nacional de Salud (corresponde al
Poder Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Salud).
 El título tercero trata acerca de la prestación de los servicios de salud, de
la clasificación de los servicios, de la reglamentación de la atención médica
y de la reglamentación de los prestadores de los servicios de salud.

Página | 4
 En el título cuarto se establecen los recursos para los servicios de salud y
la reglamentación para el ejercicio profesional
 En el título quinto se alude a la investigación para la salud y sus
contribuciones en materia de salud y desarrollo humano.
 En el título sexto se aclara la normatividad de la información para la salud.
 En el título séptimo se trata la promoción de la salud y su objeto.
 En el título octavo se describe la prevención y control de enfermedades y
accidentes.
 En el título noveno se reglamentan las actividades básicas de asistencia
social, prevención de invalidez y rehabilitación de inválidos.
 En el título décimo se aborda la acción extraordinaria en materia de
salubridad general.
 El título decimoprimero trata de la prevención y combate de los problemas
de salud pública causados por las adicciones,
 El título decimosegundo trata acerca del control sanitario de productos y
servicios de importación y exportación aplicable a alimentos, bebidas y
otros productos.
 El título decimotercero se refiere a la autorización de publicidad que se
refiera a salud.
 El título decimocuarto alude al control sanitario de órganos, tejidos y
cadáveres.
 El título decimoquinto trata de la sanidad internacional
 El título decimosexto se refiere a las autorizaciones y certificados.
 El título decimoséptimo trata sobre las características de la vigilancia
sanitaria a implementar.
 En el título decimoctavo se establecen las medidas de seguridad,
sanciones y delitos en materia de salud.

III. PROGRAMA NACIONAL DE SALUD

Derivado del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, principal instrumento de


planeación de la administración pública, y en cumplimiento a lo dispuesto por la
ley de Planeación, se elaboró el Programa Sectorial de Salud 2013-2018,
mediante el establecimiento de seis objetivos, 39 estrategias y 274 líneas de
acción. A continuación, se muestran los logros más destacables que el sector
salud ha alcanzado en los últimos años, por cada uno de los objetivos
planteados en el PROSESA 2013-2018.

En cuanto al Objetivo 1. "Consolidar las acciones de protección, promoción de


la salud y prevención de enfermedades", destaca el impacto que tuvo la

Página | 5
campaña "Chécate, Mídete, Muévete" en los cambios de hábitos de la
población para prevenir el sobrepeso, la obesidad y la diabetes. En este
sentido, durante 2014 se reportaron reducciones importantes en el número de
nuevos casos de diabetes mellitus e hipertensión arterial.

Para contribuir al cumplimiento del Objetivo 2 "Asegurar el acceso efectivo a


servicios de salud con calidad", se incrementó la red de prestadores de
servicios del Sistema de Protección Social en Salud, mejor conocido como
Seguro Popular. Se dio continuidad a la implementación de mecanismos en pro
de la calidad de la atención, tales como la atención a quejas, sugerencias y
felicitaciones, así como la instalación de avales ciudadanos. Se destaca
también la reducción desde el año 2000 de 42.3% en la tasa de mortalidad por
cáncer cérvico-uterino.

El Objetivo 3. "Reducir los riesgos que afectan la salud de la población en


cualquier actividad de su vida" se alcanza a través de las acciones de
COFEPRIS respecto a la emisión de registros sanitarios, así como los
aseguramientos de productos que no cumplían con los estándares establecidos
en la normatividad.

Un logro relacionado con el Objetivo 4. "Cerrar las brechas existentes en salud


entre diferentes grupos sociales y regiones del país" es la tendencia a la baja
de los indicadores de mortalidad infantil y mortalidad materna.

En el apartado del Objetivo 5 "Asegurar la generación y el uso efectivo de los


recursos en salud" se incluyen los resultados de las acciones para la
formalización laboral de trabajadores de salud en las entidades federativas.

El texto relacionado con el Objetivo 6. "Avanzar en la construcción de un


Sistema Nacional de Salud Universal bajo la rectoría de la Secretaría de Salud "
destaca el incremento en la afiliación al Seguro Popular.

IV. ORGANIZACIÓN DEL SECTOR SALUD

El Sistema Nacional de Salud es un componente sectorial del Sistema Nacional


De Planeación Democrática, que está constituido por las dependencias y
entidades de la administración pública, tanto federal como local, y las personas
físicas morales de los sectores sociales y privados que prestan sus servicios de
salud, así como por los mecanismos de coordinación de acciones, y tiene por
objeto dar cumplimiento al derecho a la protección de la salud:

Página | 6
 Entidades del Sector Salud
 Gobiernos de las entidades federativas, que se vinculan con el gobierno
federal
 Sectores social y privado

Las instituciones del sector salud tienen la obligación de respetar y ejecutar las
normas emitidas por la Secretaría de Salud, las cuales son:

 La Secretaría de Salud (SSA)


 Los Servicios Coordinados de Salud Pública en los Estados
 La Dirección General de Salud Pública en el antiguo Distrito Federal
 El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituo de Seguridad y
Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en sus
funciones, programas y servicios de salud y prestaciones económicas y
sociales.
 El subsector de asistencia social integrado por el Sistema Nacional para el
Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el Instituto Nacional de las Personas
Adultas Mayores (INAPAM) y los Centros de Integración Juvenil.

a) ESTRUCTURA Y COBERTURA

El sistema mexicano de salud comprende dos sectores, el público y el privado.


Dentro del sector público se encuentran las instituciones de seguridad social:
 Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
 Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado
(ISSSTE)
 Petróleos Mexicanos (PEMEX)
 Secretaría de la Defensa (SEDENA)
 Secretaría de Marina (SEMAR)

Las instituciones y programas que atienden a la población sin seguridad social:


 Secretaría de Salud (SSa)
 Servicios Estatales de Salud (SESA)
 Programa IMSS-Oportunidades (IMSS-O)
 Seguro Popular de Salud (SPS)

El sector privado comprende a las compañías aseguradoras y los prestadores


de servicios que trabajan en consultorios, clínicas y hospitales privados,
incluyendo a los prestadores de servicios de medicina alternativa.

¿Quiénes son los beneficiarios?

Página | 7
De acuerdo con el artículo 4° de la Constitución Política de México, la
protección de la salud es un derecho de todos los mexicanos. Sin embargo, no
todos han podido ejercer de manera efectiva este derecho. El sistema
mexicano de salud ofrece beneficios en salud muy diferentes dependiendo
de la población de que se trate. En el país hay tres distintos grupos de
beneficiarios de las instituciones de salud:

 Los trabajadores asalariados, los jubilados y sus familias


 Los auto empleados, trabajadores del sector informal, desempleados y
personas que se encuentran fuera del mercado de trabajo, y sus familias.
 La población con capacidad de pago.

Los trabajadores del sector formal de la economía, activos y jubilados, y sus


familias son los beneficiarios de las instituciones de seguridad social, que
cubren a 48.3 millones de personas:

 El IMSS cubre a más de 80% de esta población y la atiende en sus propias


unidades con sus propios médicos y enfermeras.
 El ISSSTE da cobertura a otro 18% de la población asegurada, también en
unidades y con recursos humanos propios.
 Por su parte, los servicios médicos para los empleados de PEMEX, SEDEÑA y
SEMAR en conjunto se encargan de proveer de servicios de salud a 1% de la
población con seguridad social en clínicas y hospitales de PEMEX y las
Fuerzas Armadas, y con médicos y enfermeras propios.

El segundo grupo de usuarios incluye a los auto-empleados, los trabajadores


del sector informal de la economía, los desempleados y las personas que se
encuentran fuera del mercado de trabajo, así como sus familiares y
dependientes. Tradicionalmente, este sector de la población había recurrido,
para resolver sus necesidades de salud, a los servicios de la SSa, los SESA y
el IMSS-O, y recibía servicios sobre una base asistencial.

Estas cifras nos indican que en México todavía hay más de 30 millones de
personas sin protección social en salud. Esta población recurre, para atender
sus necesidades de salud, a los servicios de la SSa, los SESA e IMSS-O.
Alrededor de 24 millones se consideran responsabilidad de la SSa y los SESA,
y alrededor de siete millones se atienden en las unidades del programa IMSS-
O.

Finalmente está la población que hace uso de los servicios del sector
privado, a través de planes privados de seguro o pagos de bolsillo. Cabe
destacar que tanto las personas con seguridad social como los pobres del
campo y la ciudad que regularmente hacen uso de los servicios de la SSa, los

Página | 8
SESA o IMSS-O, utilizan también los servicios de salud del sector privado, en
particular los servicios ambulatorios.

¿En qué consisten los beneficios?

El IMSS cuenta con un régimen obligatorio, que protege a la mayoría de sus


afiliados, y un régimen voluntario. El régimen obligatorio comprende cinco
ramos básicos de protección social: seguro de enfermedad y maternidad,
seguro de riesgos de trabajo, seguro de invalidez y vida, seguro de retiro y
vejez, prestaciones sociales y seguro de guardería y otros. El seguro de
enfermedades y maternidad garantiza atención médica, quirúrgica,
farmacéutica y hospitalaria desde el primero hasta el tercer nivel, ayuda para
lactancia y subsidios por incapacidades temporales. Las personas no
asalariadas pueden establecer un convenio voluntario con el IMSS a fin de
obtener parte de los beneficios médicos del seguro de enfermedades y
maternidad.

Los afiliados al ISSSTE, que son todos empleados del gobierno y sus familias,
y los pensionados y jubilados, cuentan con un conjunto de beneficios similares
a los que ofrece el IMSS. Su seguro de salud garantiza el acceso a servicios de
medicina preventiva, maternidad, atención médica, quirúrgica, hospitalaria,
farmacéutica, y de rehabilitación física y mental.

Los asegurados de PEMEX, SEDENA y SEMAR cuentan con beneficios


parecidos a los del IMSS e ISSSTE, incluyendo atención médica, quirúrgica y
hospitalaria de primero, segundo y tercer niveles; cobertura farmacéutica y de
rehabilitación; seguro por riesgos de trabajo, jubilación e invalidez.

El SPS garantiza el acceso a un paquete con alrededor de 260 intervenciones


de salud, con sus respectivos medicamentos, que los afiliados reciben en las
unidades de los SESA. También ofrece un paquete de 18 intervenciones de alto
costo, dentro de las que se incluye el tratamiento para cáncer en niños, cáncer
cervicouterino, cáncer de mama, VIH/Sida y cataratas.

La población no asegurada recibe en las unidades de los SESA beneficios muy


heterogéneos: servicios ambulatorios básicos en los centros de salud rurales y
un conjunto más o menos amplio de intervenciones en las grandes ciudades.

Por último, el IMSS-O ofrece servicios sobre todo en zonas rurales a través de
clínicas de primer nivel y hospitales rurales de segundo nivel. La atención se
concentra en servicios de medicina general ambulatoria y servicios
hospitalarios materno-infantiles.

Página | 9
b) FINANCIAMIENTO

 Los servicios de salud que prestan las instituciones de seguridad social a sus
afiliados se financian con contribuciones del empleador (que en el caso del
ISSSTE, PEMEX y Fuerzas Armadas es el gobierno), contribuciones del obrero
o empleado y contribuciones del gobierno.
 La SSa y los SESA se financian con recursos del gobierno federal en su
mayoría, gobiernos estatales y pagos que los usuarios hacen al momento de
recibir la atención.
 El IMSS-O se financia con recursos del gobierno federal, aunque lo opera el
IMSS.
 El SPS se financia con contribuciones del gobierno federal, los gobiernos
estatales y los individuos. Los hogares de menores recursos están exentos de
estos pagos. Con estos recursos, el SPS le compra servicios para sus afiliados
a los SESA

Comparando el gasto público en salud como porcentaje del gasto público total,
éste se ha mantenido en la misma proporción desde 2006, alrededor de 11%.
En 2006 representó el 11.9% mientras que en 2017 es del 11.2%.
El gasto público en salud no es proporcional al incremento de
beneficiarios. Mientras que en 2008 el número de derechohabientes era de 92
millones de personas, en 2017 aumenta a 149 millones de personas, lo que
representa un incremento del 60%. En cambio, el gasto per cápita pasa de
$3,222 en 2008 a $2,726 en 2017, es decir, una disminución del 15%.

El gasto per cápita se traduce como el gasto público que, en promedio, se


destina a cada persona (beneficiario). Detallando el gasto per cápita por
institución se refleja la fragmentación del Sistema Nacional de Salud ya que
instituciones de salud de los trabajadores de PEMEX, SEDENA y
SEMAR tienen un gasto per cápita de $10,671, mientras que los beneficiarios
del Seguro Popular tienen un gasto per cápita de $1,168.

¿A cuánto asciende el gasto en salud?

En países como Japón, Alemania y Suecia destinaron más del 9% de su PIB al


gasto público en salud. México se ubica en el último lugar de los países
miembros de la OCDE en cuanto al gasto en salud como porcentaje del
PIB, para el año 2017 se propone destinar el 2.7% del PIB al gasto en salud, el
promedio de los países de la OCDE es 6.6%. El gasto en salud como
porcentaje del PIB está por debajo del promedio latinoamericano (6.9%) y muy
por debajo de lo que dedican a la salud países como Argentina (9.8%),
Colombia (7.4%), Costa Rica (8.1%) y Uruguay (8.2%).

Página | 10
México presenta, por lo tanto, una de las cifras más altas de gasto de bolsillo de
la región. Este gasto expone a las familias a gastos catastróficos y/o
empobrecedores.
¿Quién gasta?

En esta clasificación se identifica qué Secretarías, Ramos generales o

Entidades de control directo ejercen este gasto.  Históricamente el gasto en


salud se distribuye en los siguientes ramos:

¿En qué se gasta?

La clasificación económica permite conocer qué tanto del presupuesto se


destina a inversión, gastos corrientes, servicios personales, subsidios, etc. La

Página | 11
SHCP en su Clasificador por Objeto de Gasto presenta las siguientes
categorías:
1. Servicios personales
2. Materiales y suministros
3. Subsidios y transferencias
4. Bienes muebles e inmuebles
5. Inversiones financieras
6. Participaciones de ingresos
7. Deudas públicas.

¿Para qué se gasta?

El análisis funcional permite conocer a qué tipo de actividades de la función


Salud se ha destinado el presupuesto. La Generación de recursos para la salud
incluye acciones de inversión en salud y en recursos (materiales y humanos)
para brindar servicios de salud.
 Dentro de la Prestación de servicios de salud a la comunidad se encuentran los
programas como:
 Vigilancia epidemiológica
 Prevención y control de sobrepeso, obesidad y diabetes
 Prevención y atención contra las adicciones
 La Prestación de servicios de salud a la persona cuenta con programas de
Suministro de medicamentos
 Atención médica
 Salud materna, Sexual y Reproductiva

La Protección social incluye las aportaciones a las entidades federativas y los


municipios (FASSA), así como el Seguro Popular. Por último, la Rectoría del
sistema de salud se encarga de destinar recursos para asegurar el acceso a los
servicios de salud, para 2017 se enfocan en avanzar en la construcción de un
Sistema Nacional de Salud Universal.

Realidad del gasto público

Los resultados obtenidos del cálculo del gasto per cápita por institución
muestran la diversidad del gasto público en salud. Debido a que la afiliación a
un sistema de salud depende del empleo, para un trabajador de PEMEX,
SEDENA o SEMAR se calcula un gasto per cápita de $10,671, en cambio, para
un afiliado al IMSS, en promedio, se destinan $3,510. El promedio total del
gasto per cápita en salud presenta una tendencia decreciente al disminuir 8%
en términos reales y pasar de $2,956 en 2010 a $2,726 en 2017.
El crecimiento promedio del número de beneficiarios, para el periodo 2010-
2017, fue de 6.3%, mientras que la tasa de crecimiento del gasto público en
salud para las instituciones estudiadas, para el mismo periodo, fue de 2.9%.

Página | 12
El incremento en el número de derechohabientes debe estar acompañado de
un incremento porcentual equivalente en el gasto público per cápita en salud,
esto permitiría mantener la calidad de los servicios de salud.

V. GARANTÍA DEL DERECHO A LA SALUD EN MICHOACÁN

En Michoacán quedó establecido por mandato el promover y garantizar la salud


como un derecho inherente de toda persona, atendiendo a las necesidades de
la población para alcanzar un grado máximo de bienestar, ello, tras la
aprobación por el pleno de la LXXIII Legislatura Local de la iniciativa de Decreto
por el que se modifica el tercer párrafo al artículo 2°, de la Constitución Política
del Estado Libre y Soberano de Michoacán.
Quedó establecido que “toda persona tiene derecho a una existencia digna, a la
educación, a la cultura, al trabajo y a la protección de la salud. El Estado
promoverá el desarrollo físico, moral, intelectual, social y económico del
pueblo”.
El Estado está obligado a respetar y garantizar este derecho a la salud,
haciéndolo accesible a toda la población, proveerlos de la seguridad social, y
más en un mundo donde existen clases sociales tan desfavorecidas por la
economía, el acceso a la salud debe de estar al alcance de todo ser humano,
aun en estado de marginación.

Las políticas públicas que implemente el Estado, deben de tener un enfoque


basado en los derechos humanos, con la finalidad de mejorar progresivamente
el goce del derecho a la salud para todas las personas, bajo los principios de no
discriminación, accesibilidad, disponibilidad, calidad, aceptabilidad y
universalidad. Con lo aprobado por el pleno del Congreso del Estado, se
establece que se debe promover y garantizar la salud como un derecho
inherente de toda persona, atendiendo las necesidades actuales de la
población, con políticas públicas enfocadas a los derechos humanos para
alcanzar un grado máximo de salud. De tal forma, que las políticas públicas que
implementen los diversos niveles de gobierno, así como las obras públicas que
proyecten, el presupuesto anual que asignen a diversas dependencias, tienen
que garantizar de forma progresiva este derecho humano vital, sin distinción de
ninguna clase entre las personas.
Dicha reforma está orientada en reconocer y promover tanto el derecho a la
integridad, educación y salud, para las personas que se encuentren en el
Estado y con la aprobación de la misma, se pretende colocar la integridad de
las personas como eje rector de diversas políticas, obligaciones estatales y
tareas sustantivas de las áreas del Gobierno, municipal o Estatal, para
potenciar las capacidades del ser humano, que puede realizar un proyecto de

Página | 13
vida digno, así también generar condiciones de nivelación gradual en la
situación de vida de las michoacanas y michoacanos.

Informe de gobierno: lo que se cumplió

El actual gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo prometió grandes


cambios en el rubro de la salud en Michoacán, en lo que va de su mandato ha
cumplido las siguientes cosas:

Infraestructura:
 Remodelación y equipamiento del Hospital Integral “General Lázaro
Cárdenas del Río”, en Jiqulpan.
 Inauguración del Centro de Atención Rural Obstétrica en la comunidad de
Carapan, municipio de Chilchota.
 En Huetamo, remodelación del Hospital Rural e inauguración del edificio de
Hidroterapia del Centro de Atención Múltiple.

Atención médica
 Han sido atendidos 59 mil 442 adultos mayores con el programa de
Gratuidad para la Atención Médica y medicamentos para los mismos,
ejerciendo 40 millones de pesos.
 Conforme acuerdo de transversalidad con la Federación, se afiliaron 116
mil adultos mayores al Programa Prospera.
 Se apoyó́ a mil 536 personas con procedimientos de hemodiálisis y otros,
con un presupuesto de 7 millones 337 mil pesos.
 Se otorgaron medicamentos, prótesis y procedimientos gratuitos para
pacientes en pobreza extrema con enfermedades oncológicas,
cardiovasculares, hemofílicas y otras.
 Mediante unidades médicas móviles, se atendieron 109 mil personas de 59
municipios de alta y muy alta marginación, con una inversión de 14
millones 496 mil pesos.
 Se ejercieron 3 millones 300 mil pesos para el acceso efectivo a la salud
de la población indígena y grupos minoritarios.

Prevención y atención temprana


 Se ejercieron 29 programas de promoción educativa en materia de salud,
con una inversión de 40 millones 673 mil pesos.
 Se realizaron 224 mil 689 detecciones de diabetes mellitus, con una
inversión de 73 millones 591 mil pesos.
 Se atendieron 426 mil 221 personas para detectar obesidad, riesgo
cardiovascular e hipertensión arterial, con inversión de 45 millones 65 mil
pesos.
 Se inocularon 1 millón 926 mil vacunas contra la tuberculosis, hepatitis B,
cáncer cervicouterino, poliomielitis, etcétera.
 Se entregaron un millón 390 mil 663 paquetes de servicios básicos de
salud, con un presupuesto de 195 millones 888 mil pesos.

Página | 14
 Se ejercieron 46 millones de pesos para los programas de Planificación
Familiar.
 Se ejercieron 80 millones de pesos en programas de salud materna y
perinatal.
 La Red Estatal de laboratorios atendió a 396 mil 700 personas y realizó 3
millones 500 mil estudios clínicos.
 Se concluyó la distribución de equipo, instrumental y mobiliario de centros
de salud y hospitales, con una inversión de 102 millones 942 mil pesos.
 Terminó una segunda etapa de formalización laboral, en beneficio de 808
servidores públicos y un ejercicio presupuestal de 58 millones de pesos.

VI. FACTORES QUE IMPIDEN EL EJERCICIO DEL DERECHO

Garantizar el Derecho a la Salud en México es un gran reto por resolver.


Si bien, la salud de la población depende de muchos factores:

 Económicos
 Políticos
 Sociales
 Científicos
 Tecnológicos
 Culturales

Estos factores requieren de coordinación, inversión económica, leyes, acciones


y políticas para perfilar la salud de la población de manera estable, progresiva y
duradera. También requiere de decisión política, es decir, que los encargados
de decidir las políticas nacionales, estén convencidos que la salud de la
población, es un factor indispensable para el desarrollo de la nación y que, lejos
de ser un gasto público es una inversión.
Un primer elemento que sirve como parámetro inicial para percibir la situación
del Derecho a la Salud y que, en cierto sentido, refleja el nivel de prioridad que
ocupa el tema en la agenda política mexicana, es el porcentaje del PIB que se
destina a este rubro. En México, sólo se invierte el 2.8%, lo cual es menor que
el que destinan diversos países latinoamericanos de desarrollo económico
semejante o menor que México (Costa Rica 4.9%, Argentina 5.1% Cuba 6.2%,
Panamá 4.8%, Brasil 3.2%). Este pequeño porcentaje, es insuficiente para
cubrir y enfrentar las diversas necesidades de salud de la población.
Además, los habitantes de México no se encuentran en condiciones
económicas para resolver sus propios problemas, ya que si tomamos en cuenta
que cerca del 65% de la población percibe entre 2 y 4 salarios mínimos (en
promedio $3,128 al mes)36, nos es evidente que la mayoría de la población

Página | 15
tiene grandes rezagos en sus necesidades básicas, lo cual afecta de manera
directa a la condición de su salud.

Por otro lado, otro factor que dificulta la implementación de soluciones a los
problemas de salud, es la fuerte desigualdad económica que existe en
nuestro país, factor que tiene una fuerte relación con los tipos de enfermedades
que cada grupo social de la población enfrenta. En las zonas más pobres y
marginadas se afrontan enfermedades del rezago, ocasionadas principalmente
por la escasez de los determinantes básicos y el acceso a los bienes y servicios
de salud. Además, en las regiones del sur, nos encontramos con altos
porcentajes de desnutrición (sufren de anemia en los estados del Sur el 22% de
mujeres entre 12 y 49 años y el 27.6 de niños entre 6 y 59 meses), muertes por
enfermedades curables y relacionadas con la reproducción. Mientras que, en
las zonas urbanas, las enfermedades están relacionadas principalmente con
malos hábitos alimenticios, la vida sedentaria y los altos niveles de presión
nerviosa. Así, en la población del norte y centro del país, podemos encontrar
graves problemas de obesidad y sobrepeso (24 millones de personas en el país
padecen obesidad, cifra que coloca a la nación en el tercer lugar a nivel
mundial), principales factores para desarrollar enfermedades que integran las
principales causas de muerte en el país (diabetes mellitus, enfermedades
isquémicas del corazón, cerebro-vasculares). De esta manera, las políticas de
salud deben trabajar de manera integral para atacar diversos y graves
problemas a la vez, a los cuales hay que sumar el surgimiento de nuevas
enfermedades infecciosas como el V I H / S I D A y seguir controlando las que
ya se habían erradicado y que han resurgido (viruela, sarampión y hepatitis).

VII. MORELIA

Morelia es una ciudad mexicana, capital del estado de Michoacán de Ocampo y


cabecera del municipio homónimo. 

Morelia es la ciudad más poblada y extensa del estado de Michoacán y la


vigésima séptima a nivel nacional, con un área de 78 km² y una población de
784,776 habitantes según los resultados del Censo de Población y Vivienda
2015 del INEGI, situándose en el 27° lugar del país en cuanto a población se
refiere. Su Zona Metropolitana contaba con 911,960 habitantes en ese mismo
año, ocupando el lugar 19 entre las mayores zonas metropolitanas del país.
Asimismo, es la urbe más importante del estado desde el punto social, político,
económico, cultural y educativo.

Página | 16
INFORMACIÓN GENERAL DEL MUNICIPIO

EVOLUCIÓN DE LAS CARENCIAS SOCIALES EN EL MUNICIPIO

Página | 17
BALANCE Y PROSPECTIVA DEL DESARROLLO SOCIAL EN EL
MUNICIPIO DE MORELIA

El Informe Anual sobre la Situación de Pobreza y Rezago Social en el municipio


de Morelia destaca la reducción del porcentaje de la población en condición de
pobreza extrema en el periodo comprendido entre 2010 y 2015, el cual pasó de
6.84% a 5.85%, lo que representa un decremento de 0.98 puntos porcentuales.

Los esfuerzos para abatir la pobreza y garantizar el ejercicio de los derechos


sociales en el municipio pueden percibirse por medio de la disminución
consistente de cada una de las carencias. Mediante un comparativo de los años
2010 y 2015 se observa que el mayor avance en puntos porcentuales se dio en
la carencia por acceso a los servicios de salud, la cual pasó de 37.49% a
22.14%, lo que representa una reducción de 15.35 puntos porcentuales.

El segundo indicador con mejor desempeño fue rezago educativo, que cayó de
19.73% a 15.24%, lo que implica un decremento de 4.49 puntos porcentuales.
Finalmente, la mayor disminución en términos absolutos (93,131 personas) es
la del indicador de la carencia por acceso a los servicios de salud, que pasó de
264,743 personas en 2010 a 171,612 personas en 2015. Tomando en cuenta
los resultados obtenidos, es posible concluir que hay una mejora en la mayoría
de los indicadores de pobreza en el municipio.

Algunas áreas de oportunidad se identifican en el abatimiento de la carencia


por acceso a los servicios de salud, la carencia por acceso a la alimentación y
la carencia por calidad y espacios en la vivienda, indicadores que se
encuentran 0.86, 6.49 y 6.92 puntos porcentuales por debajo del promedio
estatal, respectivamente

Página | 18
EVOLUCIÓN DEL PORCENTAJE DE INVERSIÓN DE RECURSOS EN EL
ABATIMIENTO DE LAS CARENCIAS SOCIALES

HOSPITALES EN MORELIA

Página | 19
Página | 20
Página | 21
VIII. TARÍMBARO

Tarímbaro es un municipio del estado mexicano de Michoacán. Se localiza al


norte del estado, a una altitud de 1 860 msnm.
Limita con los siguientes municipios: al norte con Copándaro y Cuitzeo, al este
con Álvaro Obregón, al sur con Morelia y Charo, y al oeste con Chucándiro. Su
distancia a la capital del estado es de 12 km.

INDICADORES SOCIODEMOGRÁFICOS

• La población total del municipio en 2010 fue de 78,623 personas, lo cual


representó el 1.8% de la población en el estado. • En el mismo año había en el
municipio 19,291 hogares (1.8% del total de hogares en la entidad), de los
cuales 4,363 estaban encabezados por jefas de familia (1.7% del total de la
entidad).

• El tamaño
promedio de los
hogares en el
municipio fue de
3.8 integrantes,
mientras que en
el estado el
tamaño promedio
fue de 4
integrantes.
• El grado
promedio de
escolaridad de la
población de 15
años o más en el
municipio era en
2010 de 8.5,
frente al grado
promedio de
escolaridad de 7.4 en la entidad.

• En 2010, el municipio contaba con 45 escuelas preescolares (1% del total


estatal), 49 primarias (0.9% del total) y 20 secundarias (1.3%). Además, el
municipio contaba con dos bachilleratos (0.5%) y una escuela de formación
para el trabajo (0.3%). El municipio no contaba con ninguna primaria indígena.
• Las unidades médicas en el municipio eran 12 (1% del total de unidades
médicas del estado).

Página | 22
• El personal médico era de 38 personas (0.6% del total de médicos en la
entidad) y la razón de médicos por unidad médica era de 3.2, frente a la razón
de 5.6 en todo el estado.

MEDICIÓN MULTIDIMENSIONAL DE LA POBREZA

• En 2010, 27,863 individuos


(27.7% del total de la
población) se encontraban
en pobreza, de los cuales
23,459 (23.3%) presentaban
pobreza moderada y 4,404
(4.4%) estaban en pobreza
extrema.

• En 2010, la condición de rezago educativo afectó a 18.3% de la población, lo


que significa que 18,422 individuos presentaron esta carencia social.

• En el mismo año, el porcentaje de personas sin acceso a servicios de salud


fue de 25.2%, equivalente a 25,384 personas.

• La carencia por
acceso a la
seguridad social
afectó a 51.4% de
la población, es
decir 51,802
personas se
encontraban bajo
esta condición.

• El porcentaje de
individuos que
reportó habitar en
viviendas con mala calidad de materiales y espacio insuficiente fue de 9%
(9,059 personas).

• El porcentaje de personas que reportó habitar en viviendas sin disponibilidad


de servicios básicos fue de 2.4%, lo que significa que las condiciones de
vivienda no son las adecuadas para 2,450 personas.

• La incidencia de la carencia por acceso a la alimentación fue de 24.8%, es


decir una población de 24,945 personas

Página | 23
Indicadores der rezago social

Las incidencias de los rubros de infraestructura social a los que se destinarán


los recursos del FAIS son:
• Viviendas con un solo cuarto (4.6% del total), viviendas con piso de tierra
(4.1%), viviendas que no disponen de drenaje (3.4%), viviendas que no
disponen de agua entubada de la red pública (2.1%), viviendas sin ningún bien
(0.7%) y viviendas que no disponen de energía eléctrica (0.6%).

Las incidencias en otros indicadores de rezago social son:

• Población de 15 años y más con educación básica incompleta (43.5% del


total), población sin derechohabiencia a servicios de salud (33.8%), viviendas
que no disponen de lavadora (33.5%), viviendas que no disponen de
refrigerador (11.9%), población de 15 años o más analfabeta (6.2%), población
de 6 a 14 años que no asiste a la escuela (5%) y viviendas sin
excusado/sanitario (2.9%).

Página | 24
ANEXOS

De acuerdo a las encuestas realizadas, se realizaron gráficas sobre los temas


más relevantes, siendo las preguntas:

 ¿En tu comunidad hay algún hospital público?


 ¿Cuentas con algún tipo de seguridad social?
 Tipo de seguridad social
 ¿Cuentas con los recursos económicos para acudir a un hospital privado?
 ¿Cómo calificas el servicio de salud?
 ¿Has tenido malas experiencias con el sistema de salud?
 En tu comunidad el derecho a la salud es:

Con las preguntas seleccionadas para realizar los gráficos que se muestran a
continuación, basta para comprender mejor la apreciación por parte de la
población del sistema de salud y el cumplimiento del derecho en general.
¿En tu comunidad hay
algún hospital público?

No

54% 46%

Gráfica 1

Gráfica 1.
En referencia a estos resultados, se aprecia una mínima ganancia por las
personas que no tienen en su comunidad ningún hospital público o centro de

Página | 25
salud; analizando más a fondo las encuestas, nos damos cuenta de que
prácticamente todos los no corresponden a Tarímbaro.
¿Cuentas con algún tipo de
seguridad social?
No

54% 46%

Gráfica 2

Gráfica 2.
En este análisis de datos, también se aprecia una mínima ganancia por parte
Gráfica 3
Tipo de seguridad social
de los sí; en esta ocasión Tarímbaro también gana en los no, pero no por
mucho.

6
5
4
3
2
1
0
IMSS ISSSTE Seguro No tiene
Popular

Página | 26
Gráfica 3.
En esta gráfica se aprecia que la mayoría de personas encuestadas no cuenta
¿Cuentas con los recursos
con ningún tipo de seguridad; quienes si cuentan con ella están divididos entre
el IMSS, ISSSTE y Seguro Popular, siendo el primero el más utilizado, lo cual

económicos para acudir a


concuerda con la investigación teórica realizada.

un hospital privado? Sí
No

23
77 %
%
Gráfica 4

Gráfica 4.
El noGráfica
gana 5por mucho en esta pregunta, dejando claro las cifras oficiales de

¿Cómo calificas el servicio


pobreza en Tarímbaro y Morelia.

de salud?
8
6
4
2
0
Excelente Bueno Regular Malo

Página | 27
Gráfica 5. ¿Has tenido malas
Esta gráfica se divide básicamente entre lo regular y lo malo, con un mínimo
experiencias con el
porcentaje que piensa que es bueno y ninguno que piensa que sea excelente.
Lo que nos demuestra una vez más la inconformidad ante estos servicios.
sistema de salud? Sí
No

8%
92
%
Gráfica 6

Gráfica 6.
El sí ocupa prácticamente todas las encuestas, reafirmando una vez lo
ineficiente del cumplimiento de este derecho y analizando más a profundidad
En tu comunidad el
las encuestas, se aprecian numerosos casos que de verdad son indignantes.

cumplimiento del derecho a la


salud es:
15
10
5
0
Gráfica 7
Eficiente Deficiente

Página | 28
Gráfica 7.
Por si no quedaba claro, aquí se muestra la realidad del cumplimiento del
derecho universal a la salud, comprobando que realmente es deficiente y no
atiende las necesidades de la población, dejando vulnerable a los más pobres.

Página | 29
Página | 30
Página | 31
Página | 32
Página | 33
Página | 34
Página | 35
Página | 36
Página | 37
Página | 38
Página | 39
Página | 40
Página | 41
Página | 42
CONCLUSIÓN

Ante este panorama de la situación de la salud en Morelia y Tarímbaro


podemos destacar que, en relación a la igualdad, desde los inicios del Sistema
Nacional de Salud, la distribución de los bienes y servicios de salud ha sido
desigual.
Podemos observar que el Estado Mexicano parte de una concepción
libertariana, en la que favorece la libertad de elección, por encima de la
igualdad. Aunque esta igualdad de elección se ve fuertemente condicionada por
la capacidad económica que cada miembro de la población tenga. Por ejemplo:
cuántas elecciones puede tener el 65% de la población que percibe entre 2 y 4
salarios mínimos, cuando Alberto Medina Chanona, Presidente de la
Asociación de Sociedades Médicas de Hospitales Privados ha destacado que,
los servicios privados de salud, durante los últimos cinco años se han
encarecido más del 50%, los “tratamientos hasta cinco veces en diez años” y
“las medicinas de patente se cobran a los pacientes tres o cuatro veces más
caro”.

Los gobiernos de Morelia, Tarímbaro y en general de México, deben reconocer


las obligaciones mencionadas en el artículo cuarto de la Carta Magna,
asumirlas y tomar medidas para cumplirlas a toda la población. El aspecto
psicológico también puede verse mermado en el caso de las personas con
carencias sociales, entre ellas la salud, por la insatisfacción que eso les
produce y por tanto altera su estado de bienestar. El aspecto social ha sido
enunciado cuando entre las finalidades del derecho a la protección de la salud
se ha mencionado el tener una mejor calidad de vida y al contar con valores
que permitan mantenerla y contribuir con ello al desarrollo social, o bien, entre
los servicios por medio de la asistencia social a grupos en situación de
vulnerabilidad, lo cual no se ha logrado del todo. Por lo anterior, no se ha
cumplido adecuadamente con el derecho a la protección de la salud a todas las
personas, por lo que se requiere reconocer de forma expresa la “adaptabilidad
social a una vida plena” como guía de actuación y de la toma de medidas en el
Estado mexicano.
La vulnerabilidad de ciertos grupos sociales en cuanto a la protección de la
salud se caracteriza: 1. Por su pertenencia a un grupo, 2. Por su condición de
fragilidad respecto de otros que los coloca en desventaja, 3. Por la necesidad
de solicitar los servicios de salud de forma urgente o común que resulta en la
violación de su derecho a la protección de la salud, la integridad personal, y la
vida entre otros, 4. Por la fricción cultural al momento de la solicitud y en su
caso el maltrato recibido y la ignorancia acerca de cómo contrarrestarlo 5. Por
la falta de compromiso profesional y ética de los médicos y de responsabilidad
de las instituciones de la salud con la población y por la falta de compromiso del
Estado mexicano con las personas.
Lo cual no debería ocurrir en Tarímbaro, Morelia ni en ninguna parte de nuestro
país.

Página | 43
En México se requiere voluntad política para atender el derecho a la protección
de la salud de todas las personas y para ello, debe visualizarse de forma
integral: El derecho a la protección de la salud es un derecho humano, incluido
entre los derechos económicos, sociales y culturales.
Como derecho constitucional y humano debe ser respetado, cumplido,
protegido y garantizado de acuerdo al contenido y alcances que le
corresponden conforme al parámetro sustancial de derechos humanos
establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
Debe atenderse a los determinantes básicos de la salud y a los determinantes
sociales con un compromiso serio.
Hay violaciones a los derechos humanos por prácticas irregulares de las
autoridades y los servidores públicos que se pueden evitar y erradicar.
El orden jurídico mexicano y la toma de decisiones en México puede lograr la
transversalización de los derechos humanos en favor de la dignidad.

Página | 44
FUENTES DE CONSULTA

 https://www.gob.mx/salud/acciones-y-programas/direccion-general-de-
evaluacion-del-desempeno
 https://www.gob.mx/salud/seguropopular
 https://www.gob.mx/issste
 https://www.salud.gob.mx
 https://centrosmedicosyhospitales.com/mexico/MICHOACAN+DE+OCAMP
O
 https://mexico.mx/empresas/michoacan-de-ocampo/Morelia/hospitales-
generales-del-sector-publico
 http://www.corteidh.or.cr/tablas/R08064-9.pdf
 http://ciep.mx/gasto-en-salud-propuesta-2017/
 http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-
36342011000800017
 https://infonavit.janium.net/janium/Documentos/57963.pdf
 https://www.coneval.org.mx/coordinacion/entidades/Michoacan/Paginas/pob
reza_municipal2015.aspx

Página | 45