Está en la página 1de 27

ANTOLOGÍA DEL NARCOTRÁFICO EN MÉXICO Y SU IMPACTO ECONÓMICO Y

SOCIAL
¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!
Infierno, Canto Tercero, La Divina Comedia.
Dante Alighieri (1265 – 1321)

Julio C. Cosbert
Primero que nada, quiero aclarar que este no es un artículo de opinión, no es una disertación
filosófica o metafórica. Es una recopilación cronológica que empecé accidentalmente, un tanto por
curiosidad, y no lo niego, ¡un tanto por morbo! La he ido expandiendo poco a poco en mis ratos
libres. Sé que varias de mis descripciones les parecerán a algunos una exaltación o admiración hacía
los narcotraficantes. No hay tal. ¡Es un mero espejismo! No apoyo ni comulgo con el narcotráfico,

1
pero es iluso pensar que el narcotráfico no forma parte de nuestra cultura, de nuestra historia y si
me apuran, de nuestra tradición.

No sé ustedes, pero siempre he tenido una debilidad por las precuelas, por las tragedias personales
o las causas perdidas. Ya sea en películas, libros o noticias, soy un apasionado por conocer los
orígenes de los personajes, de la etiología de su maldad. En este caso, las noticias de ejecuciones
me traían dudas muy precisas. ¿Cómo fue que empezó todo? ¿Cuándo comenzó el Chapo? ¿Qué
ocasionó la guerra entre cárteles? ¿Quién fundó el Cártel del Golfo? ¿Quiénes fueron los jefes de
estos jefes que ahora tienen al país entre sus manos?

Quería hacer una especie de árbol genealógico que se remontara al origen de los cárteles. Imposible.
Las conexiones que rigen al narcotráfico son demasiadas. No he logrado forma alguna de construir
un diagrama ordenado alrededor de ningún personaje. Demasiadas líneas, demasiados familiares,
uniones, quiebres, alianzas. No me queda otra que platicar una historia lo más ordenada posible, y
esperar no confundirme en el proceso.

PRIMERA GENERACIÓN DEL NARCOTRÁFICO: EL INICIO

Está claro que el tráfico de sustancias prohibidas tiene muchísimo tiempo y que nunca podríamos
remontarnos a su origen. Pero lo que aquí intento platicar son los inicios del narcotráfico como
organización, como estructura social más que como actividad delictiva.

Y aunque en realidad hubo más, me voy a enfocar en dos símbolos que comenzaron todo. Dos
solitarios lobos que lograron convertir el vulgar contrabando en una estructura organizacional a la
que se le define vagamente como “crimen organizado”.

Estos hombres son Juan Nepomuceno Guerra y Pedro Avilés Pérez. Cada uno empezó por su lado,
uno del lado del Golfo, otro del lado del Pacífico. En esos tiempos el país aún era muy grande y dos
organizaciones aún podían coexistir fácilmente sin tener que competir.

Juan Nepomuceno Guerra – Zona del Golfo.

Conexiones familiares: Tío directo de Juan García Abrego

Nacido en 1915, desde finales de los 30 empezó a contrabandear whisky a EUA a través de
Tamaulipas y Nuevo León. Por ahí de los 50 comenzó a ocupar ayudantes para que le cruzaran la
mercancía pues él se quedaba del lado mexicano con los proveedores como garantía hasta que el
producto era entregado.

Es difícil saber en qué momento su organización tomó forma, pero a diferencia de Pedro Avilés, el
inmediatamente empezó a sobornar a altos mandos en México para facilitar el crecimiento de su
grupo.

Entre sus múltiples conexiones de la época (1958-1964), destaca la de Raúl Salinas Lozano (padre
de Carlos Salinas) y la de Joaquín Hernández, La Quina (Futuro líder petrolero). Gracias a ellos, Juan
N. Guerra logró convertir su grupo en una organización integral de narcotráfico que a la larga
tomaría un nombre: Cártel del Golfo. Además de eso, acogió en el grupo y enseñó todo lo que sabía
a su sobrino y mano derecha, Juan García Abrego.

2
Pedro Avilés Pérez (El león de la Sierra) – Zona del Pacífico

Conexiones familiares: Tío directo de Joaquín “el Chapo” Guzmán y de Jesús Labra “Don Chuy”.

Pionero del narcotráfico a gran escala, comenzó en la década de los 60. Su área de acción era Tijuana
y Chihuahua. Lo que no podía lograr por corrupción como Juan N Guerra, lo lograba con medios
alternos. Avilés fue el primero en utilizar aviones para contrabandear drogas a Estados Unidos.

Entre los principales miembros de su organización estaban:

Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto” – Tesorero;

+Conexiones familiares: Tío directo de Amado Carrillo, Padrino de Rafael Caro Quintero

+Un sujeto a simple vista primitivo, con pinta del clásico bandido de montaña. La realidad es que
era un hombre pensativo y de trato amable.

–Rafael Caro Quintero – Capataz

+Conexiones familiares: Primo segundo de Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”, Primo
segundo de Amado Carrillo, sobrino de Lamberto Quintero (Si, el del corrido), ahijado de “Don
Neto”.

+Comenzó en la organización desde los 12 años. Conocido por su valentía y su “cara de niño”
tratándose de tú a tú con cualquier persona a pesar de su edad.

–Juan José Esparragoza Moreno “El Azul” – Transportador

+ Conexiones familiares: Concuño y compadre del “Chapo” Guzmán, compadre del Ismael “el Mayo”
Zambada, compadre de Amado Carrillo, suegro de una hermana Beltrán Leyva.

+Alegre, tomador, bromista, el clásico tipo que “inspira confianza”. (Para muestra, tan sólo vean
cuantos lo han “acompadrado”) Pongan mucha atención a este sujeto.

–Miguel Ángel Félix Gallardo – Policía estatal de Sinaloa y guardia de Leopoldo Sánchez, gobernador
de Sinaloa.

+Conexiones familiares: Tío directo de Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”, se creía que era
tío de los hermanos Arellano Félix (Falso).

+Félix Gallardo era el encargado de hacer tratos con funcionarios clave y de presentar a Caro
Quintero y a Fonseca con políticos poderosos.

¿Qué marcó el fin de la generación?

-A finales de los 70 y a sus más de 60 años, Juan Nepomuceno adquiere serios problemas de salud
y le cede paulatinamente el control del cártel del Golfo a su sobrino Juan García Abrego.

-Del otro lado del país, Pedro Avilés muere el 15 de septiembre de 1978 en un tiroteo con la policía.
La organización, que nunca tuvo una identidad definida, estuvo a punto de desmembrarse. Sin
embargo, Miguel Ángel Félix Gallardo, el policía, tomó a tiempo las riendas para abrirse paso a una
nueva generación: La generación dorada del narcotráfico.

3
SEGUNDA GENERACIÓN: LA DÉCADA DORADA

Zona del Pacífico: El Cártel de Guadalajara

A la muerte de Pedro Avilés en el 78, la organización es rescatada por Félix Gallardo, Caro Quintero
y Fonseca Carrillo. Empiezan a entablar relaciones directas con el Cártel de Medellín de Pablo
Escobar, y gracias a eso el grupo pasa de ser simples “transportadores” a ser “proveedores”. Esto
incrementa sus ganancias enormemente y así se funda el que eventualmente llegara a ser el cártel
más grande en la historia de México: El Cártel de Guadalajara.

Miguel Ángel Félix Gallardo “El Padrino”

El líder natural y moral del cártel de Guadalajara. Ni siquiera los otros dos fundadores dudaban de
su liderazgo. “Era hombre de palabra, de trato antes de que disparos, de convencimiento y no de
ejecuciones” (Blancornelas, fundador de ZETA). Para él, era “mejor un mal arreglo que un buen
pleito”. No usaba anillos, medallas de oro, ni le gustaban los corridos. Además, gracias a las
conexiones que obtuvo como policía, empezó a desparramar billetes a todas las escalas haciendo
su organización la más grande que haya existido en el país. Jamás un narcotraficante en México tuvo
tanto poder y mando. Fue también el primero en contratar buenos abogados para el grupo, pues se
dio cuenta que no basta con corromper oficiales para sobrevivir. La paz que se mantuvo durante esa
segunda generación fue gracias a su visión de negocios.

Durante toda la década de los 80, Félix Gallardo logró lo que nunca nadie había logrado, mantener
unidos, y en paz, a todos los capos de un cártel completamente engranado dentro del aparato de
gobierno.

Rafael Caro Quintero “El greñas”

El “cara de niño” ya se había ganado un lugar con Pedro Avilés y a su muerte se vuelve cofundador
del Cártel. El impulsivo, el emprendedor, el arriesgado del grupo. Él inventó la cosecha agroindustrial
de marihuana sin semilla, con un rendimiento de ocho veces mayor al de la marihuana mexicana
normal. Su sangre caliente fue casi siempre mantenida a raya por Félix Gallardo.

–Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”

Al fundar el cártel, él actúa como un punto medio entre las temerarias ideas de Caro Quintero y las
conservadoras posiciones de Félix Gallardo. Se convierte en protector y descubridor de nuevos
talentos. Invitó a su sobrino Amado Carrillo a que hiciera algunos trabajos de robo de autos para él.
Sin embargo, después lo mandó a Ojinaga, Chihuahua a que vigilara unos envíos y a que aprendiera
de las operaciones de la frontera con Pablo Acosta Villareal, el encargado fronterizo.

Lugartenientes del Cártel de Guadalajara

-Héctor Luis “El Güero” Palma Salazar

+Conexiones familiares: Ninguna conocida

4
-Joaquín “El Chapo” Guzmán

+Conexiones familiares: Sobrino de Pedro Avilés, primo de los Beltrán Leyva.

-Juan José Esparragoza “El Azul”

+Conexiones familiares: Ya mencionadas anteriormente.

-Ismael “El Mayo” Zambada

+Conexiones familiares: Compadre del “Chapo” Guzmán, compadre de Juan José Esparragoza “El
Azul”

-Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”

+Conexiones familiares: Sobrina de Félix Gallardo, prima de Rafael Caro Quintero

-Jesús Labra Avilés “Don Chuy”

+Conexiones familiares: Sobrino de Pedro Avilés.

-Pablo Acosta Villareal

+Conexiones familiares: Ninguna conocida

+Lugarteniente de la frontera en Cd. Juárez y Ojinaga. Mentor de Amado Carrillo, a quién Fonseca
le mandó encargado. Amado se vuelve un incondicional, convirtiéndose en su jefe de seguridad
hasta el día de su muerte en 1987. A su muerte, Rafael Aguilar Guajardo toma el mando en Cd.
Juárez y Amado el segundo a bordo.

-Javier Caro Payán

+Conexiones familiares: Primo de Rafael Caro Quintero.

+Lugarteniente de la frontera en Tijuana. Su secretario particular era el joven Benjamín Arellano


Félix.

En 1985, Caro Quintero comete una imprudencia torturando y asesinando a un agente de la DEA,
Enrique Camarena Salazar (aunque hay una línea de investigación que fue personal de la CIA). Esto
provoca una fuerte presión internacional hacia México que tiene que efectuar una cacería hacia el
cártel. Caro Quintero y su padrino Don Neto son arrestados por ese crimen y ni los abogados del
cártel pueden hacer nada para liberarlos. La estructura del cártel de Guadalajara, sin embargo,
quedó intacta.

Zona del Golfo: Cártel del Golfo

Del lado del Golfo, las cosas también transcurrieron con calma en esa década.

Juan García Ábrego era el líder de facto del cártel del Golfo, pero el viejo Juan Nepomuceno aún
actuaba como su consiglieri y era el símbolo moral que mantenía pacificado al grupo.

5
García Ábrego no se quiso quedar atrás del cártel de Guadalajara y él también comienza negocios
directos con Colombia, sólo que, con el cártel contrario, el cártel de Cali. Al convertirse en
proveedor, el cártel del Golfo comenzó a compartir el riesgo de las operaciones al ganar 50% de
ganancias por envío, en lugar de los USD 1500 por kilo que recibían anteriormente.

Ábrego mantiene las influencias de su tío y el cártel crece durante todo a finales de los 80s y
principios de los 90 gracias a la protección de dos influyentes amigos. Mario Ruiz Massieu, y Raúl
Salinas de Gortari, el hermano “incómodo”.

Su relación con el Cártel de Guadalajara no era buena, más, sin embargo, la tensión entre ellos nunca
escaló más allá de enfrentamientos aislados.

¿Qué marcó el fin de la generación?

– En 1990 atrapan a un Juan Nepomuceno Guerra ya en silla de ruedas. Para ese entonces el
liderazgo del cártel del Golfo ya era totalmente de García Ábrego. Sin embargo, la aprehensión de
su tío modificó el planteamiento del cártel, que poco a poco comenzó a tomar una actitud más
violenta hacía la competencia, en particular contra el grupo de Pablo Acosta Villareal (y después de
Aguilar Guajardo)

– Del otro lado, en 1989, Félix Gallardo es traicionado y arrestado por Guillermo González Calderoni,
un comandante de la PJF que trabajaba para el cártel pero que también tenía lazos de la infancia
con Juan García Ábrego.

Félix Gallardo intentó manejar el grupo desde la cárcel por un tiempo, pero al final decidió hacer lo
impensable: repartir el pastel. Claro, no recibiría un centavo en la cárcel, pero a su familia no le
faltaría nada.

Por medio de Juan José Esparragoza “El Azul” (quien ya se había convertido en el mediador por
excelencia gracias a la confianza que inspiraba), Gallardo convocó a todos sus “soldados” a una
reunión en Acapulco. Así comenzó en México la repartición de “territorios.”

-Tecate: Joaquín “El Chapo” Guzmán

-Ciudad Juárez: Rafael Aguilar Guajardo (Sucesor del fallecido Pablo Acosta Villareal, ya mencionado
arriba. Su mano derecha ya era Amado Carrillo)

-San Luis Rio Colorado: Luis Héctor “el Güero” Palma

-Nogales y Hermosillo: Emilio Quintero Payán (Otro tío de Caro Quintero)

-Tijuana: Jesús Labra “Don Chuy” (Él delegaría después la plaza, dejándosela a los Arellano Félix y
actuando como su padrino o consiglieri)

-Sinaloa: Ismael “El Mayo” Zambada, y Baltazar Díaz Vega “El Balta” (Padrino de Valentín Elizalde)

-Mexicali: Rafael Chao, agente de la Dirección Federal de Seguridad

Además, Rigoberto Campos y Javier Caro Payán tenían la libertad para moverse por todas las plazas
sin causar problemas y actuar únicamente como enlace. En cada plaza podrían llegar otros
narcotraficantes, siempre y cuando pagaran una “cuota” al titular de esta.

6
Las reglas eran simples: “Nada de pleitos, un territorio para cada uno, respétenlo, ayúdense,
pónganse de acuerdo.” (Blancornelas, pg. 54).

Si todos ellos hubieran seguido las instrucciones de Félix Gallardo, ahora existiría el cártel más
poderoso del mundo. La historia fue otra… Nunca se imaginó “El Padrino”, que esta repartición iba
a provocar la guerra más cruenta de la historia moderna de México.

TERCERA GENERACIÓN DEL NARCOTRÁFICO: “HABEMUS IMPUNITAS”

La repartición pacífica de territorios duró más poco de lo que se pensaba.

Por órdenes de Félix Gallardo, Tijuana era de los hermanos Arellano Félix, cortesía de Jesús Labra
“Don Chuy”. El Chapo y el Mayo Zambada debían pagar comisión si querían pasar por ahí. Pero
cuando el Mayo vivió ahí, él pasó cuantas veces quiso y en la cantidad que pudo. Benjamín Arellano
nunca le dijo nada, pero le llevo la cuenta, hasta que un día le dijo: “Ya nos debes veinte millones
de dólares”. Esto fue en 1992

El Mayo reconoció; debo, pero no tengo. Pasaron los días y la cifra aumentó en lugar de disminuir
así que Ramón Arellano, el matón del grupo, simplemente ordenó ejecutarlo para dejar precedente
con el resto. El intento de homicidio fracasó de una manera fortuita. El Chapo al enterarse decide
apoyar a Zambada, pues nunca estuvo de acuerdo en que Tijuana fuera territorio de cuota. Para él
no era justo pagar en frontera, al fin y al cabo, tenían que pasar obligatoriamente por ahí.

A partir de ahí empezó la guerra entre el Cártel de los Arellano Félix y la alianza Chapo-Zambada.
Los bandos empezaron a formarse y la tercera generación de líderes, más sanguinaria que la
anterior, estaba dispuesta a pelear.

Cártel de Tijuana

Tras la repartición, “Don Chuy” le cede el poder a Benjamín Arellano Félix y con él a todos sus
hermanos. El Cártel de Tijuana fue sencillamente el cártel más poderoso en la segunda mitad de los
90. Logró tener como enemigos a prácticamente todos los grupos del Pacífico. Y sin embargo se
mantuvo a la cúspide pues entre varias cosas aprendieron bien de Félix Gallardo y mantuvieron la
misma estructura de poder que el Cártel de Guadalajara y el requisito fundamental de todo gran
cártel: Tener entre sus líderes a un gran cerebro (Benjamín), a un gran sanguinario (Ramón), y a un
moderador (“Don Chuy”)

Durante esa década fueron atrapados líderes de todos los grupos, pero el cártel de Tijuana salió casi
integro. Tenían gente en todas las esferas de gobierno y disfrutaban de la impunidad en todo su
esplendor. Incluso se recuerda todavía el día en que desfiló frente a miles de personas Julio César
Chávez rumbo a Los Pinos después de la pelea contra el “Macho” Camacho. En el convertible, junto
con él, saludando a la gente, iba nada menos que Francisco Rafael Arellano Félix.

7
LA FAMILIA, S.A. Historia de la familia Arellano Félix

Mucho se ha escrito sobre la familia Arellano Félix, líderes del Cártel de Tijuana. Se sabe que son
originarios de Culiacán, pero pocos conocen que al patriarca era originario de Tamazula, Durango, y
que a finales de los años 40 emigró a la capital sinaloense junto con otros familiares y se estableció
en el barrio "El Coloso".

Benjamín Francisco Arellano Sánchez conoció en Culiacán a la que a la postre se convirtió en su


esposa, Alicia Isabel Félix Azueta, originaria del poblado de Bacurimí y media hermana de Miguel
Ángel Félix Gallardo, en ese entonces agente de la Policía Judicial del Estado.

La pareja procreó ocho hijos. El primero fue Francisco Rafael, luego Benjamín, Eduardo, Ramón,
Enedina, Alán, Alicia María y Javier.

Personas que conocieron a los Arellano Félix aseguran que después de vivir algunos años en el barrio
"El Coloso", la familia se mudó a una casa más amplia, ubicada en Teófilo Noris, entre Juárez e
Hidalgo, lugar conocido como el barrio "La Vaquita".

Ahí nació la mayoría de los ocho hermanos, bajo la tutela de "Don Min", quien tenía en el mismo
inmueble una tienda donde vendía desde mercería, ropa usada que traía de Estados Unidos, así
como alcohol y tabaco que en esa época estaba prohibida su venta.

El mayor del clan, Francisco Rafael, nació el 24 de octubre de 1949 bajo el signo de Escorpión, al
igual que sus hermanos Ramón y Javier, quienes también vieron su primera luz bajo ese signo
zodiacal.

"El Pancho Arellano" ayudaba a su padre para salir adelante, por lo que una vez que abandonó sus
estudios de secundaria, junto con sus hermanos se dedicó a traer "fayuca" de Tijuana, dijo unos de
sus familiares.

Debido a su afición por la música, junto con sus hermanos Benjamín y Ramón creó un equipo musical
llamado Sonido Escorpio, el cual rentaban para fiestas particulares; al poco tiempo los apodaron
"Los Escorpiones".

A finales de los años 60 los hermanos Arellano Félix eran jóvenes muy populares, sobresalían en la
escuela, vestían buena ropa, traían dinero. La familia había pasado a ser de clase media alta.

Luego la familia compró el edificio donde hasta hace algunos años se hallaba el Registro Civil, la
manzana ubicada por Teófilo Noris, entre Juárez y Colón, ubicado frente a la residencia familiar.
Años más tarde, el edificio fue asegurado por la PGR, aunque después de un largo juicio, fue
devuelto a su dueña, Alicia Isabel Félix Azueta.

A principios de los años 70, aún con el parentesco que la madre guardaba con Félix Gallardo, no se
vislumbraba que aquellos muchachos podrían llegar a ser parte del narcotráfico en Sinaloa y mucho
menos formar uno de los cárteles más poderosos y violentos que ha existido, reveló un tío de
presuntos narcos.

La familia Arellano Félix:

▪ Francisco Rafael (Asesinado)

8
▪ Benjamín (Detenido)
▪ Javier (Detenido)
▪ Ramón (Fallecido)
▪ Alán
▪ Enedina
▪ Alicia María
▪ Eduardo

Los inicios

A mediados de los años 70, la familia Arellano Félix se mudó a Guadalajara, pero Francisco Rafael,
quien ya era dueño del salón de fiestas "El Chaplin", que inicialmente se localizaba en Lomas del
Bulevar, se quedó en Culiacán y después de algunos años se fue a vivir a Mazatlán donde fundó la
discoteca Franky'O.

El segundo en separarse de la familia fue Benjamín. En 1975 en Guadalajara conoció a un


narcotraficante llamado Javier Caro Payán, "El Doctor Caro", quien lo adoptó como su secretario y
se lo llevó a Tijuana, afirma Jesús Blancornelas en su libro El Cártel.

"El Doctor Caro", recibía en la ciudad fronteriza cargamentos de cocaína colombiana y luego la
enviaba a Detroit, Atlanta, Nueva York, Boston y también a Canadá.

Según el periodista, un cliente canadiense de "El Doctor Caro" fue detenido en Estados Unidos y
obligado a llamarle para citarlo en algún lugar para pagarle, por lo que Caro Payán al llegar a la "cita"
fue detenido y extraditado a Canadá.

La detención de su jefe permitió a Benjamín tomar el control de las operaciones de narcotráfico en


Tijuana siendo apoyado por su hermano Ramón, quien ya comenzaba a formar parte del grupo.

Con el apoyo de su tío Jesús Labra Avilés, Benjamín y Ramón se adueñaron de la plaza de Tijuana en
1979, donde conocieron a los que serían en el futuro sus principales operadores. La mayoría eran
jóvenes de familias acomodadas.

Para ese entonces, Félix Gallardo se había erigido como "El jefe de jefes" tras la muerte de Pedro
Avilés, ocurrida el 15 de septiembre de 1978 en el lugar conocido como "La Y griega", sobre la
carretera a Tepuche, en Culiacán.

El llamado "Zar de la Cocaína" estaba rodeado por gente como Amado Carrillo Fuentes, quien se
convertiría en "El Señor de los Cielos"; Héctor Luis "El Güero" Palma Salazar, Joaquín "El Chapo"
Guzmán Loera e Ismael "El Mayo" Zambada García.

También Ernesto Fonseca Carrillo, "Don Neto"; Rafael Caro Quintero, Manuel Salcido Uzueta, "El
Cochiloco"; Juan José Esparragoza Moreno, "El Azul. Con el tiempo, todos ellos se convertirían en
capos del narcotráfico.

9
El reparto de las plazas

Miguel Ángel Félix Gallardo fue uno de los más grandes jefes del narcotráfico en México. Nunca un
narco tuvo tanto poder y mando que él. Era hombre de palabra y con mucha clase, según
publicaciones de Jesús Blancornelas.

Su detención ocurrida en 1989 fue más por necesidad política que por sorprenderlo con las manos
en la masa; dio lucha legal; la ganó, pero no se la reconocieron. La autoridad tuvo miedo a la
venganza.

Aún en prisión era influyente y respetado, por eso invitó a los novatos del narco que eran su "gente"
y "su familia", porque en ese entonces cártel no era ni siquiera palabra conocida.

Organizó una reunión de toda su gente. Se llevó a cabo en Acapulco. Nadie los molestaría en ese
sitio. Por primera vez el narcotráfico se dividió en "territorios":

Tecate: fue para Joaquín Guzmán Loera.

Ciudad Juárez, Chihuahua y Nuevo Laredo: Rafael Aguilar Guajardo.

San Luis Río Colorado: Luis Héctor Palma Salazar.

Nogales y Hermosillo: Emilio Quintero Payán.

Tijuana: Jesús Labra Avilés y sus sobrinos Benjamín y Ramón.

Sinaloa: Ismael Zambada García y Baltazar Díaz Vera.

Mexicali: Rafael Chao, agente de la Dirección Federal de Seguridad.

A principios de los 90 el sueño de Félix Gallardo se derrumbó: aterrizaron las venganzas y "cada uno
jaló para su santo", afirma Jesús Blancornelas.

Educación para los hermanos menores

En Guadalajara, Enedina Arellano termina su carrera de licenciada en Contaduría Pública que había
iniciado en la Universidad Autónoma de Sinaloa y contrae nupcias con el empresario Luis Raúl
Toledo Carrejo o Cornejo.

Alicia María por su parte se gradúa como odontóloga y se casa con un reconocido dentista de
nombre Demetrio Zamora Gaxiola, revela la revista Arcana en su portal de Internet.

Mientras tanto, Eduardo "El Gualín", también termina su carrera de médico cirujano, según la
fuente.

'Los Aretes' controlan Tijuana

La PGR afirma que quien facilitó la expansión de los Arellano Félix en Tijuana, también conocidos
como "Los Aretes" fue su tío político Jesús "El Chuy" Labra, quien tenía muchos contactos en el
mundo empresarial, espectáculos y el deporte local.

10
De ahí los contactos que tuvieron los Arellano con figuras como el excampeón mundial de boxeo
Julio César Chávez o el grupo Los Tucanes de Tijuana, quienes sin duda eran los favoritos del cártel,
según publicaciones de la revista Arcana.

Si Benjamín fue el cerebro, "El Chuy Labra" fue el principal y discreto operador, pero alejado de la
violencia, se dedicaba más a formar las relaciones con los hombres de dinero, de poder y a
corromper a las fuerzas de seguridad.

Mientras tanto, Ramón era el hombre de acción, responsable de los comandos armados y de la
seguridad del grupo. Le encantaba participar en los "ajustes de cuentas".

Los colaboradores más cercanos de los Arellano Félix eran Ismael Higuera Guerrero "El Mayel",
responsable de los sicarios y de las operaciones del Cártel. Fue detenido alcoholizado en una fiesta
con su novia colombiana en Ensenada el 3 de mayo de 2000.

Arturo Everardo "El Kiky" Páez, jefe de los narcojuniors, quien contaba con Fabián Martínez, "El
Tiburón"; Alfredo Hodoyán Palacios, Merardo León Hinojosa, “El Abulón”; Endir Meza, Agustín
Hodoyán Palacios, “El Tribi”; Alfredo Brambilia, “El Bramboiler”; los hermanos Berber Campos y
Fabián Reyes Partida.

Otro de los que formaron parte del cártel fue José Humberto Rodríguez Bañuelos, "La Rana", ex
comandante de la PJE de Sinaloa y uno de los principales gatilleros. Después de una balacera fue
detenido el 30 de marzo de 2001 en Tijuana.

Otros narcojuniors:

▪ Gustavo Miranda Santacruz


▪ Roberto Pareyón Rosas
▪ Rodrigo Rottenhausler
▪ Érick Rottenhausler
▪ Gonzalo Durán Peña
▪ Alberto González Ortega
▪ Alejandro Weber Barrer

Dos décadas de impunidad

El reinado de los Arellano Félix en Tijuana se extendió por dos décadas y mucho se debió en parte a
que la nómina semanal del CAF superaba el millón de dólares para comprar la protección de las
autoridades, según la DEA.

Expertos en narcotráfico señalan que la caída del Cártel de Tijuana comenzó al tratar de asesinar a
Ismael "El Mayo" Zambada García, por una deuda de 20 millones y ser señalados como los
responsables de la muerte del Cardenal, Juan Jesús Posadas Ocampo, asesinado el 24 de mayo de
1993.

Los Arellano Félix se enfrascaron en una lucha por el control de todo el territorio del Pacífico contra
"El Mayo" y "El Chapo", este último operaba aun estando en prisión en el penal de Puente Grande,
Jalisco.

11
En 1993 Francisco Rafael fue detenido en Tijuana por el delito de acopio de armas y fue sentenciado
a 10 años de prisión. Tres años después de haber cumplido su pena de prisión, fue extraditado a
Estados Unidos y posteriormente liberado. El 18 de octubre de 2013, fue asesinado en una fiesta
infantil que el organizó por un individuo que se disfrazó de payaso y le disparó a quema ropa en
cinco ocasiones. Se dice que el crimen fue orquestado por “El chino ántrax” (José Rodrigo Aréchiga),
ex lugarteniente de sicarios del Mayo Zambada y fundador de la célula delincuencial “Los ántrax”,
parte del cártel de Sinaloa.

A principios de 2002 el presidente Vicente Fox declaró la guerra a los Arellano Félix, pero según una
fuente federal se debió a que los capos dieron un paso que en el pasado los carteles mexicanos se
habían negado a dar: se asociaron con la principal fuerza armada en América Latina, las FARC.

El punto clave para debilitar al cártel fue la detención por parte de las Fuerzas Especiales del Ejército
de Jesús Labra Avilés, capturado el 11 de marzo del año 2000, el cual reveló mucha información
sobre la familia Arellano-Félix. El debilitamiento del cartel fue por el asesinato de Ramón Arellano
Félix, en una balacera cruzada el 10 de febrero de 2002 en Mazatlán Sinaloa. La caída definitiva del
cártel se dio cuando fue capturado Benjamín Arellano Félix en Puebla el 10 de marzo de 2002, un
poco más de un mes del asesinato de su hermano Ramón.

Cártel de Juárez

Amado Carrillo “El señor de los cielos” o “El Águila Blanca”

Aguilar Guajardo adquiere Chihuahua en el reparto fundando el Cártel de Juárez. Amado Carrillo lo
suple cuando Aguilar es asesinado en 1993 (se cree que por órdenes de Amado). Amado Carrillo
toma el poder con intenciones muy claras, formar otro gran mega cártel. El hecho de ser el “sobrino
de Don Neto” le abre muchas puertas y varios capos se le unen. Serían conocidos como “Los 11
grandes” de Amado Carrillo, entre ellos estaban el “Mayo Zambada”, los Beltrán Leyva (primos del
Chapo), Nacho Coronel y por supuesto, El Azul. Amado Carrillo siguió manteniendo buenas
relaciones con el grupo del Chapo y el Güero Palma que se conocería como el Cártel de Sinaloa.

Además, utilizan las habilidades mediadoras del Azul para negociar una tregua con el Cártel del Golfo
de García Abrego. “A ese pacto se le llamó “La paz del norte” porque puso fin a una larga etapa de
matanzas … que sacudían a Cd. Juárez y a Tamaulipas” (Ravelo) Y lo más importante, le permitió
enfocar sus atenciones en su enemigo más cercano: El cártel de Tijuana

Todos ellos mantuvieron una férrea batalla contra el Cártel de Tijuana. Carrillo estuvo varias veces
a punto de ser asesinado por los Arellano Félix, pero siempre escapó. Se recuerda mucho el ataque
a un restaurante donde escapa de milagro por una puerta de atrás.

Finalmente, en 1997 muere accidentalmente a causa de un sedante durante una cirugía plástica.
Existe la versión de que fue asesinado por los Arellano Félix, aunque dista mucho de ser su modus
operandi. Su hermano, Vicente Carrillo “El Viceroy” toma el mando del cártel.

12
Cártel de Sinaloa

El Chapo y el Güero Palma se unifican en el cártel de Sinaloa después de la repartición de territorios


y se convierten en un bloque asociado al Cártel de Juárez de Amado Carrillo. Las batallas y atentados
que sostuvo contra el Cártel de Tijuana también fueron innumerables.

De parte de los Arellano Félix es más que conocido el intento de asesinar al Chapo en el que
terminaron balaceando al cardenal Posadas Ocampo al confundir su carro en el Aeropuerto de
Guadalajara.

De parte del Cártel de Sinaloa, destaca la balacera en la discoteca Christine de Puerto Vallarta en
donde intentaron emboscar a los Arellano Félix, pero los sorprendieron en el baño, logrando agarrar
únicamente al más joven; Francisco Javier “el Tigrillo” Arellano Félix. Aunque no lo crean, lo dejaron
libre pues “con él no era el problema”

(Esta generación es probablemente la última generación en donde aún existían unas pocas muestras
de respeto ante aquel “código” entre mafias: No meterse con la familia, No meterse con viejos
líderes, no ejecutar reporteros honestos, etc.)

En 1993, el Chapo es arrestado en Guatemala. En 1995 el Güero Palma es arrestado después de que
su avioneta chocara de camino a una fiesta.

El Chapo, a diferencia de Palma, sí siguió dirigiendo al grupo desde la cárcel. Pero jamás lo hubiera
logrado sólo, así que le pidió a su compadre el “Mayo” Zambada que dejara las operaciones del
Cártel de Juárez para manejar sus intereses en el cártel de Sinaloa. El Mayo Zambada cuidó las
operaciones del Chapo durante los 8 años que estuvo en prisión. Jamás lo traicionó, jamás lo mandó
matar, jamás le intentó quitar el control.

En el negocio de la droga no existen los amigos, por eso cuando logras dar con uno, pueden ocurrir
verdaderos milagros. Así le ocurrió al Chapo, quién se volvió el narcotraficante más peligroso y
buscado en el mundo entero. Lo más curioso es que nunca salió de su natal Sinaloa.

Cártel del Golfo

La tregua de García Abrego contra el Cártel de Juárez no le impidió asociarse con el Cártel de Tijuana.
Él tenía al presidente y al congreso, los Arellano tenían el poder Judicial. Raúl Salinas acudía
puntualmente a todas las fiestas de García Abrego.

Su época dorada duró justamente hasta que los Salinas salieron de la presidencia. En 1995 Abrego
fue aprehendido y sentenciado a 11 cadenas perpetuas. Después de él, el liderazgo del Golfo le
pertenecía al lugarteniente Salvador “Chava” Gómez. Sin embargo, su amigo y jefe de operaciones,
Osiel Cárdenas, lo manda asesinar inmediatamente, tomando el mando del cártel y ganándose su
merecido apodo “El Mata Amigos”.

13
A Osiel Cárdenas le faltaba algo para liderar al Cártel del Golfo: la experiencia. Aún no era su tiempo.
No tenía ni tuvo el talento ni la visión de Benjamín Arellano, el Chapo u otros. Para él todo se
arreglaba con balazos.

En cuanto toma el poder, Osiel rompe la tregua con el Cártel de Juárez y la guerra contra ellos y
contra el Cártel de Sinaloa renace.

¿Qué marcó el fin de la generación?

– El cambio de gobierno. Con la llegada de Fox al poder el gobierno cambió de aliados.

Los Arellano Félix, intocables durante los 90 fueron atrapados rápidamente. Ramón Arellano fue
muerto en un enfrentamiento con la policía en 2002, Benjamín fue arrestado en el mismo año. Don
Chuy fue arrestado en el 2001.

– En la otra cara de la moneda, el Chapo Guzmán se escapa mágicamente de Puente Grande tan
sólo mes y medio después de que Fox tomara protesta. La huida se dio sin ningún disparo, ningún
herido. Simple y sencillamente salió escondido en el carro de la lavandería. Hubo 78 empleados que
estuvieron involucrados en el escape.

– También por las mismas fechas, en 1999, Osiel Cárdenas recluta a 31 exmiembros de las GAFES
(Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales) como grupo armado de élite contra el Cártel de Juárez y
de Sinaloa. El líder de este grupo, Arturo Guzmán Decenas (quien le había hecho el favor de matar
al “Chava” Gómez), tenía como clave de radio, “Z-1” cuando formaba parte de la PJF. Fue así como
él y los otros treinta hombres fueron bautizados como “Los Zetas”.

Cuarta generación del Narcotráfico: Alianzas y traiciones

Los “Zetas” comenzaron a rendirle frutos a Osiel Cárdenas inmediatamente. Su eficacia era
sorprendente. Eran un grupo de personas especialmente entrenadas para matar, secuestrar,
ajusticiar. El Cártel del Golfo comenzó a ganar terreno rápidamente. Pero el “Mata amigos” seguía
siendo muy descuidado en sus crímenes y se veía en la necesidad de utilizar a Los Zetas cada vez
más y más. Empezaron como un brazo armado de operaciones especiales, y terminaron manejando
parte del negocio.

El regreso del Chapo

Inmediatamente después de su fuga, el Chapo convoca a una reunión con varios cárteles. La
“amistad” entre el Cártel de Sinaloa y de Juárez no era suficiente. Los Zetas estaban pegando fuerte.
Se necesitaba una verdadera conjunción para contrarrestarlos. Gracias a las negociaciones entre él,
el Mayo, el Azul y otros capos mayores, en 2001 se funda la “Federación”. Estaría formada por el
Cártel de Sinaloa, el Cártel de Juárez, el Cártel de Colima (De los Amezcua Contreras) y el Cártel del
Milenio (De Armando Valencia y familia). De los dos últimos cárteles no se ha hablado aquí por
cuestiones de espacio.

En la Federación, se designaba a:

+Vicente Carrillo- Lugarteniente de Chihuahua

+Mayo Zambada- Lugarteniente de Sinaloa

14
+Jesús Amezcua Contreras- Lugarteniente de Colima

+Armando Valencia- Lugarteniente de Nuevo León

+Arturo Beltrán Leyva (primo del Chapo)- Lugarteniente de Sonora.

Cártel del Golfo-Cártel de Tijuana

Los Zetas por su parte, al ir adquiriendo más importancia dentro del Cártel del Golfo, comenzaron a
entrenar a otros pequeños grupos armados del Cártel. Entre esos grupos armados, había uno que
cuidaba sus intereses en Michoacán: La Familia. Y era de vital importancia que los activos de La
Familia fueran entrenados y asesorados por Los Zetas pues el grupo de los Valencia estaba ganando
la zona en Michoacán.

En marzo del 2003, Osiel Cárdenas es atrapado por el ejército. Siguió dirigiendo las operaciones
desde la cárcel, pero encerrado en La Palma conoce a Benjamín Arellano Félix. Juntos, y desde el
mismo penal, pactan una alianza para competir contra el Chapo. El Cártel de Tijuana y el Cártel del
Golfo ahora estaban unidos contra la Federación.

Tras la caída de los dos Arellano Félix comentada en la sección anterior, el cártel de Tijuana había
sido retomado por la hermana Enedina Arellano Félix y Eduardo Arellano Félix, el único hermano
que no tenía nada que ver con los negocios. Eduardo era médico, sin ninguna experiencia criminal,
y al más puro estilo de “El Padrino” se ve obligado a tomar los negocios de la familia en la ausencia
de sus hermanos. El Cártel del Golfo por su parte, fue administrado por el hermano de Osiel
Cárdenas, Antonio Cárdenas “Tony Tormenta” y por Eduardo Costilla “El Coss”

Pero con la ausencia de Osiel Cárdenas, los Zetas tomaron aún más poder en el Cártel del Golfo.
Todas las decisiones tenían que ser ahora también aprobadas por ellos. Tras la muerte de Arturo
Guzmán, el Z-1 (2002) y la captura de Alejandro Morales, el Z-2(2004), Heriberto Lazcano el “Z-3” se
convierte en el líder de los Zetas.

La Federación

Vámonos del lado de la Federación otra vez. Pues Vicente Carrillo “El Viceroy” no puede mantener
el liderazgo en Juárez por mucho tiempo. Los “11 grandes” de Amado Carrillo (o más bien, los que
quedaban) no lo veían como un líder fuerte. El Chapo está de acuerdo con los quejosos y la
Federación desconoce al “Viceroy” como líder del Cártel de Juárez. “Nosotros le debemos lealtad a
Amado, no a su hermano” (Ravelo, Proceso Ed.1746)

Una desbandada de gente (llámese el Mayo, El Azul, Nacho Coronel, los Beltrán Leyva) se van del
lado del Chapo abandonando a Vicente Carrillo. Con esto, el Viceroy se retira de la Federación con
un Cártel de Juárez muy debilitado.

Después de esto, Arturo Beltrán Leyva “El Barbas”, primo y lugarteniente del Chapo, contrata a un
enorme estratega, Edgar Valdez Villareal “la Barbie” como jefe de seguridad. La “Barbie” forma un
comando élite para enfrentar a Los Zetas llamado “Los Negros”; el nuevo brazo armado de la
Federación. Para 2005, ya tenía frentes de batalla en todo el país. Embestía en el Golfo a Tony

15
Tormenta (hermano de Oziel), en Tijuana a los Arellano Félix, en Chihuahua a Vicente Carrillo.
Dominaron rápidamente Sinaloa, Sonora, Coahuila y Durango.

En 2006, el Azul consigue para la Federación una tregua con la Familia Michoacana. Ellos se
separarían de Los Zetas y a cambio, la Federación los ayudaría a sentar un Cártel independiente en
Michoacán retirando al grupo de los Valencia.

¿Qué marcó el fin de la generación?

-En enero del 2008, es arrestado Alfredo Beltrán Leyva “El Mochomo”. Tan sólo tres meses después,
Iván Guzmán, un hijo del Chapo que había sido arrestado es liberado por falta de pruebas.

La coincidencia era muy fuerte y Arturo Beltrán culpó al Chapo de negociar con el gobierno la
libertad de su hijo a cambio de Alfredo. Los Beltrán Leyva rompen con La Federación y el 8 de mayo
se cobran la jugada ejecutando a otro hijo del Chapo, Edgar Guzmán. Con esto se consolida la
fundación de su propio cártel, llevándose con ellos a “La Barbie”, y junto con él, a Los Negros.

-De nueva cuenta, Juan José Esparragoza “El Azul” da muestras de su habilidad. A finales del 2007
entabla pláticas para negociar otra tregua. Ahora, con nada más ni nada menos que con sus
enemigos históricos; el Cártel del Golfo.

Pocos capos se atreverían a viajar a Tamaulipas a platicar en persona con su peor enemigo. Y de los
que se atrevieran, ninguno saldría vivo, excepto él.

A estas alturas ya se habrán dado cuenta de la trascendencia de este sujeto en la historia moderna
del narcotráfico en México.

No por nada El Azul ha sido mencionado en todas las secciones anteriores. El Azul es el único capo
de todo México que sigue activo desde la primera generación. Y esto es por dos razones:

Tiene un don para inspirar confianza y entablar negociaciones que muy poca gente en el negocio
posee. “Es un capo muy hábil. Le cae bien a todos. Él no asesina por asesinar. No le gusta la violencia.
Mata con el dinero y con su carisma…Y le gusta mucho el alcohol. Por eso entre los narcotraficantes
no sólo se le respeta. También se le quiere.” (Ravelo, Proceso Ed.1746)

Siempre se ha mantenido en estratégicas segundas posiciones en el negocio. Él conoce bien la


historia. Estando a la cabeza sólo hay dos formas de terminar: en la tumba o en el tambo.

-Los Zetas ya mantenían demasiadas tensiones con los líderes del Cártel del Golfo. Y no vieron con
buenos ojos las negociaciones entre el Cártel del Golfo y el Cártel de Sinaloa. La tensión continua
hasta que, a finales del 2009, Lazcano, el Z-3 convoca a una junta masiva en Matamoros con los 400
Zetas de más alto rango. ¿La razón?, someter a votación el asunto de una vez por todas: ¿Estaban o
no de acuerdo en firmar una tregua con la organización del Chapo Guzmán? La democracia se
impuso.

16
Quinta Generación del Narcotráfico: el monstruo de siete cabezas

Cártel de Los Zetas

Al rechazar la asociación con el Cártel de Sinaloa, Los Zetas se separan del Cártel del Golfo,
estableciéndose como un cártel independiente al mando de Heriberto Lazcano (El Z-3, o El “Lazca”)
a partir de enero del 2010.

La organización de los Zetas es distinta a la de los demás cárteles pues mantienen una estructura
bidimensional que está basada en células regionales, y al mismo tiempo en células especializadas
en delitos, denominadas “estacas”. Esto provoca que cualquier miembro sólo pueda conocer a un
número limitado de Zetas. Además, limita el poder que cualquier lugarteniente pueda llegar a tener
en caso de una traición. No sólo eso, sino que existen los halcones o vigías, que protegen las redes,
y además hay auditores que vigilan a todos los niveles de la organización.

Cártel de Tijuana

En octubre de 2008, es capturado el Michael Corleone de la familia, Eduardo Arellano Félix (“El
Doctor”). Enedina Arellano Félix comparte ahora el liderazgo con su sobrino, Luis Fernando Sánchez
Arellano. Sin embargo, no muchos están de acuerdo en continuar el nepotismo en la organización y
el Cártel estaba al borde de la ruptura entre el grupo de Luis Fernando, y el grupo de Teodoro García
Simental “El Teo”. Pero “El Teo” fue arrestado en La Paz el 12 de enero del 2010 y la paz interna se
mantuvo al menos por un tiempo más.

El grupo sigue aliado a los Zetas

Cártel Beltrán Leyva

Después de romper con el Chapo Guzmán, el Cártel Beltrán Leyva se alió con los Zetas para
exterminar a su primo y exjefe. El 16 de diciembre de 2009, el líder del grupo, Arturo Beltrán Leyva,
“El Jefe de Jefes”. fue acribillado por la Naval Mexicana. El 30 de diciembre, el menor de los
hermanos, Carlos Beltrán Leyva fue arrestado.

A la muerte de Arturo, varios arreglos florales llegaron a su velorio prometiendo al difunto que
matarían a” la Barbie”, lo cual hace pensar en una traición de este. De ahí, el Cártel se dividió en dos
facciones contrarias. Un bando es liderado por Héctor Beltrán Leyva “El Inge”, el único hermano
activo. El otro bando es dirigido por Edgar Valdez Villareal, “La Barbie” y Gerardo Álvarez “El Indio”
a quien acaban de capturar en abril antes de que se publicara su supuesta paternidad de un hijo de
Alicia Machado.

Su separación es definitiva y ya las investigaciones periodísticas hablan por separado de un Cártel


Valdés Villareal, y un Cártel Beltrán Leyva.

Su alianza con los Zetas continúa, aunque se espera que, en una vez estabilizada la rivalidad, el grupo
de “La Barbie” sea separado de la Alianza (también conocida como la Compañía).

17
Cártel de Juárez

Vicente Carrillo “El Viceroy” aún es el líder del Cártel de Juárez que al no ser reconocido por el grupo
del “Chapo” Guzmán, se ha aliado al Cártel de Tijuana y a los Zetas para exterminarlos utilizando a
su brazo armado “La Línea”. La batalla que entabla con el Chapo en Ciudad Juárez está casi perdida
y es el grupo más debilitado de las últimas épocas. En el último mes han recurrido en su
desesperación a carros bomba y al llamado narcoterrorismo.

Cártel de Sinaloa

Al ser abandonados por los Beltrán Leyva, la Barbie y gran parte de su poderío armado, El Chapo y
el Mayo se replegaron un poco de ciertos territorios tan sólo para dar tiempo al Azul a que terminara
las negociaciones con el Cártel del Golfo. Ahora, con la Alianza Sinaloa-Golfo-Milenio-Familia, han
empezado a reocupar territorios enemigos.

Es una creencia popular que este cártel sigue siendo el cártel “consentido” del gobierno, pues las
detenciones en este sexenio han sido ínfimas comparadas con las del resto de los cárteles. Tan sólo
el 13 de Mayo de 2010, fue liberada la ex esposa del Chapo que había sido arrestada un día antes.
El investigador Edgardo Buscaglia del ITAM contabilizó para el diario The Economist que, de los
53,174 arrestos relacionados con las drogas, sólo 941 (un 1.8%) estaban asociados al cártel de
Sinaloa. (Reveles, pg. 44)

Sin embargo, en Julio de 2010, Nacho Coronel, uno de los 4 principales líderes del Cártel de Sinaloa
fue muerto por los militares. Esto pareciera contradecir esa hipótesis, aunque existe la teoría de que
él estaba independizándose demasiado de los otros líderes del cártel (Osorio, Proceso Ed. 1761).
Nacho controlaba por sí solo más del 50% de las drogas sintéticas, lo que nos hace esperar sin
muchas dudas que la sangre que se derramará para ocupar ese mercado no será poca.

En abril de 2010, el Mayo Zambada le concede un encuentro a Julio Scherer de Proceso. Contestó
muy pocas preguntas al periodista y el Mayo no es un hombre que le guste estar en los reflectores
así porque sí. Todo indica que el encuentro lo planeo por otro motivo. Se desconoce a la fecha cuál
sea su objetivo final.

Cártel del Golfo

Dirigido actualmente por Eduardo Costilla “El Coss”, y Antonio Cárdenas “Tony Tormenta”, el cártel
entablaba una difícil guerra contra sus exempleados Los Zetas. Ahora, gracias a su alianza con el
grupo del Pacífico, en los últimos dos meses ha recibido como ayuda cientos de miembros de la
Familia que han viajado al Norte del país a balancear la situación.

Cártel de La Familia Michoacana

Manteniendo su base de operaciones en Michoacán, La Familia ha entrado ya a más de 12 estados


aliada con el cártel de Sinaloa y del Golfo. Su líder es Nazario Moreno González “El Chayo” que ha
organizado el cártel al estilo de un culto semi religioso. Los desplegados del cártel nombran a las
matanzas “justicia divina” o “actos de Dios”. Obliga a todos sus hombres a cargar con un manual
espiritual llamado “Pensamientos”, que él mismo escribió sobre superación personal y cristianismo.

18
Alianzas actuales

Cártel de Juárez-Cártel de Tijuana-Cártel de los Beltrán Leyva-Los Zetas

Mejor conocidos como “La Alianza” o “La Compañía”

Cártel de Sinaloa-Cártel del Golfo-Cártel del Milenio-La Familia

Conocidos como “La Nueva Federación” o “Cárteles Unidos Contra los Zetas”

(Cualquier parecido con el TUCOM del 2006 es mera coincidencia)

Y así es como llegamos hoy, en un punto crítico para todos los protagonistas de esta quinta
generación.

De más está decir que no están todos los que son, aunque si son todos los que están.

No he mencionado nada acerca del Cártel del Milenio de los Valencia, el Cártel de Oaxaca de Pedro
Díaz Parada o el Cártel de Colima de los Amezcua Contreras. El espacio lo ha impedido pero las
conexiones entre ellos y el resto de los cárteles también existen, aunque en menor medida.

¿Qué marcará el fin de la generación?

Puede ser la muerte de algún grande, puede ser alguna traición, puede ser simplemente el cambio
de sexenio en el 2012 el que detone un reacomodo en las organizaciones judiciales a favor de otro
cártel.

La única certeza sobre el futuro es que hay suficientes candidatos para suplir a los actuales líderes.
La historia nos ha enseñado que mientras la demanda de droga siga constante, las organizaciones
para proveerla siempre tendrán la naturaleza de la Hidra. Al cortar una cabeza, crecerán dos más. Y
cada nuevo líder se ganará su poder actuando más sanguinario y cruel que su antecesor.

Poco nos queda hacer a nosotros más que aguantar. Esperar a que esta volatilidad creada por la
estrategia de gobierno de los últimos 3 años y estas dos últimas generaciones se desvanezca.

Se podrán proponer muchas cosas, realizar foros, gastar millones del presupuesto. Pero al final, esta
guerra, y en general el problema de la inseguridad (ojo, no el del narcotráfico) sólo va a tener tres
desenlaces posibles.

1. Con la victoria absoluta de uno de los cárteles


2. Con una gran tregua entre cárteles
3. Con un paulatino decremento en el consumo internacional de drogas, que provoque la
debilitación financiera de los grupos y logremos retroceder a un contrabandismo
desorganizado.

IMPACTO ECONÓMICO DEL NARCOTRÁFICO EN MÉXICO

En el trabajo técnico que fue un insumo para el libro sobre costos de la violencia, Robles, Calderón
y Magaloni (2013) proponen dos estrategias para superar este escollo. En primer lugar, utilizan la
proporción de incautación de cocaína en Colombia con la distancia de un municipio a la frontera con

19
Estados Unidos como instrumento para aislar la variación en homicidios de aquellos factores que
afectan simultáneamente a la economía y los niveles de violencia vinculada con el narcotráfico, así
como de cambios en la economía que puedan impactar en la tasa de homicidios. Mientras mayor
sea la proporción de incautación de cocaína en Colombia, el precio mundial —y en consecuencia el
valor de mercado— de la droga se incrementa. El encarecimiento de las drogas es más acentuado
en las zonas fronterizas de México, debido a su proximidad al mercado estadounidense.

En segundo lugar, dado que el municipio es la unidad de análisis del estudio, los autores aproximan
la actividad económica usando información sobre el consumo interno de electricidad por habitante,
debido a que no existen series temporales del producto interno bruto municipal. Asimismo, utilizan
datos de la proporción de personas empleadas, autoempleadas y desocupadas, así como del ingreso
laboral, para captar dimensiones relevantes del mercado de trabajo.

El resultado es contundente: el narcotráfico es nefasto para una economía. El análisis con variables
instrumentales muestra que un incremento de un homicidio relacionado con el narcotráfico por
cada 10,000 habitantes genera, a nivel municipal:

• una disminución de 2% en la proporción de personas que trabajan en el mismo trimestre y


una reducción de 3% en el trimestre siguiente
• un aumento de 1.5% en la tasa de desempleo
• una baja cercana al 0.4% en la proporción de personas propietarias de negocios
• una reducción del 0.5% en la proporción de personas autoempleadas.

Asimismo, los autores encuentran que el incremento de un homicidio vinculado con el narcotráfico
por cada 100,000 habitantes genera una disminución aproximada del ingreso laboral en 1.2%.

Microeconomía

Las ganancias que arroja el tránsito de drogas, por ejemplificar y dimensionar, entre la
comercialización triangulada de cocaína que ocurre de Colombia, cruzando por México hasta su
llegada a EUA, genera entre USD 13.6 y USD 48.4 millones anualmente. Los ingresos de los sicarios
de rangos más bajos son de entre $5,000 y $10,000, si están a cargo de la protección y venta de
drogas los ingresos se encuentran en un rango entre $100,000 y $300,000 pesos mensuales,
continuando en aumento en proporción del peligro y responsabilidad que tienen los
narcotraficantes y el prestigio que estos han adquirido.

Macroeconomía

El 78% los sectores económicos del país han sido infiltrados por los cárteles del narcotráfico,
principalmente el minero, agropecuario, farmacéutico, químico y el área de fideicomisos, que ni
siquiera están regulados, afirmó Edgardo Buscaglia, investigador de la Universidad de Columbia y
presidente del Instituto de Acción Ciudadana.

20
El especialista en crimen organizado destacó que los cárteles han establecido un patrimonio a partir
de 23 ilícitos, los cuales se vinculan al 40 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, de
acuerdo con información del diario El Universal.

Asimismo, Buscaglia apuntó que esta base patrimonial, “con enorme protección política en México”,
se ha expandido a otras regiones y los cárteles se han involucrado en delitos que van desde la
piratería hasta el tráfico de personas.

El propósito es “esconder” el dinero proveniente de actividades ilícitas y diversificar su colocación


en muchos sectores de la economía, a través de empresas ‘fantasma’ o fideicomisos. “Eso lo vienen
haciendo los grupos criminales mexicanos de gran envergadura”, sostuvo.

Refirió que los grupos criminales mexicanos se dedican a delitos patrimoniales en 47 países. Sin
embargo, hasta ahora no existe en México un solo caso de desmantelamiento patrimonial de
ninguno de los sectores económicos afectados, ni por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público ni de la Función Pública. Tampoco hay un solo funcionario de alto nivel sentenciado por
corrupción ligada al narcotráfico.

Pérdida social.

La guerra contra el narcotráfico que inició desde el 1° de diciembre de 2006 hasta la terminación
hasta abril de 2018 contabilizó 250,547 homicidios. Muchos de ellos son causados por las
ejecuciones sumarias entre los grupos delincuenciales, sin embargo, no se ha hecho una estimación
de cuál es la proporción de la población que ha perdido la vida por la llamada guerra del narco y la
deposición de esta por el gobierno de AMLO.

Muchos de los decesos han sido causados por el comercio de estupefacientes y las actividades de la
logística de introducción de estos a plazas en territorio nacional. Sin embargo, existe un portafolio
de actividades delictuosas derivadas de la formación del narcotráfico como ha sido la extorsión, los
secuestros, la trata de personas y los asesinatos por estar el lugar y momento equivocado, como es
el caso de los retenes o de las balaceras entre grupos criminales.

El narcotráfico ha permeado a la cultura de los mexicanos y sobre todo en algunos estados de la


región norte como es el caso de Sinaloa. El narco cultura se ha vuelto un camino alternativo para
venerar a los capos del narcotráfico mexicano mediante corridos, series de televisión nacionales y
extranjeras, narcotours en la zona de Tepito en la Ciudad de México o en los lugares emblemáticos
en Culiacán y Mazatlán en Sinaloa.

Son muchos los jóvenes que prefieren enfilarse a los escaños del crimen organizado con el objetivo
de mejorar su calidad de vida, acabando totalmente con su calidad moral. Es una manera de llegar
a los niveles salariales de puestos gerenciales o directivos, sin tener que prepararse
académicamente y hacer una carrera profesional llena de altas y bajas.

Ahora los jóvenes que eligen el “difícil camino fácil” deben desarrollar nuevas competencias como
aprender a vigilar a ciertos objetivos (personas) aprender a disparar tanto armas de precisión como
de dispersión a conducir sagazmente en motocicleta y a reprimir sus emociones hasta el grado de
no sentirlas o eliminarlas para volverse en completos psicópatas.

21
Muchas chicas ya no esperan al príncipe azul, buscan ser las elegidas de un “Patrón” o un sicario de
buen nivel. Para esto están dispuestas a prostituirse a tener una cantidad interminable de cirugías
estéticas para volverse en las llamadas “buchonas” y muy pocas aspiran a ser grandes sicarias (como
el caso de Juana arias “La peque” o “La Cleopatra” que decapitaba a sus víctimas, a veces se bañaba
con su sangre y otras más tenía relaciones necrofílicas) la futura” Reina del sur”. (como el caso de
Margarita Calderón Ojeda, arias “La China” quien fuera líder de sicarios del cartel de Sinaloa l cual
intentó formar un nuevo cartel que compitiera con sus antiguos patrones.)

El GOBIERNO COMPLICE

“El Comandante Borolas”

El 1 de diciembre de 2006, Felipe Calderón tomó posesión como presidente de México en medio de
acusaciones de fraude electoral.

"Sé que restablecer la seguridad no será fácil ni rápido, que tomará tiempo, que costará mucho
dinero e incluso, por desgracia, vidas humanas. Pero ténganlo por seguro: ésta es una batalla en la
que yo estaré al frente, es una batalla que tenemos que librar y que unidos los mexicanos vamos a
ganar a la delincuencia", dijo Calderón en uno de sus primeros discursos como presidente.

Apenas 10 días después, el 11 de diciembre, el gobierno de Calderón anunció el primer operativo


con militares para realizar labores de seguridad pública sin el sustento legal necesario y sin un
diagnóstico previo de la situación.

Ese mismo mes, los datos de incidencia delictiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública
registraron 1,021 carpetas de investigación por homicidio doloso. Fue así como la "batalla" del
Ejército contra la delincuencia organizada había comenzado.

"Es una guerra, un tema que yo sé que será muy largo, que probablemente yo no vea el final como
presidente", dijo Calderón vestido como militar, el 3 de enero de 2007.

Datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) sostienen que de 2007 a 2016 se
registraron 210.007 homicidios por agresiones. Existe una teoría especulativa que menciona que
Calderón Hinojosa pactó con el cartel de Sinaloa.

Financiamiento de la campaña de EPN por el “Chapo Guzmán”

Joaquín El Chapo Guzmán Loera contribuyó con dinero procedente del narcotráfico a la campaña
presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012 y, cuando ya era presidente electo, le pagó un soborno
de 100 millones de dólares, aunque el priista había solicitado 250 millones, reveló este martes un
capo colombiano.

Alexander Alex Cifuentes Villa, un narcotraficante colombiano que vivió varios meses con El Chapo
Guzmán en la Sierra de Sinaloa, declaró en la Corte Federal de Distrito Este de Brooklyn, Nueva York,
que el soborno millonario a Peña Nieto se le entregó en octubre de 2012.

22
Sobre la declaratoria de Alex Cifuentes Villas se transcribe a continuación: En febrero de 2014, en
una reunión que tuvo con los fiscales (de Estados Unidos), ¿usted informó que el expresidente Peña
Nieto le pidió a Joaquín Guzmán 250 millones de dólares?, –preguntó Jeffrey Lichtman, abogado de
El Chapo, al narcotraficante colombiano.

–Sí, señor, –respondió el testigo del Departamento de Justicia de Estados Unidos que testifica para
inculpar a El Chapo de los delitos de tráfico de drogas ilícitas y lavado de dinero.

–¿Conoce a la Madre María?

–¿Madre María?, Comadre María.

–¿Usted dijo que ella entregó 100 millones de dólares a Peña Nieto en la Ciudad de México?

–Eso me dijo Joaquín, que los 250 millones de dólares fueron pedidos a Joaquín Guzmán Loera y a
El Mayo Zambada (Ismael Zambada García).

Mientras el abogado cuestionaba a Cifuentes sobre el presunto soborno que le solicitó Peña Nieto
y el pago que le hizo, El Chapo miraba entretenido y muy atento el intercambio de su defensor con
su ahijado colombiano y exsocio en el tráfico de cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana a
Estados Unidos.

Lichtman insistía con su interrogatorio a Cifuentes para que dejará en claro ante el jurado y el juez
Brian Cogan las cantidades supuestamente exigidas por el expresidente y lo que El Chapo accedió a
pagarle.

–En abril de 2016, meses después de su primera reunión (con la fiscalía) usted participó en otra en
la que contó la historia del pagó de los 100 millones de dólares al expresidente, ¿cierto?, cuestionó
Litchman al testigo de la parte acusadora

–Así es.

–¿Que el pago de los 100 millones de dólares a Peña Nieto se hizo en octubre de 2012?

–Correcto.

–En otra reunión de usted y los fiscales, el 12 de abril de 2016, volvió usted a decir que Joaquín
Guzmán pagó los 100 millones de dólares al presidente Peña Nieto.

–Me lo dijo Joaquín, –repitió el narcotraficante colombiano.

Enseguida, y para que quedará asentado en las actas de los declarado en la Corte, el abogado del
líder de una de las fracciones del Cártel de Sinaloa cuestionó a Cifuentes Villa respecto a su asistente
personal y socia colombiana, Andrea Vélez Fernández, y la relación de ella con la campaña
presidencial de Peña Nieto como abanderado del PRI en 2012.

“Andrea (Vélez) Fernández”, comenzó diciendo Lichtman, “y el asesor político J. J. Rendón, ayudaron
a Peña Nieto en su campaña. Andrea le mandó a usted fotos de maletas repletas de dinero en
efectivo para la campaña de Peña Nieto”, dijo el abogado de El Chapo Guzmán.

Pese a las objeciones de la fiscal estadunidense, Gina Parlovecchio, el juez Cogan permitió que
Lichtman siguiera con el interrogatorio a Cifuentes Villa sobre la corrupción.

23
–Le enseñó Andrea las maletas llenas de dinero que iban en un avión de J. J. Rendón que iban para
la campaña, ¿lo recuerda?, –interpeló Lichtman.

–No en un avión, las fotos que me enseñó Andrea de las maletas llenas de dinero estaban en el
Distrito Federal, lo recuerdo, sí, señor.

–En otra reunión con la fiscalía en noviembre de 2017, usted les volvió a hablar de los sobornos a
Peña Nieto.

–Creo que sí.

–Luego dijo que Peña Nieto, ya siendo presidente, contactó a Joaquín Guzmán Loera para decirle
que no tenía que seguir escondido.

–Eso mismo me dijo Joaquín.

–¿Que la presidencia quería trabajar con él?

–Me imagino que sí.

–¿El presidente Peña Nieto pidió 250 millones de dólares, pero Joaquín Guzmán Loera ofreció 100
millones de dólares?

–Así es, pero puedo estar confundido en los números.

Lichtman, aprovechando que el juez le dio luz verde para ampliar el tema de la presunta corrupción
por narcotráfico de Peña Nieto, le habló a Cifuentes de lo que le dijo a la fiscalía en otro encuentro,
en noviembre de 2018 para que enfatizara las cantidades que supuestamente le pagó El Chapo al
expresidente.

El abogado, dueño de la atención de todos los presentes en la sala, en especial la de El Chapo y de


la prensa, preguntó al narcotraficante colombiano si creía o sabía si la policía, fuerzas armadas y
políticos mexicanos eran corruptos. El testigo respondió a todo que “sí”.

–¿En febrero de 2016 usted dijo a la fiscalía que la organización de los Beltrán Leyva pagaba al
presidente (Felipe) Calderón para darles protección en su guerra contra el Chapo Guzmán?

–No recuerdo bien el incidente, –dijo el capo colombiano.

En ese momento, el abogado de Guzmán Loera puso a disposición del testigo el documento con la
transcripción de lo que había dicho a los fiscales sobre el asunto en febrero de 2016.

–¿Los Beltrán Leyva pagaban al presidente Calderón para que los ayudara en su guerra contra El
Chapo Guzmán?

–No recuerdo si era al presidente o al ejército.

El abogado dejó así el punto y entonces le pregunto si Guzmán Loera pagaba al Ejército Mexicano
para que a él lo ayudaran a ubicar y matar a los integrantes del Cártel de los Beltrán Leyva,
comandado por los hermanos, Arturo, Alfredo y Héctor.

24
Sin titubear, Cifuentes Villa afirmó y añadió que a un “capi” de las Fuerzas Especiales del Ejército,
cuyo nombre no especifico, “la organización, el Cártel de Sinaloa, El Chapo, El Mayo y los otros
pagaban al Ejército para que los ayudarán contra los Beltrán Leyva”.

El narcotraficante estableció que, dos o tres veces, el Cártel de Sinaloa pagó de 10 a 12 millones de
dólares al “Capi” para que los apoyará en la refriega contra los Beltrán Leyva.

Por otro lado, Cifuentes Villa también aseguró ante la Corte que él y su exesposa, Angie San
Clemente, tenían comprados a elementos de la Policía Federal para que los ayudaran a traficar
cocaína de Argentina a México.

El colombiano indicó que la cocaína procedente de Argentina entraba a México por avión. Que él y
su exmujer entregaban a los elementos de la Policía Federal las fotos de las maletas llenas de cocaína
y el número de vuelo en el que arribaban, no sólo para que las recogieran en el aeropuerto, sino
también para que los ayudaran en la venta de la droga.

Cifuentes Villa está acusado de narcotráfico en Nueva York y Florida.

El capo colombiano ya se declaró culpable de los delitos que le achacan, pero hizo un acuerdo de
cooperación con el Departamento de Justicia a la espera de que, gracias a sus declaraciones contra
Guzmán Loera, no sea sentenciado a cadena perpetua, que es el castigo que le correspondería por
sus cargos.

De ser mentira lo que declara Cifuentes Villa en el juicio contra El Chapo, quedaría anulado su
acuerdo de cooperación con el gobierno de Estados Unidos y sería sentenciado a pasar el resto de
su vida en una prisión federal de alta seguridad.

Sin embargo, las dos detenciones que tuvo el Chapo Guzmán fueron durante el mandato de Peña
Nieto. ¡Coincidencia o venganza por el déficit en el soborno!

El narco en el Gobierno de la 4T

El pasado martes 20 de agosto, la secretaria de Gobernación (SEGOB), Olga Sánchez Cordero,


mencionó que la administración de Andrés Manuel López Obrador ha mantenido reuniones con
“grupos de autodefensas” para intentar pacificar el país.

Horas más tarde, la misma SEGOB aclaró que dichos encuentros sí han sido con autodefensas y no
con integrantes del crimen organizado, cómo se llegó a informar en varios medios de comunicación
y redes sociales.

Pero un día después la controversia continúa, ya que de acuerdo con la periodista Denise Merker,
el subsecretario de dicha dependencia, Ricardo Peralta, tuvo en encuentro, el 1 de agosto, en
Hidalgo, Tamaulipas, con el grupo de autodefensas “Columna Armada, Pedro J. Méndez “, mismo
que ha sido vinculado con el Cártel del Golfo, en donde su líder Octavio León Moncada, “El Tarzán”,
tiene una orden de aprehensión por delincuencia organizada.

25
Sin embargo, las presuntas reuniones entre grupos delictivos y miembros de la “Cuarta
Transformación” han sido constantes, pues el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, detalló
que Peralta Saucedo, supuestamente, ofreció dinero a delincuentes en dicha entidad.

“Me duele que a los que ultrajaron y maltrataron a los soldados de México los premien. Viene el
subsecretario Peralta a darle dinero a los delincuentes”, expuso Aureoles Conejo.

Asimismo, el mandatario michoacano cargo en contra de la estrategia de seguridad que está


empleando la actual administración, la cual calificó como “errónea”, pues no se debe basar en
reuniones entre autoridades federales y séquitos de autodefensa.

“No hay grupos de autodefensas armados, sino criminales que se hacen llamar autodefensas”,
agregó el mandatario perredista.

Si el plan para pacificar al país es negociar con los líderes del crimen organizado, el gobierno federal
corre el riesgo de desatar una confrontación peor que la actual, pues estos no deben estar en
posición de dialogar, ya que la ley se les tiene que aplicar por los ilícitos que han cometido y llevan
a cabo.

En la administración de la 4T son dos los campos que serán intocables y ocultos. Ismael “El Mayo”
Zambada, quién es el verdadero jefe de jefes del cartel de Sinaloa y Nemesio Oseguera Cervantes
“El Mecho”, líder del cartel de Jalisco Nueva generación. Es claro que el gobierno de Andrés Manuel
López Obrador no pretende hacer una guerra contra el narco, pretende ignorarlos y aliarse con ellos
en silencio, con una amnistía misteriosa que deja en la oscuridad a los más desprotegidos.

El pasado 17 de agosto hubo un operativo en Culiacán, Sinaloa para la captura de Ovidio Guzmán
López (alías el ratón), hijo del narcotraficante extraditado, Joaquín A. Guzmán Loera. Este operativo
provocó al menos 7 muertos, varios autos y negocios quemados, la fuga de 55 reos del penal de
Aguaruto y sobre todo deja al descubierto la ineptitud del gobierno de la 4T e indica que quién
manda en Sinaloa es su propio cartel.

El fin del narcotráfico

Existe una pregunta la cual me ha inquietado en los últimos años. ¿Algún día se terminará el
narcotráfico? Quizás la respuesta tenga dos vertientes. La primera sería en función de un mejor
sustituto de las drogas actuales, más adictivas y con menos efectos secundarios. La segunda sería
con una sociedad más consciente y poco permisiva, quizás la más complicada.

El narco se ha arraigado a la sociedad mexicana, debido a que existen grandes vacíos económicos y
morales en nuestra sociedad actual. Nadie transita por el camino difícil del mal, si no es por un
motivador cuyo alcance permite saciar, aunque sea por un pequeño periodo, aquellas necesidades
insatisfechas o tener una venganza absoluta de aquellos episodios del pasado que provocaron daño
y que son recurrentes en el inconsciente.

¿Qué ocurrió en la vida de esos niños que ahora son grandes patrones y actores del narco? ¿Quién
les provocó tanto daño y dolor? ¿Fue su familia? ¿La sociedad? ¿El sistema? ¿Quién fue?

26
¿Cómo sanar esas heridas del pasado que tanto daño nos hacen sin dañar a otros? ¿Cómo dejar de
ser tan permisivos, corruptos y autocomplacientes?

Son muchas las preguntas que me invaden y que conducen al génesis del narcotráfico, quizás las
respuestas no son fáciles, o quizás no haya respuesta aparente para muchas de ellas. Sin embargo,
estoy convencido que para que termine el narcotráfico en México debe desaparecer entre otras
cosas la corrupción y la impunidad. Pero el cambio no es en los próximos años, es a largo plazo y sin
duda debe ser una generación que no tolera a sí misma en seguirse autodestruyendo.

Fuentes:

Alemán, Ricardo. 2019. ¿La 4T le abre la puerta al narco desde la SEGOB? La otra opinión. 21 de
agosto [disponible en internet] https://www.laotraopinion.com.mx/la-4t-le-abre-la-puerta-al-
narco-desde-la-segob/

Aristegui Noticias. 2012. 78% de la economía mexicana, infiltrada por el narco: Buscaglia. Aristegui
Noticias, noviembre 5 de 2012, 10:02 AM [en línea] disponible en:
https://aristeguinoticias.com/0511/mexico/78-de-la-economia-mexicana-infiltrada-por-el-narco-
buscaglia/

Blancornelas, Jesús. 2005. El Cartel. De bolsillo, Ciudad de México, México, 369 p

De la O, Ricardo. 2011. Genealogía del Narcotráfico. Peninsular digital [en línea] disponible en:
http://peninsulardigital.com/cronicas/genealogia-del-narcotrafico-1-de-5/60099

Esquivel, Jesús. 2019. “El Chapo” financió campaña y sobornó con 100 mdd a EPN, aunque él pidió
250 mdd: testigo [disponible en la internet] en: https://www.proceso.com.mx/567683/el-chapo-
financio-campana-y-soborno-con-100-mdd-a-epn-aunque-el-pidio-250-mdd-testigo

Evereste Angélica. 2016. Narcotráfico en México. De la crisis económica al narco cultura. Estepario,
8 de marzo [en línea] https://revistaestepario.com/2016/03/08/narcotrafico-en-mexico-de-la-
crisis-economica-a-narco-cultura/

Hernández, Anabel. 2015. Los señores del narco, Penguin Random House Grupo Editorial, Ciudad de
México, 576p.

Hernández, Manuel. 2018. Estrategia fallida: 250.000 asesinatos en México desde el inicio de la
"guerra contra el narco", Publicado el 24 de mayo [disponible en internet] en:
https://actualidad.rt.com/actualidad/272788-mexico-llega-250000-asesinatos-inicio-guerra-
narcotrafico

Reyna, Juan Carlos. 2015. El extraditado. Benjamín Arellano Félix, Grijalbo, Ciudad de México,

Rodríguez, Rafael. 2041. El México Narco. Planeta, Ciudad de México, 203 p.

Sherer, Julio. 2010. Proceso en la guarida del “Mayo Zambada”, Proceso, Edición del mes de abril.

27