Está en la página 1de 12

Etapa No.

0-18 meses: Confianza vs desconfianza: se adquiere esperanza. Etapa Oral.

Actualmente ésta etapa se vivencia a partir de las diversas interacciones que


existen entre las personas, implicando ciertas disposiciones subjetivas puesto que la
confianza, desconfianza o esperanza no son aspectos que se adquieren de la misma manera.
De acuerdo a dichas vivencias se precisa la teoría del desarrollo psicosocial de Erikson, en
el que interviene la primera etapa a través de la explicación de cómo el niño tiene la
capacidad de asimilar y comprender elementos propios (orgánicos) y externos (sociales),
para así mismo aprender acerca de su desempeño en el mundo.

La confianza nace de elementos internos que permiten la sensación de bienestar


físico y psíquico como la de empatizar y sentirse acogido a partir de la fidelidad que es
proporcionado por la afectividad de la madre inicialmente, y en cuanto a la desconfianza
ésta se desarrolla en la medida en que no se encuentran respuestas o confirmaciones a las
necesidades que involucran primordialmente la participación de un otro, por ende al no
desarrollarse dicho acompañamiento se generan sensaciones de abandono, aislamiento,
separación o confusión sobre una propia postura crítica de sí mismo, de los otros y del
significado o valoración que realice de lo que le rodea.

Es por ello que al realizar un acercamiento de las vivencias de dicha etapa en la


actualidad se tiene en cuenta un aspecto subjetivo, ya que en el primer desarrollo
psicosocial se evidencia la importancia de la participación de una figura de referencia para
que se genera ya sea la confianza o desconfianza que implica de una manera directa la
existencia de la esperanza frente al rol que es ejercido a nivel personal y social, es por esto
que se explican situaciones en las que actualmente niños de 0-18 meses no cuentan con
tales figuras de referencia sino que son desprotegidos o tienen un acompañamiento
ambivalente, a diferencia de otros que cuentan con el apoyo incondicional de sus figuras
referenciales y esto permite la creación de una disposición frente al mundo a partir de las
bases de crianza.
Etapa No. 2

Etapa Autonomía – Vergüenza

Se considera la etapa número dos llamada Autonomía vs Vergüenza, de las ocho


etapas de desarrollo según el autor Erick Erickson en la cual se encuentran los niños con
edades de 18 meses a 3 años mejor conocida como niñez temprana, en donde el niño
comienza a tener autonomía en la capacidad de movimiento y excreción, gracias al
desarrollo de su aparato locomotor, huesos y musculo, así como del control de esfínteres
(Seelbach, 2013), donde se toma como aspecto fundamental la ayuda que sus padres le
brinden para realizarlos de forma correcta, donde si no se presenta el apoyo por parte del
progenitor, el pequeño podría experimentar vergüenza, al no poder realizar las actividades
como deberían ser (no controlar los esfínteres). (Seelbach, 2013)

Aunque como bien lo menciona (Cloninger, 2003) “Es bueno tener un alto grado
del polo positivo (autonomía) el cual debería prevalecer, pero también es aconsejable tener
algún grado de vergüenza y duda ya que son necesarias para la salud y para el bien de la
sociedad.” Un aspecto fundamental que se debe incluir en la etapa es la aparición de la
voluntad de hacer las cosas o no, llevándolo a otro aspecto como es su independencia
(Cloninger, 2003), respecto al no depender de sus padres para la elaboración de las
diferentes actividades, cabe aclarar que su independización se manifiesta al pasar el tiempo
ya que esta etapa como tal solo es el paso para llegar a ella. Igualmente se identifica la
aparición de duda por parte de los padres en cuanto a si el niño pueda o no hacer las cosas,
dando paso a que sean represivos a dar libertad al menor para la elaboración por sí mismo
de las cosas, siendo otro factor por el cual pueda presentar vergüenza el pequeño.
(Seelbach, 2013)

Dentro de esta misma etapa se menciona que la mediadora para cortar la autonomía
del individuo es la ley, quien es la que impone los respectivos castigos y determina las
fronteras hasta donde se puede ser autónomo. (Cloninger, 2003)
Ahora tomando en cuenta los diferentes relatos y relacionándolos con lo
determinado por Erickson respecto a lo que debe suceder en tal etapa, se puede decir que
actualmente se cumple con aspectos tales como la capacidad de ir al baño por su propia
voluntad así como la habilidad de poder caminar, todo ello dependiendo del apoyo que los
padres emitan para que el niño pueda ejercer con eficacia las diferentes actividades, y que
al no ocurrir ello, el menor tienda a manifestar vergüenza al obrar de forma errónea ya sea
por la falta de guía o por haber vivido restricciones por parte de sus progenitores o personas
significativos para el menor, aunque por otra parte se identificó como el apoyo excesivo del
padre contribuye de forma negativa en el aprendizaje autónomo del menor para la
elaboración de tales actividades.

Por otra parte es importante mencionar algunas fallas dentro de lo estipulado para el
desarrollo de la voluntad del menor, como fue el haber omitido su capacidad en cuanto a lo
cognitivo y obviamente el desarrollo a nivel biológico ya que no todos los niños llegan a
tener tal habilidad a la edad que se estimó o en otros casos puede que el menor antes de la
edad estipulada ya tenga tal destreza, sea gracias a la ayuda de sus padres o por lo contrario
iniciativa del menor, igualmente no toman en cuenta como el apoyo por parte de los
progenitores o figura significativa puede llegar a ser contraproducente ya que un excesivo
acompañamiento pueden generar que los resultados sean diferentes a los esperados
entendiendo ello como la incapacidad del menor en aprender de forma asertiva la
realización de las actividades.

Por otra parte se identifica dentro de esta etapa la falta de especificar como bien se
menciona en su fallas, el tipo de desarrollo del menor en cuanto a lo cognitivo y biológico
como factores determinantes en la aparición de su autonomía y con ello su voluntad así
como la vergüenza; por otro lado es importante estimar una edad más temprana para la
iniciativa en la aparición de la autonomía del menor y la posibilidad de la realización de
algunas de las acciones por iniciativa propia. Por último es indispensable determinar cómo
influye el acompañamiento del padre o por el contrario su ausencia en la elaboración por
parte del niño a las diferentes actividades.
Etapa No 3

3. Iniciativa vs culpa (3 – 5 años, fálica)

Según (Erikson, S.F) “En esta etapa se genera la dimensión psicosexual en la edad
preescolar que corresponde al descubrimiento y al aprendizaje sexual, es decir, masculino y
femenino, permitiendo también que se desarrolla mayor capacidad (desplazamiento,
desarrollo, evolución) locomotora y el perfeccionamiento del lenguaje. Este cambio
predispone al niño para formarse en la realidad o en la fantasía, en el aprendizaje
psicosexual, cognitivo y afectivo. La fuerza distónica de esta etapa es el sentimiento de
culpa que nace del fracaso en el aprendizaje psicosexual, cognitivo y comportamental;
permitiendo que el niño se enfrente al miedo de las diferentes actividades en las que debe
compartir con los otros”. Citado por (Bordignon, 2012)

Por otra parte se menciona el equilibrio entre la fuerza sintónica de la iniciativa, la


culpa y el miedo ya que es significativo para la formación de la consciencia moral, a partir
de los principios y valores que son internalizados por lo niños dado por sus padres, escuela
y demás. (Bordignon, 2012)

Ya por último se evidencia en esta etapa la triada que permite la formación de la


capacidad de dar y recibir afecto de una tercera persona, surgiendo el propósito del deseo
de ser, y hacer, formando su conciencia moral. (Bordignon, 2012)

Actualidad

Las características que Erikson estipulo en esta etapa, no se observan en la época


como el las describió, ya que a los niños de hoy en día no se les permite preguntar el ¿Por
qué?, ¿Cómo?, ¿Qué hace?, ¿Qué es eso?, etc.; inclusive se identifica en la actualidad la
restricción en varios factores que se involucran con su creatividad e imaginación, por otro
lado también los padres, maestros, tíos, hermanos, en muchas ocasiones no permiten que
ellos “descubran” sus gustos, miedos, entre otros, porque no aceptan la opinión,
pensamientos, ideas diferente a la de ellos.

Otro aspecto que se puedo observar mediante el dialogo con el niños de edades entre
los 3 y los 5, es que la mayoría de ellos tiene un lenguaje que no es fácil de entender ya
que sus padres como las demás personas que los cuidan o están alrededor de ellos no les
trasmite un lenguaje claro y por el contrario utilizan palabras diminutivas, lo cual es
adoptado por el niño y utilizado en sus socializaciones.

También se puede identificar que estas características que permiten el desarrollo de


la personalidad del niño son sujetas a los estereotipos de la cultura, viendo como “malo”
que el niño ejerza su aprendizaje psicosexual, lo cual da inicio al señalamiento del niño (a).

Y por último esta etapa si se debería utilizar realizando modificaciones basadas en


la actualidad, es decir que los niños adquieran información no solo de personas cercanas y
o significativas, sino también como prioridad tener en cuenta las normas y reglas que se
manejan en cada cultura, con el fin que permita la “aceptación” social de los niños.

Etapa No. 4

Etapa: Latencia.

La etapa de la latencia se presenta en la edad de los seis a los once años, en esta
etapa se presenta la crisis de laboriosidad frente a la inferioridad; la laboriosidad le permite
al niño aprender diferentes hábitos que le ayudan a desenvolverse en el nuevo contexto al
que ingresa, puesto que en estas edades los niños empiezan a cursar sus primeros años en el
colegio y se enfrentan a tareas propias de su edad a nivel académico y también a nivel
social, lo cual le van permitiendo un desarrollo motriz más amplio principalmente en la
etapa de latencia temprana.

Las nuevas influencias sociales que adquieren por parte de sus pares les permiten
adquirir nuevas formas de repuesta ante las situaciones que se le presentan, y ante estas
mismas también se puede llegar a evidenciar momentos de inferioridad que comúnmente
son mal vistos y reprendidos por parte de los adultos ya que se empeñan en que los niños
deben dar todo de sí, eso sin tener en cuenta que la inferioridad les permite hacerse
conscientes de sus habilidades y sus debilidades para así poderse adaptar mejor al
ambiente; esto se puede ver reflejado en contextos académicos y deportivos en los cuales
los niños empiezan a reconocer sus habilidades y también donde deben reconocer y aceptar
sus debilidades para así poder adquirir de buena forma la fortaleza básica que propone
Erikson para esta época que es la competencia, estas fortalezas se van haciendo más fuertes
en la etapa de latencia tardía puesto que es ahí donde se puede observar que los niños
empiezan a comparar sus resultados con los de sus pares principalmente en eventos
deportivos, artísticos, culturales a los cuales los niños hoy en día se encuentran mayormente
expuestos.

De igual forma el propio reconocimiento de las habilidades y debilidades se


empieza a proyectar en los juegos de los niños, puesto que se empiezan a orientar a realizar
juegos deportivos, o los diferentes tipos de juego donde se establece competencia entre los
propios niños para llegar a probar quien hace algo de la mejor forma. Así mismo de los
resultados de estos juegos se empiezan a establecer vínculos amistosos entre los niños
donde quienes más relucen en las competencias tienden a ocupar la posición del líder entre
su grupo de amigos y donde se empieza a establecer cierta relación de lealtad entre ellos
mismos. Estos mismos grupos de amigos van ayudando a la construcción de la identidad
del yo, puesto que tienden a tener características, rasgos y gustos similares que rigen el
comportamiento de los niños dentro del grupo.

En la actualidad esta etapa se mantiene vigente puesto que aunque las edades
puedan llegar a variar un poco se sigue evidenciando en los niños la formación de los
grupos, las competencias e incluso las rivalidades dependiendo de las capacidades que van
descubriendo de sí mismos y como estas van marcando sus comportamientos futuros. Sin
embargo hay que tener en cuenta que esta etapa se está comenzando desde edades más
avanzadas, aproximadamente a los cuatro años se puede observar que los niños empiezan a
desarrollar conductas por sí mismos, además en la actualidad los niños son dejados desde
edades tempranas en guarderías por lo cual se les comienza a motivar de alguna manera que
su desarrollo motriz sea más temprano.

Además de esto hay que tener en cuenta “que con los avances tecnológicos los niños
en la actualidad comienzan sus etapas mucho antes de lo previsto y no se limitan a
establecer competencias en sus colegios sino que influye bastante quienes mejor se puedan
desenvolver en las tareas tecnológicas” (Arellano, 2014). Por lo tanto en esta etapa se hace
necesario aumentar la edad desde la que se inicia y tener en cuenta como los avances
tecnológicos influyen actualmente en el desarrollo laboral de los niños
Esta etapa se puede evidenciar en los primeros años de la vida de Timoty quien
comienza su etapa de laboriosidad que se ve a través de ideas creativas como adornar el
jardín; de igual forma en él se ven las ideas de competencias instauradas principalmente por
los padres como lo hicieron en los deportes como el futbol, quienes incluso también
reflejan el deseo de que su hijo desarrolle diferentes habilidades como las musicales y las
interpersonales y que lo pueda hacer de la mejor manera.

Etapa No 5.

Quinta etapa de Erickson

La presente etapa de Identidad VS Confusión de la identidad. La cual según


Erikson (1959). Transcurre entre los 12 a 18 años, aunque otros autores la establecen desde
los 13 a los 21 años, y empieza a desarrollarse partiendo de un proceso satisfactorio de las
anteriores etapas.

En la dicha etapa se establece en el adolescente el quien quiero ser, en la cual


intervienen las relaciones sociales con pares, los cuales juntos con las experiencias y un
ejemplo familiar terminan de definir o redefinir la identidad, cuando esta etapa no
transcurre de manera adecuada puede llegar a presentarse una difusión de la identidad en el
cual puede que el adolescente se involucre o cometa acciones en contra de las normas y
leyes de las sociedades. (Citado por Cloninger, S 2003).

Partiendo de lo anterior y observando dicha etapa desde la actualidad, se puede


observar que los adolescentes definen el quien quiero ser principalmente debido a una
influencia directa del ejemplo de sus padres o de lo que estos quieren para el hijo , pero
también se puede observar que el relacionarse con pares en un contexto académico influye
de manera significativa , puesto que este contexto académico tanto si es colegio público
como privado pueden llegar a influir como primera medida en la clase de pares que quieren
al igual que el resto formar una identidad adecuada y los que adquieren una difusión de la
identidad y empiezan desde estos contextos a infringir tanto las normas de la institución
educativa como las que rigen a las sociedades.
Por lo general el adolescente con ayuda de la orientación de los padres en su hogar o
con el psi orientador de la institución académica , ayudan a formar de manera satisfactoria
la identidad y estos salen con una identidad formada , cambiada o reforzada , el cual
conllevara a deparar un buen futuro o en algunos casos uno no tan prominente.

Vista dicha etapa desde la actualidad, se puede evidenciar que la teoría de Erikson
planteada en 1959, específicamente la quinta etapa se encuentra concreta y completa
abarcando así muchas variables desde esta teoría razón por la cual se considera que en la
actualidad se sigue presentando dicha etapa como en ese entonces , como se explicó
anteriormente en el escrito, razón por la cual no se le quitaría ni se le agregaría ningún
prospecto argumentativo que complemente dicha etapa de identidad vs confusión de
identidad.

Etapa No. 6

Etapa: Adultez temprana

Es la primera de las tres etapas de la adultez y es más larga que las anteriores,
debido a que se desarrolla desde el final de la adolescencia hasta, aproximadamente, los 35
años (Cloninger, 2003; Schutz, 2010). En esta etapa se genera la crisis de intimidad frente
al aislamiento, que depende estrictamente de la superación de la crisis antecesora, puesto
que la intimidad psicológica con otra persona no puede ocurrir, de acuerdo con Erikson
(citado por Cloninger, 2003), hasta que se establezca la identidad del individuo.

Así, en ésta se instituyen relaciones íntimas: amistades estrechas y uniones sexuales.


Según Erikson (citado por Schutz, 2010):

La intimidad no se limita a las relaciones sexuales, sino que comprende el cariño y


el compromiso. Son emociones que se pueden manifestar abiertamente, sin recurrir
a los mecanismos de autoprotección ni de defensa y sin temor a perder el sentido de
la identidad personal. (p. 217).

Además la intimidad involucra, la capacidad de fusionar la identidad individual con


la de otra persona sin ser destruida por la unión. Por otra parte, el adulto que no resuelve
satisfactoriamente esta crisis permanece autoabsorbido y aislado, es decir ostenta la
prontitud para repudiar, aislar, y, si es necesario, destruir aquellas fuerzas y gente cuya
esencia parece peligrosa para la de sí mismo (Cloninger, 2003).

Cabe decir, que es el amor la fortaleza básica que surge de la intimidad, el cual se
entiende como una entrega mutua en una identidad compartida. Y las debilidades básicas
que pueden surgir, está, por un lado, la promiscuidad como un exceso de intimidad y, por el
otro, se halla la exclusividad como un exceso de aislamiento (Shutz, 2010).

Al tratar de validar, este fragmento del basto postulado teórico de Erickson, en el


contexto de la actual Soacha, Cundinamarca, surgen las siguientes observaciones:

Etapa No 7

Generatividad Vs. Estancamiento

La séptima etapa de la teoría de la personalidad psicosocial de Erikson comprende


la edad adulta que abarca las edades de los 35 a 55 años, la cual toma como tema central a
la generatividad, ésta se puede relacionar con la participación activa en relación a la
enseñanza y la orientación que se debe hacer a futuras generaciones como es la creación de
proyectos y obras que puedan contribuir al desarrollo de las generaciones futuras (Andreau,
2011). Así mismo la generatividad se puede vincular al hecho de generar vida y un
compromiso que no solo tiene un fin reproductivo, si no de cuidar y mantener la vida, es
decir, de favorecer un crecimiento que vaya más allá de uno mismo.

Sin embargo, cuando la generatividad no se logra, se desarrollan sentimientos


relacionados con el “aburrimiento” el “empobrecimiento” que están vinculados a la crisis
de esta etapa mejor llamada “estancamiento”, con respecto a sus relaciones interpersonales
y a su vez puedan haber consecuencias negativas como podrían ser: la regresión a etapas
anteriores, en la cual el adulto en su contexto social dependerá cada vez más de sus
allegados y en casos extremos dependerá totalmente de la sociedad sin poder entregar algo
cambio que demanda la misma. (Erikson, 1968, p. 138)
Ahora bien, respondiendo a una de las preguntas planteadas que es: ¿Actualmente si
aplica la teoría de la personalidad psicosocial de Erikson a la etapa que está revisando?
Podría responderse de la siguiente manera: ya que en relación a las entrevistas
semiestructuradas realizadas, si se puede dar por hecho la aplicación del postulado en
relación a la orientación guiada por los adultos a generaciones diferentes a las de ellos,
puesto que, en el transcurso de sus vidas y en especial en esta etapa les es de vital
importancia el legado de sus postulados y creencias a las personas que moran en su
contexto, sin embargo se deben tener variables a tener en cuenta como lo es las personas
que están recibiendo el conocimiento experimentado y la disposición de las mismas, es
decir, si una persona “x” no permite la opinión y/o consejo de una persona “y” (que se
encuentre en esta etapa), el sentimiento de estancamiento posiblemente se esté
desarrollando en la persona “y” en vez de la persona “x”. Así pues, consiguientemente a lo
anterior y también respondiendo a las siguientes preguntas que son: ¿Le agregaría algo?
¿Le quitaría algo? ¿Le modificaría algo?, se le modificaría el hecho de que la crisis de
estancamiento pueden presentarse en otras etapas que menciona la teoría de la personalidad
psicosocial de Erickson ya que en las es un elemento que se puede presentar en varios
sucesos de la vida cotidiana de una persona, y a su vez se podría agregar que la crisis debe
ser más especificada, es decir, poner clasificaciones de la misma, ya que el estancamiento
no será igual en todos los casos, pero puede darse un acercamiento, como estancamiento
dependiendo del contexto, es decir, estancamiento laboral, académico (si es el caso),
familia, amoroso entre otros posibles y como se mencionaba anteriormente, postular
variables significantes para la causa de la misma crisis.

Adicionalmente a lo anterior, la generatividad es tomada en términos generales pero


no específicos (al igual que su respectiva crisis) y debe complementarse con el grupo al que
se dirige la persona a la que pertenezca su etapa según la teoría de Erickson.
Etapa No. 8

Etapa 8, Integridad del yo frente a desesperación

En esta etapa la palabra que la representa es la integridad entendida esta como la


aceptación de su historia personal, y de su desarrollo tanto psicosocial, como psicosocial,
realizar una integración emocional de todas las fuerzas sintónicas que rigen la vida,
contribución del el estilo de vida a la humanidad, confianza en sí mismo y en los demás, si
esto no se da se genera desesperación, la clave para superar esta etapa es la sabiduría, la
cual se ha adquirido a lo largo de las experiencias vividas y los significados que se le han
dado a estos eventos.

Esto hace referencia como “un proceso abierto que puede suponer tanto perdida
como ganancia en función de por qué polo la persona se incline en cada una de las
encrucijadas.” (Villar, 2003), Es decir pueden ser percibidas como negativas, con
aislamiento, sentimiento de culpa y temor de la muerte, o por otro lado positiva, asumiendo
fracasos y éxito, satisfacción.

Actualmente el aporte de Erickson a la descripción de la etapa de la vejez, es


fundamental para la consideración de los diferentes estilos de vida de los adultos, pues
existen tanto estilos de vida como adultos, pues “la sociedad actual concibe la vejez con
imaginarios negativos que enmarcan a toda la población mayor dentro de características
comunes y crean, al mismo tiempo, estereotipos y mitos que disminuyen sus capacidades
reales y sus derechos”, esto hace que se limite el desarrollo, afectando la autopercepción y
provoca actitudes negativas de la sociedad hacia esta población.

Aunque Erickson, trato de abarcar varios puntos de vista de los adultos dejo de lado,
diferentes estilos de vida pues solo los enmarco en positivos y negativos, pero no se puede
catalogar la percepción de la persona, mientras para una perder su empleo sea algo
negativo, pues no tiene una actividad en que ocupar su tiempo, puede que para otra sea
algo positivo, pues se puede ir a descansar y disfrutar de su pensión, entonces se puede
decir que le falto tener en cuenta la parte subjetiva de las personas, aunque aprecia los
resultados de las experiencias y los aprendizajes adquiridos durante el curso de la vida y
que la trayectoria de la vida sea satisfactoria.
Referencias:

Andreau, M. (2011). “La vivencia de futuro en la vejez”. Barcelona.


Arellano, Y (2014) Como Incide la Tecnología en el Desarrollo del Niño Preescolar.
Recuperado de: http://es.slideshare.net/yeseniaarellano357/proyecto-como-incide-la-
tecnologia-en-el-desarrollo-del-nio-preescolar

Bordignon, N. (2005). El desarrollo psicosocial de Eric Erikson. El diagrama epigenético


del adulto. REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - VOL. núm. 2, pp. 50-63.
Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/695/69520210.pdf

Cloninger, S (2003). Teorías de la personalidad. Tercera edición. PEARSON


EDUCACIÓN. México.
Cloninger, S. (2003). Teorías de la personalidad. México: Pearson Educación.
del adulto. revista Lasallista de Investigación, vol. 2, núm. 2, julio-diciembre, 2005,
Erikson, E. H. (1968). “Identity: Youth and crisis”. Nueva York: Norton.
pp. 50-63 Corporación Universitaria Lasallista Antioquia, Colombia Recuperado
de: http://www.lasallista.edu.co/fxcul/media/pdf/Revista/vol2n2/p50-
63_ARTICULO%20ERICK%20ERICKSON.pdf
Rodríguez, K. (2010), Vejez y envejecimiento, Escuela de medicina y ciencias de la salud,
universidad colegio mayor de nuestra señora del rosario, Bogotá. Recuperado de
http://www.urosario.edu.co/urosario_files/dd/dd857fc5-5a01-4355-b07a-
e2f0720b216b.pdf.

Schultz, D. & Schultz, S. (2010). Teorías de la personalidad. México, D.F.: Cengage


Learning.
Seelbach, G. (2013) Teorías de la personalidad. Recuperado de:
http://www.aliat.org.mx/BibliotecasDigitales/Psicologia/Teorias_de_la_personalidad.pdf.

Villar, F. (2003), Desarrollo adulto y envejecimiento: modelos socio contextuales,


universidad de Barcelona, España. Recuperado de
http://www.ub.edu/dppsed/fvillar/principal/pdf/proyecto/cap_12_ciclovital.pdf

También podría gustarte