Está en la página 1de 264
OU TENS Re AE CTA E. Ortea Prélogo Sin ninguna duda podemes atirmar que uno de los pilares basicos del mecanizado es el campo de la metrologia y los ensayos. La determinacién correcta de las formas y dimensiones de los objetos, asf como el conocimiento del comportamiento que ofrecerén durante su vida de trabajo, son parémetros esenciales para lograr piezas que cumpian ciortas especificaciones marcadas de antemano por el cliente, Por lo tanto, una buena formacién en la Metrologia Industrial y en los Ensayos de Materiales es fundamental para mejorar la calidad de los productos fabricados, a través de calibraciones sisteméticas y de rigurosos controles de los materiales empleados en los procesos productivos. A lo largo del presente texto se proporcionaré una formacién actualizada y eminentemente préctica, sirviendo de referencia tanto al personal técnico que desarrollaré este tipo de operaciones en los procesas de fabricacién mecénica, como a los estudiantes que estén profundizando en este gran mundo tecnolégico, E. Ortea Metrologia y Metroiéenia... Errores tipicos en la medicién.... Calibracién de los instrumentos.. Trazabilidad.. 7 io de rechazo de una medida, Incertidumbre de medida... . Plan de calibracién. Conceptos basicos. bs Instrumentos de medicion y verificacir Instrumentos de medicién Instrumentos de verificacién... Maquina de mecir por coordenadas (MMC) Introduccién....... Uniones roscadas. Verificacién de roscas.. Calibres de tolerancias para roscas. Medicion de los distintos diametros de las roscas...... Medicién del Angulo de las roscas. pecan Proyectar de pertiles.. Introduccién... Ruedas dentadas de dientes rex Ruedas dentadas de dientes helicoidales. Engranajes c6ni008.....-.-0.s0 Cremalleras. Engranajes de torillo sinfi Verificacién de las ruedas Madicién del espesor del diente . Medicién del paso Control del pertil del diente .. ‘Comprobacién de la excentricidad.. Control del didmetro primitivo. Capitulo 5: Controilde Ia rugosidad superficial Rugosidad superficial... Pardmetros de rugosidad Operacién de medicion. Representacién de la rugosidad en los planos. 1 M1 13 7 7 19 21 25 BERS Capitulo 6: Verificacién de formas Introducei6n. epi Verifcacion de elementos... \Verificacién de supericies planas. conn Veriticacién de la posicion de superticies.... ce Verificacién de eles. Capitulo 7: Tolerancias dimensionales y geométricas Tolerancias dimensionales : a : Conceptos basicos....... Sistema ISO de tolerancias. Sistemas de ajuste.. Tolerancias geométricas. Representacién de las tolerancias. Tipos de tolerancias geométricas Capitulo 8: Ensayos de dureza Conceptos previos. sai Ensayo de dureza con lima ...... Ensayos de dureza estaticos. Método Brinell. Método Vickers.. Método Rockwell... . ese Conversion de ios valores de dureza. f Ensayos de dureza dindmicos. Ensayo Knoop (microdureza) Capitulo 9: Ensayos de traccién y compresién Ensayo de traccién Andlisis del desarrollo en el ensayo de traccion Tenacidad del material Particularidades del ensayo de traccién. Ensayo de traccién en caliente. Ensayo de compresién.. Capitulo 10: Ensayo de Resiliencia Introduccién.... Fundamento del ensayo Particularidades del ensayo sobre probetas Charpy. Flexién por choque en barras empotradas. Método Izod... Capitulo 11: Ensayos varios Ensayo de flexién.... Ensayo de pandeo. Ensayo de cizallamiento. Ensayo de punzonado. 103 103 103 104 107 14 411 412 115 124 124 127 137 138 138 138 142 146 149 151 153 155 155 161 161 166 167 169 169 174 177 179 182 183 185 pment see Ensayo de torsién Ensayo de doblado. Ensayo de fluencia viscosa. Ensayo de embutido....... Ensayo de fatiga. pitulo 12: Ensayo! Introduecién. Ensayos macroscépicos... Ensayos microscépicos (Metalogratia) Determinacién del tamafio del grand... Capitulo 13: Ensayo por liquidos penetrantes Introduccién, Ensayo mediante liquidos penetrantes... Contra de a calidad en los ensayos por iquidos penetrante. Ventajas @ inconvenientes : Capitulo 14: Ensayos de particulas magnéticas Introduccién Ensayo mediante particulas magnéticas. Equipos habituales y observaciones. Determinacién de la corriente a utilizar Desmagnetizacién y limpieza final Capitulo 15: Ensayos de ulfrasonidos Ensayo de ultrasonidos Procedimiento de ensayo Palpadores......... Funcionamiento y calibracién del equipo.. Ventajas e inconvenientes del ensayo de ultrasonidos. Capitulo 16: Ensayos Radiograficos Introduccién. Radiaciones empleadas Ensayos radiograficos, Procedimiento de ensayo. Ventajas e inconvenientes.... Conclusion. Capitulo 17: Fundamentos estadisticos Introduccién, Conceptos previos. Distribucion de la Probabilidad Distribucién Normal. 185 187 189 190 190 193 193 193 197 203 203 210 ant 213 214 216 219 220 221 222 224 226 229 231 282 232 233 234 234 eat 2a 244 245, Introduceién. Tipos de variabilidac Gapacidad del proceso .. Mejora continua en los indices de capacidad, Gapititol19: Graficos de Control Introduccién, Graficos de control. ‘| Interpretacién de los graficos 255 255 260 rere soe METROLOGIA Capitulo 1: Metrologia, Errores, Calibracién e Incertidumbre Introduccion La necesidad de medir es tan antigua como la humanidad, ya oat que ha sido necesaria para usos tan diversos como fabricar vestiduras, armas, herramientas 0 construcciones. Por eso, podriamos decir ‘que la medicién ha sido un elemento fundamental en el desarrollo evolutivo del hombre. ‘Al mismo tiempo, los sistemas de medicién han ido progresando, midiendo lo accesible y haciendo medible lo que nolo es. En los comienzos se establecieron las unidades de medida relaciondindolas con dimensiones del cuerpo humano. Asi, hablariamos de la longitud del antebrazo, del pie, de fa mano, del dedo, etc. De todas éstas, ja més empleada en la antigliedad fue el conocido por “Real Codo Egipcio’, cuya medida equivalia a 448,0Smm y recibia el nombre de “Auna’. Se cred teniendo en cuenta la distancia entre el codo y a punta de los dedos (fig. 1), materializandolo en un patrén de granito y empleandolo, entre otras aplicaciones, en la construccién de la pirdmide de Khufu. La mayor evolucién que experiments el campo de la metrologia se debié al desarrollo de las armas. Asi podemos hablar del invento del nonio circular por Petrus Nonius; Palmer que patenta el micrémetro; J Whitworth, materializa la primera maquina de medir; Johansson establece los bloques patrén como referencia de media, proponiendo los 20°C como temperatura de referencia; Abbott logra modir Ia rugosidad; ect. Incluso podemos hacer referencia a la reina Isabel Il, ya que por la ley de 19 de julio de 1849 se unifican las unidades de medida en Espafia, tomando como unidad de longitud e! metro. Metrologia y Metrotécnia Vamos a comenzar estudiando el significado de metrologia y metrotécnia: * Metrologia: este término proviene de los vocablos griegos “metros”, que significa medir, y “lagos", que significa tratado. Realmente la metrologia se define como la ciencia que trata la medicién de las diferentes magnitudes, los sistemas de unidades y, de este modo, establece requisites en la fabricacién de los instrumentos de medida. + Motrotécnia: la metrologia aplicada a la técnica es lo que genera el nombre de"metrotéenia’. Mediante ella se establece y regula la utlizacién do un conjunto de técnicas, habilidades, métodos y procesos para la aplicacion de la metrologia en la medicién. Modicion Unidas a estas definiciones esta intimamente ligado el término de medicién, que entendemos como la accién de comparar una cantidad con su respectiva unidad, averiguando cuantas veces la segunda est contenida en la primera. En definitiva, diremos que mediante la medicién determinaremos numéricamente el valor de una Magnitud, tal como la fuerza, el tiempo, la longitud, etc., arrojando un resultado que, evidentemente, llamamos medida Cuando realizamos cualquier tipo de mecicién, por sencilla que sea, lo solemos hacer de forma natural, y no ansamos en los pasos que seguimos y las devisiones que tomamos. Pero, realmente, para lograr una movida Satisfactoria, deberemos seguir un procedimiento estricto y detallado, con unos pasos marcados y que Seguidamente indicamos (fig.2). Para comprenderlo mejor pondremos un ejemplo: se trata de determinar la longitud de una pletina de hierro ue serd empieada en la construccién de un tirante. ‘Magnitud a megir > mm con una tolerancia de + 1mm. Medir 0 veriicar > medi Carectoristicas geométricas — distancia. Dificultades logisticas > tamaiio = 1600mm, flexibilidad Referencias de medida > _extremos de la pletina. Eleccion instrumento. > cinta métrica, (flexémetro). Calibracién > [a realizada por el fabricante, Errores previstos. —» del orden de 1mm. Incertidumbro > adecuada a la precisién exigida. Se puede emplear la cinta. Tecnica de medida > apoyar la cinta en el canto dol listén, estiraria y leer la medida que coinciéa con el otro extremo de la pletina. Interpretacién medida» ver sila longitud del list6n satistace nuestra necosidad. Decision + si satisface nuestra necesidad nos lo quedamos, en caso contrario buscamos otro. Fig. 2 Secuencia I ‘réfica de una . medicion. er Tomar ee decision ae ee No, Interpretac, Verificar de ta medida Si I Caracterist Obtencién fpeométrioas resultados i medicion Dificultades| logisticas fReterencias| de medida Errores { do — medida lEteccian del] T instrumento| Calibracion boy Ee del instrumento| ParémetiOs qué intervienén en la medicion Podemos hacer una comparaci6n entre la realizacién de una medida y el disparo hecho por un cazacor Ninguna arma de fuego, por buena y precisa que sea, disparara dos veces on ol mismo sitio, ya que pequehas imperfecciones del proyecti o de la ejecucioA del cisparo generardn trayectorias cstintas. Lo mismo sucede en lag medidas. Cuanto mas preciso sea el instrumento, mejor observaremos que al repetir una misma medida los eS thados oblenidos son dispares. Por eso, la mecicién implica una meticulosidad de trabajo y unas vendiciones ambientales estrictas( La temperatura de referencia serd 20°C, y cualquier oscilacién supondré tna vanacion de las dimensiones de la pieza debido a las dilataciones que sufre of material. De igual forma s° ‘controlara la humedad la correcta iluminacion de los laboratorios metrolégicos. Es necesario interiorizar la importancia y significado de la medida, la trascendencia que genera una pequefia variacién de las dimensiones de una pieza, asi como los procedimientos para detectarias. Es necesario aclarar el significado del vocabulario empleado en el campo de la metrologia. Por ello defiiremos los siguientes conceptos: + Exactitud- Grado de conoordancia entre el resultado de una medicién y el valor verdadero de la magnitud medida. En definitiva, es la fidelidad del instrumento en la ojecucién do la medida. Ademas, hace referencia a la calidad que posee el instrument para dar medidas proximas a la medida real, por lo tanto, estamos hablando de un concepto cualitativo. Por ello el termino “precisién’ no debe confundirse ni utilizarse por “exactitud’. + Precision. Es la capacidad de un instrumento para dar el mismo resultado en mediciones diferentes realizadas en las mismas condiciones; es decir, empleando el mismo método de medicién, realizando la medida e! mismo observador, en el mismo lugar, etc. La precisién, por ejemplo, se podria determinar al repetir la misma medida varias veces, con el fin de calcular la media de todas ellas, que serd la mas real. Seremos conscientes que la precisién es una propiedad cuya evaluacién se realiza a corto plazo. ‘+ Reproducibilidad~ Su definicién es similar a la de precisién, pero esta propiedad serd estudiada en periodos largos de tiempo, con diferentes métodos de medicién, por cistintos observadores, en diversos lugares, etc. Tenemos que damos cuenta de que es imposible determinar el valor verdadero de una magnitud, ya que al medir s6lo obtendremos una aproximacién, mas 0 menos exacta, de ese valor. Como veremos seguidamente, muchos son los factores que impiden la consecucién de ese objetivo, pero comenzaremos hablando de los ‘errores que habitualmente se cometen en las mediciones. Claramente podemos diferenciar dos grupos de errores. Asi, hablaremos de: + (Errores_sistematicos Como su propio nombre indica, son aquellos que permanecen ‘constanies en 108 procesos de medicién, repitiéndose sistematicamente mientras permanecen las mismas condiciones /Como ejemplos podemos citar los provocados por defectos on los instrumentos, fallos en‘la calibracién, condiciones ambientales irregulares. Si es posible determinar el valor de este error, las medidas etectuadas pueden corregirse sin necesidad de repetirias nuevamente.”\, Etrores_aleatorios.- Son errores fortuitos, accidentales y variables, que no se pueden predecir y aparecen espontaneamiente. Habitualmenté van a estar provocados por fallos, humanos o mal funcionamiento de ios instrumentos. Son fécilmente detectables, ya que al repetir varias veces una mismia medicién, el valor que discrepe considerablemente del resto seré el afectado por este tipo de error. Logicamente, deberemos desecharlo antes de hallar €l valor medio de todas las medidas, que sera el que mas se aproxime a la realidad, ‘Sélo nos resta puntualizar entre ef concepto de error absoluto y relativo. Ast tendremos: ( Error absoluto de medida. Es la diferencia entre la |gtura que proporciona el insrumento y el valor verdadero de la magnitud que se esta estudiando f, =X) —¥.. El valor verdadero, al no poderse determinar, se calcula como la media de todas las medidas tomadas ( X ). ) El resultado obtenido al calcular el error absoluto no nos aporta una informacién detallada, ya que representa unicamente fa cuantia del error. Si decimos que es de 10mm podemos pensar que os una barbaridad, pero si aclaramos que se trata dol desnivel cometido en la construccién de un puente, el concepto toma otro | Stead Frost aparoce leona come err relive r ~) Error relativo de medida Es el cociente entre el error absoluto y el valor verdadero Ey = darse en % y podemos decir que indica el grado de precisién y exactitud de una medida. 3 t i Si clasiicdsemos los dlstintos tipos de errores, podriamos observar que principalmente son debidos a los siguientes factores: «© Operador. + Instrumente, + Mensurando.© + Agentes externos, ‘Esf168 Gabid6s-aloparauOT La persona que interviene en el proceso, realizando las mediciones. iniluye considerablemente en los resultados obtenidos. La habilidad del operaro, los tallos en el manejo del instrumental, los errores de lectura, etc. generardn errores que seré necesario controlar. Asi podremos hablar de los siguientes tipos: +" Error de lectura: cuando los instrumentos no son digitales, sino que se requiere la interpretacién de escalas 0 divisiones, pueden aparecer errores de apreciacion, interpolacién. coincidencia, ete. Ademds, existe la posibilidad de cometer errores de paralalaje (fig. 3), debidos al incorrecto examen que puede producirse cuando las escalas a comparar se encuentran en planos distintos y la visual del ‘observador no se realiza de forma perpendicular. Pa + Error de posicionamiento: suele generarse al situar la pieza desalineada con el instrumento de medida (fig. 4). O cuando la pieza es muy grande en comparacién con el instrumento. Un ejemplo tipico de estos errores es el que se da en los relojes comparadares (igs. 5 y 6). Fig. 3 Errores de paratelaje. Fig. 4 ‘er eames al Nota: En estos relojes comparadores tipo palanca se deberd ajustar la punta de contacto en posicién perpendicular a la superticie a medi. Cuando el palpador adquiera un éngulo “a” determinado, se aplicaré una funcién de compensacién, corrigiéndose la medida arrojada por el instrumento mediante el factor que se indica en Ja tabla de la figura adjunta, De esta forma lograremos obtener ef valor real de medicion. “ ’ + Ezzor.por fatiga: este tipo de fallos es habitual en mediciones donde la apreciacién es ligeramente subjetiva, tal como la verificacién por el sistema de rendija de luz, 0 al emplear el sistema de proyector y plantiias, etc. En definitiva, en todas aquellas operaciones en las que la magnitud es estimada por el operario, Eiforés débidos al instrumento En la fabricacion de los instrumentos siempre se comenten una serie de imperfecciones que condicionaran las mediciones que arrojen. Por ello, todos los instrumentos poseeran un error intrinseco, Ademés, con el paso del eeapa, om: pl deogesticppen 2 elena sn-og suse afer ec ck eal eae error cuanto mayor sea el desgaste del instrumento. Otros errores que podemos atribuir a los instrumentos de mrockla som ‘+ Error por presién inadecuada de los contactos (fig. 7): al realizar la medici6n se ejerce una presién entre los palpadores del instrumento y el elemento a medir. Esta fuerza genera deformaciones eldsticas que falsean la verdadera magnitud de la pieza, provocando un error que dependeré de la presién ejercida en la mecicién, del material de la_pieza, as{.como de la constitucidn y forma de ios contacios..Ciertos instrumentos de medida van provistos de sistemas que aseguran una adecuada presién de contacto, @ incluso los palpadores se realizan de materiales no susceptibles a la deformacién. Fig. 7 Intluencia de la presién de medicién en la obtencién de la medida, Presion de medicion adecuada Presion de medicion excesiva, ay wh f * Error por. a_forma del palpador: los contacts deboran poser unas formas que _se_adecuen convenientemente a la superficie a medir. Por ello, se suelen emplear palpadores esfSricos para la medicién de superficies pianas y contactos planos para realizar la medicién de cilindros o esteras. Ettoiés debidos al mensurando nee a . Entendemos como mensurando ta magnitud particular sometida a medicién. Logicamente, este objeto presentaré una serie de errores, como pueden ser: + Errores micrageométricos: debidos tundamentalmente a su proceso de fabricacién. Por ello, la calidad de las superficies sera tanto mejor cuanto mayor sea la precisién exigida a la pieza, + Errores macrogeométricos: muchos cuerpos presentan defectos de forma que impiden la correcta medicién de una magnitud. Asi, por ejemplo, podemos encontrar estos orrores en la determinacién del diémetro de un cilindro, ya que este elemento puede presentar errores de ovalizacién o defectos de redondez, que generarén distintos resultados de la medicién dependiendo de la posicién diametral que se mida, 6 | | | l + Errores por deformacién: las formas y dimensiones de las piezas objeto de estudio pueden provocar deformaciones propias del elemento, lo que se traducirs en errores de medicién. Como ejemplo podemos pensar én la detetminacion de la longitud de una varilla, donde su esbeltez puede generar tna curvatura del elemento que falsee la.medida tomada desde us exiremos. Ademés, muchas piezas, sobre todo las tratadas térmicamente, poseen tensiones internas que con el paso del tiempo se traducen en deformaciones externas. Podemos diferenciar los siguientes: © Errores generados por la temperatura: es de gran importancia la temperatura que posean las piezas ‘sometidas a medicién, asi como los instrumentos empleados, ya que los materiales eslén sujetos a dilataciones que provocaran falsas medidas (fig. 8). Podemos-alirmar que el incremento de la longitud de un cuerpo sera proporcional ala variacién de temperatura y al coeficiente de dilatacion que posea el cuerpo (tabla 9). Por lo tanto tendremos: TSA BEM) fal; (bj) 2tonRiudl inicial; NE jibiletempetdiioa ; @= Coeficiente dedilaiacicn lineal Tabla. 9 Coeticiontes de dilatacion térmica, Fig. 8 Material arc") Acero dulce | 0,000012 ‘Acero Niquel__| 0,0000015 Hierro Fundido | 0,0000105 | Plata 0,0000197 Oro 0,0000142 Plomo 0,000028 Cine 0.00003 Aluminio 0,0000288 Latén 0,0000185 Veer | Cobre | 0,0000165 [Tungsteno | 0,0000045 > 1 Bronce 0,0000175 + Exrores generados por humedad: la corrosion es un factor negativo en los elementos que intervienen ‘en la medicién; por ello, para evitaria se debe controlar la humedad relativa en las zonas de trabajo. + Errores generados por la presién, las vibraciones, 1a luz, etc.: como estamos viendo, los factores ambientales son fundamentales para obtener datos flabies; por eso, una correcta iltminacién evitando el acceso de los rayos del sol, la ausencia de vibraciones, de corrientes de aire, etc., deberan ser pardimetros conirolados en e! laboratorio de metroiogia. Calibracién de tos instrumentos Para reducir al méximo los errores sistematicos, los instrumentos de medicién se someten periddicamente a procesos de calibracién, entendiendo éstos como las operaciones que se llevan a cabo para determinar una ‘medida y poderla comparar con un patrén o magnitud de referencia. Aclararemos este concepto mediante un elemplo, ya que estaremos realizando una calibrac determing Gracias operacién_en_los_ llama medidas. Fig. 10 Calibracién de un micrémetro. Pao cine Trazabilidad Acabamos de ver que para calibrar fos instrumentos se emplearan unos patrones con una calidad determinada, Pero si nos paramos a pensar, nos asalta la duda de quién hizo esos patrones y quién los calibré. La respuesta es que su fabricacién fue fealizada con maquinas y equipos precisos y su calibracién se llevé a cabo con otto patrén de mayor calidad. Ademds, esta cadena de sucesos se puede repetir y, dependiendo del eslabén en el que nos encontremos, podremos atimmar la calidad del instrumento que estamos manejando. Esta “cadena” es lo que se conoce con el nombre de trazabilidad, que en definitiva se define como la propiedad del Fesultado de una medida que permite relacionario con los patrones 0 referencias del mas alto nivel, y a través de éstos a las unidades fundamentales del Sistema Intemacional. por. medio de .una serie ininterrumpida de comparaciones. Si realizamos un gréfico en forma piramidal (fig. 12), en la base se sitéan los instrumentos ordinarios empleados en operaciones corrientes. A medida que vamos ascendiendo, encontramos instrumentos y icidn cuando midamos una_cala patron de una dimension /comparemos [a lectura del instrumento con la que nos indica el patron (figs. 10 y 11). 2 ta_operacién_se valoraran los ettores. que cometen los instrument. “Tos “Cerlificados de Calibracién’, garantizando ia fiabllidad_y tra . pudiendo Fig. 11 Patron de dureza para calibrar un durémetro, Fig. 12 Pirdmide de trazabilidad, Patién Intemacionel Patron de Trabaio Instrumente de medida mesa de iyo ne ema i969 atrones de mayor calidad que a su vez son superados por otros mais precisos. Para entender este sistema, nos remontaremos a las definiciones que generan estos patrones, en definitva al Sistema internacional de Unidades. ” i ti Smiemainsacionalde Unidades Es de suma importancia conocer y dominar el Sistema Internacional de Unidades, ya que podemos Gonsiderario como un lenguaje universal de la ciencia y la técnica. Por ello, definiremos este sistema clarificando los conceptos mas relevantes. EI Sistema Intemacional unifica las unidades y los simbolos, pero no asi los nombres que se aplican a éstos. Dependiendo de los paises, algunas magnitudes reciben nombres distintos de los que en Espafia estamos ‘acostumbrados a utlizar. Nosotros aplicaremos la norma UNE 82100:1996, generada por AENOA, y para la gual debemos conocer ciertos conceptos fundamentales. De este modo, podemos decir que o! Sistema Internacional deriva del Giorgi, también conocido como, MKSA, pues, ademas de otras unidades que lo complementan, se basa en Metro, Kilogramo, Segundo y Amperio, En primer lugar, aclararemos el concepto de magnitud, entendiéndola como una propiedad fisica que puede ‘ser medida, Por ojomplo: la temperatura, el peso, etc. Las magnitudes se pueden dividir en dos tipos: => Magnitudes basicas.- Son las unidades fundamentales de las que derivan todas las demas (tabla 13). Tabla 13 Magnitud [Unidad | Simbolo Definicién Longitud metro m Distancia que Feoorre la uz on 1/208 792 450.8 DuaG de 8 192 62 770 porodos dota uz que emo a ransesdn de 6s Tiempo | _ segundo s “Jos nvois hiperines del estado fundamontal del casio 132 Masa ‘dlogramo | _kg Peso del protapo Geposiado on 1804 en Séwes, TaerscedTcandla | ed _| mensiminsa naiaS40 ary Yee xososrin Cantidad de ~ Cantidad de sustancia que hay en un sistema compuesto por tantas sustancla mol mol eniidaces elementals como stones hay on 12 g de cao 12 Temperatura Eexivalo a 1/276, 16 vees Ia temperatura temocindmic de punto pl del termodinamica |_ Kel s agua ‘TIeTSAd Go na GorTene GUe, al pasar por dos conducorespaalelos, da Corriente o A amperio ‘A | sergtuininta, seccon despreciabley aun mato de dstancia, precio una eléctrica ab ‘herza de 2008N pot mete de conductor. > Magnitudes derivadas.- Son aquellas que se obtienen combinando las basicas (tabla 14). Tabla 15 Tabla 14 Nombre | Simbolo | Factor Magnitud f Unidad Simbolo yotta ¥ io" Frecuencia Trereio Hz A zetta Z Jor Fuerza newton N xa E 10 Presion, tension mecanica pascal Pa T peta P t0"° Potencia, flujo radiante vatio “Ww @ [tera T Energla, taba, cantdad io a 2 | oa |e 7 3 | mega M Carga elécitica culombio c| : a Capacidad eléctrica faradio F ido: k ~ Potencial eléctrico voltio Vv hecto h Resistencia eléctrica ‘ohmio a__| deca. da Inductancia enrio H decid induccién magnética tesla T 14 enti c ‘Conductancia eléctrica, ‘siémens Ss le e mili ™m Fiujo magnético weber Wo § [nic u ingulo plano | ___radian rad & [7 nano] ‘Angulo sdlico estereo-rradian | st 3 | pico P Flujo luminoso “lumen im ~| 8 [“emto { [~~ Tuminancia lux ik 1 [ato a zeplo z LT yooto Ty En muchas ocasiones, los simbolos suelen ir acompahados de prefijos (tabla 15), que expresan miltiplos ‘submtitiplos de la unidad. Los que indiquen miltiplos se escribirdn con mayiiscula, exceptuando ia "k” de kilo y 3 los inferiores a él. Los que marquen submiitiplos se ingicaran con mindscula, excepto la micra que se 2 representard por la legra griega nod A titulo informative, seguidamente se detallan ciertas particularidades a tener en cuenta al emplear este “ sistema de unidades. 5 2 1. Sobre ios simbolos y unidades diremos que: . Las unidades se podran expresar por el nombre o bien mediante su simbolo, pero no deben mezelarse entre ellos. Ademas, los simbolos no provienen de abreviaciones, por lo que no se terminarén con un punto. Siempre se escribiran de la misma forma, independientemente que sean singular o plural. No sucede lo mismo cuando se indiquen los nombres completos, ya que éstos se indicardn segtin corresponda, exceptuando los terminados ens, zyx. Los simbolos se expresardn en mintisculas, a excepcién del @ y los que deriven de personas. Al expresar el litro, la eleccién del 6 L es opcional, para evitar posibles confusiones con el nimero 1 Todos fos nombres de las unidades también se expresarén con minusculas. Los sfmbolos sélo podrn ir unidos a su sufjo, en los dems casos presentaran espacios, por ejemplo: mg, um, etc.; 25 N, 90 kg, etc, Se exceptian las unidades sexagesimales. 2. En cuanto a la numeracién explicaremos que: La separacién entre la parte entera y la decimal se realizara siempre mediante una coma, nunca por un apéstrofe © un punto. A partir de la coma las cifras se agruparén de tres en tres. Para niimeros grandes se ‘emplea la regia del GN, es decir, potencias de 10 multiples de 6. Asi, diremos millén a 10°, bllén a 10", tillén a 10°, ete. (Giitétio de rechazo de una medida Es muy habitual repetir una misma medida para hallar la media y lograr una mayor precisién, acercéndonos més a la verdadera magnitud del objeto. Pero entre las medidas realizadas puede que alguna haya sido A. afectada por errores aleatorios graves, de modo que, si es tenida en cuenta, desvirtuard el célculo y falsearé el resultado obtenido. Por esto es necesario detectarlas y eliminarlas, para lo cual existen unos criterios do rechazo de medias. Podemos hablar de dos sistemas distintos: * Criterio determinista: es un sistema que se fundamenta en determinar las medidas con mayor desviacion a la media. Dependiendo del nimero de reiteraciones que se hagan seguiremos el siguiente criterio: ; Se rechaza la medida X, cuya desviacién respecte alamedia sea maxima. | Sin<20 Sin» 20 | Se aplica dos veces la condicién anterior. Criterio de Chauvenet: para aplicar este método, se rechazaran aquellas medidas cuya desviacién a la medida sea: [RJEX|S*Gs on donde Kin) es un coeticiente que depende del nimero (labia 16), y que asegura que se rechacen todas las medidas euya probabilidad de apericisn sea inferior a 1/2n Y" de medidas realizadas (n= ndmero de medidas realizadas). Tabla 16 fel? 3[#[s[e][7][e]e]w]wlm] sla] wo] | 100 | 0 | 50 115 | 198 | v4 | 165 | 479 | 100 | 186 | 192] 196] 219 | 224 | 200 | aad | 249 [esr [ast] an | 029 " Medidas | %. Para aciarar este concepto pondremos un ejemplo: : ‘Supongamos que tenemos una serie de 10 medidas realizadas sobre 1a misma 3 pieza, obteniendo los siguientes datos: 4 5 6 Por ol criterio determinista al comparar las medidas con la media vemos que el 7 vaior 15,001 es el quo mas difiere + de la_—_— media: a TS00LiR 14 9988rim = 0,0022%An, por Yo tanto serfa el valor quo @ eliminariamos. 10 Siguiendo el criterio de Chauvenet tendramos: 15,0082 R/ PRE Ky 8 = 14,9988 © 1,96 1,032796 10° = 1499678 (x; -X) s OER) BEE osa706510° Nol 9 CObservamos que no hay ninguna medida por debajo de 14,99678, pero si que hay una por encima de 45,00082, que es ol valor de 15,001. Por lo tanto desechariamos ésta media ya que desvirtua el resultado. \Volverfamos a realizar el calculo sin tenerla en cuenta. om v Incertidumbre de medida Si pensamos en las operaciones que se llevan a cabo para realizar una medici6n, nos daremos cuenta de que se comenten un sintin de errores debidos al patrén, al instrumenio, al método empleado, al célculo, al ambiente de medicién, etc. Aunque sean de pequefa cuantia, estos errores infiuyen directamente en el resultado de la ‘operacién, quedando todas las medidas afectadas por una incertidumbre. Entendemos por “incertidumbre de medida’ el parémetro que viene asociado al resultado de una medicién, y que indica el intervalo de valores que podrian ser razonablemente atribuidos a la magnitud que se esta midiendo. Lo que so esta intentando explicar es que, para que una medida sea ttl, es fundamental indicar entre que limites provables se encuentra el verdadero valor. Para hacerlo se empleard la incertidumbre, que acompafiara a cada medida informando sobre la fiabilidad de los datos que se manejan. Para proceder a su calcula intervendran varios factores, entre los que destaca el andlisis de la distribucion estadistica de una serie de valores, basandose en la desviacion tipica muestral. La incertidumbre sera proporcional a esta desviacién Todo instrumento de medicién podria representarse mediante una curva que indicaria la distribucién normal que arroja dicho aparato. La curva, nos informard sobre el comportamiento que va a manifestar el instrumento, Silas medidas que arroja se encontrarén préximas a la real, y si al repetir una misma medicién dard resultados muy dispares. Observando las siguientes ourvas (fig. 17), podemos ver cémo las que son amplias en su base y adquieren poca altura identiicaran instrumentos poco precisos. Las que, por el contrario, concentran la | mayoria de los valores proximos entre si, traduciéndose en una curva esirecha en su base y de altura | considerable, identifican aparatos precisos. Ademas, también nos podemos percatar al estudiar las curvas de sil instrumento arroja valores con buena mala exactitud, observandolo en la centralizacion de la media con respecto al valor real. Fig. 17 Fig. 18 La desviacién tipica es una medida de dispersién de las variables (fig. 18). Se designa por “0” 0 “S’, y en definitiva aporta informacién sobre como se alejan de la media los valores que arroja el instrumento. Su céiculo $0 realiza de la siguiente manera: XX, = Cada medida obtenida X= Media de todas las modidas N= Numero de medidas | Las incertidumbres van a venir dadas por fuentes diversas, tal como el instrumento de medida, el elemento que Se std midiendo (el cual recibe habitualmente el nombre de “mensurando"), el ambionte de medicidn, la Persona que maneja el instrumento, etc. Al cuadrado de la desviacion tipica se le conoce con el nombre de varianza: Varianza = 0” = S* aletie'dé ta incertiaumbre a Existen dos formas de determinar las incertidumbres: «Evaluaciones Tipo “A” + La estimacién de la incertidumbre se realiza baséndose en métodos esladisticos. Es logico que para emplear este sistema se habré repetido varias veces (Mvsces) !@ frodicién de una magnitud bajo las mismas condiciones. Entonces afirmaremos que el valor de la incertidumbre ser proporcional a de desviacién tipica. Se calculard de la siguiente forma: Incertidumbre aleatoria “J (Siz Desviacién Tipica \imero de medidas efectuadas para determinar el valor medio Representa el coeficiente de sensibilidad del instrumento. Puede adquirir los Valores de 1, 2 63, siendo "2" el mas habitual que equivale a un nivel delconfianza del 95,4 %. Un factor de confianza K = 1 implica un nivel de confianza NC = 68,26% y un K 3 NG = 99,73% (fig. 19). Fig. 19 « Evaluaciones Tipo “B" — La estimacién de la = 873% incertidumbre se logra mediante otras informaciones, 55 Como pueden ser la propia experiencia, certficados | [ & de calibracién, especificaciones del fabricante, etc. algal cae De manera ordinaria, a las incertidumbres de! Tipo “A" se las ‘conoce como incertidumbres aleatorias, y a las del Tipo “8”, | como sisteméticas, aunque osta definicion no es exactamente cierta. I La incertidumbre total, también llamada incertidumbre estandar combinada, es igual a la raiz cuadrada de la suma de los cuadrados de todas las incertidumbres que afectan a la medida realizada, ' Meoat (Fe para calcular la incertidumbre se tendran presentes tres fases que se desartollan en cualquier medici6n, y que inhorontemente condicionan la incertidumbre. Por Io tanto, la incertidumbre total se vera afectada por los siguientes aspectos: 1. Elpatrén de referencia.- Esta incertidumbre vendra definida por la norma, y la lamaremos “Is” 2. La calibracién del instrumento.- Para llevar 2 cabo la calibracién se medira "N." veces ol patron de referencia, Habitualmente suele ser 10 6 mas veces. Seguidamente, se caloulan la desviaci6n tipica {que posee y a incertidumbre que se comete en la ealibracion. 1 ? nn J-La realizacién de la medicién.- Normaimente se realizaré 1 6 3 veces, por lo que en este periodo tendremos otro numero de mediciones efectuadas ‘n,.. También seremos ‘conscientes de que la medida s se realiza con el mismo instrumento, por lo tanto la desviacién tipica en la medicién serd la calculada en el periodo de calibracién. El célculo de la incertidumbre de medida sera: ae Finalmente se calculard la incertidumbre total que serd igual a: bo del patrén 28) y la media de los valores obtenidos en fa calibracién Este valor suele considerarse como un parémetro mas del céloulo de la incertidumbre, quedando finalmente ‘como sigue: i ‘Como estamos viendo, el valor de la incertidumbre seré proporcional a la desviacién tipica. figative Para acabar de entenderlo, pondremos un ejemplo del calculo de la incertidumbre y después representaremos gréficamente la secuencia realizaca, Supongamos que tenemos que realizar la calibracién de un micrémotro de exteriores, con los siguientes datos: Se calibra con un juego do bloques patrén de calidad 2, cuya incertidumbre segun la norma UNE es: ly = (0.5+0.01L)u, siendo L= Longitud del patron en mm = 15mm. El nivel de confianza os del 95,4%, y se realiza la medicién de la pieza tres veces. ‘Comenzaremos calculando la incerlidumbre del "Tipo B°, también llamada sisternatica del patrén. Aplicando la ‘scuacién qe nos proporciona la norma tendremos: Seguiremos determinando la incertidumbre sistemdtica generada en el proceso de calibracién, pudiendo lWamaria aleatoria 0, mas concretamente, del "Tipo A’: Medidas de zl calbracien |_X,(m)_|_[¥.-%| 1 44,998 | 0,002 at 2 14,998 0,0008 64x10" 3 15 10,0012 1,44x10° 4 14,998 0.0008 64x10" 5 14,999 0,0002 Axi" 6 14,998 0,0008 64x10" 7 14,998 | 0,008 | 64x10" Je 8 14,999 | 0.0002 | 4x10" 9 15,001 90,0022 4,84x10" 10 14998 | 0,0008 | 6,4x10" ae WT Hl iH uy { Finalmente, calcularemos la incertidumbre sistemética generada en la operacién de medicién. Tendremos presente que la desviacion tipica on la medicion es igual que en la calibbracién, ya que el instrumento empleado i es el mismo. 03279610 ia : = 45,9628 x10* a : Para concluir calcularemos la incertidumbre total: 4 ~"s —_ i iB x a 5 Fy ¥ re VP dag lt v2 82 hd) BlGSaos) a2? taromen 10°) (TS2) G00monm Si tenemos en cuenta la correccién de calibracién obtendremos una incertidumbre igual a: ; lag =U +? +l? +A, =e ((esu04) +G.265990104F + 6hi9008.x104)' +(,0012)° 1,012 AR. =X9-X, =15-14,9988 Grafica mente podriamos representar la secuencia de incertidumbres tal y como se indica en fa figura 20. Fig. 20 Patron Certificado mm AXc=0,0012 Xe=14,9988 eee Calibracién del instrumento| ( Patron Medido con instrumento (Ke2; Ne=10) | | ] Cm lac=83,26500x10" | | / Y, id Medida bruta = Pieza (K=2; nm=3) THe ( [lan=st5,9626%10" - _ | AXe=0,0012 im “EP Pleza Medida corregida E ltota-0,0015 Xs(K=2) Ty 24 Expresion de los resultados de uiia medida Los datos obtenidos de las mediciones deberdn ser completos, de manera que informen con precisién de la fiabllidad de los resultados. Por ello, es necesario indicar en cada medida los valores mas probables que podra tener (fig. 21), realizéndolo de la siguiente manera: -Valor numérico. -Incertidumbre de medida. -Unidad empleada en la magnitud. “Factor de incertidumbre (k) 0 nivel de confianza (NC). +{0,0015] | ] — Factor de incertidumbre| | | L___. Unidad = incertidumbre ———+ Valor numérico: Plan de calibracién , En todas las empresas se debera organizar una calibracién periédica de los instrumentos y equipos de medida, de forma que se pueda asegurar la fiabilidad de las medidas realizadas a través de la trazabilidad y de la incertidumbre de medida. Para dojar constancia de estas operaciones se seguiré un plan de calioracién, cumplimentando la documentacién correspondiente a cada equipo. Podemos decir que el contenido minimo en un certficado de calibracion seré: = Designacién del equipo calibrado. = _Identiticacion de los patrones utiizados y garantia de su trazabilidad. — Referencia al procedimiento o instrucci6n de calibracion utiizado. = Condiciones ambientales durante la calibracién. — Resultados de la calibracién. ~ Incertidumbre asociada a la medida. — Fecha de calibracién. Firma (0 equivalente) del responsable de la calibracién. 25 Conceptes' Empezaremos conociendo le diferencia esencial entre medir y verificar: Medir es comparar una magnitud con su unidad; es decir, consiste en hallar el valor numérico de una magnitud determinada, bion sea tiempo, longitud, masa, ett.\A la accién de medir la lamamos medicién, ‘mientras que al resultado obtenido en dicha medicién fo denominamos medida. + Veriticar consiste en comprobar si una determinada pieza est dentro de unas tolerancias especiticadas © cumple unas caracteristicas determinadas, Por lo tanto, una verificacign implicaré una respuesta como bien/mal, correctovincorrecto, etc., sin necesidad de un valor numérico) Un ejemplo lo tenemos en los calibres de tolerancias “pasa — no pasa’, los cuales nos informaran si la medida de la pieza que se esta veriicando se encuentra dentro de tolerancias, pero no arrojan informacién concreta de su medida De estas definiciones que acabamos de ver nacen los conceptos de medicién directa e indirecta: (Medicién directa, Cuando al medi una magritud, el instrumento empieado nos indica en su escala o pantalla «l valor de aquella, sin necesidad de emploar patrones adicionales 0 cualquier otro elemento de referencia, se enliende que se esid reaizando una madicién directa. Los instrumentos mas habituales de medicion directa son: roglas graduadas, pies de rey, goniémetros, micrSmetros, etc:\ (edicién indirecta 0 por comparacién. Es la medida obtenida al comparar la magnitud de un patron do referencia con la de una pieza'|Una vez determinada esta diferencia de medidas y conociendo el valor de la maghitud del patrén, se podran realizar los calculos pertinentes para obtener la medida real de la pieza. Por fo tanto,la dimensién final se obtendra mediante | calculo matematico de otras medidas, es decir, de forma indirecta: : Tabla 1 instrlimentos de medicion'yveriticacion Ba ] FRoglas Graduadas Sogtin el tipo de resultados que obtengamos, bien sea una Directs variable mensurable 0 simplemente una respuesta que Pie de Rey define la valfa 0 la incorreccién de una medida, tendremos instrumentos de medicién 0 de verificacion pe | Mecrémetros | Longitua respectivamente. | strimehtos de'medicién | | Intra Compara Vamos a poder diferenciar entre los instrumentos de medicién directa e indirecta (tabla 1). uimentos de medicion directa de Tonga Modicién | Regla graduada : | | ranges Todos hemos empleado en alguna ocasién las regias. | (piace Mediante su uso se obtienen medidas directas por simple | Goniémevo ‘observacion de su graduacion. Estos instrumentas suelen | Poseer una seccién rectangular, y podemos encontrarias | ngutar Tigidas o tlexibles (figs. 2 y 3). Su graduacién suele venir numerada en centimetros y dividida en milimetros. No inctteoia| Tigonomekta conviene que las divisiones sean inferiores a medios mmilimetros, ya que el ojo humano no lograria apreciarlas, Convirtiéndose las divisiones en un borron. Existen varias Gaidades de regias, considerando de buena calidad las realizadas en acero inoxidable, con supericies fectificadas y que aseguran una exactitud de + 0,5 mm por cada metro de regla.\En cuanto a su longitud, fuedon encontrarse desde regias pequefas hasta las que aloanzan los 2.500 milimetros. Evidentemente, se empleardn cuando las mediciones no requieran gran precision.) 8 favorecera la apreciacién de la lectura empleando reglas de poco espesor 0 biseladas. \ \Se tendra cuidado con el posible error de paralelaje que se produce cuando la léctura no se realiza’ pendicularmente a los trazos. ) a Figs. 2y 3. Regla gradvada flexible, Pie de rey Fig. 4. Pie de rey. (Podriamos decir que es un instrumento indispensable en cualquier tallor 0 trabajo de mantenimiento, ya que proporciona mediciones precisas mediante un sistema sencilo, pudiendo, encontrar aparatos Simples que arrojan apreciacionas de 0,02mm, Son instrumentos muy versatiles y existe gran diversidad de modelos dependiendo de las condiciones de mecicion quo se precisen. Este aparato se puede dividir en dos partes esenciales (fig. 4): +" La parte tija. llamada tegla y normalmente dividida en ° milimetros. Puede presentar por la parte opuesta a osta a ise graduacion otra en pulgadas. Unido a la regla esta uno de los Sideoreane palpadores que se pondra en contacto con la pieza a medi. + | La parte mévil rece of nombre de corredora, y va provista de otra gr | Unida a ella esta el otro palpador que entrara en contacto con la pieza. 1acién que configura el nonio. Principio de funcionamiento del nonio Con el nonio fraccionamos las divisiones de la regia fija. Es decir, es como si cada divisién de la regia, notmaimente 1mm, la dividiésemos a su vez en tantas partes como divisiones posea el nonio. Este concepto puode quedar mas claro mediante un ejemplo: ‘Supongamos que tenemos un pie de rey cuya regia fija esta dividida en milimetros y su coredera posee un nonio dividido en 10 partes (fig. 5). Si nos fljamos detenidamente, observamos que las 10 divisiones del nonio ‘ocupan 9 milimetros de la regia, por lo que al dividir 8mm en 10 partes obtenemos la distancia entre trazo y trazo del nonio (fig. 5), en este caso 0.9mm. Si observamos el desfase entre la primera divisi6n del nonio y la de la regia, vemios que existiré una diferencia de 0, milimetros. Entre la Segunda divisién de la regia y el nonio, la discrepancia sera de 0,2 mm y asi sucesivamente, Debido a lo que acabamos de estudiar, podemos definir la apre un_pie_derey como. la. diferencia entre el valor de_una divisién de la regia y una del nonio. En general. serd el cociente entre la division més pequefia de la regia y el ntimero.de divisiones.del nonio. 1 = Division mds pequeria dela rejgla n Fig. § Detalle del nonio. “ul sll lL aif 28 agla, epto / | | eun ronio Woy dyla ‘onic encia Procedimiento de medioién La forma de obtener la medida, al utilizar un pie de rey, es similar en todos los tipos existentes. Se pondra en contacto el palpador jo con una superficie de la pieza y, desplazando ia corredora, s¢colocard convenientemente el otro palpador. Une vez situado el instrumento, se realizar la lectura por este orden: 1° Se determina la posicién de! cero de la corredera 0 nonio sobre la regla fija. Nos podremos encontrar dos supuestos a. El cero del_nonio coincide exactamente con una divisién de la regia. Cuando esto suceda, también coincidira la Ultima divisién de éste nonio. Simplemente deberemos ver cudntos: milimetros marca la regla (fig. 6) b. El coro del nonio no coincide con ninguna divisién de la regia. En esta circunstancia calcularemos u observaremos en el instrumento la aprociacion que pose su nonio. ‘Seguidamente, comprobaremos el niimero de divisién del nonio que coincide exactamente con la regia. Multiplicaremos ésta por su apreciacién, a la que sumaremos las divisiones enteras que marcaba la regia (fig. 7). Precauciones en e! empleo del pie Fig. 8 Tornillo de Fig. 7 aproximaci6n y de bloqueo. Cuando nos dispongamos a utilizar el pie de rey tenedremos ciertas precauciones. La temperatura de medicién deberd ser de 20 °C. Las piezas estardn exentas.derebabas, las cuales pueden falsear la medida e incluso daar el instrumento. La presién ejatcida en el aparato durante la medicién seré la adecuada, ya que do lo Contrario se cometen ertores producidos por ligeras deformaciones del instrumento o de la pieza. Para evitario, algunos aparatos van provistos de un tornillo de aproximacién (fig. 8), de forma que la presién de medicion Puede regularse convenientemente. ‘Al igual que sucedia con las regias, no ge deben cometer errores de Paralelaje, por lo que la lectura se realizara totalmente perpendicular a las escalas, Tipos de pies de rey Ple de rey universal o mauser Este instrumento es el mas universal y empleado 8 todos, ya que gracias a su constitucién se Pusden “lograr madiciones de _exteriores, intetiores y profundidades (fig. 9), cualidad que le Proporciona gran versatilidad. El material con 0! que se suele fabricar os acoro Kexidable y, en ocasiones, los palpadores de clo estan endurecidos con la finalidad de evitar el desgaste prematuro de este instrumento de medida. Fig. 9 Pie de Rey Universal. Mecticion interjores “A, Mecicisn profundidades f Medicién exteriores: 0 Pie de rey detornero__ Este aparato de medida es de los mas sencilios. Se emplea para realizar mediciones exteriores e interiores (fig. 10). Cuando se trata de realizar medidas exteriores ol modo de.empleo es similar al mauser. Sin embargo, para dimensiones interiores se utlzan los mismos palpadores pero haciendo contacto por su parto externa. Gomo la anchura de cada contacto es de Smm, la medida-real-ciffere.en. 10mm de la que genera la lecture Girecia del instrumento. En conclusion podriamos decir que cuando se realicen mediciones de interiores, se han de sumar 10mm a la lectura que aparece en la escala (fig. 11). Esta configuracién le aporta mayor ‘en la medicion de agujeros o huecos, por lo que su uso también es muy habitual (fig. 12). Fig. 10 Fig. 11 Fig. 12 Aplicacion delipie de rey de tonero. Otros tipos de pies de rey Como ya comentamos con anterioridad, existen multitud de tipos (fig. 13), dependiendo bésicamente de las piezas quo se deban medir. Podremos encontrar pies de rey para medir piezas escalonadas, tubos, ranuras, Bie ademas, pueden ir provistos de esferas que proporcionan la mediciin mediante la observacién de les saetas, o incluso digitales (fig. 14) que nos aportan medidas répides, precisas y sencillas de leer. Fig. 13 Pies de rey con diversos tipos de palpadores. Fig. 14 Pie de rey digital. 20 es x. 7, ara, se yor 370. Fig. 15 Calibre sonda, Sonda de protundidades » Son los pies de rey que se omplean exclusivamente | para medir alturas 0 profundidades (fig. 15). Existen | varios modelos de sondas, en funcién de la medicién / que deban efectuar. Tornillo micrométrico o palmer (fig. 16) Este instrumento de medida es utilizado ampliamente, ya que las mediciones se hacen con rolativa sencilloz y la apreciacién que ofrece es superior a los pies de rey. Logra precisiones centesimales o milesimales gracias a su_ principio de funcionamiento. Sus campos de aplicacién no suelen superar los 25mm, por lo que existiran micrémetros capaces dé medit de 0-25, de 25-50, etc. Ademas de micrémetros de pequefias dimensiones, se pueden encontrar otros capaces de medi dimensiones superiores a 1,5 metros (fig. 17). Fig. 16 Partes de las que se compone un Fig. 17 micrémetro. Patpadors Regia NOW Tambor *Canagat Principio de funcionamiento Este aparato emplea un mecanismo tomnillo-tuerca para efectuar la madicién. Su principio de funcionamiento se ‘entendera mejor mediante un ejemplo: si tuviéramos un tomillo de métrica 10, podriamos afirmar que al girario una vuelta completa avanzaria 1,5 mm, que es su paso. Si sefializaramos en la cabeza del tornillo dos Marcas ‘puestas, conseguirlamos realizar avances de 0,75mm, ya que girariamos media vuelta de cada vez. Cuantas ‘mas divisionos realizéramos, mayor seria el control del movimiento y, por tanto, la apreciacién En la realidad, los tomillos micrométricos estén formados por un tomillo cuyo paso es de 0,5 mm. En el extremo 0 cabeza del tomillo va colocado un tambor graduado, de forma que se puoden realizar 50 divisiones in diicutad. Como la apreciacion de estos instrumentos de medida depende del nimero de divisiones que Bresente el tambor, jue_en un micrémetro convencional la apreciacién seré: Cuando a estos instrumentos se les exige mayor precision, lo habitual os afadir a este sistema un nonio Provisto de 10 aivisiones. En este caso, para calcular el valor de la apreciacién del aparato dividiremos la a menor medida arrojada por el instrumento, en este caso 0,01mm, entre las 10 divisiones del nonio, obteniendo una apreciacion final de 0,001mm. i estusiamos la constitucién de los micrémetros (fig. 16), vemos que estah formados por un cuerpo que presenta forma de herradura, 1o que aporta rigidez al instrumento, En uno de Sus extremos hay un palpador fo. Opuesto a este contacto hay otro despiazable, cubierto por una regla fia graduada en medio miimetrs. Esta regia va alcjada en un tambor dividido en 50 partes quo so desliza sobre olla. EQ el extremo del micrémetro hay un mecanismo de aproximacion final que regula la presién de contac la medicién, Gpteando una tuorza aproximada de 1kpsUna ver alcanzada la presién necesaria, el mecenisfno sigue girando taro sin transmit el movimiento al torilo palpador, Al igual que sucedia con fos ples de rey, algunos fnicrémetros tienen sus palpadores endurecidos con el fin de evitar el desgaste srematio ) Para realizar la medicién hacemos girar el tambor, de forma que un tornilio interno so va roscando en una fuerea fa y desplaza linealmente el palpador. Cuando el micrémetro esta totalmente cerrado, el tambor_tapa por completo la oscela de la rogia, coincidiendo el cero de la regia con el del tambor (fig. 18). A medida que Eesonroscamos el palpador, el tambor va retrocediendo dejando visibles las divisiones de la regla (fig. 19). Las fecturas ce las medidas se realizarén teniendo en cuenta las divisiones enteras de la regla, @ las que se sumardn las centesimas indicadas por la divisién del tambor coineidente con la linea horizontal de la regla fia. Fig. 18 Micrémetro en la posicién inicial de medicién Fig. 19 Micrémetros en posiciones intermedias. con dibujo explicativo. Si el micrémetro va provisto de nonio (figs. 20 y 21), una vez realizadas las operaciones anteriores, observaremos la division det nonio que coincida fexactamente con la del tambor. Seguidamente, sumaremos a la medida la apreciacién obtenida por este sistema para obtener el resultado final 1do—_Tipos de micrémetros Existe una gran variedad de modelos, ya que hay muchas necesidades de medicién y los micrémetros deben que adaptarse a ellas. Entre los mas importantes, podriamos hablar de los siguientes: dor os. del Micrémetro de extoriores. on, fa ado Es el modelo que hemos visto hasta el momento, Permite la medicién de diémetros o longitudes (figs. 16 y 17). 708 Cuando se emplea el micrémetro deberemos tener ciertas precauciones. Estos instrumentos pueden generar un error de origen, por fo que en primer lugar verificaremos que esta bien calibrado. Para realizarlo, cuando cl ana micrémetro tenga un campo de medida de 0-25, simplemente poniendo en contacto sus palpadores y apa comprobando que la lectura es de “0” podria ser suficiente (fig. 718). Si se trata de micrometros con otros que intervalos de medida, emplearemos un patrén que acredite las mediciones que realiza el palmer (fig. 22). tas se Puede suceder que cuando se procede a la calibracién se cometa un error sistematico en la medida. Para a solucionario se puede girar ligeramente la regia fija, auxiliandonos de una llave de gancho (fig. 23). ‘Seguidamente, se comprobaré si a regulacién ha sido correcta mediante otra calibracién (fig. 24) tas. Fig. 22 Micrémetro de 25-50 con patrén y Fig. 23 Ajuste det llave de ajuste. ‘micrémetro. ajuste. En cuanto a su manojo vamos a tener varias posibilidades, ya que un micrémetro de pequefias dimensiones se puede sujetar con una sola mano (fig. 25), teniendo la libertad de sustentar la pieza a medir con la otra mano {fig. 26). Cuando el tamafo del instrumento aumenta se hace necesario emplear ambas manos para sujetario. ‘También podremos ullizar accesorios de sujecién, ya que en ocasiones facitan la medicién (fig. 27). Fig. 25 Fig. 26 Fig. 27 Micrémetro de interiores Estén concebidos para realizar mediciones de orificios o de distancias entre caras paralelas enfrentadas. Para realizar su calibracién se emplearén anillos patrén (figs. 28 y 29), los cuales aseguraran que las medidas arrojadas por el instrumento son fiables. Fig. 28 Anillo patrén y micrémetro de : inferiores de tres contactos. Fig. 29 Detalle de la calibracién. Dentro de estos micrémetros podemos diferenciar los de dos y de tres contactos. Micrémetro de dos contacte Se compone de una regia fija y un tambor que se desplaza sobre ella, En cada extremo iré dispuesto un ‘contacto (ig, 30). El empleo de este aparato exige cierta habilidad, ya que se apoyara un contacto del palmer en al officio. a medir; Seguidamente, se oscilara el micrémetro haciendo que el otro contacto roce, mediante | {rotamiento suave, en el punto opuesto del didmetro. Se irdn probando sucesivas medidas, hasta que logremos | la que materializa un forzamiento suave en el oscilamiento. Fig. 30 Micrémetros de dos contactos de varias dimensiones. Miorémotro de tres contactos: Para la medici6n de didmetros interiores en agujeros de pequefto y mediano diametto, y con el fin de fa proceso de obtencién de la medida, se desarrollé un micrémetro con tres contactos (fig. 31). De esta forma se evité el inconveniente de ir probando sucesivas dimensiones, ya que sus tes patas se desplazan simulléneamente y favorecen el autocentrado, por lo que simplemente se actuaré sobre el tambor hasta que sus topes toquen con la superficie de la pieza. En ose momento se debera realizar la lectura del didmetro del agujero. Fig, 31 Varios modelos de micrémetros de tres contactos. jas vun mer ante nos ‘Micrémetro de profundidades [cst formade por nat esiructira en forma de “T* y va provisto de un juego do varia inercambiables que permiten cubrir un amplio campo de medidas fig. 31). La calibracién se realizard sensorialmente, ya que este instrumento no suele poser la ruedecilla de friccién para la aproximacién final. Una vez colocada la varilla adecuada, se situardn dos bloques patrén, con la misma medida, sobre el marmol. Haremos reposar el palmer sobre ellos @ iremos girando el tambor hasta sentir que la varila toca el marmol. Sera el momento de comprobar el instrumento. Cuando la varilla utiiizada es la més pequefia, esta operacién se puede realizar directamente sobre el marmoi sin necesidad de emplear patrones auntliares (fig. 32). La medicién se realiza de forma similar a la calibracién, es decir, sensorialmente (fig. 33). Fig. 31 Micrémetro de Fig. 32 Calibracién sobre profundidades y varillas. el mérmal, Fig. 83 Procedimiento de medicién. Otros tipos de micrémetros ‘Ademés de los que hemos visto, existe una amplia gama de micrémetros disefiados para realizar mediciones concretas y especificas. De ellos podemos destacar los micrémetros de medicidn de roscas (fig. 34), de ‘engrangjes (fig. 35). de pequefios diémetros, de chapas, de ranuras 0 acanaladuras estrechas (fig. 36 y 37), de espesores de tubos, de formas especiales (fig. 38 y 39), oc. Fig. 34 Micrémetro de roscas. Fig. 35 Micrémetro con platilios. Fig. 36 25 strumentos de medicién directa de. La medicién de angulos se realiza mediante los transportadores de angulos y los goniémetros. {Un transportador simple esté constituide por una semicircunferencia divida on 180°, que presenta trazos | pr idauos en su borde. Esta graduacién suele realizarse en ambos sentidos, con el fin de obtener e! angulo \ Geseado de forma directa. Sobre su centro gira una regia, la cual se interpone en la escala graduada indicanclo Grangulo que materiaiza la medida (fig. 40). Notmalmente aporta la lectura en grades, pudiendo oxistr ‘\ modelos con precision de medios grados. Fig. 40 Transportador simple. EI transportador universal 0 goniémetro posee el mismo fundamento que el anterior, pero esta mas Evolucionado, ya que consta de una pleza en forma de escuadra que va unida a un limbo graduado (fig. 47). En su centro lleva acoplado un disco que gira solidario a una regia deslizante (fig. 42). El limbo suele estar dividido tn grados, desde 0 hasta 90, por lo que esta graduacién se repite cuatro veces. Fig. 41 Goniémetro desarmado. Fig. 42 Goniémetro. Cuando se requieren mediciones precisas de angulos, los goniémetros suelen incorporar un nonio circular, 4° forma que logran mayores apreciaciones, pues su base de funcionamiento os similar a los vistos. con tnierioridad. Este nonio es doble, es decir, esté graduado en ambos sentidos para poder realizar la medicion fen cualquier direccién. tn Gproviacicn do estos instrumentos sera igual al cociente entre ol minimo ngulo gracuado en la escala 021 instrumento "a" y el nmero de divisiones que posea el nonio “n’. Mediante este sistema se suelen lograr apreciaciones del orden de §', aunguo también vamos a poder encontrar mejores apreciaciones, incluso de 2,5". Segiin lo dicho, si tenemos un nonio de 6 civisiones sobre un circulo graduado en grados, la apreciacién seré igual a 10’ (fig. 43). Si el nonio dispone de 12 divisiones tendremos una apreciacion de §' (fig. 44). En estos ejemplos que acabamos de citar surge un inconveniente, ya que la separacién de las divisiones es tan pequeria que resulta cosioso visualizarlas convenientemente. Por ello, habitualmente se graban 12 divisiones. 208 en el nonio, pero ocupan 23 partes de la escala principal, con lo que mantenemos la apraciacién de 5’ y se ulo puede realizar la lectura mas cémodamente (fig. 48). do stir Fig. 43 ‘Ala hora de efectuar la lectura, tendremos en cuenta que en la graduacién principal del goniémetro no pueden realizarse lecturas directas cuando el éngulo sea superior a 90°. Por esta razon, se tendrd precaucion a la hora de colocar el instrumento en las superficies a medir. | Instrumentos de medicién indirecta de longitudes Dentro de este tipo de medicién, trataremos obligatoriamente los “instrumentos de comparacién’. Empezaremos pensado en el significado de la palabra “comparacién’, ya que con estos sistemas se contrasta la dimensién de una determinada pieza con la de un patrén de referencia. Por lo tanto, con esta comparacion | no doterminaromos la medida conerata de un elemento, sino que sabremos en qué cuantia la pioza es mayor & menor que el patrén de referencia. Claramente observamos que con este sistema realizamos mediciones i indirectas. sido ; Relojes comparadores o amplificadores | Como hemos dicho, estos instrumentos son utiizados para comparar magnitudes 0 verificar dimensiones de | piezas. Las apreciaciones més habituales que vamos a encontrar en ellos son de contésimas o milésimas de milimetro, aunque existen dispositivos muy sensibles capaces de apreciar incluso 0,00001mm, } i | Normaimente emplearemos estos métodos cuando sea necesatio verificar unas dimensiones, comprobando que se enouentran dentro de la tolerancia. También los usaremos para comprobar el paralelismo de superficies, el movimiento de guias, la excentricidad de cilindros, la coaxialidad, etc. Al utiizar esta técnica ‘ogramos mayor rapidez en las comprobaciones, unida a resultados precisos y fiables. Los comparadores van a recibir su nombre segun el sistema que emplean para amplificar la medida. Asi, tendremos comparadores mecanicos, neumattcos, hidrdulicos, dpticos, electrénicos, etc. Aqui vamos a estudiar en profundidad los amplificadores mecénicos, ya que son los més extendidos y usados en talleres y operaciones de mantenimiento, Tore tuba Comparadores mecanicos ne oe guia Su_designacién técnica es “Amplificador Mecénico de de Cuadrantes’, pero habitualmente se le llama “Reloj — Esrala ‘con Comparador’. Dependiendo del mecanismo que materialice el _—_certesina eae sién J} Sistema _amplificador, tendremos relojes comparadores de alms ‘engranajes, de palancas 0 mixtos. il inaice Comparadores de engranajes reguable i estudiamos su constitucién exterior veremos que esta mado por una esfera graduada, en la que normalmente se Pusden observar dos aguias 0 saetas. Una es de pequefias der fF imensiones_e@ indica los milimetros que se desplaza 2xialmente la varilla 0 palpador. La otra marca la ampliicacion saint | instrumento (fig. 46). Cada vuelta completa de esta -Palpaor eee] a ‘a os 2s, la ir 49 na von los Comparadores mixtos Estan formados por una combinacién de mecanismos de palancas y de engranajes (ffg. 52). El movimiento se transmite desde el palpador mediante una palanca, la cual arrastra un engranaje que transfiere e! movimiento hasta proporcionar la rotacién de la aguja indicadora. Al tener esta constituci6n se realiza la lectura mediante e| movimiento lateral del palpador. ‘Son comparadores muy utiizados, ya que su pequefio tamafio. unido a la posibilidad de orientar el palpador, lo convierten en ideal para acceder a lugares complicados o para verificar superticies laterales (figs. 53). En su parte posterior suelen ir provistos de una serie de Utiles que ajustan en una cola de milano y que faeilitan su sujecién. Fig. 53. Posibles orientaciones del palpador. Accesorios para comparadores Cuando nos dispongamos a emplear un reloj comparador nos auxiliaremos de un soporte que facilite su sujecion (fig. 54). Estos soportes pueden adquitir formas variadas, segtin las necesidades a la hora de realizar la medicién (fig. 55). Se tendra la precaucién de colocar el comparador de forma que el palpador esté perpendicular a la superficie a verificar, ya que de lo contrario se cometerfan errores. Los relojes comparadores se suelen sujetar en su soporte por unas orejetas situadas en la tapa posterior del Feloj, aunque se pueden encontrar diversos tipos de amartes. Una forma habitual os anclarios por el tubo guia (tig. 56). Fig. 54 Fig. 55 Fig. 56 39 en Comparadores mixtos sta 508 Estan formados por una combinacién de mecanismos de palancas y de engranajes (fig. 52). E| movimiento se 28, transmite desde el palpador mediante una palanca, la cual arrastra un engranaje que transfiere el movimiento ala hasta proporcionar la rotacién de la aguja indicadora. Al tener esta constitucién se realiza la lectura mediante el dir movimiento lateral del palpador. Son comparadores muy utilizados, ya que su pequefio tama‘io, unido a la posibilidad de orientar el palpador, 10, convierten en ideal para acceder a lugares complicados o para verificar superficies laterales (figs. 53). 49 Enssu parte posterior suelen ir provistos de una serie de utiles que ajustan en una cola de milano y que facilitan ‘su sujecién. d Fig. 53. Posibles orientaciones de! paleador. una sién | los 50), cee Accesorios para comparadores cas. Cuando nos cispongamos a emplear un reloj comparador nos auxilaremos de un soporte que facile su sujecién (fig. 54). Estos soportes pueden adquirr formas variadas, segtin las necesidades a la hora de realizar la medicién (fig. 55). Se tendrd la precauciin de colocar el comparador de forma que el palpador esté Perpendicular a la superficie a verfcar, ya que de lo contrario se cometerian errores. Los relojes comparadores se suelen sujetar en su soporte por unas orejetas situadas en la tapa posterior del relgj, aunque se pueden encontrar diversos tipos de amarres. Una forma habitual es anclarios por el tubo guia (tig. 56). Fig. 54 Fig. 55 Fig. 56 sde 0 EI soporte mas empleado se compone de unos brazos articulados y regulables en cuanto a su longitud (fig. 56). En su extremo ira amarrado convenientemente el comparador. El ajuste y situacién de esios soportes puede realizarse mecénicamente mediante el bloqueo de las tuercas ‘que limitan sus articulaciones. Cuando se trate de soportes hidrdulicos, simplemente operando sobre una Tusdecilla puede lograrse el bloqueo de todos los brazos, faciltando ‘enormemente el manejo de estos acoesorios. En cuanto a la base de estos soportes, su superficie inferior puede adquirir diversas configuraciones. Asi tendremos: formas de apoyo planas para su asiento en mérmoles 0 mesas de maquinas, en "V" para sujecién en piezas de revolucién, con formas determinadas que asientan en guias 0 piezas con formas caracteristicas, ete, Es muy habitual que la base sea magnética, de forma que se puede sujetar en cualquier posicién. Incluso hay dispositivos que permiten establecer o anular esta propiedad magnetica a voluntad del usuario, lo que facilta su colocacisn y empleo. Formas de realizar la medicién por comparacién ‘Los olementos que emplearemos para esta operacién serdn: reloj comparador, soporte de sujecién, marmol, ‘patron de referencia y piezas a medi. Una vez ajustado convenientemente el comparador en el soporte, se comprobara que la disposicién de la varilla es perpendicular a la superficie a medi. Seguidamente colocaremos el patrén de referencia, haciendo entrar en contacto el palpador dol comparador con este patron (figs. 57). Tendremos la precaucién de situarlo fen una posicidn media de su recorrido, de forma que se asegure la correcta medicién de piezas con dimensiones mayores 0 menores que el patrén de referencia. Una vez hecha esta operacion se girard la esfera haciendo coincidir el “0” con la saeta centesimal. Si fuese necesario colocariamos los indices regulables y, a continuacién, reticariamos el patrén para comenzar la medicién o verificacién de las piezas reales (igs. 58). Fig. 57 Puesta a “coro” del reloj mediante el patron. Fig. 58 Verificacion de la pieza, observando la variacién de medidas respecto al patrén. Alexémetros Habitualmente los relojes comparadores se emplearén para mediciones indirectas © verificaciones do superficies oxtoriores, pero puede ser necsario realizar estas operaciones en un officio o hueco interior. Para ello nos auxiliaremos del alexémetro (figs. 59a). En su constitucién observamos dos partes bien diferenciadas: /- El cuerpo, con la posibilidad de intercambiar los palpadores de su extremo de medicién dependiendo {, del diametro del orificio. El reloj. Se trata de un reloj comparador colocado en el extremo opuesto a Ia zona de medicién. | Gracias a 6! podemos visualizar la medida, ‘Sobre su manipulacién conviene destacar ol procedimionto que se debe seguir. En primer lugar, se pondré en contacto uno de los palpadores con la superficie del orficio, para seguidamente oscilar et instrumento alternativamente a derocha © izquierda. Si, mientras realizamos este movimiento, observamos la aguia indicadora del reloj, apreciaremos que se mueve hasta que detiene su marcha y comienza a gitar en sentido contrario. La lectura se tomard cuando la saeta se para, puss indicara que los palpadores se encuentran en posicién horizontal (fig. 59). «0 fig. as na tos Asi ion as, way | lita | rol, la ido lo son era ha Fig. 596 Forma de Fig. 60 Proyector de Fig. 59a Dos modelos de alexémetros. empleo del alexémetro. perfiles. oa Towiento pander Proyector de pertiles “En ocasiones tendremos que realizar comprobaciones de piezas cuyo tamafio imposibilita la aplicacién de medios convencionales de medicién o vorificacion, En estos casos, nas auxiliaremos del proyector de pariles {lig. 60). Podemos decir que es el ampiiicador dpiico mas conocido. Esta consttilde por unas lentes gue proyectan los perfiles de las piezas sobre una pantalla, aumentados un ntimero de veces, Estos elementos a verificar son sustentados en una pequefia mesa que dispone de movimientos longitudinales y transversales controlados por tomillos mierométricos, pudiendo situar la pieza con precisién en el lugar adecuado. Mediante unas plantillas que se superponen en la imagen proyectada, se logra verticar la forma de elementos de pequefias dimensiones. Habitualmente se suelen medir radios y chaflanes extremadamente pequefios. ‘Ademas stnecesitamos veriticar, por ejemplo, el perfil de los dientes de una rueda de un reloj, empleariamos este sistema, Instriméntos'dle medicién indirecta de angulos En ciertas piezas los angulos no pueden medirse directamente, sino que vamos a tener que emplear sistemas de medicién indirecta para lograr el valor de una dimensién conereta. Asi podremos hablar de_medicién trigonométrica de Angulos y medicién con regla de senos, Medicién trigonométrica de angulos Este sistema se basa en realizar mediciones de longitudes a partir de caras de referencia en las piezas. Al combinarias con funciones trigonométricas se obtienen 2ngulos determinados. Para realizar las mediciones nos auxiliaremos de piezas de apoyo, como son los rodillos, las bolas, etc, Estos tiles poseerdn unas dimensiones conocidas, as{ como buenas precisiones y acabados superficiales, ya que Cumpliran el papel de patrones. Las funciones trigonométricas relacionaran las dimensiones de los lados y ngulos de un tridngulo rectangulo para obtener la dimensién que se persigue. Las férmulas mas habituales son Galeto opuesto al dngulo a _ cateto contiguo al dngulo cateto opuesto al dngulo a ‘sen hhipotenusa hipotenusa eateto contiguo al éngulo Al realizar una medicién de este tipo vamos a encontramos con tres posibles situaciones: 1. Piezas donde la bisectriz del éngulo a medir es perpendicular a la cara de referencia de la pieza (fig. 61 a) El pracedimiento de medicién sera el siguiente: Se colocaré el rodillo 0 la bola de didmetro “*. Seguidamente se realizara, desde la cara de referencia, la medida oportuna “Y,". Se repetira el proceso con el rodillo 0 la bola de didmetro mayor, obteniendo la medida “Ye, Tendremos en cuenta el triéngulo rectangulo que resulta de unir los centros de las bolas y elevar una Paralela de la superficie que materializa el angulo a medir hasta que corte el centro de la bola o rodillo de Menor diametro (fig. 61 b). En este triéngulo se cumpien las siguientes condiciones: VR sen oe 2 SRS Nps 2 ¢ Y,tr4¥,-R a Fig. 6ta. “ngate a medi Rolito o bela de sitet locctiz porpendicular ala cara de referencia 2. Piezas donde uno de los ladios del Angulo es perpendicular a la cara de referencia (fig. 62) El procedimiento es similar al anterior. En cuanto a la configuracién del triéngulo objeto de estudio, el angulo se obiendrd uniondo los centros de los rodillos y dibujando una vertical desde el centro del rodillo de menor didmetro. Se observa que esta linea es paralela a uno de los lados que genera el angulo a medir. Si nos fijamos en este tridngulo podemes atirmar que: Taate | Lado perpen | flaca e florence Z 3. Plezas donde los lados del angulo son asimétricos respeto a cualquier cara de la pieza (fig. 63). Igual que on los casos anteriores nos ayudaremos de rodillos, pero mediremos las longitudes en el eje "X" & *Y", tal como se indica en la figura 63. Sequidamente uniremos los centros de los rodillos, que proporcionaran la bisectriz del angulo, y formaremos un tridngulo mediante una paralela a la superficie a medir y una perpendicular que una él centro del rodillo mayor con esta superficie. Cuando procedemos al célculo, surge un Inconveniente, ya que no disponemos de las dimensiones necesarias para determinar el Angulo. Por ello, nos auxiiamos de un triéngulo adyacente, cuya hipotenusa “c” sea la misma para ambos. Ahora ya podremos realizar el céiculo de este segmonto para finalmente obtener el valor del semiangulo. Analiticamente, el calcula se realizaria de la siguiente manera: @ R= i Tae | : | a=¥,-¥,4r-R b=(X,-R)-(Ki-) og 2 Fig. 63 Los lados del angulo a medir son asimétricos respeto a cualquier cara de la pieza. ee LL LL 8 Medicién con regia de senos En la medicién de angulos de piezas, ademas de las técnicas Fig. 64 de medicién trigonométrica que acabamos de ver, podemos hablar de otro método que se relaciona intimamenie con estos sistemas. Se trata del empleo de la regla de senos (fg. 64). | Este instrumento esta constituido por una regia que reposa sobre unos rodillos que posee en sus extremos. La distancia | que los separa es conocida, siendo habitualmente 100 6 200 | milimetros. Este elemento de medici6n no puede utlizarse de forma independiente, sino que emplearemos una superficie de referencia como es un mérmol, y bloques patron que posibiltardn la formacién de éngulos. El procedimiento de empleo es sencillo. En primer lugar, se coloca sobre la regla de senos la pieza cuyo angulo se quiere conocer o verificar (fig. 65). Seguidamente se calzara uno de los rodilos, mediante bioques patrén, logrando que la superficie de la pieza quede horizontal Para comprobar esta horizontalidad se suele emplear un relo) comparador que se hace deslizar por esta superficie observando la variacion de la aguia (ig. 66). Fig. 66 Fig. 65 6 Re cones Fiza a comprar / ° a a s 5 > Conociendo la diferencia de alturas entre los puntos de apoyo de la regla, la cual vendra determinada por los bloques patron, ademas do la distancia entre centros de los rodillos, que serd un dato conocido, sélo nos ‘estard aplicar la funcién trigonométrica del seno para determinar el angulo que posee la pieza (fig. 67). De esta Ultima operacién deriva el nombre del instrumento. “a Fig. 67 Tabla 68 Instrumientos de verificacion pease pata aan Gilncros patrén En muchas ocasiones seré suficionte Patrones linealos Anillos patron con determinar si un objeto cumple | Vailas de extremos estéricos unas especificaciones determinadas, Prsmas o bloques patron por lo que una respuesta de vale/no vale, bien/mal, si/no... sera suficiente. En estos casos estaremos realizando : una verificacién, por lo que todos los eee r instrumentos que proporcionen esta eee att eater informacién se _clasifican como _|Werifleacién instrumentos de verificacién (tabla 68). Calas angulares Patrones de medida : De interiores Calibres (pasa no pasa) De exteriores Debemos hacernos a la idea de que, en Especiales os talleres 0 laboratorios metrologicos, tendremos unas supericies 0 dimensiones que nos servirén de referencia para todas las medidas realizadas. Estos elementos son los que conocemos como patrones de (e{etencla. "Se. pueden defn como piezas que materializan una magnitud detorminada ce forma precisa y exacta, sin existir otro elemento que pueda ser mas preciso que ellos en los talleres 0 laboratorios Convoncionales. Por esta razon, seran los valores de relerencia que tendremos en cuenta para calibrar los instrumentos de medida o para comprobar las dimensiones de ias piezas Patrones de longitud 0 lineales ‘Como vemos en la tabla 68, los més habituales son los discos patrén, cilindros patrén, anillos patron, varias de extremos estéricos, y los bloques patrén, también conocidos como bloques Johansson. “Todos estos patrones se construyen con aceros de calidad, ademas de estar endurecidos para evitar el desgaste prematuro por el uso. Estan distensionados, asegurado la estabilidad estructural a lo largo del tiempo Y las supericies de referencia prasentan acabados’ superficiales excelentes, Para identfcar el valor de le hagnitud que materializan, suelen llevar una inseripeién con dicha medida de referencia, Discos y cilindros patrén Los cilindros patrén, que también reciben el nombre de espigas, son varillas cuyo didmetro exterior establece Ia medida de referencia. Una variante de éstos son los discos patrén, que suelen poseer un agujero central para Ajustar un mango de sujecién. Tanto los ciindros como los discos generan la longitud de referencia por SU diametro exterior, y se utiizan habitualmente en la verificacién de instrumentos de medida para exteriores. cos Anillos patron ‘Su nombre indica la forma que poseen estos patrones. El diémetro interior del anillo es el que representa su medida de referencia, por lo que es empleado en la verificacién y calibracién de instrumentos de medida de interiores (fig. 69 y 70) Fig.70 Anillo patrén con fa identiticacion de su didmetro interior. Fig. 68 Juego de anillos patrén. Varillas de extremos esféricos Las varillas de extremos esféricos estan constituidas por una barra que genera el cuerpo (fig. 71). En los extromos van provistas de dos superficies en forma de casquete esférico, pertenecientes a una misma esfera hipotética que’ las genera, y cuyo centro seria el punto medio de ‘a varia. Las zonas més extremas son las que maierializen la medida; estos patrones suelen emplearse para veriicar la distancia entra superficies paralelas, de forma que se puedan oscilar en el proceso de comprobacién, asegurando una correcta medicién. Se utilizan habitualmente en la verificacién de micrémetros, calibres de tolerancia, etc. Prismas o bloques patron Carl Edward Johansson fue el inventor de los comtinmente conocidos como Bloques Patrén. Son los mas empleados y universales. Posen forma de paralelepipedo rectangular y presentan dos cares paralelas que formalizan la longitud de referencia, Al igual que los otros patrones, estan construidos de material resistente al desgaste y presentan buenos acabados superticiales; las dos caras de referencia tienen un acabado superticial tan excelente que permite la perfecta adherencia de otros bloques o calas de similares caracteristicas) (Esta propiedad posibilita la uniGn de varias calas entre si para construir una medida de referencia, por lo que odremos realizar multiples combinaciones de bioques mediante acoplamientos de calas. Estos patrones suelen venir en juegos que presentan una serie de calas con dimensiones escalonadas, para oder acoplar un niimero reducido de ellas (entre 3 y 5), y materializar cualquier dimensién. Suelen venir ordenadas dentro de unos estuches de madera (fig. 72) y, con el fin de diferenciar las medidas que poseen, ada cala patrén lleva inscrito un numero de identiticacién (tig. 73) Los juegos més habituales que vamios a encontrar se muestran en la tabla 74. “6 Tabla 74 Tabla 75 Galas | Contenido” | Wedidea | Ttervafo dent por juego Desviacién maxima de longitud respecto del patrén en ae T0005 = i z = ualquier punto de a superficie 2 tor-149 [opr Medica nominal | Grado | Gradoo | Gradot | Grado2 a 1s-19- [or onmm i 49 0,5 =24,5. 05. a. | ‘i eee [wosato a or a as + 35 : mids co 10408 [03 outa 33) 60 -s + — & ‘mas de 25 a 50 04 o4 0,80 K = més do €0 875 [05 08 "60 i = Loot=ioos TOR | Fae do rsa 0d | 08 06 | 120 | 2 wae te rrés de 100.2160 | 08 08 180 G ae=100 [28 rnd do 180200 | 4,0 10 2.00 103 1 1,005 Es mas de 2004250 | 1,2 12 [240 4 4,01-1,49 0.01 mas de 250.300 | 1,4 14 2,80, 2 os-245 [os mls de 3002400 [ 7.8 i 380] | = < aA més de 4002500 | 22 22 440] 25 Toriaa 908 mis do 500 2600 [26 26 500 | 18 ds-3s [os mids de 600700 | 39 30 3.00 Hic 40-100, 40. ‘mas de 700.800 | 3,4 34 6.50, , a a a a8 750 z 1oi-ror [90 mas do 900 a T000 | 42 a2 3.00 2 124 sl a 25-100 [25 = . aie oat EI empleo mas comtin de estos bloques patrén Io r Te 0,07 encontramos en la calibracién de instrumentos, aunque se oo a pueden utilizar en un sinfin de aplicaciones. | H t L 10 1% = i Segiin las calidades que se requieran, vamos a poder 2 ot encontrar grados de acabado, que dependerén de las 3 $+ “ tolerancias que posean las calas (tabla 75). Evidentemente, z 10 cuanto mejor sea la calidad del bloque, mayor sera su + = Coste econémico. Diferenciaremos los siguientes grades: Grado “kK”: Empleado en laboratorios como medida patrén. Grado “0”: Uiiizado para el control de calas patrén de taller. También se emplea para ajustar maquinas y aparatos de medida de gran precision. Grado “1": Usados habitualmente en los departamentos de metrologla, aplicéndolos al control de aparatos do verificacién, medicién de longitudes, etc. Grado “2; Empleado asiduamente on los talleres como medida de ajuste y de trabajo. También se emplea para la verificacién de instrumentos de medida como micrémetros, relojes comparadores, etc. Los materiales més habituales que vamos a encontrar es el acero o la cerémica, pudiendo usarse y acoplarse conjuntamente bloques de uno y otro tipo. Precauciones y particularidades en el empleo de las calas Se ha de ser meticuloso al emplear estos instrumentos, ya que formalizardn la medida base en cualquier sistema productivo; cualquier alteracién provocaria la variacién de la medida y, por lo tanto, este error se transmitiria a todas las piezas o mediciones sucesivas. Tampoco debemos olvidar que son elementos con costes econémicos elevados, lo que impone un trato y manejo adecuado. { Debemos tener las siguientes precauciones: Siempre que sea posible se evitara el contacto directo con las manos, auxiliandonos de guantes, accesorios 0 soportes. Cuando se manipulen diectamente, las manos han de estar secas y limpias; ademds, las calas estaraén el menor tiempo posible en contacto con las manos, ya que por transmision de calor se variara la | temperatura de referencia que deben poseer (20°C). Evidentemente, nunca se sujetardin por las superficies de medida, 6 . Las calas siempre deben estar guardadas convenientemente en sus cajes, sin dejarlas expuestas a ambientes sucios 0 humedos. Tampoco conviene dejarlas acopladas durante periodos de tiempo largos, ya que al desacoplarias podriamos dafarias. Cuando nos dispongamos a utlizarlas, se limpiaran cuidadosamente con una gamuza, seguidamente ‘aplicaremos una fina capa de lubricante en las caras de referencia, de forma que se asegure un correcto deslizamiento y acoplamiento. Al terminar de utiizarias procederemos nuevamonte a limpiar los bloques para, a continuacién, aplicaries en todas sus caras un aceite neutro adecuado. En ocasiones se emplea vaselina Se evitaran los golpes o caidas de las calas, de modo que las manejaremos sobre superficies blandas tales ‘como madera, pafio, papel, etc. También se impedird la presién excesiva al introducirias en huecos que se deban verificar. Seremos conscientes de que al introducir un juego de calas en un alojamiento, la medida quedara representada por un deslizamiento suave por frotamiento. Un punto importante en el manejo de las calas es la forma de acoplarias entre si con fa finalidad de crear un apilamiento determinado (fig. 76). las calas se han de situar Fig. 76 Calas separadas. Fig. 78 Calas acopladas. perpendiculares entre si, apoyando sus caras perfectamente entre ambas. Soguidamente se presionard ligeramente sobre ellas, a la vez que se van deslizando y girando, de forma que queden alineadas (figs. 77). En esta posicién las calas han de estar unidas entre si por atraccién molecular*(ig. 78). Si observamos que se sueltan de forma esponténea, comprobaremos que sus superficies de referencia no presentan golpes 0 daformaciones. Para comprobar su estado podemos pasar las caras por " una mesa de medicién ranurada. Si presentasen algin resaite, durante el movimiento se produciria un ruido al sallar este recalque sobre las ranuras de la mesa. Para eliminarlo nos podriamos ayudar de una piedra de diabasa. Figs. 77 Secuencia de imagenes del acoplamiento de calas. También debemos conocer los juegos de accesorios para bloques pairén (fig. 78). Gracias a ellos se pueden realizar verificaciones de instrumentos de interiores, marcado de piezas, etc. Para caloular las calas que conformardn el bloque global, se comenzaré partiendo del decimal mas pequefio de 'a medida a materializar (tabla 79), eligiendo el menor nimero de calas e intentando eviter las delgadas. Cuando tengamos un juego que presenta bloques de pequefio espesor, para evitar su deformacion los ‘olocaremos entre las calas grandes a Tabla 78 Medida a | Juego 112 | Juego 87 comprobar: | piez. piez. 17,587 Bloque 1 7007 | 7,007 Bloque 2 41,05 1,05 Bioque 3 155 7 Bloque 4 8 Patrones angulares | Medianto estos elementos vamos a veriticar el Angulo que posee la superficie de una pieza respecto a otro plano. Existen patrones que materializan 90°, 180° o el Angulo deseado. Seguidamente trataremos los mas importantes. \ Mérmoles i Podemos definir los marmoles como elementos de verificacién que materializan de forma precisa un plano. Al igual que nos sucedia anteriormente con otros patrones, diremos que el marmol serd la superficie mas plana que padamos tener en nuestro puesto de trabajo, por lo que serd el plano de referencia para las demas piezas. misién principal de los marmoles es la verificacién de {a planitud, pero también se suelen emplear como ‘plano de referencia, ya que sobre é! desplazaremos los soportes de los comparadores, verificaremos angulos, trazaremos piezas’ con ayuda del gramil) realizaromos mociciones apoyando ia pieza en el mérmol y deslizando la columna de medicién sobre”él, etc. Por lo tanto, la caracteristica principal que presentard el marmol seré una cara perfectamente plana y pulida.) En cuanto a su constitucién vamos a poder encontrar: + Marmoles de fundicion (fig. 79): estén realizados con fundicién periitica estabilizada, con lo que se logra la eliminacién de tensiones residuales y ce asegura su estabilidad dimensional en el tiempo. (a planitud de la superficie de trabajo se consigue mediante el rectificado y posterior lapeado.| En su parte inferior suelen presentar unos nervios, los cuales aportan rigidez y ligereza al marmol (fig. 80). Suelen apoyar en tres I puntos, de forma que facilitan su asiento. Cuando, por sus dimensiones, tienen mds puntos de descanso, 6stos suelen ser regulables mediante unos tornillos de paso fino.Ademds, para facilitar su transporte, normaimente se le colocan unas empufiaduras laterales. | + (Marmoles fabricados mediante piedra natural (fig. 81): pueden ser de granito, diabasa, etc. Presentan ‘iertas ventajas sobre los anteriores, ya que no se oxidan) por jo que su mantenimiento es minimo. (No presentan tensiones internas que puedan hacer variar su planitud) Ante un golpe no se producen recalqbes Sino que generaria un crater evitando posibles resaltes en el mérmol. Su superficie oscura y mate facilta la lectura de los instrumentos empleados on las mediciones, asf como el empleo de colorantes como azul dé Prusia. Fig. 79 Marmol de fundicién. Fig. 80 Nervios del marmol. Fig. 81 Marmol de granito. oe | tro as Roglas Son patrones que definen un dnguio de 180%. Pueden ser de acero o de fundicién y existen de diversas formas y.tamanos. (Cuando la longitud de la regia es inferior a 300mm, recibe el nombre de regletay(fig. 62). Suelen estar biseladas n el vértice redondeado.(Este bisol facilita la visualizacién de la zona de contacto, aprecianco [a raya _luminosa que atraviesa las superticies. Se aplican a piezas de tamafio pequefo. “También hay reglas de verticacion que poseen seccién triangular 0 cuadrangulat, con varias aristas de trabajo ig. 63). Fig. 83 Si se requieren mayores longitudes, se emplean las llamadas reglas (tig. 84). Su seccién difiere de las anteriores, ya que suelen presentar forma rectangular, en “T” o “I”. Se pueden encontrar de longitudes incluso superiores a los 2.5m, y para aligerarlas se realizan unos agujeros a lo largo de su cuerpo. Se utllizan para verticar la planitud de elementos de grandes dimensiones, como pueden ser guias de maquinas o similares. Escuadras (= patrones que generan entre sus caras 90°. Se usan habitualmente para verificar la perpendicularidad de supericies, pero en ocasiones se emplean para la comprobacién de la planitud @ incluso para ol trazado. Existen varios tipos de escuadras, dependiendo de la aplicacién a la que van a ser destinadas. Se suelen fabricar en acero de calidad, en aceros.inoxidables, o ineluso podemos encontrar algin modelo realizado on fundicién, Las escuadras mas habituales que vamos @ encontrar son: las escuadras planas, las biseladas (fig. 85) y las escuadras provistas de solapa o tacén (fig. 66)/La forma de emplearlas es por el método de rendija de luz, por lo que si la escuadra va provista de bisel, esta verficacion resulta mas soncila y precisa. » En su utlizacion procederemos de la siguionte forma: en primer lugar, aproximaremos un lado de la escuadra contra la pieza, para ir descendiéndola hasta que el otro brazo toque en la superficie a verificar (fig. 87). Tendremos precaucién de no arrastrar la superficie de la escuadra con la que se realiza la verificacién durante los periodos de comprobacién. En ocasiones, emplearemos la escuadra auxiligndonos de un marmol, sobre ol que reposard tanto la pieza como la escuadra. Fig. 86 Fig. 85 Fig. 87 43 Fig. 88 Escuadia y clin patrén. Dentro de estos patrones de perpendicularidad, debemos mencionar los. cilindros patrén-escuadra. Se trata de cilindros rectificados finamente cuyas bases de apoyo se reducen a una corona circular; esta corona también ha sido rectficada en la misma operacién anterior, por lo que se asegura un correcto apoyo y una absoluta perpendicularidad de las generattrices que configuran el cilindro con su base. Estos ciindros pueden emplearse para comprobar piezas auxillandose ‘de un mérmol, aunque su gran aplicacién es la verificacién de tas propias escuadras| (fig. 88). Su ventaja reside en que la zona de contacto entre el rodillo y el elemento a verificar se reduce a una linea, por lo que la rendija do uz que atraviesa ambos cuerpos se puede observar con mayor nitidez ‘Ademds de los instrumentos que acabamos de ver, en ocasiones ‘comprobaremos superficies que no se encuentran a 80°. Para ello se j dispone de escuadras que formalizan otros angulos (fig. 89), como pueden ser 135°, 120°, 60°, 45°. ‘También encontraremos plantillas de Angulos 0 incluso falsas escuadras, mediante las cuales podremos Fig. 89 tomar la medida angular que presentan dos superticies. Calas angulares En ocasiones deberemos comprobar un éngulo cualquiera, y se nos presenta el inconveniente de materializar con precisién dicho éngulo. La torma de realizarlo es empleando calas angulares. Se trata de bloques patrén similares a fos estudiados anteriormente, pero tienen forma de cufia, por lo que materializan un angulo entre dos Ge sus caras. Presentan la ventaja de que mediante un nlimero pequefio de calas se pueden lograr miltiples Combinacionés, pues segtin la posicién do colocacion lograramos la suma o resta de Angulos (fig. 90). Asi, un juego completo de calas angulares consta de un bloque cuadrado y 16 calas angulares, cuyos valores se citan a continuacién: 6 bloques de grados: 1°, 3°, 5°, 15°, 30°, 45° 5 bloques de minutos: 1', 3’, 5', 20', 30° 5 bloques de segundos: 1", 3°, 5", 20", 30° Fig, 90 Posicionamiento de las calas. a ee 2 Mediante estas piezas se pueden lograr miles de combinaciones, asi como angulos que oscilan entre los 0° y 99° con precisionos de 1 segundo. alt 1sa- no, (Los calibres “pasa - no pasa” son el mejor ejemplo de una tolgrancia dimensional hecha realidad. En defintiva, podrfamos decir que son la materializacién do una tolerancia 5 Son instrumentos do verticacién que presentan dos medidas, una minima y una maxima, por lo que a femplearlos sabremos sila pieza que se veritica esté dentro de estas medidas; pero no podremos hablar de uné magnitud concrota de la pioza. Esto sistema, por lo tanto, se aplicard a un control por aributos. Vamos a explicarlo mediante un ejemplo: si imaginamos un sistema productive que esté realizando agujeros con la especiticacién © 30 H7 (fig. 97), nos estaré condicionando por su tolerancia a que la medida nominal oscile como maximo Om; 421}4m. Esto implicaré que la dimensién minima y maxima que podrén tener los agujeros serén 30 y 30,021mm respectivamente. Si ahora preparamos un cilindro de diémetro 30,0001mm y fuésemos introduciéndolo en todos los agujeros, éste deberia entrar. Por el contrario si preparésemos otro que midiese 30,021 y repitiésemos la operacién no podria pasar por ningtin agujero. Siempre y cuando se cumpliesen estas condiciones se podria afirmar que todos los agujeros estarian dentro de tolerancias. Si realizamos la comprobacién de series de piezas, resulta especialmente interesante aplicar estos procedimientos, ya que tanto la sencillez de las operaciones como su rapidez aventajan enormemente a las mediciones convencionales. | En el proceso de comprobacién se introducira el lado “pasa” en la pieza, sintiendo que se desiiza por | frotamiento suave. Nunca se forzara la pieza, ya que, aunque entrase, estarfamos cometiendo un error de //- medida. Seguidamente se intentaré introducir el lado “no pasa’, observando que no entra. Si se confirman ‘estos pasos podremos decir que la pieza os valida, estando su medida dentro de las tolerancias especificadas Este procedimiento se repetird en varias pasiciones del contorno de la pieza. * Calibres para interiores- Se emplean para veriticar orificlos 0 agujeros. Dependiondo de su forma tendremos los “calibres tampén’, “calibres planos" y “calibres de varilla’. i + Calibres tampon: Se suelen emplear para otificios de tamafios pequefios, es decir, inferiores a 100mm. Estan formados por un cuerpo central que sirve para su sujecién y donde va indicada la tolerancia que materializan. En sus extremos van provistos de los calibres 0 cabezas de | verificacion: una de medida maxima “lado no pasa” y otra de medida minima “lado pasa’. El / lado "no pasa" viene marcado con un anillo rojo para que resulte sencilla su localizacion. in in | Fig. 91 En la presente imagen se muestran dos ccalibres tampon donde se identifican todas sus artes, asi como las folerancias que ‘materializan. - _ Galibres planos: Estos calibres encuentran su aplicacién cuando nos encontramos con orificios de tamafo medio, aproximadamente entre 100 y 250mm de diémetro. Estos calibres se uilizan emparejados, ya que uno posee la medida menor mientras que otro materializa la dimension mayor (fig. 92). Sus zonas de contacto son cilindricas, teniendo ambos palpadores un centro ‘comin. Estos callbres, al igual que sucedia con los anteriores, dispondran de una marca roja que identificaré el lado “no pasa’ 4 51 Fig. 92 [Calibre plano "pasa™ Calibre plano "m0 pasa'| Calibre de varilla -} Calibres de varila: Son empleados en grandes orificios. Est constituido por una varilla central J) que soporta dos extremos esféricos (fig. 93). Pueden incluso disponer de un mango como el | caso de los calibres planos (fig. 94). Su modo de empleo es similar a los anteriores. » / Calibres para exteriores\ Hasta ol momento hemos hablado de los calibres de limites para verificar agujeros, pero también vamos a poder realizar las mismas operaciones en ejes. Para ello utlizaremos los calibres de exteriores. Los més habituales son los llamados “calibres de herradura’,(Normaimente la disposicién que presentan es de doble herradura (fig. 95), en la que una parte corresponde a la medida minima y otra a la maxima. Igual que los calibres que hemos visto, poseerdn una marca que identifica el lado “no pasa” (fg. 96). Cuando el diémetro de! @je a verificar supera los 100mm, se suele emplear una pareja de calibres de herradura simple, ya que resultan més manejables (fig. 97). También vamos a poder encontrar calibres de herradura simples que materializan medida maxima y minima en una tinica boca (fg. 98). En el exterior de los palpadores estard el lado ‘past seguidamente presentard un saliente que formaliza el lado “no pasa”. Por lo tanto, para que la pieza sea correcta, entrar sdlo la porcién correspondiente a la medida maxima, y a continuacién quedara bloqueada. Las tolerancias que manifiesta suelen ir grabadas en la propia boca del calibre. Fig. 95 Fig, 96 Calibre doble Rerradura Fig. 97 — eeaee Pargja do calbros de horradura “ Ademas de los calibres fijos que acabamos de ver, existen calibres ajustables que permiten verificar una serie de diémetros estableciendo las medidas deseadas. Poseen la misma forma que un calibre de herradura, donde una de sus bocas es fija y la otra va provista de dos asientos regulables. + Calibres especiales. Dentro de este grupo podemos englobar los calibres limites para roscas. Con los conocimientos que ya hemos adquirido, entenderemos que su funcionamiento es similar a los calibres para agujeros 0 ejes, ya que se trata de calibres ‘pasa’ - “no pasa’; pero, en este caso, so para la verificacién de roscas, por lo que tendremos una especie de tornilos o tuercas con —j, medidas madximas y minimas que se ajusterén a los | elementos a verificar. Cuando se trate de tornillos se utlizarén calibres de herradura 0 también de anillo. Por el contrario, cuando haya que verificar tuercas utilizaremos calibres macho, También vamos a poder encontrar calibres especiales de tolerancias provistos de reloj comparador (lig. 99), asi como un sintin de titiles adaptados a cada medicion. a s 8 lMaguinalde medi por'coordenadas (MMC) (fig. 100) at Su principio de medicién se basa en un sistema de coordenadas. De hecho podriamos decir que es la tepresentacién fisica de un “Sistema de Referencia Cartesiana’. El sistema por coordenadas fue inventado por el fdsofo y matematico René Descartes, y gracias a él logramos estudiar las caracteristicas de un cuerpo en relacién con el conjunto global En cuanto a los sistemas de coordenadas empleados, podemos hacer una diferenciacion entre: ~ El sistema de coordenadas de la maquina, el cual toma como referencia los movimientos que la maquina puede realizar. El sistema de coordenadas de la pieza, en donde los ejes de origen se sitdan tomando como referencia superficies de la pioza Para realizar la toma de ediciones se emplea un sensor tactil, cuyo extremo esta constituido por una esfera ide material duro. Presenta unos niveles de calidad extraordinarios en cuanto a su precisién (fig. 101). El sensor \detecta cada vez que el palpador entra en contacto con la pisza. Como en ese momento se conoce la posicién lespacial que ocupa el palpador, asi como su didmetto, de forma automatica se realiza el célculo de las ucesivas coordenadas que se han ido tomando, generando finalmente la correspondiente medicion. La Jevolucién en esta técnica ha logrado desarrollar sensores sin contacto (laser), capaces de realizar una mecicion continua en piezas con contornos complicados. 3 Capitulo 3: Control de roscas Introducci6n Si hablasemos de las uniones de piezas podriamos hacer dos grandes divisiones: uniones fijas y uniones desmontables. Entendemos como uniones fijas aquellas que no permiten su desmontaje sin destruir alguno de sus elementos. Por Io tanto, los ensambies soldados, remachados, etc. estén dentro de este tipo de uniones. Las uniones desmontabies petmiten el desmontaje y posterior montaje de las piezas que conforman el conjunto sin destruir ningun elemento. Un sistema tremendamente empleado para realizar estas operaciones es el atomillado. En el ambito de la mecéinica existen infinidad de piezas provistas de roscas que cumplirén un sinfin de aplicaciones, pudiendo ser empleadas para fijar un cuerpo, para transmitir potencia o incluso para asegurar una estanqueidad en un recipionte. Por todo ello es de suma importancia conocer en protundidad las tipas de roscas més empleadas, asi como los métodos utiizados para su medicién y verificacién, asegurando que cumplen las especificaciones marcadas en los planos. Uniones roscadas Antes de estudiar este tipo de ensamble debemos tener nos conacimientos previos. Golicepios previos Podemos entender una rosca como un alambre, con un perfil determinado, arrollado en forma de hélice sobre un cllindro. En realidad lo que se hace es una ranura que genera la rosca. Al material que forma la rosca se le llama filete o hilo, y la ranura que queda entre los filetes recibe el nombre de entrada, Para poder clasificar las roscas tendremos en cuenta la forma de la rasca, el numero de hilos, el lugar donde esté realizada y el sentido de la hélice. % Forma de la rosca: Segiin el perfil del flete podremos encontrarios: a) Triangulares — Empleados basicamente para fjacién, debido a su mayor rozamiento entre los filetes del tornillo y tuerca. b) Cuadradas o trapeciales — Las roscas trapeciales poseen un perfil de trapecio isdsceles. ‘Tanto éstas como las cuadradas se emplean para transmitir esfuerzos. Se suelen encontrar en mesas de maquinaria, sargentos de sujecién, gatos de elevacién, prensas mecanicas, etc., {de manera que transformen movimientos circulares en lineales. Adomas, ostas formas de las roscas facilitan la reversibilidad, transmitiendo la fuerza en ambos sentidos sin necesidad de aplicar un gran par de giro. ©) Redondas —+ Suelen aplicarse cuando deben estar sometidas a grandes desgastes y en uniones répidas para tuberias. Ademas de las mencionadas anteriormente, existen otras formas de filetes disefados para fines concretos. & Numero de hilos: Dependiendo del nimero de hilos que estén realizados encontramos: 1° Roscas de una entrada (fig.1) — Son las que estan compuesias de un solo filete. Se emplean €@n casi todos los tornillos y husillos que requieren un avance normal. 2° Roscas de varias entradas (fig.2) — Estdn formadas por dos o mas hilos. Se ultlizan cuando 0 requiere un avance grande. En la vida cotidiana las podemos observar en las tapas de los botes de conservas, tapones roscados de las botellas, etc. Fig. 1 Rosca de una entrada. Fig. 2. Rosca de dos entradas. © interiormente, obteniendo un tomillo 0 tuerca respectivamente. ‘ Sentido de la hélice: Diferenciamos entre roscas @ derechas 0 a izquierdas, dependiendo de la forma en que esté generada la hélice. Tendremos una rosca a derecha cuando ol tomillo avanza o aprieta al girarlo en el sentido de las agujas del reloj. Serd una rosca izquierda si al girar el tomillo de la misma forma, éste retrocede o se afloja. | Lugar de realizacién de la rosca: Evidentemente podemos encontrar la rosca ejecutada exteriorments | Fig. 3 Aqui podemos observar una rosca a derecha y una rosca a izquierda. } El sentido de la rosca so puede apreciar a simple vista. Si cogemos el tornillo verticalmente por su cabeza y nos fijamos ‘en la inclinacién del filete de izquierda a derecha podemos ‘observar que esta pendiente es ascendente 0 descendente, asi tendremos un tomnillo rosca derecha o rosea izquierda respoctivamente (fig.3). ‘Como podemos observar en las figuras 4 y 5, tanto en el tomillo como en la tuerca hay valores comunes y el conocimiento de los mismos es de suma importancia. Las dimensiones fundamentales que debemios conocer son las que se muestran a continuacién: Fite: se puede defini como la porcién de hélice que hay en una vuelta completa. Fig. 4 Elementos de las roscas. Vano: es el espacio vacio que se encuentra entre Fngue de dos filetes consecutivos. Flancos: son las caras laterales de los filetes. Cresta: es la unién de los flancos por la parte exterior. Fondo: unién de los flancos por la parte interior. Angulo de ta rosca’ corresponde al éngulo que generan dos flancos de la rosca medidos en un plano axial a la misma, Diémetro nominal: D = d Es el mas importante pera identificar las roscas. Didémetro medio: Dz = de Se emplea bésicamente para verificar los tomillos. Corresponde al diémetro tomado en la altura media del triéngulo generador. Didmetro del niicleo del tornillo: da Entondemos como niicieo el volumen ideal sobre el que se coloca la rosca, Didmetro del nticleo de Ia tuerca: Dy Paso: P Es la distancia existente entre dos puntos de filetes consecutivos. Junto con el didmetro nominal forman las dos dimensiones fundamentales para la designacién de las roscas. Avance: a Lo detinimos como fa distancia que recorte en sentido del eje un punto del tornillo o tuerca al dar una vuelta completa. En las roscas de un filete ol avance os igual al paso: Pp En las roscas de varios filetes el avance serd igual al paso multiplicado por el nGmero de entradas a= P. z Fig.7 Representacién de un tomillo y tuerca de M 24. Cuando se representan unidos, e! Fig.5_ Dimensiones fundemeniales tomillo es e! que se impone sobre la tuerca, de las roscas. 5 decir, los grosores de las lineas serian las correspondientes a las do! torill. 2 PY 4 (M24) = GES. Funds WaSHVEL ja] TORNILLO - TUERCA M26 8 ea Representation do las elementos roscados Los elementos roscados no se dibujan tal y como se ven en la realidad, sino que se aplica una simbologia © convencionalismos. Hemos de conocer esta forma de representacién para poder interpretar planos y ‘comprender el significado de los mismos. En las figuras 5, 6 y 7 se representan y explican diversos elementos. Fig.5 Simbologia de un espdrrago. Es logica esta Fig.6 Representacién simbolica de una representacion si pensames en ef proceso de tuerca. Como podemos observar, también es ejecucién de este elemento. Primero se toma una logica su representacién. Se comionza || barra (diémetro nominal linea gruesa), en la cual, realizando un agujero en la pieza ~ linea mediante terraja, tomeado o laminacion se hacen gruesa. A continuacién se hace la rosca | unas acanaladuras para lograr los filetes (didmetro ‘mediante el procedimiento adecuado linea |, de fondo linea fina). En la vista de perfil, el fina. Podemos observar en la Vista axial de la didmetro del niicleo, representado con linea fina, tueroa’ que [a circunterencia del fondo de | sdlo se dibuja abarcando un poco més de las tres rosea solo engloba las tres cuartas partes. i cuarias partes de la circunferencia. | ‘Sistemas'de roscas Podemos definirios como las clasificaciones que pueden hacerse de cada tipo de rosca normalizada. A continuacién veremos los sistemas mas empleados, con sus especificacionés, designaciones y medidas. + Rosca Métrica ISO La rosca métrica tiene e! perfil que se representa en a fig.8. Su forma es de triangulo equilatero, por lo que tiene un angulo de 60°. Poses la cresta aplanada y la raiz redondeada. Para calcular sus medidas se debon tomar como base los dos parametios principales de la rosea, que son, como ya hemos visto, el paso “P" y el diémetro nominal de rosca "¢’. La norma UNE 17-702 establece la serie general de didmetros y pasos de roscas métricas ISO (tabla 9), Al emplear la tabla 8, que se presenta seguidamente, siempre que sea posible se elegirén los diametros ‘correspondientes a la 1° serie, si {uese necesario rocurtiriamos a la 2° serie, y finalmente utlizariamos los de lo Serie 3°, Las roscas métricas pueden tener un paso normal, cominmente llamado grueso, o por el contrarto poser un paso fino. Este paso fino incrementa la resistencia del tornillo en el apriete y suele ser utlizado cuando la longitud de la unién que se atornilla es pequefa, = Altura del tridngulo generador, "H =h”. (fig. 8.2) ‘+ Altura del filete del tomillo, “hy + Didmetro interior del tornillo, “d, © Didmetro medio, “de = D: Céloulos referentes a la tuerca (fig. 8.3) Fig. 8.3 TERR III YF ML, Mi LY © Altura de contacto, “H,”. © Didmetro interior de la tuerca, + Didmotro exterior de la tuerca, ‘Seguidamente se muestra un resumen de las formulas mas empleadas: =0,866«P ‘Altura de contacto: H, => 2 Altura del triéngulo generador: H=05810P Altura del filete de} tornillo: hy =0.613«P Diémetro medio. Dy d=0,649¢P = d+0,1080P Didmetro interior del tornillo: ds = d~1,226« P Didmetro exterior de la tuerca: Didmetro interior de (a tuerca: D, = d-1,082« P Tabla Diametros nominales TPS Te Serie | Serie | Serie 1 025 1 ey Fy 025 14 03 16 0.85) 18 035) 4 22 0.45 0.45 05 06 or O75 08 Gruesos / ' + Rosca Whitworth En la figura 10a observamos un tornillo del sistema Whitworth, Como se puede apreciar, posee un perfil ‘riangular isésceles. El angulo entre las caras es de 55° y los vértices interiores y exteriores estén fedondeados. A diferencia de la métrica, no existen huecos entre el ajuste del tornllo y la tuerca, lo que facilta la estanqueidad del conjunto. El cdlculo de las distintas dimensiones se realiza de forma similar que el visto en la métrica. Seguidamente se Muestran los desarrollos y el resumen de las formulas mas emploadas: 6 Resumen de las férmulas més empleadas: Altura de! riéngulo generador: H = 0,960 P Altura dle contacto: H, = 0,640.8 P Altura del flete de! tomillo y de la tuerca: hy = H, =0640P Didmetro medio: D; d 0,640 P Didmetro interior del tornillo y de la tuerca: d, =D, =d—1,2806P Didmetro exterior de la tuerca: D = d Al igual que la rosca métrica, la Whitworth puede tener paso normal o paso ne: fino (tabla 10b). En esta tabla observamos los mismos, percaténdonos de que los diametros exteriores vienen expresados en pulgadas, y el paso en hilos [ Giametros | Pas0s (N° de por pulgada, es decir, el numero de filetes que se encuentran en 25,4mm aati tiles bot ulgada) Rosca Whitworth Gas in mm_|| Gruesos | Finos The" | 1.586 | 60 Es un sistema derivado de! Whitworth; emplea el mismo perfil, pero con una arse" | 2,381 48 I profundidad de filete menor. Se utiliza para el roscado de tubos, ya que la [_1/s" | 3.175 | 40. z menor relacién entre el didmetro y la profundidad de roscado evita que éste 3.969 [ a2 se debilite, ofreciendo una gran estanqueidad. En la tabla 11 se indican 765 | 24 [a2 algunas medidas de utlidad para la determinacién de roscas pertenecientes 2 | 7x0" | asso | 24 | 20 este sistema. wa | 650 | 20 | 26 =| a8 Tabla 11 we 22 16 | 20 eer Bs ate Diametro] LEH" | (hilos 72 | 16 nominal | 2012. por 2 16 (omy _|Pulgada) | 8" 9,728 28 = as ar 13,157 19 x x 38" (862, 19 ~ zs wee 20,995, 14 2 W wer [eo | 14 e | 10 aw | _asaat_[ 14 7 ° 7" | s0201 4 z ° r s9.209 | 1 6 8 wie | szaer_[__n 6 3 re [ ant n 5 2 rae _[ 4423 [a s va" | 47.009 [ 11 4 rae | —sar08 [1 z : z seer | __1 a - ze | e578 1 + $ zie | see fH var [eaass| 3 |e s 87,884 a S| 76209) 7 s sue | 9396 " swe | 10093 [18 sae | 10560 [at © 1303 [ 14 6 + QOtras roscas Hasta ol momento hemos visto los sistemas do roscas mas empleados, y que nos podemos encenitar con mayor Irecuencia. Sin embargo, existen otros muchos que pueden localizarse en elementos de méauinas y que debemios conocer: Rosca Trapecial (tig. 12) Es muy empleada en husilos de maquinaria, y siempre que sea necesario transmit grandes esfuerze. on ce oe contdos 0 transformer movimientos angulates en lineales. Esta normalizada en el sistema ISO y ‘ACME. En sustitucién de esto tipo de rosca nos podemos encontrar con la cuadrada, Rosoa en diente de sierra (fig.13) $e utiiza para transmitir ytransformar movimientos, principalmente cuando las presiones estan aplicadas en Se ee edo. Esto os debido a la forma de los fletes, con flacos asimétricas. Estas roscas en diento de ae eeRenen una gran anticacién en los tomnillos que van a Ser empleados en fjaciones sobre pistons Fig. 13 Fig. 14 Fig. 15 MYYY7 Yi Y YY Yyy Ussex// NAGS SSIS Rosca Redonda (tig. 14) Este tipo de perfil ofrece muy busnas propiedades mecénicas; sin embargo, es poce ullizade Fe a cer plejdad de su fabricacién, lo que implica un elovado coste. Se puede encontrar en partes de maquinarla sometidas @ impactos. osca Edison Se utilza en los casquillos de las bombillas y en los partalamparas. Como se observa on la figura 16. poste tn perfi redondo, especialmente ciseiado para ser fécimente taminado en las chapas que posteriormente ‘conformaran la unién roscada. Designacién de las roscas videntomente, las roscas se dosignan segin unas normas preestablocidas. La forma de realizar osté Sasignacion on los sistemas de roscas mas empleados es la siguionte 4. La designacién de las roscas comienza con una letra representativa, que indica el sistema al ave pertenece (tabla 16). > Aeontinuacién 60 indica el didmetro exterior, en miletros para la rosca métrica y en pulgadas para cont iiiworth y la Uniicada (se ha de tener en cuenta que el didmetro que se indica en la rost# Whitworth Gas es ol del interior de tubo). 3, Soguidamente se resefia el paso de la rosea, en milimettos para ta métrica y en hilos por pulgade para te Whitworth y la Unificada. Si el paso de la rosca es normal, no es necesario indicarlo; sin embarde cuando el paso es fino obligatoriamente ha de quedar representado. 4. También se debera marcar ol sentido de giro. Cuando éste sea a laquierdia, en la designacion * Trulen "lzq", No se poncra nada si el sentido de rosca es a derecha, Si posee més de una entrace se indicaré con la siguiente designacién: "2 ent’, “3 ent", ete. Cuando en una rosea no se designe ningun arémetro de este cuarto punto, se entenderé que se trata de una rosca de avance derecho y una entrada. Ejemplos: "| Métrica: M_(diémetro exterior de la rosca en milimetros). La designacién M 8 indica una rosca de diametro exterior 8 mm y paso 1,25mm. " Métrica fina: M (diémetro exterior de fa rosca en milimetros) x (paso en mm). La designacién M 8x1 indica una rosca de diémetro exterior 8 mm y paso 1mm. Como podemos observar, se trata de una rosca métrica de paso fino, + Witworth: W (aiémetro exterior de fa rosca en pulgadas). La designacién W 1/2" indica una rosca de didmetro exterior 1/2" = 12,7mm y paso de 12 hilos por pulgada = 2,1 16mm. + Whitworth fina: W (diémetro exterior de Ja rosca en pulgadas) x (paso en pulgadas). La designacién W 1/2"x16h” indica una rosca de didmetro exterior 1/2" = 12,7mm y paso de 16 hilos por pulgada = 1,587mm. + Rosca trapezoidal: Tr (dldmetro exterior de la rosca) x (paso en mm). Tabla 16 : Otras simbologias Sistema de rosca ‘Simbolo habitual Sraniciaa! Rosca Matrica| ™ El q ‘Rosca Mtrioa paso fino —™ SIF Flosea Whitworth de paso normal w BSW osea Whitworth de paso fino w BSF Rosca Whitworth gas (llincrica para tubos) G BSP Rosca Trapezoidal Métrica (SO) Tr a Fiosea trapezoidal americana para usos generales ACME Ra Re Rosca para tubos de conduccién eldctica Pa Fa a Rosca para bcicetas c losca Whitworth cénica exterior para tibos estanca A ‘BSeT Rosca Whitworth c6nica interior para tubos estanca Ro ‘BSPT Fiosca Diente de Sierra S | Flosca para tubos bindados PG Pr Flasca Americana Unificada p. nommal UNC NC, USS Rosca Americana Unificada p. fino UNF —_NF, SAE Rosca Americana Unificada p. exrafino UNEF NEF Rosca Americana Gilindrica para tubos a NPS i Rosca Americana Génica para tubos NET aSTe Rosca Americana paso especial UNS NS I Datetiminacion del paso'de ina rosea ‘Simplemente bastard con ir probando sobre la rosca distintas galgas o peines (fig. 17), hasta localizar la que Coincida perfectamente con el perfil. En la figura 18 se observa la forma de comprotar el paso de una rosca. Otra manera de realizar esta operacién es utlizando un pie de rey y miciendo la distancia entre dos puntos iguales de filetes consecutivos. Por ejamplo, de cresta a cresta (11g. 19). 68 Fig. 17 Los peines son galgas para la Fig. 19 medida de roscas que constan de hojas mecanizadas de forma precisa que cubren Fig. 18 Comprobacién del paso Ja gama de pertles de rosca métrice, de una rosca mediante un peine. i Whitworth 0 ef sistema que se necesite, para una identiticacion répida y segura de Jos pasos de rosca internos y extemos. Todas las hojas estén identificadas. Verificacién de roscas ‘Acabamos de estudiar los sistemas de roscas, asi como sus elementos y dimensiones fundamentales. Soguidamente trataremos los sistemas mas habituales para controlar estos elementos. Debido a la complejidad de las superticies que se pretenden analizar, el estudio metrolégico de las roscas es una labor compleja, ‘Seremos conscientes de que los parametros que van a ser controlados serén: el diémetto interior, el diémetro exterior, el diémetro medio, el Angulo de los filetes y el paso de la rosca. Siendo estas tres ultimas las magnitudes de ajuste mas importantes. Podemos hacer una gran divisién en cuanto a los procedimientos que deben emplearse, pudiendo: ‘© Estudiar de forma individual cada elemento que define la rosca. ‘+ Emplear calibres de tolerancias. La eleccién de uno u otto sistema dependera de la aplicacién final del elemento que se analiza. Normalmente, el estudio pormenorizado se deja para laboratorios de metrologia. Sin embargo, los calibres se emplean mas asiduamente en talleres convencionales. libres de tolerancia Las roscas tendran unas tolerancias que afectarén a los distintos didmetros que poseen y a la forma de su perfil, Dependiendo de las aplicaciones a las que vayan a ser destinadas (aparalos de medicion, mesas de coordenadas, elementos de sujecién, etc.) tendran: Una calidad de tolerancia que oscilara entre 3 y 9, correspondiendo al acabado fino (3-5), medio (6) y ‘grueso (7-9) — Una posicién de tolerancia que sera "G" y “H" para tuercas ye", “g" y “h’ para tomillos (ig. 20) CF Fig, 20 Ejemplos de posiciones de tolerancia. ECA TUERCA ae Posicién de la Hee Posicion de la ‘cone = tolerancia: H/n ‘simone tolerancia: Hig ‘ence — werea eee zante 7 Peta zose 7 nase Ser = a sence oe orm yennt® ? romuto TomiL0 Por ello, comenzaremos hablando del sistema de calibres de tolerancias, ya que es un método répido de control que verifica conjuntamente diversos pardmetras de las roscas. Ademas, el empleo de estos elementos no requiere excesiva especializacién. Su forma de empleo es similar al visto en el capitulo anterior, debiendo ‘controlar el lado “pasa” y el “no pasa’, si bien estos calibres no dejan de ser tornillos o tuercas que poseen unas dimensiones determinadas sirviendo de modelos 0 patrones. ‘Cuando se trate de verificar roscas exteriores emplearemos calibres de herradura o de anillo (fig. 21 y 22); sin ‘embargo, para tuercas utilizaremos los llamados calibres tampén para roscas (ffg.23). También son empleados {os calibres con forma de herradura. Fig. 23 Tampén de roscas. Observamos el Jado pasa y el no pasa. Fig. 21 y 22 Anillos de roscas. Pasa y No pasa (identiicado mediante punto rojo). \Medicin de los distintos ohdmetros de las roscas Donde el trabajo metroldgico se hace mas intenso es en la determinacién de los distintos didmetros que las roscas poseen. Asi, podremos realizar las siguientes operaciones: Medicién del didmetro exterior La mesicién del didmetro exterior es la més sencilla de todas, ya que mediante un instrumento convencional, como un pie de rey 0 un micrémetro, obtendremos esta dimensién simplemente poniendo los palpadores en Contacto con el perimetro del tomillo (figs. 24 y 25). Fig. 24 Medicién del diémetro nominal con pie de rey. Fig. 25 Medicion del “a” con mierémetro. | | Medisién dol clémeto interior Para hallar el didmetro interior, deberemos auxiliarnos de unos palpadores que, montados en el micrémetro, ‘entren en contacto directo con él niicleo de la rosca (fig. 26). Fig. 26 Tonto 28 Seon? w + Medicién del diémetro medio Es el didmetro mas importante a verificar en los torillos, ya que es la zona donde los filetes del tornillo y tuerca entran en contacto. Seguin su definicién, este didmetro se encuentra a la mitad de la altura del tridngulo generador, particularidad que debemos conocer para posteriormente realizar su célculo. Dentro de ios sistemas que vamos a encontrar para verificar este didmetro destacamos los siguientes: " Veriticacién con micrémetto de puntas. Para realizar esta medicion se emplean micrémetros de exteriores (fig. 27), a los que se les acopla en sus palpadores unos contactos en forma de "V" y de cono (fig. 28), de forma que ejusten perfectamente con el perfil de la rosca que se pretende medir (figs. 29 y 30). Para que este acoplamiento sea perfecto se debera elegir entre contactos de 60°, para medir tornillos dal sistema méitrico, 0 que tengan 5°, cuando se trate de tomillos Whitworth. También tendremos en cuenta el paso que posee la rosca. En primer lugar procederemos a calibrar el instrumento; si se trata de micrémetros de 0-25, pondremos en contacto los palpadores y verificaremos que la lectura del aparato es “0. Cuando el campo de medida sea mayor, utiizaremos los patrones de los que dispondra el instrumenio para realizar esta calibraci6n Figs. 29 y 30 Medicién de! aiametro medio empleando un juego de puntas que se ajustan perfectamente a la rosca. oe * Verificacién mediante rodillos calibrados. Este método de los tres hilos arroja resultados més precisos, por ello es muy empleado en el control de roscas de precision. Se empiea un micrémetro on cuyos extremos se acopian los rodilos (figs. 31 y 32), montados sobre porta-hilos (fig. 33) que se fijan directamente sobre los contactos de medida de los micrometros de exteriores. En un palpador se colocaré una varilla calibrada, y en el otro un conjunto de dos varillas. Todas elias poseeran el mismo didmetro (fig. 34), de forma que al aproximarias al torillo se posicionen fen os vanos de la rosca tocandola en su didmetro medio. Fig. 33 Fig. 31 Rodillos acoplados en el micrémetro. Fig. 32 Detalle del montaje, Para asegurar que el contacto se realiza en el punto correspondiente al diémetro medio, 0 en sus proximidades, se deberd calcular previamente el didmotro de los rodillos a emplear. ‘Supongamos que se trata de un tomillo del sistema métrico (fig. 35): Pia pla ro 60830" 4c0s 30° ‘iidmetro\ “det roditie SDKOWOPEOSTBP —_c0s 30 0.280P Si se tratase de un tornillo Whitworth, el didmetro del rodillo de verificacion a emplear seria: d= 0564p Deberemos elegir los rodillos con el diémetro més préximo al resultado obtenido. Tridngulos empleados Fig. 35 para el célculo del diametro de los rodillos 69 Cuando procedamos a realizar la medicién, el miorémetro nos proporcionaré la medida “L" que aparece en la figura 36. Con este valor calcularemos el didmetro medio que posee el tornili, Para los torillos dal sistema métrico estos célculos se realizaran de la siguiente forma: . Fig. 36 A s Para realizar esta oporacién se emplearan conjuntos de varillas, igual quo para la determinacién del diametro medio, si bien se utlizaran dos juegos de distintos diametros, de forma que unos apoyen préximos a la base el flete y los otros lo hagan cerca de la cresta (fig. 97). Al igual que en los sistemas de medicién tigonomética, cuanto mayor sea la diferencia en los diametros de los rodilos empleados, mas preciso seré el resultado obtenido, Una vez tomadas las medidas pertinentes, se realizaré el calculo del angulo de la siguiente manera: Fig. 38 Proyector de El estudio de estos elementos también puede realizarse sobre el perfil proyectado (fig, 38). Cuando necesitemos determinar el angulo de los filetes 0 el paso, nos auxiliaremos del proyector de periles, utilizando plantilas adecuadas. Gracias a ellas ‘se puede incluso averiguar el didmetro medio de las roscas. + Medicién con rodilos de 2 Medicién con rodilos de didmetro ds Fig. 37 didmetro d: Légicamente, también existen instrumentos para la medicién directa de las tuercas, los cuales poseen formas adecuadas para la realizacién de dichas operaciones. 7 Dimensiones Rosca Meétrica. Dimensiones Rosca Whitworth, é TORNILLO TUERCA TORNILLO__Y _TUERGA ota ctog] Dimer] pg, [Altura DAmeWo/DHEmetrs) | | ONT Diametro|Profundidad] Dldmetro Hilos rovca| Néctoo| AM" paso interior | de ‘nominal | Diémetro taede” | Paso Sas | mado: [Piso [rosea Tocca, | ndcleo on sf exter | eel | dele | "Cote bor | i aoe lites pulgadas| siictco | rosea | fotea | | pulse fr owas [0.25 Jo.r7a |i,028 Jo.sre cals EBL Tos! = he 12 1098 0.25 Jo,t74 1208 Jove wa | 6.350 [area | opis | saa? 1270 foo i 1205 fos 020s [+26 [1,010 sis | 7.938 Jest ogo | 70x |e fre 17 Fara 0,95 [0.20 |1.792 [1.246 ge | 9.525 frase | ior | aisoa |i. |16 2 i740 Jot Jo.z7e eos |1.400 cre | sists |a780 | sase__|_ost_freva [14 les 2040 Joa lo.zre [2.336 |1'760 1 | 12.700 fas90 | 7.355] tate fare fre a6 2.008 Jo.45 Jo.ste feos [2.016 se | tsa7e |rze1e | taza | saaa7 [2-200 fis Is 267s los. loss [sos [2.350 ae | 19,051 |16,708 | ter | i720 [asca |i0 Bs. s.110_ [oe lowtr |asse [2720 7s_|_zaz06 |re611 | 1.007] 20aio [2022 [9 a lases Jor aes [aoe2 —|s.090 7 25401 [21.935 | 2035 | 29.3668 [3.175 Je en lecis loss \oast lean. [ses 1 we] 28576 faso2a | 2.92 | 26.253 [ae |7 lanoo — |ea: oases [nore loan 1s] i751 ferioa | 2924 | 20408 [aces |7 fee Ware — lea lease [coos lesen x96] s406 jessos | arr | seats |azss |e | c Sao [tees eo a 1 12 [38.101 [32,580 | 2711] —a5.001 Jazeo Je 7 eose lente [rout 1 8] 41277 Joa.771 | 3.259 | 38.026 |so20 || e Sian [ae eam [acre 1 a4] 44.ase forges | 3.253 | 41,199 |sco80 |5 i aise ten lotoea [aie (1 71e)| 47.827 |40,998 | asta | aa.or2 [5.005 |a 12 i 028 Tis oe ora 2 sosce ao57a | aei | 47.107 [oes |a 12 toy ji.026 1's |1 ote|43.196 2 v4| srase faso20 | 4068 | so.0ae focaso Ja . roses _(tzs ft 2 lietse 2 v2} 63802 fes370 | aces | exaas [5350/4 t Se eS 2 aa| 69.53 |eo558 | aee7 | 65.205 [7257 | wo 16 azo: [2 [1360 frovte0 3 rs To 18 tsar [26 |i7s6 razed 3 wa] ness |rasae | 500s | zrets |zare fo 14 ie fesre Joe Ti gar foocee 3 we) s8'903 frasea | 5.005 | adeoe |7a6 [3 ve 7 paare ee | ieee leoaee 3 aht| 05254 |eeato_|_5.42e | onece |oacr | 2a fzaiosi_|s~_|aioea lae270 7 “0%,60.4]60,760 —] 5,422 | 05, 182 |aa67 [3 27 fas0s1 [3 2.008 [27.270 4 4 | 107,988 Je6,639 | 5.057 | 102.207 |e.005 |2 78 130 lerze7 |35 feast |sosie 4 wz} 114300|102.990 | ses7 | toa647 [oes [2 78 Iss so727_|35_foass |sasie aaa] :20685 ions | seis | ssaza0|oza7 fo oa is8 fasace a fa.776 }o6.060 5 27.005 [175,176 | 5.915 | 121,090 |sza7 |2 a 0 ssace |x f2778 |s0.a60 8 v4] 15385 |r20963 | 6196 | 127, 159)o077 2 sia 22 sa77_|as_|s.12s [42-404 5 v2] isarstrersts | 6195 | 133500/9677 |2 8 a 2,077 as |, 125/640 5 a4| 146055 |135049 | 6506 | 199540 10,1602 12 40 Jessa |e’ |a.a7a lasso is ee fe (ees [eee 6 162,406 [199,988 | 6506 | 145900] 10,160|2 v2 56 Baas |55 [5.520 [56.406 so 56.428 [5.5 [3.820 |c0.406 ee 60,103 |e” |a.re7 lease es 408 Je ]a.n67 Joa 72 jess |e |a.t67 |7254 76 r2i03_|6 7654 0 [71.666 76,103 ]6 [#167 Jao.st lea |75,668|80.103 | 4.167 Jessa leo _|e0.866 |25,103 [6 _|a,167 [oo.sa Jo ]85.666 [90,103 [6 |a.167 [oa.se Jee foes |s5:103 Js |a.167 |oo'sa 104_|95.666 100,103 |6_[a.167 [104,58 n Capitulo 4: Control de engranajes Introduccién El estudio de los engranajes (fig. 1) es esencial, ya que todas las maquinas poseen estos elementos. Es un sistema preciso, que asegura una relacién de transmision determinada; segin la constitucién de las ruedas dentadas, es: capaz de transferir una pequefia carga asi como transmitir potencias enormes., Cuando hablamos de engranajes, normalmente nos estamos efirendo a ruedas dentadas; pero lo que verdaderamente recibe el nombre de engranaje es la union de como minimo dos ruedas que formalizan una transmision do movimiento, En un engranaje una de las ruedas tiene un tamafio menor que la olra. La pequefia se conoce con el nombre do “pifién’, y la otra simplemente se la denomina “rueda” Constitucion de las ruedas En las rusdas dentadas podemos distinguir tres partes: + El.cubo: es ol agujero 0 zona donde se asienta al ee que sustentard la rueda dentada. * El cuerpo: es a porcién de material que une el cubo con la corona, Si las ruedas son pequefias, éste ‘cuerpo es macizo. Por el contrario, cuando aumentan su tamafo, se suelen realizar do fundicion con agujeros que eliminen parte de su masa 0 nervios; realizan la misma funcién y logran una reduccién del peso. + La corona: es la parte més importante de los engranajes; corresponde a su superficie perimetral y es donde se encuentran tallados los diantes. Tipos de ruedas La clasiticacion de las ruedas dentadas 0 los engranajes viene ligada a la forma de sus dientes. Asi, tendremos: + Engranajes de dientes rectos, - _ Engranajes de dientes helicoidales + Engranajes cénicos ~ _ Engranajes de tornillo sinfin = Engranajes con dentado interior - Cremalieras uedas dentadas de dientes rectos Son aquellas ruedas cuyos dientes se tallan de forma paralela a la generatriz de la rueda (fig.2). Podriamos decir que son de fécil mecanizacion y, por lo tanto, mas econdmicas que el resto. Ademés, permiten el cambio directo entre ellas cuando van montadas en cajas de velocidades 0 mecanismos similares. Sin embargo, ‘generan un ruido considerable, y las potencias que son capaces de transmilir normalmente son medias. Fig.2 Ea Elementos y dimensiones de las ruedas de dientes rectos Empezaremos hablando de los dientes. Se entienden como los salientes de una rueda que se van introduciendo paulatinamente en los vanos de la otra. La letra que indica su nimero os la °Z”. Si nos fijamos ‘con mas detalle en las coronas de las ruedas, identificaremos las siguientes paries (fig. 3): Circunferencia primitiva Es el didmetro donde entran en contacto los dientes de los engranajes (fig. 4), y donde se realiza la transmisién dol movimiento (fig. 5). Este didmetro teérico es de suma importancia, ya que esa zona de contacto es una de las mas relevantes en las ruedas dentadas. Normalmente, el diametro primitiva se designa por la letra "d,”, ya longitud de la circunferencia primitiva, por °L’. Fig.4 Los denies et engranale ‘gn condones en un punto comin de angercia a, CCecurerenen pinta ‘ela Fig.6 CGreanterenca primis ei penon Paso circular (p) Es la longitud del arco de la circunferencia primitiva entre dos puntos iguales de dos dientes consecutivos (fig.6). Para calculario emplearemos la siguiente formula: Esta dimensién es importante en el funcionamiento de los engranajes, pues, para que dos ruedas puedan engranar entre si, 6s condicién indispensable que tengan el mismo paso. No sélo el funcionamiento depende de esta medida, sino que, como iremos viendo, todas las demas dimensiones de las ruedas estaran en funcion del paso. Si nos fijamos en la f6rmula utilizada para su calculo, observamos que se realiza en funcién de ff, que es un numero inconmensurable, pues aunque empleésemos muchos decimales, siempre cometeriamos un pequefio error. Ademas, los resultados también serian complicados de expresar al no tratarse de nimeros enteros. Para eliminar este problema, partiendo de la igualdad anterior y despejando como se indica, obtenemos una relacion entre el paso y el valor de 7. Este cociente es lo que se define como el “médulo" de los engranajes. ‘Médulo (m) lo como la relacién entre el didmetro primitive y el nimero de dientes de las ruedas: 4 El resultado de esta expresién se indicara en ruedas que engranen entre si. Con el fin de evitar una masificacién de médulos y, por lo tanto, de ruedas, se han unificado éstos unos valores normalizados. En la fabla 7 se exponen los principales médulos normalizados. imetros. Este valor de! médulo deberd ser el mismo en las Perfiles de los dientes Para lograr una transmision de movimiento entre dos ruedas, los dientes se han de tocar entre si, de manera ‘que generen una fuerza entre ellos, y el movimiento pueda transmitirse uniformemente de una a otra. Si ol Perfil de los dientes no tuviese una determinada forma, esta transmisi6n no podria realizarse, ya que el Conjunto se bloquearia, Para que se pueda formalizar esta transioién de movimiento, of perfil de los dientes poseerd la forma de la evolvente de un circulo (fig.8). En algtin caso particular podremos ver perfiles con forma hipocialoide o cicloide, ero no es muy comin, La evolvente de un circulo se podria definir como la curva que genera el extremo de un hilo cuando lo desenroscamos con tensién continua de una base circular fla (19.9). Tabla 7 Fig.8 Fig. ENGRANAJES. TABLA DE MODULOS MODULOS ‘ cuva levatvane 1/125) 15 | 1.75) 2 | 225/25 Forma det j275] 3 |325|35]375] 4 |4s =] ‘dente 5 ]}55/ 6 |65/ 7] 8 |9 to | 11 | 12 | 14 | 16 | 18 | 20 Es voit a Otro factor importante en el peril del diente es al angulo de presién “W". Se puede explicar de dos formas distintas: 1. Es el Angulo que forma la linea tangente al punto de contacto de los dientes de los engranajes, con la linea que une los centros de las ruedas. Este punto de contacto, ldgicamente, estara en la circunterencia primitiva (fig. 10) 2, Es el éngulo formado por le direccién de la presién que se genera al entrar en contacto los dientes con la linea tangente al punto de contacto de las dos circunferencias primitivas (fig. 17). Esta es la definicién que da nombre al angulo que designa, Fig.10 Trea Fig.11 reson Linea tangents Tinga tangante latcert oor eves Jaiacreunterenia primitiva Angulo de| presién Angulo de| presidn Linea en Ia drecolén “do la prosién Line que coe loscontos 3616s. “angio de ‘edas press 8 El valor de este Angulo suele ser de 20°, y es una constante al ir girando las ruedas debido al perfil evolvente que poseen los dientes. Circunferencia base Se define como la circunferencia de partida para la realizacién de la evolvente que generara el diente (Hig. 12). Su dldmetro recibe ot nombre de diémetro de base “ck. Este valor se obtiene mediante [a siguiente formula: la.=d, cosa, Paso base (>) Es la longitud del arco de la circunterencia base entre dos puntos iguales de dientes consecutives. Tiene gran Importancia, sobre todo para la varifcacién de las tuedas. Se calovlard mediante la siguiente expresion “ed, 7d, cosa Pi = m-mcos z z Cabeza del diente (h.) y pie del diente (%) Una vez que hemos visto las dimensiones bésicas de los engranajes, vamos 2 estudiar los dientes Gividiéndolos en dos partes (fig. 13): cabeza y pie. - Cabeza del diente: es la parte comprendida entre la circunterencia primitiva y el exterior de la rueda. El valor de la cabeza del diente es igual al modulo dle la rueda, es decir: hy - Pie del diente: es la zona comprendida entre la citcunferencia primitiva y la base del diente. Su valor es de 1,25 médulos, es decir: hy = 1,25m. La zona comprendida entre la circunferencia base y la primitiva se considera zona funcional del engranaje. El resto del pie tiene la funcién de evar que en los engranajes los diontes de una rueda taquen con el fondo del vano de la otra, 2 ~ Fig. 12 Fig.13 Creuntorencia 1 Cheunterencia rtiva Cireuntorencia de Fondo 5) sumamos las alturas del pie y de la cabeza, obtenemos Ia altura total del diente, que seré igual & = 125m+m=2,25m Juego de fondo (c) Hemos visto que la cabeza del cionte os ligeramente inferior a su pie. Justamente esta diferencia es la ave genera el juego en los engranajes (ig. 14). Por lo tanto, su valor serd: ¢= hy “hy = 125mm = 025m Espesor del diente (s) Entendemos por espesor del diente la longitud del arco de la circunferencia primitiva correspondiente a la parte sdlida del diente (fig. 15). Como en la circunferencia primitiva la longitud del arco del vano debe ser la misma para que engrane el otro diente, esta medida también podrd tomarse como espesor. En defintiva el espesor es la mitad del paso Juego de dientes ()) Efi realidad, no se hacen exactamente iguales el espesor del diente que el del vano (fig.16). La razén fundamental es que siempre existen errores en la fabricacion de las ruedas y, por pequefios que éstos sean, causarian problemas en el funcionamiento, Debido a esto, suele realizarse ligeramente mayor el vano, de forma que se genere un pequefio juego u holgura entre os fiancos de los dientes que no transmiten presién. Fig.16 7 | a heinet Longitud del diente (b) (tig. 17) Esta longitud y el material con el que esté realizada la rueda dentada, determinaran la potencia de transmision. Cuanto mayor sea, més solidez presentard el engranaje, Normalmente, encontraremos unas longitudes de dientes aproximadamente igual @ 10 médulos: b=10m. Circunterencia exterior Su propio nombre indica su medida, ya que es la circunferencia mas exterior de la rueda, es decir, donde terminan sus dientes (fig. 78). El valor de la circunferencia exterior se representa me metro exterior “d,", que es igual al diémetro primitivo mas dos médulos (alturas de cabeza). Es decir: Fig. 18 Fig.19 2 2 ” Circunterencia interior Es la circunferencia donde termina el tallado de los dientes, esto es, donde finalmente estén unidos al cuerpo de la rueda (fig. 19). El didmetro que la define se suele llamar didmetro interior o de fondo “d". Su valor és igual a dy Uy =a, =2(1251 Engranajes ‘Acabamos de ver las dimensiones fundamentales de las ruedas, pero &stas nunca se empleardn de forma individual, sino que como minimo irén dispuestas en parejas, de forma que se realice la transmisién de un eje a ote. Cuando estudiamos un conjunto de ruedas, nos aseguraremos de que poseen ol mismo médulo, el mismo pase circular y fa misma altura de dientes Distancia entre contros (a) fg20 Para que una pareja de ruedas haga contacto en la zona ee correspondiente al didmetro primitivo, la distancia que separa sus centros estaré correctamente determinada (fig 20). Cuando tas ruedes estn muy apretadas por tener una distancia entre centros, menor de lo aconsejado, el conjunto producird un ruido excesivo y los dientes se deterioraran prematuramente. Si por el contrario esta distancia es mayor de lo normal, s6lo entraran en contacto los extremos de los dientes, pudiendo producir roturas en las crestas de los mismos. Para calcular esta dimension sumaremos los radios primitivos de cada rueda. Por lo tanto, padriamos decir que la distancia entre centros deberd sor igual a la somisuma de los diametros atid, respectivos de cada rueda: a Sentido de giro de las ruedas En cuanto a los sentidos de giro de los engranajes, tendremos presente que al discurrir el movimiento entre ellos se va produciendo una inversién del giro al saltar de una rueda a la contigua. Por lo tanto, cuando mediante dos ruedas dentadas se transmita el movimiento entre dos ejes paralelos, se obtendrin sentidos de gito inversos (fig. 21). Si necesitamos que ambos ejes tengan el mismo movimiento, daberemos introducir un pifi6n intermedio, conocido habitualmente como rueda parésita. Su tinica funcién es la de invertir la rotacién, no afectando para nada on la relacién de transmisién y potencia (fg. 22). Fig.21 Fig.22 + Ponén eternedto ™N horsrio 1 7 En este apartado podemos hacer una comparacién entre engranajes y roscas. Las ruedas dentadas deben ‘cumplir unos requisitos entre sf para poder generar un engranaje y una transmision de movimiento, al igual que los tomillos y las tuetcas tendrén ciertos valores concordantes para que se pueda realizar la union. Procederemos a estudiar la forma de determinar las ruedas. Identiticacién de las ruedas Resulta sencillo determinar las caracteristicas de un engranaje, ya que simplemente debemos averiguar: ‘+ Elntimero de dientes que posee: ldgicamente, con una inspeccién visual determinamos su numero. ‘+ El médulo de la rueda dentada: para averiguar este dato, mediremos el diémetro exterior de la rueda Con este valor y conociendo el niimero de dienes, aplicamos la siguiente expresion: m= & z + El Angulo de presién: el método més sencillo es ullizar una plantilla que, al ser colocada sobre el diento, nos confirma el perfil y, por lo tanto, el dngulo de presion. En ocasiones se emplea una fresa de tallar ruedas que se corresponda con el nimero de dientes de la rueda a comprobar. Ruedas dentadas de dientes helicoidales Reciben este nombre porque la forma de sus dientes dibuja una hélice (fig. 29). Podriamos decir que son tornillos de muchas entradas y que cada una de ellas genera un diente de la rueda. Cuando se realiza el engranaje hay més superficie de contacto entre dientes, lo que favorece la transmisién de grandes polencias. Su forma de trabajo es mas silenciosa que la de dientes recios. Debido a estas caracteristicas se emplean habitualmente en maquinaria muy diversa. En la transmisién generada por sus dientes, aparecen fuerzas axiales que serdn absorbidas por los soportes. Se puede lograr una disminucién de estas fuerzas combinando engranajes con sentidos de hélice opuestos (fig. 24) La transmisién de movimiento se puede realizar entre ejes paralelos o cruzados, gracias a las particularidades que ofrece este sistema. Dimensiones de las ruedas de dientes helicoidales En estas ruedas dentadas se deben conocer una serie de valores caracteristicos de la forma de sus dientes (fig. 25): Pasos: ‘Tendremos en cuenta tres tipos distintos de pasos: Paso normal (P,) i i helices Es la distancia entre dos dientes consecutivos tomada de forma alineada con los dientes de la rueda. PlSm, xx P, xcosp Paso circular o aparente (P.) Lo podemos definir como la distancia entre dos puntos iguales de dos dientes consecutivos, medida sobre la Circunferencia primitiva y de forma paralela al engranaje. 7 Fig.25 Entre estos dos. 0s existe una relacién, que se determina de la siguento tonne: RS ROE Paso helicoidal (}) Si nos fijamos en profundidad, veremos que una rueda helicoidal no deja de ser un tornillo con muchas entradas. El avance que tenga ose hipotético tomnillo es lo que recibe el nombre de paso helicoldal. Su valor se obtiene de la siguiente form: Médulos ‘Sobre los médulos debemos considerar dos distintos: ‘Aligual que sucedia con los pasos, también existe una relacién entre estos médulos: Perfiles de los dientes helicoidales El diémetro primitivo en las ruedas helicoidales proviene del médulo circular. Partiendo de esa base, la forma de los dientes se calculard de la siguiente manera: 4. Bidmeto priv 2. Diémetro exterior: & Darrave moor WI UpSBS Aura ool iene a 5, Numero de disntes: Engranajes conicos Esle ipo de engranaje es amplamente empleado, ya que logra muy buenas transmisiones de movimiort fenife jes que se cortan, Normalmente, reciben ol nombre de grupos cénicos, y ol tallado de los diontes puede acquit distintas contiguraciones, encontrandose dientes rectos (ig. 26), halicoidales (ig. 27) ¢ hipoides La conicidad que ambes ruedas presentaran tiene que coincidr en un punto o vértice comuin. Por eso, este 1 seo oniae yan emparejadas, no pudiendo acoplar un engranaje cénico @ otro cualquiera, @ pesar de av fambos posean el mismo dentado, ol mismo médulo, etc Los engranajes cénicos hipoides tienen caracteristicas ligeramente diferentes, ya que los ejes no se cortan sino que se cruzan. Sin embargo, la forma es paracida a los anteriores. Estos elementos son capaces de transmitir grandes potencias, y se pueden encontrar de forma habitual en el diferencial de los vehiculos. Para ol cdloulo de este tipo de ruedas tendremos en cuenta una nomenclatura determinada, y una serie de ecuaciones que seguidamente preseniaremos. Ademas, debemos comenzar estudiando la constitucién de las uedas cOnicas; asi podremos ver que poseen varios conos que la configuran (fig. 28). También diferenciaremos entre los datos del pifién y de la rueda, por lo que si nos fijamos en la figura 29 tendremos: Fig.29 h=allura total del diente R= longitud de la generatriz de los conos primitives B = ancho de los diontes a= Angulo de presién = 20° ngulo de la cabeza de los dientes Angulo del pie de los dientes juego de fondo ay #(@%h, 26088,) 2;= numero de dientes del pihén dyy= diémetro exterior B,= Angulo primitivo nO) p= O1-Op ;ngulo del cono exterior diametro primitivo d= éngulo del fondo de los dientes Datos y designaciones relativos a la rueds @,2= Angulo addéndum = dngulo dedendum ze= numero de dientes de la rueda das= didmotro exterior z= angulo primitivo Bn2= Angulo del cono exterior d= didmetro primitivo Bu= Angulo del fondo de los dientes Wy =23+m dyy = ds +(2-h, cos 5) OM pe. = O52 Cremalieras Con estos sistemas se logran transformaciones de Fig. 30 Pinén - Cremaliora movimiento, pues mediante el giro de un pifién se obtiene un desplazamiento lineal de la cremallera (fig. 30). Los dientes de la cremallera pueden ser perpendiculares a sus bodes, 0 pueden encontrarse dispuestos _diagonalmente. La diferencia es que los primeros engranaran con ruedas de dientes rectos, y los segundos con ruedas de dientes helicoidales. Seguidamente se indica la _nomenciatura_y formulas de célculo para el mecanismo pinén cremallora Datos y designaciones del pifién y cremallera: \imero de dientes del pifién édulo ametro primitivo = diametro oxterior Itura cabeza del diente (addéndum) h= altura total del diente = angulo de presién paso circular = espesor circular del diente hueco circular det diente juego de fondo ‘Engranajes de tomillo sintin Estos mecanismos differen un poco de los vistos hasta el momento, ya que estamos hablando de un sistema de ruedas helicoidales en el que tna tiene muy pooos dientes, normaimente una o dos (fig. 31). Estan compuestos de dos partes: + Un visinfin, también llamado tomillo sinfin, de una o varias entradas: 5 un tomillo de roscas a derecha o a izquierda, con perfil de diente trapecial y un angulo que suele ascilar entre 30° y 40°. + Una tueda dentada, conocida con el nombre de engranaje visingin Los ojos que sujetan estos elementos se encuentran normalmente en tna disposicién cruzada en angulo recto, Cuando hablamos de la forma que poseen estos elementos encontramos tres variaciones: Tornitto sint 1. Tornillo sinfin cilindrico con rueda helicoidal cilindrica (fig. 92): presenta una utllizacién relativa, ya que la superficie de contacto es pequefia. Debido a esto, sdlo se transmiten pequefias potencias, 2. Tomillo sinfin cilindrico con rueda helicoidal cénoava (fig. 39): la rueda tiene una concavidad en sus dientes, de manera que la hélice del tornillo puede hacer mayor contacto en la rueda. Gracias a su forma, es capaz de transmitir grandes potencies. Es un sistema muy empleado, 3. Engranaje sinfin globoidal (fig. 34): es el caso contrario al anterior. El tomillo es el que adquiere una forma goboidal para adaptarse a la rueda. Ofrece buenos resultados de funcionamiento, pero su aplicacién es pequefia debido a que su fabricacién es muy costosa. Fig.33 Fig.32 Fig.34 TD Ruoda oO Forma de un torilo orate sin infin globoidal 83 Funcionamianto (fig. 95) ‘Como hemos comentad, el tomnillo sinfin se puede considerar como un engranaje cuyo numero de dientes og igual al numero de entradas. Debido a esto, a cada vuelta del tomillo le correspondera un giro de la rueda, desplazéndose tantos dientes como entradas tenga el tomillo. Si, por ejemplo, tenemos un tomillo de ung, entrada y una rueda de 40 dientes, el eje donde va montado el tornillo dara 40 vusltas para que el eje de la rueda gire una. Por lo tanto, posee la caracteristica de realizar reducciones muy grandes del movimiento, ‘Ademds, segun el angulo de la hélice del tomillo, el sistema puede ser irreversible; esto quiere decir que ef movimiento solo puede circular en un sentido, entrando por el tornillo sinfin y saliendo por la rueda. Este es un sistema de seguridad empleado en los ascensores, entre otros mecanismos. Debido al rozamiento que sufren los dientes, es imprescindible su engrase continuo y abundante. En el tornillo sinfin se generan grandes fuerzas axiales, lo que implica que se empleen elementos de sustentacién capaces de absorber estos esfuerzos, como rodamientos de contacto angular o similar. Fig.35 Ruedas con dentado interior (tig. 36) Una caracteristica de este tipo de engranajes es que sus didmetros primitivos son tangentes en la parte interior de una de las ruedas. Dentro de la rueda con dentado interior deberd ir un pifién de pequefio tamafo, existiendo como minimo una diferencia de 25 dientes entre la rueda y el pifién. De lo contrario, el funcionamiento no seria correcto, ya que los dientes no engranarian adecuadamente. a4 Las operaciones de verificacién se centrarén en controlar, de forma independiente, los diferentes parémetros que aseguran el correcto funcionamiento de los engranajes. Para realizarlo se requieren procedimientos instrumentos adecuados, ya que estas mediciones deben realizarse meticulosamente. Seguidamente, veromos las dimensiones mas habituales y los insttumentos necesarios para obtenerlas. Aunque existen otros procedimientos mas precisos, para determinar el espesor y la altura de la cabeza del diente, se suele emplear un calibre de engranajes (fig. 97). Mediante este instrumento podemos medit simulténeamente ambas dimensiones (fig. 38). Sin embargo, tendremos presente que las medidas que podemos comprobar no se corresponden exactamente con el espesor del diente y su altura: al medir Iineas fectas, el instrumento no arroja la dimension del arco. Ademas, en el caso del espesor, al apoyarse el instrument de medicién en el borde correspondiente al diémetro primitivo, fa altura de la cabeza del diente tampoco es exacta, Las medidas que debemos obtener son fy /ll. y of edlouo teérico se realizar de la siguiente manera (figs. 39, 40 y 41): Cuando o! numero de dontes dela rueda es pequefo, las diferencias cle medidas son mas apreciables gy cuando su nimero aumenta, Otto sistema para determinar el espesor dol diente emplea un comparador anclado a un cuerpo que presenta dos palpadores con posibilidad de regulacién (fig. 42). Estos contactos se ajustan, Gonvenientemente con fa ayuda de un patrén, de forma que simulen el hueco “ideal” del diente. Una vey ‘egulado el instrumento, se va introduciendo en los cistintos clentes, observands la variacién suffida por ‘elo] comparador. Si lg lectura obtenida por el instrumento es menor que la lograde al calibarto, mplcasa {que el espesor del diente que se esta verificando es mayor de lo esperado, y viceversa. Fig.42 Tabla 44 Valores de "W" para ruedas de mM: (Si se miden otros médulos se Reto) multiplicaré el valor “W” de la tabla por el best sonnel médulo de la rueda a controlar. e=t¢30 ont oar z K W para met} x alee > [eh wae S| al aeeor [al —asare a] aoa @| al asoes | a —asers [al —asrae 7[ a «sea 2] —aseor [2] aaa a al soso | 2} 2009 |] e000 al a 46108 | al 40059 | 2] —assae e 10 a} —46160| a dare | 2] asian | Peal comisiara FT tele _seaer | a] —aaesi | 2] —aa68 ial 2 4oser_| a} —aeooo | 2| —ar08 tale —aeara_| al — 46360 | 2] anna ‘| 2 s6e20 [a] —aea0o | 2] —aaaea rol 2} sane |a| 46000 [2] — nas | 2 sons | a] 46828 | 5| 7108 val a| —4.0500~[-a| —aeaar | 3] —7.5aa8 ‘ol_2t 45688 ‘coer 3] 7.46 20] 2] 49097 | al —a670e | 5] — rans Zila} 4ers0_| a] —aeree | 3] 78m | ze a| 4.008 6805 | 3| 7.505 232] asa | of 7.7230 a] 7 ro zal | 7.7087 | al 7.7000 a) 710s zi] a] —.ro00_[al 7.7800 [al — 7-0 Bp a| 77080 | al —rraoa | a] —1a5065 2 3| 77480 | al 7.7467 || Tories Zila] —77eu_| al —7.75a7 [a] ~Torees 23-3] 77505 | al —7.7606_| a a0 sola} —zre