Está en la página 1de 5

 Apocalípticos e integrados:

Fuera de la escuela de Frankfurt. Surgen en los años 50-60 cuando se produce un


debate sobre la cultura de masas. Son unos autores que tienen una visión apocalíptica
y otros con una visión integrada. Estos son Mac Donald (apocalíptico) y Shils y Bell
(integrados).

Los apocalípticos mantienen una actitud conservadora de la cultura de masas y


denuncian la democratización de la cultura, situándose en contra de la utilización de la
técnica en la cultura, las nuevas tecnologías etc… Es la hipérbole de la anticultura.
Entienden que es un signo de decadencia total. Están más basados en la cultura
escrita, y están en contra de esa difusión a gran escala.

Por su parte, están los integrados, que son lo contrario a los apocalípticos. Estos se
muestran a favor del uso de las tecnologías en la cultura, consideran que garantiza un
futuro más libre, con una garantía de progreso y carecen de visión crítica (no se
preguntan por los intereses políticos y económicos que hay detrás de esa
democratización de la cultura).

Umberto Eco, escribe un libro llamado ‘apocalípticos e integrados’ abordando el


contraste entre estas dos corrientes. Él dice que ambas posturas están equivocadas,
porque por un lado los integrados no adoptan una actitud crítica preguntándose cuáles
son los intereses que hay detrás de todo, estando la cultura exenta de crítica; por su
parte, en la corriente apocalíptica también hay errores porque consideran que la
cultura ‘moderna’ es negativa.

Apocalípticos sobre la cultura de masas: mata la originalidad creando un gusto medio,


genera homologación, manipula a sus públicos de forma inconsciente, promueve un
pensamiento superficial hecho de slogans publicitarios, promueve la información en
desmedro de la historia, es cotilla, defiende una visión acrítica y pasiva del mundo,
crea mitos y estereotipos, es paternalista, degrada la Cultura y el Arte.

Integrados sobre la cultura de masas: no puede ser reducida a un fenómeno


capitalista, permite acceso a la cultura a categorías sociales antes excluidas, pueden
servir como agente de formación a pesar de la abundancia de información, satisface
las necesidades de entretenimiento, permite la difusión a bajo coste.

 La Teoría Cultural. Los Cultural Studies.

Son unos intelectuales británicos de origen marxista que empiezan a analizar las
relaciones entre comunicación, cultura y sociedad.

Estos estudios no son tan radicales como la Escuela de Frankfurt. Yendo un poco más
allá en cuanto a analizar el concepto de cultura desde un punto de vista más amplio.
También analizan las relaciones de poder frente a la cultura. Es la corriente más
influida por el postmodernismo. Ellos analizan el fenómeno de la cultura incorporando
nuevas disciplinas como la antropología, la etnografía y las ciencias sociales. Estos,
están movidos por las mismas inquietudes de la escuela de Frankfurt, pero lo
muestran desde un punto de vista más amplio. Consideran que la sociedad actual es la
sociedad del espectáculo y que los medios contribuyan a que esto ocurra.

La estandarización cultural propone costumbres, ideas, dejando a un lado la


individualidad.
El objeto de estudio de los estudios culturales es la cultura postmoderna, que está
basada en el predominio de la imagen sobre la palabra y en el triunfo de los
estándares culturales, siendo uno de los mejores ejemplos la televisión.

Lo que estudian son los significados y valores que se transmiten y se van difundiendo a
través de los medios de comunicación y lo que expresan esos significados y valores.

Todos los estudios de género, de imagen de algo en x tiempo/lugar.

La definición de los estudios culturales es ese campo interdisciplinar que examina las
relaciones entre cultura y poder para conocer los valores, creencias y
comportamientos que se promueven en la población.

o Edgar Morin y el estructuralismo francés:

Piensa que hay que analizar una cultura completa frente a esa pseudocultura
que nos están vendiendo a través de los medios para encontrar esa nueva
realidad.

Hace una descripción de la situación. Dice que la industria de la sociedad


capitalista se caracteriza por la monopolización, por la estandarización y por la
homogeneización. Esto choca con la creatividad, con la inventiva y con la
innovación. Ese es el drama espiritual del Siglo XX.

Los medios de comunicación han creado este nuevo tipo de cultura,


espectacularizando hasta lo más mínimo. Como, por ejemplo, en Boom
podemos encontrar diversos chistes tratándose de un programa-concurso.

En esta cultura, la organización industrial se coloca entre el creador y el


productor, como una pantalla. Se dan dos consecuencias:

 La despersonalización de la obra: hay cantantes que no hacen las


canciones que ellos quieren, sino las que les exige la industria.

 La desintegración del poder cultural: se nos impone lo que es o no


cultura.

Por ejemplo, las películas duran dos horas porque se pretende que se pasen
más de dos horas en el centro comercial. Es decir: que cuando acabe la
película tengas que comer, cenar, comprar…

Morín le echa la culta a los medios de comunicación, de los que surgen dos
tendencias:

 Sincretismo: homogeneización de los bienes culturales. Buscar una


calidad media para un espectador medio. En una franja horaria, nos
encontramos que se anuncian los mismos productos, aunque en
diferentes canales.

 La homogeneización: como consecuencia del sincretismo, la


información adquiere tintes de ficción y esta, adquiere tintes de
realidad.

Ambas tendencias se inscriben en la expansión del consumo.


Morín distingue en esta cultura de masas dos formas de participación:

 La identificación, que es la imitación de los comportamientos de


nuestros héroes/referentes mediáticos…

 La proyección, que permite a los individuos liberar los deseos


reprimidos.
Leones por corderos – VER PELÍCULA

También podría gustarte