Está en la página 1de 451

Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria

Hostelería
y Turismo
Programación
Didáctica

Rafael García Cebrián


Lourdes Olmos Juárez

La editorial del opositor


Cuerpo de Profesores
de Enseñanza Secundaria

Hostelería y Turismo
Servicios que Editorial MAD
pone a tu disposición
CAMPUS T12 El mejor complemento para tu formación

Campus T12 es un espacio en Internet exclusivo para los clientes de Editorial MAD al que
podrás acceder de forma GRATUITA si has adquirido todos los volúmenes del Temario.
En Campus T12 encontrarás:

Æ Orientaciones para tu preparación.


Æ Material complementario gratuito.
Æ Actualización de volúmenes hasta diciembre
de 2014.
Consulta condiciones
Æ Acceso a la legislación educativa necesaria para
de acceso
tu preparación.
Æ Foro de contacto con nuestros expertos y con 902 452 900
otros opositores de Campus T12.

www.oposicion-secundaria.com

CURSOS ONLINE DE FORMACIÓN PERMANENTE DEL PROFESORADO

þ Válidos para las fases de concurso en oposiciones


y traslados Infórmate y
þ Título acreditativo haz tu matrícula
llamando al
þ
þ
Homologación válida en todas las CC AA
Temáticas de actualidad
902 111 163
þ Sin desplazamientos y a tu ritmo
þ Tutores expertos

Y mucho más....

www.eduformaonline.com/portal/profesores

SERVICIOS GRATUITOS DE INFORMACIÓN

Ü Información de oposiciones: www.oposicion-secundaria.com/form-inform-sec.asp


Ü Novedades de editoriales: www.mad.es/nov-libros.asp
Ü Información de cursos online: www.eduformaonline.com/portal/suscrip-nov-formul.asp
Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria

Hostelería
y Turismo

Programación Didáctica
Rafael García Cebrián
Profesor de Enseñanza Secundaria de Hostelería y Turismo.
Técnico en Empresas y Actividades Turísticas.
Vocal de tribunal de oposiciones para el cuerpo de Profesores de Enseñanza
Secundaria, especialidad Hostelería y Turismo en 2004.
Preparador de oposiciones para el cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria,
especialidad Hostelería y Turismo.

Lourdes Olmos Juárez


Profesora de Enseñanza Secundaria de Hostelería y Turismo.
Diplomada en Turismo.
Licenciada en Ciencias del Trabajo.
Preparadora de oposiciones para el cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria,
especialidad Hostelería y Turismo.

© Editorial MAD, S.L.


© Los autores.
1.ª edición, mayo 2008. Reimpresión, febrero 2012.
Derechos de edición reservados a favor de EDITORIAL MAD, S.L.
Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito del editor.
IMPRESO EN ESPAÑA.
Diseño Portada: EDITORIAL MAD, S.L.
Edita: EDITORIAL MAD, S.L.
P.E. Merka, c/Merka Cuatro, 1-15. 41500 Alcalá de Guadaíra (Sevilla).
Teléfono: 902 452 900.
WEB: www.mad.es
Email: infomad@mad.es
ISBN: 978-84-665-9661-9.
Presentación

El presente libro trata de orientar al opositor en la preparación de la segunda prueba. Para


ello se ha tomado como marco de referencia la Comunidad Autónoma de Andalucía, por lo que
toda la normativa a la que nos iremos refiriendo a lo largo de la obra es la que afecta a esta
comunidad. De este modo, aquel opositor que decida presentarse en una comunidad distinta
de la de Andalucía, deberá necesariamente adaptar su programación y unidades didácticas a la
normativa de la comunidad en cuestión, ya que de lo contrario estará dando motivos más que
suficientes para ser expulsado del proceso selectivo.
Hecha la anterior aclaración, de vital importancia, pasemos a presentar el contenido del
presente manual. Éste se ha organizado en temas que permitan al opositor elaborar su propia
programación didáctica así como sus correspondientes unidades y ser capaz de defenderla y
exponerlas, respectivamente, ante el tribunal. No obstante, hemos creído oportuno que antes
de entrar de lleno en los temas de elaboración de programaciones y unidades didácticas, el
opositor ha de familiarizarse con una serie de conceptos y términos relacionados con la ense-
ñanza. Lo primero de todo será conocer el sistema educativo español, la organización de la For-
mación Profesional en nuestro país, las Familias Profesionales existentes, los Ciclos Formativos
de nuestra Familia Profesional, los módulos de cada uno de los ciclos, sus contenidos, etc., de
este modo dispondrá de toda la información necesaria para decidir acertadamente qué módulo
programar. En definitiva, hemos pretendido no empezar la casa por el tejado.
Siguiendo con la idea anterior, el libro comienza con un tema dedicado al análisis del siste-
ma educativo español, profundizando en el conocimiento del sistema de Formación Profesional,
modalidades del mismo, Familias Profesionales, Ciclos Formativos, etc.
En el segundo tema nos hemos centrado en el análisis de la Familia Profesional de Hos-
telería y Turismo y sus ocho Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior con sus corres-
pondientes módulos profesionales.
El tercer tema está dedicado a los documentos de uso en los centros educativos. Éstos
son el Plan Anual de Centro, el Reglamento de Organización y Funcionamiento, el Proyecto Cu-
rricular de Ciclo…, documentos todos ellos que favorecerán un acercamiento a la organización
y funcionamiento de los institutos de enseñanza secundaria.
El siguiente tema recoge un listado de términos específicos de uso en las enseñanzas
de Formación Profesional. Es muy importante que antes de programar, el opositor conozca e
incorpore a su vocabulario toda esta terminología, pues de lo contrario será incapaz de realizar
correctamente una programación didáctica y sus correspondientes unidades.
Una vez visto todo lo anterior, llega el momento de empezar a programar. De ello se encar-
ga el quinto tema del libro, de explicar qué es una programación, justificar su importancia en la
práctica docente y enseñar al opositor mediante numerosos ejemplos prácticos a elaborar cada
una de las partes que ha de tener una programación de un módulo profesional.
El sexto tema abarca el diseño de unidades didácticas para Formación Profesional. Co-
mienza definiendo qué es una unidad didáctica, destacando la importancia de las mismas e
indicando las partes integrantes para su confección. Al final del tema se incluyen dos ejemplos
de unidades didácticas totalmente desarrolladas.
El séptimo tema recoge el desarrollo completo de una programación didáctica referida al
módulo profesional de Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales, co-
rrespondiente al Ciclo Formativo de Grado Superior de Información y Comercialización Turísticas.
El último tema se encarga de orientar al opositor en la realización de la prueba oral ante
el tribunal, es decir, la defensa de la programación y la exposición de la unidad didáctica. Ade-
más, se incluye un listado de posibles preguntas (con sus correspondientes respuestas) que el
tribunal puede realizar al opositor en esta prueba.
A los temas le continúan los Anexos del libro. El primero de ellos recoge los resúmenes de
los Decretos reguladores de las enseñanzas de los Ciclos Formativos de la Familia Profesional de
Hostelería y Turismo. El propósito de incluir este contenido en el libro no es otro que el opositor
pueda consultar, a medida que va avanzando en la lectura del libro, los elementos curriculares
de cada ciclo (objetivos generales, contenidos, criterios de evaluación…), lo que le ayudará a
tomar la decisión de qué módulo quiere programar. Por otro lado, el segundo Anexo recoge más
de una treintena de sitios Web donde el opositor puede encontrar información de gran utilidad
para la preparación de estas oposiciones, desde Web con contenidos de interés para la actua-
lización y personalización del temario, hasta Web donde encontrará programaciones didácticas,
unidades didácticas y actividades que podrá incluir en las mismas.
Por último, aparece la bibliografía empleada para la elaboración de este manual. Se ha
preferido agrupar toda la bibliografía en un único apartado en lugar de hacerlo tema a tema,
como se hizo en los volúmenes anteriores, pues en este contexto ya no es necesario incluir en
cada tema su bibliografía correspondiente puesto que no se contempla un examen escrito.
Con esto termina nuestro trabajo. Ya sólo resta que el opositor asimile todo lo aquí recogi-
do y dedique todo su esfuerzo para diseñar una buena programación didáctica y sus correspon-
dientes unidades. Eso sí, todo esto le costará unas horitas de trabajo.
Suerte y manos a la obra.

Los autores
A mis padres, Rafael y África,
por vuestro amor, paciencia y confianza en mi.
Siempre seréis mi ejemplo a seguir.
Con todo mi cariño, a mis padres,
José Antonio y Lourdes, mil gracias
por darme la vida y dejarme ser libre.
Índice
Tema 1. La Formación Profesional en el sistema educativo español............................... 15

Tema 2. La familia profesional de Hostelería y Turismo. Módulos de atribución docente


de la especialidad ............................................................................................................................ 37
Tema 3. Documentos de centro y departamento necesarios para la elaboración de la
Programación Didáctica .................................................................................................................. 63
Tema 4. Terminología usada en Formación Profesional .......................................................... 75
Tema 5. La Programación Didáctica ............................................................................................ 81
Tema 6. Las Unidades Didácticas ................................................................................................ 133

Tema 7. Ejemplo de Programación Didáctica del módulo profesional de “Diseño y co-


mercialización de productos turísticos locales y regionales” del Ciclo Formativo de Grado
Superior de “Información y comercialización turísticas” .......................................................... 161
Tema 8. Actuación ante el tribunal .............................................................................................. 249

Anexo I. Resúmenes de los Decretos que regulan las enseñanzas de los títulos de los
Ciclos Formativos de la familia profesional de Hostelería y Turismo ...................................... 275
Anexo II. Páginas web de interés ................................................................................................. 421
Bibliografía ...................................................................................................................................... 447
Tema
1

La Formación Profesional
en el sistema educativo
español
Programación Didáctica

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. EL SISTEMA EDUCATIVO
1.1. Principios del sistema educativo español
1.2. Fines del sistema educativo español
1.3. Estructura del sistema educativo español

2. MODALIDADES Y TIPOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL: EN EL SISTEMA


EDUCATIVO O REGLADA, OCUPACIONAL Y CONTINUA

3. LA FORMACIÓN PROFESIONAL EN EL SISTEMA EDUCATIVO (REGLADA)

4. LOS CICLOS FORMATIVOS: FORMACIÓN PROFESIONAL DE GRADO MEDIO Y


GRADO SUPERIOR
4.1. Ciclos formativos de grado medio
4.2. Ciclos formativos de grado superior

5. FORMACIÓN PROFESIONAL PARA PERSONAS ADULTAS

6. FORMACIÓN PROFESIONAL A DISTANCIA

7. PROGRAMAS DE CUALIFICACIÓN PROFESIONAL INICIAL

16 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

1. EL SISTEMA EDUCATIVO
El sistema educativo español fue regulado de nuevo en el año 2006 a través de la
Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, que derogaba expresamente la Ley Orgánica
1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (más conocida
como LOGSE) y la ley que vino a sustituir a ésta, y que prácticamente no llegó a implantar-
se, la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación.
En este primer apartado del tema vamos a analizar cómo se configura el sistema edu-
cativo español derivado de esta ley, así como los fines y principios por los que se rige.

1.1. Principios del sistema educativo español


Esta ley (la Ley 2/2006) establece en su artículo 1 los principios por los que se rige el
sistema educativo:
“Artículo 1. Principios.
El sistema educativo español, configurado de acuerdo con los valores de la Constitución
y asentado en el respeto a los derechos y libertades reconocidos en ella, se inspira en los
siguientes principios:
a) La calidad de la educación para todo el alumnado, independientemente de sus condi-
ciones y circunstancias.
b) La equidad, que garantice la igualdad de oportunidades, la inclusión educativa y la no
discriminación y actúe como elemento compensador de las desigualdades personales, cul-
turales, económicas y sociales, con especial atención a las que deriven de discapacidad.
c) La transmisión y puesta en práctica de valores que favorezcan la libertad personal, la
responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el
respeto y la justicia, así como que ayuden a superar cualquier tipo de discriminación.
d) La concepción de la educación como un aprendizaje permanente, que se desarrolla a lo
largo de toda la vida.
e) La flexibilidad para adecuar la educación a la diversidad de aptitudes, intereses, ex-
pectativas y necesidades del alumnado, así como a los cambios que experimentan el
alumnado y la sociedad.
f) La orientación educativa y profesional de los estudiantes, como medio necesario para
el logro de una formación personalizada, que propicie una educación integral en cono-
cimientos, destrezas y valores.
g) El esfuerzo individual y la motivación del alumnado.
h) El esfuerzo compartido por alumnado, familias, profesores, centros, Administraciones,
instituciones y el conjunto de la sociedad.
i) La autonomía para establecer y adecuar las actuaciones organizativas y curriculares en
el marco de las competencias y responsabilidades que corresponden al Estado, a las
Comunidades Autónomas, a las corporaciones locales y a los centros educativos.
j) La participación de la comunidad educativa en la organización, gobierno y funcionamien-
to de los centros docentes.
k) La educación para la prevención de conflictos y para la resolución pacífica de los mismos,
así como la no violencia en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social.

HOSTELERÍA Y TURISMO 17
Programación Didáctica

l) El desarrollo de la igualdad de derechos y oportunidades y el fomento de la igualdad


efectiva entre hombres y mujeres.
m) La consideración de la función docente como factor esencial de la calidad de la educa-
ción, el reconocimiento social del profesorado y el apoyo a su tarea.
n) El fomento y la promoción de la investigación, la experimentación y la innovación educativa.
o) La evaluación del conjunto del sistema educativo, tanto en su programación y organización
y en los procesos de enseñanza y aprendizaje como en sus resultados.
p) La cooperación entre el Estado y las Comunidades Autónomas en la definición, aplica-
ción y evaluación de las políticas educativas.
q) La cooperación y colaboración de las Administraciones educativas con las corporaciones
locales en la planificación e implementación de la política educativa”.

1.2. Fines del sistema educativo español


El artículo 2 fija los fines a los que debe tender el sistema educativo español:
“Artículo 2. Fines.
1. El sistema educativo español se orientará a la consecución de los siguientes fines:
a) El pleno desarrollo de la personalidad y de las capacidades de los alumnos.
b) La educación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales, en la igual-
dad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres y en la igualdad de trato
y no discriminación de las personas con discapacidad.
c) La educación en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios
democráticos de convivencia, así como en la prevención de conflictos y la resolu-
ción pacífica de los mismos.
d) La educación en la responsabilidad individual y en el mérito y esfuerzo personal.
e) La formación para la paz, el respeto a los derechos humanos, la vida en común, la
cohesión social, la cooperación y solidaridad entre los pueblos así como la adquisi-
ción de valores que propicien el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente,
en particular al valor de los espacios forestales y el desarrollo sostenible.
f) El desarrollo de la capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje,
confiar en sus aptitudes y conocimientos, así como para desarrollar la creatividad,
la iniciativa personal y el espíritu emprendedor.
g) La formación en el respeto y reconocimiento de la pluralidad lingüística y cultural de
España y de la interculturalidad como un elemento enriquecedor de la sociedad.
h) La adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo, de conocimientos
científicos, técnicos, humanísticos, históricos y artísticos, así como el desarrollo de
hábitos saludables, el ejercicio físico y el deporte.
i) La capacitación para el ejercicio de actividades profesionales.
j) La capacitación para la comunicación en la lengua oficial y cooficial, si la hubiere,
y en una o más lenguas extranjeras.
k) La preparación para el ejercicio de la ciudadanía y para la participación activa en la
vida económica, social y cultural, con actitud crítica y responsable y con capacidad
de adaptación a las situaciones cambiantes de la sociedad del conocimiento”.

18 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

1.3. Estructura del sistema educativo español


El artículo 3 de la Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, regula un sistema edu-
cativo organizado en “etapas, ciclos, grados, cursos y niveles de enseñanza de forma que
asegure la transición entre los mismos y, en su caso, dentro de cada uno de ellos”. Concre-
tamente, en el artículo 3.2 establece las enseñanzas que ofrece y que son:
a) Educación infantil.
b) Educación primaria.
c) Educación secundaria obligatoria.
d) Bachillerato.
e) Formación profesional.
f) Enseñanzas de idiomas.
g) Enseñanzas artísticas.
h) Enseñanzas deportivas.
i) Educación de personas adultas.
j) Enseñanza universitaria.
En esta estructura debemos distinguir entre las enseñanzas de régimen general y las
de régimen especial. Las enseñanzas de régimen especial están formadas por las ense-
ñanzas de idiomas, las enseñanzas artísticas y las deportivas (nosotros no las trataremos
por no tener especial importancia en nuestros estudios). Son de régimen general el resto
de enseñanzas.
La ley también especifica qué es la educación básica, la enseñanza secundaria y la
educación universitaria. Así, establece que:
– La educación básica está formada por la educación primaria (seis cursos) y la edu-
cación secundaria obligatoria (que dura cuatro cursos). Hay que recordar que esta
educación básica es obligatoria para todo el alumnado.
– La enseñanza secundaria se divide a su vez en educación secundaria obligatoria y se-
cundaria postobligatoria. Constituyen la educación secundaria postobligatoria: el Ba-
chillerato, la formación profesional de grado medio, las enseñanzas profesionales de
artes plásticas y diseño de grado medio y las enseñanzas deportivas de grado medio.
– La educación superior está formada por la enseñanza universitaria, las enseñanzas
artísticas superiores, la formación profesional de grado superior, las enseñanzas
profesionales de artes plásticas y diseño de grado superior y las enseñanzas depor-
tivas de grado superior.
Este último artículo deja bien claro un aspecto que, aunque no es nuevo, no es conocido
incluso por muchos profesionales y es que los ciclos formativos de grado medio forman par-
te de la enseñanza secundaria, pero no forman parte de ella los ciclos formativos de grado
superior.

HOSTELERÍA Y TURISMO 19
Programación Didáctica

20 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

– Educación infantil. Etapa educativa. Organizada en dos ciclos; el segundo gratuito.


– Enseñanza básica. Está formada por la educación primaria y la E.S.O; es gratuita, obligatoria y organi-
zada según los principios de educación común y atención a la diversidad.
– Educación primaria. Consta de seis cursos que se cursan ordinariamente entre los 6 y 12 años.
– Educación secundaria. Se divide en obligatoria (ESO) y postobligatoria (bachillerato, FP de grado me-
dio, enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado medio y las enseñanzas deportivas
de grado medio).
– Educación secundaria obligatoria (E.S.O.). Consta de cuatro cursos que se cursan ordinariamente
entre los 12 y 16 años. Hay programas de diversificación curricular a partir de 3º orientados a la con-
secución del título. El título de Graduado en ESO da acceso a la secundaria postobligatoria.
– Programas de cualificación profesional inicial (P.C.P.I.). Para alumnos mayores de 16 años, excep-
cionalmente de 15. Incluyen tres tipos de módulos: a) tendentes a la obtención de una cualificación
profesional, b) formativos de carácter general y c) voluntarios conducentes a la obtención del título de
graduado en ESO.
– Bachillerato. Consta de dos cursos con tres modalidades: Artes, Ciencias y Tecnología y Humanidades y
Ciencias Sociales. El título de bachiller da acceso a la educación superior.
– Educación superior. Está constituida por las enseñanzas universitarias, las enseñanzas artísticas su-
periores, la FP de grado superior, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado
superior y las enseñanzas deportivas de grado superior.
– Enseñanzas universitarias. Están reguladas por los RR. DD. 55/2005 y 56/2005, de 21 de enero.
Para acceder a ellas es necesario superar una prueba de acceso.
– Formación profesional. Se puede acceder sin los requisitos académicos superando una prueba de
acceso (al grado medio los mayores de 17 años y al grado superior los mayores de 19 años ó 18 si están
en posesión del título de técnico relacionado con la especialidad).
– Enseñanzas de régimen especial. Son las enseñanzas de idiomas, las enseñanzas artísticas y las
enseñanzas deportivas.
– Enseñanzas de idiomas. Para acceder será necesario ser mayor de 16 años, salvo los mayores de 14 años,
si estudian un idioma distinto del cursado en la ESO. Con el titulo de bachiller se accede de manera directa al
nivel intermedio de la primera lengua cursada en el bachillerato.
– Enseñanzas deportivas. Para acceder al grado superior serán necesario poseer el título de bachiller
y el título de grado medio de la especialidad correspondiente. En algunas especialidades puede ser
necesario superar una prueba de acceso específica. Se podrá acceder sin los requisitos académicos su-
perando una prueba de acceso (al grado medio los mayores de 17 años y al grado superior los mayores
de 19 años ó 18 si están en posesión del título de técnico relacionado con la especialidad).
– Enseñanzas artísticas profesionales. Son las enseñanzas profesionales de música y danza y los
grados medio y superior de artes plásticas y diseño. Para su acceso es necesario superar una prueba
específica. El alumnado que finalice las enseñanzas profesionales de música y danza obtendrá el título
de bachiller si supera las materias comunes de bachillerato. Se puede acceder sin los requisitos aca-
démicos a las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño superando una prueba de acceso
(al grado medio los mayores de 17 años y al grado superior los mayores de 19 años ó 18 si están en
posesión del título de técnico relacionado con la especialidad).
– Enseñanzas artísticas superiores. Para su acceso se requiere, además del título de bachiller, superar
una prueba específica. Se podrán establecer convenios con las universidades para la organización de
estudios de doctorado propios de estas enseñanzas.
– Educación de personas adultas. Está destinada a los mayores de 16 años. Su metodología es flexible
y abierta. Para facilitar la incorporación de los adultos al sistema educativo se prepararán pruebas para
la obtención de títulos y el acceso a las distintas enseñanzas.

FIGURA 1. EL SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL. FUENTE: MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA.

Evidentemente, debido a la materia en que se centra nuestra oposición, no nos vamos


a detener actualmente en los otros niveles educativos y sí lo vamos a hacer en la Formación
Profesional.

HOSTELERÍA Y TURISMO 21
Programación Didáctica

2. MODALIDADES Y TIPOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL:


EN EL SISTEMA EDUCATIVO O REGLADA, OCUPACIONAL Y
CONTINUA

Según la Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en su artículo 39.1, la formación


profesional:

“Comprende el conjunto de acciones formativas que capacitan para el desempeño cuali-


ficado de las diversas profesiones, el acceso al empleo y la participación activa en la vida
social, cultural y económica. Incluye las enseñanzas propias de la formación profesional en
el sistema educativo, las acciones de inserción y reinserción laboral de los trabajadores así
como las orientadas a la formación continua en las empresas, que permitan la adquisición y
actualización permanente de las competencias profesionales.”

De la definición que da la ley se desprende que existen tres tipos de formación pro-
fesional, uno denominado Formación Profesional en el sistema educativo (que hasta este
momento se denominaba “Formación Profesional Reglada”), que se encuentra dentro del
sistema educativo; una formación profesional encaminada a la “inserción y reinserción
laboral de los trabajadores”, que es la que se conoce como formación profesional ocupa-
cional; y una tercera “orientada a la formación continua en las empresas”, conocida como
Formación Profesional Continua. Esto provoca una formación profesional formada por tres
subsistemas que tienden a articularse e integrarse en uno, debido a que nos encontramos
en una situación en la que la formación debe adaptarse continuamente a un mundo laboral
que evoluciona rápidamente.

Estos tres tipos de formación profesional tienen un referente común básico para orga-
nizar sus enseñanzas, que no es otro que el “Sistema Nacional de Cualificaciones y Forma-
ción Profesional1”, ya que en la Ley 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la
Formación Profesional se dice que...

“Le corresponde promover y desarrollar la integración de las ofertas de la formación pro-


fesional, a través de un Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, así como la
evaluación y acreditación de las correspondientes competencias profesionales.”

Como acabamos de decir, el sistema de formación profesional se integra por tres sub-
sistemas que pasamos a analizar brevemente:
1. Formación Profesional en el sistema educativo (tradicionalmente conocida
como Formación Profesional Reglada). Se gestiona y regula por el Ministerio de
Educación y Ciencia y las respectivas Consejerías de Educación de las Comunidades
Autónomas. Por ejemplo, en Andalucía por la Consejería de Educación. Su forma-
ción trata de aportar una cualificación a los jóvenes que carecen de ella, aunque
cada vez más se trata también que los no tan jóvenes accedan a la cualificación
en otras profesiones o mejorar la ya adquirida. Se encuentra dentro del sistema

1
Para más información y para una continua actualización, véase la página del Ministerio de Educación y Cien-
cia: http://www.mec.es/educa/incual/ice_ncfp.html.

22 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

educativo y es la formación profesional que se imparte en los institutos de ense-


ñanza secundaria y a la que nosotros estamos opositando. Todo el presente libro
está dedicado a ella y, especialmente en este tema, nos concentraremos en su
conocimiento.
2. Formación Profesional Ocupacional. Este tipo de formación profesional trata de
ofrecer una cualificación a trabajadores desempleados que les facilite su inserción
profesional. Se gestiona por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, aunque en
las Comunidades que tienen competencias se han transferido a éstas, por ejem-
plo, en Andalucía lo gestiona la Consejería de Empleo y, dentro de ésta, el Servicio
Andaluz de Empleo (en adelante, SAE). Este último organismo en su página Web,
comunica que es esta Consejería quien planifica la oferta, siendo impartidas las ac-
ciones formativas (cursos, para entendernos), a través de los centros de la propia
Consejería o por centros asociados. Para cada uno de los cursos se establecerán
los criterios de selección de los alumnos, solicitándose para su aceptación, una
determinada titulación y/o experiencia profesional. Por otro lado, los cursos pueden
ser: presenciales, semipresenciales o a distancia (on-line).
En la Formación Profesional Ocupacional se agrupan las especialidades en fa-
milias profesionales (al igual que en la formación profesional específica como
posteriormente veremos), de las que existen 27. Una de las familias profesionales
es la de Hostelería y Turismo, que agrupa diecisiete especialidades: Agente de
desarrollo turístico, Animador turístico, Ayudante de cocina, Camarera de pisos,
Cocinero, Empleado de agencia de viajes, Guía de ruta, Jefe de sala/Maître, etc.
La mayor parte de las especialidades contienen una fase de prácticas en empre-
sas del sector. Esta fase de prácticas no supone una relación laboral empresa/
alumno.
3. Formación Profesional Continua. Al igual que sucedía en la Formación Profe-
sional Ocupacional, en un inicio, la gestión era misión del Ministerio de Trabajo y
Asuntos Sociales, pero actualmente aquellas Comunidades Autónomas que tienen
competencias, son sus respectivas Consejerías las que la han asumido. Por ejem-
plo, al igual que en el caso de la ocupacional, en Andalucía lo gestiona la Conseje-
ría de Empleo y, dentro de ésta, el SAE.
Esta formación está dirigida a trabajadores en activo que debido a los cambios en el
sistema productivo, y considerando que el capital humano es clave en el desarrollo
económico de las empresas y por tanto de la sociedad, deben formarse adaptán-
dose a estos cambios para intentar mantener la calidad de empleo y asegurar su
mantenimiento.
Los planes de Formación Continua tendrán como finalidad tanto la mejora de las
competencias y cualificaciones como la actualización y especialización profesional
de los trabajadores ocupados, cualquiera que sea el sector o rama de actividad
en que el trabajador presta sus servicios. Las entidades que suelen participar en
los planes de formación continua son: organizaciones empresariales, organiza-
ciones sindicales, confederaciones y federaciones de cooperativas o sociedades
laborales y asociaciones de trabajadores autónomos. Estas entidades serán sub-
vencionadas por la Administración Pública competente en el ámbito territorial
determinado.

HOSTELERÍA Y TURISMO 23
Programación Didáctica

Para intentar aclarar los subtipos de formación profesional, el opositor puede consultar
el siguiente cuadro que, desde nuestro punto de vista, esclarece la situación:

Subtipo de
Responsable Dirigido a Se imparte en
Formación Profesional
Ministerio de Educación y
Formación Profesional
Ciencia y las Consejerías de Jóvenes Institutos de Ense-
en el sistema educativo
Educación de las Comuni- sin titulación ñanza Secundaria
o Reglada
dades Autónomas

Ministerio de Trabajo y
Centros de cada
Formación Profesional Asuntos Sociales y las Con- Trabajadores
Consejería o cen-
Ocupacional sejerías de Empleo de las desempleados
tros asociados
Comunidades Autónomas

Ministerio de Trabajo y Organizaciones


Formación Profesional Asuntos Sociales y las Con- Trabajadores empresariales, Or-
Continua sejerías de Empleo de las en activo ganizaciones sin-
Comunidades Autónomas dicales, etc.

CUADRO 1. RESUMEN DE LOS SUBSISTEMAS DE FORMACIÓN PROFESIONAL. FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

3. LA FORMACIÓN PROFESIONAL EN EL SISTEMA EDUCATIVO


(REGLADA)
Como decíamos anteriormente, la Formación Profesional en el sistema educativo es la
que se encuentra regulada por la Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación y que forma
parte del sistema educativo. El artículo 39.2 de la citada ley dice que:
“La formación profesional, en el sistema educativo, tiene por finalidad preparar a los alum-
nos y las alumnas para la actividad en un campo profesional y facilitar su adaptación a las
modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida, así como contribuir a
su desarrollo personal y al ejercicio de una ciudadanía democrática.”

Anterior a esta ley, y como es bien conocido y ha sido citada en este tema, se dictó la
LOGSE. En esta ley se dividía este tipo de formación profesional en dos: Formación Profe-
sional Específica y Formación Profesional de Base2. Aunque esta ley se encuentra derogada
por la actual Ley de Educación, creo que es necesario hacer mención a estos tipos de
formación profesional, ya que todavía se puede hacer esta diferenciación y nos las encon-
tramos en funcionamiento en los institutos de enseñanza secundaria.
La Formación Profesional de Base se imparte en la ESO y Bachillerato, intentando que
todos los alumnos reciban una formación básica de carácter general. Lo que supuso esta
Formación Profesional de Base fue la introducción de determinadas materias que, por un
lado, formaba para cursar la Formación Profesional Específica y, por otro, daba a los alum-
nos una base científico-tecnológica.

2
Atención: es necesario recordar que la Formación Profesional de Base no es atribución docente de los profe-
sores de nuestra especialidad.

24 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

En general, lo que se hizo en la ESO fue:


– Dar una dimensión práctica y profesionalizadora de las materias tradicionales. Esto
es, mostrar al alumnado cuál es la utilidad de los contenidos que se enseñan en
los centros escolares para su uso en el mundo laboral.
– Introducir un área tecnológica general para todos los alumnos. Para entender más
fácilmente este aspecto, recordar sólo que se introdujo la asignatura de Tecnología.
– Se establecen objetivos que facilitan la transición a la vida activa y un mayor con-
tacto escuela/empresas.
– Se introduce la optatividad y diversificación con contenidos pre-profesionales.
En el Bachillerato también se introducía la Formación Profesional de Base al incluir va-
rias modalidades de Bachillerato, permitiendo al alumno que se dirigiera por varios campos
profesionales diferentes y, dentro de cada modalidad varias materias optativas.
La Formación Profesional Específica es la formación profesional “nuestra”, la que se
va a articular en ciclos formativos, y éstos a su vez en módulos profesionales y a la que el
lector del presente manual va a optar a impartir a través de las oposiciones.
Textualmente, la Ley 2/2006, dice que:
“La formación profesional, en el sistema educativo, tiene por finalidad preparar a los alum-
nos y las alumnas para la actividad en un campo profesional y facilitar su adaptación a las
modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida, así como contribuir a
su desarrollo personal y al ejercicio de una ciudadanía democrática.” (artículo 39.2),
y que...
“Comprende un conjunto de ciclos formativos con una organización modular, de duración variable
y contenidos teórico-prácticos adecuados a los diversos campos profesionales.” (artículo 39.3).

Los objetivos que deben contribuir a desarrollar la formación profesional en el sistema


educativo en los alumnos son, según el artículo 40, los siguientes:
“La formación profesional en el sistema educativo contribuirá a que los alumnos y las alum-
nas adquieran las capacidades que les permitan:
a) Desarrollar la competencia general correspondiente a la cualificación o cualificacio-
nes objeto de los estudios realizados.
b) Comprender la organización y las características del sector productivo correspon-
diente, así como los mecanismos de inserción profesional; conocer la legislación
laboral y los derechos y obligaciones que se derivan de las relaciones laborales.
c) Aprender por sí mismos y trabajar en equipo, así como formarse en la prevención
de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos en todos los ámbitos de
la vida personal, familiar y social. Fomentar la igualdad efectiva de oportunidades
entre hombres y mujeres para acceder a una formación que permita todo tipo de
opciones profesionales y el ejercicio de las mismas.
d) Trabajar en condiciones de seguridad y salud, así como prevenir los posibles riesgos
derivados del trabajo.
e) Desarrollar una identidad profesional motivadora de futuros aprendizajes y adapta-
ciones a la evolución de los procesos productivos y al cambio social.
f) Afianzar el espíritu emprendedor para el desempeño de actividades e iniciativas
empresariales.”

HOSTELERÍA Y TURISMO 25
Programación Didáctica

Las diferencias y similitudes entre el la Formación Profesional Específica y la de Base


se aclaran en el siguiente cuadro:

Tipo de FP Alumnos que


en el sistema reciben esta Se imparte en Impartido por
educativo formación

Profesores de Enseñanza Secundaria vin-


Formación Alumnos propios Institutos de
culados a la Formación Profesional, por
Profesional de Formación Enseñanza
ejemplo de la especialidad de Hostelería
Específica Profesional Secundaria
y Turismo.

Profesores de Enseñanza Secundaria no


Formación Institutos de
Alumnos de ESO vinculados a la Formación Profesional, por
Profesional Enseñanza
y Bachillerato ejemplo, de la especialidad de Tecnología o
de Base Secundaria
Matemáticas.
CUADRO 2. COMPARACIÓN ENTRE LA FORMACIÓN PROFESIONAL ESPECÍFICA Y DE BASE.
FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

4. LOS CICLOS FORMATIVOS: FORMACIÓN PROFESIONAL


DE GRADO MEDIO Y GRADO SUPERIOR

La Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, es desarrollada en lo relativo a For-


mación Profesional por el Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre, por el que se
establece la ordenación general de la formación profesional del sistema educativo, que
se manifiesta de forma similar a como ya lo hacía la propia ley en el concepto, finalidad
y objetivo de la Formación Profesional y amplía en cuestiones como ciclos formativos,
pruebas de acceso, etc.
El artículo 39.3 de la Ley 2/2006 establece que:
“La formación profesional en el sistema educativo comprende un conjunto de ciclos for-
mativos con una organización modular, de duración variable y contenidos teórico-prácticos
adecuados a los diversos campos profesionales.”

Posteriormente el Real Decreto 1.538/2006 establece en su artículo 4 que los títulos


serán de Técnico y de Técnico Superior y las enseñanzas conducentes a éstos en ciclos
formativos de grado medio y grado superior, respectivamente; y que éstos se agruparán en
familias profesionales.
Existen veintidos familias profesionales, concretamente las siguientes:

Relación de Familias Profesionales en la Formación Profesional


Actividades Agrarias Actividades Físicas y Deportivas Actividades Maritimo-Pesqueras
Administración Artes Gráficas Comercio y Marketing
Comunicación, Imagen y Sonido Edificación y Obra Civil Electricidad y Electrónica
Fabricación Mecánica Hostelería y Turismo Imagen Personal
Industrias Alimentarias Informática Madera y Mueble

.../...
26 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
La Formación Profesional en el sistema educativo español

.../...
Mantenimiento de Vehículos Mantenimiento y Servicios a la
Química
Autopropulsados Producción
Servicios Socioculturales y a la
Sanidad Textil, Confección y Piel
Comunidad
Vidrio y Cerámica
Actividades Físicas y Deportivas Artes y Artesanías
CUADRO 3. RELACIÓN DE FAMILIAS PROFESIONALES DE FORMACIÓN PROFESIONAL.
FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

Dentro de estas familias se incluyen en este momento 142 ciclos de Formación Profe-
sional, de los que 64 son de grado medio y 78 de grado superior. En nuestra familia profe-
sional de Hostelería y Turismo, tenemos ocho ciclos formativos que son los que se reflejan
en el siguiente cuadro:

Ciclos formativos de Hostelería y Turismo


Grado superior Grado medio
Alojamiento
Cocina
Agencias de Viajes
Animación Turística
Pastelería y Panadería
Información y Comercialización Turísticas
Restauración Servicios de Restaurante y Bar
CUADRO 4. CICLOS FORMATIVOS DE LA FAMILIA PROFESIONAL DE HOSTELERÍA Y TURISMO.
FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

Los ciclos formativos no tienen todos la misma duración, existiendo ciclos de 1.300, 1.400,
1.700 y 2.000 horas. En la familia profesional de Hostelería y Turismo sólo tenemos en este momen-
to ciclos de 1.400 y 2.000 horas. Así, de los ocho ciclos, seis son de 1.400 horas (Alojamiento,
Agencias de Viajes, Animación Turística, Información y Comercialización Turísticas, Servicios de
Restaurante y Bar y Pastelería y Panadería3) y dos, de 2.000 horas (Cocina y Restauración).
Para que al opositor le resulte más sencillo entender cómo se distribuyen estas horas a
lo largo de cursos lectivos, hemos de decir que los ciclos de 1.400 horas se distribuyen a lo
largo de un primer curso académico de permanencia en el centro (aproximadamente 1.000
horas) y un segundo curso de, aproximadamente, 440 horas (normalmente comprendidas
entre finales de septiembre y febrero) de permanencia en las empresas realizando la For-
mación en Centros de Trabajo (en adelante, FCT) y el Proyecto Integrado (en adelante, PI),
este último en las Comunidades Autónomas donde exista. Los ciclos de 2.000 horas se
distribuyen en un primer curso, de alrededor de 1.000 horas de permanencia en el centro
educativo, y un segundo curso en el que la primera parte (aproximadamente de finales de
septiembre a febrero), es de permanencia en el centro y una segunda parte, de realización
de FCT en empresas y PI, en las Comunidades donde exista este módulo.

3
En los momentos que se escriben estas líneas acaban de salir los nuevos Reales Decretos, de los que poste-
riormente hablaremos, que regulan los ciclos de Cocina y Gastronomía y Panadería, Repostería y Confitería,
con una duración para ambos de 2.000 horas.

HOSTELERÍA Y TURISMO 27
Programación Didáctica

Los ciclos formativos tienen una estructura modular. Esto quiere decir que cada ciclo
formativo, independientemente de que sea de grado superior o medio, va a estar dividido
en módulos profesionales que, según el Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre,
“Estarán constituidos por áreas de conocimiento teórico-prácticas, en función de las com-
petencias profesionales, que incluirán las definidas en las unidades de competencia, las
competencias sociales y las personales que se pretendan alcanzar. Estos módulos profesio-
nales, según su naturaleza, estarán asociados o no a unidades de competencia del Catálogo
Nacional de Cualificaciones Profesionales.”
Para ser más claro, aunque se pierda en exactitud, un módulo profesional es un con-
cepto equivalente a lo tradicionalmente llamado “asignatura”, “materia” o “área”, pero
referido a la formación profesional.
Cada módulo profesional va a tener una duración diferente, por ejemplo, “Recepción y
atención al cliente”, del ciclo formativo de Alojamiento tiene en Andalucía una duración de
160 horas4 (en el resto de Comunidades puede variar), mientras que el módulo profesional
de “Gestión económica-administrativa en agencias de viajes” del ciclo formativo de grado
superior de Agencias de Viajes dura en la misma Comunidad Autónoma 96 horas.
En cada ciclo formativo, independientemente del grado al que pertenezca, hay diferen-
tes tipos de módulos profesionales que normalmente se clasifican en:
– Módulos socioeconómicos. En todos los ciclos formativos existe un módulo de
este tipo, que es Formación y Orientación Laboral (en adelante, FOL). Dependiendo
del ciclo formativo y en este caso, de la Comunidad Autónoma, existirán además
unos u otros (por ejemplo, “El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía”).
– Módulos asociados a una unidad de competencia. Suelen ser los módulos más
“técnicos” y “específicos” de cada ciclo formativo. Por ejemplo, Información turística en
destino del ciclo de Información y Comercialización Turísticas se encuentra asociado a
la unidad de competencia5 número 3: “gestionar servicios de información turística” o el
módulo profesional Ofertas gastronómicas y sistemas de aprovisionamiento del ciclo for-
mativo de Cocina, se encuentra asociado a la unidad de competencia número 1: “con-
feccionar ofertas gastronómicas, realizar el aprovisionamiento y controlar consumos”.
– Módulos profesionales transversales. Asociados a dos o varias unidades de
competencia. En los ciclos de nuestra familia profesional son, por ejemplo, Lengua
Extranjera y Segunda Lengua Extranjera.
– Módulo de Proyecto Integrado. Este módulo profesional, como ya se ha dicho
anteriormente en este tema, se imparte actualmente en Andalucía, pero no en
todas las Comunidades Autónomas, pero el Real Decreto 1.538/2006, de 15 de
diciembre, dice en su artículo 12, que se incorporará en los ciclos formativos de
grado superior, y que “tendrá por objeto la integración de las diversas capacidades
y conocimientos del currículo del ciclo formativo. Esta integración se concretará en
un proyecto que contemple las variables tecnológicas y organizativas relacionadas
con el título”. Será necesario haber superado este módulo para obtener el ciclo y
se evaluará una vez se haya superado el módulo de FCT. Actualmente, este módulo
profesional consiste en Andalucía en un “trabajo fin de ciclo” que se realiza el se-
gundo curso al mismo tiempo que se realiza la FCT.

4
Para conocer el número de horas que se imparten a la semana, se debe saber que la Administración educati-
va entiende que se imparten 32 semanas en el curso. Así de este módulo se imparten 5 horas semanales.
5
Conceptos como éste de unidad de competencia y otros similares se explican en el tema 4.

28 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

– Módulo de Formación en Centros de Trabajo (FCT). Este módulo profesional se


realiza de forma presencial en las empresas y tiene como finalidad la de completar
conocimientos que no se pueden adquirir en el centro, adquirir una madurez para
el aprendizaje a lo largo de la vida y evaluar los aspectos más relevantes de la pro-
fesionalidad alcanzada por el alumno. Se realiza una vez se han superado todos los
módulos presenciales que se cursan en el centro educativo. Aquellas personas que
acrediten una experiencia laboral en las enseñanzas del ciclo formativo pueden
quedar exentas de su realización. Este módulo constituye lo que normalmente se
llama “prácticas en empresas”.
Para ejemplificar lo explicado, veamos el siguiente cuadro de distribución en Andalucía6
del ciclo formativo de Alojamiento con sus módulos correspondientes:

Ciclo formativo de Grado Superior de Alojamiento


Curso en
Nombre del módulo profesional Duración Tipo de módulo el que se
imparte
Módulo Profesional asociado
Recepción y atención al cliente 160 horas a unidad de competencia 1º

Módulo Profesional asociado


Regiduría de pisos 96 horas 1º
a unidad de competencia
Organización y control 128 horas Módulo Profesional asociado 1º
del alojamiento a unidad de competencia
Comercialización de productos 96 horas Módulo Profesional asociado 1º
y servicios turísticos a unidad de competencia

Lengua extranjera 160 horas Módulo Profesional 1º


Transversal

Segunda lengua extranjera 160 horas Módulo Profesional 1º


Transversal
Relaciones en el entorno de trabajo Módulo Profesional
64 horas 1º
(en adelante, RET) Transversal
El sector de la hostelería y 32 horas Módulo Profesional 1º
el turismo en Andalucía Socioeconómico
Módulo Profesional
FOL 64 horas Socioeconómico 1º

Módulo de Formación
FCT en Centros de Trabajo 2º
440 horas7
PI Módulo de Proyecto Integrado 2º
CUADRO 5. DISTRIBUCIÓN DE LOS MÓDULOS PROFESIONALES DEL CICLO FORMATIVO DE GRADO
SUPERIOR DE ALOJAMIENTO EN ANDALUCÍA. FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

6
El opositor debe comparar esta información con la de la Comunidad Autónoma donde se presente. En gene-
ral, decir que no va a existir el módulo profesional de “El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía” y en
la mayor parte de Comunidades, tampoco el de “Proyecto Integrado”. Además es posible que la asignación
de horas varíe en función de cada Comunidad.
7
La duración conjunta de estos dos módulos es de 440 horas. No se establece una duración exacta para cada
uno de ellos, pudiendo cada centro educativo temporalizarlos dependiendo de su criterio, pero en ningún
caso el PI puede durar menos de 60 horas, ni la FCT, menos de 220 horas.

HOSTELERÍA Y TURISMO 29
Programación Didáctica

Como hemos visto anteriormente, los títulos de Formación Profesional pueden ser de
Técnico o de Técnico Superior, y para su obtención, será necesario cursar ciclos de grado
medio o de grado superior, respectivamente. En las siguientes líneas, analizaremos en qué
consiste cada uno de estos tipos de ciclos. Para ello, seguiremos el siguiente esquema: con-
cepto, forma de acceso, ciclos de Hostelería y Turismo y titulación y acceso a otros estudios.

4.1. Ciclos formativos de grado medio

4.1.1. Concepto
Los ciclos formativos de grado medio son enseñanzas que capacitan al alumno que
las curse para desempeñar un trabajo como “trabajador cualificado”, con gran formación
de base, y con capacidad de comunicación y aptitud para el intercambio de flujos de co-
municación. Por ejemplo, las salidas profesionales del ciclo formativo de grado medio de
Cocina son: cocinero de cualquier tipo de establecimiento, jefe de partida, empleado de
departamento de economato y bodega en un hotel o restaurante, etc.

4.1.2. Acceso
Para acceder a un ciclo formativo de grado medio, se tiene que estar en posesión del
Graduado en Enseñanza Secundaria Obligatoria o haber superado 2.º curso del antiguo
Bachillerato Unificado Polivalente (BUP), tener el título de Técnico, Técnico Auxiliar o alguna
titulación que se haya declarado equivalente. También podrán acceder aquellas personas
que aun no teniendo la titulación requerida, superen una prueba convocada a tal efecto.
Tanto en grado medio como en grado superior, no es necesario superar las citadas pruebas
si se ha superado la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años.
En la prueba de acceso...

“Se deberá acreditar que el alumno posee los conocimientos y habilidades suficientes para
cursar con aprovechamiento las enseñanzas respectivas.” (artículo 22.1 del Real Decreto
1.538/2006, de 15 de diciembre).

Para acceder por la vía de la prueba de acceso se requerirá tener como mínimo 17 años
cumplidos en el año de realización de la prueba.
El citado Real Decreto especifica que la Administración Educativa regulará la exención
de parte de la prueba de acceso para aquellos alumnos que:

“Hayan superado los módulos obligatorios de un programa de cualificación profesional


inicial (antiguos Programas de Garantía Social), estén en posesión de un certificado de
profesionalidad o acrediten una determinada cualificación o experiencia laboral de, al me-
nos, el equivalente a un año con jornada completa en el campo profesional relacionado
con los estudios que se quieran cursar.” (artículo 23 del Real Decreto 1.538/2006, de
15 de diciembre).

Las pruebas de acceso a ciclos formativos de grado medio y de grado superior tendrán
validez en todo el territorio nacional.

30 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

Previamente a la Ley de Educación del 2006 y su desarrollo posterior por parte del Real
Decreto 1.538/2006, las pruebas de acceso se encontraban reguladas en Andalucía por la
Resolución de 30 de abril de 20018, de la Dirección General de Formación Profesional. Las
pruebas de acceso a grado medio que se desarrollaron para el acceso al curso 2007/2008
constaban de las siguientes partes: un comentario de texto, dos problemas de matemáticas
y una cuestión seleccionada de entre las áreas de Tecnología, Ciencias Sociales o Ciencias
de la Naturaleza.

4.1.3. Ciclos de grado medio de Hostelería y Turismo


Aunque ya se ha comentado anteriormente, no está de más repetir los ciclos que per-
tenecen a nuestra familia profesional de Hostelería y Turismo. Son los siguientes:
– Cocina.
– Servicios de Restaurante y Bar.
– Pastelería y Panadería.

4.1.4. Titulación y acceso a otros estudios


Los alumnos que superen un ciclo formativo de grado medio obtendrán el título de
Técnico, lo que le dará acceso a Bachillerato.

4.2. Ciclos formativos de grado superior


4.2.1. Concepto
Los ciclos formativos de grado superior son enseñanzas que capacitan al alumno que
las curse para desempeñar un trabajo como técnico intermedio, con una formación poliva-
lente, visión de conjunto y capacidad para coordinar y programar en el sistema productivo
en el que desempeña sus funciones. Por ejemplo, las salidas profesionales del ciclo de gra-
do superior de Restauración son: Director de Restauración, Jefe de economato y bodega,
Responsable de alimentación en un catering, Consultor, etc.

4.2.2. Acceso
Para acceder a un ciclo formativo de grado superior, se tiene que estar en posesión
del título de Bachiller, del título de Técnico Especialista, Curso de Orientación Universitaria
(COU) o alguna titulación universitaria. También podrán acceder aquellas personas que aun
no teniendo la titulación requerida, superen una prueba convocada a tal efecto. Tanto en
grado medio como en grado superior, no es necesario superar las citadas pruebas si se ha
superado la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años.

8
Suponemos que esta Resolución será derogada en breve porque todavía hace alusión a la LOGSE, aunque
en nada contradice a la normativa actual.

HOSTELERÍA Y TURISMO 31
Programación Didáctica

En la prueba de acceso a grado superior se...


“Deberá acreditar que el alumno posee la madurez en relación con los objetivos de Bachille-
rato y sus capacidades referentes al campo profesional de que se trate.” (artículo 24.1 del
Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre).
Para acceder por la vía de la prueba de acceso se requerirá tener como mínimo 19 años
cumplidos en el año de realización de la prueba o dieciocho años para quienes acrediten es-
tar en posesión de un título de Técnico relacionado con aquel al que se desea acceder.
La prueba de acceso a grado superior constará de una parte común y de una parte
específica, según se especifica en el artículo 24.3, cuando establece que:
“Esta prueba constará de una parte común y una parte específica. La parte común tendrá como
objetivo apreciar la madurez e idoneidad de los candidatos para seguir con éxito los estudios de
formación profesional de grado superior, así como su capacidad de razonamiento y de expresión
escrita. Versará sobre las materias más instrumentales del Bachillerato. La parte específica ten-
drá como objetivo valorar las capacidades de base referentes al campo profesional de que se
trate. Versará sobre los conocimientos básicos de las materias de Bachillerato a que se refiere el
artículo 6.h de este Real Decreto”. El artículo 6.h al que hace referencia son las “modalidades y
materias de Bachillerato que facilitan la conexión con el ciclo formativo de grado superior.”
Previamente a la Ley de Educación del 2006 y su desarrollo posterior por parte del Real
Decreto 1.538/2006, las pruebas de acceso se encontraban reguladas en Andalucía por la
Resolución de 30 de abril de 20019, de la Dirección General de Formación Profesional. Las
pruebas de acceso a grado superior que se desarrollaron para el acceso al curso 2007/2008,
constaban de las siguientes partes:
– Parte general, común a todos los ciclos formativos, que incluye las siguientes prue-
bas: un comentario de texto determinado (literario, histórico, económico, político...)
o redacción de un texto a partir de un tema propuesto; sobre un texto en lengua
inglesa/francesa, se plantearán hasta un máximo de 5 cuestiones que deberán ser
respondidas en dicha lengua; traducción al español de un texto en lengua inglesa/
francesa; y la resolución de hasta 5 ejercicios o problemas matemáticos.
– Una parte específica que variará en función de cada ciclo formativo de grado superior.
Por ejemplo, para el ciclo formativo de Agencias de Viajes, esta parte se compondrá
de un examen de Geografía y otro de Segunda Lengua Extranjera; o para el ciclo for-
mativo de Alojamiento, de Economía y Organización de empresas y Segunda Lengua
Extranjera. En todos los ciclos se ofrecerá dos opciones por cada una de las materias
que correspondan al ciclo formativo y la persona aspirante elegirá y desarrollará una
de las opciones de cada una de las materias.
El citado Real Decreto en su artículo 25 regula que:
“Las Administraciones educativas, de acuerdo con lo establecido en el artículo 41.4 de la Ley Or-
gánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, regularán la exención de la parte de la prueba que
proceda, para quienes hayan superado un ciclo formativo de grado medio, estén en posesión de
un certificado de profesionalidad relacionado con el ciclo formativo que se pretende cursar o acre-
diten una determinada cualificación o experiencia laboral, de al menos el equivalente a un año con
jornada completa en el campo profesional relacionado con los estudios que se quieran cursar.”
Las pruebas de acceso a ciclos formativos de grado medio y de grado superior tendrán
validez en todo el territorio nacional.

9
Al igual que para los de grado medio.

32 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Formación Profesional en el sistema educativo español

4.2.3. Ciclos de grado superior de Hostelería y Turismo


Aunque ya se ha comentado anteriormente, los ciclos que pertenecen a nuestra familia
profesional de Hostelería y Turismo son los siguientes:
– Alojamiento.
– Agencias de Viajes.
– Animación Turística.
– Información y comercialización Turísticas.
– Restauración.

4.2.4. Titulación y acceso a otros estudios


Una vez superado el ciclo formativo de grado superior el alumno posee el título de Téc-
nico Superior que le permite.
– Acceder a un puesto de trabajo.
– Acceder a la Universidad. El alumno que obtenga el título de Técnico Superior pue-
de acceder a las carreras universitarias que señala el Decreto que regula el título
correspondiente. A partir de nuestros ciclos se puede acceder, en general, a los
estudios conducentes a la obtención del título de Diplomado en Turismo y al de
Diplomado en Empresariales.
Para clarificar algo más las diferencias y similitudes entre los ciclos de grado medio y
de grado superior, se puede consultar el cuadro 6.

Diferencias entre los ciclos de grado medio y superior

Puesto de
Se permite Acceso
trabajo que Requisitos Edad para la
Ciclo con prueba a otros
pueden de acceso prueba
de acceso estudios
desempeñar

Trabajador Graduado
Grado medio Sí 17 Bachillerato
cualificado en ESO

Título 19 (18, en al-


Grado superior Técnico medio Sí Universidad
de Bachiller gunos casos)
CUADRO 6. DIFERENCIAS ENTRE CICLOS DE GRADO MEDIO Y GRADO SUPERIOR.
FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

5. FORMACIÓN PROFESIONAL PARA PERSONAS ADULTAS


El Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre, por el que se establece la ordenación
general de la formación profesional del sistema educativo, en su capítulo VI, concretamente
en los artículos 32 a 36, regula la formación profesional para las personas adultas.

HOSTELERÍA Y TURISMO 33
Programación Didáctica

Considera personas adultas a los mayores de 18 años y a los mayores de 16 años, que
tengan un contrato laboral que no les permita acudir a los centros educativos en régimen
ordinario o sean deportistas de alto rendimiento.
Las enseñanzas de formación profesional para las personas adultas se organizarán con
una metodología flexible y abierta, basada en el autoaprendizaje, y mediante una oferta adap-
tada a sus condiciones, capacidades, necesidades e intereses personales que les permita la
conciliación del aprendizaje con otras actividades y responsabilidades. Los distintos módulos
que componen los ciclos formativos se podrán ofertar en régimen presencial o a distancia.
Además las Administraciones educativas organizarán periódicamente pruebas para la obten-
ción de forma directa del título de Técnico y de Técnico Superior, para lo que es necesario que
los alumnos tengan 18 y 20 años, respectivamente. Es necesario para poder presentarse a las
pruebas estar en posesión de las titulaciones académicas necesarias para poder cursar ese ciclo
formativo (dicho de otra forma, aquel que quiera superar la prueba para obtener el título de Téc-
nico Superior, tiene que estar en posesión del título de Bachillerato o cualquier otro de los que se
requieren para cursar estos ciclos). Las pruebas serán convocadas, al menos una vez al año.
La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía reguló además a través de la Or-
den de 30 de abril de 1999, por la que se regulan las enseñanzas de determinados ciclos
formativos de Formación Profesional Específica para las personas adultas y su posterior mo-
dificación y ampliación a través de la Orden de 15 de enero de 2001, los ciclos formativos
de adultos. Lo más significativo de estas normativas es:
a) Los ciclos formativos adaptan su horario en estas enseñanzas. Así, los ciclos de
1.400 horas, se impartirán de la siguiente forma:
– Primer curso: el período lectivo será de 32 semanas de formación en el centro edu-
cativo, con una dedicación horaria de 20 horas semanales para cada uno de ellos.
– Segundo curso: el período lectivo será de 32 semanas, 16 de formación en el
centro educativo y el resto para la realización de los módulos profesionales de
Formación en Centros de Trabajo y de Proyecto Integrado.
Los ciclos cuya duración total sea de 2.000 horas será la siguiente:
– Primer y segundo cursos: el período lectivo será de 32 semanas de formación
en el centro educativo, con una dedicación de 20 horas semanales.
– Tercer curso: el período lectivo será de 32 semanas, 16 de formación en el
centro educativo y el resto para la realización de los módulos profesionales de
Formación en Centros de Trabajo y de Proyecto Integrado.
b) La promoción del alumnado al curso siguiente requiere que no tengan pendiente
de aprobación módulos profesionales cuya duración en conjunto suponga más del
40% del horario lectivo del curso desde el que se promociona. Para que se aprecie
la diferencia, los alumnos que cursan formación profesional no de adultos, pueden
tener pendientes para acceder al segundo curso, como máximo módulos profesio-
nales que representen el 25% del total de horas del curso.
c) El alumnado que curse los ciclos formativos de Formación Profesional Específica
para adultos podrá tener calificación final en un mismo módulo profesional un
máximo de seis veces, considerando las sesiones de evaluación ordinarias y ex-
traordinarias. En la formación profesional que no es de adultos el número máximo
que se puede cursar es de cuatro veces.
Actualmente existe normativa para poder cursar estas enseñanzas de adultos en los
tres ciclos de grado medio de nuestra especialidad, aunque, en los momentos que se es-
criben estas líneas, no estén todos implantados en institutos de enseñanza secundaria para
34 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
La Formación Profesional en el sistema educativo español

este curso. De hecho, sólo está implantado el ciclo formativo de grado medio de Cocina en
el IES “Heliópolis” (Sevilla) y en el IES “La Rosaleda” (Málaga), según información recogida
de la Web de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

6. FORMACIÓN PROFESIONAL A DISTANCIA


El Capítulo VII del Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre, por el que se estable-
ce la ordenación general de la formación profesional del sistema educativo, concretamente
en sus artículos del 37 al 41 se refiere a las enseñanzas de formación profesional a distan-
cia. De la citada normativa se pueden sacar las siguientes conclusiones:
– El centro que imparta un ciclo formativo a distancia tiene que estar autorizado a impartirlo
en régimen presencial, salvo aquellos centros que sólo impartan en formación a distancia.
– Existirán unas actividades tutoriales y de evaluación presenciales dentro de los centros.
– Los requisitos de acceso para la formación en régimen de educación a distancia
son los mismos que para el régimen presencial.
– En un mismo curso, un alumno no puede estar matriculado en el mismo módulo
profesional en régimen de enseñanza a distancia y en presencial.
– La evaluación de cada módulo profesional, se realizará a través de pruebas presencia-
les. El número máximo de pruebas será el mismo en régimen presencial y a distancia.
Actualmente el Ministerio de Educación y Ciencia (en adelante, MEC) ofrece formación a
distancia a través de un organismo denominado CIDEAD (Centro para la Innovación y Desa-
rrollo de la Educación a Distancia), pero no ofrecía para el curso 2006/2007, ciclos de forma-
ción profesional, aunque sí que tenía material para impartirlos para cuatro ciclos formativos,
dos de grado superior (de las familias profesionales de Comercio y Marketing y de Servicios
Socioculturales y a la Comunidad) y dos de grado medio (Edificación y Obra Civil).
Por su parte, las respectivas Comunidades Autónomas están legislando e implantando
ciclos de formación profesional a distancia por todo el territorio nacional. Una de las más
avanzadas en este aspecto es Andalucía que reguló la formación profesional a distancia a
través de la Orden de 20 de julio de 2006, por la que se regula la implantación y organi-
zación de la Formación Profesional Específica en la modalidad a distancia. Las principales
normas que caracterizan esta formación y que implanta esta normativa son:
– En cuanto a las condiciones de acceso fija que será necesario tener los requisitos
normales de acceso para la enseñanza presencial, pero establece también que se
podrá acceder sin los requisitos cuando, siendo mayor de 18 años, se posean dos
años de experiencia profesional.
– El currículo de la formación profesional a distancia (esto es, “lo que se va a impar-
tir”) va a ser el mismo que en la presencial.
– Cada grupo de alumnos matriculado de un módulo profesional tendrá un profesor tutor,
que entre otras funciones, tendrá las siguientes: orientar, guiar y apoyar al alumnado en
su proceso de aprendizaje, resolver dudas, realizar la evaluación del aprendizaje, etc.
– La evaluación será continua. El profesorado realizará un seguimiento del proceso de
aprendizaje utilizando para ello los instrumentos que se hayan establecido previa-
mente. Además, a lo largo del curso habrá dos pruebas presenciales: una voluntaria
en febrero y otra obligatoria en junio. Para los alumnos que no superen el módulo
profesional en esa convocatoria ordinaria, se convocará una extraordinaria.

HOSTELERÍA Y TURISMO 35
Programación Didáctica

– Para impartir estas enseñanzas, se utilizarán las tecnologías de la información y de


la comunicación, así como el uso de los distintos recursos que proporciona Inter-
net. Para los módulos que así sea necesario, se articulará una formación presencial
que no podrá superar el 30% de las horas totales.
En esta Comunidad Autónoma la oferta formativa para el curso 2007/2008 es de diez
ciclos formativos, de los que nueve son de grado superior y sólo uno de grado medio. Dentro
de nuestra especialidad se ofrecen los de Información y Comercialización Turísticas (IES “An-
drés de Vandelvira”, Baeza (Jaén) y el de Agencias de Viajes (IES “La Rosaleda”, Málaga).

7. PROGRAMAS DE CUALIFICACIÓN PROFESIONAL INICIAL


El artículo 30 de la Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, regula los Programas de
Cualificación Profesional, programas que eran denominados hasta ese momento y en tanto
no se regulen y entre en vigor las nuevas enseñanzas como Programas de Garantía Social
(en adelante, PGS).
El artículo aludido expone como aspectos más significativos los siguientes:
a) Están destinados a alumnos mayores de dieciséis años, cumplidos antes del 31
de diciembre del año del inicio del programa, que no hayan obtenido el título de
Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Excepcionalmente, y con el acuer-
do de alumnos y padres o tutores, dicha edad podrá reducirse a quince años para
aquellos que cumplan lo previsto en el artículo 27.2 (este artículo se refiere a
alumnos que una vez cursado segundo no estén en condiciones de promocionar a
tercero y hayan repetido ya una vez en secundaria).
b) El objetivo de los Programas de Cualificación Profesional inicial es que todos los alum-
nos alcancen competencias profesionales propias de una cualificación de nivel uno de
la estructura actual del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, así como
que tengan la posibilidad de una inserción sociolaboral satisfactoria y amplíen sus
competencias básicas para proseguir estudios en las diferentes enseñanzas.
c) Los Programas de Cualificación Profesional inicial incluirán tres tipos de módulos:
– Módulos específicos referidos a las unidades de competencia correspondientes
a cualificaciones de nivel uno del Catálogo citado.
– Módulos formativos de carácter general, que amplíen competencias básicas y
favorezcan la transición desde el sistema educativo al mundo laboral.
– Módulos de carácter voluntario para los alumnos, que conduzcan a la obten-
ción del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria y que podrán
cursarse de manera simultánea con los módulos a los que se refieren los ante-
riores párrafos a) y b) o una vez superados éstos.
Actualmente existen cuatro perfiles profesionales en la familia de Hostelería y Turismo:
Ayudante de Cocina, Ayudante de Restaurante-Bar, Ayudante de Alojamiento, Lencería y
Lavandería y Ayudante de Lavandería Industrial.
Hay que tener en cuenta que según la información que ofrece la Web del MEC, es for-
mación no reglada, en la que se contempla, además, la posibilidad de que el alumno realice
prácticas en empresas.

36 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Tema
2

La familia profesional
de Hostelería y Turismo.
Módulos de atribución
docente de la especialidad
Programación Didáctica

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. INTRODUCCIÓN

2. CICLOS FORMATIVOS DE GRADO SUPERIOR DE HOSTELERÍA Y TURISMO


2.1. Ciclo formativo de Información y Comercialización Turísticas
2.2. Ciclo formativo de Alojamiento
2.3. Ciclo formativo de Agencias de Viajes
2.4. Ciclo formativo de Restauración
2.5. Ciclo formativo de Animación

3. CICLOS FORMATIVOS DE GRADO MEDIO DE HOSTELERÍA Y TURISMO


3.1. Ciclo formativo de Cocina
3.2. Ciclo formativo de Servicios de Restaurante y Bar
3.3. Ciclo formativo de Pastelería y Panadería

4. NUEVOS CICLOS DE LA FAMILIA PROFESIONAL DE HOSTELERÍA Y TURISMO

38 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

1. INTRODUCCIÓN
A lo largo del tema 1 hemos analizado cómo ha quedado configurado el sistema edu-
cativo a partir de la Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Así, hemos visto qué es la
formación profesional, sus tipos, qué es un ciclo formativo de grado superior y de grado
medio, qué son los módulos profesionales, etc. Incluso hemos nombrado ya los ciclos for-
mativos que se incluyen dentro de la familia profesional de Hostelería y Turismo. Como esta
obra se centra en cómo programar en formación profesional, pero especialmente en los
ciclos de esta familia profesional, se ha creído conveniente hacer una pequeña presenta-
ción a los ciclos que se encuadran dentro de la misma y más concretamente a los módulos
profesionales que son atribución docente de nuestra especialidad.
Creemos conveniente resaltar que el momento actual es un momento de cambios.
Mientras se escriben estas líneas, están difundiéndose los primeros Reales Decretos de
los nuevos ciclos formativos de la reforma de los ciclos formativos elaborados en base a
Ley Orgánica de Educación y al Catálogo Nacional de las Cualificaciones y la Formación
Profesional.
Para el análisis, dividiremos los ciclos formativos de atribución docente de nuestra
especialidad en función del criterio más lógico: su pertenencia a grado superior o grado
medio. Posteriormente se hará un pequeño comentario al ciclo en cuestión, explicando las
horas del ciclo, las salidas profesionales, la posición en el entorno productivo, módulos pro-
fesionales de nuestra especialidad que lo componen, con sus contenidos y horas lectivas,
los requisitos para impartirlo, acceso a universidad y aquellos aspectos que se consideren
más interesantes para el opositor.

2. CICLOS FORMATIVOS DE GRADO SUPERIOR DE HOSTELERÍA


Y TURISMO
En el cuadro siguiente se muestran los ciclos formativos de grado superior que forman
parte de la especialidad de Hostelería y Turismo. Para cada uno de ellos se ha indicado el
nombre, la duración y la normativa que actualmente lo regula para la Comunidad Autónoma
de Andalucía, además de los módulos profesionales que los integran. El lector que vaya a
optar a plazas de oposición fuera de esta Comunidad Autónoma tendrá que adaptar esta
información, obteniendo de las páginas oficiales de la correspondiente Consejería de Edu-
cación de la Comunidad en la que está interesado, la normativa que le afecta a cada ciclo
(en algunos casos, las Comunidades no han desarrollado los Reales Decretos de los títulos
para sus ámbitos geográficos, por lo que se rigen directamente por los Reales Decretos
promulgados por el MEC), con los módulos que los forman (como se comentaba en el tema
1, los módulos y su duración correspondiente puede variar, y de hecho varían en algunos
casos, en función de la Comunidad Autónoma de la que hablemos) y todos los aspectos
que puedan ser importantes. En el cuadro mostrado, los módulos que aparecen sombrea-
dos son atribución docente de la especialidad de Hostelería y Turismo. Así, por ejemplo,
en el ciclo de Información y Comercialización Turísticas, son atribución docente de nuestra
especialidad, entre otros, los módulos de Diseño y comercialización de productos turísticos
locales y regionales y Asistencia y guía de grupos, y no lo es el de Formación y orientación
laboral o FOL.

HOSTELERÍA Y TURISMO 39
INFORMACIÓN Y

40
ANIMACION
COMERCIALIZACIÓN TCA AGENCIAS DE VIAJES ALOJAMIENTO RESTAURACION
1.400 horas
1.400 horas 1.400 horas 1.400 horas 2.000 horas
D. 246/2001, de 6 de
D. 180/2003, de 17 D. 128/1994, de 7 de junio D. 178/1995, de 25 de julio D. 179/1995 de 25 de julio
noviembre
de junio

El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía 32

Formación y orientación laboral 64


Programación Didáctica

Relaciones en el entorno de
Relaciones en el entorno de trabajo 64
trabajo 64

Lengua extranjera 160

2.ª Lengua extranjera 160


Procesos de cocina 256

Organización y gestión de una


Diseño y comercialización de
pequeña empresa de Procesos de pastelería y
productos turísticos locales y Comercialización de productos y servicios turísticos 96
actividades de tiempo libre y panadería 128
regionales 192
socioeducativas 96

Producción y venta de
Asistencia y guía de grupos Recepción y atención al Técnicas de comunicación
servicios turísticos en agencias Procesos de servicio 224
128 cliente 160 para animación 96
de viajes 160

Gestión económico- Juegos y actividades físicas Administración de


Información turística en
administrativa en agencias de Regiduría de pisos 96 recreativas para animación establecimientos de
destino 128
viajes 96 160 restauración 192

Animación en el ámbito TCA


Productos y destinos turísticos
Organización y control en Organización y control del 96 Marketing de restauración
nacionales e internacionales
agencias de viajes 128 alojamiento 128 Actividades y recursos 160
96
culturales 96

Proyecto integrado Proyecto integrado Proyecto integrado Proyecto integrado Proyecto integrado
Formación en centros 440 Formación en centros 440 Formación en centros 440 Formación en centros 440 Formación en centros 560
de trabajo de trabajo de trabajo de trabajo de trabajo

CUADRO 1. CICLOS Y MÓDULOS PROFESIONALES DE GRADO SUPERIOR DE LA FAMILIA PROFESIONAL DE HOSTELERÍA Y TURISMO. FUENTE: DIRECCIÓN

PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


GENERAL DE FORMACIÓN PROFESIONAL Y SOLIDARIDAD EN LA EDUCACIÓN, CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN Y CIENCIA, JUNTA DE ANDALUCÍA (2000).
La familia profesional de Hostelería y Turismo

Pasemos a analizar cada uno de los ciclos de grado superior de Hostelería y Turismo1.

2.1. Ciclo formativo de Información y Comercialización


Turísticas
Este ciclo de Información y Comercialización Turísticas (en adelante, ICT) tiene una
duración de 1.400 horas. La normativa que lo regula en Andalucía es el Decreto que se
muestra en el cuadro anterior, siendo el marco sobre el que se ha elaborado el Real Decre-
to 2.217/1993, de 17 de diciembre, por el que se establece el título de Técnico Superior
en Información y Comercialización Turísticas y las correspondientes enseñanzas mínimas y
el Real Decreto 145/1994, de 4 de febrero, por el que se establece el currículo del ciclo
formativo de grado superior correspondiente al título de Técnico Superior en Información y
Comercialización Turísticas (de aplicación, este último, supletoria para aquellas Comunida-
des Autónomas).
Este título es, probablemente, el más polivalente de todos los que configuran la familia
profesional de Hostelería y Turismo. Este comentario, sin duda subjetivo y fácilmente re-
batible por cualquier persona que tenga una opinión diferente, se basa en que las salidas
profesionales que tiene, abarcan un amplio abanico de campos y empresas, siendo salidas
directas de este ciclo, entre otras, las siguientes: informador turístico, jefe en una oficina
de información turística, técnico en organización de ferias y eventos, promotor turístico,
guía (tanto local, transferista, etc.), dinamizador de destinos turísticos, relaciones públicas,
etc. Así, el Real Decreto fija las empresas que pueden ser fuente de empleo directo para
un titulado en este ciclo, éstas son: agencias de viajes, turoperadores y otras empresas
mediadoras y comercializadoras de servicios turísticos, entidades de planificación turística,
entidades de información turística, entidades de promoción turística y empresas de consul-
toría. De todas formas este profesional tiene tres grandes salidas profesionales para las que
el ciclo prepara directamente: el diseño y comercialización de productos turísticos locales y
regionales, la asistencia y guía de grupos turísticos y la información turística en oficinas de
información turística.
Para impartir este ciclo formativo no hacen falta grandes instalaciones técnicas. La
normativa establece que se debe disponer de un “aula polivalente” y de un “aula de apli-
caciones de Hostelería y Turismo2”. Desde nuestro punto de vista es necesario que esta
aula polivalente esté dotada, como mínimo, con ordenadores con conexión a Internet en
número suficiente al número de alumnos que haya matriculados y con medios audiovi-
suales (ordenador portátil, cañón proyector, televisión y DVD). El “aula de aplicaciones
de Hostelería y Turismo” debe contar con los medios suficientes como para poder realizar
simulaciones o role playing, como por ejemplo, las instalaciones mínimas de una oficina
de turismo (mostrador, estantes expositores, baldas organizadoras de folletos, espacio
para simular un almacén de folletos, etc.) y para poder simular la actividad de un guía
turístico.

1
Este apartado se va a analizar haciendo un análisis de la normativa que afecta a cada uno de los ciclos,
pero incluyendo opiniones y vivencias personales de los autores, que, desde nuestro punto de vista, es lo
que enriquece este apartado. Si no, el lector podría informarse directamente en los Reales Decretos o en los
Decretos correspondientes.
2
En la normativa andaluza la denominan aula de gestión para todos los ciclos.

HOSTELERÍA Y TURISMO 41
Programación Didáctica

Las titulaciones universitarias a las que se puede acceder desde el ciclo de ICT son:
diplomado en Ciencias Empresariales, diplomado en Turismo, licenciado en Filología Ale-
mana, licenciado en Filología Árabe, licenciado en Filología Clásica, licenciado en Filología
Eslava, licenciado en Filología Inglesa, licenciado en Filología Italiana, licenciado en Geogra-
fía, licenciado en Historia del Arte y Maestro (en todas las titulaciones).
Además este título permite algunas convalidaciones con estudios de carácter universita-
rio, sobre todo con la Diplomatura en Turismo.
Pasemos a analizar los módulos profesionales que forman este ciclo formativo en los
que nuestra especialidad tiene atribución docente.
– Módulo profesional 1. Diseño y comercialización de productos turísticos locales y
regionales.
Este módulo profesional, conocido en muchos centros educativos como Diseño o por
las siglas DCT o DCPT, es el de más horas de asignación horaria de todos los del ciclo de
Información y Comercialización Turísticas. Como sabemos, este número variará en fun-
ción de la Comunidad Autónoma de que se trate pero, por ejemplo, en Andalucía es de
192 horas en el total del curso (o lo que es lo mismo, 6 horas a la semana), al igual que
en Comunidades como Madrid, o 190 en Comunidades como Aragón o Extremadura.
La unidad de competencia del módulo profesional, esto es, lo que se pretende que
el alumno sea capaz de realizar cuando haya terminado el módulo es “comercializar
destinos y crear productos turísticos de base territorial”. De forma más clara, este
módulo pretende que el alumno sea capaz de diseñar, gestionar y controlar el de-
sarrollo de destinos y sus productos turísticos. Para ello, el contenido está formado
por marketing aplicado a los destinos turísticos. Entre otros, los contenidos que se
incluyen son: el sector turístico (servicios y equipamientos turísticos, profesiones
turísticas, planificación turística, etc.), recursos turísticos del entorno (inventarios
turísticos, evaluación de recursos, etc.) planificación territorial (urbanismo, medio
ambiente, etc.), y cuestiones relativas al marketing turístico aplicado a la materia
(investigación de mercados, creación de productos turísticos locales y regionales, el
plan de marketing, la comunicación, etc.).
Personalmente, creemos que este módulo profesional es uno de los más bonitos,
interesantes y, de los que hemos trabajado, probablemente el que más satisfacción
personal nos ha provocado.
– Módulo profesional 2. Asistencia y guía de grupos.
Conocido en el argot de la familia profesional en muchos centros por las siglas AGG,
posee diferente asignación horaria, como todos, en función de la Comunidad Autó-
noma de que se trate. En Andalucía tiene una asignación de 128 horas (o lo que es
lo mismo, 4 a la semana); en Comunidades como Aragón, Extremadura o Madrid,
160 horas, que equivalen a 5 horas semanales.
La unidad de competencia del módulo profesional es, como no podía ser de otra
manera, “asistir y guiar grupos turísticos”. Es una unidad de competencia que deja
bien claro qué se pretende que el alumno sea capaz de realizar cuando termine el
módulo, para lo que la normativa fija unos contenidos mínimos como: tipología y
características de la actividad de asistencia y guía de grupos (legislación de viajeros
en tránsito, trámites aduaneros, seguros de viajeros, etc.), regulación de la actividad
de asistencia y guía de grupos, técnicas de programación de itinerarios turísticos,
técnicas de asistencia y animación de grupos, técnicas de comunicación aplicadas
a la actividad y la naturaleza y el arte como recursos turísticos.

42 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

– Módulo profesional 3. Información turística en destino.


Conocido en muchos centros por las siglas ITD, posee una asignación horaria en
Andalucía de 128 horas (al igual que el módulo de AGG, corresponde a 4 horas
semanales), 130 horas en Aragón o Extremadura, que igualmente corresponde con
4 horas semanales.
La unidad de competencia a la que está asociado este módulo profesional es “ges-
tionar servicios de información turística”, que obliga a que el alumno sea capaz de
prestar el servicio de información en una oficina de información turística o entidad
similar de forma eficaz, y de organizar, dirigir, planificar y controlar el servicio de estas
entidades. Para este cometido, la normativa fija las siguientes enseñanzas míni-
mas: el servicio de información turística (tipos, organización, funciones, legislación,
financiación, relaciones con otras actividades y empresas, etc.), fuentes de informa-
ción turística (tipos, sistemas de catalogación, archivo, actualización, recuperación,
etc.), información, orientación y asistencia turística (técnicas de acogida, técnicas
de protocolo e imagen personal, tipos de clientes, protección del consumidor, recla-
maciones, etc.), gestión administrativa (informes, seguros de viajes, visados, control
estadístico, etc.) y ofimática aplicada.
– Módulo profesional 4. Productos y destinos turísticos nacionales e internacionales.
Denominado en muchos centros por las siglas cacofónicas PDT, tiene en Andalucía
96 horas (3 horas a la semana), duración similar a otras Comunidades como Aragón
o Extremadura.
Este módulo profesional es un módulo transversal, lo que implica que no está aso-
ciado a ninguna unidad de competencia en concreto (para más información, con-
sultar tema 1). Desde nuestro punto de vista, la finalidad de este módulo es la de
que el alumno tenga una visión general de los destinos y productos turísticos más
importantes tanto a nivel nacional como internacional, que le proporcione unos
conocimientos enfocados a diferentes finalidades, entre otras: conocer y poder com-
parar destinos y productos turísticos de otras zonas para mejorar el destino propio,
una visión global de los destinos para poder programar itinerarios turísticos, conoci-
mientos para actuar en determinadas profesiones como la de guía correo, etc.
Para ello, los contenidos que propone la normativa son: España como producto
turístico (turismo de sol y playa, turismo urbano, turismo cultural, turismo de con-
gresos, de aventura…), destinos turísticos internacionales (destinos de sol y playa,
destinos urbanos, destinos culturales, grandes rutas turísticas, destinos de turismo
rural…) y productos turísticos nacionales e internacionales según medios de trans-
porte (grandes rutas terrestres europeas, trenes turísticos y cruceros fluviales y
marítimos).
– Módulo profesional 7. El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía3.
Lo primero y muy importante es resaltar que este módulo profesional no tiene equi-
valente en otras Comunidades Autónomas, ya que forma parte de la autonomía
pedagógica que tiene cada Comunidad Autónoma (para más información, véase
tema 3). Este módulo es de los denominados socioeconómicos y dura 32 horas, lo
que equivale a 1 hora semanal.

3
Este módulo profesional es exactamente igual para todos los ciclos formativos de Hostelería y Turismo, inde-
pendientemente de que sean de grado medio o superior, por lo que lo dicho aquí es válido para el resto de
ciclos que vamos a analizar.

HOSTELERÍA Y TURISMO 43
Programación Didáctica

La finalidad de este módulo profesional, como indica su nombre, es la de conocer


el sector de la hostelería y el turismo en la Comunidad Autónoma de Andalucía.
Entre sus contenidos se encuentran: el turismo como actividad económica en An-
dalucía (determinación de su naturaleza y concepto y clasificación de la empresa
turística, el turismo y su importancia socioeconómica en nuestra comunidad, re-
cursos turísticos en Andalucía (clima, orografía, costas, gastronomía, etc.) y las
comunicaciones y su importancia para el sector turístico andaluz.
– Módulo profesional 9. Proyecto integrado.
En primer lugar, debemos resaltar también que este módulo es específico de Anda-
lucía y que no se da en otras Comunidades Autónomas aunque, como se apunta
en el tema 1, el Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre, por el que se
establece la ordenación general de la formación profesional del sistema educativo,
dice en su artículo 12, que se incorporará en todos los ciclos formativos de grado
superior, y que...

“tendrá por objeto la integración de las diversas capacidades y conocimientos del currí-
culo del ciclo formativo. Esta integración se concretará en un proyecto que contemple
las variables tecnológicas y organizativas relacionadas con el título.”

Ésa es la finalidad de este módulo, la de integrar todos los conocimientos en un


“proyecto fin de ciclo”, que repase y profundice en los conocimientos y capacidades
adquiridos por el alumno a lo largo del ciclo formativo.
El tipo de proyecto integrado que se suele realizar en este ciclo varía dependiendo
del profesor que lo dirija (este profesor tiene en Andalucía una asignación horaria
de tres horas semanales para el seguimiento del alumnado), pero los más habitua-
les suelen ser: diseño y comercialización de un producto turístico territorial dentro
de un destino turístico (en el que se pide además la creación de una oficina de
información turística y determinados aspectos sobre guías) o la creación y comer-
cialización de una ruta turística con unos condicionantes determinados y por un
lugar concreto.
La duración del proyecto integrado no se precisa en el Decreto del ciclo en Andalu-
cía, sólo se prescribe que la duración mínima debe ser de 60 horas y que conjun-
tamente con las horas asignadas a la Formación en centros de trabajo, debe durar
440 horas.
Lo normal es que se temporalice a una duración de entre el mínimo (60 horas) y no
mucho más de 80 ó 90 horas, de tal forma que quede el mayor peso posible para
la Formación en centros de trabajo. La calificación que se hace de este módulo pro-
fesional4 es de “apto” o “no apto” si el alumno ha conseguido o no las capacidades
terminales del módulo profesional.
– Módulo profesional 10: Formación en centros de trabajo.
Probablemente el módulo profesional más importante en todos los ciclos forma-
tivos, de hecho es el único que se imparte en todos los ciclos y en todas las Co-
munidades Autónomas y, además, el de más duración. Intenta facilitar al alumno

4
En los módulos profesionales de permanencia en el centro, esto es, en todos los demás, salvo en la Forma-
ción en centros de trabajo, la calificación será numérica, de1 a 10, sin decimales.

44 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

el acercamiento al mundo productivo real, además de permitir adquirir ciertas


capacidades que no pueden adquirirse por las limitaciones obvias de un centro
educativo.
Como comentaba en el caso del Proyecto integrado, la duración no está fijada en
el caso de Andalucía, obligando el Decreto a que conjuntamente con el anterior
sea de 440 horas, de las que como mínimo 220 horas deben corresponder a
la Formación en centros de trabajo. En el resto de Comunidades Autónomas, la
duración es de 440 horas. Normalmente estas “prácticas” se dividen en jornadas
de 6 horas, desde finales de septiembre hasta finales de enero o febrero. Es im-
portante decir que el alumno que cursa la Formación en centros de trabajo va a
tener exactamente el mismo calendario escolar que si se encontrase en el centro
educativo (es decir, como normal general, fines de semana y festivos no asistirá al
centro de trabajo).
Las empresas y organismos donde normalmente realizan la FCT los alumnos del
ciclo de ICT son: oficinas de información turística, Ayuntamientos (en el área de
desarrollo turístico), mancomunidades de municipios (también en el área de de-
sarrollo turístico), patronatos de turismo, agencias de viajes mayoristas (en depar-
tamentos de producción), palacios de congresos, centros de iniciativas turísticas,
museos, centros de interpretación, etc.

2.2. Ciclo formativo de Alojamiento


El ciclo formativo de Alojamiento tiene una duración de 1.400 horas. La normativa
que lo regula en Andalucía es el Decreto que se muestra en el cuadro anterior, siendo el
marco sobre el que se ha elaborado el Real Decreto 2.216/1993, de 17 de diciembre,
por el que se establece el título de Técnico Superior en Alojamiento y las correspondientes
enseñanzas mínimas y el Real Decreto 143/1994, de 4 de febrero, por el que se estable-
ce el currículo del ciclo formativo de grado superior correspondiente al título de Técnico
Superior en Alojamiento (de aplicación, este último, supletorio para aquellas Comunidades
Autónomas).
Este ciclo formativo tiene como empresas características para la inserción profesional
todas las de alojamiento, sobre todo turístico, como hoteles, camping, apartamentos turís-
ticos, etc., pero también en no turísticos como residencias de ancianos o escolares, hospi-
tales, etc. Los puestos profesionales más característicos de este ciclo formativo son, entre
otros, los siguientes: director del área de alojamiento, encargado de comunicaciones, jefe
de recepción, gobernante, jefe de reservas, encargado de lavandería y lencería, relaciones
públicas, etc.
Para impartir este ciclo formativo tampoco hacen falta grandes instalaciones técnicas.
La normativa establece que se debe disponer, al igual que en el ciclo anterior, de un “aula
polivalente” y de un “aula de aplicaciones de Hostelería y Turismo”. Desde nuestro punto de
vista es necesario que esta aula polivalente esté dotada, como mínimo, con ordenadores
con conexión a Internet en número suficiente al número de alumnos que haya matriculados,
con programas informáticos de uso habitual en los establecimientos del entorno donde se
imparta el ciclo, y con medios audiovisuales (ordenador portátil, cañón proyector, televisión
y DVD). El “aula de aplicaciones de Hostelería y Turismo” debe contar con los medios sufi-
cientes como para poder realizar simulaciones o role playing de recepción, para lo que debe

HOSTELERÍA Y TURISMO 45
Programación Didáctica

contar como mínimo con mostradores que simulen el de recepción, con ordenadores con
programa de gestión en número suficiente a los mostradores que dispongamos. En esta aula
es aconsejable disponer también de todo el material para realizar actividades del departa-
mento de pisos (módulo de Regiduría de pisos), como camas, lencería, carro de limpieza con
su dotación correspondiente, etc.
Las titulaciones universitarias a las que se puede acceder desde el ciclo de Alojamiento
son: diplomado en Ciencias Empresariales, diplomado en Turismo, licenciado en Filología
Alemana, licenciado en Filología Árabe, licenciado en Filología Clásica, licenciado en Filolo-
gía Eslava, licenciado en Filología Inglesa y licenciado en Filología Italiana.
Además este título permite algunas convalidaciones con estudios de carácter universi-
tario, sobre todo con la Diplomatura en Turismo.
Pasemos a analizar los módulos profesionales que forman este ciclo formativo en los
que nuestra especialidad tiene atribución docente.
– Módulo profesional 1. Recepción y atención al cliente.
Este módulo profesional, conocido en muchos centros educativos como RAC o Re-
cepción, es al que normalmente se le suele dar más importancia de los que forman
atribución docente de nuestra especialidad, ya que es el módulo que va a preparar
para el trabajo más característico, conocido y deseado por los alumnos que cursan
este ciclo. El número de horas en que se imparte en Andalucía es de 160 horas, al
igual que en las Comunidades de, por ejemplo, Aragón o Extremadura.
La unidad de competencia del módulo profesional es “organizar, gestionar y super-
visar el servicio de recepción, conserjería y comunicaciones”. Pensamos que no
merece demasiada explicación la unidad de competencia, sólo recalcar que, como
se entiende fácilmente, lo pretendido no es formar a un trabajador de recepción,
sino a un “mando intermedio”, esto es, a un jefe de departamento. Para ello, el
contenido del módulo está formado por, entre otros, los siguientes aspectos: el de-
partamento de recepción (estructura, objetivos…), la gestión de reservas, atención
al cliente (habilidades sociales, técnicas de protocolo, tipos de clientes, protección
de consumidores, etc.), servicios en el departamento de conserjería, servicios en
el departamento de comunicaciones, técnicas y procesos administrativos aplicados
(documentación, facturación, medios de pago, etc.) y el servicio de información
sobre el entorno.
– Módulo profesional 2. Regiduría de pisos.
Según el Real Decreto 2.216/1993, de 17 de diciembre, este módulo profesional
no forma parte de la atribución docente de nuestra familia profesional, correspon-
diendo a un “profesor especialista”, aunque en el Decreto 178/1995, de 25 de
julio, por el que se establecen las enseñanzas correspondientes al título de forma-
ción profesional de Técnico Superior en Alojamiento en la Comunidad Autónoma de
Andalucía, sí que se establece como atribución docente de nuestra especialidad.
En cualquier caso, es un módulo al que se le da diferente importancia en función de
la Comunidad de la que se trate, así, en Andalucía cuenta con 96 horas semanales
(3 horas a la semana), mientras que en Comunidades como Castilla La Mancha,
Madrid, Aragón o Extremadura le conceden 160 horas (o lo que es lo mismo, 5
horas a la semana).
La unidad de competencia del módulo profesional es “organizar y supervisar el ser-
vicio de pisos, áreas públicas, lavandería y lencería, prestando asistencia técni-
ca y operativa”. Parece obvio que el puesto para que el que prepara este módulo

46 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

profesional es para el de Gobernante en un establecimiento de alojamiento con


funciones en la gestión y control del área de pisos, áreas públicas y lavandería y
lencería. El contenido del módulo está formado por, entre otros, los siguientes as-
pectos: el departamento de pisos, áreas comunes, lavandería y lencería (estructura
organizativa y funcional, modelos de organización, relaciones interdepartamentales,
etc.), la regiduría de pisos en entidades no hoteleras, maquinaria y equipos del área
de pisos, zonas comunes, lavandería, planchaduría y lencería, técnicas y procesos
administrativos aplicados, existencias, procesos y métodos de limpieza y puesta a
punto, plan de mantenimiento, etc.
– Módulo profesional 3. Organización y control del alojamiento.
Módulo profesional conocido en muchos centros por las siglas OCA posee una du-
ración en Andalucía de 128 horas (4 horas a la semana), mientras que en el resto
de Comunidades que estamos analizando (Castilla La Mancha, Aragón y Extrema-
dura) dura 95 horas.
La unidad de competencia es “planificar y controlar el área de alojamiento”, sien-
do por tanto el módulo encargado en el ciclo en formar al alumno en las tareas
propias de la administración de empresas de alojamiento. Los contenidos que se
incluyen son, entre otros, los siguientes: la planificación, técnicas de planificación
y de control de tiempos, control económico (control presupuestario, contabilidad,
costes, rentabilidad, análisis de estados financieros, etc.), la organización, gestión
y control de calidad y la gestión de seguridad en alojamientos.
– Módulo profesional 4. Comercialización de productos y servicios turísticos.
Este módulo tiene una duración en Andalucía de 96 horas (3 horas a la semana),
duración similar (95 horas) a las que poseen las otras Comunidades Autónomas a
las que estamos haciendo referencia en este apartado.
La unidad de competencia a la que está asociada es “organizar, ejecutar y controlar
el desarrollo de acciones comerciales”, lo que implica que es el módulo del ciclo
formativo centrado en las operaciones de comercialización de los servicios de las
empresas de alojamiento. Eso hace que este módulo tenga una gran cantidad
de contenidos relacionados con el marketing aplicados a los servicios turísticos
en el alojamiento. Los contenidos mínimos que fija el Real Decreto son: análisis
de mercado de alojamiento y de intermediación de servicios turísticos y de viajes
(fuentes de información turística, técnicas de investigación y de tratamiento de la
información, la oferta y la demanda de alojamiento internacional, nacional y local,
el consumidor…), marketing turístico (consideraciones generales, el marketing de
servicios, el plan de marketing, etc.), el “marketing mix” y la comunicación (la pu-
blicidad, la promoción, el marketing directo, el patrocinio…).
– Módulo profesional 8. El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía.
En este módulo puede aplicarse todo lo comentado para el mismo módulo en el
ciclo de Información y Comercialización Turísticas.
– Módulo profesional 10. Proyecto integrado.
En este caso todo lo comentado en el ciclo de ICT es igualmente válido para el ciclo
del mismo nombre del ciclo de Alojamiento. Únicamente, debemos expresar que
el tema del proyecto suele ser la creación o redefinición de un establecimiento de
alojamiento, bien sea un hotel, alojamiento rural, camping, etc.

HOSTELERÍA Y TURISMO 47
Programación Didáctica

– Módulo profesional 11. Formación en centros de trabajo.


Igualmente es válido lo ya dicho en el ciclo de ICT. Lo único, las empresas en las
que realizan las prácticas, que suelen ser hoteles, camping, alojamientos rurales,
etc. Además se suele fijar una rotación del alumno por los diferentes departamen-
tos del establecimiento: recepción, pisos, administración, etc.

2.3. Ciclo formativo de Agencias de Viajes


El ciclo formativo de Agencias de Viajes tiene una duración de 1.400 horas. La norma-
tiva que lo regula en Andalucía es el Decreto que se muestra en el cuadro anterior, siendo
el marco sobre el que se ha elaborado el Real Decreto 2.215/1993, de 17 de diciembre,
por el que se establece el título de Técnico Superior en Agencias de Viajes y las corres-
pondientes enseñanzas mínimas y el Real Decreto 144/1994, de 4 de febrero, por el que
se establece el currículo del ciclo formativo de grado superior correspondiente al título de
Técnico Superior en Agencias de Viajes (de aplicación, este último supletoria para aquellas
Comunidades Autónomas).
Este ciclo formativo tiene como empresas características para la inserción profesional a
las agencias de viaje de todo tipo (minoristas, mayoristas, mayoristas-minoristas, emisoras,
receptoras, etc.), otras empresas comercializadoras y mediadoras del sector (como centra-
les de reservas, OPC´s o entidades de promoción turística), consultoras turísticas y empre-
sas de transportes. Los puestos profesionales más característicos de este ciclo formativo
son, entre otros, los siguientes: jefe de departamentos propios de las agencias de viajes,
vendedor de agencias de viajes, empleado del departamento de reservas, programador
presupuestador, organizador profesional de congresos, ferias y otros eventos, empleado de
empresas consultoras turísticas, etc.
Para impartir este ciclo, al igual que ocurría con los anteriores, no hacen falta gran-
des instalaciones técnicas. La normativa establece que se debe disponer, al igual que en
los otros ciclos, de un “aula polivalente” y de un “aula de aplicaciones de Hostelería y
Turismo”. Desde nuestro punto de vista es necesario que el aula polivalente esté dotada,
como mínimo, con ordenadores con conexión a Internet en número suficiente al número
de alumnos que haya matriculados y con medios audiovisuales (ordenador portátil, cañón
proyector, televisión y DVD). El “aula de aplicaciones de Hostelería y Turismo” debe contar
con los medios suficientes como para poder realizar simulaciones o role playing de aseso-
ramiento, mediación y venta de servicios turísticos, actividades de organización de material
en el almacén de agencia de viajes, de escaparatismo, etc., para lo que debe contar como
mínimo con mostradores/mesas de atención que simulen las de una agencia de viajes y con
ordenadores con programas de gestión y de reserva en número suficiente a los mostradores
que dispongamos.
Las titulaciones universitarias a las que se puede acceder desde el ciclo de Agencias
de Viajes son: diplomado en Ciencias Empresariales, diplomado en Turismo, licenciado en
Filología Alemana, licenciado en Filología Árabe, licenciado en Filología Clásica, licenciado
en Filología Eslava, licenciado en Filología Inglesa, licenciado en Filología Italiana, licencia-
do en Geografía y Maestro (en todas las titulaciones).
Además este título permite algunas convalidaciones con estudios de carácter universi-
tario, sobre todo con la Diplomatura en Turismo.

48 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

Pasemos a analizar los módulos profesionales que forman este ciclo formativo en los
que nuestra especialidad tiene atribución docente.
– Módulo profesional 1. Producción y venta de servicios turísticos en agencias de
viajes.
Este módulo profesional, conocido en muchos centros educativos como PVST o
PST o simplemente como Producción, es el módulo que mejor muestra la forma-
ción mínima que un alumno debe adquirir para trabajar en una agencias de viajes,
ya que con éste se va a trabajar toda la operativa de reserva, venta y emisión de
todos los servicios turísticos que se venden en una agencia de viajes. Sin lugar a
dudas, según nuestra opinión, es el módulo profesional más importante del ciclo
formativo. El número de horas en que se imparte en Andalucía es de 160 horas
(desde nuestro punto de vista, pocas, si tenemos en cuenta lo que pretende que
el alumno adquiera y el profesor enseñe en esas horas) y así lo han entendido
Comunidades como Aragón o Madrid, que le conceden 190 horas.
La unidad de competencia del módulo profesional es “vender derechos de uso
de servicios turísticos y de viajes, y programar, organizar, operar y controlar via-
jes combinados”, lo que expresa perfectamente la intención del legislador sobre
qué quiere que conozca el alumno cuando haya terminado el módulo. También
se entiende, si observamos los contenidos mínimos para el módulo que, entre
otros son: las agencias de viajes (definición, evolución histórica, etc.), España
como producto turístico, destinos turísticos internacionales, productos turísti-
cos nacionales e internacionales según medios de transporte, las fuentes de
información en las agencias de viajes, medios de transporte y construcción de
tarifas, legislación sobre viajeros en tránsito y aduanas, las reservas y su gestión
(concepto, tipos, procedimientos, etc.), emisión de documentos acreditativos
del derecho de uso de servicios turísticos y de viajes, planificación, organización,
operación y control de conjuntos complejos de servicios turísticos y atención al
cliente.
– Módulo profesional 2. Gestión económica-administrativa en agencias de viajes.
Este módulo profesional se conoce en muchos centros educativos por las siglas
GEAAV. Las horas asignadas a este módulo son de 96 (3 horas a la semana), las
mismas horas semanales que le atribuyen en las Comunidades de Madrid, Castilla
La Mancha y Aragón (95 en total).
El módulo está asociado a la unidad de competencia “llevar a cabo la gestión
administrativa interna y la externa derivada de las relaciones económicas con
clientes y proveedores”, para lo que fija los siguientes contenidos: contabili-
dad, matemáticas comerciales y estadística básica (concepto y objetivos de la
contabilidad, los libros de contabilidad, el patrimonio, las cuentas, el proceso
contable básico en las agencias de viajes, la tesorería, los derechos de cobro,
etc.), sistemas y procedimientos de gestión de registros de agencias de viajes
(documentos internos y externos utilizados en las agencias de viajes, gestión de
impresos y formularios, medios de almacenamiento y tratamiento de la informa-
ción, etc.), sistemas y procedimientos de almacenamiento, reposición y control
de existencias en agencias de viajes y procedimientos derivados de relaciones
económicas con clientes y proveedores (facturación, control de cuentas de cré-
dito, cobro y reintegro a clientes, control de liquidaciones de ventas y facturas de
proveedores, etc.).

HOSTELERÍA Y TURISMO 49
Programación Didáctica

– Módulo profesional 3. Organización y control en agencias de viajes.


Módulo profesional conocido por las siglas OCA, es aplicable todo lo dicho en el
módulo profesional de similar nombre del ciclo formativo de Alojamiento, cambian-
do la palabra “Agencias de viajes” por “Alojamiento”. No obstante, los contenidos
referidos a Contabilidad y Estadística que comprende el módulo en el ciclo de Alo-
jamiento, se trabajan en el módulo de GEAAV del ciclo de Agencias.
– Módulo profesional 4. Comercialización de productos y servicios turísticos.
Módulo conocido por las siglas CPST, CPT o COM, también es válido lo explicado
para el módulo del mismo nombre del ciclo de Alojamiento.
– Módulo profesional 8. El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía.
En este módulo puede aplicarse todo lo comentado para el mismo módulo en el
ciclo de Información y Comercialización Turísticas.
– Módulo profesional 10. Proyecto integrado.
En este caso, todo lo comentado en el ciclo de ICT es igualmente válido para el
módulo del mismo nombre del ciclo de Agencias de Viajes. Únicamente, debemos
expresar que el tema del proyecto suele ser la creación o redefinición de una agen-
cia de viajes, bien sea mayorista, minorista o mayorista-minorista o, el diseño y
comercialización de un servicio o producto típico de una agencia de viajes.
– Módulo profesional 11. Formación en centros de Trabajo.
Igualmente es válido lo ya dicho en el ciclo de ICT. Lo único, las empresas en las
que realizan las prácticas, que suelen ser agencias de viajes (sobre todo minoristas,
por ser el tipo de empresas de este tipo más comunes, aunque también se utilizan
las de otros tipos) y centrales de reservas.

2.4. Ciclo formativo de Restauración


El ciclo formativo de Restauración tiene una duración de 2.000 horas. La normativa
que lo regula en Andalucía es el Decreto que se muestra en el cuadro anterior, siendo el
marco sobre el que se ha elaborado el Real Decreto 2.218/1993, de 17 de diciembre, por
el que se establece el título de Técnico Superior en Restauración y las correspondientes
enseñanzas mínimas y el Real Decreto 142/1994, de 4 de febrero, por el que se establece
el currículo del ciclo formativo de grado superior correspondiente al título de Técnico Su-
perior en Restauración (de aplicación, este último supletoria para aquellas Comunidades
Autónomas).
Este ciclo formativo tiene como empresas características para la inserción profesional,
las siguientes: restaurantes tradicionales, restauración colectiva (colegios, grandes empre-
sas, hospitales, etc., neo-restauración (pizzerías, establecimientos de comida para llevar,
hamburgueserías, etc.), restauración hotelera, cafeterías, bares, etc. Tradicionalmente ha
existido una confusión con el puesto de trabajo que debe ocupar este profesional, ya que
había gente que consideraba que era “un chico para todo” con conocimientos de cocina,
servicio en sala, pastelería, administración de empresas, etc., creencia algo alejada de la
realidad, ya que su función es la de responsable en establecimientos de restauración o
de jefe de departamentos relacionados con la restauración. Concretamente, la normativa
especifica que son puestos de trabajo propios de esta figura profesional, los siguientes:

50 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

jefe de economato y bodega, jefe de comedor/director de restauración y banquetes, jefe de


compras, director de producción, director de alimentos y bebidas, responsable de alimen-
tación en un catering y consultor.
La organización de las enseñanzas de este ciclo formativo varía sensiblemente en fun-
ción de la Comunidad Autónoma de que se trate. En Andalucía, por ejemplo, todos los
módulos profesionales prácticos se imparten en el primer curso (Procesos de cocina, Pro-
cesos de pastelería y panadería y Procesos de servicio), además de los idiomas y el Sector
de la hostelería y el turismo en Andalucía, mientras que en el segundo curso, se imparten
los módulos profesionales más “teóricos”, como Marketing en restauración, Formación y
orientación laboral, Relaciones en el entorno de trabajo y Administración de establecimien-
tos de restauración. En otras Comunidades Autónomas, existe más mezcla de módulos
prácticos y teóricos, como en Aragón, Extremadura o Castilla La Mancha, donde se imparte
Administración de establecimientos de Restauración en primero y Procesos de pastelería y
panadería en el segundo curso.
También existe una diversidad de horas en los módulos profesionales como veremos en
cada uno de los que forman atribución docente de nuestra especialidad.
Para impartir este ciclo, sí que son necesarias unas instalaciones y dotaciones más
costosas y cuantiosas, ya que, además del “aula polivalente” y del “aula de aplicaciones de
Hostelería y Turismo” (con dotaciones similares a las que se han señalado en otros ciclos),
es necesario contar con “taller de cocina” y “taller de pastelería”, con toda la maquinaria,
utensilios y requisitos necesarios para poder formar al alumno en las técnicas básicas de
estas materias. Aunque la normativa nacional lo omite (sí se refleja en la andaluza), tam-
bién es necesario un “taller de sala de restaurante” o como dice la normativa andaluza,
“taller de hostelería”.
Las titulaciones universitarias a las que se puede acceder desde el ciclo de Restaura-
ción son: diplomado en Ciencias Empresariales, diplomado en Nutrición Humana y Dieté-
tica, diplomado en Turismo, licenciado en Filología Alemana, licenciado en Filología Árabe,
licenciado en Filología Clásica, licenciado en Filología Eslava, licenciado en Filología Inglesa
y licenciado en Filología Italiana.
Este título no permite convalidaciones con estudios de carácter universitario, al menos
en Andalucía.
Pasemos a analizar los módulos profesionales que forman este ciclo formativo en los
que nuestra especialidad tiene atribución docente.
– Módulo profesional 4. Administración de establecimientos de restauración.
Este módulo se imparte en Andalucía en el segundo curso del ciclo superior de
Restauración, concretamente entre los meses de finales de septiembre y enero o
principios de febrero, justo antes de comenzar (aquellos que hayan superado todos
los módulos profesionales) la FCT y el Proyecto integrado, contando con 192 horas
anuales, lo que distribuido entre las semanas correspondientes hacen un total de
12 horas semanales5. En la mayor parte de las Comunidades Autónomas, y como
ya hemos dicho, no es así, ya que se imparte en primero y cuenta con 160 horas,
lo que le otorga una carga lectiva de 5 horas semanales a lo largo de todo el primer
curso. Así ocurre en las Comunidades de Madrid, Castilla La Mancha, Aragón y
Extremadura.

5
Se considera en Andalucía que en segundo curso del ciclo formativo de Restauración se imparten 16 semanas.

HOSTELERÍA Y TURISMO 51
Programación Didáctica

Este módulo profesional es el encargado de preparar a este futuro profesional de


la restauración en las técnicas básicas de la administración empresarial. De ahí su
unidad de competencia: “planificar establecimientos, áreas o departamentos de
producción y/o servicio de alimentos y bebidas, y realizar el control de su explota-
ción”. Para alcanzar esta unidad de competencia, se han fijado estos contenidos
mínimos: estructura organizativa y funcional de las empresas de restauración (con-
cepto, clasificación de los restaurantes, principios de organización, etc.), la planifi-
cación, técnica de programación y control de tiempos (diagrama de Gantt, métodos
de cálculo de tiempo, etc.), control presupuestario en restauración, gestión de la
restauración (gestión y control de costes, punto muerto de explotación, análisis de
rentabilidad, etc.), gestión y control de almacenes de alimentos y bebidas, siste-
mas de financiación, tipos de inversión y gestión de calidad.
– Módulo profesional 5. Marketing en restauración.
En Andalucía, este módulo se imparte en segundo curso, con una carga lectiva de
160 horas, lo que equivale a 10 horas semanales. En las otras Comunidades que
estamos analizando también se imparte en segundo curso, pero se le atribuye una
carga lectiva inferior, unas 100 horas, lo que corresponde a 9 horas semanales.
Este módulo profesional intenta proporcionar al alumno del ciclo superior de Res-
tauración unos conocimientos para realizar actividades de diseño, comercialización
y venta de servicios y productos del sector de la Restauración, siendo capaz de dise-
ñar ofertas gastronómicas, fijar herramientas para su venta y establecer sistemas de
calidad. Para ello, los contenidos que se imparten en este módulo están ligados al
marketing, pero aplicados al sector de la restauración, son los siguientes: subsector
de la restauración y de pastelería y panadería artesanal (aspectos económicos, evo-
lución, tipos de establecimientos, etc.), tendencias alimentarias y composición de
ofertas gastronómicas, marketing de productos y de servicios, análisis del mercado
de restauración, pastelería y panadería, el consumidor, marketing mix, marketing
interno, la servucción, la carta y aspecto físico de las ofertas gastronómicas.
– Módulo profesional 9. El sector de hostelería y turismo en Andalucía.
Este módulo profesional se imparte en este ciclo en primer curso, dura 32 horas y
no tiene ninguna diferencia sustancial con los módulos del mismo nombre de ciclos
anteriores.
– Módulo profesional 11. Proyecto integrado.
El Proyecto integrado en el ciclo de Restauración no tiene diferencias significativas
con el del resto de ciclos. La materia sobre la que se suele trabajar es la creación
de un establecimiento del subsector de restauración, bien sea un restaurante, ca-
fetería, catering, establecimiento de comida para llevar, etc.
La temporalización para este ciclo formativo del Proyecto y la FCT también es dife-
rente. Así, conjuntamente deben durar 560 horas en Andalucía, de las que, como
mínimo, 60 horas deben corresponder al Proyecto.
– Módulo profesional 12. Formación en centros de trabajo.
Igual ocurre en este módulo profesional. Como acabamos de decir, en Andalucía
la duración conjunta de este módulo y el anterior debe ser de 560 horas, de las
que como mínimo 310 deben ser de la FCT. En las otras Comunidades Autónomas
analizadas (Madrid, Castilla La Mancha, Aragón y Extremadura) la duración de la
FCT es de 710 horas.

52 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

2.5. Ciclo formativo de Animación

El ciclo formativo de Animación tiene una duración de 1.400 horas. La normativa que
lo regula en Andalucía es el Decreto que se muestra en el cuadro anterior. A nivel nacional,
se ha regulado a través del Real Decreto 274/2000 por el que se establece el título de Téc-
nico Superior en Animación Turística y sus correspondientes enseñanzas mínimas y el Real
Decreto 278/2003 por el que se establece el currículo del ciclo formativo de grado superior
correspondiente al título de Técnico Superior en Animación Turística.
El Real Decreto fija como principales empresas donde va a realizar sus actividades
las empresas del sector del alojamiento (hoteles, camping, etc.), dejando la puerta
abierta a otros sectores como la animación sociocultural, pero es obvio que la evolución
de la profesión hace que sean muchas más las empresas donde se pueden desarrollar
las actividades de un técnico de animación, como las empresas de restauración (prin-
cipalmente en restaurantes temáticos), cruceros turísticos, parques temáticos, etc. La
normativa especifica que son puestos de trabajo propios de esta figura profesional,
los siguientes: jefe de departamento de animación, animador de hotel, animador de
veladas y espectáculos, animador de actividades al aire libre y jefe de departamento de
animación.
En cuanto a la organización del ciclo formativo, se observan numerosas diferencias
entre unas y otras Comunidades. Así, por ejemplo, en la Comunidad de Aragón, el número
de horas de FCT son de 210 horas, mientras que en Andalucía son de 440 horas (conjun-
tamente FCT y Proyecto integrado) o en Canarias que puede oscilar entre 320 ó 380 horas.
Igualmente, por ejemplo, existe en Castilla La Mancha un módulo profesional (“Actividades
y Recursos Turísticos en el Medio Natural de Castilla-La Mancha”), que no existe en el resto
de Comunidades. Por esto, no vamos a comparar la información sino que vamos a tomar la
Comunidad de Andalucía como referencia, debiendo adaptar cada opositor las prescripcio-
nes en función de la Comunidad donde desee presentarse.
Para impartir este ciclo, además de ser necesarias el “aula polivalente” y el “taller
de hostelería” (en los que además de las dotaciones que se señalaban para otros ciclos
es necesario contar con material específico como maquillaje, elementos de luz y sonido,
vestuario, decoración, etc.), es necesario contar con un gimnasio y toda la dotación nece-
saria para prestar una formación de calidad en el módulo profesional “Juegos y actividades
físicas recreativas para animación”, que no es de atribución docente de nuestra familia
profesional.
Las titulaciones universitarias a las que se puede acceder desde el ciclo de Animación
Turística son: diplomado en Ciencias Empresariales, diplomado en Turismo, licenciado en
Filología Alemana, licenciado en Filología Árabe, licenciado en Filología Clásica, licenciado
en Filología Eslava, licenciado en Filología Inglesa, licenciado en Filología Italiana y Maestro
(en diversas especialidades).
Este título no permite convalidaciones con estudios de carácter universitario, al menos
en Andalucía.
Pasemos a analizar los módulos profesionales que forman este ciclo formativo en los
que nuestra especialidad tiene atribución docente.
– Módulo profesional 1. Organización y gestión de una pequeña empresa de activi-
dades de tiempo libre y socioeducativas.

HOSTELERÍA Y TURISMO 53
Programación Didáctica

Este módulo profesional tiene una duración en Andalucía de 96 horas, lo que


corresponde con 3 horas semanales. Como su nombre indica, intenta proporcio-
nar los conocimientos necesarios para administrar una empresa de actividades
de tiempo libre, por lo que el módulo es parecido al de Organización y control
del ciclo de Alojamiento y Agencias de viajes. La unidad de competencia es la de
“organizar, planificar y gestionar una pequeña empresa de actividades de tiempo
libre y socioeducativas”, para lo que fija los siguientes contenidos mínimos: la
empresa y su entorno, la investigación social y de mercados, creación y legaliza-
ción de pequeñas empresas del sector, regulación de las relaciones laborales en
la empresa, gestión administrativa (documentación administrativa, libros mer-
cantiles, servicios bancarios para la pequeña empresa, etc.), obligaciones fis-
cales de la empresa, gestión financiera de la empresa (fuentes de financiación,
préstamos bancarios a corto y largo plazo, etc.), gestión comercial (técnicas de
negociación en la compraventa, técnicas de atención al cliente, etc.), las accio-
nes promocionales, conceptos básicos de calidad de prestación de un servicio y
utilización de programas informáticos de gestión de empresas y tratamiento de
la información.
– Módulo profesional 2. Técnicas de comunicación para animación.
Este módulo profesional dura 96 horas, lo que equivale, igualmente a 3 horas
semanales. Está asociado a la unidad de competencia: “organizar, ejecutar y
controlar actividades de animación de veladas y espectáculos”, para lo que se
han diseñado los siguientes contenidos mínimos: planificación y organización
de veladas, espectáculos y eventos (tipos de actividades y clasificación según
tipología, colectivo al que va dirigido, instalaciones, fichas técnicas de activida-
des, sistemas de juego y competición, reglamento y normas de juegos, etc.),
técnicas de expresión y representación (técnicas de expresión corporal, técnicas
de expresión vocal, técnicas de expresión musical, etc.), técnicas de preparación
escenográfica (equipos y espacios, recursos y técnicas de producción manual,
instalaciones eléctricas, técnicas de iluminación, sonido y efectos especiales,
etc.), técnicas de decoración de espacios, procesos y técnicas de caracteriza-
ción y cartelismo.
– Módulo Profesional 4. Actividades y recursos culturales.
El módulo profesional número 4 dura también 96 horas, que equivalen a 3 horas
semanales. Está asociado a la unidad de competencia: “organizar, ejecutar y con-
trolar actividades de animación cultural”, para lo que se han diseñado los siguien-
tes contenidos: análisis de recursos culturales del entorno (usos y costumbres
populares, gastronomía, técnicas artesanas, folclore, etc.), medios audiovisuales
(el lenguaje visual, la cámara fotográfica, la técnica del vídeo, etc.), planifica-
ción y ejecución de actividades culturales (necesidades culturales de distintos
colectivos, metodología para la planificación de actividades, organización de los
recursos, técnicas de animación cultural, desarrollo de actividades, utilización del
material, etc.).
– Módulo profesional 5. Animación en el ámbito turístico.
Este módulo profesional es transversal, es decir, no está asociado a ninguna unidad
de competencia en concreto, sino que más bien está asociado a todas las del ciclo
formativo. Su duración, como en los módulos anteriores, es de 96 horas, esto es,
3 horas semanales.

54 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

Los contenidos propuestos para el módulo son: estructuras organizativas y fun-


cionales y características de los establecimientos turísticos (establecimientos
hoteleros y de restauración, apartamentos turísticos, campamentos de turismo,
casas rurales, etc.), elementos para organización y funciones de un depar-
tamento de animación en un establecimiento turístico, la animación turística
(técnicas de animación, concepto y evolución del tiempo libre, objetivos y mo-
dalidades de la animación en el sector de hostelería y turismo, principios de la
intervención del animador, etc.), diseño de programas de animación (modelos
de animación, principios metodológicos, criterios y procedimientos para la ela-
boración de una oferta de actividades, elementos de la programación, etc.), la
organización, desarrollo y control de materiales y dinámica y dinamización de
grupos.
– Módulo profesional 8. El sector de hostelería y turismo en Andalucía.
Este módulo profesional se imparte en este ciclo en primer curso, dura 32 horas y
no tiene ninguna diferencia sustancial con los módulos del mismo nombre de ciclos
anteriores.
– Módulo profesional 10. Proyecto integrado.
En este caso todo lo comentado en los ciclos de ICT o Alojamiento es igualmente
válido para el módulo del mismo nombre del ciclo de Animación turística.
– Módulo profesional 11. Formación en centros de trabajo.
Igualmente es válido lo ya dicho en los ciclos anteriores de ICT o Alojamiento. Lo
único, las empresas en las que realizan las prácticas, que suelen ser las típicas
empresas de alojamiento que ofrecen el servicio de animación (hoteles, camping,
etc.) y también en parques temáticos.

3. CICLOS FORMATIVOS DE GRADO MEDIO DE HOSTELERÍA


Y TURISMO
En el cuadro siguiente se muestran los ciclos formativos de grado medio que forman
parte de la especialidad de Hotelería y Turismo. Para cada uno de ellos se ha indicado el
nombre, la duración y la normativa que actualmente lo regula para la Comunidad Autónoma
de Andalucía, además de los módulos profesionales que los integran. El lector que vaya a
optar a plazas de oposición fuera de esta Comunidad Autónoma tendrá que adaptar esta
información, obteniendo de las páginas oficiales de la correspondiente Consejería de Edu-
cación de la Comunidad en la que está interesado, la normativa que le afecta a cada ciclo
(en algunos casos, las Comunidades no han desarrollado los Reales Decretos de los títulos
para sus ámbitos geográficos, por lo que se rigen directamente por los Reales Decretos
promulgados por el MEC), con los módulos que los forman (como se comentaba en el tema
1, los módulos y su duración correspondiente puede variar, y de hecho varían en algunos
casos, en función de la Comunidad Autónoma de la que hablemos) y todos los aspectos
que puedan ser importantes. En el cuadro mostrado, los módulos que aparecen sombrea-
dos son atribución docente de la especialidad de Hostelería y Turismo. Así, por ejemplo, en
el ciclo de Cocina, son atribución docente de nuestra especialidad, entre otros, el módulo
de Ofertas gastronómicas y sistemas de aprovisionamiento, y no lo es el de Formación y
orientación laboral o FOL.

HOSTELERÍA Y TURISMO 55
56
SERVICIOS DE RESTAURANTE Y BAR COCINA PASTELERÍA Y PANADERÍA

D. 177/1995, de 25 de julio D. 125/1994, de 7 de mayo D. 180/1995, de 25 de julio


1.400 horas 2.000 horas 1.400 horas

El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía 32


Programación Didáctica

F orm ación y orientac ión la boral 64

Administración, gestión y comercialización en la pequeña empresa 96

Ofertas gastronómicas y sistemas de aprovisionamiento 96

D iseño de decoraciones en paste lería y m ontaje


Leng ua extranjera 96
de servicios 96

P ree lab oracio nes y c onservación d e a lim entos T écnicas de paste lería , pa nadería y c onservació n
B eb id as 128
320 de a lim entos 224

T écnicas elem entales de c ocina 96 T écnicas culinarias 384 P an ificación y paste lería sa lad a 224

T écnicas de servic io y aten ción a l clien te 35 2 R epostería 160 P roductos de paste lería y repostería 128

T écnicas básicas de servicio y de preparac ión de


alim entos y be bidas a la vis ta de l clien te 128

E la boraciones y productos culin arios 256

P ro yec to inte grad o P ro yec to inte grad o P ro yec to inte grad o


440 368 440
F orm ación e n centros d e trabajo F orm ación e n centros d e trabajo F orm ación e n centros d e trabajo

CUADRO 2. CICLOS Y MÓDULOS PROFESIONALES DE GRADO MEDIO DE LA FAMILIA PROFESIONAL DE HOSTELERÍA Y TURISMO. FUENTE: DIRECCIÓN
GENERAL DE FORMACIÓN PROFESIONAL Y SOLIDARIDAD EN LA EDUCACIÓN, CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN Y CIENCIA, JUNTA DE ANDALUCÍA (2000).

PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

Pasemos a analizar cada uno de los ciclos de grado medio de Hostelería y Turismo.

3.1. Ciclo formativo de Cocina


El ciclo de Cocina tiene una duración de 2.000 horas. La normativa que lo regula en
Andalucía es el Decreto que se muestra en el cuadro anterior, siendo el marco sobre el que
se ha elaborado el Real Decreto 2.219/93 por el que se establece el título de Técnico de
Cocina y las enseñanzas mínimas y el Real Decreto 146/94 por el que se establece el currí-
culo del ciclo formativo de grado medio correspondiente al título de Técnico en Cocina.
Este título es, probablemente, uno de los que más salidas tienen en la actualidad de
la familia profesional y además uno de los que más alumnos matriculados tiene, motivado
por lo anterior y por el momento de auge que tiene la cocina española que provoca que sea
considerada como una profesión de “moda”.
Las salidas profesionales que posee el ciclo formativo le lleva a trabajar en el siguiente
tipo de empresas: empresas de restauración tradicional, empresas de neo-restauración
(pizzerías, hamburgueserías, etc.), cafeterías, bares, restauración colectiva (colegios, hos-
pitales, catering de medios de transporte, etc.), pastelerías, carnicerías, charcuterías, pes-
caderías, industrias agroalimentarias…, siendo los puestos de trabajo más característicos
del ciclo, los siguientes: jefe de partida, cocinero en cualquier tipo de establecimiento y/o
alojamiento, empleado de departamento de economato y bodega de un hotel, restaurante,
hospital, empresa de colectividades, etc.
Para impartir este ciclo, sí que son necesarias unas instalaciones y dotaciones más
costosas y cuantiosas, ya que, además del “aula polivalente” y del “aula de aplicaciones de
Hostelería y Turismo” (con dotaciones similares a las que se han señalado en otros ciclos),
es necesario contar con “taller de cocina” y “taller de pastelería”, con toda la maquinaria,
utensilios y requisitos necesarios para poder formar al alumno en las técnicas básicas de
estas materias. Aunque la normativa nacional lo omite (sí se refleja en la andaluza), tam-
bién es necesario un “taller de sala de restaurante” o como dice la normativa andaluza,
“taller de hostelería”.
Pasemos a analizar los módulos profesionales que forman este ciclo formativo en los
que nuestra especialidad tiene atribución docente.
– Módulo profesional 1. Ofertas gastronómicas y sistemas de aprovisionamiento.
Este módulo profesional se imparte en Andalucía en el primer curso y cuenta con
96 horas, lo que corresponde a 3 horas semanales. En otras Comunidades como
Castilla La Mancha, Extremadura o Aragón, se imparte en segundo curso, con una
duración de 95 horas, lo que equivale a 4 horas semanales.
La finalidad de este módulo es que el alumno conozca los diferentes elementos
que forman las ofertas gastronómicas, de tal forma que sea capaz de elaborarlas,
para lo que debe tener en cuenta los costes y los procesos necesarios para solicitar
materias primas, recepcionarlas y almacenarlas. Muy importante en este módulo
son los conocimientos sobre dietética y nutrición, básicos para elaborar ofertas
gastronómicas.
La unidad de competencia a que está asociado es: “confeccionar ofertas gas-
tronómicas, realizar el aprovisionamiento y controlar consumos”. Los contenidos
que se incluyen son los siguientes: las empresas de restauración y pastelería y

HOSTELERÍA Y TURISMO 57
Programación Didáctica

panadería artesanales (tipos de establecimientos, estructura organizativa y fun-


cional, etc.), ofertas gastronómicas (definición y clases, elementos y variables de
la oferta gastronómica, estudio de las ofertas básicas, etc.), nutrición y dietética
(principios inmediatos y otros nutrientes, alimentos, necesidades nutricionales,
dietas tipo, etc.), economato y bodega (procedimientos para solicitud y recepción
de géneros, almacenamiento, gestión y valoración de inventarios, etc.) y técnicas
de evaluación de precios en restauración e industrias de pastelería artesanal y
panadería (definición y clases de costes, cálculos de costes y componentes del
precio).
– Módulo profesional 7. Administración, gestión y comercialización de la pequeña
empresa.
Este módulo profesional se imparte en el segundo curso en Andalucía y tiene una
duración de 96 horas. En otras Comunidades Autónomas se imparte en primero y
tiene una duración de 95 horas, lo que corresponde con 3 horas semanales.
La finalidad de este módulo profesional es proporcionar al alumno los elementos
básicos para gestionar una pequeña empresa, como pueden ser la empresa de
restauración, siendo capaz, además de desarrollar acciones comerciales. Se en-
cuentra asociado a la unidad de competencia “realizar la administración, gestión
y comercialización de una pequeña empresa o taller”, y sus contenidos son: la
empresa y su entorno, formas jurídicas de las empresas, gestión de constitución
de una empresa, gestión de personal, gestión administrativa, gestión comercial,
obligaciones fiscales y proyecto empresarial.
– Módulo profesional 9. El sector de hostelería y turismo en Andalucía.
Este módulo profesional se imparte en este ciclo en primer curso, dura 32 horas y
no tiene ninguna diferencia sustancial con los módulos del mismo nombre de ciclos
anteriores.
– Módulo profesional 11. Proyecto integrado.
En este caso podemos decir todo lo comentado en anteriores ciclos formativos,
solamente adaptando las empresas sobre las que se realizan los proyectos in-
tegrados. En cuanto al profesorado que realiza el seguimiento de este proyecto
integrado, suele ser el Profesor Técnico de Cocina o de Servicios de Restauración,
pero hay que tener en cuenta que también puede ser atribución docente de nuestra
especialidad.
– Módulo profesional 12. Formación en centros de trabajo.
En este caso podemos decir también todo lo comentado en anteriores ciclos for-
mativos, solamente adaptando las empresas sobre las que se realizan las prácti-
cas: restaurantes, hospitales, empresas de catering, panaderías, pastelerías, etc.
En cuanto al profesorado que realiza el seguimiento de estas prácticas, ocurre lo
mismo que con el Proyecto integrado, suele ser el Profesor Técnico de Cocina o de
Servicios de Restauración, pero hay que tener en cuenta que también puede ser
atribución docente de nuestra especialidad.
Las horas que duran la FCT y el Proyecto integrado de forma conjunta son 368
horas, no pudiendo ser el primero su duración inferior a 60 horas, ni a 240 horas,
el segundo.

58 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

3.2. Ciclo formativo de Servicios de Restaurante y Bar


El ciclo de Restaurante y Bar tiene una duración de 1.400 horas. La normativa que lo
regula en Andalucía es el Decreto que se muestra en el cuadro anterior, siendo el marco
sobre el que se ha elaborado el Real Decreto 2.221/93 por el que se establece el título de
Técnico de Restaurante y Bar y las enseñanzas mínimas y el Real Decreto 148/94 por el
que se establece el currículo del ciclo formativo de grado medio correspondiente al título de
Técnico en Servicios de Restaurante y Bar.
Las salidas profesionales que posee el ciclo formativo le lleva a trabajar en el siguiente
tipo de empresas: empresas de restauración tradicional, empresas de neo-restauración
(pizzerías, hamburgueserías, etc.), cafeterías, bares, discotecas, salas de fiestas, estable-
cimientos hoteleros, establecimientos para juegos de azar, etc. Los puestos de trabajo más
característicos del ciclo son los siguientes: camarero de bar o restaurante, o jefe de rango;
jefe de sector; “barman”; “sommelier”; cafetero; cocinero de un establecimiento cataloga-
do en el grupo de establecimientos de restauración evolutiva; empleado de departamento
de economato y bodega de un hotel, restaurante, hospital, empresa de colectividades, etc.
y tripulante de cabina de pasajeros (auxiliar de vuelo).
Cuando el alumno haya finalizado el ciclo, ha de haber adquirido la competencia ge-
neral, que es:
“Realizar las operaciones de servicio de alimentos y bebidas, acogiendo y atendiendo al
cliente, y preparar todo tipo de bebidas y comidas rápidas, consiguiendo la calidad y ob-
jetivos económicos establecidos y aplicando en todo momento las normas y prácticas de
seguridad e higiene”.

Para impartir este ciclo, podríamos decir que las instalaciones son las mimas que para
el ciclo de Cocina, sólo que no es necesario un “taller de pastelería”.
Los módulos profesionales de atribución docente de la familia profesional de Hostelería
y Turismo que se incluyen en este ciclo formativo son los mismos y con idénticos contenidos
que en el ciclo de Cocina, sólo que adaptando éstos a este ciclo. No obstante podemos
señalar algunas diferencias significativas:
– Al ser el ciclo de Servicios de Restaurante y Bar de 1.400 horas, el módulo profe-
sional de Ofertas gastronómicas y sistemas de aprovisionamiento se imparte tam-
bién en el primer curso.
– La duración conjunta de FCT y Proyecto integrado será de 440 horas, con un míni-
mo de 240 y 60 horas, respectivamente.

3.3. Ciclo formativo de Pastelería y Panadería


El ciclo de Pastelería y Panadería tiene una duración de 1.400 horas. La normativa
que lo regula en Andalucía es el Decreto que se muestra en el cuadro anterior, siendo el
marco sobre el que se ha elaborado el Real Decreto 2.220/1993, de 17 de diciembre,
por el que se establece el título de Técnico en Pastelería y Panadería y las correspondien-
tes enseñanzas mínimas y el Real Decreto 147/94 por el que se establece el currículo
del ciclo formativo de grado medio correspondiente al título de Técnico en Pastelería y
Panadería.

HOSTELERÍA Y TURISMO 59
Programación Didáctica

Las salidas profesionales que posee el ciclo formativo le lleva a trabajar en el siguiente
tipo de empresas: empresas de restauración tradicional, empresas de neo-restauración
(pizzerías, hamburgueserías, etc.), cafeterías, bares, restauración colectiva (colegios, hos-
pitales, catering de medios de transporte, etc.), pastelerías, boutiques del pan, industrias
agroalimentarias… Los puestos de trabajo más característicos del ciclo son los siguientes:
pastelero de cualquier tipo de establecimientos y/o alojamientos; jefe de partida; empleado
de departamento de economato o almacén y maestro obrador.
Cuando el alumno finalice el ciclo ha de haber adquirido la competencia general, que es:
“Realizar todas las operaciones de elaboración, conservación y presentación de toda clase
de productos de pastelería y repostería, y montar expositores, escaparates y servicios tipo
“buffet” con estos productos, consiguiendo la calidad y objetivos económicos establecidos y
aplicando en todo momento la normativa y prácticas de seguridad e higiene.”

Para impartir este ciclo, podríamos decir que las instalaciones son las mimas que para
el ciclo de Cocina, sólo que no es necesario un “taller de hostelería”.
Los módulos profesionales de atribución docente de la familia profesional de Hostelería
y Turismo que se incluyen en este ciclo formativo son los mismos y con idénticos contenidos
que en el ciclo de Cocina, sólo que adaptando éstos a este ciclo. No obstante podemos
señalar algunas diferencias significativas:
– Al ser el ciclo de Pastelería y Panadería de 1.400 horas, el módulo profesional de
Ofertas gastronómicas y sistemas de aprovisionamiento se imparte también en el
primer curso.
– La duración conjunta de FCT y Proyecto integrado será de 440 horas, con un míni-
mo de 240 y 60 horas, respectivamente.

4. NUEVOS CICLOS DE LA FAMILIA PROFESIONAL DE


HOSTELERÍA Y TURISMO
En párrafos anteriores ya hemos comentado las modificaciones que están sufriendo
los ciclos de Formación Profesional, entre ellos, los de la Familia Profesional de Hostelería
y Turismo. Por esta razón, creemos conveniente incluir un epígrafe en este tema en el que
abordaremos de forma genérica dicha reforma y, de forma específica, los dos ciclos que en
los momentos en los que escribimos estas líneas, ya están regulados por Real Decreto y
publicados en el Boletín Oficial del Estado.
La Formación Profesional establecida por la LOGSE ha comenzado a transformase, al
amparo de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, y del Catálogo Nacional
de Cualificaciones Profesionales, creado por la Ley 5/2002, de 19 de julio, de las Cualifica-
ciones y de la Formación Profesional.
Los primeros títulos de nuestra familia profesional que han sido regulados por Real
Decreto y publicados en el Boletín Oficial del Estado son los de Técnico en Cocina y Gastro-
nomía y Técnico en Panadería, Repostería y Confitería.
Son dos nuevos ciclos de grado medio que vienen a sustituir a los antiguos ciclos,
también de grado medio, de Técnico en Cocina y Técnico en Pastelería y Panadería, res-
pectivamente.

60 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La familia profesional de Hostelería y Turismo

En cuanto al ciclo por el que se obtiene el título de Técnico en Cocina y Gastronomía,


regulado por el Real Decreto 1.396/2007 de 29 de octubre, sigue siendo un ciclo de 2.000
horas y comprende los siguientes módulos profesionales:
– Ofertas gastronómicas.
– Preelaboración y conservación de alimentos.
– Técnicas culinarias.
– Procesos básicos de pastelería y repostería.
– Productos culinarios.
– Postres en restauración.
– Seguridad e higiene en la manipulación de alimentos.
– Formación y orientación laboral.
– Empresa e iniciativa emprendedora.
– Formación en centros de trabajo.
Los cambios que nos afectan directamente a los profesores de nuestra especialidad,
son los referidos a la impartición de los módulos. El profesor de la especialidad de Hoste-
lería y Turismo podrá impartir los siguientes módulos del nuevo ciclo de Técnico en Cocina
y Gastronomía:
– Ofertas gastronómicas.
– Seguridad e higiene en la manipulación de alimentos (también puede ser impartido
por el profesorado de la especialidad de Procesos en la industria alimentaria).
En cuanto al ciclo por el que se obtiene el título de Técnico en Panadería, Repostería y
Confitería, regulado por el Real Decreto 1.399/2007 de 29 de octubre, la mayor novedad
es el cambio de la familia profesional a la que pertenece, ya no es de Hostelería y Turismo
sino de Industrias Alimentarias. Por otro lado, se modifica la duración del ciclo, siendo el
nuevo de 2.000 horas. En cuanto a los módulos profesionales son los siguientes:
– Materias primas y procesos en panadería, pastelería y repostería.
– Elaboraciones de panadería-bollería.
– Procesos básicos de pastelería y repostería.
– Elaboraciones de confitería y otras especialidades.
– Postres en restauración.
– Productos de obrador.
– Operaciones y control de almacén en la industria alimentaria.
– Seguridad e higiene en la manipulación de alimentos.
– Presentación y venta de productos de panadería y pastelería.
– Formación y orientación laboral.
– Empresa e iniciativa emprendedora.
– Formación en centros de trabajo.

HOSTELERÍA Y TURISMO 61
Programación Didáctica

Los cambios que nos afectan directamente a los profesores de nuestra especialidad,
son los referidos a la impartición de los módulos. El profesor de la especialidad de Hoste-
lería y Turismo podrá impartir el siguiente módulo del nuevo ciclo de Técnico en Panadería,
Repostería y Confitería:
– Seguridad e higiene en la manipulación de alimentos (también puede ser impartido
por el profesorado de la especialidad de Procesos en la industria alimentaria).
Nótese cómo desaparece el módulo de Ofertas gastronómicas y como consecuencia de
ello, la pérdida de horas de nuestra especialidad en dicho ciclo formativo.

62 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Tema
3

Documentos de centro y
departamento necesarios
para la elaboración de la
Programación Didáctica
Programación Didáctica

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. INTRODUCCIÓN

2. NIVELES DE CONCRECIÓN CURRICULAR

3. DOCUMENTOS DE CENTRO Y DEPARTAMENTO NECESARIOS PARA LA ELABORACIÓN


DE LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA
3.1. Las finalidades educativas
3.2. El Proyecto Curricular de Centro
3.3. El Reglamento de Organización y Funcionamiento
3.4. El Plan Anual de Centro

4. PROYECTO CURRICULAR DE CICLO: ESPECIAL REFERENCIA A LA ESPECIALIDAD


DE HOSTELERÍA Y TURISMO

64 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Documentos de centro y departamento

1. INTRODUCCIÓN
La programación de un módulo profesional no es, ni debe ser, un proceso aislado,
sino que debe estar insertado dentro de las decisiones de ámbito superior adoptadas en el
centro educativo y en el departamento didáctico donde se imparte éste. Este desarrollo de
la programación, tomando como referencia estas decisiones conjuntas de centro y departa-
mento, va a otorgarle una coherencia, sentido y concordancia con el conjunto del “proyecto
educativo”. Pero la elaboración de esta programación en relación al resto de decisiones
adoptadas en el centro, obliga a que el profesor conozca los documentos en los que se
plasma. Es más, lo lógico no es que el profesor conozca estos documentos, sino que haya
participado de una u otra forma en su elaboración, desarrollo, revisión y modificación cuan-
do las necesidades del centro, del alumnado o de la lógica educativa así lo impongan.
Estos documentos a los que nos referimos van a adoptar diferente denominación de-
pendiendo de la Comunidad Autónoma a la que nos refiramos, pero en todas ellas van a
tener similar función, contenido y elaboración. Tomando como referencia la Comunidad Au-
tónoma de Andalucía, este documento es el Proyecto de Centro, que incluirá a los siguien-
tes: Finalidades Educativas del Centro, el Proyecto Curricular de Centro y el Reglamento de
Organización y Funcionamiento.

2. NIVELES DE CONCRECIÓN CURRICULAR


La LOGSE establecía un modelo de currículo de Formación Profesional que se con-
solida en las posteriores normativas. Este modelo de currículo presenta las siguientes
características:
– Abierto. La Administración educativa da unos aspectos prescriptivos que no cierran
la puerta a situaciones y circunstancias diferentes, sino que propicia la adaptación
a diferentes realidades sociales, formativas o laborales. Tanto es así que cada Co-
munidad Autónoma en su ámbito geográfico puede y debe adaptar el currículo, así
también lo deben hacer los centros educativos. Personalmente consideramos que
esto es un gran avance. Pensemos por ejemplo que es muy difícil que las necesi-
dades, circunstancias y deseos de los alumnos de un ciclo de grado superior de
Información y Comercialización Turísticas sean las mismas en entornos tan diferen-
tes como la ciudad de Córdoba o Granada y las de Estepona (Málaga) o Puerto de
Santa María (Cádiz).
– Flexible. Esto es, en continuo cambio. No permitiría una adecuada adaptación al
entorno si fuese un elemento fijo no adaptable a la realidad, que como conocemos,
siempre es cambiante.
– Descentralizado. Como consecuencia de la primera característica, el currículo
presenta diferentes niveles de concreción. Así, por un lado, participará el Ministerio
de Educación y Ciencia, las Consejerías de Educación de las respectivas Comuni-
dades Autónomas, los centros educativos donde se van a impartir las enseñanzas
y los profesores que impartan cada módulo profesional.
Estas características del currículo podrían extrapolarse a cualquier nivel educativo, pero
es en la Formación Profesional donde adquiere una dimensión aún mayor, debido a que
es en estas enseñanzas donde la adaptación a los sectores productivos se hace más ne-
cesaria.

HOSTELERÍA Y TURISMO 65
Programación Didáctica

Los diferentes niveles de concreción curricular se muestran de una forma más clara en
el siguiente gráfico:

DISEÑO CURRICULAR BASE (RD)

er
1. NIVEL DE
CONCRECIÓN DECRETOS ENSEÑANZA ANDALUCÍA

PROYECTOS EDUCATIVOS DEL CENTRO

FINALIDADES PROYECTO PLAN ANUAL


EDUCATIVAS CURRICULAR DE REGLAMENTO DE CENTRO
CENTRO (DONDE DE ORGANIZACIÓN
SE INCLUYEN LOS Y FUNCIONAMIENTO
o
DE CICLO)
2. NIVEL DE
CONCRECIÓN

er PROGRAMACIÓN
3. NIVEL DE
DEL AULA
CONCRECIÓN

GRÁFICO 1. NIVELES DE CONCRECIÓN CURRICULAR.


FUENTE: ADAPTADO DE DIRECCIÓN GENERAL DE FORMACIÓN PROFESIONAL.

Veamos en el caso de las enseñanzas que nos ocupan, la Formación Profesional, cómo
se concretan estos niveles de concreción curricular.
El primer nivel de concreción lo realiza el Ministerio de Educación y Ciencia y las Co-
munidades Autónomas con competencia en educación, estableciendo el currículo oficial. El
Ministerio va a elaborar los Reales Decretos1 de los títulos de Formación Profesional en los
que va a incluir la “identificación del título” (denominación, nivel y duración), “referencia al
sistema educativo” (perfil profesional, evolución de la competencia profesional y posición
en el proceso productivo), “enseñanzas mínimas” (objetivos generales de ciclo formativo
y módulos profesionales), “profesorado”, “requisitos mínimos de espacios e instalaciones
para impartir estas enseñanzas” y “convalidaciones, correspondencias y acceso a estudios
superiores”. Con respecto a los módulos profesionales, se especificarán los módulos profe-
sionales que componen cada uno de los ciclos formativos y su duración, aunque serán las
Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas las que concretarán esto para su
ámbito geográfico. Por ejemplo, en el Real Decreto del ciclo formativo de grado superior de
Alojamiento (Real Decreto 2.216/1993, de 17 de diciembre), al módulo profesional de “Re-
cepción y atención al cliente” se le asigna una duración de 125 horas. En el Decreto realizado
por la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma de Andalucía se le concede una

1
Si el lector desea conocer cuáles son los Reales Decretos que regulan los ciclos formativos de Formación Pro-
fesional de la familia profesional de Hostelería y Turismo, puede encontrar su denominación en la bibliografía
de la presente obra.

66 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Documentos de centro y departamento

duración de 160 horas. En cuanto a los contenidos de los módulos profesionales, en el Real
Decreto se fijarán el 55%, adaptándose, desarrollándose y ampliándose el 45% restante
en los Decretos de las diferentes Comunidades Autónomas. Además en estos decretos se
incluirán, en su caso, módulos propios para cada Comunidad. En Andalucía, por ejemplo, “El
Sector de la hostelería y el turismo en Andalucía” y el “Proyecto integrado”. En otras Comuni-
dades, no se añaden nuevos módulos y lo que se hace es incluir más horas en los módulos
profesionales ya creados. Por ejemplo, en Aragón, el módulo profesional de “Regiduría de
pisos” cuenta con 160 horas, mientras que en el Real Decreto cuenta, como mínimo, con
60 horas (en Andalucía, 96 horas).
El segundo nivel de concreción está constituido por todos los documentos de obliga-
da realización en el centro cuya finalidad es la de adaptar las enseñanzas a las características
propias de cada centro educativo. En estos documentos (Proyecto Curricular de Centro, Regla-
mento de Organización y Funcionamiento, etc.) es en lo que nos vamos a centrar en este tema.
El tercer nivel de concreción son las Programaciones de Aula y sus Unidades Didácticas, que
es la mayor concreción que se puede realizar, adaptándose a cada grupo de alumnos concreto.

3. DOCUMENTOS DE CENTRO Y DEPARTAMENTO NECESARIOS


PARA LA ELABORACIÓN DE LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA
Todos estos documentos quedan regulados en Andalucía por el Decreto 200/1997, de 3
de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Ense-
ñanza Secundaria. Este Decreto establece que la existencia de estos documentos permite
la autonomía pedagógica y organizativa de los centros y define un modelo de gestión propio
para cada uno de ellos. En los artículos 5 a 10 del citado decreto se define qué es cada
uno de los documentos, cuando los define como: “el Proyecto de Centro es el instrumento
para la planificación a medio plazo que enumera y define las notas de identidad del mismo,
establece el marco de referencia global y los planteamientos educativos que lo definen y
distinguen, formula las finalidades educativas que pretende conseguir y expresa la estruc-
tura organizativa del Centro. Su objetivo es dotar de coherencia y personalidad propia a los
Centros” (artículo 6.1). Este documento será coordinado por el Equipo Directivo y partici-
parán en su elaboración todos los miembros de la comunidad educativa (asociaciones de
padres, de alumnos y claustro de profesores).
El Proyecto de Centro incluirá las Finalidades Educativas del Centro, el Proyecto Curri-
cular de Centro y el Reglamento de Organización y Funcionamiento.
Tanto el documento como sus modificaciones serán aprobados por el Consejo Escolar.
Analicemos ahora los documentos que se incluyen en el Proyecto de Centro.

3.1. Las finalidades educativas


Las finalidades educativas:
“…constituyen la opción que realiza la comunidad educativa, concretando y priorizando los
principios, los valores y las normas legitimadas por el ordenamiento legal vigente, que dotan
de identidad y estilo propio a cada Centro” (artículo 7.1.).

Son los fines básicos que el Centro se propone alcanzar a medio y largo plazo.

HOSTELERÍA Y TURISMO 67
Programación Didáctica

Como ejemplo de formulación de finalidades educativas, hemos extractado parte de las


Finalidades Educativas que el IES “Monterroso” (Estepona) recoge en su documento:
1. “Finalidades de Educación:
Con esta finalidad se pretende que el alumno “sepa estar” dentro de la sociedad, que
asuma sus deberes y ejercite sus derechos dentro de los cauces legales y las normas
establecidas, que sea capaz de cumplir con sus obligaciones. Por ello, los objetivos a
tener en cuenta son:
1.1. Formar al alumnado en el respeto a los derechos y libertades fundamentales y en
el ejercicio de la tolerancia y libertad, dentro de los principios democráticos de
convivencia.
1.2. Fomentar el respeto absoluto a la pluralidad de los individuos en sus aspectos
físico e intelectual, su pensamiento, opción política y religión; erradicando toda
discriminación por razón de ideología, sexo, raza, extracción social o procedencia,
y rechazando comportamientos racistas o xenófobos.
1.3. Promover actitudes sociales positivas como la solidaridad e igualdad de sexos, pi-
lares del desarrollo de ciudadanos y ciudadanas de un país democrático defensor
de un mundo en paz.
1.4. Favorecer actitudes dialogantes y evitar conductas agresivas, violentas o vandálicas.
1.5. (…).
2. Finalidades de Cultura:
Una tarea fundamental es ofrecer una enseñanza, una educación, respetuosa que
atienda a la diversidad de alumnos y alumnas y promueva en ellos la adquisición de una
amplia formación cultural. Para ello, es fundamental:
2.1. Conseguir que el alumnado adquiera un dominio de la Lengua Española, oral y
escrita, que le permita comunicarse eficazmente, acceder a la ciencia, analizar y
valorar críticamente la realidad circundante, y consolidar una madurez personal y
social de acuerdo con su edad.
2.2. Potenciar el conocimiento del entorno, como medio de identificación y de valora-
ción del patrimonio natural, cultural e histórico que marca los rasgos comunes de
las Mujeres y Hombres de Estepona, de Andalucía, de España, de Europa...
2.3. Desarrollar una buena base cultural en el campo científico, tecnológico y de las
nuevas tecnologías.
2.4. Fomentar la cultura andaluza en todas sus vertientes.
2.5. (…)”.
Podríamos seguir poniendo ejemplos de finalidades educativas en un centro educativo,
como las referidas a participación, salud o formación para el futuro.

3.2. El Proyecto Curricular de Centro


“…constituye el instrumento pedagógico-didáctico que articula a medio y largo plazo el
conjunto de actuaciones del equipo docente de un Centro educativo y tiene como finalidad
alcanzar las capacidades previstas en los objetivos de cada una de las etapas, en coherencia
con las Finalidades Educativas del mismo” (artículo 8.2.).
“El Proyecto Curricular de Centro deberá incluir de manera coordinada los proyectos curricu-
lares de las distintas etapas educativas que se impartan en el mismo” (artículo 8.2).

68 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Documentos de centro y departamento

Entre otros, debe incluir el Proyecto Curricular de los ciclos formativos que se impartan en
el centro. Así, habrá un Proyecto Curricular de Información y Comercialización Turísticas o uno
de Alojamiento. Debido a lo importante que es este documento para la programación de aula,
se ha realizado un epígrafe aparte para explicar convenientemente su función y estructura, y
cómo es exactamente en la especialidad de Hostelería y Turismo.

3.3. El Reglamento de Organización y Funcionamiento


“…es el instrumento que debe facilitar la consecución del clima organizativo y funcional
adecuado para alcanzar las Finalidades Educativas y el desarrollo y aplicación del Proyecto
Curricular del Centro.” (artículo 9.1.).
“Teniendo en cuenta los recursos y características propias del centro, el Reglamento de Or-
ganización y Funcionamiento deberá concretar, como mínimo, los siguientes aspectos:
a) Los cauces de participación de los distintos sectores de la comunidad educativa.
b) El funcionamiento de la Comisión de Convivencia, creada en el seno del Consejo
Escolar, (…).
c) Las normas y el estilo de convivencia a impulsar, de manera que se favorezcan las
relaciones entre los distintos sectores de la comunidad educativa.
d) El funcionamiento de la Comisión económica, creada en el seno del consejo escolar.
e) El funcionamiento, en su caso, de otras comisiones del Consejo Escolar para asun-
tos específicos.
f) Los cauces de colaboración entre los distintos órganos de gobierno y los de coordi-
nación docente del Instituto.
g) La organización de los espacios, instalaciones y recursos materiales del Instituto,
así como las normas para su uso correcto.
h) La organización y distribución del tiempo escolar que incluirá, en todo caso, el des-
tinado a impulsar las relaciones del Centro con las Instituciones de su entorno, así
como con los padres y madres de alumnos y alumnas.
i) En general, todos aquellos aspectos relativos a la organización y funcionamiento
del Centro no contemplados en la normativa vigente a la que, en todo caso, deberá
supeditarse.
El Reglamento de Organización y Funcionamiento y sus modificaciones serán elaborados por
el Equipo Directivo, contando con las aportaciones del Claustro de Profesores, de las Asocia-
ciones de Padres de Alumnos, de las Asociaciones de Alumnos y de los restantes sectores
de la comunidad educativa, y aprobados por el Consejo Escolar”.

3.4. El Plan Anual de Centro


“(…) es la concreción para cada curso escolar de los diversos elementos que integran el
Proyecto de Centro.” (artículo 10.1)
“El contenido del Plan Anual de Centro será el siguiente:
a) Concreción de los objetivos generales del Instituto para el curso escolar, tomando
como referencia el Proyecto de Centro y la Memoria Final del curso anterior.

HOSTELERÍA Y TURISMO 69
Programación Didáctica

b) Horario general del Instituto, del alumnado y del personal docente y de administra-
ción y servicios, con especificación de los períodos dedicados a actividades lectivas,
así como a las complementarias y extraescolares, de acuerdo con los criterios pe-
dagógicos que establezca el Claustro de Profesores y la normativa vigente.
c) Programación de las diferentes actividades docentes del Instituto, con inclusión de
las materias optativas que se impartirán en el Centro, de acuerdo con las disponi-
bilidades de profesorado y la normativa vigente y teniendo en cuenta los criterios
recogidos en el Proyecto Curricular de Centro.
d) Programación de las actividades complementarias y extraescolares.
e) Programación de las actividades de orientación y de acción tutorial.
f) Programación de las actividades de formación del profesorado. Esta programación
incluirá, en su caso, medidas que faciliten la formación del resto del personal.
g) Programación de los servicios complementarios, en su caso.
h) Previsión de convenios y acuerdos de colaboración con otras Instituciones.
i) Plan de reuniones de los órganos colegiados de gobierno del Instituto.
j) Actuaciones en relación con el proyecto del Plan de Autoprotección elaborado por
el Centro.
k) Estrategias y procedimiento para realizar el seguimiento y la evaluación del Plan
Anual de Centro.” (artículo 10.2.)
“El Equipo directivo coordinará la elaboración del Plan Anual de Centro teniendo en cuenta
que los Departamentos y el Claustro deberán elaborar y aprobar, respectivamente, los aspec-
tos docentes del mismo, de acuerdo con los criterios establecidos al respecto en el Proyecto
Curricular (…)” (artículo 10.3.)
“El Plan Anual de Centro será aprobado por el Consejo Escolar, respetando, en todo caso, los
aspectos docentes que son competencia exclusiva del Claustro de Profesores.” (artículo 10.4)

4. PROYECTO CURRICULAR DE CICLO: ESPECIAL REFERENCIA


A LA ESPECIALIDAD DE HOSTELERÍA Y TURISMO
Como acabamos de ver, el Proyecto Curricular de Ciclo se incluye como una de
las partes del Proyecto Curricular de Centro, pero por su particular importancia hemos
preferido dedicarle un espacio propio y separado del resto de documentos del centro.
Como ya sabemos, el modelo curricular adoptado en España supone como principio
básico de la planificación educativa la necesidad de adecuar y adaptar las enseñanzas a
las características del entorno socioeconómico del centro y de los alumnos a los que va
dirigido. Esta responsabilidad recae en los respectivos equipos educativos apoyados por
el Equipo Directivo y el Departamento de Orientación del centro y el documento básico
sobre el que se va a realizar es el Proyecto Curricular de Ciclo. Este documento ayudará
tanto al centro como al profesorado; al centro, a satisfacer las necesidades del equipo
educativo para que el alumnado pueda alcanzar los objetivos generales de ciclo y las
capacidades terminales de cada módulo profesional y al profesorado, a la realización de
las programaciones. Como se puede entender serán, por tanto, referente inevitable para
realizar las programaciones de aula y sus correspondientes unidades didácticas, ya que
en él se van a concretar los elementos curriculares de cada uno de los ciclos al contexto
en el que se va a impartir. En Andalucía y para realizar los proyectos curriculares de la

70 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Documentos de centro y departamento

Familia Profesional de Hostelería y Turismo se dictó la Orden de 22 de septiembre de


1997, por la que se establecen orientaciones y criterios para la elaboración de proyectos
curriculares, así como la distribución horaria y los itinerarios formativos de los títulos de
Formación Profesional específica, que se integran en la familia profesional de Hostelería
y Turismo.
Según la anterior normativa, el Proyecto Curricular de Ciclo Formativo contendrá, al
menos, la siguiente información:
a) Análisis del entorno socioeconómico, en el que se incluiría, como mínimo, lo siguiente:
– Conocimiento de las empresas e instituciones relacionadas con el sector.
– Determinación de los productos y servicios más característicos.
– Conocimiento de las tecnologías y sistemas organizativos utilizados en estas
empresas.
– Conocimiento, en la medida de lo posible, de la evolución del sector en la zona.
b) Análisis de las características de los alumnos y los recursos humanos y materiales
del centro educativo.
c) Adecuación de los objetivos generales del ciclo formativo al contexto profesional y
socioeconómico del centro educativo y a las características del alumnado.
d) Organización curricular del ciclo formativo que comprenderá, al menos, la secuen-
ciación de los módulos profesionales dentro de cada curso, los criterios sobre la
distribución del horario lectivo y la utilización de los espacios formativos que son
requeridos.
e) Establecer los criterios para la organización y secuenciación de los contenidos en
cada uno de los módulos profesionales y proceder a su distribución en unidades
didácticas.
f) Pautas sobre la evaluación de los alumnos con referencia explícita al modo de
realizarla.
g) Orientaciones metodológicas adoptadas para el desarrollo del proceso de enseñan-
za y aprendizaje.
h) Plan de recuperación para alumnos matriculados en segundo curso que tengan
módulos profesionales pendientes de evaluación positiva en el curso anterior.
i) Planificación y organización de los módulos profesionales de Formación en centros
de trabajo y Proyecto integrado.
j) Plan de orientación educativa, profesional y para la inserción laboral de los alumnos
y alumnas.
k) Programaciones didácticas de los módulos profesionales.
l) Necesidades de formación permanente para el profesorado que imparte el ciclo
formativo.
m) Plan de evaluación del Proyecto Curricular del ciclo formativo.

HOSTELERÍA Y TURISMO 71
Programación Didáctica

Veamos algunos de los apartados más significativos que, como acabamos de decir,
se incluyen en el Proyecto Curricular de los ciclos formativos y específicamente en los de
Hostelería y Turismo:
– Apartado a) “Análisis del entorno socioeconómico” y b) “Análisis de las caracterís-
ticas de los alumnos y los recursos humanos y materiales del centro educativo”.
Como se puede observar, en estas partes primeras del Proyecto Curricular de ciclo,
se incluirá un análisis del centro y sus alumnos y, a partir de ahí, se incluirán las
adaptaciones necesarias para impartir estas enseñanzas en el centro para el que
se está realizando el documento.
– Apartado c) “Adecuación de los objetivos generales del ciclo formativo al contexto pro-
fesional y socioeconómico del centro educativo y a las características del alumnado”.
Se recogerán aquí las matizaciones necesarias para adecuar las enseñanzas al contexto
en el que se desarrolla el proceso de enseñanza-aprendizaje introduciendo en su redac-
ción elementos para precisar y concretar cómo se alcanzarían cada uno de los objetivos
en el centro educativo en función de las características del centro, del alumnado…
– Apartado d) “Organización curricular del ciclo formativo que comprenderá, al menos, la
secuenciación de los módulos profesionales dentro de cada curso, los criterios sobre la
distribución del horario lectivo y la utilización de los espacios formativos requeridos”.
Aquí se va a especificar si, por ejemplo, el módulo de “Información turística en
destino” se debe impartir a última hora del día por su carga práctica, si el módulo
de “Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales” debe
utilizar semanalmente dos horas el aula de informática o la distribución del número
de horas de FCT y PI.
– Apartado e) “Establecer los criterios para la organización y secuenciación de los
contenidos en cada uno de los módulos profesionales y proceder a su distribución
en unidades didácticas”.
En este apartado se fijará cómo se deben distribuir los contenidos a lo largo de
cada módulo profesional. Por ejemplo, para el módulo profesional “Organización
y control del alojamiento” del ciclo formativo de grado superior de Alojamiento, se
puede plantear la siguiente distribución de contenidos:
* Tema 1: Introducción a la administración de empresas turísticas.
* Tema 2: Planificación.
* Tema 3: La organización en las empresas del subsector del alojamiento.
* Tema 4: Dirección.
* Tema 5: Gestión presupuestaria.
* Tema 6: Introducción a la contabilidad financiera.
* Tema 7: Análisis económico-financiero.
* Tema 8: Inversión.
* Tema 9: Financiación.
* Tema 10: Costes y precios en alojamientos.
* Tema 11: Seguridad.

72 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Documentos de centro y departamento

Planteándose, por ejemplo, para la Unidad Didáctica número 6 el siguiente desglo-


se de contenidos: Introducción a la contabilidad y al Plan General de Contabilidad,
El patrimonio empresarial, Concepto de patrimonio y Elementos patrimoniales, Ma-
sas patrimoniales, Hechos patrimoniales, Las cuentas.
La secuenciación debe ser abierta ya que habrá que concretarla para cada curso en
la programación en base a varias variables, pero se podría temporalizar de la siguien-
te forma: 1.ª evaluación: unidades 1 a 4; 2.ª evaluación: de la unidad temática 5 a
la 8; 3.ª evaluación: de la unidad temática 9 a la 11.
– Apartado f) “Pautas sobre la evaluación de los alumnos con referencia explícita al
modo de realizarla”.
Se debe tratar la forma de realizar la evaluación, teniendo en cuenta los objetivos
de la evaluación, los tipos de evaluación existentes y los criterios de evaluación de
cada uno de los módulos profesionales que habría que concretar y modificar en el
caso de adaptación de éstas en apartados anteriores de Proyecto Curricular. Otro
aspecto para nosotros muy importante del Proyecto Curricular es la regulación de
la pérdida de evaluación continua, ya regulada por el Reglamento de Organización
y Funcionamiento, pero que debe ser concretada para nuestras enseñanzas. Este
tema se tratará de forma amplia en el apartado de evaluación de las programacio-
nes didácticas.
– Apartado g) “Orientaciones metodológicas adoptadas para el desarrollo del proce-
so de enseñanza y aprendizaje”.
En este apartado se van a desarrollar diferentes aspectos referidos a la metodo-
logía, por ejemplo, los principios que han de regirla (enseñanza activa, enseñanza
motivadora, progresiva, variada, etc.), los métodos que hemos de emplear (método
expositivo, método demostrativo, activo…), etc.
– Apartado h) “Plan de recuperación para alumnos matriculados en segundo curso
que tengan módulos profesionales pendientes de evaluación positiva en el curso
anterior”.
En nuestros ciclos formativos adquiere mayor importancia en aquellos ciclos con
una duración de 2.000 horas, esto es, el ciclo de Cocina y el de Restauración. En
este plan se establecerán las medidas de recuperación de los módulos pendientes,
el calendario de realización, etc.
– Apartado i) “Planificación y organización de los módulos profesionales de Forma-
ción en centros de trabajo y Proyecto integrado”.
Se indicaría, para la FCT: qué alumnos están exentos de la realización y la docu-
mentación a aportar, métodos para seleccionar las empresas, empresas participan-
tes en el módulo, procedimiento para realizar la FCT en el extranjero, normas para
ubicar a los alumnos en las diferentes empresas, etc. Para el PI: la temporalización
del módulo, normas de seguimiento, diferentes tipos de proyectos susceptibles de
ser realizados por el alumnado, etc.
– Apartado j) “Plan de orientación educativa, profesional y para la inserción laboral
de los alumnos y alumnas”.
En este apartado se marcarán las pautas generales de orientación del alumnado,
tanto para seguir estudiando en otros ciclos o carreras universitarias, como para
asesorarlo sobre las posibles salidas profesionales y su mayor o menor capacita-

HOSTELERÍA Y TURISMO 73
Programación Didáctica

ción para cada una de ellas. Se incluirán las actividades que se hayan programado
con este fin, como: charlas de orientación organizadas por organismos ajenos al
centro, creación de una bolsa de trabajo, etc.
– Apartado k) “Programaciones didácticas de los módulos profesionales”.
Aquí, como su nombre indica se incluirían todas las programaciones de los distintos
módulos profesionales que hay en el ciclo formativo.
– Apartado l) “Necesidades de formación permanente para el profesorado que im-
parte el ciclo formativo”.
Se concretarán las necesidades de formación del profesorado en las diferentes
materias, necesidades para las que se pueden solicitar cursos, grupos de trabajo,
programas de intercambio con el extranjero (como el “Leonardo”)…
– Apartado m) “Plan de evaluación del Proyecto Curricular del ciclo formativo”.
Se incluirá el momento en el que debe realizarse la evaluación del proyecto curri-
cular, los instrumentos necesarios y las personas implicadas en su realización así
como aquellos aspectos más necesarios de evaluación, como las programaciones,
el grado de adquisición de capacidades terminales y de organización de espacios y
tiempos, etc.
Como se ha podido ver a lo largo del epígrafe, el Proyecto Curricular de Ciclo va a ser
un punto de referencia inevitable para la realización de las programaciones de cada uno
de los módulos profesionales. Por ejemplo, nos va a indicar cómo son los alumnos en ese
centro, con qué medios cuenta el centro, a qué hora se va a impartir el módulo que se va a
programar…, aspectos todos de vital importancia para la programación en el aula.
La citada Orden de 22 de septiembre de 1997 es muy importante para los ciclos de
Formación Profesional de Hostelería y Turismo en Andalucía, por lo que se recomienda en-
carecidamente su lectura. Entre otros aspectos, se establece en ella que la jornada lectiva
será de 30 horas y, en el anexo, la distribución horaria de cada módulo dentro de cada ciclo
y los módulos que se deben impartir en primero o segundo curso.

74 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Tema
4

Terminología usada en
Formación Profesional
Programación Didáctica

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. INTRODUCCIÓN

2. TERMINOLOGÍA USADA EN FORMACIÓN PROFESIONAL

76 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Terminología usada en Formación Profesional

1. INTRODUCCIÓN
La normativa que regula la Formación Profesional Específica, es decir, los Reales De-
cretos y Decretos que recogen las enseñanzas de los títulos, las Órdenes y cualquier otro
tipo de texto legal, emplea una terminología muy específica, propia de este tipo de ense-
ñanzas. Por ello, antes de comenzar la labor de programar, es conveniente que el opositor
se familiarice con una serie de términos (no se trata de aprenderlos de memoria, sino de
conocerlos y saber emplearlos cuando sea necesario).
Me refiero a los términos de competencia general, unidad de competencia, objetivos
generales, capacidades terminales, bloques de contenidos, etc. Sobre esta terminología
específica trata el presente tema.

2. TERMINOLOGÍA USADA EN FORMACIÓN PROFESIONAL


A continuación se recogen algunos de los términos específicos de la Formación Profe-
sional más empleados en la elaboración de una programación:
– Competencia general. Describe de forma abreviada el cometido y funciones esen-
ciales del profesional. Se trata, grosso modo, de la expresión de aquello en lo que
el alumno ha de ser competente cuando obtenga el título correspondiente. Se
recoge en tres o cuatro frases.
Por ejemplo, en el ciclo formativo de grado superior de Información y Comercializa-
ción Turísticas, la competencia general es la de “comercializar destinos turísticos,
crear productos turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos y gestionar servi-
cios de información turística”. Diríamos que la competencia general es la síntesis de
todo aquello que debe ser capaz de hacer el alumno cuando finalice sus estudios.
– Unidad de competencia. Conjunto de realizaciones profesionales con valor y signi-
ficado en el empleo. Se obtienen por división de la competencia general de la figura
profesional y deben tener sentido para la mayoría de los empleadores del sector, es
decir, cada unidad de competencia se trata de un rol esencial en el trabajo.
Siguiendo con el ejemplo anterior, la competencia general se divide en tres unida-
des de competencia:
1. Comercializar destinos turísticos y crear productos turísticos de base territorial.
2. Asistir y guiar grupos.
3. Gestionar servicios de información turística.
– Objetivos generales. Expresan el conjunto de capacidades globales que el alum-
nado ha de haber adquirido o desarrollado a la finalización del ciclo, no son direc-
tamente evaluables, informan sobre los contenidos del ciclo, hacen referencia a
realizaciones o comportamientos esperados en el ámbito profesional y describen
conductas alcanzables o realizables en el centro educativo o mediante la formación
práctica en centros de trabajo. Son objetivos referidos a todos los módulos profe-
sionales.
En el ciclo de Información y Comercialización Turísticas, objetivos de este tipo son,
por ejemplo, “dominar estrategias de comunicación para transmitir y recibir infor-
mación correctamente y resolver situaciones conflictivas, tanto en el ámbito de las

HOSTELERÍA Y TURISMO 77
Programación Didáctica

relaciones en el entorno de trabajo como en las relaciones con los clientes, expre-
sándose de forma correcta, al menos, en dos lenguas extranjeras” o “conocer el
sector de la hostelería y el turismo en Andalucía”.
– Módulo profesional. Bloque coherente de Formación Profesional Específica. Es
la unidad de oferta educativa y la parte más pequeña de Formación Profesional
Específica que puede acreditarse y capitalizarse para la obtención de un título pro-
fesional. Pueden estar asociados a una o varias unidades de competencia, o bien
a objetivos socio-educativos.
Por ejemplo el ciclo de Información y Comercialización Turísticas tiene los siguientes
módulos profesionales:
* Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
* Asistencia y guía de grupos.
* Información turística en destino.
* Productos y destinos turísticos nacionales e internacionales.
* Lengua extranjera.
* Segunda lengua extranjera.
* El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía.
* Formación y orientación laboral.
* Proyecto integrado.
* Módulo profesional de Formación en centros de trabajo.
– Capacidades terminales. Expresan en forma de resultados que deben ser alcan-
zados por los alumnos, los aspectos básicos de la competencia general y del nivel
de formación que acredita un título. Son los objetivos que se persiguen en cada uno
de los módulos profesionales.
Para el módulo profesional de Diseño y comercialización de productos turísticos
locales y regionales del ciclo de Información y Comercialización Turísticas, una ca-
pacidad terminal es la de...
“analizar información del mercado turístico de una zona o localidad que permita detectar
oportunidades de creación y/o desarrollo de productos turísticos”.

– Criterios de evaluación. Son el conjunto de previsiones que para cada capacidad


terminal indican el grado de concreción aceptable de la misma y permiten compro-
bar su nivel de adquisición. Son guía y soporte para definir las actividades propias
de los procesos de enseñanza-aprendizaje en general y, de los procesos de evalua-
ción en particular.
Para la capacidad terminal citada en el apartado anterior, uno de los criterios de
evaluación sería...
“enumerar, describir e interrelacionar las variables que conforman la oferta y la demanda
turísticas de una zona determinada”.

– Bloques de contenidos. En los Reales Decretos y Decretos que regulan las en-
señanzas de los títulos de Formación Profesional Específica, aparecen asociados
a cada módulo profesional, unos bloques de contenidos mínimos que mediante

78 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Terminología usada en Formación Profesional

su asimilación, permitirían al alumno adquirir las capacidades terminales de dicho


módulo. Pero, ¿qué son los contenidos? En la web de Educación del Gobierno de
Canarias se recoge la siguiente definición:
“Son el conjunto de saberes, técnicas y formas culturales, cuya asimilación y adquisi-
ción por el alumnado se considera fundamental para alcanzar y desarrollar las capa-
cidades terminales establecidas y, por lo tanto, para la adquisición de la competencia
general. Los contenidos se presentan agrupados en bloques diferenciados entre sí e
implícitamente organizados, cada uno de ellos, en conceptos que se corresponden con
el saber qué, procedimientos relativos al saber hacer y actitudes relacionadas con el
saber ser o estar”.

Siguiendo con el ejemplo, si una de las capacidades terminales que se han de


alcanzar en el módulo de Diseño y comercialización de productos turísticos locales
y regionales del ciclo de Información y Comercialización Turísticas es la de...
“analizar información del mercado turístico de una zona o localidad que permita detectar
oportunidades de creación y/o desarrollo de productos turísticos”,

está claro que habrá que trabajar en el aula con los alumnos un bloque de conte-
nidos relacionado con la Investigación del mercado turístico, en el que se traten
contenidos como las fuentes de información, los tipos de información turística, las
técnicas y métodos de investigación, etc.
Insistimos en que toda la información anterior, es decir, la competencia general
del título, los objetivos generales, las capacidades terminales y criterios de evalua-
ción de cada módulo, los bloques de contenidos, etc., están recogidos en el Real
Decreto y Decreto que regula las enseñanzas de cada título, de manera que para
el opositor, a la hora de confeccionar su Programación Didáctica, será requisito
indispensable hacerse con su Real Decreto y Decreto correspondientes de los que
extraerá la información básica de dicha programación. En el Anexo I se recoge un
resumen de cada uno de los Decretos que regulan los ocho ciclos formativos de la
Familia Profesional de Hostelería y Turismo en Andalucía, lo que puede servir como
guía al opositor, pero recomendamos que se haga con los anteriores documentos
citados.

HOSTELERÍA Y TURISMO 79
Tema
5

La Programación
Didáctica
Programación Didáctica

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. ¿QUÉ ES UNA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA?

2. ¿POR QUÉ SE NECESITA PROGRAMAR?

3. LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA EN LA CONVOCATORIA DE OPOSICIONES

4. ¿QUÉ PROGRAMAR?

5. PARTES DE LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA


5.1. Introducción
5.2. Qué es una programación
5.3. Marco legal, legislativo o normativo
5.4. Ubicación del módulo profesional en el ciclo formativo y en la familia profesional
correspondiente
5.5. Contexto de la programación
5.6. Objetivos
5.6.1. Competencia general
5.6.2. Unidad de competencia
5.6.3. Objetivos generales de ciclo
5.6.4. Capacidades terminales
5.6.5. Objetivos didácticos
5.7. Contenidos
5.7.1. Tipos de contenidos
5.7.2. ¿Cómo se formulan los contenidos de una programación?
5.8. Metodología
5.8.1. Principios metodológicos
5.8.2. Aspectos temporales
5.8.3. Método de enseñanza
5.8.4. Actividades de enseñanza-aprendizaje
5.8.5. Materiales y recursos
5.8.6. Organización de espacios y agrupamientos
5.8.7. Temas transversales
5.9. Evaluación
5.9.1. Evaluación del proceso de aprendizaje
5.9.2. La evaluación del proceso de enseñanza
5.9.3. ¿Qué debemos incluir sobre evaluación en la programación?
5.9.4. Normativa de evaluación
5.10. Atención de alumnos con características educativas específicas
5.11. Unidades didácticas
5.12. Bibliografía
5.13. Conclusión
5.14. Anexos

82 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

1. ¿QUÉ ES UNA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA?


Existen multitud de definiciones de Programación Didáctica. Nos vamos a centrar en
primer lugar en la propuesta por nuestro Ministerio de Educación y Ciencia. Es la siguiente:
“Programar es elaborar un proyecto de acción con una duración temporal variable, sobre
unos contenidos que incluyen informaciones científicas, estrategias, procedimientos y con-
ductas concretas, para un grupo de alumnos, en una situación determinada, con la finalidad
de que alcancen unos objetivos determinados que pueden constatarse, en qué medida y
cómo los han logrado”.

En segundo lugar, veamos lo establecido por el Gobierno de Canarias en su web de


Educación1:
“Las diferentes definiciones de programación responden a distintas concepciones de la en-
señaza y sus procesos. Por ello, se dice que una Programación Didáctica puede ser:
– Una guía de las experiencias que debe tener el alumnado.
– La especificación de intenciones educativas.
– Una definición de contenidos.
– Un plan de actividades.
– La descripción de tareas y destrezas.
– El programa de contenidos.
Pero en definitiva ¿qué es una Programación Didáctica? ¿Qué es programar? Programar
es decidir. Programar es responsabilizarnos de la parcela que nos corresponde del proceso
educativo. Si quisiéramos aproximarnos a una definición lo más completa y realista posible
diremos que una programación es un conjunto de decisiones adoptadas por el profesorado
de una especialidad en un centro educativo, al respecto de una materia o área y del nivel en
el que se imparte, todo ello en el marco del proceso global de enseñanza-aprendizaje”.

Podemos citar otros autores que proponen diferentes definiciones de programación;


veamos algunas de ellas para completar este apartado:
– Antúnez y otros (1992):
“Hoy día planificar, programar y preparar son verbos que se utilizan para designar, en
el desarrollo y en la aplicación del currículum, un conjunto de contenidos y actividades
pensadas para ser trabajadas en un fututo más o menos próximo a fin de alcanzar unos
objetivos concretos previamente establecidos. Programar; es por tanto, establecer una
serie de actividades en un contexto y en un tiempo determinados para enseñar unos
contenidos con la pretensión de conseguir varios objetivos”.

– González y otros (1998):


“Sería adecuado considerar la programación como un acuerdo de los componentes de
un departamento o equipo docente para concretar el proyecto curricular del centro con
unos alumnos determinados en unos espacios concretos. Se entiende así la programa-
ción como una representación y organización de las intenciones educativas de un grupo

1
Se recomienda visitar el sitio web de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias por su alto conte-
nido en recursos educativos de ayuda para la elaboración de la Programación Didáctica.

HOSTELERÍA Y TURISMO 83
Programación Didáctica

de profesores que va a intervenir con unos grupos concretos de alumnos. Este conjunto
de decisiones requiere, por tanto, una distribución y una presentación que facilite el
trabajo en el aula, esto es, las unidades didácticas”.

Para terminar, nos gustaría recoger una frase que encierra toda la labor de programar y
define brevemente en qué consiste la misma:
“Programar es llevar la ley al centro escolar.”

Y así es. Cuando programamos, tratamos de adaptar todo lo que recoge la normativa
(objetivos que deben alcanzar los alumnos de un área o nivel determinado, contenidos que
se trabajarán, criterios de evaluación empleados, etc.) a un grupo de alumnos con unas
características concretas que pertenecen a un contexto y a un centro determinado.
Por tanto, la Programación Didáctica es una planificación del proceso de enseñanza-
aprendizaje de un módulo profesional, con la suficiente flexibilidad para que sea capaz de
adaptarse a cuantos imprevistos puedan surgir a lo largo del curso.

2. ¿POR QUÉ SE NECESITA PROGRAMAR?


Decía el filósofo Rousseau “la paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces”. El
docente, cuando programa, invierte una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en diseñar el
reparto de contenidos a lo largo del curso, las actividades más idóneas para la asimilación
de cada uno de esos contenidos, el tiempo que ha de destinar a cada bloque de conteni-
dos, las medidas que adoptará en caso de que su alumnado no alcance los objetivos pro-
puestos, etc. El profesor del módulo de Diseño y comercialización de productos turísticos
locales y regionales del ciclo formativo de grado superior de Información y Comercialización
Turísticas, por ejemplo, ha de distribuir muy bien los contenidos y los tiempos que empleará
para cada bloque a lo largo del curso, si quiere que, por ejemplo, sus alumnos lo terminen,
dominando todos y cada uno de los instrumentos de comunicación (publicidad, relaciones
públicas, merchandising, etc.) empleados en el sector turístico.
El docente que no programa, es decir, que no planifica, ha de improvisar todos los
aspectos anteriores, de manera que cuando llega el final del curso, se da cuenta de que
algunos bloques de contenidos quedaron sin ser impartidos o de que debería haber orga-
nizado más actividades o darles un enfoque diferente y, ello provocó que su alumnado no
alcanzase los objetivos propuestos. El mismo profesor anterior que no programa al comien-
zo del curso, posiblemente llegará al final de éste y se verá incapaz de explicar y analizar
con su grupo de alumnos los instrumentos de comunicación, siendo éste uno de los ocho
bloques de contenidos establecidos en el Decreto que regula las enseñanzas de este ciclo.
Es decir, su grupo de alumnos nunca podrá alcanzar las capacidades terminales de este
módulo y ello implicará que una parcela de la competencia general de este título se quede
incompleta por la falta de planificación en el módulo.
Por estas razones, los profesores necesitamos prever todo aquello que haremos a lo lar-
go de un curso, esbozando un calendario en el que reflejaremos qué objetivos iremos alcan-
zando poco a poco, qué contenidos necesitamos trabajar para ello, cuál es la metodología
más adecuada… Todos estos aspectos son los que aparecerán en nuestra programación.
Así, podemos justificar la necesidad de programar para evitar pérdidas de tiempo y
cursos incompletos, y como consecuencia de ello, alumnos mal preparados y profesionales
poco cualificados.

84 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

3. LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA EN LA CONVOCATORIA


DE OPOSICIONES

El 4 de mayo de 2006 se publica en el Boletín Oficial del Estado la Ley Orgánica


2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Entre otros cometidos, dicha Ley propone un nuevo
sistema de acceso a la función pública docente. Además, en su disposición transitoria de-
cimoséptima, establece:
“Durante los años de implantación de la presente Ley, el acceso a la función pública docen-
te se realizará mediante un procedimiento selectivo en el que, en la fase de concurso se
valorarán la formación académica y, de forma preferente, la experiencia docente previa en
los centros públicos de la misma etapa educativa, hasta los límites legales permitidos. La
fase de oposición, que tendrá una sola prueba, versará sobre los contenidos de la especia-
lidad que corresponda, la aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias para
el ejercicio de la docencia. Para la regulación de este procedimiento de concurso-oposición,
se tendrá en cuenta lo previsto en el apartado anterior, a cuyos efectos se requerirán los
informes oportunos de las Administraciones educativas”.

Por lo tanto, dicha ley establece dos procedimientos de acceso, el general, y el transi-
torio, aplicable este último durante los años de implantación de la ley.
El 2 de marzo de 2007 se publica en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto
276/2007, de 23 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de ingreso, accesos y
adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes a que se refiere la Ley Orgá-
nica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, y se regula el régimen transitorio de ingreso a
que se refiere la disposición transitoria decimoséptima de la citada ley.
Tanto el procedimiento general de ingreso como el procedimiento transitorio previstos
en el Real Decreto, establecen como segunda prueba de la fase de oposición la compro-
bación de la aptitud pedagógica del aspirante y su dominio de las técnicas necesarias para
el ejercicio docente, que consistirá, entre otras, en la presentación de una Programación
Didáctica. Ésta hará referencia al currículo de un área, materia o módulo relacionados
con la especialidad por la que se participa, en la que deberá especificarse los objetivos,
contenidos, criterios de evaluación y metodología, así como la atención al alumnado con
necesidad específica de apoyo educativo.
Por otro lado, consideramos interesante atender a lo recogido en la última Orden regu-
ladora de oposiciones de secundaria en Andalucía, la Orden de 8 de marzo de 2006, que,
aunque anterior a la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, puede orientarnos
igualmente en la elaboración de la Programación. En su Anexo VIII recogía los aspectos de
la Programación Didáctica:

“Para las enseñanzas de la Formación Profesional Específica la programación estará referida


a uno de los módulos de ciclos formativos en el que tenga atribución de competencia docen-
te la especialidad del profesorado y que esté asociado al perfil profesional correspondiente.
No se podrá realizar la programación de un módulo de formación en centros de trabajo.
La programación deberá contener, al menos, los siguientes apartados:
a) Objetivos.
b) Contenidos: como mínimo estarán divididos en 15 unidades didácticas numeradas.
c) Metodología.

HOSTELERÍA Y TURISMO 85
Programación Didáctica

d) Criterios de Evaluación.
e) Atención al alumnado con características educativas específicas.
f) Bibliografía de aula y de departamento.
La programación deberá entregarse a los Tribunales, antes de la realización de la segunda
prueba, en el plazo que se establece en la Orden de Convocatoria. Al formar parte de una
de las pruebas de la oposición no se devolverá al personal aspirante. Toda la documentación
presentada quedará en poder de la Administración convocante, sin perjuicio de lo dispuesto
en el artículo 35.c) de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las
Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
Constará de un máximo de 60 folios (sin incluir los anexos) DIN-A4, escrita en una cara de
un folio, con tipo de letra “Times New Roman”, de 12 puntos sin comprimir”.

Pues bien, después de este repaso normativo, podemos concluir que la segunda prue-
ba de la fase de oposiciones consistirá, parte de la misma, en la presentación de una Pro-
gramación Didáctica de un módulo relacionado con la especialidad por la que se participa
(en nuestro caso, Hostelería y Turismo) que como mínimo contendrá: objetivos, contenidos,
criterios de evaluación y metodología, así como la atención al alumnado con necesidad
específica de apoyo educativo.
De este modo, consideramos imprescindibles estos requisitos en la elaboración de la
programación, a los que añadiremos otros ya que, por un lado, han sido exigidos en las
pasadas convocatorias de oposiciones y, por otro, los consideramos de gran interés en el
desarrollo de una Programación Didáctica.
En cuanto al formato que le demos a la programación, habremos de esperar a lo que
establezca la nueva Orden de convocatoria de oposiciones. Evidentemente, esas normas,
mientras no se cambien deberán ser seguidas escrupulosamente por el opositor, ya que si
no, puede ser motivo de exclusión del proceso selectivo.

4. ¿QUÉ PROGRAMAR?
En un principio, la respuesta es muy sencilla: lo que se pueda y lo que nos guste. En cuan-
to a la primera cuestión, “lo que se pueda”, hemos de atender a lo que la norma nos dice.
Respecto a la segunda, “lo que nos guste”, abre mucho más el abanico de posibilidades.
Empecemos por ver qué nos dice la norma, es decir, qué podemos programar. Recor-
demos que la Orden de 8 de marzo de 2006, establecía:

“(…) la programación estará referida a uno de los módulos de ciclos formativos en el que
tenga atribución de competencia docente la especialidad del profesorado y que esté asocia-
do al perfil profesional correspondiente. No se podrá realizar la programación de un módulo
de formación en centros de trabajo (…)”.

De este modo, cabe esperar que las nuevas Órdenes de convocatoria establezcan algo
parecido, por lo que se sugiere programar cualquier módulo de los ciclos de la Familia Pro-
fesional de Hostelería y Turismo, en los que se tenga atribución de competencia docente
salvo el de Formación en centros de trabajo. Para saber cuáles son los módulos en los que
se tiene atribución de competencia docente, se ha de consultar el Anexo II del Decreto que
regule las enseñanzas del ciclo formativo al que corresponda el módulo en cuestión y ver

86 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

qué módulos corresponden a la especialidad de Hostelería y Turismo. Por ejemplo, si se


quiere programar un módulo del ciclo formativo de grado superior de Agencias de Viajes, el
Anexo II recoge la siguiente información:
Especialidad
Módulo profesional Cuerpo
del profesorado
Producciónyventadeservicios Profesor de Enseñanza
Hostelería y Turismo
turísticos en agencias de viajes Secundaria
Gestióneconómico-administrativa Profesor de Enseñanza
Hostelería y Turismo
en agencias de viajes Secundaria
organización y control Profesor de Enseñanza
Hostelería y Turismo
en agencias de viajes Secundaria
Comercializacióndeproductos Profesor de Enseñanza
Hostelería y Turismo
y servicios turísticos Secundaria
Profesor de Enseñanza
Lengua extranjera (1)
Secundaria
Profesor de Enseñanza
Segunda lengua extranjera (1)
Secundaria
Relaciones en el entorno Profesor de Enseñanza
FormaciónyOrientaciónLaboral
de trabajo Secundaria
El sector de la hostelería H
sTum
iro
ysaeto
ílr Profesor de Enseñanza
y el turismo en Andalucía FormaciónyOrientaciónLaboral Secundaria
Profesor de Enseñanza
Formaciónyorientaciónlaboral FormaciónyOrientaciónLaboral
Secundaria
Profesor de Enseñanza
Proyecto integrado H
sTum
iro
ysaeto
ílr
Secundaria
Formación en centros Profesor de Enseñanza
H
sTum
iro
ysaeto
ílr
de trabajo Secundaria
(1) Alemán, Francés, Inglés, Italiano o Portugués, en función del idioma elegido.

CUADRO 1. ESPECIALIDADES Y CUERPOS DEL PROFESORADO QUE DEBE IMPARTIR


LOS MÓDULOS PROFESIONALES DEL CICLO FORMATIVO DE GRADO SUPERIOR DE
FORMACIÓN PROFESIONAL ESPECÍFICA DE TÉCNICO SUPERIOR EN AGENCIAS DE VIAJES.
FUENTE: ADAPTADO DEL DECRETO 128/1994 DE 7 DE JUNIO.

Aunque los módulos de Proyecto integrado y El sector de la hostelería y el turismo


en Andalucía correspondan al profesor de Hostelería y Turismo y hasta la fecha, ninguna
convocatoria de oposiciones haya prohibido su programación, no se aconseja elegirlos en
aquellas Comunidades Autónomas en las que la convocatoria de oposiciones exija la divi-
sión de los contenidos en al menos, quince unidades didácticas, pues el módulo de Sector,
por ejemplo, tiene un total de 32 horas, por lo que sería irreal y un tanto absurdo tratar de
diseñar quince unidades didácticas para el mismo. Algo parecido ocurriría con el módulo
de Proyecto integrado, es decir, el diseño de quince unidades didácticas estaría demasiado
lejos de la realidad e incluso sería arriesgado para el opositor (hay muchos módulos sus-
ceptibles de ser programados como para elegir uno de éstos).
La cuestión anterior ya está aclarada, ya sabemos qué podemos programar, alrededor
de veinte módulos profesionales correspondientes a los ocho ciclos formativos de la Familia
Profesional de Hostelería y Turismo. Ahora habremos de buscar un módulo con el que nos

HOSTELERÍA Y TURISMO 87
Programación Didáctica

sintamos cómodos y que nos guste. La respuesta a esta pregunta es muy personal y de-
penderá de cada uno de los opositores, pero está claro que deberíamos plantearnos unas
preguntas que nos ayudasen a decidirnos.
– La primera de las preguntas a formularnos es: ¿sobre qué módulos profesionales sé
más? Evidentemente es más fácil programar sobre algo que uno conoce que sobre una
materia ajena a nuestros conocimientos. Así, si uno trabaja o ha trabajado mucho tiempo
en una agencia de viajes le resultará mucho más fácil plantear secuenciaciones, activi-
dades, dispondrá de material, podrá darle un enfoque diferente a la programación, etc.
Para aquellos opositores que han trabajado como profesores interinos siempre sería más
adecuado programar un módulo profesional que han impartido que uno que no. Es obvio
que cuando trabajas un año con un módulo profesional, el conocimiento de actividades,
recursos necesarios, estructuración de unidades y sobre todo, problemas que se plantean
diariamente en clase, es mucho más completo que con un módulo que no se ha trabaja-
do. Nosotros, al menos, siempre tenemos la sensación el primer año que trabajamos un
módulo, que el segundo año no cometeremos ciertos errores de planteamiento.
– La segunda cuestión sería: ¿se me ocurren actividades interesantes para ese
módulo profesional? Probablemente lo que más llama la atención del tribunal son
las actividades y es precisamente donde podemos demostrar que somos profesionales
creativos con imaginación y cercanos a la realidad de un centro. Es la parte más intere-
sante y donde tenemos que demostrar nuestra valía, por tanto, un módulo profesional
que no nos permita incluir actividades interesantes y que puedan “sorprender” no es un
módulo atractivo para programar.
– La tercera cuestión sería: ¿existen contenidos suficientes en el Decreto del títu-
lo para programar quince unidades de ese módulo profesional? Como sabemos la
convocatoria de oposiciones, o al menos las del 2004 y 2006, obligaba a la realización
de quince unidades didácticas como mínimo, y también sabemos que hay módulos
profesionales que para llegar a quince unidades hay que “estirar” de forma artificial los
contenidos. Esto es sabido por los tribunales, no obstante, si podemos evitar escoger
un módulo de este tipo y elegir uno que tenga suficientes contenidos como para diseñar
quince unidades de forma natural, mejor.
– La cuarta cuestión podría ser: ¿grado medio o grado superior? Si tenemos dos
módulos profesionales a programar, uno de grado superior y otro de medio, con los
mismos pros y contras, consideramos más interesante programar el de grado superior.
Todos conocemos la dificultad de dar clase en los grados medios debido al poco interés
de los alumnos en estos módulos (a los alumnos del ciclo de grado medio de Cocina,
por ejemplo, le interesan las clases de cocina, pero poco o nada Ofertas gastronómi-
cas y sistemas de aprovisionamiento) y al poco nivel académico de algunos alumnos
(por ejemplo, es difícil explicar cómo se realiza un test de rendimiento de un producto,
cuando el alumno no tiene ni idea de qué es y para qué se utiliza una regla de tres).
Todo esto nos lleva a que la programación sea menos realista que en un grado superior,
ya que el nivel de exigencia, si queremos responder a los objetivos, contenidos, etc. de
los Decretos de los títulos, sería alto para estos alumnos, además el tribunal nos po-
dría realizar preguntas muy comprometidas sobre metodología, disciplina, adaptación a
alumnos con necesidades educativas especiales, etc.
– La última cuestión sería: ¿qué modulo profesional debo escoger dentro de un
ciclo formativo? Una vez decididas las cuestiones anteriores, se nos puede plantear la
duda de escoger un módulo u otro dentro del mismo ciclo. Siempre es recomendable
escoger el módulo más importante, en lo que no influye el número de horas del módulo

88 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

profesional, sino su mayor o menor importancia para alcanzar los objetivos del ciclo.
Por ejemplo, puede ser indiferente escoger Diseño y comercialización de productos tu-
rísticos locales y regionales o Asistencia y guía de grupos turísticos, aunque el primero
tenga una carga horaria de 192 horas y de 128 horas el segundo; pero sí creemos que
sería importante escoger uno de éstos antes que Productos y destinos turísticos nacio-
nales e internacionales, ya que su importancia (es un módulo transversal, no asociado
a una unidad de competencia) es mucho menor que los anteriores. Ni que decir tiene
que no se recomienda en ningún caso, como ya se ha dicho en párrafos anteriores, rea-
lizar una programación del módulo El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía.

5. PARTES DE LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA


A continuación se van a dar una serie de indicaciones sobre cómo realizar correcta-
mente una programación. Para ello, partiremos de todos los puntos que se citan como
contenidos mínimos en la convocatoria de oposiciones (objetivos, contenidos, metodología,
criterios de evaluación, etc.), los cuales serán de obligado cumplimiento, por lo que se
ruega encarecidamente que el opositor los incluya en la programación. A éstos añadiremos
otros que consideramos igualmente importantes para darle cuerpo a la programación. El si-
guiente cuadro recoge el esquema del contenido mínimo que debe tener la programación:

Orden de 8 de marzo de 2006 RD 276/2007 de 23 de febrero Otros aspectos de interés


– Objetivos – Objetivos – Introducción-presentación
– Contenidos – Contenidos – Normativa utilizada
– Metodología – Metodología – Ubicación del módulo
– Criterios de Evaluación – Criterios de Evaluación – Contexto del centro escolar
– Atención al alumnado con carac- – Atención al alumnado con necesi- – Cierre-conclusión
terísticas educativas específicas dad específica de apoyo educativo – Contenido extra (Anexos)
– Bibliografía de aula y de depar-
tamento

Contenido mínimo aconsejado


– Presentación
– Definición
– Normativa
– Ubicación del módulo profesional
– Contexto
– Objetivos
– Contenidos
– Metodología
– Evaluación
– Atención al alumnado con características
educativas específicas
– Bibliografía de aula y de departamento
– Conclusión
– Anexos

CUADRO 2. PARTES DE LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA. FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

HOSTELERÍA Y TURISMO 89
Programación Didáctica

Por otro lado, debemos hacer otra encarecida petición, sobre todo por el bien del opo-
sitor y, es que la programación debe ser propia de cada uno y, no un calco de los apuntes
y de la programación que se incluye más adelante. Cada opositor debe hacer un trabajo
personal, que le convenza a él y que sea capaz de defenderlo ante un tribunal. Por eso, los
puntos que se van a tratar a continuación no son un guión que se deba seguir “tal cual”,
sino una serie de aspectos que a nuestro juicio se deben incluir, pero cada uno dándole la
forma y contenido que estime oportuno.
Para terminar con este apartado, hemos de decir que no pretendemos que todos los
opositores incluyan un apartado en su programación titulado “Introducción”, otro “Qué es
una programación”, seguido de otro llamado “Marco legal”... Lo que creemos necesario es
que en toda programación, aparezcan estas partes en las que se presenta la programación,
se explique el concepto y la justificación de la Programación Didáctica, se mencione la
normativa que se ha tenido en cuenta, etc. La forma que cada opositor le dé a su progra-
mación es libre y debe ser diferente.
Las partes que consideramos interesantes para su inclusión en la Programación Didác-
tica que se entregue a los tribunales son las que se enumeran a continuación.

5.1. Introducción
Toda programación debe incluir una introducción que explique dos aspectos: ¿qué va-
mos a contar? y ¿cómo vamos a contarlo? Sería, lo que se dice, una introducción al fondo
y a la forma, esto es, una introducción que explique el contenido del documento que pre-
sentamos al tribunal y una introducción que indique qué estrategia vamos a emplear para
desarrollar la programación y el orden que seguiremos en el desarrollo de la misma.
Como se puede ver, se trata de una presentación del “gran documento” que se entrega,
para que de un simple vistazo, la persona interesada pueda saber sobre qué trata todo ese
trabajo, sin necesidad de leer las sesenta páginas que contiene.
No debemos caer en el error de comenzar el desarrollo de la programación en este
apartado. En una introducción nunca se deben recoger contenidos importantes del tema a
tratar. Recordemos que “la primera imagen es la que cuenta” y si hacemos una presenta-
ción breve y concisa, estaremos ganando puntos desde el principio.

5.2. Qué es una programación


En este apartado debemos definir qué es una programación y por qué es importante
programar, esto es, la justificación de la programación. Para la definición de programa-
ción, podemos escoger de entre las múltiples definiciones la que más nos guste. Hay dos
aspectos importantes que se deben tener en cuenta a lo largo del desarrollo de la progra-
mación:
– Es conveniente que se definan los conceptos relacionados con didáctica y, se citen
los autores correctamente; nos referimos a conceptos como programación, objeti-
vos generales, capacidades terminales, contenidos, etc.
– La programación no es un manual de didáctica, es un documento práctico que se
supone vamos a utilizar a lo largo del curso escolar, nos va a servir como guión y,
por lo tanto, el contenido no puede ser básicamente teórico, así que las definicio-

90 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

nes que se incluyan han de ser lo más breves posibles. Muchos opositores caen
en el error de cargar de contenido teórico sus programaciones y de este modo, no
se dan cuenta de que no están personalizando en absoluto su programación, ni
están inventando nada defendible, pues lo que quiere el tribunal es comprobar que
tienes muy buenas ideas para impartir un módulo, que has propuesto actividades
interesantes, que sabes reaccionar ante determinadas situaciones y no que sabes
copiar y plagiar perfectamente a los autores.

5.3. Marco legal, legislativo o normativo


En párrafos anteriores decíamos que la programación consistía en trasladar la ley al
centro escolar, ya que todo el contenido de una programación no es más que una “copia”
de textos legales “adaptada” a un contexto, a unos alumnos y a un centro escolar deter-
minado.
Así, deberemos citar las leyes, decretos, reales decretos en los que nos hemos basado
para realizar la programación. Este listado de normas puede ser exhaustivo, o puede ser
más escueto, reflejando sólo las normas más importantes referidas a la programación. En
cualquier caso, no pueden faltar normas como el real decreto y decreto reguladores de
las enseñanzas del ciclo que se programe, la normativa de evaluación correspondiente a
la Comunidad Autónoma en la que se presente el opositor, la de proyectos curriculares de
dicha Comunidad, etc.
Para saber qué normativa es conveniente dominar, se puede consultar el ejemplo de
Programación Didáctica que se recoge en el tema 7. En la misma, aparece un apartado de
legislación en el que se incluyen los textos legales que se han empleado. Esto puede servir
al opositor como referencia, pero insistimos en la necesidad de cambiar determinadas leyes
en función de la Comunidad Autónoma en la que se presente la programación.
Por otro lado, además de citar las leyes oportunas, es muy importante que el opositor
conozca el contenido de las mismas. Se recomienda que se lean, se hagan resúmenes
destacando los aspectos más importantes y, se asimile su contenido. Esta obligación viene
impuesta por ser fuente habitual de preguntas por parte del tribunal.

5.4. Ubicación del módulo profesional en el ciclo formativo


y en la familia profesional correspondiente
Ningún ciclo formativo se imparte “porque sí”, sino que responde a una necesidad de
cualificación del mundo productivo. Además, cada módulo profesional trata de conseguir el
desarrollo, en el futuro profesional, de una serie de objetivos en relación al ciclo.
Pues bien, el opositor debe reflejar esta importancia del ciclo en el mundo empresarial
actual y, sobre todo, el papel que juega el módulo profesional programado dentro de ese
ciclo formativo, tratando de hacer ver al tribunal que este módulo profesional es clave para
la adquisición de los objetivos del ciclo.
Éste es el momento, imbricándolo con lo anterior, de reflejar la competencia general del
ciclo y la unidad de competencia del módulo profesional (en caso de que la tenga).

HOSTELERÍA Y TURISMO 91
Programación Didáctica

5.5. Contexto de la programación


Una Programación Didáctica la podemos ubicar en un entorno concreto (instituto, barrio o
ciudad determinada) o se puede “dejar en el aire”, esto es, preparar una programación sin ubi-
carla en un instituto, ciudad o barrio determinado. Así que podemos adoptar dos posturas:
1. Explicar que la programación presentada se hace, por ejemplo, para la ciudad de
Córdoba (con una realidad socio productiva concreta), para un Instituto de Ense-
ñanza Secundaria concreto (por ejemplo, el IES “Blas Infante”) y para unos alumnos
con unas características determinadas. Esta postura es adecuada para opositores
que conozcan perfectamente la realidad de un centro y de una ciudad, bien porque
hayan trabajado en el instituto o porque tengan información muy clara, veraz y con-
creta sobre él. Así reflejaríamos estos tres aspectos (entorno, centro y alumnos) a
partir de nuestra experiencia y conocimientos.
2. No centrarnos de forma concreta en ninguna ciudad, centro, ni alumnado. La razón
de adoptar esta postura es que si no se conoce el día a día de un centro, resulta
imposible ponerse en la situación del lugar en concreto y sería fácil “pillar” al opo-
sitor en cualquier pregunta. No olvidemos que el tribunal puede desconocer ciertas
cosas, pero no le es ajena, en modo alguno, su actividad diaria. Además, sin co-
nocer un centro determinado, no podemos conocer los problemas que se plantean
todos los días, por lo que es mejor no comprometernos.
De las dos opciones, personalmente consideramos que la primera es la más adecuada,
pero por otro lado, la más peligrosa, la que menos nos deja “volar nuestra imaginación” y
para la que necesitamos más información. Por ejemplo, si ubicamos la programación en un
centro, debemos conocer algunas preguntas claves: ¿qué espacios se utilizan para impartir
el ciclo formativo? ¿Dispone de taller de hostelería con su correspondiente dotación? ¿Fun-
ciona correctamente el aula de informática? ¿Se pueden realizar actividades complemen-
tarias o extraescolares en el centro sin problemas? ¿Hay normalmente alumnos con carac-
terísticas especiales? etc. Por otro lado, decimos que no “deja volar nuestra imaginación”
porque tenemos que ceñirnos a una realidad concreta, lejana en algunos casos a una más
adecuada a nuestros intereses y que no nos permita realizar algunas actividades interesan-
tes para nuestra programación. Por ejemplo, si el centro donde ubicamos la programación
no tiene Internet (cosa que, aunque no muy frecuente, ocurre), no podremos programar
actividades utilizando este medio, lo que puede empobrecer el documento.
En cualquier caso, reiteramos que siempre que sea posible se debe dar un contexto
concreto.

5.6. Objetivos
Los objetivos responden a la pregunta: ¿para qué enseñar-aprender? Dicho así de forma
genérica podría entenderse que existen sólo unos “objetivos”, pero como ya se apuntaba en
el tema 4, existen diferentes niveles de objetivos que van desde lo más general (en este caso,
la Formación Profesional o el ciclo formativo de que se trate) hasta lo más concreto, la unidad
didáctica. Todos ellos, excepto el último nivel de objetivos (objetivos didácticos), se recogen en
la normativa que desarrolla los ciclos formativos, cada uno de los Reales Decretos y Decretos de
enseñanzas mínimas y sus correspondientes concreciones para las Comunidades Autónomas.
Cada uno de estos tipos debe recogerse en un apartado diferente de la programación
e incluso alguno en varios apartados. Pasemos a analizarlos.

92 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

5.6.1. Competencia general


Como decíamos en el tema 4, es la síntesis en tres o cuatro frases de lo que queremos
que el alumno alcance una vez terminado el ciclo formativo. Es, por así decirlo, el “objetivo
máximo” que se pretende que alcance el alumno al cursar el ciclo. En la Programación Didác-
tica puede ser incluido en varios lugares, pero lo más lógico es hacerlo dentro del apartado en
el que se introduce al ciclo formativo donde se encuadra el módulo profesional que vamos a
programar. En el ejemplo de programación, el apartado 3, aproximación al ciclo formativo.
Para el ciclo formativo de grado superior de Agencias de Viajes es, por ejemplo, la si-
guiente: “Programar, organizar, operar y controlar viajes combinados, vender derechos de
uso de servicios turísticos, administrar unidades o departamentos específicos de agencias
de viajes, y participar en el desarrollo de sus programas comerciales”.

5.6.2. Unidad de competencia


Es el desglose de la competencia general por módulos profesionales. Así, cada módulo
va a estar vinculado a una unidad de competencia, excepto aquellos módulos profesionales
que estén asociados a varias unidades. También puede ubicarse en varios apartados de la
programación. En el modelo propuesto como ejemplo, se ha ubicado en el de la presenta-
ción del ciclo formativo y del módulo profesional.
Para el ciclo formativo de Agencias de Viajes y sus correspondientes módulos, las
unidades de competencia que emanan de la competencia general son, por ejemplo, las
siguientes:
1. Vender derechos de uso de servicios turísticos y de viajes, y programar, organizar,
operar y controlar viajes combinados.
2. Llevar a cabo la gestión administrativa interna y la externa derivada de las relacio-
nes económicas con clientes y proveedores.
3. Organizar y controlar unidades de producción o departamentos específicos de agen-
cias de viajes.
4. Organizar, ejecutar y controlar el desarrollo de acciones comerciales de la agencia
de viajes en la unidad o departamento de su responsabilidad.

5.6.3. Objetivos generales de ciclo


Este tipo de objetivos “expresan el conjunto de capacidades globales que el alumnado
ha de haber adquirido o desarrollado a la finalización del ciclo, (…), informan sobre los
contenidos del ciclo, hacen referencia a realizaciones o comportamientos esperados en el
ámbito profesional y describen conductas alcanzables o realizables en el centro educativo
o mediante la formación práctica en centros de trabajo”. Pueden incluirse en el apartado
5, desarrollo de la programación2, en donde reflejaremos todos los pertenecientes al ciclo
formativo, destacando los más directamente relacionados con el módulo profesional que
vamos a programar (por ejemplo, subrayándolos).

2
Véase el citado apartado en el tema 7, “Ejemplo de Programación Didáctica”.

HOSTELERÍA Y TURISMO 93
Programación Didáctica

5.6.4. Capacidades terminales


Conocemos por el tema 4 que son los objetivos que se pretende que alcancen los
alumnos una vez terminado el módulo profesional. Estos objetivos deben incluirse en el
mismo apartado de la programación en que se han incluido los anteriores y, además, vin-
culados a las unidades didácticas.

5.6.5. Objetivos didácticos


Anteriormente hemos tratado los objetivos generales de ciclo y las capacidades termi-
nales. Los primeros están definidos para cada ciclo formativo e integran las capacidades
terminales propias de cada módulo profesional, la adquisición de estas últimas va a supo-
ner la adquisición de los objetivos generales de ciclo. Pero estos dos elementos (objetivos
generales de ciclo y capacidades terminales) deben ser concretados para cada unidad
didáctica, esta concreción se realiza a través de los objetivos didácticos, siendo el último
nivel en las metas a alcanzar por el alumnado.
Así, en cada una de las unidades didácticas que integran la programación de un
módulo profesional se deben incluir objetivos didácticos que nos permitan precisar el
tipo y el grado de los aprendizajes que deben adquirir los alumnos con respecto a deter-
minados contenidos y que no van a ser otra cosa que concreciones de las capacidades
terminales.
Conocemos que esta afirmación de la existencia de objetivos didácticos confronta
directamente con la opinión de muchos compañeros que aseguran que no existen en For-
mación Profesional, sino que los objetivos para las unidades didácticas, son solamente las
capacidades terminales. Nuestra opinión es que, en principio, independientemente de que
su opinión sea cierta o no, la existencia de objetivos didácticos que precisen la información
del objetivo “capacidad terminal” en ningún caso va a ser negativa ni va a entorpecer la
actividad docente, sino más bien lo contrario. En nuestra opinión, una capacidad terminal
es un objetivo muy amplio como para servir de guía de la práctica educativa en el día a día.
La mayor parte de los módulos profesionales tienen cinco o seis capacidades terminales;
si pensamos que la programación de cada opositor va a tener como mínimo 15 unidades
didácticas, se llega rápidamente a la conclusión de que cada capacidad terminal va a ser
alcanzada por el trabajo de varias unidades didácticas y, por tanto, parece lógico que sea
necesario precisar en qué grado va a ser alcanzada esa capacidad terminal en cada una
de las unidades didácticas. En definitiva, no se trata de sustituir objetivos didácticos por
capacidades terminales, sino que se trata de complementar la información que ofrecen las
capacidades terminales con objetivos didácticos más concretos. Veámoslo con un ejem-
plo. La capacidad terminal número 3.3. del módulo profesional “Organización y control del
alojamiento” (ciclo formativo de grado superior de Alojamiento) es: “analizar la rentabilidad
de la explotación de áreas de alojamiento para evaluar y controlar los costes y los már-
genes de beneficio”. Del análisis de los criterios de evaluación se desprende que se va a
alcanzar con el trabajo de diferentes unidades didácticas, entre otras, podría ser a través
de unas hipotéticas unidades denominadas: Análisis de los estados financieros, Control
de costes y fijación de precios en alojamiento, e incluso, Contabilidad y cálculo aplicado.
Pues bien, la pregunta clave sería cómo ayuda cada una de estas unidades didácticas a
alcanzar ese objetivo. Nuestra opinión es que de ahí nace la necesidad de fijar unos obje-
tivos didácticos.

94 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

Otro argumento de peso para afirmar que existen objetivos didácticos en Formación
Profesional es que así lo afirma la propia Consejería de Educación de la Junta de Andalucía
cuando en su Guía Didáctica para el Desarrollo Curricular de la Formación Profesional Es-
pecífica, página 11, apartado 2.1.3 “Objetivos Didácticos”, dice que:
“En el ámbito de las unidades didácticas que integrarían cada uno de los módulos profesio-
nales, los objetivos didácticos nos permiten precisar el tipo y el grado de los aprendizajes que
deben adquirir los alumnos con respecto a determinados contenidos (…). La formulación de
los objetivos didácticos tiene su referente tanto en las capacidades terminales que se van a
desarrollar en la unidad didáctica como en los contenidos a los que están referidos (…)”.

Por lo que creemos que con la lectura de estas líneas y, mejor aún, con la lectura del
texto íntegro, se acaba definitivamente la discusión sobre la existencia o no de objetivos
didácticos en Formación Profesional y, cualquier opositor podría justificar la inclusión de
éstos en sus programaciones.

5.7. Contenidos
Debido a lo amplio de este apartado, hemos preferido dividirlo en dos partes, por un
lado, explicaremos a nivel teórico qué son los contenidos y los tipos que existen, para pos-
teriormente, explicar qué se debe incluir en este apartado de la programación.

5.7.1. Tipos de contenidos


¿Qué enseñar-aprender? A esta pregunta se responde cuando se diseñan los conteni-
dos de una programación.
Los contenidos no son otra cosa que la selección de elementos culturales que van a
permitir al alumno alcanzar unos objetivos, pero estos contenidos pueden y deben ser de
diferentes tipos. Así, si analizamos la Orden de 22 de septiembre de 1997, por la que se es-
tablecen orientaciones y criterios para la elaboración de proyectos curriculares, así como la
distribución horaria y los itinerarios formativos de los títulos de Formación Profesional Espe-
cífica, que se integran en la familia profesional de Hostelería y Turismo, en su artículo tercero
se especifica que las unidades didácticas deben contener “análisis de contenidos en con-
ceptuales, procedimentales y actitudinales”. En función de la existencia de unos contenidos
(conceptuales, procedimentales o actitudinales), se deberá seleccionar unas estrategias,
unos instrumentos y unos recursos didácticos diferentes y adaptados al aprendizaje de estos
contenidos, ya que no se aprenden de la misma forma, aunque habrá que tener en cuenta
que en la mayoría de los casos, la existencia de diferentes tipos de contenidos no significa
que se deban trabajar de forma aislada, sino que se debe establecer el mayor número posi-
ble de interacciones entre ellos, de tal forma que se favorezca una adquisición significativa
de cada uno de ellos. Pasemos a analizar cada uno de estos tipos de contenidos.

A) Contenidos conceptuales
Estos contenidos pueden ser clasificados en hechos y conceptos. Los primeros hacen
referencia a nombres, fechas, sucesos, enumeraciones, etc. A modo de ejemplo podemos
citar como hechos: los nombres de las costas españolas, las materias primas empleadas

HOSTELERÍA Y TURISMO 95
Programación Didáctica

en pastelería, las estadísticas sobre alojamientos… Suelen ser adquiridos por memoriza-
ción, por lo que el tiempo necesario que debe dedicársele debe ser pequeño. Los concep-
tos son, según Mesa (1999):
“Representaciones de hechos y mantienen, dentro de cada disciplina, relaciones de de-
pendencia e inclusión respecto a otros conceptos. Los conceptos están jerárquicamente
ordenados. (…). Los conceptos no se descubren, sino que se construyen.”

Los conceptos permiten la organización de la realidad y los utilizamos, casi sin darnos
cuenta, para comprender y dar sentido a todo cuanto nos rodea. No todos los conceptos
son igual de complejos, dentro de nuestra disciplina, por ejemplo, no es lo mismo entender
el concepto de “recurso turístico” que el de “apalancamiento operativo”, pero en cualquier
caso, su integración en nuestra estructura mental, obliga a establecer vínculos con otros
conceptos ya asimilados y que pueden tener una relación más o menos directa. En cual-
quier caso, parece obvio que para la asimilación de estos conceptos se va a requerir algo
más que la simple memorización y repetición, por lo que el tiempo necesario va a ser mayor
y las actividades formativas más complejas.

B) Contenidos procedimentales
En los diversos niveles de la Formación Profesional es muy importante la consolidación
de contenidos procedimentales, que no son sino un conjunto de habilidades, técnicas,
acciones…, ordenadas y dirigidas a la consecución de un fin. Leer un mapa, realizar una
reserva, recoger datos estadísticos, interpretar los datos estadísticos, son algunos ejemplos
de que el aprendizaje de procedimientos supone el aprendizaje de acciones, bien de tipo
externo (como leer el mapa o realizar una reserva) o bien de tipo interno (como interpretar
estadísticas o jerarquizar recursos en función de su poder de atracción).
Parece lógico pensar que el aprender de este “saber hacer”, procedimental, frente a
sólo “saber”, conceptual, requiere de una serie de actividades diferentes, que tanto en
contenido como en tiempo y espacios van a tener necesidades diferentes. No obstante, es
prácticamente imposible sistematizar procedimientos de realización y organización de estas
actividades, aunque en cualquier caso, parece obvio, que no sólo va a ser necesario el co-
nocimiento por parte del alumno de la acción, sino que requiere de un protagonismo activo
del alumnado que debe repetir la acción o acciones en diferentes contextos y situaciones
en las que se está intentando la formación.
Otro aspecto importante a reseñar es que antes de que el alumno utilice un determina-
do procedimiento para aprender otros contenidos, hemos de asegurarnos de que el proce-
dimiento a utilizar ha sido correctamente aprendido y en caso contrario deber ser objetivo
de aprendizaje prioritario; por ejemplo, si queremos que los alumnos utilicen Internet para
buscar información de recursos turísticos de un determinado destino para poder informar a
posibles turistas, es bastante corriente que muchos de ellos no dominen este método de
búsqueda, por lo que el profesor debe convertir en un verdadero objetivo que los alumnos
lo sepan manejar para posteriormente realizar la actividad.
Por último, en lo referente a contenidos procedimentales es conveniente atender a dos
aspectos importantes:
a) Hay que diferenciar claramente entre procedimiento y actividad de enseñanza. Esta
confusión puede ser mayor en el caso de trabajos prácticos como actividad de en-
señanza y es importante su aclaración si queremos abordar con éxito la enseñanza

96 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

y aprendizaje de contenidos procedimentales. Un ejemplo ayudará nuevamente a


comprender lo que queremos decir: si pretendemos realizar una salida para analizar
la importancia de un recurso turístico dentro de un destino, la visita al recurso sería
la actividad de enseñanza que hemos considerado idónea para el aprendizaje de
contenidos relacionados con la valoración de recursos, análisis de la señalización,
clasificación del recurso, etc., todos ellos son los contenidos procedimentales que
deben ser objeto de aprendizaje por parte de los alumnos, mientras que la visita
al recurso es el “soporte metodológico” (la actividad) para que dichos contenidos
sean aprendidos.
b) Confusión en la enseñanza de conceptos y procedimientos. La enseñanza de con-
ceptos y procedimientos se suele realizar en un mismo momento y la adquisición
de uno supone la adquisición del otro y viceversa. Por ejemplo, el contenido proce-
dimental de “realización de un inventario de recursos turísticos”, exige dominar los
conceptos de “recurso” en sus diferentes acepciones y tipologías, pero en muchos
casos ocurre justo al revés, para conocer el concepto de “análisis DAFO”, puede
que sea conveniente conocer cómo se realiza el análisis interno y externo de una
empresa o destino turístico. Por tanto, la relación e interdependencia en la adqui-
sición de estos contenidos es determinante en la construcción del contenido, exi-
giendo además actividades de enseñanza adecuadas y diferenciadas para cada tipo
de contenidos, independientemente de que en muchos momentos sean trabajados
de forma conjunta.

C) Contenidos actitudinales
Siguiendo a Mesa (1999) se pueden definir los contenidos actitudinales como:
“Tendencias o disposiciones adquiridas, y relativamente duraderas, para actuar de un modo
determinado”.

Tradicionalmente se había valorado la adquisición de contenidos actitudinales por parte


del alumnado, pero no se había planificado su enseñanza en el aula. Se contemplaban más
como elementos incluidos en otros contenidos, que de una forma explícita como contenido
en sí, al mismo nivel que los conceptuales o los procedimentales.
Esta obligación de fijar contenidos actitudinales es una tarea complicada que se nos
ha asignado al profesorado y, que no siempre estamos preparados para realizar. No resulta
extremadamente complicado explicar qué es un plan de marketing o cómo se diseña un
producto turístico de base territorial para un destino turístico pero, cómo formamos al alum-
nado en que se debe “querer y mimar al turista” y que debe ofrecérsele en todo momento
“su mejor sonrisa” como bien decía el eslogan de algún destino turístico.
Pues bien, en ningún caso las actividades preparadas para este tipo de contenidos son
similares a las de contenidos conceptuales ni procedimentales; para este tipo de conteni-
dos se deben preparar actividades de tipo experiencial que faciliten la creación de vínculos
afectivos para el alumno y lo que se pretende es que sea una actitud que pueda motivar
un comportamiento duradero. Por ejemplo, por mucho que digamos a un alumno lo impor-
tante que es “el cuidado en el archivo de la información”, éste probablemente no adquiera
la importancia de tal actitud hasta el momento en que seamos capaces de ponerle en la
tesitura de perder mucho tiempo o dinero en la búsqueda de un documento que no ha sido
convenientemente archivado.

HOSTELERÍA Y TURISMO 97
Programación Didáctica

5.7.2. ¿Cómo se formulan los contenidos de una programación?


Todo lo que acabamos de ver en el apartado anterior debe ser concretado en la pro-
gramación y posteriormente en cada una de las unidades didácticas. Esta última labor será
objeto del tema siguiente, ahora nos centraremos en qué poner en la programación.
Lo primero que debemos hacer, como en todos los apartados es definir qué es un
contenido. Posteriormente, los dividiremos en quince unidades didácticas (obligatorio por
la Orden de convocatoria de oposiciones) y a su vez, si se cree conveniente, agruparlos
por bloques de contenidos coherentes. Por ejemplo, si programamos “Diseño y comer-
cialización de productos turísticos locales y regionales”, un bloque de contenidos natural
puede ser el de “Marketing”, donde incluiríamos unidades didácticas como: “Introducción
al marketing”, “El servicio turístico”, “El precio”…; otro podría ser el bloque del “Sector
turístico”, donde se incluirían las unidades didácticas de “Introducción al sector turístico”,
“El mercado turístico” y “Efectos del turismo”.
Es importante que se justifique la inclusión de unos contenidos u otros y en una secuen-
ciación determinada. Hemos de tener en cuenta además, que los contenidos que se reflejan
en el Decreto de cada ciclo son mínimos, pudiéndolos ampliar todo lo que estimemos opor-
tuno, pero no eliminar ninguno de ellos. Además, debemos tener en cuenta que no tenemos
por qué mantener el orden del Decreto, sino que podemos hacerlo a nuestro criterio, aunque
siempre de una forma lógica.
Por último, asociaremos cada unidad didáctica a una o varias capacidades terminales
del módulo profesional. Es obvio que una unidad didáctica sólo tiene sentido si ayuda a
desarrollar una capacidad terminal (que no es sino un objetivo) por lo que reflejaremos a
cuál va vinculada.
En determinados casos, puede ser complicado dividir los contenidos en las quince
unidades didácticas solicitadas; para tener más idea de qué contenidos, además de los ya
explicitados en el Decreto o Real Decreto, se pueden incluir, se deben consultar las capaci-
dades terminales del módulo profesional que estamos programando (no olvidemos que, al
fin y al cabo, son los objetivos a alcanzar, y que los contenidos no son sino la selección de
elementos para alcanzar éstas) y los criterios de evaluación que suelen precisar y dar más
información sobre las anteriores.
Para terminar con este apartado del tema, creemos conveniente poner ejemplos de cómo
puede ser la secuenciación y división de los contenidos de un módulo profesional en quince
unidades didácticas. Para que el ejemplo surta efecto creemos conveniente que el lector
observe primero los contenidos que se fijan en el Real Decreto o Decreto correspondiente del
ciclo formativo y posteriormente analice los propuestos por nosotros. Queremos dejar claro
que la propuesta realizada no es la única válida, ni siquiera la más válida, sólo queremos
mostrar ejemplos que pueden ser útiles, pero el lector puede tener opiniones diferentes, in-
cluso contrarias a los que escriben y, por supuesto, ser más afortunadas que las nuestras.
– Propuesta de contenidos para el módulo profesional Administración de esta-
blecimientos de restauración (ciclo formativo de grado superior de Restauración):
* Unidad Didáctica 1: Introducción a la administración de empresas turísticas.
* Unidad Didáctica 2: La organización en las empresas de restauración. Depar-
tamentos funcionales, subdepartamentos y puestos de trabajo en los estable-
cimientos de restauración y de pastelería y panadería.
* Unidad Didáctica 3: La planificación. Tipos. El proceso de planificación.

98 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

* Unidad Didáctica 4: Técnicas de programación y planificación de tiempos.


* Unidad Didáctica 5: Gestión y control presupuestario. Tipos de presupuestos.
Ciclo presupuestario.
* Unidad Didáctica 6: Otros elementos de la administración de empresas: la
dirección y el control no presupuestario
* Unidad Didáctica 7: Introducción a la contabilidad.
* Unidad Didáctica 8: Análisis de estados financieros.
* Unidad Didáctica 9: Cálculo de costes y precio de venta en restauración y
pastelería y panadería artesanales.
* Unidad Didáctica 10: Sistemas de aprovisionamiento: fuentes de aprovisiona-
miento, recepción, almacenamiento y distribución.
* Unidad Didáctica 11: Determinación del volumen óptimo de pedido. Stock
mínimo, máximo y óptimo. Valoración de existencias.
* Unidad Didáctica 12: Inversión en empresas de restauración.
* Unidad Didáctica 13: Financiación en empresas de restauración.
* Unidad Didáctica 14: Gestión de calidad.
* Unidad Didáctica 15: Informática aplicada.
– Propuesta de contenidos para el módulo profesional Recepción y atención
al cliente (ciclo formativo de grado superior de Alojamiento):
* Bloque I: Introducción al subsector del alojamiento.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: El subsector de alojamiento. Situación actual y previ-
sible futura del sector, empresas de alojamiento y normativa.
* Bloque II: El departamento de recepción. Generalidades.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: El departamento de recepción. Objetivos, funciones y
consideraciones legales.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Estructura organizativa y funcional del departamento
de recepción. Relaciones internas del departamento. Relaciones interde-
partamentales.
* Bloque III: El subdepartamento de reservas.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Concepto, funciones y análisis de tipos de reservas.
La organización del subdepartamento.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Gestión de reservas.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Documentos. Software específico.
* Bloque IV: El subdepartamento de mostrador.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Organización y funciones del subdepartamento.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Gestión de procesos y documentos en el subdeparta-
mento de mostrador. Software específico.

HOSTELERÍA Y TURISMO 99
Programación Didáctica

‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Conserjería. Software específico.


‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Comunicaciones.
* Bloque V: Los subdepartamentos de caja y mano corriente.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Subdepartamento de mano corriente: facturación.
Software específico.
‡ 8QLGDG 'LGiFWLFD : Subdepartamento de caja: operaciones de Caja.
Software específico.
* Bloque VI: Atención y protección al cliente.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Atención al cliente. Habilidades sociales aplicadas,
técnicas de protocolo e imagen personal, tipologías de clientes, proceso y
técnicas de venta.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: Protección de consumidores y usuarios en España y
la Unión Europea. Gestión de reclamaciones.
‡ 8QLGDG'LGiFWLFD: El servicio de información sobre el entorno.
Para finalizar este apartado, queremos destacar que el diseño de los contenidos y su dis-
tribución tiene una importancia crucial en la programación, ya que puede que el tribunal no
se fije demasiado en otros aspectos, pero sí en éste, no olvidemos que es lo que hace todos
los años a principios de curso. Puede que algún miembro del tribunal no esté demasiado de
acuerdo con el planteamiento hecho por el opositor, por lo que debemos tener una razón
válida y justificada para hacer las cosas de una forma determinada. Los tribunales suelen
preguntar mucho sobre distribución, secuenciación y temporalización de contenidos.

5.8. Metodología
En este apartado de la programación, se van a anticipar las estrategias que se seguirán
en cada una de las unidades didácticas para trabajar los contenidos, facilitar su asimilación
por parte del alumnado, etc.
La metodología responde a la pregunta ¿cómo enseñar-aprender?, es decir, cómo se
trabajarán los contenidos objeto de aprendizaje para alcanzar los objetivos fijados en esta
misma programación.
Formas de trabajarlos hay muchas, desde la realización de actividades de repetición de
definiciones para memorizar conceptos, hasta el desarrollo de actividades de investigación
para descubrir y asimilar procedimientos. La metodología también afecta a las decisiones
referidas al número de alumnos que participarán en cada actividad, al tiempo que se le
dedicará a cada bloque de contenidos, a los materiales y recursos que necesitaremos para
trabajar los contenidos, etc. Ya que en Formación Profesional Específica se persigue que el
alumno adquiera un perfil profesional para el desempeño competente de una profesión, la
metodología utilizada debe implicar constantemente al alumno en las actividades previstas,
por tanto, debe ser activa y práctica.
Como decíamos antes, en el apartado de Metodología de la programación, se “anti-
ciparán” grosso modo los detalles de las estrategias metodológicas comprendidas en las
unidades didácticas que se diseñen. Entre los aspectos que se habrán de tratar en este
apartado, cabe destacar los siguientes:

100 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

5.8.1. Principios metodológicos


Serán los principios teóricos en los que se basará nuestra actividad docente en el aula
y ayudarán a la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje. Algunos de éstos son los
siguientes:
a) Partir de las ideas previas del alumnado. Es fundamental que el profesor in-
vestigue sobre los conocimientos previos del alumnado en la materia de que se
trate, pues la teoría dice que los nuevos aprendizajes se construyen a partir de los
conocimientos previos que tenga el alumno. En este contexto, las actividades de
evaluación inicial como la lluvia de ideas, son ideales porque permiten al profesor
averiguar qué se sabe y qué no se sabe y, así partir de ese nivel. Sería una pérdida
de tiempo que el profesor que se propone explicar la clasificación de empresas del
sector turístico, dedique toda una clase a explicar qué es una empresa, qué es un
sector económico, cuáles son los tres sectores de la economía y en una segun-
da clase, ubique el turístico dentro del sector servicios, previamente explicado. El
profesor debe investigar qué saben esos alumnos a fin de acelerar determinadas
explicaciones y evitar clases tediosas que tanto desmotivan a los alumnos. Por el
contrario, un profesor de turismo no puede empezar el desarrollo de sus conteni-
dos sin antes aclarar una serie de conceptos como turismo, turista, excursionista,
visitante, estacionalidad, etc. No se puede dar por hecho que se saben, debemos
detenernos y analizar su significado con los alumnos favoreciendo su asimilación
por todos ellos. Si el nivel de las clases es muy superior a los conocimientos previos
del alumnado, ocurre algo parecido al caso anterior, el alumno se frustra porque no
puede seguir las clases y ello provoca su desmotivación.
b) Procurar la construcción de aprendizajes significativos. En el glosario de la
web de Psicología para la Educación para Padres y Profesionales hay varias defini-
ciones del concepto de aprendizaje significativo. Una de las más completas dice lo
siguiente: “El ser humano tiene la disposición de aprender «de verdad» sólo aquello
a lo que le encuentra sentido o lógica. El ser humano tiende a rechazar aquello
a lo que no le encuentra sentido. El único auténtico aprendizaje es el aprendizaje
significativo, el aprendizaje con sentido. Cualquier otro aprendizaje será puramen-
te mecánico, memorístico, coyuntural: aprendizaje para aprobar un examen, para
ganar la materia, etc. El aprendizaje significativo es un aprendizaje relacional. El
sentido lo da la relación del nuevo conocimiento con: conocimientos anteriores,
con situaciones cotidianas, con la propia experiencia, con situaciones reales, etc.
(Juan E. León)”.
De este modo, si queremos lograr ese “aprendizaje con sentido” y así formar
verdaderos profesionales, deberemos seguir algunos de los principios recogidos
en la definición, así, será clave que en el desarrollo de nuestras clases, relacio-
nemos todo lo que se explique con los conocimientos previos del alumnado, con
aspectos de actualidad, con situaciones en las que son protagonistas los propios
alumnos.
Veamos un ejemplo práctico. Cuando se explique en clase el concepto de marke-
ting directo, se puede empezar haciendo un breve braimstorming a los alumnos. Se
les preguntará si conocen algunas empresas que les envían periódicamente infor-
mación a sus domicilios o a sus direcciones de correo electrónico, informándoles
de ofertas, descuentos especiales y demás promociones, así como felicitándoles el
cumpleaños o las fiestas navideñas. Muchos de ellos responderán afirmativamen-

HOSTELERÍA Y TURISMO 101


Programación Didáctica

te, incluso pondrán algunos ejemplos de empresas que lo hacen. Es muy probable
que estas empresas no sean del sector turístico, y se trate de compañías del sector
de la alimentación, textil, y otros. Pues bien, si nos damos cuenta, los alumnos
conocen la práctica del marketing directo, lo que ocurre es que hasta ahora no
le habían puesto nombre. La función del profesor será la de enlazar ese conoci-
miento previo con el nuevo que se tiene que adquirir. Bastará con decir que esas
actuaciones de las empresas, ya conocidas por nuestro alumnado, son propias del
marketing directo y, poner algunos ejemplos de empresas del sector turístico. Esta
forma de trabajar los contenidos, es decir, partiendo del principio del aprendizaje
significativo, es mucho más enriquecedora que la clásica estrategia de impartición
de contenidos y memorización, pues permite al alumno asimilar con mucho más
sentido aquello que es objeto de aprendizaje. Imaginemos y comparemos esta si-
tuación con esta otra: el profesor entrega unos apuntes al alumnado en los que se
recoge que “el marketing directo es un método interactivo por el que la empresa
contacta con el cliente de forma periódica…”, “las estrategias más empleadas son
telemarketing, buzoneo…”. Si relacionamos los nuevos contenidos con la propia
experiencia de nuestros alumnos, estamos ganando en tiempo y en calidad de
enseñanza, favoreciendo un aprendizaje de los contenidos a largo plazo, que es el
realmente válido.
Por otro lado, como decía el autor anterior, ese aprendizaje significativo se va a
lograr a través de la conexión de los nuevos contenidos con la vida real, situaciones
cotidianas, temas de actualidad, etc. Por ello es clave que cuando preparamos
nuestras clases y diseñamos nuestras actividades de enseñanza-aprendizaje, tra-
temos de relacionarlas con la vida de nuestros alumnos, el entorno, la localidad, la
comarca y la provincia del centro escolar (si estamos explicando las infraestructuras
de una playa, será mejor poner ejemplos de playas conocidas por todo el grupo
que de playas que sólo conoce el profesor), con noticias de actualidad (usar como
ejemplos aquellas noticias que gran parte del grupo ve en televisión, prensa y de-
más para relacionarlas con lo que se explica en clase) o con los gustos propios de
los alumnos (por ejemplo, cuando tratamos de explicar qué y cuáles son las ten-
dencias del sector turístico, es muy válida la actividad de pedirles que nos cuenten
las tendencias de este año en la moda, en los peinados, en los móviles, es decir,
productos muy cercanos a los alumnos, con los que se puede comprobar cómo
existen “modas” cambiantes, al igual que en el sector turístico). De este modo con-
seguiremos captar su atención, que ya es difícil y, lo más importante, lograremos
que aprendan los contenidos que queremos transmitirles gracias a esos vínculos
que establecemos entre lo que ellos ya conocen y lo que tienen que conocer.
Otra de las ventajas de este aprendizaje significativo, es que nuestro alumnado car-
ga de sentido y utilidad aquello que aprende, pues nuestras estrategias le permiten
comprobar que aquello de lo que estamos hablando, es algo habitual en el mundo
real, algo que se tiene que conocer porque se va a utilizar, lo que resulta altamente
motivador.
c) Memorización comprensiva. En el glosario de la web antes citada, Psicología
para la Educación para Padres y Profesionales, se recoge la siguiente definición
de memoria: “capacidad o cualidad de los seres humanos para retener algo visto
o escuchado” (Daniela Pacheco Ramos). Al profesor de Formación Profesional,
que está formando alumnos para que en un corto plazo de tiempo se inserten en
el mercado laboral, no le interesa que sus alumnos sean capaces de desarrollar
únicamente su memoria, pues la retención de lo que se ve o se escucha, no es

102 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

para toda la vida. Lo que al profesor le interesa es que esa retención perdure y, ello
se puede conseguir con el principio de la memorización comprensiva en contrapo-
sición al de memorización repetitiva, que consiste en comprender aquello que se
tiene que memorizar, es decir, aplicar la lógica y el razonamiento al contenido que
se tiene que aprender, en lugar de aprenderlo porque sí, sin más.
Por ejemplo, si se enseña a un alumno a buscar información estadística en la pá-
gina web del Instituto Nacional de Estadística, se le indicarán los pasos que ha de
seguir para llegar a esa información, pero lo ideal es explicarle razonadamente por
qué es en esa página en la que se encuentra dicha información y por qué hemos
ido hasta un apartado denominado “Información de empresas de servicios/Hoste-
lería y turismo”; de este modo, la próxima vez que el alumno necesite información
estadística sobre empresas, sabrá dónde acudir y, si por ejemplo, la siguiente vez
se trata de información relativa a empresas dedicadas a la producción de galletas,
pan, etc., pinchará en el enlace “Empresas Industriales” en lugar de “Empresas de
servicios”. De este modo, siguiendo la estrategia de la memorizaron comprensiva,
se logra que el alumno “aprenda a aprender”, es decir, que aprenda qué debe ha-
cer cada vez que quiera aprender de nuevo algún contenido.
d) Modificar los esquemas de conocimiento. Durante el proceso de aprendizaje
el alumno debería recibir informaciones que entren en contradicción con los cono-
cimientos que hasta ese momento posee y, que de ese modo, rompa el equilibrio
inicial de sus esquemas de conocimiento. A continuación, se volverá a lograr un
nuevo equilibrio gracias a la asimilación de los nuevos contenidos.
Por ejemplo, si se pretende explicar a un alumno el concepto de segmentación del
mercado turístico, no sería mala idea partir de los esquemas de conocimiento que
ese alumno tiene, esto es, pedirle que haga un esfuerzo de memoria e intente recor-
dar qué entendía él por segmento cuando lo aprendió hace algunos años en clase de
matemáticas. Una vez quede claro esto, le pediremos que aplique ese concepto al
mercado turístico y, así pueda imaginar lo que significa segmentar un mercado.
e) Favorecer la interacción alumno-profesor y alumno-alumno, para permitir la
construcción de aprendizajes significativos y la adquisición de contenidos actitudi-
nales de componente cultural y social. Cuando un alumno explica a otro alumno se
produce un fenómeno conocido como “tutorización entre iguales” que es altamente
enriquecedor para ambos alumnos (aún más para el alumno que está explicando el
contenido objeto de aprendizaje).
f) Tener en cuenta las peculiaridades de cada grupo y los ritmos de aprendizaje
de cada alumno concretos para adaptar los métodos y los recursos a las diferentes
situaciones. En un aula conviven alumnos muy diferentes (unos tímidos y otros char-
latanes, unos responsables y otros más perezosos, unos españoles y otros extranje-
ros, unos adolescentes y otros adultos, etc.), y todos tienen que terminar adquiriendo
la competencia general del título; está claro que el profesor deberá hacer las debidas
adaptaciones para que todos puedan terminar y llegar a la meta. Es importante que
esto no se entienda como “bajar el nivel” o “pasar la mano”, si el alumno no es ca-
paz, “no es capaz y punto”, pero antes, el profesor ha debido aplicar las oportunas
estrategias para ayudar al alumno a alcanzar esa meta.
g) Proporcionar continuamente información al alumno sobre el momento del
proceso de aprendizaje en que se encuentra. Una práctica muy habitual es, al
comenzar cada sesión, recordar al alumno lo que se vio la sesión anterior, qué se
verá en la presente y, lo que queda por dar en las futuras sesiones, de este modo, el

HOSTELERÍA Y TURISMO 103


Programación Didáctica

alumno se ubica dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje y consigue relacionar


los contenidos que se trabajan a lo largo de todo el curso, lo que ayudará a que dé
mayor sentido a lo que aprende y así, esté más receptivo y motivado en las clases.
h) Impulsar las relaciones entre los miembros del grupo a través de la realización
de actividades que permitan la confrontación y modificación de puntos de vista, la
reflexión crítica, la coordinación de intereses, la toma de decisiones colectivas, la
ayuda mutua y la superación de conflictos mediante el diálogo y la cooperación.
De modo, que habremos de diseñar actividades procurando siempre promover la
participación, el respeto, la cooperación, la solidaridad, la tolerancia, la libertad res-
ponsable, etc. Se ha de tener en cuenta en todo momento que se está capacitando
al alumno para ocupar un puesto de trabajo, de manera, que en un futuro no muy
lejano (si todo sale bien, en unos meses estará haciendo la Formación en centros
de trabajo), se relacionará con unos compañeros de trabajo, con los que tendrá
que coordinar sus esfuerzos, repartir tareas, compartir responsabilidades, etc., y si
no hemos propiciado esto en el centro educativo, el alumno puede tener problemas
en su vida laboral.
Las claves del éxito de toda metodología en Formación Profesional son la participa-
ción del alumnado, la cooperación entre el mismo, el realismo de lo que se explica,
la actualidad de la temática a tratar, la utilidad y la funcionalidad de todo lo que se
enseña-aprende y sobre todo, la actividad por parte del alumnado.

5.8.2. Aspectos temporales


En este apartado se reflejará la duración del ciclo formativo (por ejemplo, 1.400 horas)
y del módulo profesional (por ejemplo, 192 horas) según indique el Decreto correspondien-
te al ciclo. Se recomienda indicar en este apartado que la duración de cada una de las
unidades didácticas, se recogerá en el desarrollo de la misma, ya que recogerlo aquí, sería
repetir el listado de las quince (o más) unidades didácticas y ello nos ocuparía un espacio
que tarde o temprano podemos necesitar (recordemos que en las convocatorias de oposi-
ciones anteriores, se limitaba la extensión de las programaciones a sesenta folios, por lo
que en muchas ocasiones nos veremos obligados a recortar texto).

5.8.3. Método de enseñanza


El método de enseñanza responde al modo en que queremos organizar el aprendizaje
del alumno para alcanzar un objetivo determinado, esto es, los procedimientos generales
que se seguirán para el desarrollo de cada clase. Esta “forma de hacer” difiere en función
del tipo de contenido que se trabaje, así, los métodos van desde la exposición de conteni-
dos por parte del profesor, hasta la elaboración de los mismos por parte de los alumnos. De
esta forma, podemos decir que dependiendo del método, el papel del profesor y del alumno
va a variar, así como las estrategias empleadas en cada sesión.
Volviendo al desarrollo de la Programación Didáctica, en el apartado en el que hable-
mos de los métodos de enseñanza, lo que deberemos hacer es indicar qué métodos son los
empleados a lo largo de las unidades didácticas y justificar el empleo de los mismos. Para
ello, el opositor debe en primer lugar, conocer cuáles son esos métodos y en qué consisten,
para después elegir el más idóneo a cada situación.

104 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

Grosso modo, existen tres grandes métodos, el expositivo, el demostrativo y el activo.


Veamos en qué consiste cada uno de ellos.

1. Método expositivo
Se conoce este método con el nombre también de “lección magistral”, es el método
más clásico en enseñanza y lamentablemente, uno de los más empleados tradicionalmen-
te, sea cual sea el contenido que se esté trabajando.
Consiste en la transmisión de unos conocimientos por parte del docente hacia el alumna-
do, mediante una exposición de contenidos. Éste deberá vigilar aspectos como el volumen de
la voz, la vocalización correcta, la adecuada entonación, el lenguaje gestual, la dirección de la
mirada (no se debe dirigir la explicación a los alumnos de la primera fila, sino que se debe pei-
nar al auditorio). Por otro lado, en cuanto al fondo o contenido de la explicación, ésta ha de ser
clara, precisa y relevante (hay que evitar la divagación y la imprecisión en las explicaciones).
La claridad es el requisito primordial de la exposición. Por lo tanto, habrá que hacer un esque-
ma claro, progresivo y conectado en sus diversas partes. La forma correcta de utilización del
método expositivo es hacer que los alumnos reflexionen y relacionen aquello que se explica,
por ello, es conveniente que el docente dosifique las dificultades, para que el alumno pueda
ir asimilando poco a poco mayores niveles de conocimiento y mantenerse en una actitud de
búsqueda y de expectativa. Además de esto, el papel del alumno consistirá en escuchar lo que
el profesor dice y tomar notas, así como cuestionar todo aquello que sea de su interés.
Es aconsejable emplear este método en las siguientes situaciones:
– Cuando el alumno no posee los conocimientos previos necesarios para seguir las
explicaciones del profesor, por ejemplo, cuando se inicia un tema y se requiere dar un
vocabulario específico que se irá utilizando a lo largo de la unidad didáctica (turismo
interno, turismo nacional, turismo emisor... en un tema introductorio).
– Cuando se quieren evitar discusiones y aportaciones ajenas al tema que se trate,
porque ello vaya a confundir al gran grupo o porque vaya a ralentizar el desarrollo
de la clase, o por cualquier otro motivo.
– Cuando se trate de conceptos de cierta dificultad, que sin la explicación del profe-
sor, sea imposible que el alumno los asimile.
En cuanto a las ventajas de utilización de este método, citamos las siguientes:
– Permite igualar el nivel de conocimientos del grupo, ya que aquellos alumnos con
un nivel inferior, de forma rápida, pueden adquirir los conocimientos necesarios
para seguir sin dificultad las clases.
– Es un método muy rentable, ya que permite la transmisión de grandes cantidades
de conocimientos a una gran cantidad de alumnos en poco tiempo (una misma
explicación vale para todo aquel que esté presente).
Pero no todo son ventajas, este método presenta los siguientes inconvenientes:
– Tan sólo favorece el “saber” por parte del alumno, dejando de lado el “saber hacer”
y el “saber ser o estar”.
– Favorece la pasividad del alumno, lo que puede derivar en desmotivación y falta de
atención.
– Se corre el riesgo de fomentar un aprendizaje exclusivamente memorístico. Para
evitar esto, se aconseja que el docente aplique en su metodología los principios de
memorización comprensiva antes explicados.

HOSTELERÍA Y TURISMO 105


Programación Didáctica

2. Método demostrativo
A veces la palabra no es un recurso suficiente para explicar y describir un contenido
determinado, sino que es necesario ir más allá, haciendo partícipe al alumno de lo que se
quiere enseñar. El típico ejemplo que justifica el empleo de este método es el de aquel
aprendiz de baile que quiere aprender los pasos, los ritmos, la coreografía, etc., si no dis-
pone de una persona que realice cada paso y en la que pueda ver los movimientos, por
mucho que se le quieran explicar, nunca conseguirá aprender.
El método demostrativo consiste en la realización de un procedimiento determinado
por parte del docente a la vez que va señalando al alumno aquello en lo que debe prestar
atención e indicando múltiples detalles que de otra manera pasarían inadvertidos. Así,
podemos decir que la clave de este método consiste en la exposición y demostración
simultáneas. De esta manera, el alumno puede visualizar cómo se realiza una tarea de-
terminada, para después copiarla, repetir esos pasos y de eso modo, asimilar los nuevos
conocimientos.
Este método es válido para trabajar contenidos como las técnicas de comunicación y
asistencia a grupos turísticos, la atención y transmisión de información en una entidad de
información, la atención y acogida del cliente en el mostrador de recepción de un aloja-
miento, la elaboración de un plato, la cotización de un viaje combinado, etc.
Si se opta por este método es aconsejable que se sigan las siguientes indicaciones:
– Las posiciones del profesor y de los alumnos son cruciales, esto es, todos los alum-
nos han de visualizar perfectamente la demostración que haga el profesor.
– El profesor irá desarrollando el procedimiento en cuestión a la vez que va dando ex-
plicaciones de qué está haciendo, cómo lo está haciendo, así como las indicaciones,
consejos y trucos para que el resultado sea lo más ventajoso posible. Por ejemplo,
a la hora de explicar las técnicas de comunicación del guía turístico, si se está expli-
cando el concepto de peinar al auditorio, mediante los gestos oportunos el profesor
demostrará qué significa ese concepto y cómo se realiza ese procedimiento.
– No se puede dar por hecho nada. Imaginemos que estamos cotizando un viaje
combinado por primera vez con los alumnos. No podemos dar por sabido que cuan-
do se habla del precio de una habitación, éste se refiere, normalmente, al precio
de la doble, ni que el IVA es del 7% en estos servicios y del 16% en estos otros.
Debemos ir dejando claro todo aquello que se hace.
– Otro de los consejos para aplicar con éxito este método es el de repetir varias veces
el procedimiento objeto de aprendizaje. Con una demostración no basta, siempre
habrá algún alumno que no ha seguido toda la explicación, alguno que se ha per-
dido y, otros que necesitan verlo otra vez para afianzar lo aprendido.
– Pero no es el profesor el único que “realiza”, sino que hecha la demostración, serán
los alumnos los que pasarán a realizar repetidas veces las tareas y procedimientos
objeto de aprendizaje, pasando el papel del profesor a espectador, controlador de
tareas y corrector de los errores que se produzcan. Se aconseja que el control de-
crezca progresivamente hasta dejar a los alumnos trabajar con plena autonomía.
En ese momento, el contenido se habrá asimilado.
Como principales ventajas de este método, encontramos las siguientes:
– Va más allá del método anterior, pues facilita el “saber hacer” además del “saber”
en el alumno.

106 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

– Es el método más idóneo para el aprendizaje de habilidades técnicas relacionadas


al perfil profesional que demanda el sistema productivo.
– Permite la conjunción de la palabra y de la imagen, y como dice el dicho “una ima-
gen vale más que mil palabras”, lo que favorecerá el aprendizaje significativo de los
contenidos en cuestión.
– Se trata de un método muy motivador, debido al alto grado de participación del alumno.
En cuanto a los inconvenientes, este método requiere una mayor inversión en tiempo,
ya que el profesor controlará que todo el grupo sabe hacer el procedimiento. Ello hace que
cuando se trabaje con grupos numerosos, sea difícil el empleo de este método. Por esta
razón son tan habituales los desdobles en Formación Profesional, para dividir al gran grupo
en dos grupos más pequeños y así poder trabajar mejor con cada uno de ellos.

3. Método activo
Mediante este método, el alumno será el responsable de construir sus propios conoci-
mientos a través de una labor de investigación y contacto con hechos reales y experiencias
propias y del grupo de compañeros con los que trabaja.
Consiste en plantear un problema al alumno para que trate de resolverlo por sí mismo.
A este problema se añadirán una serie de explicaciones, pero siempre será el alumno el
creador de aquello que aprende.
La actividad del docente consiste en formular el objetivo, organizar el trabajo en grupos
o individualmente, aportar los recursos necesarios y evaluar el desarrollo del trabajo rectifi-
cando errores y confirmando aciertos.
Este método es válido para contenidos como la investigación de mercados o el análisis
de aspectos cuantitativos de la oferta y demanda turística.
Las principales ventajas son:
– Al igual que el método anterior, éste favorece la motivación del alumnado así como
el “saber hacer”.
– Favorece el aprendizaje significativo y la memorización comprensiva, ya que el
alumno aprende a aprender en futuras ocasiones (la próxima vez que se le plantee
el mismo problema, sabrá dónde buscar la información necesaria, qué recursos
emplear y cómo proceder en general).
– Es un método muy válido para cuando se trabaja con alumnos a los que les resulta
complicado aprender estudiando, porque son muy distraídos, por falta de forma-
ción previa, etc.
Pero también hablamos de inconvenientes de este método, como son la lentitud que
conlleva su aplicación, así como la dificultad que encuentra el docente cuando se enfrenta
a un grupo numeroso de alumnos.
Analizados ya los tres métodos de enseñanza, conviene responder a las preguntas ¿qué
método emplear?, ¿cuál es el más idóneo? Ello dependerá del objetivo que se persiga en
cada momento y del tipo de contenido que se vaya a trabajar. No podemos decir que un
método sea mejor que otro, dependerá de cada situación. Los métodos no son buenos ni
malos en sí mismos, son adecuados o inadecuados a las situaciones de formación que se
presenten. La mejor opción es la de alternar los métodos en la práctica docente.

HOSTELERÍA Y TURISMO 107


Programación Didáctica

5.8.4. Actividades de enseñanza-aprendizaje


Las actividades de enseñanza-aprendizaje son procesos organizados en los que actúan
profesor y alumno y se realizan para que este último alcance los objetivos fijados. Tipos de
actividades hay muchas, al igual que clasificaciones de las mismas. A continuación se van
a analizar para que el opositor se familiarice con ellas:
a) Actividades de inicio. Algunos autores también las llaman “actividades de mo-
tivación”, pero creemos que la motivación tiene que estar presente en todas las
actividades y momentos del proceso de enseñanza-aprendizaje.
Con las actividades se pretende hacer una modificación de las ideas del alumno
hacia unas nuevas (los contenidos de la unidad), por tanto, hay que partir de esas
ideas previas y lo primero será indagar en ellas. Esto se consigue con las primeras
actividades, las de inicio, que pretenden por un lado, orientar, motivar y crear el
ambiente adecuado para iniciar el proceso de enseñanza, es decir situar al alumno
ante la temática que se va a abordar y, por otro, conseguir que los alumnos ex-
pliciten y conozcan sus propias ideas y las de sus compañeros, lo que permite al
profesor identificar los conocimientos previos. En definitiva, justificar por qué es ne-
cesario para la formación del alumno trabajar un contenido determinado, darle un
sentido y reconocerle una utilidad. Estas actividades sirven de evaluación inicial.
De forma general, algunas de esas actividades de iniciación son: lectura y comen-
tario de textos y noticias de prensa, lectura de textos cuyo contenido está relacio-
nado con los de la unidad para posterior comentario y debate en el aula, lluvia de
ideas para conocer las ideas previas del alumnado...
b) Actividades de desarrollo. Las siguientes actividades son las de desarrollo para
la reestructuración y construcción de nuevos conocimientos. En esta fase los alum-
nos deberán ampliar su marco conceptual y reestructurarlo, de tal manera que se
favorezca el rechazo de conocimientos iniciales erróneos o demasiado vagos y el
posterior cambio de ideas ante la nueva información. La introducción de nuevas
ideas no siempre implica que éstas sean aceptadas por los alumnos. Por ello, se
llevan a cabo actividades para la aplicación de los nuevos conocimientos.
A continuación se recoge una enumeración de posibles actividades de desarrollo
previstas: búsqueda de conceptos y normativa dentro y fuera del aula, aplicación
de conceptos y procedimientos a situaciones y contextos, elaboración e interpreta-
ción de tablas y gráficos, conexión de conceptos y establecimiento de semejanzas
y diferencias, análisis crítico de determinadas situaciones, formulación de hipóte-
sis a partir del análisis de unos datos, realización de trabajos prácticos e investi-
gaciones, manejo de bibliografía, elaboración de informes, visita-conferencia en
el aula de un profesional del sector turístico, reproducción de vídeos, juegos de
simulación y por último actividades en Internet (Web Quest, Hot Potatoes, Cazas
del Tesoro, etc.).
c) Actividades de cierre. Las actividades de cierre persiguen la revisión del proceso
seguido. Su finalidad es la de concienciar a los alumnos en sus progresos y en
cómo éstos se han ido produciendo. Éstas le permitirán al profesor detectar faltas
de aprendizaje, es decir, que los alumnos no hayan asimilado correctamente los
contenidos, que se haya hecho de forma errónea o que sea necesario realizar acti-
vidades de refuerzo para aquellos alumnos que no han conseguido los aprendizajes
previstos.

108 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

Algunas de esas actividades son: realización de cuadros conceptuales con los pro-
cesos seguidos en otras actividades, creación de esquemas de los contenidos de
mayor relevancia de la unidad didáctica, relación de los contenidos de la unidad
con los de otras unidades trabajadas anteriormente, síntesis de las ideas más ge-
nerales de la unidad didáctica…
d) Actividades de refuerzo. Si con las actividades de cierre se han detectado esas
faltas de aprendizaje, incluso si se detectaron en otro momento, el profesor utilizará
las actividades de profundización y refuerzo para atender las diferentes demandas
informativas y de conocimientos a lo largo del proceso de enseñanza-aprendizaje.
Responden a las diferencias individuales de los alumnos. A medida que se vaya
avanzando en las unidades y se vaya detectando esa falta en algunos alumnos, se
les propondrán nuevas actividades variando la metodología utilizada.
e) Actividades de ampliación. Por último, las actividades de ampliación, (además
de poder utilizarse como actividades de cierre o de refuerzo) sirven para “saber
más” y “saber mejor”. Se suelen plantear al alumno de forma opcional, dándole la
posibilidad de ampliar sus conocimientos si él lo desea. Éstas pueden ser similares
a las utilizadas como actividades de desarrollo y cierre, lo que cambia es el modo
en que son planteadas.
f) Actividades en Internet. Creemos conveniente incluir las actividades realizadas
en Internet, por la importancia que están adquiriendo día tras día.
A lo largo de la formación de un alumno, son muchas las ocasiones en las que éste tiene
que buscar información para realizar las actividades planteadas por el profesor, para
completar sus apuntes, para superar un examen, etc. Cada día encontramos mayor
cantidad de información en Internet, útil para los anteriores cometidos, de manera que
nuestro alumnado deberá dominar las estrategias de búsqueda de información en la red.
Por tanto, el profesor debe enseñar al alumno a buscar información, pero es igualmente
importante que le enseñe a evaluar la fiabilidad de esa información, pues es cierto que
Internet contiene gran cantidad de datos, pero el modo en que los presenta no sigue un
criterio definido y aceptado universalmente y lo que es aún peor, no todos esos datos son
ciertos. De esta manera, se recomienda que se tengan previstas unas sesiones iniciales
en que se enseñe al grupo a navegar por Internet, a buscar informaciones específicas,
a sacar el mayor provecho de los buscadores, a enviar y recibir información a través del
correo electrónico, etc. Todo ello beneficiará al alumno tanto en su ámbito académico,
profesional como en el personal ya que nos encontramos inmersos en plena sociedad
de la información y por tanto, nuestros alumnos no pueden quedar al margen de ello.
Además de enseñar a buscar esa información, algo básico desde el comienzo de curso,
el profesor debe preparar algunas actividades que se desarrollarán en Internet3. Algunas
de éstas son las Web Quest, Hot Potatoes, Cazas del Tesoro, Web Question… En la web
de Isabel Pérez, podemos encontrar definiciones y ejemplos de este tipo de actividades.
– Web Quest. En dicha web se explica que este tipo de actividad fue desarrollada
por Bernie Dodge en 1995 que la definió como “una actividad orientada a la
investigación donde toda o casi toda la información que se utiliza procede de
recursos de la Web”. Siguiendo de nuevo a Dodge, Isabel Pérez expone que la
Web Quest “permite que el alumno elabore su propio conocimiento al tiempo
que lleva a cabo la actividad. El alumno navega por la web con una tarea en

3
Se recomienda consultar el Anexo II en el que se recogen los sitios webs que contienen este tipo de actividades.

HOSTELERÍA Y TURISMO 109


Programación Didáctica

mente. El objetivo es que emplee su tiempo de la forma más eficaz, usando


y transformando la información y no buscándola”. Isabel Pérez establece los
siguientes elementos para toda Web Quest:
* Introducción: es una presentación de la actividad en la que se da a cono-
cer el tema a tratar y se aporta alguna información al respecto.
* Tarea: en este apartado se explicita el objetivo que se persigue con la rea-
lización de la actividad.
* Proceso: se recogen los pasos que se han de seguir para alcanzar el objetivo.
* Recursos: listado de enlaces con sitios webs que contienen la información
necesaria para poder realizar la tarea.
* Evaluación: apartado en el que se explica al alumno cómo se va a evaluar
el trabajo realizado.
* Conclusión: la autora lo define como el apartado por el que se recuerda lo
que se ha aprendido y se anima al alumno a continuar con el aprendizaje.
– Búsqueda del Tesoro. Una Búsqueda del Tesoro, Caza del Tesoro o Treasure
Hunt es un tipo de actividad didáctica muy popular entre los docentes que uti-
lizan Internet en sus clases. Se dice que es una actividad de menor dimensión
que la Web Quest. Consiste en una página web en la que aparece una relación
de preguntas y una lista de direcciones de Internet en las que se podrán en-
contrar las respuestas a esas preguntas. Algunas Cazas del Tesoro incluyen una
Gran Pregunta al final de las mismas, para la cual los alumnos han de integrar
todo los conocimientos aprendidos con las anteriores preguntas. Este tipo de
actividad es ideal para adquirir conocimientos de un tema determinado a la
vez que se familiariza el alumno con las tecnologías de la información. Tiene la
siguiente estructura:
* Introducción: breve presentación del tema que se tratará.
* Listado de preguntas: conjunto de preguntas con distintos niveles de
dificultad.
* Gran pregunta: deberá ser contestada tras la reflexión de toda la informa-
ción consultada para responder a las preguntas anteriores.
* Recursos: son las direcciones de los sitios webs en los que se encuentran
las respuestas a las preguntas.
* Evaluación: apartado en el que se explica al alumno cómo se va a evaluar
la actividad desarrollada.
Una alternativa para estudiantes de niveles superiores es hacer que, en lugar
de resolverlas, preparen ellos mismos sus propias “cazas del tesoro” adoptando
el papel de profesores. Las cazas pueden prepararse en equipo y, posterior-
mente, cada grupo puede resolver la caza elaborada por otro equipo.
Además de realizar las dos actividades anteriores, hay múltiples opciones que
podemos llevar a cabo con los alumnos en Internet: búsqueda de estadísticas
relacionadas con el turismo, búsqueda de normativas y planes en vigor, análisis
de las páginas de organismos de información turística como Turespaña o los
pertenecientes a las diferentes Comunidades Autónomas (como es el caso de
la web de Turismo Andaluz en Andalucía), visitas de páginas web de restauran-
tes, de empresas de alojamiento, de agencias de viajes, de destinos, etc.

110 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

Por último debemos conocer otro tipo de actividades que se plantean en los centros.
Son las actividades complementarias y extraescolares:
– Actividades complementarias. Según la Orden de 14 de julio de 1998 “se consi-
deran actividades complementarias las organizadas por el Centro durante el horario
escolar, de acuerdo con su Proyecto Curricular y su Plan Anual de Centro, y que
tienen un carácter diferenciador de las propiamente lectivas por el momento, espa-
cios o recursos que se utilizan. Teniendo en cuenta que estas actividades se realizan
dentro del horario escolar, el Centro deberá arbitrar las medidas necesarias para
atender educativamente al alumnado que no participe en ellas. En el caso de acti-
vidades complementarias que exijan la salida del Centro de algún alumno o alumna
menor de edad, se requerirá la correspondiente autorización escrita de sus padres
o tutores”. Son de obligada participación para todos los miembros del grupo al que
van dirigidas. Un ejemplo de actividad complementaria sería una conferencia de un
profesional del sector de la hostelería y el turismo en el salón de actos del Centro.
– Actividades extraescolares. La Orden de 27 de mayo de 2005 establece: “se
consideran actividades extraescolares las encaminadas a potenciar la apertura del
centro a su entorno favoreciendo la convivencia de todos los sectores de la comuni-
dad educativa y a facilitar la formación integral del alumnado a través del desarrollo
de actividades deportivas y lúdicas, así como de talleres de informática, idiomas,
expresión plástica y artística, lectura y otros de naturaleza similar que traten aspectos
formativos de interés para el alumnado, destacando el carácter educativo e integra-
dor de los mismos y estando referidos a la ampliación de su horizonte cultural, a la
preparación para su inserción en la sociedad o al uso del tiempo libre. Las actividades
extraescolares tendrán carácter voluntario para todos los alumnos y alumnas del cen-
tro docente y, en ningún caso, formarán parte del proceso de evaluación del alumna-
do para la superación de las distintas áreas o materias que integran los currículos”.
Una actividad de este tipo sería un viaje de varios días de duración a otra ciudad.
En definitiva, en la selección de las actividades se busca la variedad y complementariedad
en su uso, que sugieran tareas de búsqueda y aplicación por parte de los alumnos, que co-
necten en lo posible con los problemas reales más relevantes del momento, que estimulen el
contacto profesor-alumno y alumno-alumno fuera y dentro del aula y que traten de adecuarse
a las características del alumnado.
Volviendo a cómo elaborar la Programación Didáctica, en el apartado de actividades dentro
del epígrafe de metodología, se debe hacer un breve resumen en el que se indique la importancia
de las mismas así como las principales características de las actividades que más adelante se
recogerán en cada unidad didáctica. Posteriormente, se explicarán los distintos tipos de activida-
des (de inicio, desarrollo, etc.) ejemplificando cada una de ellas y remitiéndonos al apartado de
unidades didácticas donde se especificarán todas las actividades que desarrollaremos a lo largo
del curso. Se dedicará, siempre que sea posible, un apartado a actividades en Internet, ya que
pueden ser las actividades más llamativas para el tribunal (del tipo Web Quest, Hot Popatoes,
etc.). En este contexto, es importante señalar que el opositor no tiene por qué dedicar su tiem-
po a diseñar actividades en Internet como por ejemplo, una Web Quest y a hacerlas él mismo,
sino se recomienda, que consulte webs que contengan estas actividades, busque aquellas que
podría realizar en el aula con sus alumnos, o bien proponga una inventada por él mismo, pero
nunca que dedique horas y horas a la creación de la misma, pues este tipo de actividades son
realmente valiosas pero su diseño y realización conllevan grandes cantidades de tiempo, que un
opositor no puede perder (basta con saber en qué consiste la actividad y ser capaz de defenderlo
ante el tribunal). Debemos citar también las actividades extraescolares y complementarias que
realizaremos a lo largo del curso y que tienen relación con nuestro módulo profesional.

HOSTELERÍA Y TURISMO 111


Programación Didáctica

5.8.5. Materiales y recursos


Tanto profesor como alumnos harán uso de una serie de materiales y recursos en el
desarrollo de las sesiones, esto es, instrumentos, objetos, documentos, lugares e incluso
personas que es conveniente tener previsto con antelación y se utilizarán para favorecer el
proceso de enseñanza-aprendizaje.
La selección que se haga de materiales y recursos dependerá de los objetivos persegui-
dos en cada momento, de los contenidos objeto de aprendizaje, así como de las actividades
planteadas. En este sentido es importante señalar que se ha de procurar alternar los recur-
sos ya que de lo contrario, el alumno se desmotivaría debido a la situación de monotonía.
La gran ventaja que supone el empleo de recursos en el aula se debe a que éstos facilitan
la asimilación de los conocimientos de forma rápida, amena y eficaz.
En cuanto a los tipos de materiales y recursos existentes, el listado podría ser infinito. Éstos
van desde la clásica pizarra o el tradicional libro de texto hasta los reproductores de vídeo o DVD.
Los recursos más utilizados en los ciclos formativos de la Familia Profesional de Hostelería
y Turismo son los siguientes: libros de texto, apuntes preparados por el profesor, pizarra, car-
tografía y calculadora (recursos clásicos pero imprescindibles), proyector de transparencias
(facilita la presentación de los contenidos), prensa y revistas del sector turístico (introducen
temas de actualidad y permiten conectar los contenidos con el entorno del alumno), ordena-
dores y páginas web (facilita la personalización del aprendizaje y el autoaprendizaje), medios
audiovisuales “Televisión, reproductor de vídeo y DVD, videocámara, micrófono” (cuya impor-
tancia didáctica es valorada por el papel que juegan en la actualidad), visitas (itinerarios cul-
turales, visitas a empresas, visitas a ferias turísticas), conferencia de un profesional del sector
en el aula o en el centro (permite el contacto con la realidad del sector, con la posibilidad de
establecer un coloquio donde los alumnos puedan preguntar sobre aspectos concretos del
tema expuesto y profundizar en el tema específico) y otros más propios de cada ciclo (por
ejemplo, en el ciclo de Alojamiento, un mostrador, o en el ciclo de Animación Turística, pintu-
ras, disfraces, escenarios, raquetas, material de oficina, etc.).
En nuestra Programación Didáctica, tendremos qué justificar el uso de recursos en
nuestra práctica docente así como incluir un listado de los que posteriormente aparecerán
en las unidades didácticas.
Ya que no todos los opositores han tenido la oportunidad de trabajar en un centro es-
colar, a continuación se describen algunos de los recursos más usados en el aula y algunos
consejos en cuanto a su utilización (esta información no es para incluirla en la programación
que se haga, sino para que el opositor se familiarice con los recursos más empleados):
a) La pizarra. Recurso clásico en el aula y con el que siempre puede contar el docente
para la realización de esquemas, guiones, gráficos, etc. Su uso permite que la infor-
mación que el docente transmite a sus alumnos, les llegue por dos vías, la auditiva y
la visual, lo que favorece una mejor asimilación de los nuevos conocimientos. Ahora
bien, la utilización de este recurso ha de ser correcta, esto es, el profesor tiene que
organizar ordenadamente las ideas que recoja en la pizarra, limpiar ésta antes del co-
mienzo de la clase, utilizar una letra legible, eliminar toda falta de ortografía, coordi-
nar la exposición oral con la escrita, hablar de cara al alumnado y no a la pizarra…
Una técnica muy utilizada es la de “aislar” determinados espacios de la pizarra. Cuan-
do necesitamos tener una gran cantidad de texto y gráficos en la pizarra y, no pode-
mos borrarlos y tenemos que seguir anotando más cosas, podemos ocupar una parte
de la pizarra haciendo un recuadro y dibujando o escribiendo dentro del mismo.

112 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

Para demostrar cierta habilidad en el empleo de este recurso, podemos utilizar


la técnica del subrayado. Esta técnica consiste en ir subrayando o remarcando
aquellas palabras que previamente escribimos en la pizarra y que vamos utilizando
y desarrollando a medida que avanzamos en las explicaciones. Un ejemplo de esta
técnica sería cuando se escribe en la pizarra, al comienzo de la sesión, el esquema
del tema que se desarrollará y, después, a medida que vamos avanzando en las
preguntas, vamos subrayando aquella que pasamos a explicar en cada momento.
Y recuerda, en la pizarra: no se escribe todo lo que se dice.
b) El proyector de transparencias. Se trata de un medio de gran utilidad en las exposi-
ciones orales en las que el docente quiere simultanear sus explicaciones con proyec-
ciones de esquemas, guiones, gráficos o cualquier otra imagen. No obstante, suele
ser también muy empleado por los alumnos en las exposiciones de trabajos. Las
ventajas de su utilización se deben a que es uno de los medios didácticos más rápidos
en la exposición de las ideas, lo que supone un ahorro de tiempo al docente; por otro
lado, permite repetir la proyección tantas veces se quiera, basta con superponer de
nuevo la transparencia deseada; por último, las transparencias permiten escribir en el
momento de la proyección aportando dinamicidad a la sesión, así, las transparencias
pueden elaborarse con anterioridad o en el momento de la proyección.
En cuanto a los consejos de utilización de este medio, se recomienda en el momento
de diseño de las transparencias, utilizar un tamaño de letra grande para que todo el
alumnado pueda ver con claridad la proyección; entregar una copia total o parcial
del contenido que se vaya a proyectar, de ese modo el alumno irá tomando las notas
oportunas y se evitará que pierda parte de nuestras explicaciones por su labor de
copia continua; por último, se recomienda al docente que opte por este medio, el
manejo previo del aparato de proyección, pues es muy típica la situación en la que
el opositor cuenta que utilizará en sus sesiones el proyector y, cuando tiene que
encenderlo y colocar su transparencia, ésta se proyecta al revés, boca abajo…
c) El libro de texto. Para el correcto desarrollo de los contenidos, es necesario que
tanto el profesor como el alumnado, dispongan de un material impreso de apoyo.
Este material se fundamenta en el clásico libro de texto. Las editoriales, al publi-
car los libros de texto, no siempre se basan en los contenidos establecidos en los
Decretos de los ciclos formativos, de manera, que si nuestro objetivo es trabajar
todos los contenidos recogidos en dichos Decretos, los libros que encontramos en
el mercado, en ocasiones, “se nos quedan cortos”, son demasiado pobres. Por
ello, es conveniente alternar el libro de texto con “apuntes” realizados por el pro-
fesor y entregados al alumno. Lo que no se debe hacer, es prescindir de este tipo
de materiales e intentar dar nuestras clases “dictando” a los alumnos o explicando
e intentando que ellos vayan tomando notas como ocurre en las aulas universi-
tarias; nuestra labor ha de ser algo más pedagógica. Además, está comprobado
que el alumno, si no dispone de un texto en el que vengan recogidos y explicados
los contenidos objeto de aprendizaje, “se pierde”, ya sea porque se distrae en un
momento determinado, o porque no ha entendido correctamente una definición o
un concepto y le da “miedo o vergüenza” preguntar, o por cualquier otro motivo.
Por tanto, procuraremos siempre que el alumno disponga de ese material. Esto
no quiere decir que el profesor no pueda, mediante sus explicaciones, ampliar los
contenidos recogidos en el libro o en los apuntes, todo lo contrario, siempre es in-
teresante dejar algunas preguntas más pobres de contenido para ir completándolas
con las explicaciones de clase y de este modo implicar más al alumno en el proceso
de enseñanza-aprendizaje.

HOSTELERÍA Y TURISMO 113


Programación Didáctica

d) El ordenador. En la sociedad de la información en la que nos encontramos hoy en


día, no podemos privar a nuestros alumnos del uso de las nuevas tecnologías de
la información y las comunicaciones. Por ello es imprescindible que a lo largo de
su formación en el centro educativo, entren en contacto con dichas tecnologías.
Ello se hará a través de los ordenadores existentes en el centro. Además, el uso
del ordenador favorece la personalización del aprendizaje, adaptado a los propios
ritmos de cada alumno, así como el autoaprendizaje.
En las sesiones que se desarrollen en el aula de informática, se han de tener en
cuenta unas consideraciones:
– No podemos dar por sabido nada. Es cierto que esta consideración siempre ha
de estar presente en la labor de un profesor, pero en las prácticas con los or-
denadores, las diferencias entre alumnos se manifiestan con mayor intensidad.
Por ejemplo, no podemos dar la clase siguiendo el ritmo de los que van más
avanzados y que han utilizado previamente estas tecnologías, puesto que nos
vamos a encontrar con un número importante de alumnos que desconocen el
manejo del ordenador (hemos de tener en cuenta que en Formación Profesio-
nal Específica no hay límite de edad máxima, por tanto, nos podemos encontrar
con una persona de más de cuarenta o cincuenta años que no ha utilizado en
su vida un ordenador). Ello no quiere decir que adaptemos el ritmo de la clase
a esas personas que encuentran mayores dificultades. Una posible solución a
esta situación es ubicarnos próximos a aquellos alumnos que encuentran ma-
yores dificultades e ir dando las explicaciones e indicaciones desde sus propios
ordenadores, de este modo, agilizaremos el trabajo y lo haremos de forma
“disimulada” sin que la persona en cuestión pueda sentirse “diferente” al resto
por no conocer el uso de las nuevas tecnologías.
– Es muy habitual que en las prácticas realizadas en Internet, los alumnos visiten
páginas que no son las indicadas por el profesor, o incluso que visiten algún
“Chat”. Está claro que el alumno no va a prestar la misma atención si está vol-
cado por completo en la actividad propuesta que si está realizando la actividad
pero pendiente de una conversación que tiene abierta en algún Chat. Por tanto,
el profesor ha de dar unas indicaciones al comenzar la clase, pedir que no se
visiten otras páginas que no sean las que él indique. El alumno no siempre obe-
dece esta indicación, ya que espera a que el profesor se aleje de su ordenador
para abrir la página que contiene información muy interesante para éste pero
nada relacionada con la práctica en cuestión. Ante esta situación, el profesor,
puede negociar y, decir que si se termina con tiempo, les dejará al final de la
clase cinco minutos para poder ver el correo electrónico. Otra medida sería
imponer drásticamente la decisión del profesor, o sea, prohibir la visita de otras
páginas en Internet y, si no se cumple, se puntúa negativamente al alumno, se
lleva a Jefatura de Estudios, etc. Estas medidas no siempre son las más ade-
cuadas, pensemos que no nos interesa crear un mal ambiente con nuestros
alumnos, ya que tenemos que estar trabajando todo un curso con ellos y, eso
sólo dificultaría enormemente, tanto el proceso de aprendizaje (el alumno nos
tomará entre ojos), como el de enseñanza (nos sentiremos incómodos al tener
que enfrentarnos al alumno, así como en sucesivas sesiones que trabajemos
con ese grupo).
– Por último, algo muy habitual que ocurre en las sesiones realizadas con or-
denadores es el deterioro y extravío de material informático, ya sea ratones,
teclados, memorias internas, etc. El profesor debe vigilar antes y después el

114 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

material existente para evitar este tipo de sucesos. Otra práctica es numerar
los ordenadores y hacer responsable a cada alumno de su propio ordenador,
así, todo lo que le ocurra a una máquina determinada sabremos a qué alumno
acudir.

5.8.6. Organización de espacios y agrupamientos


La interacción entre profesor-alumno y entre alumno-alumno se presenta como un prin-
cipio esencial de los aprendizajes. A través de ella los alumnos se relacionan entre sí y con
el profesor mediante las actividades que comparten y las experiencias que se llevan a cabo
en el centro educativo. De manera que la toma de decisiones relacionadas con el espacio
y los grupos, es un medio para favorecer la comunicación e interacción social, así como la
futura inserción laboral de nuestros alumnos.
En la programación, indicaremos a modo de resumen los espacios necesarios para
impartir el módulo profesional (todo ello estará en concordancia con lo que se recoja en
las unidades didácticas), así para ciertos módulos podemos necesitar de un aula de in-
formática para algunas horas, un aula dotada de determinados materiales (por ejemplo,
un mostrador para simulaciones en el módulo de Recepción y atención al cliente o en el
de Información turística en destino. Mucho cuidado con esto, si hemos contextualizado
la programación en un centro en concreto, debemos saber si disponemos o no de estos
espacios y los posibles problemas o limitaciones a su utilización, ya que puede ser fuente
de preguntas del tribunal. En cuanto a la agrupación, explicaremos las distintas formas de
organizar el grupo de alumnos en base a las diferentes actividades o metodología a aplicar,
condicionantes de espacios, etc. Por ejemplo, utilizaremos el gran grupo (toda la clase)
para una metodología en la que sea el profesor el que intente explicar conocimientos, se
utilizará otro tipo si lo que se va a realizar son actividades en Internet o uso de programas
informáticos…
A continuación vamos a profundizar algo más en los conceptos de espacio y agrupa-
mientos para que el opositor se familiarice con los mismos.

1. Los espacios
La mayoría de las sesiones se desarrollarán en el aula convencional y la disposición
de ésta será la normal (mesas de alumnos ordenadas en filas frente a la zona de pizarra y
mesa del profesor). No obstante, en ocasiones hay modificaciones a la normal disposición
del aula, o incluso el grupo se tiene que trasladar a otros escenarios para realizar deter-
minadas actividades. Todos estos aspectos han de estar previstos en una programación y,
aunque el profesor pueda tener muy buenas ideas que quedarán reflejadas en su progra-
mación, si no tiene en cuenta la disponibilidad de espacios en su centro o la coordinación
en su utilización con el resto de compañeros, de nada habrá servido toda esta planificación.
Esto va a estar marcado por los objetivos y contenidos de dicha unidad didáctica, pero
sobre todo, por las actividades propuestas en la misma. Veamos las diferentes formas de
organizar el espacio en el centro escolar:
a) Dentro del aula. En caso de que la unidad se desarrolle en la propia aula, pueden
ocurrir varias cosas. En primer lugar, se puede modificar la disposición habitual de
las mesas de los alumnos, por ejemplo, agrupar las mesas para la realización de un
trabajo de investigación, o bien, disponerlas en forma de U si se van a realizar de-

HOSTELERÍA Y TURISMO 115


Programación Didáctica

bates de larga duración. En segundo lugar, puede darse una ocupación diferente del
espacio, de manera que un alumno o grupo de alumnos ocupen el lugar destinado
normalmente al profesor (la zona de la pizarra frente al gran grupo) y el profesor se
coloque en la zona de las mesas de los alumnos, convirtiéndose en un espectador
más; esta situación es típica durante las exposiciones de trabajos realizados por los
alumnos, en los que ellos serán los encargados de llevar la clase y el profesor, con
el propósito de relajar la situación, se aleja del grupo que expone y lo deja actuar
libremente (pensemos que los alumnos cuando exponen están nerviosos porque se
sienten observados y juzgados por todos sus compañeros, por tanto, será muy po-
sitivo que el profesor utilice algunas estrategias para hacer más cómoda y llevadera
esta situación).
b) Fuera del aula. En otras ocasiones, las unidades didácticas, o una parte de las
mismas, necesitan para su desarrollo otros espacios diferentes del aula habitual del
grupo con el que se trabaja. Se podrían dar las siguientes situaciones:
– Por ejemplo, si viene un profesional del sector turístico para dar una conferen-
cia a los alumnos, hemos de prever en la unidad un espacio en el que poder
desarrollar esta actividad, por ejemplo, un salón de actos.
– Otro ejemplo es el uso del aula de informática, lo que implica un cambio a otra
aula (a no ser que se dispongan de ordenadores en el aula habitual). El típico
problema que se nos puede presentar es el de dedicar un tiempo importante
a preparar una práctica en los ordenadores y, el día que tenemos pensado
hacerla con los alumnos, el aula de informática está siendo utilizada por otro
profesor. Por ello, se habrá de reservar con cierta antelación.
– Una actividad frecuente, sobre todo con los alumnos del ciclo de Información y
Comercialización Turísticas en el módulo de Asistencia y guía de grupos turísticos,
es la salida-visita a recursos turísticos del entorno, donde el alumno pueda hacer
prácticas reales de asistencia, comunicación y guía con un grupo (sus propios
compañeros de clase). Todo ello deberá quedar previsto con cierta antelación en
la unidad didáctica, ya que este tipo de actividades no se hacen en 55 minutos
ó 1 hora que suelen durar las sesiones, sino que requieren un mayor tiempo, el
que se tarda en llegar al recurso, el que se dedica a la realización de la práctica
y el que se tarda en volver al centro, de manera que lo que se suele hacer, es
prever con tiempo estas situaciones y cambiar alguna hora con los compañeros
para así disponer de varias horas seguidas para emplearlas en dicha actividad.
– Por último, en el ciclo de Animación Turística, en múltiples ocasiones, los espa-
cios en los que se desarrollen las unidades didácticas van a ser muy variados,
por ejemplo, en el módulo de Juegos y actividades físicas recreativas para
animación, el patio y el gimnasio del centro serán protagonistas, así como en
el resto de módulos, donde será imprescindible la utilización de un salón de
actos, talleres de hostelería u otro tipo de salones o espacios.

2. Los agrupamientos
En los últimos años se ha descubierto que el trabajo interactivo en el aula favorece
muy positivamente la formación académica y humana de los alumnos, a diferencia de lo
que promulgaban las teorías clásicas de educación, las cuales anulaban cualquier tipo de
agrupación de alumnos en el aula.

116 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

De este modo, podemos decir que en el desarrollo de las unidades didácticas a lo largo
del curso, el docente ha de hacer uso de las diferentes agrupaciones que se puedan reali-
zar dependiendo de los objetivos, contenidos y actividades que afecten en cada momento
al proceso de enseñanza-aprendizaje. Así en ocasiones, será mejor que el alumno trabaje
individualmente, pero en otras, el trabajo en grupo conllevará mejores resultados en el
alumnado. Así, a modo de ejemplo, ante la lección magistral, en la que se persigue que el
alumno adquiera una serie de conocimientos básicos para el desarrollo de futuras sesiones,
el trabajo individual será la mejor opción, sin embargo, ante el método de enseñanza activo,
la opción más válida será aquella en la que se formen grupos en el aula e investiguen y
trabajen de forma conjunta sobre los contenidos objeto de aprendizaje. En este sentido, es
decir, cuando formamos grupos en el aula, es importante que el profesor tenga en cuenta el
criterio de heterogeneidad, formando grupos de alumnos con diferentes capacidades, ap-
titudes, habilidades, etc., teniendo como referente que la organización de los grupos debe
estar orientada a favorecer la interacción y comunicación y no la competitividad.
Dependiendo del tipo de tareas que se vayan a realizar, pueden darse distintos tipos
de agrupamientos:
– Trabajo en gran grupo. Se denomina así a todos los alumnos de la clase. Se utiliza
en actividades como la lluvia de ideas al inicio de las unidades didácticas, visionado
de películas, celebración de asambleas, conferencias de invitados, etc.
– Trabajo en pequeños grupos. Formado por unos 5-6 componentes para realizar las
siguientes actividades: trabajo en equipo, debates, intercambios de información y
experiencias, discusiones, exposiciones, etc.
– Parejas. Similar al anterior. Además es muy habitual que se emplee esta modalidad
en el aula de informática en caso de no disponer de ordenadores suficientes.
– Grupos homogéneos. Son grupos de alumnos que comparten características comu-
nes y reciben un apoyo o refuerzo extra.
– Grupos estables. Se trata de grupos poco numerosos que tienen cierta estabilidad y
continuidad a lo largo del curso para realizar tareas cuya duración se prolonga en el
tiempo (elaboración de murales, montaje de un audiovisual, recopilación de noticias
de prensa…).
– Trabajo individual. Para que el alumno reflexione y practique los contenidos de for-
ma personal.
Las modalidades más empleadas en los centros en los que se imparten los ciclos de
la Familia Profesional de Hostelería y Turismo son los tres primeros (gran grupo, pequeños
grupos y por parejas), sin olvidar el trabajo individual, destinado principalmente al aprendi-
zaje y afianzamiento de conceptos, procedimientos y actitudes determinados.

5.8.7. Temas transversales


En la web del Ministerio de Educación aparece una referencia a los temas transversa-
les, es la siguiente:
“La finalidad de la educación es el desarrollo integral del alumnado. Esto supone atender no
sólo a las capacidades cognitivas o intelectuales de los alumnos sino también a sus capaci-
dades afectivas, motrices, de relación interpersonal y de inserción y actuación social.

HOSTELERÍA Y TURISMO 117


Programación Didáctica

La formación ético-moral junto con la formación científica debe posibilitar esa formación
integral (…)
El carácter transversal hace referencia a diferentes aspectos:
a) Los temas transversales abarcan contenidos de varias disciplinas y su tratamiento debe
ser abordado desde la complementariedad.
b) No pueden plantearse como un programa paralelo al desarrollo del currículo sino inser-
tado en la dinámica diaria del proceso de enseñanza-aprendizaje.
c) Son transversales porque deben impregnar la totalidad de las actividades del centro.
Por otra parte los temas transversales deben contribuir especialmente a la educación en
valores morales y cívicos del alumnado.
Son considerados temas transversales:
– Educación moral y cívica.
– Educación para la paz.
– Educación para la igualdad de oportunidades de ambos sexos.
– Educación ambiental.
– Educación para la salud y educación sexual.
– Educación vial.
– Educación del consumidor.”

En la programación se deberá contemplar el tratamiento de algunos de estos temas,


haciendo más hincapié en las programaciones de grado medio que en las de grado supe-
rior. Por ejemplo, en una programación del módulo de Ofertas gastronómicas y sistemas de
aprovisionamiento podríamos decir que vamos a introducir la “educación para la salud” en
una unidad didáctica sobre “dietética y nutrición” o en un módulo de Comercialización de
productos y servicios turísticos, se podría introducir la “educación del consumidor”, en una
unidad que trate de precios, segmentación, análisis de consumidores, etc.
Por otro lado, las efemérides son una buena estrategia para tratar estos temas en el
aula con el alumnado. Escoger fechas señaladas en las que se celebra “algo” a nivel mun-
dial, puede ser el precedente para introducir un tema transversal en clase, aportar alguna
lectura relacionada, realizar un debate, etc. En este apartado el opositor ha de dejar volar
su imaginación y buscar aquellas efemérides que más juego le den a la hora de diseñar po-
sibles actividades. Algunos ejemplos de efemérides podrían ser: el día mundial del Turismo,
el día internacional de los Museos, el día mundial de las Aves, el día mundial del Libro, el
día del Trabajo, el día mundial del Medio Ambiente…

5.9. Evaluación
La evaluación tiene como finalidad conocer si se han alcanzado los objetivos que nos
habíamos propuesto y diagnosticar, si no ha sido así, el motivo del error. Esto nos indica que
la evaluación es un proceso muy complejo, por lo que para su estudio hemos considerado
dividirla en dos grandes apartados: evaluación del proceso de aprendizaje, que trataría
sobre la evaluación del alumno y, evaluación del proceso de enseñanza, que trataría sobre
cómo se ha desarrollado todo el proceso y, que al fin y al cabo, es la evaluación del profe-
sorado, los medios, los tiempos empleados, etc.

118 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

5.9.1. Evaluación del proceso de aprendizaje


La evaluación del proceso de aprendizaje trata de analizar y comprobar el grado de
adquisición de las capacidades terminales del módulo profesional por parte del alumnado.
Básicamente se va a dividir en tres aspectos:
1. ¿Cuándo evaluar? La evaluación no se realiza en un momento único, sino que
puede hablarse de diferentes tiempos de evaluación, lo que dará lugar a los distin-
tos tipos de evaluación: inicial, formativa y sumativa.
2. ¿Qué evaluar? Este aspecto se va a alcanzar a través de los criterios de evaluación
del módulo profesional.
3. ¿Cómo evaluar? Incluirá los instrumentos, esto es, las herramientas necesarias
que vamos a emplear para realizar la evaluación.

1. Los tipos de evaluación


La evaluación es un proceso y, como tal proceso se va a concretar en diferentes “mo-
mentos”, que a su vez se concretan en diferentes tipos de evaluación, a saber: inicial o
diagnóstica, continua o formativa y final o sumativa; cada una de ellas va a proporcionar
una información diferente y necesaria para la toma de decisiones sobre el proceso de en-
señanza aprendizaje.
– Evaluación inicial o diagnóstica. Este tipo de evaluación nos proporciona infor-
mación del punto de partida de los alumnos que van a iniciar el ciclo formativo
con la finalidad de orientar la intervención educativa del modo más apropiado. La
información que nos proporciona versa sobre diversos aspectos, entre otros: cono-
cimientos y experiencias previas en relación a los objetivos del ciclo formativo, es-
tudios cursados y experiencia laboral que, en su caso, haya adquirido el alumnado,
motivaciones e intereses de los alumnos con respecto al ciclo formativo escogido,
entorno social de procedencia del alumno, etc.
Toda la información proporcionada por esta evaluación inicial facilitará al profesor
la toma de decisiones sobre la forma de adquirir los diferentes niveles de objetivos
exigidos en el ciclo y la mejor forma de adquirirlos. Esto es, nos proporcionará infor-
mación de las estrategias más adecuadas para formar al alumno, de los contenidos
y el nivel de profundidad a aplicar, del tipo de actividades más apropiado, etc. En
resumidas cuentas, ayuda al tan mencionado “partir del nivel del alumno”.
– Evaluación formativa o continua. La evaluación continua implica la toma de
información en el mismo momento y durante todo el tiempo que se desarrolla el
proceso de enseñanza-aprendizaje, esto es, no es una evaluación de un momento
puntual, sino que se desarrolla a lo largo de todo el proceso. Esta evaluación per-
mite conocer cómo se está desarrollando el proceso y realizar el reajuste necesario
en aquel elemento que no resulte del todo adecuado a lo deseado.
La información que se va a recoger va a versar sobre el progreso del grupo y del
alumno, las dificultades para el aprendizaje de los diferentes tipos de contenidos
(conceptuales, procedimentales y actitudinales), la adecuación de las estrategias
didácticas para el desarrollo de las capacidades terminales, la adecuación de las
actividades y el grado de participación del alumnado en las mismas, la motivación
e interés del alumnado ante los contenidos y actividades planteadas, etc.

HOSTELERÍA Y TURISMO 119


Programación Didáctica

Antes de terminar con este tipo de evaluación, consideramos importante resaltar el


error de concepto que muchas personas que se acercan por primera vez al mundo
de la enseñanza, e incluso de muchos profesionales, tienen con respecto al signifi-
cado de “evaluación continua”. En muchos casos, se dice que se aplica evaluación
continua cuando el alumno se “examina de todo lo visto a lo largo de un módulo
profesional en un examen único al final de curso”. Esto es, que tiene un último
examen donde se juega la nota de todo el curso y se examina de toda la materia
al final de curso. Como se puede comprobar fácilmente, esta acepción de evalua-
ción continua es lo más contrario que existe al verdadero concepto de “evaluación
continua”, ya que la verdadera significación alude a la evaluación diaria, evitando
los momentos puntuales de evaluación, hasta tal punto que no serían necesarios
exámenes puntuales en determinados momentos, ya que si a través de ella se ha
comprobado que el alumno ha alcanzado las capacidades terminales requeridas
para cada módulo profesional, no es necesario articular nuevas formas de evalua-
ción para comprobar si se han alcanzado o no.
Por último, debemos resaltar que la evaluación en Formación Profesional debe ser
sobre todo una evaluación continua, así lo señala la Orden de 26 de julio de 1995,
sobre evaluación en los ciclos formativos de Formación Profesional Específica en
la Comunidad Autónoma de Andalucía, en su artículo segundo, cuando establece
que “la evaluación será continua en cuanto que estará inmersa en el proceso de
enseñanza y aprendizaje del alumno y alumna. Al término de este proceso habrá
una calificación final que, de acuerdo con dicha evaluación continua, valorará los
resultados conseguidos por los alumnos y alumnas.
– Evaluación sumativa. A pesar de todo lo dicho anteriormente, se hace necesaria
una evaluación sumativa que al final del proceso formativo ayude a detectar si los
alumnos han alcanzado o no las capacidades terminales de referencia del módulo
profesional y los objetivos didácticos de cada una de las unidades didácticas. Esto
se va a comprobar a través de diversos instrumentos como exámenes escritos (lo
más conveniente, ya que queda patente, ante disconformidad y/o reclamación del
alumno ante el departamento didáctico o instancias superiores del grado de adqui-
sición del alumno de las capacidades terminales), orales, etc.
En relación a cuándo vamos a evaluar es necesario saber que en Formación Profesional
debemos realizar tres evaluaciones, que como siempre, se efectúan en diciembre, marzo
y a final de curso. Además, se produce una evaluación ordinaria a final de curso (que co-
incide con la tercera evaluación) y una convocatoria extraordinaria. En esto pueden existir
diferencias entre las diversas Comunidades Autónomas. Así, por ejemplo, en Andalucía,
la convocatoria ordinaria (y por tanto la tercera evaluación) tiene lugar a finales de mayo,
mientras que en otras Comunidades es en junio; y la convocatoria extraordinaria, en junio,
mientras que en otras Comunidades se realiza en septiembre.

2. Criterios de evaluación
Los criterios de evaluación expresan el tipo y grado de aprendizaje que se espera hayan
alcanzado los alumnos con respecto a los objetivos didácticos y, de forma más general, con
respecto a las capacidades terminales.
Según la normativa que regula cada uno de los títulos de Formación Profesional, cada
una de las capacidades terminales que se contienen en cada uno de los módulos profe-
sionales, van a venir acompañadas de sus correspondientes criterios de evaluación. En

120 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

la programación habrá que incluir necesariamente todos los expresados en la normativa,


aunque en las unidades didácticas además habrá que fijar aquellos que sean necesarios
para evaluar cada uno de los objetivos didácticos.
Por ejemplo, para el módulo profesional Organización y control del alojamiento del ciclo
de Alojamiento, los criterios de evaluación, asociados a sus capacidades terminales son los
siguientes:

Capacidades terminales Criterios de evaluación


– Clasificar y caracterizar las diferentes fór-
mulas de alojamiento en función de:
* Tipo de servicio.
* Características básicas.
* Tipologías de clientela.
* Normativa europea, nacional y autonó-
mica.
* Áreas funcionales.
– Describir los factores que determinan
una organización eficaz.
– Describir las áreas, departamentos y sub-
departamentos funcionales más caracterís-
ticos de los distintos tipos de alojamientos.
– Explicar las relaciones interdepartamen-
tales que se establecen en el ámbito de
estos establecimientos.
3.1. Analizar la estructura organizati-
va, funcional y el entorno de re- – Describir los diferentes puestos de traba-
laciones de los distintos tipos de jo del área de alojamiento (aplicando los
alojamientos turísticos y no turís- procedimientos para determinar la com-
ticos. petencia profesional), caracterizándolos
por los logros profesionales necesarios y
por el dominio profesional requerido.
– Evaluar los tiempos de trabajo de las acti-
vidades profesionales más significativas.
– Describir las relaciones externas del área
de alojamiento.
– Describir los circuitos y tipos de infor-
mación interna y externa producida en el
desarrollo de la actividad.
– A partir de una organización (supuesta o
real) de un área de alojamiento:
* Evaluar la organización juzgando críti-
camente las soluciones organizativas
adoptadas.
* Proponer posibles mejoras a la organi-
zación.
.../...
HOSTELERÍA Y TURISMO 121
Programación Didáctica

.../...
– En casos simulados:
* Definir los límites de responsabilidad,
funciones y tareas de cada compo-
nente del equipo de trabajo
– Identificar la función de los presupuestos
dentro de la planificación empresarial.
– Citar y explicar los tipos de presupuestos
utilizados en la actividad de alojamiento
y los objetivos de cada uno de ellos.
– Identificar la estructura y las partidas que
componen los presupuestos anterior-
mente citados.
– Identificar las variables que se deben tener en
cuenta en la confección de presupuestos.
– En una situación simulada, dados los ob-
jetivos económicos de producto, de vo-
3.2. Elaborar presupuestos económi- lumen de negocio y de calidad para un
cos para establecer programas período de tiempo establecido:
de actuación a corto, medio y lar- – Identificar y calcular las necesidades de
go plazo para establecimientos o financiación.
áreas de alojamiento.
– Elaborar el presupuesto de ingresos y
gastos del período.
– Determinar el coste de la inversión en
recursos materiales.
– Determinar el coste de recursos humanos.
– En un caso simulado, a partir de los da-
tos de un presupuesto estimado y de los
datos reales:
* Calcular las desviaciones.
* Analizar las causas de su aparición y
los efectos que producen.
* Proponer soluciones alternativas.
– Identificar y calcular los costes directos e
indirectos que afectan a la actividad de
alojamiento.
– Calcular el coste total unitario y el precio
3.3. Analizar la rentabilidad de la ex- de venta de los diferentes servicios que
plotación de áreas de alojamiento componen una oferta de alojamiento.
para evaluar y controlar los cos- – Interpretar una cuenta de pérdidas y ga-
tes y los márgenes de beneficio. nancias y un balance contable.
– Determinar el umbral de rentabilidad.
– Interpretar los resultados anteriores y
proponer, en su caso, medidas correcti-
vas o soluciones alternativas.
.../...
122 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
La Programación Didáctica

.../...

– Describir la función de gestión de la calidad y


su relación con los objetivos de la empresa.
– A partir de estructuras organizativas de diver-
sas tipologías de empresas de alojamiento:
* Identificar los elementos del sistema
de calidad aplicables a cada estructu-
ra organizativa.
* Asignar las funciones específicas de
calidad en función de la estructura or-
ganizativa en cuestión.
3.4. Analizar sistemas y procesos de – Describir los instrumentos de control de
gestión y control de la calidad calidad utilizados en la prestación del
aplicables a empresas de aloja- servicio de alojamiento.
miento. – Describir las “características de calidad” más
significativas de los servicios de alojamiento.
– A partir de un proceso de prestación del
servicio de alojamiento, definido por sus
fases y procedimientos:
* Identificar las características de cali-
dad del servicio.
* Identificar los factores que afectan a
las características de calidad.
* Determinar procedimientos de control
de la calidad.
– Describir los objetivos y funciones de
este servicio.
– Identificar las principales contingencias
que pueden producirse en materia de
seguridad.
– Identificar los equipos de seguridad y sus
3.5. Analizar el servicio de seguridad utilidades.
propio de establecimientos de hos-
– Relacionar el uso de estos equipos con
pedaje, relacionando la estructura
las contingencias identificadas.
organizativa y las contingencias de
seguridad con los elementos y me- – A partir de estructuras organizativas de diver-
didas de seguridad aplicables. sas tipologías de empresas de alojamiento:
* Identificar los elementos del sistema
de seguridad aplicables a cada estruc-
tura organizativa.
* Asignar las funciones específicas de se-
guridad que podrían estar distribuidas
en la organización de cada empresa.

CUADRO 3. CAPACIDADES TERMINALES Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN ASOCIADOS DEL MÓDULO PROFESIONAL


“ORGANIZACIÓN Y CONTROL DEL ALOJAMIENTO”. FUENTE: DECRETO 178/1995, DE 25 JULIO, POR EL
QUE SE ESTABLECEN LAS ENSEÑANZAS CORRESPONDIENTES AL TÍTULO DE FORMACIÓN PROFESIONAL
DE TÉCNICO SUPERIOR EN ALOJAMIENTO EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA.

HOSTELERÍA Y TURISMO 123


Programación Didáctica

3. Instrumentos de evaluación

Como señala la Dirección General de Formación Profesional y Solidaridad en la Educa-


ción y Dirección General de Evaluación y Formación del Profesorado en su Guía Didáctica
para el Desarrollo Curricular de la Formación Profesional Específica (1999), los instrumen-
tos de evaluación son:
“técnicas, recursos o procedimientos utilizados para obtener información acerca de todos los
factores que intervienen en el proceso formativo con la finalidad de poder llevar a cabo en
cada momento la evaluación correspondiente (diagnóstica, formativa o sumativa)”.

El instrumento de evaluación que utilicemos dependerá de la información que sea ne-


cesario obtener, de los contenidos a evaluar y del momento en que se lleve a cabo.
Como señala la guía didáctica indicada anteriormente, los instrumentos de evaluación
son muy variados. Los que hemos considerado más interesantes de los que señala y los más
utilizados diariamente en el aula en la familia de Hostelería y Turismo son:
– Cuaderno de clase (registro de actividades, observación de conductas, interés, he-
chos significativos, anotaciones sobre asistencia…).
– Simulaciones/role playing. Como actividad formativa y de evaluación es habitual
en determinados ciclos formativos que el alumno asuma un determinado rol y
ponerlo en una situación determinada. Por ejemplo, en el módulo profesional de
Información turística en destino (ciclo formativo de grado superior de Información y
Comercialización Turísticas), es frecuente que una actividad sea la de informar a un
supuesto cliente sobre la situación de diferentes recursos turísticos, establecimien-
tos hoteleros, restaurantes, etc. en la ciudad en donde se sitúe el centro, para lo
que se ayudan de un plano de la ciudad.
– Exámenes escritos, de diferentes tipos, por ejemplo: tipo test, desarrollo, preguntas
cortas, etc.
– Exposiciones de temas enteros o sobre cuestiones especificadas de antemano.
– Pruebas prácticas apoyándose en nuevas tecnologías. Por ejemplo, es habitual en
el módulo profesional de Recepción y atención al cliente (ciclo formativo de grado
superior de Alojamiento), realizar actividades formativas y de evaluación en las que
se solicite al alumno que, utilizando algún programa informático trabajado en clase,
realice una reserva, el check-in en un establecimiento de alojamiento o una activi-
dad similar.
– Realización de trabajos prácticos. Por ejemplo, en el módulo profesional de Diseño
y comercialización de productos turísticos locales y regionales (ciclo formativo de
grado superior de Información y Comercialización Turísticas) los alumnos realizan un
pequeño plan de marketing sobre un producto turístico planteado por el profesor.
– Elaboración de informes sobre una temática determinada. Es frecuente que en
algunos módulos profesionales donde se analiza la evolución del mercado turístico,
una actividad formativa y de evaluación consista en la realización de un informe
sobre la evolución de la procedencia de los turistas en un espacio geográfico deter-
minado.
– Debates sobre un determinado tema.

124 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

5.9.2. La evaluación del proceso de enseñanza


La evaluación no debe quedarse solamente en evaluar al alumno, sino que también
se debe evaluar el proceso de enseñanza, tarea a la que debemos dedicarnos de forma
planificada y no intuitiva. Hemos de tener en cuenta que no sólo se plantean dificultades
de aprendizaje “por culpa” del alumno, sino que en muchos casos somos los profesores los
que con una mala selección de contenidos, de actividades o de espacios formativos vamos
a condicionar negativamente el proceso de aprendizaje. Por ello deberemos valorar, no sólo
al alumno sino también otros elementos. Entre otros, los siguientes:
– Si los contenidos seleccionados para alcanzar los diferentes objetivos eran los ade-
cuados o si, por el contrario, hubiese sido mejor escoger otros. Podemos ver, por
ejemplo, si eran los adecuados al nivel inicial del alumno.
– Si las actividades desarrolladas han sido claras, adecuadas y motivadoras para el
proceso de aprendizaje.
– Si los materiales y los recursos didácticos han sido los adecuados, variados y bien
empleados.
– Si la actitud del profesor ha sido la adecuada, si ha sabido motivar al alumno,
“engancharlo”, si ha sido capaz de comunicar, animar al grupo, adaptarse a los
imprevistos, etc.
– Si la temporalidad ha sido la adecuada, hemos sabido dar el tiempo necesario a
cada contenido o actividad o nos hemos detenido demasiado tiempo en aspectos in-
necesarios que han condicionado el tiempo disponible para otros más importantes.
– Si las actividades e instrumentos de evaluación eran los apropiados en relación a
los contenidos y objetivos de las diferentes unidades y capacidades terminales.
Una vez hemos determinado qué vamos a analizar, se hace necesario explicar quién
es el encargado de decir si el proceso ha sido adecuado. Desde nuestro punto de vista, el
alumno, como cliente que es del proceso de enseñanza-aprendizaje, tiene mucho que opi-
nar sobre “cómo se le ha enseñado”. No obstante, no debe ser el único. Su participación
se puede incluir a través de cuestionarios al final de cada una de las unidades o de las que
se consideren oportunas, en las que expresen su opinión sobre los contenidos, evaluación,
actividades, actuación del profesorado, etc. Con esto no queremos decir que todo con lo
que no esté de acuerdo el alumno es un error cometido por el profesor, pero puede, en un
momento dado, servir como indicador de en qué nos hemos podido equivocar, aunque re-
petimos que en ocasiones, lo dicho por ellos puede no ser significativo (pensemos que todo
lo que suponga un esfuerzo para el alumno suele no ser “bienvenido” por éste, pero puede
ser fundamental para que alcance las capacidades terminales). A la hora de incluir en la
programación cuestionarios de este tipo hay que tener cuidado, ya que en muchos casos a
los profesores no nos gusta demasiado sentirnos “juzgados” por los alumnos.
Además del alumnado, debe ser el profesorado el que a través de su observación diaria
analice si el proceso de enseñanza está siendo el adecuado o si debe modificar para próxi-
mas unidades algunos de los elementos que hemos señalado anteriormente.

5.9.3. ¿Qué debemos incluir sobre evaluación en la programación?


Como en todos los casos anteriores, antes de comenzar a hablar de cómo se va a pro-
ceder en el aspecto en concreto de la programación, es conveniente explicar qué es la eva-
luación y los tipos que existen. Hay que tener cuidado tanto en este apartado como en los

HOSTELERÍA Y TURISMO 125


Programación Didáctica

anteriores, puesto que el espacio es reducido y no debemos perderlo todo en definiciones,


es sólo una introducción. Una vez se han explicado los tipos, debemos explicar cómo se
va a hacer cada una de las diferentes evaluaciones, expresando las herramientas a utilizar
y las estrategias. Por ejemplo, se dirá si para la evaluación inicial se van a utilizar técnicas
como las de brainstorming al inicio de cada unidad, si para la formativa se va a utilizar la
observación diaria con sus correspondientes anotaciones en el cuaderno del profesor o si
vamos a utilizar exámenes orales o trabajos individuales.
Es necesario precisar que a lo largo del curso se van a realizar tres evaluaciones, cuán-
do se realizan y, que el alumno tiene derecho a una evaluación ordinaria y, si es necesario
a una extraordinaria.
Una vez hecho esto, indicaremos cuáles van a ser los criterios de evaluación que se
utilizarán en el proceso de evaluación. Este apartado es muy importante porque es obligato-
rio según anteriores convocatorias de oposiciones. También consideramos muy importante
que el alumno incluya todos los criterios de evaluación que se reflejan en el Decreto o en
su caso, del Real Decreto.
También es conveniente fijar los criterios de calificación. Estos criterios de calificación
expresan cómo se van a ponderar porcentualmente los contenidos conceptuales, proce-
dimentales o actitudinales en el proceso de evaluación. Hay que tener en cuenta que en
cualquier módulo profesional de cualquier ciclo formativo van a tener especial importancia
los contenidos procedimentales, no hay que olvidar, que al fin y al cabo, en Formación
Profesional se busca sobre todo el “saber hacer”. Cómo se distribuyan estos criterios de
calificación no debe hacerse al azar o de forma poco meditada, sino que hay que tener en
cuenta el tipo de módulo, las características que posee, etc. Por ejemplo, no tienen por
qué ser iguales para un módulo como Asistencia y guía de grupos, que es eminentemente
procedimental, como para Comercialización de productos y servicios turísticos, que es algo
más conceptual.
Por último, se considera que es necesario que el opositor hable sobre la pérdida de la
evaluación continua. Como veremos a continuación, la normativa especifica que para que
se aplique la evaluación continua, es necesario que el alumno asista con regularidad a cla-
se. Pero no especifica exactamente qué significa “asistir regularmente a clase”. Esto se fija
en los centros en forma de porcentaje en el Reglamento de Organización y Funcionamiento,
pero si se desconoce cuánto es en el centro dónde se va a situar la programación, en la
mayor parte de los Institutos de Enseñanza Secundaria es del 20%, esto es, se pierde el
derecho a evaluación continua cuando se falta más de este porcentaje a clase. Pero ade-
más, es necesario explicar qué conlleva la pérdida de evaluación continua. Lo primero, el
alumno nunca puede perder el derecho a asistir a clase, por lo que nunca se puede negar
éste, ni tampoco el derecho de evaluación, lo que implica que al alumno se le tiene que
evaluar, aunque se haga de forma diferente a como se hace con el resto de alumnos. Lo
normal es que para aquellos alumnos que pierdan el derecho de evaluación continua, se
le obligue a realizar un único examen con tantas pruebas como se juzgue necesario, en el
que el alumno demuestre que ha alcanzado todas las capacidades terminales del módulo
profesional. Esta prueba se realizará a final de curso y, puede ser tanto en la convocatoria
ordinaria como en la extraordinaria.
Por último y como decíamos anteriormente, la evaluación no sólo incluye la evaluación
del alumnado, sino que también lo hace con el proceso de enseñanza, por lo que se debe
precisar cuáles van a ser las herramientas e instrumentos con los que se va a realizar este
proceso.

126 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

5.9.4. Normativa de evaluación


Por último, hemos creído conveniente incluir la normativa más representativa sobre
evaluación en la Formación Profesional, introduciendo algunas aclaraciones. La primera
referencia normativa la encontramos en la Ley 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, que
en su artículo 43, establece que la evaluación en la Formación Profesional se realizará por
módulos profesionales y que para la superación del ciclo formativo re necesita la evaluación
positiva en todos los módulos que la componen.
Más concreto es el Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre, por el que se esta-
blece la ordenación general de la Formación Profesional en el sistema educativo. El capítulo
III, concretamente los artículos 15 y 16 están íntegramente dedicados a la evaluación en
la Formación Profesional. Concretamente, se fija lo siguiente:
– La evaluación del aprendizaje del alumnado de los ciclos formativos se realizará por
módulos profesionales, teniendo en cuenta las adaptaciones metodológicas de que
haya podido ser objeto el alumnado con discapacidad y se garantizará su accesibi-
lidad a las pruebas de evaluación.
– La evaluación se realizará tomando como referencia los objetivos y los criterios de
evaluación de cada uno de los módulos profesionales y los objetivos generales del
ciclo formativo.
– En la evaluación del módulo profesional de Formación en centros de trabajo, co-
laborará con el tutor del centro educativo el tutor de la empresa designado por el
correspondiente centro de trabajo para el periodo de estancia del alumno. Dicho
módulo profesional se calificará como “Apto” o “No apto”.
– En régimen presencial, cada módulo profesional podrá ser objeto de evaluación en
cuatro convocatorias, excepto el de Formación en centros de trabajo que lo será en
dos (ésta es una de las principales novedades de este Real Decreto). Con carácter
excepcional, las Administraciones educativas podrán establecer convocatorias ex-
traordinarias para aquellas personas que hayan agotado las cuatro convocatorias
por motivos de enfermedad o discapacidad u otros que condicionen o impidan el
desarrollo ordinario de los estudios.
– La calificación de los módulos profesionales será numérica, entre uno y diez, sin
decimales. La superación del ciclo formativo requerirá la evaluación positiva en
todos los módulos profesionales que lo componen. Se consideran positivas las
puntuaciones iguales o superiores a cinco puntos. La nota final del ciclo formativo
será la media aritmética expresada con dos decimales.
– Los documentos del proceso de evaluación de las enseñanzas de Formación Pro-
fesional son el expediente académico del alumno, las actas de evaluación y los
informes de evaluación individualizados. Los informes de evaluación y los certifi-
cados académicos son los documentos básicos que garantizan la movilidad del
alumnado.
– Quienes no superen en su totalidad las enseñanzas de cada uno de los ciclos
formativos, recibirán un certificado académico de los módulos profesionales su-
perados que tendrá, además de los efectos académicos, efectos de acreditación
parcial acumulable de las competencias profesionales adquiridas en relación con el
Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional.

HOSTELERÍA Y TURISMO 127


Programación Didáctica

En Andalucía y, previamente a la ley citada y al Real Decreto del que acabamos de extrac-
tar los aspectos más significativos, se había promulgado la Orden de 26 de julio de 1995, so-
bre evaluación en los ciclos formativos de Formación Profesional Específica en la Comunidad
Autónoma de Andalucía, todavía en vigor en cuanto no se oponga a lo dicho por éstos. Cada
opositor debería buscar si existe una normativa similar a ésta en la Comunidad Autónoma don-
de desee presentarse. La citada orden tiene como aspectos más significativos los siguientes:
– La evaluación de los aprendizajes de los alumnos y alumnas se realizará por módulos pro-
fesionales, para lo que se tendrán en cuenta, en cada módulo profesional, las capacida-
des terminales como expresión de los resultados que deben ser alcanzados por los alum-
nos y alumnas en el proceso de enseñanza y aprendizaje, los criterios de evaluación como
referencia del nivel aceptable de esos resultados y, los objetivos generales de ciclo.
– La evaluación será continua en cuanto que estará inmersa en el proceso de ense-
ñanza y aprendizaje del alumno y alumna. Al término de este proceso habrá una cali-
ficación final que, de acuerdo con dicha evaluación continua, valorará los resultados
conseguidos por los alumnos y alumnas.
– La evaluación será realizada por el equipo educativo, que es el conjunto de profeso-
res y profesoras que intervienen con el mismo grupo de alumnos y alumnas, coordi-
nados por el profesor tutor o profesora tutora.
– Las sesiones de evaluación y calificación son las reuniones que celebrará el equipo
educativo para valorar tanto el aprendizaje de los alumnos y alumnas en relación con el
desarrollo y adquisición de las capacidades terminales del currículo, como su práctica
docente.
– Las sesiones de evaluación y calificación contarán como instrumento básico con las in-
formaciones y calificaciones que, sobre cada alumno o alumna y sobre el grupo, apor-
ten los profesores y profesoras que imparten cada modulo profesional. De cada sesión
de evaluación, el tutor del grupo levantará acta, en la que se indicarán los acuerdos
alcanzados. A partir de los datos recogidos en la sesión de evaluación, el tutor/a reali-
zará un informe que trasmitirá a los alumnos o a sus padres si fuese menor de edad.
– Para cada grupo de alumnos y alumnas se realizarán, al menos, tres sesiones de
evaluación y calificación a lo largo del curso académico.
– Antes de realizar los módulos profesionales de Proyecto integrado y Formación en
centros de trabajo, será necesario que los alumnos y alumnas tengan una califi-
cación positiva en los módulos profesionales asociados a la competencia y en los
socieconómicos. No obstante, con carácter excepcional, el equipo educativo podrá
autorizar la realización de los módulos profesionales de Proyecto integrado y de
Formación en centros de trabajo cuando el alumno o alumna tenga una calificación
positiva en todos los módulos profesionales asociados a la competencia profesio-
nal. Esto es, en nuestros ciclos formativos puede realizar un alumno la Formación
en centros de trabajo o el Proyecto integrado, siempre que lo acuerde el equipo
educativo, cuando tenga suspenso Formación y Orientación Laboral o El Sector de
la hostelería y el turismo en Andalucía, nunca con otro módulo profesional.
– Las calificaciones de los módulos profesionales, excepto las del Proyecto integrado
y Formación en centros de trabajo, se expresará mediante la escala numérica de
uno a diez, sin decimales, considerándose positivas las calificaciones iguales o
superiores a cinco y negativas las restantes.
– Los módulos profesionales de Proyecto integrado y Formación en centros de trabajo
se calificarán con los términos de “Apto” o “No apto”.

128 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

– La calificación final del ciclo formativo de Formación Profesional Específica se ex-


presará mediante la media aritmética de las calificaciones de los módulos profe-
sionales, utilizando la escala numérica de uno a diez con una sola cifra decimal.
Únicamente se indicará la calificación final del ciclo formativo cuando el alumno o
alumna tenga superados todos los módulos profesionales del correspondiente ciclo
formativo, incluidos los de Proyecto integrado y Formación en centros de trabajo,
aunque éstos no intervengan en el cálculo de dicha calificación final.
– La aplicación del proceso de evaluación continua a los alumnos y alumnas requiere
la asistencia regular a las clases y actividades programadas para los distintos mó-
dulos profesionales.
– Para aquellos alumnos y alumnas que no hubieran superado todos los módulos
profesionales en la evaluación final del período lectivo, se celebrará una sesión
extraordinaria de evaluación y calificación. Como ya se ha comentado, actualmente
la sesión extraordinaria, tradicionalmente realizada en septiembre, se desarrolla en
junio, mientras que la ordinaria en mayo. Entre una convocatoria y otra se imparti-
rán clases de recuperación a las que los alumnos deben asistir obligatoriamente.
– Para aquellos ciclos formativos de más de un curso de permanencia en el centro
(en los ciclos de Hostelería y Turismo, y en la actualidad, sólo tenemos los ciclos
de Cocina y Restauración en esta circunstancia), para promocionar de primero a
segundo será necesario que el alumno no tenga pendientes más del 25% del con-
junto horario de los módulos profesionales del primer curso. Aquellos alumnos que
no promocionen, sólo deberán cursar los módulos no superados.
– Los alumnos sólo podrán examinarse de un mismo módulo profesional un máximo
de cuatro veces, considerando las sesiones de evaluación ordinarias y extraordina-
rias, sin perjuicio de lo que se establezca para los alumnos y alumnas que cursen
los ciclos formativos de Formación Profesional Específica en régimen de educación
permanente o para alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales.

5.10. Atención de alumnos con características educativas


específicas
La ley básica en la que se enmarca toda la normativa existente sobre alumnos con ne-
cesidades educativas especiales es la Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la
Educación. En esta ley se establecen medidas de compensación educativa para alumnos con
necesidades educativas especiales debido a diferentes capacidades personales de orden
físico, psíquico, cognitivo o sensorial, que se encuentren en situación de desventaja socio-
cultural, que pertenezcan a minorías étnicas o culturales en situación desfavorable, que por
razones sociales o familiares no puedan seguir un proceso normalizado de escolarización o
cualquier otra por la que se encuentren en situación desfavorable. Es interesante resaltar que
esta ley está dirigida a alumnado de enseñanzas no universitarias y que por tanto es aplicable
a nuestros ciclos formativos. La ley se desarrolla en los siguientes Decretos y Órdenes:
– Decreto 147/2002, de 14 de mayo, por el que se establece la ordenación de la
atención educativa a los alumnos y alumnas con necesidades especiales asociadas
a sus capacidades personales. En este Decreto, aparte de otras cosas de interés,
se establece que los alumnos con discapacidad que cursen ciclos de Formación
Profesional podrán realizarlos con las adaptaciones de acceso al currículo que fuesen
necesarias, así como las medidas oportunas para adaptar en tiempo y medios la
prueba de acceso y las pruebas de obtención de títulos (artículos 23 y 24). Lo que se

HOSTELERÍA Y TURISMO 129


Programación Didáctica

desprende de este artículo es que a este tipo de alumnos se les pueden realizar adap-
taciones curriculares individuales no significativas, pero en ningún modo se entiende
que puedan ser significativas. Adaptaciones curriculares no significativas son aquellas
en las que se adapta a las necesidades del alumnado la metodología, materiales,
tiempos, etc., pero no implica una eliminación de contenidos, objetivos generales de
ciclo, capacidades terminales, etc., aunque sí pueden priorizarse unos sobre otros.
– Decreto 167/2003, de 17 de junio, por el que se establece la ordenación de la aten-
ción educativa a los alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales aso-
ciadas a condiciones sociales desfavorecidas. Este Decreto dirigido a alumnos de ense-
ñanzas no universitarias y por tanto, incluidos los de Formación Profesional, establece,
entre otras cosas que se deberá fijar un Plan de Compensación Educativa, Plan que
contendrá, entre otros aspectos, los siguientes: medidas para compensar el desfase
curricular que pueda presentar el alumnado en situación de desventaja socioeducativa,
medidas para facilitar la integración escolar del alumnado que se ha incorporado tar-
díamente o de forma irregular al sistema educativo, iniciativas para favorecer un ade-
cuado clima de convivencia en el centro, actividades complementarias y extraescolares
de compensación educativa, actuaciones del centro dirigidas a la prevención, control y
seguimiento del absentismo escolar, actividades dirigidas a mejorar la integración del
centro en su entorno, facilitando el desarrollo de programas socioeducativos de educa-
ción no formal, actividades de apoyo familiar, de forma que se facilite la participación
de los padres y madres del alumnado en el proceso educativo de sus hijos e hijas y
en la vida de los centros y medidas para facilitar el aprendizaje de la lengua española
por parte del alumnado procedente de otros países como requisito necesario para la
adquisición de los aprendizajes establecidos en las diferentes áreas del currículo.
En la programación, se deberá hacer mención a la normativa anterior (sobre todo al De-
creto 147/2002), reflejando, a modo de ejemplo, algunas de las adaptaciones que podrían
hacerse para facilitar el acceso al alumnado al currículo, por ejemplo, si tenemos un alumno
con insuficiente movilidad en las manos, podríamos darle más tiempo para realizar las pruebas
escritas, o si tenemos un alumno con problemas auditivos, podríamos contactar con el orga-
nismo responsable a fin de solicitar los servicios de un intérprete del lenguaje de signos, etc.
Además, aquel opositor que quiera hacer esta parte de la programación todavía más comple-
ta, puede intentar hacer un Plan de Compensación de los que habla el Decreto 167/2003, pero
para ello recomendamos que lea dicho Decreto y tenga muy claro lo que hace (teniendo en cuen-
ta que no todas las necesidades educativas especiales son aplicables a Formación Profesional).
Para terminar, en toda programación debe recogerse el derecho con que cuenta un
alumno con necesidades educativas especiales a evaluarse hasta seis veces del mismo
módulo profesional (establecido en la Orden de 10 de noviembre de 1996).

5.11. Unidades didácticas


Como siempre, no existe una única definición de unidad didáctica, no obstante, la ma-
yoría coinciden en unos elementos dentro de la misma que son los objetivos, contenidos,
recursos, actividades... Coll (1988) define la unidad didáctica como “una unidad de trabajo
relativa a un proceso de enseñanza-aprendizaje que no tiene una duración fija y precisa
de unos objetivos, unos bloques de contenido, unas actividades de aprendizaje y unas de
evaluación”. Debido a la importancia de las unidades dentro de la programación, se dedica
todo un tema, el tema 6, en el que se explican en profundidad así como los elementos
integrantes de las mismas. En este epígrafe, nos centraremos en analizar qué debemos
incluir de las unidades didácticas en nuestra programación.

130 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


La Programación Didáctica

En este sentido se nos puede plantear un problema, ¿en qué parte de la programación
incluimos las unidades didácticas? y ¿cómo de extensas las hacemos, teniendo en cuenta
que hay limitación de espacio?
En cuanto a si incluir las unidades dentro de la programación o en los anexos, pensamos
que las quince (como mínimo) unidades han de estar dentro de los sesenta folios de pro-
gramación, ya que una programación sin sus unidades no es nada. Sin embargo, dada esa
limitación de espacio dentro de la programación, se aconseja que lo que en ésta se incluya
sea un breve esquema de las quince unidades, con sus objetivos didácticos, sus contenidos
desglosados en concepto, procedimiento y actitud, sus criterios de evaluación y una breve
referencia a la metodología (temporalización, método de enseñanza y poco más). Y si cupiese,
no estaría de más añadir las capacidades terminales y las unidades de competencia relacio-
nadas con dicha unidad, ya que en el Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero, se exige que
en la unidad didáctica que se exponga ante el tribunal aparezca dicho contenido (pero esto no
deja de ser requisito de la unidad que se exponga, no de la que se incluya en la Programación
Didáctica presentada).
En cuanto al lugar más idóneo donde insertar las quince unidades didácticas dentro de
la programación, se nos plantean varias posibilidades, bien en el epígrafe de contenidos,
cuando hacemos la división de los bloques de contenidos es un buen momento para reco-
ger en cuadros las quince unidades, así evitamos repetir información y ahorramos espacio,
o bien el opositor puede preferir hacerlo al final de la programación, cuando todos los
conceptos de contenidos, métodos de enseñanza, criterios de evaluación, etc., han sido ya
explicados. Lo que está claro es que el opositor se tiene que sentir seguro y cómodo con la
decisión que adopte y ser capaz de defenderlo ante el tribunal.
Antes de exponer las quince unidades en la programación, es aconsejable que se intro-
duzcan con una breve definición de unidad didáctica, así como la estructura que ha seguido
el opositor en el diseño de éstas.
A nuestro juicio, se debe incluir en este apartado como mínimo, lo siguiente (por su-
puesto, si el opositor tuviese espacio para reflejar las unidades didácticas enteras, mejor):
UD 1: Introducción al sector turístico Tiempo: 7 sesiones
Capacidades terminales: Unidades de competencia:

Objetivos didácticos: Contenidos: Criterios de evaluación:


– – Conceptuales: –
– –
– Procedimentales:
– –
– Actitudinales: –
Metodología:
Activa, participativa… –

CUADRO 4. ESQUEMA DE UNIDAD DIDÁCTICA. FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

5.12. Bibliografía
Las convocatorias de oposiciones exigen que dentro de la programación que se entrega
al tribunal, se recoja la bibliografía de aula y de departamento.
La bibliografía de aula se refiere a la relación de manuales que se tiene previsto utilizar
en el aula con el alumnado, por ejemplo, algún libro de texto, prensa, etc.

HOSTELERÍA Y TURISMO 131


Programación Didáctica

La bibliografía de departamento es aquella de que dispone el docente en su depar-


tamento y la emplea para preparar sus clases, los apuntes que entregará al alumno, las
proyecciones que hará, etc.
Si el opositor desconoce los manuales empleados en los centros educativos, no sería
mala idea que preparase un día una visita a un centro en el que se impartan las enseñanzas
relacionadas con el módulo que programa y pregunte a los profesores o incluso a los alum-
nos. Más vale dedicar un tiempo a esta labor que decir “disparates” ante el tribunal. Ni que
decir tiene que el opositor ha de conocer y haber manejado la bibliografía citada, pues puede
ser fuente de preguntas del tribunal.
Sería conveniente que además de las dos bibliografías anteriores, se refleje en un apar-
tado la bibliografía que el opositor ha utilizado para realizar su programación.

5.13. Conclusión
Todo documento tiene un principio y un final. Por ejemplo, una carta tiene un saludo
y una despedida. Algo parecido hemos de contemplar en nuestra programación. ¿Por qué
empezar haciendo una buena presentación y no terminar cerrando del mismo modo?
La programación debe cerrarse con una conclusión que resalte la importancia de la pro-
gramación en la actividad docente y destaque aquel o aquellos aspectos más significativos
de la programación presentada.
Si hasta ahora no se ha hablado de la flexibilidad de la programación, característica
indispensable en toda planificación, ya que a lo largo del curso nos vamos a encontrar con
imprevistos que afecten al normal desarrollo de nuestras clases (alumnos que faltan, clases
que no se dan, ausencia del profesor por baja, salidas del centro imprevistas…), éste es un
buen momento para contarlo.

5.14. Anexos
Hasta ahora las convocatorias de oposiciones no han fijado un límite de folios a la parte de
los Anexos de la programación. De este modo, podremos incluir aquí todo aquello que creemos
interesante pero no nos ha cabido en el programación. Ello no quiere decir que hagamos unos
Anexos de cientos de folios, correríamos el riesgo de llamar demasiado la atención del tribunal.
El apartado más importante de los Anexos es el desarrollo completo de cada una de las
unidades didácticas, a no ser que ello hubiera cabido en la programación.
También podremos recoger recursos que no era posible incluir anteriormente por la
limitación de espacio como pueden ser el desarrollo de determinadas actividades que con-
sideramos muy interesantes (por ejemplo, alguna actividad de Internet, alguna lectura…),
cuadros conceptuales para proyectar en clase, etc.
Por último, es importante que la programación no sea excesivamente grande y
que aburra al tribunal (pensad que en julio no apetece leer “tostones”). De acuerdo
con las anteriores convocatorias de oposiciones, la programación debe tener entre
50 y 60 folios (nunca más ni menos) más sus correspondientes anexos (pero no
150 folios de anexos). Debe ser lo más cercana posible a la realidad de un centro. Por
ejemplo, es imposible salir del centro todas las semanas para realizar una actividad en
la calle o asistir a todas las ferias de turismo y por último, hay que tener en cuenta los
medios con los que se cuenta normalmente en un instituto de enseñanza secundaria.

132 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Tema
6

Las Unidades
Didácticas
Programación Didáctica

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. CONCEPTO E IMPORTANCIA DE LA UNIDAD DIDÁCTICA

2. PARTES DE UNA UNIDAD DIDÁCTICA


2.1. Consejos para la elaboración de unidades didácticas
2.2. Contenidos
2.3. Ciclo formativo, competencia general, módulo profesional, unidad de
competencia, justificación, objetivos generales de ciclo, capacidades
terminales y temporalización
2.4. Objetivos didácticos
2.5. Metodología
2.6. Evaluación

3. EJEMPLOS DE UNIDADES DIDÁCTICAS


3.1. Unidad Didáctica: “La comunicación”
3.2. Unidad Didáctica: “Investigación del mercado turístico”

134 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

1. CONCEPTO E IMPORTANCIA DE LA UNIDAD DIDÁCTICA


La última Orden de convocatoria de oposiciones para el cuerpo de profesores de enseñanza
secundaria en Andalucía, la Orden de 8 de marzo de 2006, regula en su Base octava, apartado
8.1.2. la segunda prueba de la fase de oposición. En dicho apartado se recoge lo siguiente:
“La segunda prueba que tendrá por objeto la comprobación de la aptitud pedagógica del per-
sonal aspirante y su dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio docente, consistirá
en la presentación de la programación didáctica a que se refiere el apartado anterior y en la
elaboración y exposición oral de una unidad didáctica.
A) La programación didáctica (…).
B) La elaboración y exposición oral, ante el Tribunal, de una unidad didáctica, estará rela-
cionada con la programación presentada, o elaborada a partir del temario oficial de la
especialidad. Tanto en el primero como en el segundo caso, el personal aspirante elegirá
el contenido de la unidad didáctica de un tema de entre tres extraídos por sorteo de su
propia programación o del temario oficial de la especialidad. En la elaboración de la citada
unidad didáctica deberán concretarse los objetivos de aprendizaje que se persiguen con
ella, sus contenidos, las actividades de enseñanza y aprendizaje que se van a plantear en
el aula y sus procedimientos de evaluación”.

Por otro lado, en el Anexo VIII de la misma Orden se regulan los aspectos de la Progra-
mación Didáctica, entre los que se recoge que ésta deberá contener un apartado de conte-
nidos, que como mínimo estarán divididos en quince unidades didácticas numeradas.
Si nos centramos en el Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero, por el que se
aprueba el Reglamento de ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades en los
cuerpos docentes a que se refiere la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación,
en su artículo 21 regula las pruebas de la fase de oposición, concretando en el apartado
2.B. lo referido a la unidad didáctica:
“La preparación y exposición oral, ante el tribunal, de una unidad didáctica podrá estar re-
lacionada con la programación presentada por el aspirante o elaborada a partir del temario
oficial de la especialidad. En el primer caso, el aspirante elegirá el contenido de la unidad
didáctica de entre tres extraídas al azar por él mismo, de su propia programación. En el se-
gundo caso, el aspirante elegirá el contenido de la unidad didáctica de un tema de entre tres
extraídos al azar por él mismo, del temario oficial de la especialidad. En la elaboración de la
citada unidad didáctica deberán concretarse los objetivos de aprendizaje que se persiguen
con ella, sus contenidos, las actividades de enseñanza y aprendizaje que se van a plantear
en el aula y sus procedimientos de evaluación.
En las especialidades propias de la formación profesional específica tanto del Cuerpo de Pro-
fesores de Enseñanza Secundaria como del de Profesores Técnicos de Formación Profesio-
nal, la unidad didáctica podrá referirse a unidades de trabajo debiendo relacionarse con las
capacidades terminales asociadas a las correspondientes unidades de competencia propias
del perfil profesional de que se trate”.

En el título VI del citado Real Decreto, se regula el procedimiento de ingreso a que se


refiere la disposición transitoria decimoséptima de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo,
de Educación. En su artículo 61 se establece el carácter de las pruebas de la fase de opo-
sición, entre las que se incluye la preparación y exposición de una unidad didáctica:
“Preparación, exposición y, en su caso, defensa de una unidad didáctica. La prepara-
ción y exposición oral ante el tribunal de una unidad didáctica estará relacionada con la
programación presentada por el aspirante. El aspirante elegirá el contenido de la unidad

HOSTELERÍA Y TURISMO 135


Programación Didáctica

didáctica de entre tres extraídas al azar por él mismo, de su propia programación. En la


elaboración de la citada unidad didáctica deberán concretarse los objetivos de aprendizaje
que se persiguen con ella, sus contenidos, las actividades de enseñanza y aprendizaje que
se van a plantear en el aula y sus procedimientos de evaluación. En las especialidades
propias de la formación profesional específica tanto del Cuerpo de Profesores de Ense-
ñanza Secundaria como del de Profesores Técnicos de Formación Profesional, la unidad
didáctica podrá referirse a unidades de trabajo debiendo relacionarse con las capacidades
terminales asociadas a las correspondientes unidades de competencia propias del perfil
profesional de que se trate”.

A la vista de lo anterior, podemos concluir que según la última convocatoria de oposicio-


nes en Andalucía y el Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero, el opositor debe presentar
por un lado, una Programación Didáctica con sus correspondientes unidades didácticas
y, por otro, deberá exponer ante el tribunal una unidad didáctica de tres extraídas al azar,
teniendo para ello una doble opción1:
– Elegir esta unidad de entre las contenidas en la programación presentada.
– Escoger esta unidad de entre los sesenta y siete temas que comprenden el temario
oficial de la especialidad de Hostelería y Turismo.
Parece lógico inclinarse por la primera opción, ya que de este modo el opositor
ahorrará una gran cantidad de tiempo, puesto que será condición necesaria hacer las
quince unidades que se incluirán en la programación, pero no las sesenta y siete del
temario de la especialidad. Ahora bien, el opositor es libre de escoger la opción que más
le convenga.
A lo largo del desarrollo de este tema, trataremos de referirnos a la elaboración de la
unidad didáctica desde los dos puntos de vista planteados por la Orden de convocatoria de
oposiciones y por el Real Decreto antes citado.
Hechas estas aclaraciones, pasemos a analizar el concepto e importancia de las uni-
dades didácticas. Para ello volvamos a la definición de Coll (1988) expuesta en el tema
anterior, quien define la unidad didáctica como:
“Una unidad de trabajo relativa a un proceso de enseñanza-aprendizaje que no tiene una
duración fija y precisa de unos objetivos, unos bloques de contenido, unas actividades de
aprendizaje y unas de evaluación”.

En otras palabras, una unidad didáctica nos sirve para planificar todo lo que haremos
en el aula para lograr que un alumno alcance una serie de objetivos, que a la larga, le
permitirán adquirir la competencia general del título. Se trata pues de un instrumento de
planificación de las tareas escolares diarias que facilita la intervención del profesor.
Pues bien, esa planificación, ha de recoger los objetivos que se persiguen así como
todas las estrategias que se seguirán para su logro, esto es, qué contenidos se habrán de
trabajar para ello, qué actividades permitirán la asimilación de dichos contenidos, cómo
comprobará el profesor que el alumno ha alcanzado los objetivos, etc.

1
Salvo en el procedimiento de ingreso a que se refiere la disposición transitoria decimoséptima de la Ley
Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en el que la unidad que se exponga corresponderá a la
programación presentada por el aspirante.

136 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

2. PARTES DE UNA UNIDAD DIDÁCTICA


Tampoco existe un modelo único de unidad didáctica. El que nosotros proponemos es
el que aparece a continuación. Antes de entrar a desarrollarlo, quisiéramos dejar claro que,
se utilice el modelo que se utilice, una unidad didáctica, como proceso de planificación que
es, siempre tendrá unas metas que alcanzar (objetivos), unas estrategias para ello (meto-
dología), un control (evaluación) y una estimación temporal (temporalización).
No obstante, insistimos en la necesidad de que toda unidad didáctica que se elabore
y exponga al tribunal, incluya los elementos que la convocatoria de oposiciones indique en
cada caso, siendo ello contenido mínimo obligatorio y posible causa de expulsión del pro-
ceso selectivo. Si atendemos a lo expuesto en la última Orden de oposiciones publicada, la
Orden de 8 de marzo, dice lo siguiente:
“En la elaboración de la citada unidad didáctica deberán concretarse los objetivos de apren-
dizaje que se persiguen con ella, sus contenidos, las actividades de enseñanza y aprendizaje
que se van a plantear en el aula y sus procedimientos de evaluación”.

Por tanto, objetivos, contenidos, actividades y evaluación serán apartados de obligada


inclusión en las unidades didácticas que se diseñen. No olvidemos que el Real Decreto
276/2007, de 23 de febrero, añade como contenido de la unidad didáctica las capacida-
des terminales y unidades de competencia relacionadas con la misma.
Teniendo en cuenta lo anterior, y añadiendo otra serie de elementos de interés en una
unidad didáctica, una posible estructura sería la siguiente:

CICLO FORMATIVO: Temporalización:


MÓDULO PROFESIONAL: Justificación/ubicación:
UNIDAD DIDÁCTICA:
Objetivos generales Capacidades terminales
Competencia general

Unidad de
competencia

Objetivos Contenidos
didácticos
Conceptuales Procedimentales Actitudinales

Metodología Evaluación
Método de Materiales Espacios
Actividades
enseñanza y recursos y grupos

CUADRO 1. ESQUEMA DE UNIDAD DIDÁCTICA. FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

HOSTELERÍA Y TURISMO 137


Programación Didáctica

Recordamos lo que dijimos en el tema anterior. Debido a la limitación de espacio dentro


de la programación, es muy probable que el opositor no pueda desarrollar quince unidades
didácticas con la anterior estructura, es demasiado amplia para ello. Se ha remarcado con
un estilo de línea diferente aquellos apartados que consideramos fundamentales incluir en
las unidades que vayan dentro de la programación.
El esquema propuesto puede servir de guía para elaborar una unidad didáctica com-
pleta, por ejemplo, las que podrían ir en los Anexos de la programación o la que se expon-
ga ante el tribunal. Seguro que habrá quien le parezca demasiado extensa esta estructura,
pero pensamos que treinta minutos de exposición de unidad, dan para mucho, y si no se
prepara gran cantidad de información, teniendo en cuenta que los nervios ya se encargan
de traicionar a la memoria, podemos correr el riesgo de hacer una exposición demasiado
breve2.
Veamos en qué consisten los apartados que comprenden la unidad didáctica:
– Título de la unidad. Que sea claro, corto y que esté relacionado con los contenidos
que formarán parte de la misma.
– Ciclo formativo. Nombre completo del ciclo formativo para el que se programa la
unidad.
– Módulo profesional. Nombre del módulo al que pertenece la unidad.
– Competencia general. Se habrá de recoger la competencia general del título.
– Unidad de competencia. Se cita la unidad de competencia perteneciente al mó-
dulo profesional.
– Objetivos generales. Se citan los objetivos generales del ciclo relacionados con la
unidad didáctica.
– Capacidades terminales. Se recogen la/s capacidad/es terminal/es del módulo
que están relacionadas con la unidad didáctica.
– Justificación/ubicación. Antes de entrar a desarrollar el “cuerpo” de una unidad
didáctica, es buena idea relacionar esa unidad con otras dentro del módulo profe-
sional que se programa (o dentro del temario de la especialidad) así como razonar
la necesidad e importancia que tiene la misma para un alumno que estudia este
ciclo y para alcanzar los objetivos y las capacidades terminales. Insistimos en que
son treinta minutos de los que dispone el opositor para defender algo que, normal-
mente, se tarda poco en contar, por tanto, si se emplean unos minutos en explicar
todo esto se puede quedar muy bien, ya que se estará utilizando un mayor tiempo
y el opositor se estará diferenciando de las exposiciones de sus contrincantes.
– Objetivos didácticos. Son aquellas metas que ha de alcanzar el alumno al finalizar
la unidad. Éste y otros apartados que consideramos piezas claves en una unidad
didáctica se analizarán en profundidad más adelante en epígrafes diferentes.
– Contenidos. Son un elemento medio necesario para conseguir las capacidades
enunciadas en los objetivos. Tomando como punto de partida los del tema corres-
pondiente (si se opta por hacer las unidades didácticas del temario de oposiciones)
o los del Decreto correspondiente (si se opta por hacer las unidades del módulo

2
Normalmente el opositor dispone de treinta minutos para exponer la unidad didáctica ante al tribunal, según
las anteriores convocatorias de oposiciones.

138 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

correspondiente a la programación entregada al tribunal), se desglosan en tres ti-


pos: conceptuales (hechos, conceptos y principios), procedimentales (habilidades,
técnicas, estrategias) y actitudinales (actitudes, valores y normas).
– Metodología. La metodología didáctica es el conjunto de decisiones que se tienen
que tomar para orientar el desarrollo en el aula de los procesos de enseñanza y
aprendizaje, por ejemplo, qué método de enseñanza es el más idóneo, qué activi-
dades favorecerán ese proceso, qué recursos son necesarios, cómo se utilizarán
los espacios, qué grupos se organizarán…
– Evaluación. El profesor ha de recabar toda la información posible para comprobar
que el proceso de enseñanza-aprendizaje ha sido correcto. Para ello, partirá de
unos criterios que le permitan conocer en qué grado se han alcanzado los objetivos
fijados. Por otro lado, el profesor hará uso de distintos instrumentos de evaluación.
Todo ello ha de quedar recogido en la unidad didáctica.

2.1. Consejos para la elaboración de unidades didácticas

En la elaboración de unidades didácticas adquiere especial importancia la coherencia,


tanto en el seno de la misma, como de ésta con el resto de unidades didácticas. La cohe-
rencia con el resto de unidades didácticas nos la hemos planteado anteriormente, cuando
estábamos haciendo la Programación Didáctica, por lo que se supone que cada unidad di-
dáctica es ya coherente en la ubicación que se le ha dado dentro de la programación y con
la finalidad que se supone se va a alcanzar con su inclusión. Nos referimos a que tengan un
orden lógico y coherente, por ejemplo, no sería coherente situar a la unidad didáctica deno-
minada “Plan de marketing” en una posición anterior a la de “Introducción al marketing”. Pero
como decíamos, esto ya nos lo hemos planteado en fases anteriores, en la elaboración de la
Programación Didáctica.
En este momento nos importa la coherencia en el seno de la unidad didáctica, esto
es, en sí misma, en cada una de las partes de la misma, de los objetivos que se buscan
con los contenidos que se han seleccionado para alcanzarlos con, a su vez, los criterios de
evaluación seleccionados, la metodología, etc.
Pues bien, el problema principal radica en ¿por dónde empiezo? Probablemente de
todos los elementos que incluye una unidad didáctica, sólo tenemos “claro” uno de ellos
que son los contenidos. Y así es, porque ya hemos fijado su distribución en la Programación
Didáctica y además es de lo que más conocemos, ya que sabemos qué se imparte en el
módulo profesional. Ejemplifiquemos lo que queremos decir. Por ejemplo, si estamos tra-
tando de elaborar una unidad didáctica que se denomine “Tipología de guías turísticos” para
el módulo profesional de Asistencia y guía de grupos del ciclo formativo de grado superior
de Información y Comercialización Turísticas, puede que nos sea todavía complicado deter-
minar cuáles van a ser las capacidades terminales que esa unidad didáctica va a alcanzar,
cuáles son los objetivos generales de ciclo o cuál es la metodología más apropiada, pero
lo más probable es que sepamos que tenemos que hablar del guía correo, guía local, guía
transferista, guía de receptivo, etc. Pues bien, si eso es lo que más claro tenemos de la
unidad didáctica, ése va a ser el inicio del que partamos, los contenidos, para ir progresan-
do posteriormente por cada uno de los elementos incluidos dentro de la unidad didáctica:
objetivos didácticos, criterios de evaluación, metodología, etc.

HOSTELERÍA Y TURISMO 139


Programación Didáctica

Esta metodología que explicamos aquí puede no ser lo más aceptable desde el punto
de vista pedagógico, pero desde nuestro punto de vista va a ser lo más operativo, lo más
rápido, lo que nos va a hacer que seamos coherentes en nuestra programación y la que
menos errores nos va a hacer que tengamos, por lo que es muy apropiada para realizar una
programación de oposiciones.

2.2. Contenidos
Como acabamos de decir éste es el primer cuadro de la unidad didáctica que vamos a
cumplimentar. Para saber exactamente cuáles son los contenidos que se incluyen en cada
unidad didáctica debemos tener delante de nosotros, lo primero, la distribución que hemos
realizado en la programación para evitar duplicidades con otras unidades didácticas. Poste-
riormente debemos aplicar la lógica y nuestros conocimientos para determinar cuáles son
los contenidos que se deban incluir. En caso de duda se debe recurrir al Decreto de ense-
ñanza del correspondiente ciclo formativo; si seguimos teniendo duda, podemos acudir a
los distintos manuales publicados en las editoriales (aunque en muchos casos no distribu-
yen los contenidos de la manera más conveniente para nuestros intereses), y como último
recurso podemos recurrir al temario de oposiciones que tiene usted en sus manos pero en
los volúmenes teóricos, ya que los temas de las oposiciones no son sino agrupaciones de
los contenidos que se imparten en los ciclos de Formación Profesional, en algunos casos a
un nivel diferente, pero que en cualquier caso nos puede servir de referencia.
Recordemos que existían tres tipos de contenidos en los que se debían separar los
escogidos para alcanzar los objetivos, a saber: conceptuales, procedimentales y actitudina-
les. Cada unidad didáctica debe incluir de los tres tipos, aunque no en igual medida. Así,
conceptuales y procedimentales debe haber en un número parecido, habrá más o menos
en función de la unidad didáctica, si la unidad es más conceptual, habrá más de este tipo,
o más procedimentales en caso contrario. Actitudinales habrá normalmente menos que de
los anteriores. Normalmente la proporción es de: 40% para conceptuales, 40 %, procedi-
mentales y 20% actitudinales, aunque, como acabamos de decir, dependerá de cómo es la
unidad didáctica que estemos elaborando.
Lo normal es que para cada unidad didáctica conozcamos cuáles van a ser los conte-
nidos, pero también es normal que nos cueste más esfuerzo distribuirlos en conceptuales,
procedimentales y actitudinales. Debemos recordar qué son cada uno de los tipos. Así,
los conceptuales son el “saber qué”, son hechos, datos, conceptos, mientras que los
procedimentales indican el “saber hacer”, esto es, como ya lo definíamos, no son “sino
un conjunto de, habilidades, técnicas, acciones…, ordenadas dirigidas a la consecución
de un fin”. Los actitudinales decíamos que eran “tendencias o disposiciones adquiridas, y
relativamente duraderas, para actuar de un modo determinado”, lo que implica el hacer
las tareas con unos determinados valores y una determinada actitud. Ahora bien, si ya
sabemos todo eso, el siguiente paso es distribuir los contenidos en función de ese conoci-
miento que ya tenemos. Veámoslo con un ejemplo. Si tenemos que distribuir los conteni-
dos de la unidad didáctica “Introducción a la contabilidad” dentro del módulo profesional
“Administración de establecimientos de restauración” del ciclo formativo de grado superior
de Restauración, sabremos que los contenidos que queremos incluir son: la contabilidad,
el patrimonio, las cuentas, los hechos contables, el Plan General Contable, y el ciclo con-
table. Una vez tenemos esta información, lo siguiente es distribuirlo. ¿Cómo? Lo prime-
ro, debemos ser conscientes de qué contenidos son teóricos, posteriormente, debemos
analizar cuáles de ellos implican realizar una actividad y posteriormente, determinaremos

140 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

con qué actitud queremos que el alumno realice esa actividad. Una distribución de esos
contenidos en los tres tipos puede ser la siguiente, aunque por supuesto, esto es una
propuesta que puede ser muy mejorable por el lector:

Conceptuales Procedimentales Actitudinales


El patrimonio empresarial: – Valoración del trabajo ade-
– Concepto de patrimonio. cuadamente presentado.
– Respeto a la normativa
– Elementos patrimoniales. – Clasificación de elemen- contable.
– Masas patrimoniales. tos patrimoniales en ma-
sas patrimoniales.
– Hechos patrimoniales.

– Las cuentas típicas en em- – Uso adecuado del conve-


presas de restauración. nio de cuentas
– Los libros de contabilidad.

Estructura del PGC: – Aplicación de los princi-


– Características. pios contables.
– Estructura.

El ciclo contable empresarial. – Realización de asientos


sencillos.
– Realización del ciclo con-
table en una empresa de
restauración.

Algo muy importante con respecto al aspecto formal de la distribución de contenidos es


que éstos se redactan siempre en sustantivo, nunca en infinitivo ya que, como veremos
posteriormente, es patrimonio de los objetivos.
Hemos de señalar que, como ocurre en algunos de los contenidos que hemos incluido,
pueden repetirse los conceptuales y los procedimentales, simplemente porque en muchos
casos es necesario adquirir el concepto para, después, poder realizar el procedimiento. Por
ejemplo, con respecto a los elementos patrimoniales y masas patrimoniales, lo primero a
asimilar por el alumno sería qué es un elemento patrimonial, “cada uno de los componen-
tes del patrimonio, esto es, cada uno de los bienes, derechos y obligaciones” y qué es una
masa patrimonial, “una agrupación homogénea de elementos patrimoniales” (ambos son
los contenidos conceptuales), para después poder adquirir el contenido procedimental,
que será “clasificación de elementos patrimoniales en masas patrimoniales”. Obsérvese
que los procedimentales se redactan de forma que implica una acción, para ello se tienen
que utilizar sustantivos referidos a acciones como elaboración, clasificación, realización,
ejecución…
Señalaremos también que en el ejemplo mostrado se han puesto a la misma altura en
el cuadro los contenidos conceptuales y procedimentales que tienen cierta relación. Con los
actitudinales no se ha hecho lo mismo, porque tienen relación con todos los anteriores.
Por poner más ejemplos, vamos a realizar la distribución de contenidos que se
podría hacer para la unidad didáctica “Tipos de guías turísticos” para el módulo de Asis-
tencia y guía de grupos del ciclo formativo de Información y Comercialización Turísticas,

HOSTELERÍA Y TURISMO 141


Programación Didáctica

que nos va a servir de ejemplo para otros apartados del presente tema. Una distribución en
contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales válida podría ser la siguiente:

Conceptuales Procedimentales Actitudinales


– La actividad de los guías tu- – Descripción del papel del guía – Valoración de la importancia
rísticos. turístico. de la actividad de asistencia
– Tipos de guías turísticos: – Análisis de los distintos tipos y guía de grupos para la acti-
de guías. vidad turística.
* Guía local.
* Guía de ruta. – Comparación de las caracte- – Aprecio por el respeto a las
rísticas de los guías turísticos. normas de los guías turísticos
* Guía transferista. como elemento fundamental
de beneficio para el colectivo.
* Guía de receptivo.
* Guía coordinador de viajes.
– Otros tipos de guías.
– Normativa aplicable. – Análisis de la normativa apli-
cable a la actividad de asis-
tencia y guía de grupos.

2.3. Ciclo formativo, competencia general, módulo profesional,


unidad de competencia, justificación, objetivos generales de
ciclo, capacidades terminales y temporalización
Una vez hemos redactado todos los contenidos de la unidad didáctica, podemos plan-
tearnos otros elementos de la unidad didáctica que será mucho más fácil determinar una
vez realizado lo anterior. Para la explicación de todo este apartado vamos a tomar como
ejemplo la anterior unidad didáctica referida, esto es, “Tipos de guías turísticos” del módulo
profesional Asistencia y guía de grupos del ciclo formativo Información y Comercialización
Turísticas. Pasemos a ver cómo sería su elaboración.
– Ciclo formativo: no tiene ninguna dificultad, ya que es el ciclo formativo al que per-
tenece el módulo profesional que estamos programando. Se podría haber hecho an-
teriormente. En nuestro ejemplo sería: “Información y Comercialización Turísticas”.
– Competencia general: ocurre lo mismo que con el anterior. La competencia ge-
neral viene expresada para cada ciclo formativo, por lo que una vez nos hemos
planteado el módulo profesional y dentro del ciclo que vamos a programar, fijar cuál
es la competencia general no tiene ningún problema, sólo hay que leerla y copiarla
del Real Decreto o del Decreto. En nuestro ejemplo sería: “Comercializar destinos
turísticos, crear productos turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos y ges-
tionar servicios de información turística”.
– Módulo profesional: nombre del módulo profesional que estamos programando.
En nuestro ejemplo: “Asistencia y guía de grupos”.
– Unidad de competencia: sin ninguna dificultad tampoco, ya que es la unidad de
competencia del módulo que estamos programando, por lo que sólo habrá que
copiarla del Real Decreto o del Decreto que regula el ciclo formativo. En nuestro
ejemplo, sería la unidad de competencia 2: “Asistir y guiar grupos turísticos”.

142 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

Los cuatro elementos que acabamos de explicar van a ser exactamente iguales en
todas las unidades didácticas de la Programación Didáctica que elaboremos, por lo que,
una vez fijada para una, es válido para todos y, por tanto, puede elaborarse previamente
a los contenidos de cada unidad didáctica. Los apartados que se explican a continuación
sí que van a ser diferentes en cada una de las unidades didácticas que forman parte de la
programación.
– Justificación: la justificación supone explicar por qué esa unidad didáctica se ha
incluido dentro de esa programación. No la vamos a desarrollar en la programación,
sino que se explicará en la defensa oral o si quisiésemos hacerlo en el documento,
se hará de una forma somera por falta de espacio. La justificación debe realizarse
por su aportación para lograr los objetivos (tanto generales de ciclo, como capaci-
dades terminales), que será lo primero que diga el opositor en la defensa oral, pero
como vamos a comentar después cuáles son estos objetivos, no los vamos a contar
en este momento, sino que se va a intentar demostrar su importancia en relación
al resto de unidades didácticas y con relación al módulo en concreto y al ciclo al
completo.
En nuestro ejemplo, habría que tener en cuenta las unidades didácticas que están
ubicadas antes y después en la distribución de contenidos realizada. Si suponemos
que es la primera unidad programada, la justificación que se debería explicar sería
algo parecido a lo siguiente3:
“La inclusión de esta unidad didáctica es muy importante para el desarrollo del módulo
profesional, debido a que ésta trata de enseñar cuál es la actividad que realizan los di-
ferentes tipos de guías turísticos, por lo que lo primero que debe conocer el alumno es
qué es un guía turístico y los distintos tipos existentes en el mundo real. Sólo partiendo
del conocimiento de esto se podrá empezar a explicar cómo desarrollan su trabajo las
diferentes figuras profesionales. Además, esta unidad debe figurar como la primera den-
tro del módulo profesional debido a que su conocimiento es imprescindible para adquirir
el resto de objetivos del módulo profesional; sobre sus cimientos se construirá el resto
del módulo. Además también tiene mucha importancia dentro del ciclo formativo debido
a que una de las salidas profesionales del ciclo formativo de Información y Comercia-
lización Turísticas es la de guía turístico, por lo que con su enseñanza empezaremos a
cumplir la formación del alumno en esta profesión”.

Pero reiteramos que algo parecido a esto es lo que nosotros vamos a contar en la
defensa de la unidad didáctica, ya con el tribunal “delante de nosotros”, pero no lo
reflejaremos en el documento escrito que entreguemos, es algo que tenemos que
tener preparado para contarlo en el momento apropiado.
– Objetivos generales de ciclo. Es en este apartado donde debemos escoger de
entre todos los objetivos generales del ciclo formativo aquellos que creemos que se
alcanzan en parte por el desarrollo y trabajo de esta unidad didáctica. Es suficiente
con señalar un objetivo general sólo, pero, al menos, se debe señalar uno. Sería un
error muy grave no asignar al menos un objetivo general de ciclo, ya que si esto fue-
se así sería lo mismo que decir que la unidad didáctica que estamos programando
no tiene sentido en el seno de la Programación Didáctica, ya que éstas sólo tienen
sentido por cuanto ayudan a alcanzar los objetivos generales de ciclo y las capaci-
dades terminales. Además se deben reflejar todos aquellos que sean ayudados a
alcanzarse, aunque sea de forma tangencial por la unidad didáctica.

3
En el tema 8 se incluye otro ejemplo más desarrollado de lo que sería la justificación de la unidad.

HOSTELERÍA Y TURISMO 143


Programación Didáctica

Para nuestro ejemplo, el objetivo general de ciclo podría ser el siguiente:


“f) Analizar las distintas modalidades de prestación de los servicios de asistencia y guía
turísticas, describiendo y relacionando las principales funciones y los procedimien-
tos de trabajo”.

Probablemente, si teorizásemos podríamos incluir otros objetivos generales, pero


desde nuestro punto de vista, cuando un objetivo general tiene tan clara su relación
con la unidad didáctica, tampoco es necesario buscar relaciones menos claras.
– Capacidades terminales. Todo lo dicho anteriormente para los objetivos generales
de ciclo es igualmente válido para las capacidades terminales. Así, tendremos que
señalar al menos una capacidad terminal que se ayude a alcanzar con la unidad
didáctica que estamos programando, si no fuese así, no tendría sentido la unidad
en la programación. Si se pueden incluir dos o más capacidades terminales, se
realizará, ya que cada unidad didáctica puede ayudar a alcanzar varias capacidades
terminales.
Por ejemplo, la unidad didáctica que nos está sirviendo como ejemplo (“Tipología
de guías”), puede ayudar a alcanzar la siguiente capacidad terminal del módulo
profesional al que pertenece (Asistencia y guía de grupos):
“2.1. Analizar las distintas modalidades, procesos y funciones de la actividad de guía y
asistencia a los grupos”.

– Temporalización. Este aspecto es muy importante en el conjunto de la Programa-


ción Didáctica y en el de cada una de las unidades didácticas, pero en los momen-
tos en que nos encontramos de realización de la unidad didáctica es imposible fi-
jarla. El tiempo destinado a cada unidad didáctica debe ser de las últimas acciones
que se realicen en la programación, debido a que va a fijarse en función de cada
una de las unidades incluidas y de la naturaleza de éstas. Lo primero que debemos
tener en cuenta es el tiempo asignado al módulo profesional en el ámbito de la
Comunidad donde nos vamos a presentar. Debemos recordar que cada Comunidad
puede asignar un número de horas diferente para cada módulo profesional. Así, en
Andalucía, al módulo profesional que nos está sirviendo como ejemplo, Asistencia
y guía de grupos, se le asignan 128 horas, mientras que en otras Comunidades,
como en Aragón, Extremadura o Madrid, se le asignan 160 horas. En cualquier
caso, la suma de las horas asignadas a todas las unidades didácticas debe ser
exactamente igual a las horas asignadas al módulo profesional.
Por último, es conveniente que cuando se fijen en los cuadros de cada unidad didáctica
y se exponga ante el tribunal se hable de “sesiones” en lugar de horas. La razón es bien
fácil, existen numerosos centros educativos donde las clases no duran 60 minutos, sino
que duran 55 minutos e incluso, en algunos, 50 minutos, por lo que no van a coincidir
horas y sesiones.

2.4. Objetivos didácticos


Ya explicamos en el tema de programación, concretamente en el apartado de objetivos
que, desde nuestro punto de vista, en cada una de las unidades didácticas que integran la
programación de un módulo profesional se deben incluir objetivos didácticos. La necesidad
radicaba en que, una capacidad terminal es un objetivo muy amplio como para servir de guía

144 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

de la práctica educativa del día a día. La mayor parte de los módulos profesionales tienen
cinco o seis capacidades terminales, mientras que cada programación de un opositor va a
tener como mínimo 15 unidades didácticas, por lo que se llega rápidamente a la conclusión
de que cada capacidad terminal va a ser alcanzada por el trabajo de varias unidades didác-
ticas, y por tanto, parece lógico que sea necesario precisar en qué grado va a ser alcanzada
esa capacidad terminal por cada unidad didáctica. En definitiva, nuestra propuesta se basa
no en sustituir objetivos didácticos por capacidades terminales, sino que se trata de precisar
la información que ofrecen las capacidades terminales con objetivos didácticos que concre-
ticen para cada unidad didáctica cómo se van a alcanzar esas capacidades terminales.
Los objetivos didácticos, como también se decía en temas anteriores, no se reflejan
en la normativa, por lo que cada opositor deberá concretarlos para cada unidad didáctica.
Para su elaboración, se deberían tener en cuenta las capacidades terminales que se van a
alcanzar con la unidad didáctica. Pero nosotros, para otorgarle mayor coherencia y facilidad
al formularlos, los vamos a fijar partiendo de los contenidos de una forma más sencilla,
fijando uno o varios para cada contenido o grupo de contenidos en función del tipo que
sean estos contenidos (esta forma que planteamos tampoco es una locura, ya que en la
varias veces citada publicación de la Junta de Andalucía denominada, Guía Didáctica para
el Desarrollo Curricular de la Formación Profesional Específica, dice que este procedimiento
es adecuado).
La cuestión es bastante sencilla, si partimos de un contenido, debemos redactar un
objetivo en infinitivo que tenga relación con él. Por ejemplo, si tenemos el contenido con-
ceptual “los tipos de guías turísticos”, un objetivo que se podría alcanzar con ese contenido
sería “conocer los distintos tipos de guías turísticos”. No olvidemos que los contenidos no
son sino la selección de elementos culturales que nos van a ayudar a alcanzar los objetivos,
por lo que si utilizamos esta forma de redactar objetivos, nunca podremos equivocarnos.
Reiteramos que esta forma de proceder no es la más didáctica, ni la más adecuada para la
realidad, se supone que lo más importante son los objetivos, y que los contenidos nos van
a permitir alcanzarlos, pero en este caso, lo que nosotros buscamos no es programar para
impartir clases, sino que buscamos programar para unas oposiciones y ésta es, probable-
mente, la forma más sencilla.
Volvamos al ejemplo que estamos utilizando en estos últimos epígrafes de la unidad de
Asistencia y guía de grupos. Los contenidos (que se recogían en una tabla anterior) están ya
fijados, y están distribuidos en conceptuales, procedimentales y actitudinales. Ahora debe-
mos buscar unos objetivos adaptados para esos contenidos. Exactamente igual que los con-
tenidos, nosotros vamos a redactar los objetivos de diferentes tipos (siempre en infinitivo,
eso sí), no es que existan objetivos conceptuales, procedimentales y actitudinales, pero para
su formulación sí los vamos a dividir así, aunque no se precise en la unidad didáctica. Para
cada uno de estos tipos de objetivos tendremos once verbos claves que resumirán todas o
casi todas las posibilidades de formulación de objetivos. Así:
– Para un contenido conceptual (concepto de guía local), se va a diseñar un “objetivo
conceptual”, que puede ser “conocer el concepto de guía local”.
– Para un contenido procedimental (“análisis de la normativa aplicable a la actividad de
asistencia y guía de grupos”), se va a diseñar un “objetivo procedimental”, que puede
ser “razonar las leyes y decretos que regulan la actividad de los guías turísticos”.
– Para un contenido actitudinal (“valoración de la importancia de la actividad de
asistencia y guía de grupos para la actividad turística”), se va a crear un “objetivo
actitudinal”, que puede ser por ejemplo “darse cuenta de la importancia de la acti-
vidad del guía para la satisfacción del turista”.

HOSTELERÍA Y TURISMO 145


Programación Didáctica

Para diseñar los objetivos podemos ayudarnos de diferentes verbos que variarán en
función del tipo de contenido para el que estén desarrollados. Para ello podemos ayudar-
nos del siguiente listado de verbos, clasificados en función del tipo de objetivo que pueden
ayudarnos a construir:
a) Listado de verbos para redactar objetivos relativos a hechos, conceptos y prin-
cipios (vinculados a contenidos conceptuales):
– Los verbos “clave” para redactar estos objetivos en el ámbito conceptual son:
* Conocer. Se utilizará este verbo o sinónimos suyos cuando:
‡ 6HSUHWHQGHTXHHODOXPQRVHSDTXpHVDOJR
‡ 6HSUHWHQGHTXHHODOXPQRVHSDFyPRHVDOJR
‡ 6HSUHWHQGHTXHHODOXPQRVHSDFXiOHVVRQODVSDUWHVGHDOJR
* Comprender y sus correspondientes sinónimos (percibir, advertir, entender,
saber, pensar, etc.). Se utilizará este verbo o sus sinónimos cuando:
‡ 6HSUHWHQGDTXHHODOXPQRH[WUDSROHDOJR WUDQVILHUD 
‡ 6HSUHWHQGDTXHHODOXPQRLQWHUSUHWHDOJR OHGpVHQWLGRDDOJR 
‡ 6HSUHWHQGDTXHHODOXPQRVHDFDSD]GHFRPSDUDUHQHOVHQWLGRGH
diferenciar algo.
– Otro tipo de verbos que se podrían utilizar son: enumerar, memorizar, distinguir,
describir, etc.
b) Listado de verbos para redactar objetivos relativos a procedimientos:
– Objetivos procedimentales relativos a “realizar” (“saber hacer”):
Adecuar Aplicar Averiguar Buscar Calcular
Comentar Componer Comunicarse Confeccionar Construir
Descubrir Dibujar Ejecutar Elaborar Emplear
Equilibrar Experimentar Explorar Expresar Formar
Formular Hallar Hacer Ilustrar Inventar
Investigar Manipular Medir Observar Obtener
Operar Plantear Practicar Preparar Presupuestar
Producir Proyectar Reconstruir Rellenar Representar
Reproducir Resolver Simular Solucionar Subrayar
Trazar Usar Utilizar

– Objetivos procedimentales relativos a “analizar”:


Clasificar Comprobar Descomponer Distinguir Elegir
Fragmentar Separar

– Objetivos procedimentales relativos a “sintetizar”:


Agrupar Combinar Esquematizar Estructurar Planificar
Organizar Recopilar Resumir Seleccionar Sistematizar

146 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

– Objetivos procedimentales relativos a “criticar” (enjuiciar críticamente):


Considerar Comentar Enjuiciar Justificar Juzgar
Opinar Validar

– Objetivos procedimentales relativos a “razonar”:


Argumentar Concluir Demostrar Derivar Deducir
Formular
Elaborar Probar Profundizar Verificar
hipótesis

c) Lista de verbos para redactar objetivos relativos a actitudes, valores y normas:


– Objetivos actitudinales relativos a “valorar”:
Admirar Agrupar Apreciar Dar importancia Darse cuenta de
Deleitarse con Disfrutar Estimar Gozar Interesarse por
Inclinarse por Preferir Preocuparse por Recrearse con Sensibilizarse ante
Sentir Ser consciente de

– Objetivos actitudinales relativos a “respetar”:


Aceptar Ajustarse a Asumir Conformarse con Comportarse
Cuidar Cumplir Obedecer Prestar atención a de acuerdo con

– Objetivos actitudinales relativos a “tender a” (“habituarse a”):


Confiar en Criticar No discriminar Esforzarse Interesarse
Mejorar Respetar Ser ordenado Solidarizarse Solucionar
Superar Tener curiosidad Tolerar

– Objetivos actitudinales relativos a “actuar”:


Adaptarse Ayudar Colaborar Compartir Comprometerse
Contribuir Cooperar Ejercitar(se) Integrarse Participar
Proteger Reaccionar Responsabilizarse Ser constante

Para dejar lo más claro posible esta cuestión vamos a hacer dos ejemplificaciones, una
con la unidad didáctica que nos está sirviendo como ejemplo, la de “Tipos de guías turísti-
cos” y otra con los contenidos de la unidad didáctica también utilizada de “Introducción a
la contabilidad”. Ejemplifiquemos el primer caso:
– Si nos fijamos en los contenidos de esa primera unidad, podemos decir que se
pueden dividir en varios bloques de contenidos, uno primero referido a la actividad
del guía turístico (conceptual), su descripción (procedimental) y la valoración de la
importancia (actitudinal); otro referido a los tipos de guías (conceptual) y su análi-
sis y comparación (procedimental); y uno tercero, referido a la normativa aplicable
(conceptual), su análisis (procedimental) y el aprecio por el respeto de sus normas
(actitudinal). Ya conocemos que, lo normal es que para ejecutar un procedimiento,
necesitemos del conocimiento del concepto, como ocurre en este caso, por lo que
si diseñamos un “objetivo procedimental”, el contenido conceptual sería necesario
transmitirlo también al alumno. Queremos decir que no sería necesario crear un ob-

HOSTELERÍA Y TURISMO 147


Programación Didáctica

jetivo conceptual y otro procedimental para, por ejemplo, los tipos de guía y la com-
paración de los tipos de guías, sino que con uno sólo procedimental sería suficiente.
Pues bien, una vez hemos hecho este análisis, sólo tenemos que irnos al listado de
verbos y escoger uno que sea apropiado y redactarlo convenientemente.
Reproducimos de nuevo la tabla para facilitar al lector la comprensión del ejemplo.
Además se han numerado los distintos contenidos para que se vea la vinculación
de los mismos con los objetivos fijados.

Conceptuales Procedimentales Actitudinales


1. La actividad de los guías 1. Descripción del papel del 1. Valoración de la importan-
turísticos. guía turístico. cia de la actividad de asis-
tencia y guía de grupos
2. Tipos de guías turísticos: 2. Análisis de los distintos para la actividad turística.
tipos de guías.
– Guía local. 2. Aprecio por el respeto a
3. Comparación de las carac- las normas de los guías
– Guía de ruta. terísticas de los guías turís- turísticos como elemento
– Guía transferista. ticos. fundamental de beneficio
– Guía de receptivo. 4. Análisis de la normativa para el colectivo.
aplicable a la actividad de
– Guía coordinador de viajes. asistencia y guía de grupos.
3. Otros tipos de guías.
4. Normativa aplicable.
Así, objetivos apropiados a los contenidos de ése podrían ser:
1. Considerar la importancia de la actividad de la figura del guía turístico para la acti-
vidad turística (contenido conceptual 1, procedimental 1 y actitudinal, número 1).
2. Separar las características y las funciones derivadas de cada tipo de guía turís-
tico (conceptual número 2 y 3 y procedimentales número 2 y 3).
3. Conocer y distinguir las leyes que afectan a la actividad de los guías turísticos
(contenido conceptual 4 y procedimental 4).
4. Respetar la normativa que regula la actividad del guía turístico (para el conteni-
do actitudinal 2).
– Los contenidos de la unidad “Introducción a la contabilidad” se reproducen en la
tabla siguiente, en la que los diferentes contenidos también se han numerado para
mostrar de forma más sencilla cómo se hayan vinculados con los objetivos que vamos
a fijar.

Conceptuales Procedimentales Actitudinales


1. El patrimonio empresarial: 1. Clasificación de elementos 1. Valoración del trabajo ade-
– Concepto de patrimonio. patrimoniales en masas cuadamente presentado.
patrimoniales. 2. Respeto a la normativa
– Elementos patrimoniales.
2. Uso adecuado del convenio contable.
– Masas patrimoniales.
de cuentas.
– Hechos patrimoniales.
3. Aplicación de los principios
– Las cuentas típicas en em- contables.
presas de restauración.
4. Realización de asientos
– Los libros de contabilidad sencillos.
.../...
148 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Las Unidades Didácticas

.../...
2. Estructura del Plan General 5. Realización del ciclo con-
de Contabilidad: table en una empresa de
– Características. restauración.
– Estructura.
3. El ciclo contable empresarial.
Los objetivos fijados para esta unidad podrían ser los siguientes:
1. Conocer el concepto de patrimonio y los elementos que lo forman (para el con-
ceptual número 1).
2. Asignar cada elemento patrimonial a su masa patrimonial correspondiente (vin-
culado al procedimental número 1).
3. Identificar la estructura del Plan General de Contabilidad (para el conceptual
número 2).
4. Solucionar asientos contables, aplicando correctamente los principios conta-
bles y las cuentas correspondientes (contenido procedimental 2, 3 y 4).
5. Cuidar la presentación de los trabajos realizados (contenido actitudinal 1).
6. Completar el ciclo contable en una empresa de restauración (contenido proce-
dimental 5 y contenido conceptual 3).
7. Valorar la importancia de la normativa y el efecto beneficioso para toda la co-
lectividad (contenido actitudinal 2).

2.5. Metodología
En el apartado de metodología de cada unidad didáctica, se tendrán que tener en
cuenta los apartados que se explicaron en el epígrafe 5.8. del tema anterior. Así por ejem-
plo, a la hora de diseñar la metodología de las unidades, debemos respetar los principios
metodológicos que allí se comentaron. En cuanto a los apartados que se deben recoger en
las unidades, son los siguientes:
a) Temporalización. Realmente, es en este apartado en el que ha de aparecer el
tiempo que se dedicará a la unidad didáctica, pero siempre resulta más práctico
ponerlo al principio de ésta. Por tanto, si se opta por lo anterior, no es necesario
recoger aquí el apartado de temporalización. En cuanto a la distribución temporal
se ha de procurar no hacer unidades didácticas demasiado extensas.
b) Secuencia de actividades de enseñanza-aprendizaje. Las actividades de ense-
ñanza-aprendizaje son procesos organizados en los que actúan profesor y alumno
y se realizan para que este último alcance los objetivos fijados. Como vimos en el
tema anterior, hay de muchos tipos (de inicio, de desarrollo, de ampliación…). En
la programación se hacía un breve resumen del tipo de actividades recogidas en las
unidades didácticas. Es precisamente aquí, en las unidades, donde van a aparecer
los listados de todas y cada una de las actividades, clasificadas por tipología, que se
van a realizar a lo largo del curso escolar. Se aconseja no hacer un listado inmenso
de actividades, ya que estaría demasiado lejos de la realidad (el curso no da para
tanto, no da para explicar muchísimos contenidos y hacer muchísimas actividades).
Es mejor ir al grano, proponer pocas actividades pero muy bien planteadas y muy
completas todas ellas. Y una última recomendación, que en toda unidad haya una

HOSTELERÍA Y TURISMO 149


Programación Didáctica

secuencia lógica de todos los tipos de actividades, se empieza por las de inicio y se
termina por las de cierre, y si se detectan problemas, faltas de aprendizaje, etc., se
organizan las de refuerzo y ampliación.
c) Materiales y recursos. En la programación de la unidad didáctica, y aunque parez-
ca obvio, se han de prever los recursos bibliográficos y técnicos que se necesitarán
para las distintas sesiones. Pueden ser de diversa naturaleza (bibliográficos, audio-
visuales, informáticos, visitas de diferentes personas al centro). Imaginemos que en
una unidad didáctica como puede ser la de “Investigación del mercado turístico”,
tenemos prevista una actividad que consiste en interpretar estadísticas de turismo
para extraer conclusiones, y el profesor no ha traído a clase los documentos en los
que vienen dichas estadísticas; el resultado sería que la actividad no se puede rea-
lizar y posiblemente, si no se remedia a tiempo, la capacidad terminal que se persi-
gue, se alcance de forma parcial por parte del alumno, ya que habrá completado la
esfera del “saber” pero no la del “saber hacer” (el alumno sabrá que para conocer
la situación del turismo existen unas estadísticas publicadas por tal organismo, pero
el día que tenga que realizar el procedimiento de búsqueda de las mismas, no sabrá
cómo proceder puesto que esa habilidad no la ha trabajado en el aula).
d) Organización de espacios y agrupamientos. La realización de ciertas actividades
se vuelve más enriquecedora si se hace un uso distinto del espacio y de los grupos.
Al igual que en el apartado anterior, la previsión de espacios que se vayan a utilizar
o de grupos que se vayan a formar, debería reflejarse en las unidades didácticas.
Veamos el siguiente ejemplo: el profesor diseña una actividad de investigación que
se realizará por grupos; el día que explica la actividad en clase, improvisa la for-
mación de los grupos, y los alumnos le sugieren que lo haga en grupos de cuatro
compañeros, lo que al profesor en un principio le es indiferente y acepta; a medida
que el profesor va evaluando el desarrollo de la investigación de los distintos grupos
formados, percibe que algunos miembros de casi todos los grupos se liberan de su
parte de trabajo y la vuelcan sobre sus compañeros, es decir, que no hacen nada;
por un lado, algo que molesta enormemente al docente es que, la nota final, que es
lo que realmente importa a los alumnos, será parecida para todos los miembros del
grupo, ya que es difícil controlar hasta qué punto un alumno se ha responsabilizado
del trabajo y otro no y por otro lado, los alumnos que no han trabajado, no habrán
alcanzado la capacidad terminal perseguida; si este profesor hubiese hecho las pre-
visiones oportunas en su unidad didáctica antes del comienzo de ésta, posiblemente
parte de estos problemas se habrían evitado. Es lo que tiene la improvisación.
Concluyendo, sobre los aspectos anteriores son acerca de los que se tiene que centrar el
apartado de metodología de la unidad didáctica. Si el opositor quiere introducir algún otro, no hay
problema, siempre que pertenezca al modo de operar en el aula, es decir, al cómo enseñar. Por
ejemplo, se podrían añadir los temas transversales si los hubiere. Imaginemos que una unidad
didáctica determinada tiene una serie de contenidos que guardan relación con algún tema trans-
versal, pues sería un buen momento para organizar una actividad, ya sea de inicio, desarrollo o
del tipo que sea que conecte con el tema transversal que se quiera comentar con el grupo.

2.6. Evaluación
Los criterios de evaluación expresan el tipo y grado de aprendizaje que se espera hayan
alcanzado los alumnos con respecto a los objetivos didácticos y, de forma más general, con
respecto a las capacidades terminales.

150 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

Para fijar los criterios de evaluación de una unidad didáctica tendremos inevitablemente
que incluir todos los criterios de evaluación que haya en los Reales Decretos o Decretos, en
su caso, que regulan el ciclo que estemos programando. En general, los criterios de evalua-
ción a incluir serán algunos o todos los de la capacidad terminal o capacidades terminales
que estén asociados a la unidad didáctica que estemos trabajando, aunque en algunos
casos haya que precisarlos. Por ejemplo, si el criterio de evaluación es “describir y valorar
las diferentes estrategias de comunicación”, podría precisarse ese criterio, quedando de
la siguiente forma: “Describir y valorar las diferentes estrategias de comunicación en el
marco de un plan de comunicación”. Es importante tener en cuenta que todos los criterios
de evaluación que haya en el módulo profesional deben estar ubicados y repartidos entre
todas las unidades didácticas.
Pero además de los fijados en la normativa puede que sea necesario para una, varias
o todas las unidades didácticas que inventemos criterios de evaluación. Volvamos otra vez
a la definición de criterio de evaluación, “expresan el tipo y grado de aprendizaje que se
espera hayan alcanzado los alumnos con respecto a los objetivos didácticos”, por lo que
parece lógico que haya un criterio por cada objetivo didáctico o, al menos, que con los
criterios de evaluación que establezcamos en cada unidad didáctica se pueda analizar si se
han alcanzado todos los objetivos en el grado deseado.
Los criterios de evaluación se redactarán en infinitivo, para lo que se pueden utilizar
verbos como los siguientes: enumerar, citar, describir, identificar, distinguir, definir, explicar,
analizar, buscar, diferenciar, confeccionar, aplicar, clasificar, calcular, comparar, cumplimen-
tar, describir, diseñar, formalizar, relacionar, realizar, conocer, registrar, elaborar, seleccionar,
manejar, justificar, valorar…
Además de los criterios de evaluación, habrá que especificar para cada unidad didác-
tica cuáles son los instrumentos que se van a utilizar en la evaluación, relacionándolos
si se estima apropiado con los diferentes momentos de la evaluación. Por ejemplo, en el
desarrollo de la programación se ha tratado ya cuáles son los momentos de la evaluación,
inicial, continua y sumativa, y los instrumentos utilizados para cada uno de ellos; es ahora
el momento de precisar cuáles se van a utilizar en la unidad actual, ya que no para todas
las unidades se van a utilizar los mismos instrumentos.

3. EJEMPLOS DE UNIDADES DIDÁCTICAS


En el tema 7 hay una Programación Didáctica con sus correspondientes unidades di-
dácticas desarrolladas, por lo que nos podríamos haber ahorrado este epígrafe en el que
recogemos dos unidades didácticas completas. Lo que ocurre, es que las unidades que
aparecen en el tema 7, están dentro de la programación y, como ya se ha comentado ante-
riormente, las unidades que van dentro de la programación no pueden ser todo lo extensas
que se quisiera por la limitación de espacio impuesta por la convocatoria de oposiciones.
Por esta razón, creemos conveniente incluir en esta tema 6 dedicado a las unidades di-
dácticas, un par de unidades totalmente desarrolladas, tal y como pensamos que deberían
prepararse para su exposición ante el tribunal.
Se han incluido dos tipos de unidades. La primera de ellas, titulada “La comunicación”,
se trata de una unidad didáctica dentro de una Programación Didáctica, es decir, sería la
unidad entregada por un opositor que opta por realizar y exponer las unidades de la progra-
mación entregada. La segunda de ellas, es la referida al tema 27 del temario de oposicio-
nes de Hostelería y Turismo, es decir, la Unidad Didáctica de “Investigación de mercados

HOSTELERÍA Y TURISMO 151


Programación Didáctica

en los sectores de la Hostelería y Turismo”, sería la unidad entregada por un opositor que
opta por realizar y exponer una de las sesenta y siete unidades del temario de oposiciones
de nuestra especialidad.

3.1. Unidad Didáctica: “La comunicación”


1. Unidad Didáctica 14: “La comunicación”. Duración: 12 sesiones.
2. Ciclo formativo: Información y Comercialización Turísticas.
3. Módulo profesional: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y
regionales.
4. Competencia general: comercializar destinos turísticos, crear productos turísticos
de base territorial, asistir y guiar grupos y gestionar servicios de información turística.
5. Unidad de competencia: comercializar destinos y crear productos turísticos de
base territorial.
6. Objetivos generales:
– Objetivo d): evaluar diferentes estrategias de comercialización de productos
y servicios turísticos, estimando las acciones de comunicación que mejor se
adaptan a situaciones de mercado concretas.
7. Capacidad terminal:
1.4. Evaluar distintas estrategias de comercialización turística en un ámbito
local acordes con las características de los recursos y servicios turísticos
del entorno.
8. Justificación/ubicación: el futuro comercializador de destinos, una vez diseñados
y creados los productos turísticos del mismo, ha de conocer y dominar las estra-
tegias de comunicación del marketing. Con el estudio de esta unidad didáctica
se dan respuesta a una serie de cuestiones: ¿Cómo se pueden dar a conocer los
productos?, ¿cuáles son los instrumentos de comunicación más empleados por los
destinos turísticos?, ¿cómo ha de ser el mensaje lanzado a los clientes? Por tanto,
esta unidad se ha de impartir una vez se hayan visto los otros instrumentos del
marketing mix (producto/servicio, precio y distribución).
9. Objetivos didácticos:
1. Conocer el concepto, los efectos y la importancia de la comunicación.
2. Identificar los instrumentos que forman parte en la comunicación.
3. Proyectar un Plan de Comunicación.
10. Contenidos:
a) Conceptuales:
1. La comunicación en los servicios.
2. El plan de comunicación.
3. Instrumentos de comunicación:
– La identidad corporativa y la imagen de marca.
– Las relaciones públicas.

152 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

– La publicidad.
– La esponsorización.
– Las publicaciones.
– Las ferias turísticas.
– Los work-shops.
– Otros instrumentos de comunicación.
b) Procedimientos:
– Análisis del mensaje de la oferta turística.
– Análisis de los canales de comunicación de la oferta turística del territorio.
– Selección de los canales de comunicación.
– Elaboración de recomendaciones sobre la política de comunicación sobre
un territorio.
– Estudio del público objetivo de comunicación.
c) Actitudes:
– Valoración de las consecuencias de comunicación.
– Reconocimiento de la importancia de los medios de comunicación.
– Gusto por la claridad en los mensajes.
11. Metodología.
a) Método de enseñanza. Dos métodos van a marcar esta unidad, el expositivo
y el activo. El primero de ellos será necesario para que el profesor vaya intro-
duciendo los contenidos a los alumnos y les marque el camino. Pero en gran
parte de la unidad, será el alumno el que participe a través de las actividades
propuestas.
b) Actividades de enseñanza-aprendizaje:
– Como actividades de inicio se proponen las siguientes:
* Lluvia de ideas inicial para que el docente investigue los conocimientos
previos del alumno, en lo que se refiere a términos relacionados con
comunicación, publicidad, etc.
* Análisis de la imagen de marca de destinos y empresas turísticas, des-
cribiendo sus principales formas, colores y elementos. Se trata de una
actividad de fácil realización, en la que se pide la participación del
alumnado para que dé su opinión acerca de estos símbolos y se inte-
rese por los contenidos objeto de aprendizaje en la presente unidad.
– Como actividades de desarrollo se proponen las siguientes:
* Análisis de eslóganes de destinos y empresas turísticas.
* Análisis de campañas publicitarias de destinos y empresas turísticas.
Será visita obligada la web de la Consejería de Turismo, Comercio y De-
porte de la Junta de Andalucía, para analizar las siguientes campañas
referidas a los distintos productos turísticos de Andalucía: “Campaña

HOSTELERÍA Y TURISMO 153


Programación Didáctica

Sol y Playa”, “Campaña Turismo Cultural”, “Campaña de Desestaciona-


lización” y “Campaña Internacional”. Se puede hacer lo mismo con las
webs de otras Consejerías de otras Comunidades Autónomas.
* Análisis de prensa local y regional como soporte publicitario de las em-
presas y destinos turísticos.
* Análisis de folletos informativos de agencias de viajes y de material pro-
mocional de empresas de alojamiento, colores utilizados, presentación
de la información, etc.
* Elaboración de un Plan de Comunicación para un destino determinado,
a partir de una información suministrada.
– Como actividad de cierre se propone la siguiente: preparación del ma-
terial promocional de un destino inventado por el alumno, a partir de la
aplicación Publisher de Office (u otra similar), reflejando todo lo aprendido
en la unidad didáctica.
c) Recursos y materiales: manual de Marketing de destinos turísticos: análisis y
estrategias de desarrollo de Enrique Bigné y otros (2000), prensa local y regio-
nal, folletos y catálogos de agencias de viajes, material promocional turístico,
pizarra y proyector de transparencias, aula de informática, aplicación Publisher
de Office, páginas web de destinos y empresas turísticas.
d) Organización del espacio y agrupamientos: las sesiones se realizarán en el
aula convencional salvo aquellas que requieren de los ordenadores, que, en
caso de no disponer de los mismos en dicha aula, se desplazará el grupo al
aula de informática. Se formarán grupos de alumnos para la realización de al-
gunas actividades, por ejemplo, el análisis de eslóganes, logotipos, mensajes
publicitarios, etc.
12. Evaluación.
a) Criterios de evaluación.
1. Describir con precisión el concepto y la importancia de la comunicación.
2. Describir y valorar las diferentes estrategias de comunicación.
3. A partir de información suministrada sobre un producto turístico de ámbito
local, elaborar un proyecto para su comercialización, que contenga:
– El ámbito geográfico, el público objetivo y las acciones de comunica-
ción adecuados al producto.
– Los instrumentos de comunicación en los que se canalizarán dichas
acciones.
– La estimación de los costes, el alcance y los posibles resultados de las
acciones definidas.
b) Procedimientos e instrumentos de evaluación: se emplearán los trabajos
prácticos realizados por los alumnos, el cuaderno del profesor y las pruebas
orales y escritas que se hagan. En la valoración de los apartados anteriores se
prestará especial atención a la calidad de la información aportada, la expresión
oral (para las exposiciones y debates), la expresión escrita (en los trabajos y la

154 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

prueba escrita), la capacidad de síntesis, la participación y el espíritu crítico. En el


cuaderno del profesor recogerá la valoración de las actividades, la adecuación o
inadecuación de las mismas, la participación de los alumnos, la motivación, etc.
Los criterios de calificación fijados son:
– La participación en las clases (exposiciones, debates, interés, esfuerzo,
etc.): 10%.
– Trabajos individuales: 40%.
– Asistencia a clase (dentro del 20% de faltas permitidas): 10%.
– La resolución de ejercicios y cuestionarios teórico-prácticos: 40%.

3.2. Unidad Didáctica: “Investigación del mercado turístico”


1. Unidad Didáctica 27: “Investigación de mercados en los sectores de la Hostelería
y Turismo. Importancia como instrumento de planificación. Selección y segmen-
tación del mercado, métodos y técnicas. Fuentes de información de Hostelería y
Turismo. Métodos de obtención de información”. Duración: 15 sesiones.
2. Ciclo formativo: Información y Comercialización Turísticas (si optamos por esta
modalidad en la presentación de la unidad didáctica, deberíamos indicar que la
unidad 27 se puede ubicar en varios ciclos formativos, como por ejemplo, el de
Alojamiento (en el módulo de Comercialización de productos y servicios turísticos),
en el de Agencias de Viajes (también en el módulo de Comercialización), en el de
Restauración (en el módulo de Marketing en restauración)… Es decir, debemos
indicar todos los ciclos y sus correspondientes módulos profesionales de nuestra
familia profesional, en los que se podría ubicar la unidad, pero lo ideal sería que
finalizásemos este apartado indicando el ciclo y módulo correspondiente elegido, lo
que ayudará a guiar toda la unidad didáctica, el planteamiento de actividades, etc.,
ya que no tendrá idéntico desarrollo esta unidad en el ciclo de Información que en
el ciclo de Restauración, los ejemplos serán distintos, las fuentes de información
consultadas, el material promocional analizado, etc. y ni que decir tiene el apartado
Justificación/ubicación de la unidad.
3. Módulo profesional: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y
regionales.
4. Competencia general: comercializar destinos turísticos, crear productos turísticos de
base territorial, asistir y guiar grupos y gestionar servicios de información turística.
5. Unidad de competencia: comercializar destinos turísticos y crear productos turís-
ticos de base territorial.
6. Objetivos generales:
a) Identificar fuentes de información que permitan analizar la oferta y la demanda
turística internacional, nacional, autonómica y local.
b) Analizar e interpretar información del mercado turístico, identificando y aplican-
do los procedimientos adecuados a su tratamiento conforme a los objetivos
que se pretenden.

HOSTELERÍA Y TURISMO 155


Programación Didáctica

7. Capacidades terminales:
a) Analizar información del mercado turístico de una zona o localidad que permita
detectar oportunidades de creación y/o desarrollo de productos turísticos.
8. Justificación/ubicación. El futuro creador de productos turísticos y comercializa-
dor de destinos, una vez conocidos los aspectos y elementos básicos del sector,
así como las peculiaridades de su organización, ha de dominar las estrategias de
búsqueda de información en el sector turístico a fin de conocer las variables y
tendencias que afectan al sector y así crear productos que realmente atiendan las
necesidades del cliente actual, un cliente cada vez más experimentado y exigente
que demanda servicios novedosos y de mayor calidad. Con esta unidad didáctica se
analizarán las fuentes en las que encontrar dicha información, así como los méto-
dos que permiten diferenciar grupos de clientes para dirigir estrategias específicas
a cada uno de esos grupos, esto es, la segmentación de mercados.
9. Objetivos didácticos:
a) Analizar el concepto de Investigación de mercados y otros conceptos relacionados.
b) Apreciar la utilidad de la Investigación de mercados para mostrar la oportunidad
de creación y/o desarrollo de productos turísticos.
c) Comparar los métodos y técnicas de investigación para mostrar la oportunidad
de creación y/o desarrollo de productos turísticos.
d) Identificar y diferenciar las distintas fuentes de información turística para poder
investigar sobre la creación de productos turísticos.
e) Conocer y realizar las diferentes fases de investigación de mercados.
f) Utilizar Internet para la búsqueda de información sobre una zona o localidad
turística.
g) Construir un cuestionario.
h) Explicar el concepto de segmentación de mercado.
i) Realizar la segmentación de mercados en base a un criterio dado.
10. Contenidos:
a) Conceptuales:
– Conceptos previos: investigación de mercados, método y técnica de inves-
tigación, población o universo y muestra.
– Utilidad de la investigación de mercados.
– Métodos de investigación y técnicas: método cualitativo y técnicas cualita-
tivas (entrevista en profundidad, técnicas de grupo, observación), método
cuantitativo y técnicas cuantitativas (la encuesta, los experimentos, esta-
dísticas y otros datos secundarios).
– Fuentes de información: internas y externas, primarias y secundarias.
– Etapas de la investigación.
– La sección y segmentación del mercado: concepto, ventajas, criterios y
proceso y estrategias.

156 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Las Unidades Didácticas

b) Procedimientos:
– Comparación de ventajas e inconvenientes de cada técnica.
– Elaboración de esquemas de las principales fuentes de información.
– Utilización de nuevas tecnologías de información y comunicación (Internet)
como instrumento de apoyo a la investigación.
– Aplicación de las diferentes etapas de investigación para la resolución de
determinados problemas.
– Agrupación de consumidores en función de diferentes criterios de segmen-
tación aplicables al mercado turístico.
c) Actitudes:
– Valoración de la utilidad de la investigación de mercados como apoyo al
proceso de investigación.
– Interés por conocer las distintas fuentes de información del sector.
– Orden y precisión en la elaboración y presentación de la información.
– Aceptación de la existencia de diversos tipos de clientes.
11. Metodología.
a) Método de enseñanza: dos métodos van a marcar esta unidad, el expositivo
y el activo. El primero de ellos será necesario para que el profesor vaya intro-
duciendo los contenidos a los alumnos y les marque el camino. Pero en gran
parte de la unidad, será el alumno el que participe a través de las actividades
propuestas.
b) Actividades de enseñanza-aprendizaje:
– Como actividades de inicio se proponen las siguientes:
* Debate en clase acerca de las tendencias y cambios del sector tu-
rístico y la necesidad de que las empresas obtengan información del
mercado.
* Role playing “Imagina que eres investigador”. Se pedirá al alumno que
imagine cómo obtendría datos acerca de los últimos viajes realizados
por los turistas en España o en la Comunidad Autónoma, qué fuentes
de información consultaría, el interés y utilidad que podría tener el co-
nocimiento de dichos viajes, etc.
– Como actividades de desarrollo se proponen las siguientes:
* Consulta e interpretación de estadísticas de turismo y extracción de
conclusiones.
* Consulta e interpretación de noticias y comunicados de prensa relacio-
nados con el sector turístico y extracción de conclusiones.
* Investigación de mercados: se elegirá un tema sobre el que el alumna-
do por grupos, realizará un trabajo de investigación.
* Segmentar los turistas que visitan la comarca donde se ubica el centro
escolar.

HOSTELERÍA Y TURISMO 157


Programación Didáctica

– Actividades de cierre: exposición de los trabajos realizados por los grupos


de investigación. Se explicará el procedimiento seguido, las fuentes consul-
tadas, los aspectos más reseñables del informe elaborado.
– Actividades de ampliación: si el profesor lo creyera necesario, se puede
repetir la actividad de segmentación con otros ámbitos territoriales, por
ejemplo, el local, regional, incluso nacional. O bien hacerlo por empresas,
en lugar de tomar como referencia el destino
c) Recursos y materiales: manual de Marketing de destinos turísticos: análisis
y estrategias de desarrollo de Enrique Bigné y otros (2000), prensa local y
regional, pizarra y proyector de transparencias, aula de informática, páginas
web de organismos que elaboran y publican estadísticas (Instituto Nacional de
Estadística, Instituto de Estudios Turísticos, etc.).
d) Organización del espacio y agrupamientos: las sesiones se realizarán en
el aula convencional salvo aquellas que requieren de los ordenadores, que, en
caso de no disponer de los mismos en dicha aula, se desplazará el grupo al
aula de informática. Se formarán grupos de alumnos para la realización de la
investigación de mercados propuesta en una de las actividades de desarrollo
de la unidad.
12. Evaluación.
a) Criterios de evaluación:
– Conocer y aplicar los términos utilizados en la investigación de mercados.
– Establecer las diferencias entre los métodos y las técnicas de investigación
existentes, así como las ventajas, inconvenientes y la conveniencia o no de
utilizarlas según el objeto de la Investigación y los recursos disponibles.
– Analizar métodos de recogida de datos y técnicas de tratamiento de los
mismos apropiados al mercado turístico.
– Identificar y describir las fuentes de información turística más relevantes.
– A partir de un supuesto dado:
* Seleccionar y adaptar el método de recogida de datos más idóneo.
* Seleccionar y adaptar las técnicas de tratamiento de la información.
* Interpretar los resultados obtenidos.
* Darse cuenta de la importancia de la investigación de mercados.
– A partir de un supuesto dado:
* Reconocer la heterogeneidad de los consumidores.
* Identificar los segmentos de mercado susceptibles de desarrollo o lan-
zamiento de nuevos productos.
* Seleccionar los criterios de segmentación más adecuados.
* Realizar el proceso de evaluación adecuadamente.
b) Procedimientos e instrumentos de evaluación: se emplearán los trabajos
prácticos realizados por los alumnos, el cuaderno del profesor y las pruebas orales
y escritas que se hagan. En la valoración de los apartados anteriores se prestará
158 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Las Unidades Didácticas

especial atención a la calidad de la información aportada, la expresión oral (para


las exposiciones y debates), la expresión escrita (en los trabajos y la prueba escri-
ta), la capacidad de síntesis, la participación y el espíritu crítico. En el cuaderno del
profesor recogerá la valoración de las actividades, la adecuación o inadecuación
de las mismas, la participación de los alumnos, la motivación, etc.
Los criterios de calificación fijados son:
– Trabajos prácticos: 30%.
– Participación: 15%.
– Prueba escrita: 50%.
– Asistencia: 5% (teniendo en cuenta la asistencia mínima obligatoria).

HOSTELERÍA Y TURISMO 159


Tema
7
Ejemplo de Programación
Didáctica del módulo
profesional de “Diseño
y comercialización
de productos turísticos
locales y regionales” del
Ciclo Formativo de Grado
Superior de “Información
y comercialización
turísticas”
Programación Didáctica

ÍNDICE SISTEMÁTICO

1. PRESENTACIÓN

2. ¿POR QUÉ PROGRAMAR?


2.1. Concepto de Programación Didáctica
2.2. Importancia de la Programación Didáctica
2.3. Relación de la programación con otros documentos

3. APROXIMACIÓN AL CICLO FORMATIVO DE INFORMACIÓN Y COMERCIALIZACIÓN


TURÍSTICAS: ESPECIAL REFERENCIA AL MÓDULO PROFESIONAL DE DISEÑO Y
COMERCIALIZACIÓN
3.1. El ciclo formativo de grado superior de Información y comercialización Turísticas
3.2. El módulo profesional de “Diseño y comercialización de productos turísticos
locales y regionales”

4. NORMATIVA

5. DESARROLLO DE LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA


5.1. Objetivos
5.2. Contenidos
5.3. Metodología
5.4. Evaluación
5.5. Atención al alumnado con características educativas específicas

6. ESQUEMA DE LAS UNIDADES DIDÁCTICAS

7. BIBLIOGRAFÍA
7.1. Bibliografía de aula y de departamento
7.2. Otra bibliografía

8. CONCLUSIÓN

9. ANEXOS

162 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

1. PRESENTACIÓN
Esta Programación Didáctica está referida al módulo profesional de Diseño y comercializa-
ción de productos turísticos locales y regionales (en adelante, DCPT), correspondiente al ciclo
formativo de grado superior de Información y Comercialización Turísticas (en adelante, ICT).
La Orden de 8 de marzo de 2006, en su Anexo VIII establece los requisitos que debe re-
unir la Programación Didáctica presentada. Ésta deberá contener, al menos, los siguientes
apartados: objetivos, contenidos, metodología, criterios de evaluación, atención al alumna-
do con características educativas específicas, y por último, bibliografía de aula y de depar-
tamento. Al contenido anterior se podían añadir de forma opcional unos Anexos.
Pues bien, éste es el orden que se va a seguir en el desarrollo de esta programación. No
obstante, se hará previamente una breve aproximación, por un lado, al concepto y justifica-
ción de la Programación Didáctica, y por otro, al ciclo formativo de ICT y al módulo profesional
de DCPT. Una vez hechas estas presentaciones, se pasará al desarrollo del cuerpo de la pro-
gramación siguiendo lo establecido en el Anexo VIII de la Orden de 8 de marzo de 2006.

2. ¿POR QUÉ PROGRAMAR?

2.1. Concepto de Programación Didáctica


En primer lugar, antes de programar, se ha de tener claro el concepto de Programación
Didáctica. La programación hace referencia a todo el proceso de planificación de la labor
docente. Consiste en la adaptación de la normativa existente (relacionada con el ciclo for-
mativo y el módulo profesional en cuestión) a un centro escolar determinado. Dicho de otro
modo y, siguiendo a González (1998) la programación es:
“Una representación y organización de las intenciones educativas de un grupo de profesores
que va a intervenir con unos grupos concretos de alumnos”.

De este modo, la programación se elaboraba para un contexto determinado.


Esta programación se ha planteado para un centro situado en la Comunidad Autónoma
de Andalucía, en el que se imparta el ciclo de ICT dentro de una ciudad de aproximada-
mente 250.000 habitantes, con una gran cantidad de recursos histórico– patrimoniales,
etnográficos, así como naturales (tanto espacios naturales protegidos como algunos kiló-
metros de costa todavía poco explotados).

2.2. Importancia de la Programación Didáctica


En segundo lugar, para la elaboración de una programación con éxito, se ha de creer
en el valor de dicho instrumento. Ello se debe a que la programación:
– Ayuda a eliminar el azar y la improvisación, lo cual podría dificultar la consecución
de la competencia general por parte del alumnado.
– Ayuda a la mejora de la práctica docente, pues obliga a que el profesor reflexione
sobre su metodología y planteamientos generales.
– Permite adaptar los procesos de enseñanza y aprendizaje a las características del
entorno socioeconómico y del alumnado.

HOSTELERÍA Y TURISMO 163


Programación Didáctica

2.3. Relación de la programación con otros documentos

No debemos entender la Programación Didáctica como un documento aislado sino que


en realidad forma parte de un proyecto más amplio.
La programación constituye el tercer nivel de concreción curricular que parte de
la propuesta del Proyecto Curricular del Ciclo Formativo, al que pertenece el módu-
lo profesional. En este sentido, en el caso de una aplicación real, esta programación
tendría como referente los acuerdos alcanzados de forma consensuada por el equipo
educativo en el Proyecto Curricular del Ciclo Formativo. Estos acuerdos constituyen un
documento que se incluye junto con el Proyecto Curricular de Centro, las Finalidades
Educativas, el Reglamento de Organización y Funcionamiento y el Plan Anual de Cen-
tro, formando lo que se conoce como el segundo nivel de concreción, el Proyecto Edu-
cativo de Centro. Se trata de un documento vértice y punto de referencia de la activi-
dad escolar, que permite concretar en el Proyecto Curricular del Ciclo Formativo y pos-
teriormente en la Programación Didáctica aspectos relativos al proceso educativo to-
mando como referencia el entorno socioeconómico en el que se encuentra inserto el
centro.
El Proyecto Curricular del Ciclo Formativo tiene como fuente de referencia directa el
Documento Base del Título y el Currículo de Andalucía, como primer nivel de concreción
curricular.
El siguiente esquema recoge los niveles de concreción antes comentados y la relación
de la programación con los documentos existentes:

PRIMER NIVEL
Enseñanzas comunes elaboradas por el gobierno.

SEGUNDO NIVEL
Proyecto de Centro (Fin. Educativas, ROF, PAC, PCC).

TERCER NIVEL

Programación Didáctica.

GRÁFICO 1. NIVELES DE CONCRECIÓN CURRICULAR


FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

164 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

Una máxima dice que “una buena programación es un instrumento útil que se use,
se corrige y se mejore con la experiencia, y no un trámite que cumplimos al iniciar el
curso”. Por ello la importancia real del proceso no está tanto en la elaboración del docu-
mento que llamamos programación, como en la reflexión continua del equipo educativo
sobre la adecuación o no de las actividades diseñadas para alcanzar el perfil profesional
establecido.

3. APROXIMACIÓN AL CICLO FORMATIVO DE INFORMACIÓN Y


COMERCIALIZACIÓN TURÍSTICAS: ESPECIAL REFERENCIA AL
MÓDULO PROFESIONAL DE DISEÑO Y COMERCIALIZACIÓN

3.1. El ciclo formativo de grado superior de Información y


comercialización Turísticas

El actual sistema de Formación Profesional en España, intenta dar respuesta a las


demandas del sector productivo, proveyendo a éste de personal cualificado en todas las
áreas. Para ello, se organiza en Familias Profesionales, en un total de 22 Familias. Entre
estas 22 Familias se encuentra la de Hostelería y Turismo, encargada de capacitar a
los futuros trabajadores que prestarán sus servicios en el sector turístico. Pero al existir
perfiles tan distantes dentro del concepto “Hostelería y Turismo”, desde un informador
turístico hasta un cocinero, desde un gestor de una empresa de turismo rural hasta un
panadero, las Familias Profesionales, se ven obligadas a dividirse en titulaciones especí-
ficas (existen en la actualidad 142 titulaciones referidas a las 22 Familias Profesionales).
Pues bien, la Familia de Hostelería y Turismo está formada por 8 ciclos formativos, 3 de
grado medio y 5 de grado superior, siendo el ciclo de Información y Comercialización
Turísticas uno de estos 5.

El ciclo de ICT tiene una duración de 1.400 horas, realizándose en dos cursos escolares.

Se puede acceder al mismo, con carácter general, tras superar el nuevo Bachillerato,
que se cursa entre los 16 y los 18 años, aproximadamente, haber superado COU, estar
en posesión del Título de Técnico Especialista, Técnico Superior o equivalente, estar en
posesión de una titulación universitaria o equivalente o tras superar la prueba de acceso,
que consta de una prueba general con un examen de Lengua Castellana, Matemáticas
y Lengua Extranjera y una prueba específica que en este caso incluiría una prueba de
Geografía y otra de Segunda Lengua extranjera. Para poder presentarse a esta prueba los
alumnos que no posean los requisitos de acceso deberán tener 20 años ó 18 si tienen el
Título de Técnico de cualquier ciclo formativo de grado medio de la familia profesional de
Hostelería y Turismo.

Cursando las enseñanzas establecidas para dicho ciclo, el alumnado ha de adquirir la


competencia general de comercializar destinos turísticos, crear productos turísticos de base
territorial, asistir y guiar grupos turísticos y gestionar servicios de información turística. Esta
competencia general se divide en unidades de competencia, que son el conjunto de rea-
lizaciones o actividades profesionales, con valor y significado en el empleo por sí mismas,

HOSTELERÍA Y TURISMO 165


Programación Didáctica

susceptible de constituir una función esencial o puesto de trabajo tipo, con sentido para la
mayoría de los empleadores del sector turístico. El siguiente gráfico muestra las unidades
de competencia del ciclo de ICT:

COMPETENCIA GENERAL
Comercializar destinos turísticos, crear
productos turísticos de base territorial,
asistir y guiar grupos turísticos y gestionar
servicios de información turística.

UC 1. Comercializar destinos y
crear productos turísticos de
base territorial

UC 2. Asistir y guiar grupos


turísticos

UC 3. Gestionar sevicios de
información turística

GRÁFICO 2. UNIDADES DE COMPETENCIA DEL CICLO DE ICT.


FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

Para que el alumnado alcance la competencia general, las enseñanzas del título de
ICT se agrupan en módulos profesionales de diversa naturaleza (asociados a la unidad de
competencia, transversales, etc.). Son los siguientes:

1. Diseño y comercialización de productos turísticos locales y re-


MP asociados a una unidad gionales.
de competencia 2. Asistencia y guía de grupos.
3. Información turística en destino.

MP transversales 4. Productos y destinos turísticos nacionales e internacionales.


(asociados a dos o más 5. Lengua extranjera.
unidades de competencia) 6. Segunda lengua extranjera.
7. El sector de la hostelería y el turismo en Andalucía.
MP socioeconómicos
8. Formación y orientación laboral.
MP integrado 9. Proyecto integrado.
Formación en el centro
10. Formación en centros de trabajo.
de trabajo
TABLA 1. MÓDULOS PROFESIONALES DEL CICLO DE ICT. FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

166 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

Una vez hecha la presentación del ciclo formativo de ICT, donde se encuadra el módu-
lo profesional de DCPT (módulo programado), paso a analizar el módulo en cuestión.

3.2. El módulo profesional de “Diseño y comercialización


de productos turísticos locales y regionales”

El módulo profesional número 1 del ciclo de ICT es el de DCPT, al que le corresponden


192 horas de las 1.400 que contiene el citado ciclo. Se imparte durante el primer curso
escolar, establecido así por normativa (Orden de 22 de septiembre de 1997). Al ser el
curso escolar de 32 semanas, este módulo ocupa 6 horas de clase a la semana.
Como se puede observar en los cuadros recogidos en el apartado anterior, hay una
unidad de competencia (en el gráfico 2) y un módulo profesional (en la tabla) que parecen
resaltados. Es precisamente el módulo programado, DCPT, y la unidad de competencia a la
que está asociado, concretamente la de comercializar destinos y crear productos turísticos
de base territorial.
Si una de las grandes competencias que ha de lograr el alumnado que curse estas
enseñanzas es la de comercializar destinos y crear productos turísticos, es necesario que
exista un módulo en el que se enseñe por un lado, a obtener y analizar información del
mercado turístico, referida a los elementos de la oferta turística, recursos, infraestructuras
y empresas (para poder crear esos productos turísticos), referida a la demanda turística
(para que esos productos turísticos sean competitivos y estén realmente orientados a las
nuevas demandas del consumidor), y por otro lado, que dicho módulo enseñe al alumnado
los instrumentos de que dispone el Marketing para acercar los productos turísticos de los
destinos a los consumidores, esto es, enseñar a comercializar un destino turístico. Pues
éste es el cometido del módulo de DCPT.

4. NORMATIVA

Como dijimos en apartados anteriores al definir la Programación Didáctica, cuando se


realiza una programación, lo que se está haciendo es llevar lo que dice la normativa a un
centro escolar con un contexto concreto. Para elaborar esta programación, he partido de
diversas fuentes legislativas. A continuación recojo un listado de las más destacadas (que
no las únicas):
– Real Decreto 2.217/1993, de 17 de diciembre, por el que se establece el Título de
Técnico Superior en Información y Comercialización Turísticas y que posteriormente
se desarrolló en nuestra Comunidad por el Decreto 180/2003, de 17 de junio,
por el que se establecen las enseñanzas correspondientes al título de Formación
Profesional de Técnico Superior en Información y Comercialización Turísticas en la
Comunidad Autónoma de Andalucía.
– RD 1.411/1994 de 25 de junio, por el que se completa los Reales Decretos
2.217/1993 y otros de 17 de diciembre, relativos a determinados títulos y ense-
ñanzas mínimas de Formación Profesional.

HOSTELERÍA Y TURISMO 167


Programación Didáctica

– Orden de 22 de septiembre de 19971, por la que se establecen orientaciones y


criterios para la elaboración de proyectos curriculares, la distribución horaria y los
itinerarios formativos de los títulos de Formación Profesional Específica, que se
integran en la Familia Profesional de Hostelería y Turismo.
– Orden de 26 de julio de 1995, sobre evaluación en los Ciclos Formativos de Forma-
ción Profesional Específica en la Comunidad Autónoma de Andalucía.
– Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre, por el que se establece la ordena-
ción general de la Formación Profesional del sistema educativo.
– Decreto 180/2003, de 17 de junio, por el que se establecen las enseñanzas co-
rrespondientes al título de Formación Profesional de Técnico Superior en Informa-
ción y Comercialización Turísticas en Andalucía y por el que queda derogado el
anterior Decreto 130/1994.
Una vez que se ha analizado y encuadrado el módulo programado, pasamos a desarro-
llar el cuerpo de la Programación Didáctica siguiendo el esquema establecido por la Orden
de 8 de marzo de 2006 en su Anexo VIII.

5. DESARROLLO DE LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA


La Programación Didáctica si se entiende como un plan, tiene unos elementos comu-
nes a éste. Todo plan requiere fijar unos objetivos que se quieren conseguir en un plazo de
tiempo, para lo que se ha de partir de una situación inicial (el alumnado al comienzo del
curso) y alcanzar una situación deseada (los objetivos marcados por la Administración edu-
cativa). Esa situación deseada se alcanzará haciendo uso de unos instrumentos (los conte-
nidos) y siguiendo unas estrategias que marcarán el camino idóneo (es la metodología de la
programación). Pero todo plan debe llevar a cabo un control del desarrollo del mismo, a fin
de mejorar de cara al futuro (de esto se encargará la evaluación). Por último, el docente ha
de reconocer la diversidad existente en las aulas, y recordar que tiene que ayudar a un gru-
po de personas a alcanzar una serie de competencias, y ha de trabajar con el grupo entero
a la vez, a pesar de las diferencias existentes entre los integrantes del mismo, de manera
que si no hace las adaptaciones oportunas, el resultado de todo este proceso planificado
no será tan exitoso (atención al alumnado con características educativas específicas).
A continuación pasamos a desarrollar cada uno de los apartados subrayados, que son
precisamente los exigidos por la Orden de 8 de marzo de 2006 en su Anexo VIII.

5.1. Objetivos
Los objetivos constituyen una guía inmediata para la planificación del aprendizaje y
han de formularse explícitamente. A través de los objetivos se definen las intenciones edu-
cativas con respecto al alumnado. Al mismo tiempo, proporcionan criterios de valoración del
proceso y de los resultados. Los objetivos son el referente indispensable para la evaluación del
grado de consecución de los diferentes tipos de capacidades adquiridos por el alumnado.

1
Es importante que el opositor recuerde que debe adaptar tanto la normativa, como su contenido, para la
Comunidad Autónoma donde decida presentarse. En el apartado en que nos encontramos debe adaptar la
siguiente normativa: Orden de 22 de septiembre de 1997, Orden de 26 de julio de 1995 y Decreto 180/2003,
de 17 de junio.

168 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

En Formación Profesional Específica se pueden distinguir cuatro niveles de objetivos:

TIPO DE
OBJETIVO:

REFERIDO A:
Finalidad y objeto de
la Formación Profesional
Objetivos generales

Capacidades terminales F.P. Específica

Ciclo de ICT
Objetivos didácticos
Módulo de DCPT

Unidades Didácticas

GRÁFICO 4. NIVELES DE OBJETIVOS. FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA.

La finalidad y el objeto de la Formación Profesional en el sistema educativo vienen estable-


cidas en el Real Decreto 1.538/2006, de 15 de diciembre, cuando establece en el artículo 2,
que “la formación profesional en el sistema educativo tiene por finalidad preparar a los alum-
nos y a las alumnas para la actividad en un campo profesional y facilitar su adaptación a las
modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida, así como contribuir a su
desarrollo personal, al ejercicio de una ciudadanía democrática y al aprendizaje permanente”;
y establece en el artículo 3 que estas enseñanzas (las de Formación Profesional) tienen por
objeto, entre otros, conseguir que los alumnos y las alumnas adquieran las capacidades que
les permitan: desarrollar la competencia general correspondiente a la cualificación o cualifica-
ciones objeto de los estudios realizados, comprender la organización y características del sector
productivo correspondiente, conocer la legislación laboral y los derechos y obligaciones que se
derivan de las relaciones laborales, aprender por sí mismos y trabajar en equipo, trabajar en
condiciones de seguridad y salud, desarrollar una identidad profesional motivadora de futuros
aprendizajes y adaptaciones a la evolución de los procesos productivos y al cambio social,
afianzar el espíritu emprendedor para el desempeño de actividades e iniciativas profesionales
y hacer realidad la formación a lo largo de la vida y utilizar las oportunidades de aprendizaje a
través de las distintas vías formativas para mantenerse actualizado en los distintos ámbitos.
Estas finalidades van a orientar al docente en la elaboración de la programación, en
aspectos tales como el tipo de actividades planteadas (obligando, por ejemplo, a plantear
el desarrollo de algunas actividades entre varios alumnos de forma conjunta para formar
en “el trabajo en equipo”) o la metodología utilizada (considerando como principio básico
metodológico el uso del medio circundante al centro como elemento de formación).
El segundo nivel de objetivos lo constituyen los objetivos generales, que se han de en-
tender como enunciados generales de las capacidades que debe adquirir el alumnado. Es-
tán referidos a todo el ciclo formativo de ICT. Vienen establecidos en el Decreto 180/2003,
de 17 de junio, y son los siguientes:
a) Identificar fuentes de información que permitan analizar la oferta y la demanda
turística internacional, nacional, autonómica y local.
b) Analizar e interpretar información del mercado turístico, identificando y aplicando los pro-
cedimientos adecuados para su tratamiento conforme a los objetivos que se pretenden.

HOSTELERÍA Y TURISMO 169


Programación Didáctica

c) Evaluar la potencialidad turística de los recursos naturales y culturales de una zona,


ruta o localidad.
d) Evaluar diferentes estrategias de comercialización de productos y servicios turísti-
cos, estimando las acciones de comunicación que mejor se adaptan a situaciones
de mercado concretas.
e) Analizar, organizar y aplicar procedimientos de planificación, organización y control de
los servicios de información turística.
f) Analizar las distintas modalidades de prestación de los servicios de asistencia y guía turísti-
cas, describiendo y relacionando las principales funciones y los procedimientos de trabajo.
g) Dominar estrategias de comunicación para transmitir y recibir información correctamen-
te y resolver situaciones conflictivas, tanto en el ámbito de las relaciones en el entorno
de trabajo como en las relaciones con los clientes, expresándose de forma correcta, al
menos, en dos lenguas extranjeras.
h) Evaluar las características y comportamientos de los grupos humanos y aplicar
técnicas de dinámica de grupos.
i) Actuar, utilizando con autonomía los conocimientos técnicos y el saber hacer nece-
sarios y proponiendo mejoras en los procedimientos establecidos y soluciones a las
contingencias de trabajo.
j) Comprender el marco legal, económico y organizativo que regula y condiciona las
actividades profesionales del sector de la hostelería y el turismo, identificando los
derechos y obligaciones que se derivan de las relaciones laborales.
k) Sensibilizar a los demás respecto de los efectos negativos que determinados mo-
dos operativos y condiciones de trabajo pueden producir sobre la salud personal y
colectiva, proponiendo medidas correctivas y protecciones adecuadas que mejoren
las condiciones de seguridad.
l) Analizar, adaptar y, en su caso, generar, documentación técnica para la mejor infor-
mación y orientación de personal colaborador dependiente.
m) Seleccionar y valorar críticamente las diversas fuentes de información relacionadas
con la profesión, que permitan el desarrollo de la capacidad de autoaprendizaje y
posibiliten la evolución y adaptación de sus capacidades profesionales a los cam-
bios tecnológicos y organizativos del sector.
n) Desarrollar la iniciativa y el sentido de la responsabilidad, la identidad y la madurez
profesional que permitan mejorar la calidad del trabajo y motivar hacia el perfeccio-
namiento profesional.
ñ) Conocer el sector de la hostelería y el turismo en Andalucía.
De entre todos éstos, algunos están más estrechamente relacionados con el módulo
de DCPT (el primero, segundo, tercero, cuarto), otros, lo están con el resto de módulos,
y otros, con varios de ellos, como es el caso del último: conocer el sector de la hostelería
y el turismo en Andalucía, pero es que, los objetivos generales, y esto es, todos, son una
guía para el docente, por lo tanto, indirectamente van a estar relacionados todos en tanto
que todo módulo es una ayuda para alcanzar lo objetivos generales que, en su conjunto,
permiten adquirir una competencia general.
Existe un tercer nivel de objetivos, formado por las capacidades terminales. Éstas son
concreciones de los objetivos generales antes enunciados para cada uno de los módulos,
precisando el tipo y el grado de los aprendizajes que el alumnado debe adquirir al finalizar el

170 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

ciclo formativo. Este nivel de objetivos es fundamental en la programación, pues hacia és-
tos es hacia los que se trabajará durante las 192 horas con que cuenta el módulo de DCPT,
y, si esto se consigue en el resto de módulos, se habrán logrado los objetivos generales y
por tanto, la competencia general del ciclo de ICT.
Las capacidades terminales asociadas al módulo de DCPT son cuatro (también recogi-
das en el Decreto 180/2003, de 17 de junio):
– Analizar información del mercado turístico de una zona o localidad que permita
detectar oportunidades de creación y/o desarrollo de productos turísticos.
– Evaluar la potencialidad turística de los recursos culturales o naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local. Seleccionando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
– Definir productos turísticos en un ámbito local, basándose en el análisis del merca-
do turístico de la zona.
– Evaluar distintas estrategias de comercialización turística en un ámbito local acor-
des con las características de los recursos y servicios turísticos del entorno.
Como puede observarse, si el alumnado alcanza estas capacidades a lo largo del cur-
so escolar (gracias a los contenidos que se trabajarán en este módulo), se habrá logrado
con éxito la unidad de competencia número 1, comercializar destinos y crear productos
turísticos de base territorial. Sin embargo, si en la programación no se fijase como meta
que el alumnado fuese capaz de analizar información del sector turístico, de evaluar la
potencialidad turística de los recursos del entorno, de definir productos turísticos y de
evaluar estrategias de comercialización, difícilmente se conseguiría la unidad de compe-
tencia citada.
Pero estas capacidades no se pueden lograr de forma inmediata, sino que necesitan
de metas más concretas, enfocadas a un muy corto plazo, para, poco a poco y a lo largo
del trabajo diario de todo el curso, ser logradas. Me refiero al último nivel de los objetivos,
formado por los objetivos didácticos, los cuales están referidos a cada una de las unidades
didácticas de la programación. A diferencia de los objetivos de niveles superiores, los obje-
tivos didácticos no vienen establecidos por ley, sino que es el docente, el que, a partir de
las capacidades terminales recogidas en el Decreto 180/2003, de 17 de junio, quien tiene
que ir fijándolos para cada una de las unidades didácticas. Los objetivos didácticos de esta
programación se podrán consultar en el epígrafe 6, Esquema de las unidades didácticas,
en el que aparecen las 15 unidades didácticas de la misma.

5.2. Contenidos
La programación ya ha completado una de las fases de todo proceso de planificación,
la fijación de la meta a alcanzar. Pero para ello, se han de emplear unas herramientas o
instrumentos que son los contenidos y, a partir del trabajo con los mismos, se permitirá al
alumnado llegar hasta esa situación ideal determinada por los objetivos.
Los contenidos, siguiendo a Coll (1998) son:
“El conjunto de formas culturales y de saberes seleccionados para formar parte de las dis-
tintas áreas curriculares, pudiendo ser hechos, conceptos, procedimientos, valores, normas
y actitudes”.

HOSTELERÍA Y TURISMO 171


Programación Didáctica

Se diferencian tres tipos de contenidos:


– Conceptos: contenidos que corresponden al “saber” o “saber qué”, y se refieren a
hechos, conceptos, principios, leyes y teorías científicas. Son la base científica que
soporta la correspondiente área del saber. Conjunto de objetos, sucesos, situacio-
nes, o símbolos que tienen ciertas características comunes.
– Procedimientos. Son el “saber hacer” y, por tanto, hacen referencia a habilida-
des, técnicas, estrategias, métodos, etc. Consisten en operar con objetos e infor-
mación y se pueden definir como un conjunto de acciones ordenadas, orientadas
a la consecución de una meta o fin (al “cómo se hace algo”). Este tipo de conte-
nidos son de vital importancia dentro de la Formación Profesional Específica, pues
se está capacitando al alumnado para el desarrollo de una profesión (y no para
la superación de una determinada prueba, como puede ocurrir en otros niveles
educativos).
– Actitudes: estos contenidos corresponden al “saber ser, saber estar o saber com-
portarse” y son el conjunto de tendencias a comportarse y enfrentarse de forma
consistente y persistente ante las personas, situaciones, acontecimientos, objetos
o fenómenos. Las actitudes, normas, valores o pautas de conducta que se esta-
blecen para llegar a convertirse en una forma de actuación a su vez pueden ser de
orden científico, tecnológico, estético o moral. La inclusión de las actitudes, valores
y normas como contenidos de la enseñanza supone reconocer la función moral y
social que se asigna a la educación.
El hecho de que existan estos tres tipos de contenidos se puede entender de forma
sencilla a través del siguiente ejemplo: un futuro informador y comercializador turístico,
ha de conocer qué es un recurso turístico, cuáles son los tipos de recursos existentes,
etc., (contenido conceptual), pero no sería suficiente si no aprendiera a sacar el mayor
rendimiento de ese recurso a fin de crear productos turísticos (contenido procedimental),
y por supuesto, que lo aprendiera desde el criterio de la sostenibilidad (contenido acti-
tudinal).
La división de los contendidos en estos tres tipos tiene carácter prescriptivo, pues la
Orden de 22 de septiembre de 1997 establece que las programaciones didácticas de los
departamentos deberán recoger los contenidos agrupados en concepto, procedimiento y
actitud. Y así se ha hecho en la programación del módulo de DCPT.
La Orden de 8 de marzo de 2006, en su Anexo VIII establece que los contenidos de las
programaciones presentadas se habrán de dividir en, al menos, 15 unidades didácticas. Es
así como aparecen divididos en la programación, en 15 unidades. Para ello, se ha partido
de los contenidos referidos al módulo de DCPT que se recogen en el Anexo I del Decreto
180/2003, de 17 de junio. Las unidades didácticas y los bloques son los siguientes:

Bloques Unidades Didácticas


UD 1: Introducción al sector turístico. Efectos
1. Introducción al sector turístico.
del turismo.
UD 2: Estructura del mercado turístico: la ofer-
ta turística y la demanda turística.
UD 3: Análisis de los recursos turísticos del
2. Análisis interno de los destinos turísticos.
entorno.
UD 4: Análisis de las infraestructuras en los
productos turísticos locales y regionales.
.../...
172 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Ejemplo de Programación Didáctica

.../...
UD 5: Planificación territorial para productos
turísticos locales y regionales.
2. Análisis interno de los destinos turísticos. UD 6: Organismos básicos en el desarrollo de
un destino turístico. Cooperación y co-
laboración.
UD 7: Introducción al marketing.
UD 8: Investigación de mercados como fase
previa al desarrollo de productos turísti-
3 Elementos para el análisis externo de
cos locales y regionales.
los destinos turísticos.
UD 9: El comportamiento del consumidor/
usuario de productos turísticos locales
y regionales.

4. Fijación de estrategias para la creación


UD 10: El plan de marketing para productos tu-
de productos turísticos locales y regio-
rísticos locales y regionales.
nales en el seno de un destino turístico.

UD 11: Creación y desarrollo de productos tu-


rísticos locales y regionales.
UD 12: El precio en los productos turísticos lo-
cales y regionales.
5. Creación y desarrollo de productos tu- UD 13: La distribución en los productos turísti-
rísticos locales y regionales. cos locales y regionales.
UD 14: La comunicación en los productos turís-
ticos locales y regionales.
UD 15: El plan de calidad en los productos tu-
rísticos locales y regionales.
CUADRO 1. DIVISIÓN DE BLOQUES DE CONTENIDOS Y SUS CORRESPONDIENTES UNIDADES DIDÁCTICAS.

A continuación, se recogen las unidades didácticas relacionadas con las cuatro capaci-
dades terminales del módulo de DCPT. Como se puede ver, a lo largo del desarrollo de las
15 unidades, se terminan alcanzando las 4 capacidades:

Capacidades Unidades Didácticas


terminales 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
1 X X X X X X X X X X X X X
2 X X X X X X X X X X X
3 X X X X
4 X X X X X X X
CUADRO 2. ASOCIACIÓN DE LAS CAPACIDADES TERMINALES CON LAS UNIDADES DIDÁCTICAS.

Para la estructuración de los contenidos se ha tenido como objetivo fundamental alcan-


zar la unidad de competencia del módulo profesional (“comercializar destinos y crear pro-
ductos turísticos de base territorial”) y cada una de las capacidades terminales, siguiendo
como criterios imprescindibles el de buscar la progresión en los contenidos y su adaptación
a la realidad profesional a que se refiere el módulo.

HOSTELERÍA Y TURISMO 173


Programación Didáctica

Del análisis de los objetivos (unidad de competencia y capacidades terminales), pare-


ce obvio que los objetivos son principalmente procedimentales, esto es, se busca que el
alumno sea capaz de “hacer algo”, en este caso, comercializar destinos y crear productos
turísticos de base territorial. En el afán de buscar esta progresividad se han estructurado es-
tos contenidos en diferentes bloques, que partiendo de un análisis, sigue con el desarrollo
de estrategias y fijación de objetivos en función del análisis previamente realizado, continúa
con la creación del producto y todas las variables de marketing mix siguientes y culmina
con un elemento clave en el sector turístico español, la búsqueda y gestión de la calidad.
Analicemos de forma más completa cada uno de los bloques de contenidos reflejados:
– Bloque I: Introducción al sector turístico (Unidad didáctica 1).
En este bloque de contenidos, formado sólo por la primera unidad didáctica, se
pretende que el alumno tome conciencia de la naturaleza del sector en el que nos
encontramos, conozca los efectos positivos y negativos de este fenómeno y las
tendencias en la evolución del sector. Es el bloque más conceptual de todos los que
vamos a trabajar a lo largo del curso. También es importante que en esta primera
aproximación, el alumno descubra la importancia del módulo profesional para evitar
los efectos negativos del turismo y cuál puede ser su papel.
– Bloque II: Análisis interno de los destinos turísticos (Unidades didácticas 2, 3,
4, 5 y 6).
El desarrollo de cualquier producto turístico regional o local tiene que partir del
análisis interno del ámbito donde se hallan éstos, el destino turístico. Por tanto, se
hace imprescindible en cualquier planificación turística, el estudio de la situación
de las empresas, recursos, infraestructuras, ordenación territorial y organismos que
existen en el espacio a planificar, de tal forma que se determinen las fortalezas y
debilidades con las que nos encontramos. Este análisis va a ser posteriormente una
de las bases de toda planificación turística.
– Bloque III: Análisis externo de los destinos turísticos (Unidades didácticas 7, 8 y 9).
Pero el destino turístico, y cada uno de sus productos, no se van a crear en una
burbuja sin contacto con el exterior, sino que es necesario conocer que elementos
como el entorno, la competencia o las necesidades de los consumidores le van a
afectar. Por eso se incluye en este bloque la “investigación de mercados” como
herramienta clave para que el alumno sea capaz de realizar el proceso de búsque-
da y tratamiento de información sobre estos “factores de influencia” del destino
turístico. En él se observarán cuáles son las oportunidades de negocio que tiene el
destino turístico y cuáles las amenazas que se acontecen para su desarrollo.
– Bloque IV: Fijación de estrategias para la creación de productos turísticos
locales y regionales en el seno de un destino turístico (Unidad didáctica 10).
Una vez que hemos realizado un análisis completo del destino, el siguiente punto en la
evolución que vamos a mostrar al alumno es sistematizar toda la información analiza-
da, obteniendo las conclusiones oportunas, fijar los objetivos en función de esa infor-
mación y establecer el camino (las estrategias) que nos van a conducir hasta ellos.
Este bloque es la piedra angular del módulo profesional, donde el alumno va a ver,
si no lo había hecho ya, cuál es la importancia real de cada una de las unidades
didácticas, el porqué de todo el trabajo realizado hasta ese momento y, por si fuera
poco lo comentado, va a anticipar todas las unidades didácticas y todo el trabajo
posterior del módulo.

174 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

– Bloque V: Creación y desarrollo de productos turísticos locales y regionales


(Unidades de trabajo 11, 12, 13, 14 y 15).
Una vez marcados en el bloque anterior los objetivos y la estrategia, esto es, lo
que queremos conseguir y el camino a seguir para hacerlo, “sólo” nos resta fijar
las acciones concretas para alcanzarlos. En un primer momento se diseñarán las
acciones sobre el producto turístico local o regional, que incluirá el diseño del pro-
ducto (con su conceptualización) y las diferentes acciones a implementar, para que
se satisfagan las necesidades de los clientes (con todo esto estaríamos cumpliendo
la segunda parte de la unidad de competencia, la primera es trabajo de todo el
módulo profesional), van a ser acciones sobre los recursos turísticos, infraestruc-
turas, empresas, etc. Posteriormente, se van a establecer las recomendaciones
que deberían seguir el producto y cada uno de los elementos que lo forman con
respecto a los precios, para continuar con las estrategias y canales de distribución,
terminando con las herramientas de comunicación más idóneos a utilizar en el
producto, insertados en un necesario plan de comunicación.
El módulo profesional se terminaría con uno de los aspectos que se consideran, desde
la administración turística, como fundamentales para el desarrollo del sector: la búsqueda
de la calidad. Esta búsqueda de la calidad es más compleja en un producto turístico local
o regional debido a la multiplicidad de elementos que lo forman, por lo que para conseguir
la calidad del producto, será requisito imprescindible alcanzarla también en sus empresas,
recursos, infraestructuras, etc.
Esta estructura en bloques nos da una relación ordenada de los contenidos para alcanzar
un aprendizaje eminentemente significativo, que se construya sobre los cimientos de cono-
cimientos previos, que permita que sea el alumnado quien adquiera y logre las capacidades
terminales arriba mencionadas, concibiendo al profesor más como un guía-orientador del
proceso de enseñanza-aprendizaje que como un verdadero “constructor del aprendizaje”.

5.3. Metodología
Una vez fijadas las metas y establecidos los instrumentos con los que alcanzarlas, el
docente ha de prever el camino que mejor llevará a la consecución de las mismas. Esto se
hará a través de la metodología de la programación.
La metodología hace referencia a los criterios y decisiones que organizan la acción
didáctica y comprende diversos aspectos: principios metodológicos, papel que juega el do-
cente, papel del alumnado, técnicas didácticas, tipos de agrupamientos, diferente uso del
espacio, y otros aspectos relacionados.
a) Principios metodológicos generales:
A la hora de desarrollar la metodología a seguir con el alumnado me he basado
principalmente de dos principios generales:
– Partir del nivel de desarrollo del alumnado, así como de los conocimientos y repre-
sentaciones que ya posee. Por ello, al comienzo de cada unidad didáctica, están
previstas actividades de inicio que pretenden investigar en esos conocimientos.
– Asegurar la construcción de aprendizajes significativos. Para asegurar un apren-
dizaje significativo deben cumplirse una serie de condiciones: que el contenido
sea significativo (para el área que se esté trabajando y para el interés del alum-

HOSTELERÍA Y TURISMO 175


Programación Didáctica

nado), y que el alumnado tenga una actitud favorable para aprender, que esté
motivado para conectar lo nuevo que está aprendiendo con lo que ya sabe. Un
ejemplo de cómo llevar a la práctica este principio se puede dar en la unidad
didáctica en la que se abordan los recursos turísticos; si como actividad se
propone la realización de un inventario de recursos turísticos del entorno sin
más, el alumnado hará dicha actividad pero ello no tendrá mayor trascenden-
cia; no obstante, si el docente propone hacer ese mismo inventario pero con
el objetivo de proponer las mejoras posibles detectadas en cada recurso al
organismo responsable de los mismos, posiblemente, la actividad cobre mayor
interés para el alumnado y sea más motivadora. Se trata de que el alumnado
sea capaz de aprender a aprender: todo aprendizaje significativo supone me-
morización comprensiva (la memoria no es sólo el recuerdo de lo aprendido,
sino el punto de partida para realizar nuevos aprendizajes).
b) Método de enseñanza:
El método de enseñanza es otro de los aspectos de los que hay que hablar en la
metodología de la programación, y se refiere a la forma en la que se desarrollarán
las clases, se harán las actividades, se trabajarán los contenidos, etc.
Son tres los métodos previstos para el desarrollo de las clases del módulo de DCPT:
– El expositivo, cuando el alumnado no posee los conocimientos previos nece-
sarios y ha de ser el docente el encargado de suministrarlos, por ejemplo, en
las primeras sesiones cuando el alumnado desconoce la terminología básica
(turismo receptor, emisor, nacional, interno), difícilmente por sí solo sería capaz
de averiguar los significados. Pero no puede ser éste el único método emplea-
do, pues tiene el inconveniente de que fomenta la pasividad del alumnado, y
con ella, la desmotivación. Además, si antes dijimos que los contenidos proce-
dimentales tienen un peso especial en Formación Profesional, con un método
como éste no se trabajan del modo más adecuado.
– El demostrativo. El contenido se transmite en función de la práctica, por la que
el docente pretende enseñar al alumnado el procedimiento de realización de
una tarea mostrándole visiblemente cómo se ejecuta, los trucos que facilitarán
el trabajo, etc. Por ejemplo, en la unidad de recursos turísticos, se tiene prevista
la realización de un mapa turístico. Si el docente no explica a los alumnos cómo
hacerlo, apoyándose en la pizarra para el dibujo del mapa, de los pictogramas
a emplear, etc., el alumnado va estar tan desorientado que no sabrá por dónde
empezar su trabajo, siendo el resultado de dicha actividad muy negativo.
– El activo. Mediante este método, el alumno será el responsable de construir sus
propios conocimientos a través de una labor de investigación y contacto con he-
chos reales y experiencias propias y del grupo de compañeros con los que trabaja.
En la unidad didáctica de Investigación del mercado turístico, será éste un método
muy utilizado, ya que el alumnado tendrá que hacer uso de las explicaciones reci-
bidas para dar solución a la investigación de mercados que tendrá que hacer.
No hay un método mejor que otro, como hemos explicado, dependerá de la situa-
ción, y, sobre todo, del contenido que se esté trabajando en cada momento.
c) La temporalización:
Otro de los aspectos de la metodología es la utilización que se haga del tiempo a lo
largo del desarrollo del módulo de DCPT.

176 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

Como se recogió en epígrafes anteriores, de las 1.400 horas que contiene el ciclo
de ICT, 192 corresponden a este módulo, que, repartidas en las 32 semanas de
curso escolar, dan lugar a 6 sesiones semanales de dicho módulo.
La previsión del tiempo que se dedicará a cada unidad didáctica aparece en el
apartado donde se recogen éstas. No obstante, como la programación se trata de
una planificación a priori, pensada para un momento futuro, ha de ser flexible, con
el fin de adecuarse a las distintas situaciones, entre éstas, las temporales.
Además del reparto de las 192 horas en las 15 unidades didácticas, se han reser-
vado unas sesiones para determinadas actividades, por ejemplo:
– Presentaciones. Tanto del docente al alumnado (y viceversa), como del módulo
profesional. Si se quiere conseguir un buen resultado con toda esta planificación,
la primera sesión se ha de destinar a conocerse, a saber cuál es la procedencia
del alumnado, a que ellos sepan de qué va este módulo que les va a ocupar 6
horas durante todo el curso, cómo evaluará el docente, cómo serán las clases,
etc. Será el momento en que se realice la primera actividad del módulo, consis-
tente en un cuestionario en el que se pide al alumno que responda a preguntas
relacionadas con terminología turística, objeto del módulo de Diseño, etc. (Ver
Anexos de la Programación). Esta actividad se realiza el primer día y el último del
curso. El primer día lo más probable es que el alumno no sepa la mayoría de los
términos que se le preguntan. El objetivo es que al finalizar el módulo, se repita la
actividad y se le entregue al alumno lo que contestó su primer día de clase y, de
este modo, compruebe lo que ha aprendido a lo largo del curso y sea consciente
de su evolución. Es una actividad que no lleva nota, es meramente informativa.
– Días especiales. Hay determinados días en el calendario en los que tiene
lugar la celebración de ciertas actividades, empezando por el 27 de septiembre
(Día Mundial del Turismo) y terminando por el día 5 de junio (Día Mundial de
las Aves). Esta programación tiene previstas una serie de actividades para estos
días además de para el Día Mundial del Libro (23 de abril), Día Mundial de la
Publicidad (4 de diciembre) y no podía ser menos el 17 de mayo, Día Mundial
de Internet. Algunas actividades posibles son:
* 27 de septiembre, Día Mundial del Turismo: copiando de alguna manera a
nuestro consejero de Turismo, podríamos repetir la actividad que organizó
la Consejería en el año 2005 para celebrar el Día del Turismo, proponiendo
al alumnado la lectura y comentario del libro Impresiones de viaje: Anda-
lucía, el Riff, Valencia, Mallorca, de Augusto Jerez Perchet, que narra sus
viajes por Córdoba, Granada, Cádiz, Almería.
* 4 de diciembre, Día Mundial de la Publicidad: Web Quest sobre la publicidad.
* 23 de abril, Día Mundial del Libro: Web Quest sobre las rutas turísticas
existentes relacionadas con El Quijote.
* 17 de mayo, Día Mundial de Internet: visitar páginas de empresas y des-
tinos turísticos con el propósito de concienciar al alumnado de la fuerte
presencia de Internet en nuestro sector.
* 5 de junio, Día Mundial de las Aves: realización de un inventario de recur-
sos turísticos de Andalucía relacionado con el mundo de las aves. De este
modo, el alumnado se familiariza con un recurso natural de gran valor en
nuestra Comunidad.

HOSTELERÍA Y TURISMO 177


Programación Didáctica

– Último día de clase. En la última clase se repetirá la actividad inicial de ter-


minología turística antes comentada y se realizará la última de todas, titulada
“Evalúa mi módulo y a mí” (ver Anexos de la Programación), consistente en
recabar información acerca de la práctica docente.
d) Las actividades de enseñanza– aprendizaje:
Las actividades de enseñanza-aprendizaje son procesos organizados en los que actúan
profesor y alumno y se realizan para que este último alcance los objetivos fijados.
Al igual que existen diferentes tipos de objetivos, métodos, contenidos, etc., con las
actividades ocurre algo parecido, dependiendo cuál sea el objetivo perseguido por
el docente en cada momento, empleará un tipo de actividad u otro.
En el desarrollo de las unidades didácticas, hemos previsto distintos tipos de ac-
tividades, son las siguientes2 (el orden en el que se exponen será el que sigan en
cada una de las unidades didácticas):
– Actividades de inicio. También conocidas como actividades de motivación
(aunque creemos que cualquier actividad tiene que ser “motivadora” si lo que
se quiere es captar el interés del alumnado). Para el profesor estas actividades
tienen dos funciones: obtener información de los conocimientos previos del
alumnado e introducir a éste los contenidos que se van a tratar. Actividades de
este tipo pueden ser la lectura de una noticia de prensa, una lluvia de ideas,
un debate, la proyección de un vídeo, etc.; normalmente estas actividades se
proponen al comienzo de las unidades didácticas.
– Actividades de desarrollo. Hasta ahora, con las actividades que hemos plan-
teado, el alumno no ha aprendido nada, tan sólo se ha familiarizado con lo que
va a estar viendo durante una, dos, tres semanas (dependiendo de las sesio-
nes previstas), y el profesor se ha percatado del nivel o punto de partida de
su alumnado. Será con las actividades de desarrollo con las que el alumnado
comience a trabajar los contenidos objeto de cada unidad y por tanto a asimi-
larlos. Algunos ejemplos de actividades de desarrollo son: lecturas, debates,
elaboración de mapas turísticos, elaboración de un plan de marketing, resolu-
ción de supuestos, investigaciones de mercado, etc.
– Actividades de cierre. Cuando se va terminando una unidad didáctica, es
interesante que el docente realice una labor de síntesis con el alumnado, a
fin de detectar faltas de aprendizaje en el mismo (y así poder remediar esta
situación). Para ello están las actividades de cierre, como puede ser la elabo-
ración de esquemas en la pizarra con los contenidos de la unidad didáctica
(realizado por el profesor con la colaboración del alumnado) o lectura de textos
o de noticias que se leyeron al comienzo de la unidad (para que el alumno
compruebe la diferencia y lo que ha avanzado). Si con estas actividades se
detectan realmente esas faltas de aprendizaje, se podrán plantear actividades
de refuerzo. Además, para aquellos alumnos interesados en seguir aprendiendo
o practicando, se podrán proponer actividades de ampliación.

2
En el apartado 6 de la programación, “esquema de las unidades didácticas” van a indicarse qué actividades
se incluyen en cada una de ellas. El opositor debe tener desarrolladas todas las actividades que haya incluido
en la programación para que cuando tenga que hacer la exposición ante el tribunal sepa “exactamente qué
contar”. También en los anexos se puede incluir el desarrollo de algunas actividades propuestas, explicando
al menos una de los tipos de actividades propuestas.

178 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

En cuanto a las actividades complementarias y extraescolares, las previstas son las


siguientes:
1. Actividades complementarias. Conferencia de un profesional del sector turís-
tico (perteneciente a un organismo de desarrollo turístico local o provincial).
2. Actividades extraescolares.
– La visita a Fitur, en la que previamente se le entregará un cuestionario al
alumnado con preguntas sobre destinos turísticos (oferta de los destinos,
tipos de productos turísticos ofertados, etc.), sobre la competencia y otros
aspectos del sector.
– Participación en la Actividad de recuperación de pueblos abandonados or-
ganizada por el Ministerio de Educación y Ciencia (en caso de que el pro-
yecto fuese aprobado). Se presentará un proyecto con las actividades que
se tiene pensado hacer (por ejemplo, la elaboración de un inventario de
recursos turísticos, plantear la señalización de la zona, etc.), y, si el centro
es seleccionado, se podrá realizar dicha actividad.
Merecen especial atención las actividades realizadas con el uso de las nuevas tecno-
logías. Es fundamental que el alumnado sepa usar tanto el ordenador como Internet.
Es cierto que, por las edades de los alumnos que cursan este ciclo, suelen estar ha-
bituados al manejo de estas tecnologías, pero siempre hay algún alumno que apenas
las ha empleado, no sabe lo que es un buscador, no sabe usarlo para la obtención de
información, no tiene cuenta de correo electrónico o desconoce sus utilidades, etc.
Si esta programación es de un módulo perteneciente a un ciclo de informadores
(además de comercializadores), la metodología planteada en la misma no puede
estar al margen de las tecnologías de la información. Por ello, en las actividades
que se proponen, tanto las de inicio, desarrollo, cierre, como las complementarias
(por poner un ejemplo), se procurará hacer uso de estas tecnologías. Algunas de
estas actividades son las siguientes:
a) Búsqueda de estadísticas en páginas de Internet.
b) Consulta de la web de Turismo Andaluz, además de las páginas de otras empre-
sas u organismos relacionados con el sector turístico.
c) Web Quest, Hot Potatoes, Cazas del Tesoro, etc. Este tipo de actividades se
realizan a través de Internet. El alumno obtiene las instrucciones para su rea-
lización en la propia web y, normalmente, es ahí donde habrá de buscar la
información para poder solucionar la actividad, aunque otras veces se emplean
como actividades de cierre y la información para resolverlas la ha de conocer
previamente el alumno. Ya hay algunas previstas en la programación, no obs-
tante, y en función de la disponibilidad del aula de informática y del calendario,
se pueden plantear algunas más. Consisten en:
– Web Quest: al alumno se le encarga una misión, cuya resolución la tendrá
que plasmar en un informe o trabajo final que entregará al profesor. Para
ello, se le ofrecen las direcciones de aquellas páginas de Internet en las
que encontrará información de ayuda. Su labor será sintetizar la informa-
ción que vaya encontrando para poder hacer su trabajo.
– Cazas del Tesoro (también conocidas como Treasure Hunts). Son activida-
des parecidas a las Web Quest pero de menor complejidad, pues el alumno
habrá de dar respuesta a una serie de preguntas planteadas sin necesidad

HOSTELERÍA Y TURISMO 179


Programación Didáctica

de sintetizar la información recibida. Al igual que en la actividad anterior,


se le proporcionan las direcciones de las páginas en las que encontrará la
información necesaria. De este modo, el alumno aprovecha al máximo el
tiempo, y no está navegando por Internet hasta acertar y encontrar una
página que le proporcione la información que necesita.
– Hot Potatoes: este tipo es muy variado, desde ejercicios de elección múlti-
ple, ejercicios de rellenar huecos, ejercicios de emparejamiento u ordena-
ción, ejercicios de reconstrucción de frases o párrafos a partir de palabras
desordenadas, hasta crucigramas, pero todos ellos se realizan en el mismo
ordenador, lo que resulta muy divertido y ameno para el alumno. También
se incluye una puntuación automática.
La gran ventaja de las actividades realizadas en Internet, es la motivación con-
seguida en el alumnado, pues se rompe con la dinámica normal del curso y,
ello ayuda positivamente. Y por otro lado, el alumnado se familiariza con estas
tecnologías.
e) Los recursos didácticos:
En el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje, si sólo se contase con la
participación del profesor y el alumnado, sin ningún medio o instrumento, dicho
proceso no sería tan exitoso como si se hiciese uso de una serie de medios, tales
como los libros de texto, los apuntes, la pizarra, los ordenadores, etc.
Sería difícil que los alumnos siguieran las explicaciones del profesor sin ver esque-
mas en la pizarra, que tanto ayudan a seguir las clases, o sin tener unos apuntes
con los contenidos básicos de la unidad didáctica.
O sería algo aburrido para ellos si todos los días se hiciese lo mismo, tomar notas en
el cuaderno y escuchar al profesor, y nunca se leyera una noticia de prensa, se utili-
zaran los ordenadores para buscar información, se trabajara con algún mapa, etc.
Todos estos materiales enriquecen el proceso de enseñanza– aprendizaje y por tanto,
como el resto de componentes de una programación, han de ser tenidos en cuenta.
En las unidades didácticas recogidas en el apartado 6 de esta programación apa-
recen los recursos didácticos que se emplearán en cada una de ellas. No obstante,
a continuación enumeramos algunos de ellos: libros de texto, apuntes preparados
por el profesor, prensa, cartografía, guías de viajes, folletos de empresas, material
divulgativo elaborado por organismos públicos relacionados con el sector turístico,
televisión y vídeo, nuevas tecnologías (ordenadores, Internet), proyector de trans-
parencias, cañón y por supuesto, la clásica pizarra.
f) Espacios y agrupamientos:
Con el uso que se haga del espacio, así como con la formación de grupos, ocurre
algo parecido que con los recursos didácticos, es decir, no se pueden desarrollar
las clases siempre del mismo modo, hay que alternar, por ejemplo, formar grupos
para realizar determinadas actividades, trabajar por parejas, etc.
En cuanto al uso del espacio, se van a distinguir diferentes partes en el aula de
trabajo: la zona del alumnado, la mesa del profesor, la zona de la pizarra y lo que
hemos denominado “el archivo”. En esta última zona se dispondrá de un mueble en
el que iremos almacenando folletos de destinos turísticos, catálogos de empresas,
guías y demás material impreso que nos pueda hacer falta en el desarrollo de las

180 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

clases. Incluso, si el espacio lo permite, se va a colgar junto al mueble, el mapa tu-


rístico de Andalucía publicado por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de
la Junta de Andalucía para tomarlo como ejemplo a la hora de elaborar el alumnado
su propio mapa turístico, para que se familiaricen con la ubicación de los destinos
de la Comunidad andaluza y, en general, para decorar y ambientar de algún modo
el aula. En cuanto a las otras zonas del aula, van a tener una ocupación normal,
salvo en las clases en las que haya exposiciones de los alumnos, que serán ellos
los que ocupen la zona destinada al profesor.
En cuanto a los agrupamientos, se va a trabajar con diferentes tipos de grupos, según
el objetivo perseguido en cada momento, pues, como decíamos antes, el trabajo in-
dividual, en ocasiones, se hace monótono, y es mucho más motivador y enriquecedor
compartirlo con otros compañeros. Los tipos de grupos según su tamaño son:
– Grupo medio o grupo clase, empleado sobre todo para: debates, puestas en
común, soluciones de problemas… El gran grupo podrá trabajar en conjunto, o
bien, se divide la clase en dos grandes grupos, como por ejemplo, en la unidad di-
dáctica 1 de los efectos del turismo, en una de las actividades propuestas, cuan-
do, antes de explicar los efectos del turismo, se divide la clase en dos grupos, uno
de ellos tiene la misión de determinar los efectos positivos del turismo, y el otro
grupo, los negativos; se les dará un tiempo razonable para ello, unos 10-15 mi-
nutos (pues si se alarga mucho la actividad se desconcentran); antes, y, a modo
de pista, el profesor les ha dicho de qué tipo pueden ser los efectos (económicos,
culturales, medioambientales…), así será más fácil para ellos. Una vez pasado el
tiempo, se establece un debate entre los dos grupos, en el cual cada uno defen-
derá su postura y, poco a poco, irá compartiendo la de sus contrincantes.
– Grupo pequeño: equipos de trabajo de 4 ó 5 alumnos para el desarrollo de
proyectos, experiencias, etc. Permite el trabajo cooperativo, el intercambio de
opiniones y la búsqueda de soluciones conjuntas. Será este tipo de grupo el
que organizaremos para la actividad de investigación propuesta en la unidad
didáctica 8 de investigación del mercado turístico.
– El trabajo individual sirve para favorecer la reflexión y la práctica sobre los
diversos contenidos de forma personalizada: afianzar conceptos, comprobar el
nivel del alumno, detectar dificultades… Un ejemplo de esta actividad será la
elaboración del inventario de infraestructuras usadas en un destino turístico en
la unidad didáctica 4 de infraestructuras.

5.4. Evaluación
Como decíamos en epígrafes anteriores, todo proceso de planificación requiere un
control del mismo, para ver cómo se está desarrollando, si son buenos los resultados, para
detectar posibles errores y mejorar en futuras actuaciones. La Programación Didáctica no
podía ser menos y, por tanto, también incluye ese apartado de “comprobación” que no es
otro que la evaluación.
En la Orden de 8 de marzo de 2006, en su Anexo VIII, se pide que la programación
incluya un apartado denominado “Criterios de evaluación”; hemos decidido titular este
apartado “Evaluación”, pues dentro del mismo, además de los citados criterios, trataremos
otros aspectos de la evaluación, como los tipos de evaluación a aplicar y los criterios de
evaluación.

HOSTELERÍA Y TURISMO 181


Programación Didáctica

5.4.1. Tipos de evaluación aplicada


Como es bien conocido, la evaluación se debe realizar en diferentes momentos: en el
momento inicial del proceso de enseñanza aprendizaje, cuando se desarrolla el proceso
de enseñanza aprendizaje y al final del proceso. Esto da lugar a varios tipos de evaluación,
el primero de ellos se conoce como “evaluación inicial”. A través de ésta intentaremos
descubrir de qué conocimientos parte el alumno al comienzo del módulo profesional y al
principio de cada unidad didáctica. Hay que tener en cuenta que los nuevos conocimientos
deben construirse sobre los conocimientos previos para que el aprendizaje sea realmente
significativo. Para ello, en los primeros días del módulo profesional, los alumnos nos cum-
plimentarán un cuestionario sobre conocimientos básicos sobre turismo, experiencias per-
sonales y profesionales en relación al turismo, e intereses y motivaciones para la realización
del ciclo formativo, en general, y del módulo profesional, en particular. Posteriormente en
cada unidad didáctica se intentará descubrir los conocimientos previos de los alumnos y
darnos cuenta de los posibles “falsos mitos” que siempre poseen sobre ciertos aspectos.
Por ejemplo, en la unidad didáctica de investigación de mercados, el alumno suele tener
conocimientos previos (todo el mundo sabe lo que es una encuesta), pero además suelen
tener una predisposición negativa (la falsa creencia de que “siempre se equivocan”). Esos
conocimientos se descubrirán a través de actividades como brainstorming, simples pregun-
tas en clase y sencillos cuestionarios escritos.
El segundo tipo de evaluación es la “evaluación continua”, que va a ser la que va a
presidir todo el proceso de evaluación; no podemos olvidar que en Formación Profesional,
nuestra normativa fija que la evaluación tiene que ser continua. Consiste en que el alumno
está evaluándose diaria y constantemente, pero no como una sucesión ininterrumpida de
“exámenes”, sino como un proceso de observación y anotación diario. Para ello, se utiliza-
rán diferentes instrumentos de evaluación. Son los siguientes:
– El cuaderno del profesor, donde se anotará todo lo observado que ha realizado el
alumno, por ejemplo, actividades diarias, preguntas importantes, dudas, aprecia-
ción de deficiencias…
– Breves cuestionarios sobre aspectos teóricos.
– Actividades/trabajos prácticos individuales, que será una de las actividades de eva-
luación formativa más importante, ya que el alumno realizará como mínimo un
trabajo individual por unidad didáctica referido siempre al mismo destino, por lo
que al final habrá elaborado todo el proceso de análisis, creación de productos
y de comercialización de productos turísticos locales o regionales. Entre las acti-
vidades/trabajos más importantes, cabe destacar los siguientes: un inventario de
recursos turísticos, análisis de las empresas del sector en el destino trabajado,
análisis de infraestructuras, análisis de la competencia, análisis de la demanda
potencial o real, análisis del entorno, desarrollo de objetivos y estrategias para la
creación de un producto turístico local o regional, diseño de un producto turístico
local o regional, estrategias de precios, estrategias y canales de distribución y plan
de comunicación.
– Observación de la actitud y predisposición al trabajo.
La aplicación de la evaluación continua exigirá que el alumno asista regularmente a las
clases y actividades previstas para el módulo profesional, teniendo el derecho a faltar no
más del 20% de las horas totales (porcentaje señalado en el Proyecto Curricular del ciclo
de Información y Comercialización Turística del centro para el que se está programando

182 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

este documento y en el Reglamento de Organización y Funcionamiento del mismo centro).


Aquellos alumnos que superen dicho porcentaje habrán perdido el derecho de evaluación
continua lo que implica que tendrán una única evaluación ordinaria donde en un examen
programado a tal efecto en mayo y, en su caso, en junio, se intente comprobar la adquisi-
ción por parte del alumno en esta situación de la adquisición de las capacidades terminales
propuestas en la normativa.
Por último, dentro de los tipos de evaluación, se hace necesaria una evaluación suma-
tiva que complemente a las anteriores, nos permita tomar decisiones sobre si el alumno
debe o no superar el módulo profesional y, por tanto, promocionar, y nos muestre la evolu-
ción del alumno a lo largo del proceso de enseñanza-aprendizaje. Esto se va a comprobar
a través de diversos instrumentos como exámenes escritos (consideramos que son los más
convenientes, ya que queda patente, ante disconformidad y/o reclamación del alumno ante
el departamento didáctico o instancias superiores del grado de adquisición del alumno de
las capacidades terminales), orales, etc.
Para esta evaluación sumativa, nos vamos a ayudar de unos criterios de calificación
que teniendo en cuenta que el módulo de DCPT es eminentemente procedimental, como
antes se dijo, serán:

a) La participación en las clases (interés, esfuerzo, etc.) ............................................... 10%


b) Los trabajos individuales y/o en grupo ............................................................................ 40%
c) Asistencia a clase (dentro del 20% de faltas permitidas)......................................... 10%
d) Resolución de ejercicios y cuestionarios teórico-prácticos (mín. uno por evaluación) ...... 40%
TOTAL .................................................................................................................................. 100%

Para la superación del módulo profesional (y cada una de las evaluaciones) por los alum-
nos, es necesario que éstos obtengan una calificación positiva (superior a cinco) en cada
uno de los ejercicios y cuestionarios, así como en los trabajos individuales y/o en grupo.
El alumno tendrá derecho a una evaluación ordinaria en mayo y a una evaluación ex-
traordinaria, en caso de no haber superado la primera, en junio3. Además tendrá derecho
a que se le informe de su progreso y situación tres veces a lo largo del curso (Navidad,
Semana Santa y en la ordinaria de mayo).

5.4.2. Criterios de evaluación


A la hora de determinar los criterios de evaluación del módulo de DCPT hay que hacer
especial referencia a la Orden de 26 de julio de 1995, sobre evaluación de los ciclos for-
mativos de Formación Profesional Específica en la Comunidad Autónoma de Andalucía, ya
que evidentemente es de aplicación en el ciclo de ICT.
Así la mencionada Orden establece que:
“en cada módulo profesional se considerarán las capacidades terminales como expresión de los
resultados que deben ser alcanzados por el alumnado en el proceso de enseñanza y aprendiza-
je, y los criterios de evaluación como referencia del nivel aceptable de esos resultados”.

3
Recordamos al lector que esto es así actualmente en Andalucía, pero no es igual en todas las Comunidades
Autónomas españolas, por lo que el opositor tendrá que verificar esta información para la Comunidad escogida.

HOSTELERÍA Y TURISMO 183


Programación Didáctica

A continuación recogemos los criterios de evaluación asociados a cada capacidad ter-


minal, los cuales aparecen en el Decreto 180/2003:

CAPACIDAD TERMINAL CRITERIOS DE EVALUACIÓN


– Enumerar, describir e interrelacionar las variables que
conforman la oferta y la demanda turísticas de una zona
determinada.
– Identificar las fuentes de información turística más rele-
vantes.
1.1. Analizar información del
mercado turístico de una – Analizar métodos de recogida de datos y técnicas de tra-
zona o localidad que permi- tamiento de los mismos apropiados al mercado turístico.
ta detectar oportunidades * Seleccionar y adaptar el método de recogida de da-
de creación y/o desarrollo tos más idóneo.
de productos turísticos * Seleccionar y adaptar las técnicas de tratamiento de
la información.
* Identificar los segmentos de mercado susceptibles
de desarrollo o lanzamiento de nuevos productos.
* Interpretar los resultados obtenidos.
– Identificar el conjunto de recursos de una zona dada.
1.2. Evaluar la potencialidad tu- – Definir criterios para valorar los recursos disponibles,
rística de los recursos cul- atendiendo a su potencialidad turística.
turales y naturales y de la – Interrelacionar los criterios definidos y los recursos iden-
oferta de servicios en un tificados.
ámbito local, seleccionando – Seleccionar los recursos que mejor se adecuen a las
aquellos susceptibles de ser necesidades detectadas en el mercado.
incluidos en un producto tu-
rístico. – Elaborar un inventario de los recursos turísticos y oferta bá-
sica y complementaria, tanto actuales como potenciales,
susceptibles de ser incluidos en un producto turístico.
– Describir los distintos tipos de turismo, identificando las
modalidades que se pueden desarrollar en un ámbito
local convenientemente caracterizado.
– Definir los componentes que caracterizan un producto
turístico: recursos geoturísticos, oferta básica, oferta y
servicios complementarios.
– A partir de un supuesto práctico convenientemente ca-
racterizado:
* Elaborar un proyecto de creación o desarrollo de un
1.3. Definir productos turísticos producto turístico en un ámbito local.
en un ámbito local, basán-
dose en el análisis del mer- * Definir los componentes que caracterizan el producto.
cado turístico de la zona. * Razonar las acciones necesarias para el desarrollo
del producto.
* Justificar su oportunidad.
* Analizar la viabilidad.
* Aplicar la legislación vigente sobre urbanismo, turis-
mo y medio ambiente y ordenación turística.
* Fijar la estrategia de comercialización.
* Elaborar la planificación temporal de acciones para
su desarrollo.
.../...
184 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Ejemplo de Programación Didáctica

.../...
– Describir y analizar las diferentes estrategias y medios
de distribución del mercado turístico.
– Describir y valorar las diferentes estrategias de comuni-
cación.
1.4. Evaluar distintas estrategias – A partir de información suministrada sobre un producto
de comercialización turísti- turístico de ámbito local, elaborar un proyecto para su
ca en un ámbito local acor- comercialización, que contenga:
des con las características * La estrategia y canales de comercialización.
de los recursos y servicios * El ámbito geográfico, el público objetivo y las accio-
turísticos del entorno. nes de comunicación adecuados al producto.
* Los instrumentos de comunicación en los que se ca-
nalizarán dichas acciones.
* La estimación de los costes, el alcance y los posibles
resultados de las acciones definidas.
CUADRO 3. CRITERIOS DE EVALUACIÓN ASOCIADOS A SUS CAPACIDADES TERMINALES.
CORRESPONDIENTES. FUENTE: DECRETO 180/2003.

Como acabamos de decir y según indica la Orden de evaluación, estos criterios de eva-
luación van a ser el punto de referencia inevitable que nos muestre cómo ha alcanzado el
alumnado las capacidades terminales.

5.4.3. Evaluación del proceso de enseñanza


Es necesario que no sólo evaluemos al alumno, sino que también debemos evaluar
cómo hemos realizado nuestra labor los docentes. Para ello, y para esta programación,
hemos diseñado un sistema para conocer si el proceso se ha realizado correctamente; este
sistema se basa en los siguientes puntos:
– Al final de cada trimestre se va a pasar un cuestionario al alumno para que éste
exprese su opinión con respecto a las unidades didácticas trabajadas. Tratará as-
pectos como: qué contenidos les han parecido más complicados, qué actividades
son las que consideran más interesantes, qué actividades y contenidos les han
resultado más motivadores, qué cambiarían en el desarrollo metodológico de la
clase, qué actividades incluirían, cómo evaluarían el módulo y qué contenidos in-
cluirían o eliminarían.
– En momentos de “especial dificultad” por cansancio del alumnado en épocas com-
plicadas del curso (semanas de exámenes, por ejemplo), se intentará dialogar con
ellos para “relajar el estrés” y que nos comenten sus dificultadas a fin de “aliviarlas”
en lo posible.
– Al final del curso se pasará un cuestionario similar a los anteriores de todo el mó-
dulo, una vez que ya tienen la información completa de todo el proceso (ver Anexos
de la Programación).
En algunas ocasiones a los profesores nos resulta “incómodo” que nos evalúe el alum-
no; es normal, pero en este caso consideramos al alumno como el centro de nuestra acti-
vidad y hay que conocer su opinión sobre la actividad que se está desarrollando con ellos.
Con esto no queremos decir que todo lo que no guste al alumno vaya a ser modificado,

HOSTELERÍA Y TURISMO 185


Programación Didáctica

existen algunos aspectos que “son innegociables”, pero no está de más hacer pequeños
cambios o mejoras, que permitan una mejor conexión con sus intereses y motivaciones,
siempre que no afecte a cuestiones fundamentales, como son los objetivos que preten-
demos alcanzar. Se podrían modificar, por tanto, aspectos formales, pero probablemente
nunca aquellos aspectos que se consideren esenciales de la formación.

5.5. Atención al alumnado con características educativas


específicas
La atención a la diversidad en el aula es uno de los pilares de nuestro sistema edu-
cativo, para lo que es obligatorio plantear una diversidad de actividades, contenidos,
procedimientos de evaluación, etc., de tal forma que consigamos que todos los alumnos,
independientemente de sus capacidades, intereses o motivaciones puedan alcanzar las
capacidades terminales. A esta diversidad, pensamos que ya hemos dado respuesta
con todo lo comentado hasta este momento en la programación explicada y con lo que
se podrá leer en el apartado 6, “esquema de las unidades didácticas” de este mismo
documento.
Pero no es suficiente para los alumnos que posean características educativas espe-
cíficas, siendo necesaria una “planificación concreta para ellos”. Lo primero a comen-
tar es que todo lo referente a esta cuestión se haya regulado en nuestra Comunidad
Autónoma por la Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación;
por el Decreto 147/2002, de 14 de mayo, por el que se establece la ordenación de
la atención educativa a los alumnos y alumnas con necesidades educativas especia-
les asociadas a sus capacidades personales; y por el Decreto 167/2003, de 17 de
junio, por el que se establece la ordenación de la atención educativa a los alumnos
y alumnas con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones sociales
desfavorecidas.
Las normativas citadas nos obligan a que en caso de existir alumnos con estas
características, se planteen unas medidas de acceso al currículo determinadas; es lo
que se conoce como adaptaciones curriculares no significativas. Esto consiste en que
para aquellos alumnos que lo necesiten, se adapten los tiempos y la metodología de
las actividades, materiales didácticos (apuntes, ordenadores, etc.), metodología (con
una atención más personalizada), etc. Por ejemplo, si tenemos una alumna con dis-
capacidad motora en ambas manos, será difícil que tome notas en clase, que copie
ejercicios, etc. Para ella, se prepararán apuntes con explicaciones más exhaustivas, se
evitará el dictado de toda la clase de ejercicios o actividades, llevándolos fotocopiados
(al menos para esta alumna), para los exámenes hay que prever una persona (profe-
sor de guardia, por ejemplo), que copie al dictado de la alumna las soluciones de las
preguntas, etc.
Es importante señalar que la normativa permite adaptar los elementos de acceso al
currículo, pero no el currículo en sí, por lo que los objetivos que han de alcanzar estos
alumnos serán los mismos que el resto de alumnos.
Por último, indicar que según la Orden de 10 de noviembre de 1996, el alumnado con
necesidades educativas especiales tendrá derecho a evaluarse hasta seis veces de un mó-
dulo profesional, en lugar de cuatro como tienen el resto de alumnos.

186 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

6. ESQUEMA DE LAS UNIDADES DIDÁCTICAS

UNIDAD DIDÁCTICA 1: Introducción al sector turístico. Efectos del turismo

CICLO FORMATIVO: Información y comercialización Turísticas.

MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.

TEMPORALIZACIÓN: 7 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.

OBJETIVOS

GENERALES DIDÁCTICOS

a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Conocer y caracterizar el fenómeno turístico.


tan analizar la oferta y la demanda turística
internacional, nacional, autonómica y local. 2. Identificar los efectos más significativos del
turismo.
b) Analizar e interpretar información del merca-
do turístico, identificando y aplicando los pro- 3. Preocuparse por los impactos medioambien-
cedimientos adecuados para su tratamiento tales y negativos en general del turismo.
conforme a los objetivos que se pretenden. 4. Ser consciente de la importancia del turismo
para la economía española y para la sociedad.

CONTENIDOS

CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES

1. El Fenómeno Turístico: 1. Análisis y diferenciación del 1. Valoración de la importancia


turismo de otros fenómenos del turismo.
– Concepto de Turismo. similares.
2. Concienciación de la impor-
– Conceptos básicos rela- 2. Distinción entre efectos del tancia de minimizar los efec-
cionados con el Turismo. turismo, discriminando los tos negativos del turismo, al
2. Efectos del turismo. positivos y los negativos. mismo tiempo que se agran-
dan los positivos.
– Efectos Económicos.
– Efectos Culturales.
– Efectos Socio-Políticos.
– Efectos Medioambientales.

HOSTELERÍA Y TURISMO 187


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Cuestionario de eva- – Espacios: aula poli-
luación inicial. valente.
– Activa. – Actividad de evalua-
ción inicial del mó- – Prensa. – Grupos: se harán gru-
dulo de Diseño (ver pos para la actividad
Anexos). – Libro de texto-apuntes. del debate.
– Vídeo OMT.
Actividades de desarrollo:
– Proyector de vídeo.
– Lectura de prensa.
– Pizarra.
– Proyección vídeo OMT
– Debate acerca de los
efectos del turismo.
Actividad de cierre:
– Esquema de los con-
tenidos de la unidad.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Definir el concepto de “turismo”. Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
(exposiciones, debates, inte-
2. Diferenciar y ejemplificar tér- rés, esfuerzo, etc.): 10%.
minos básicos relacionados
con el turismo. – Los trabajos individuales y/o
en grupo: 40%.
3. A partir de un supuesto dado,
que el alumno sea capaz de: – Asistencia a clase (dentro
del 20% de faltas permiti-
– Identificar los efectos del das): 10%.
turismo.
– La resolución de ejercicios y
– Cuantificar los efectos. cuestionarios teórico-prácti-
– Proponer soluciones a los cos (mínimo uno por evalua-
efectos negativos. ción): 40%.

188 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 2: Estructura del mercado turístico: la oferta turística y la demanda turística

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 15 sesiones COMPETENCIA GENERAL:
JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos
turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.
UNIDAD DE COMPETENCIA:
Comercializar destinos y crear productos turísti-
CAPACIDADES TERMINALES:
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Caracterizar el concepto de mercado turístico.
tan analizar la oferta y la demanda turística 2. Identificar los elementos que forman la oferta
internacional, nacional, autonómica y local. turística.
b) Analizar e interpretar información del merca- 3. Analizar la oferta de un destino turístico.
do turístico, identificando y aplicando los pro-
cedimientos adecuados para su tratamiento 4. Investigar la situación de la demanda turística.
conforme a los objetivos que se pretenden. 5. Utilizar convenientemente las fuentes de in-
formación.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. El mercado turístico: introduc- 1. Análisis del mercado turístico. 1. Exhaustividad en la búsque-
ción. 2. Interpretación de las diferen- da de información.
2. La oferta turística: elemen- tes variables que afectan al 2. Apreciación de la importan-
tos que la integran. mercado turístico. cia de cada una de las va-
3. La demanda turística. 3. Clasificación de las distintas riables que forman la oferta
variables de la oferta turísti- turística.
– Concepto de demanda tu-
rística. ca: infraestructura, recursos,
empresas turísticas, etc.
– Demanda turística inter-
nacional. 4 Investigación de motivaciones
de la demanda en función de
– Demanda turística espa- las demandas existentes.
ñola: características y mo-
tivaciones. 5. Detección de tendencias de la
demanda turísticas mediante
determinadas técnicas.
6. Comparación de la deman-
da turística nacional e inter-
nacional.

HOSTELERÍA Y TURISMO 189


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Prensa. – Espacios: aula poli-
– Activa. – Lluvia de ideas acer- – Libro de texto-apuntes. valente y aula de in-
ca de los contenidos formática (en caso
– Ordenadores con co- de no disponer de
de la Unidad. nexión a Internet. ordenadores en el
Actividades de desarrollo: – Pizarra. aula polivalente).
– Lectura de prensa. – Prensa. – Grupos: se trabajará
– Búsqueda de esta- – Libro de texto-apuntes. por parejas en la ac-
dísticas en la web tividad de búsqueda
del INE, IET, etc. (ver – Ordenadores con co-
nexión a Internet. de estadísticas.
Anexos).
Actividad de cierre: – Pizarra.
– Sopa de letras. (ver
Anexos).
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Enumerar, describir e interrelacio- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
nar las variables que conforman (exposiciones, debates, inte-
la oferta y la demanda turísticas rés, esfuerzo, etc.): 10%.
de una zona determinada.
– Los trabajos individuales y/o
2. Identificar y describir las en grupo: 40%.
fuentes de información turís-
tica más relevantes. – Asistencia a clase (dentro
3. Analizar métodos de recogida del 20% de faltas permiti-
de datos y técnicas de trata- das): 10%.
miento de los mismos apro- – La resolución de ejercicios y
piados al mercado turístico. cuestionarios teórico-prácti-
4. A partir de un supuesto dado: cos (mínimo uno por evalua-
– Seleccionar y adaptar el ción): 40%.
método de recogida de da-
tos más idóneo.
– Seleccionar y adaptar las
técnicas de tratamiento
de la información.
5. A partir de un supuesto de un
destino turístico:
– Clasificar la oferta turística.
– Valorar la situación del des-
tino.
– Proponer acciones de me-
joras a la situación.
6. A partir de un supuesto dado:
– Describir cuál son los pa-
rámetros básicos de la
demanda turística.

190 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 3: Análisis de los recursos turísticos del entorno

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 18 sesiones COMPETENCIA GENERAL:
Comercializar destinos turísticos, crear productos
JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN:
turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Conocer el concepto de recurso turístico.
tan analizar la oferta y la demanda turística 2. Identificar los tipos de recursos turísticos.
internacional, nacional, autonómica y local.
3. Evaluar las características de los recursos tu-
b) Analizar e interpretar información del merca- rísticos.
do turístico, identificando y aplicando los pro-
cedimientos adecuados para su tratamiento 4. Elaborar inventarios de recursos turísticos.
conforme a los objetivos que se pretenden. 5. Proponer soluciones para mejorar los recur-
c) Evaluar la potencialidad turística de los recur- sos turísticos.
sos naturales y culturales de una zona, ruta o
localidad.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. El análisis de los recursos tu- 1. Comparación de los diferen- 1. Valoración de los recursos tu-
rísticos del entorno. tes de recursos turísticos. rísticos de nuestro entorno.
– Concepto de recurso tu- 2. Empleo de las diferentes téc- 2. Apreciación de la importan-
rístico. nicas de clasificación y evalua- cia de preservar los recursos
– Tipología de recursos tu- ción de recursos turísticos. turísticos.
rísticos. 3. Redacción de un inventario 3. Fomento de espíritu crítico
– Evaluación de las carac- de recursos turísticos de un que ayude a mejorar cons-
terísticas de los recursos destino determinado. tantemente los recursos tu-
turísticos. 4. Obtención de conclusiones rísticos.

2. Técnicas para la elaboración a la situación de un destino


de inventarios de recursos turístico en relación a los re-
turísticos. cursos.

HOSTELERÍA Y TURISMO 191


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Mapas turísticos. – Espacios: aula po-
livalente; en las ex-
– Activa. – Actividad de evalua- – Libro de texto-apuntes.
posiciones se cam-
ción inicial: Identifica-
– Demostrativa. – Pizarra. biará la disposición
ción de recursos tu-
normal del aula.
rísticos (ver Anexos).
– Grupos: los trabajos
Actividades de desarrollo:
de esta unidad son
– Fichas de evaluación individuales.
de recursos.
– Inventario de recur-
sos turísticos.
– Mapas turísticos.
Actividad de cierre:
– Exposiciones de los
trabajos anteriores.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Definir el término recurso tu- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
rístico. (exposiciones, debates, inte-
rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. Identificar el conjunto de re-
cursos de una zona dada. – Los trabajos individuales y/o
en grupo: 40%.
3. Definir criterios para valorar los
recursos disponibles, atendien- – Asistencia a clase (dentro del
do a su potencialidad turística. 20% de faltas permitidas): 10%.
4. Ante un supuesto de un desti- – La resolución de ejercicios y
no turístico determinado: cuestionarios teórico-prácti-
cos (mínimo uno por evalua-
– Seleccionar los recursos
ción): 40%.
que mejor se adecuen a
las necesidades detecta-
das en el mercado.
– Elaborar un inventario de
los recursos turísticos y
oferta básica y comple-
mentaria, tanto actuales
como potenciales, sus-
ceptibles de ser incluidos
en un producto turístico.
– Formular propuestas de
mejora que incremente el
poder de satisfacción de los
recursos turísticos analiza-
dos, consiguiendo la soste-
nibilidad de los mismos.

192 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 4: Análisis de las infraestructuras en


los productos turísticos locales y regionales
CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.
MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 5 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que per- 1. Describir el concepto de infraestructura y los
mitan analizar la oferta y la demanda tu- diferentes tipos existentes.
rística internacional, nacional, autonómica
y local. 2. Elaborar un inventario de infraestructuras.

b) Analizar e interpretar información del mer- 3. Mejorar la situación de diferentes infraestruc-


cado turístico, identificando y aplicando los turas.
procedimientos adecuados para su trata-
miento conforme a los objetivos que se pre-
tenden.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Concepto de infraestructura. 1. Análisis del estado de las in- 1. Apreciación de la necesidad
fraestructuras. de unas infraestructuras ade-
2. Tipos de infraestructuras: cuadas para la satisfacción
2. Elaboración de un inventario de los turistas.
– De transporte. de infraestructuras turísticas.
– De sanidad. 2. Fomento del espíritu crítico
3. Valoración y propuesta de para la mejora de infraes-
– De telecomunicaciones. soluciones para mejorar las tructuras turísticas.
infraestructuras de un desti-
– De energía. no turístico.
– De protección al turista.
– Otras infraestructuras.
3. Inventario de infraestructuras.

HOSTELERÍA Y TURISMO 193


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poli-
valente.
– Activa. – Actividad de evalua- – Proyector de vídeo.
ción inicial de iden- – Grupos: no se tiene
– Demostrativa. tificación de infraes- – Presentación de fotos prevista la forma-
tructuras turísticas. de infraestructuras. ción de grupos.
Actividades de desarrollo: – Pizarra.

– Proyección de fotos
de infraestructuras de
un destino.
– Fichas de evaluación
de infraestructuras.
– Inventario de infraes-
tructuras turísticas.
Actividad de cierre:
– Esquema de los conte-
nidos principales de la
unidad– Ex-
posiciones de los tra-
bajos anteriores.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Definir con precisión el térmi- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
no recurso turístico. (exposiciones, debates, inte-
rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. Identificar el conjunto de in-
fraestructuras de una zona – Los trabajos individuales: 40%.
dada.
– Asistencia a clase (dentro del
3. Elaborar un inventario de las in- 20% de faltas permitidas): 10%.
fraestructuras turísticas, sus-
ceptibles de ser incluidas en un – La resolución de ejercicios y
producto turístico. cuestionarios teórico-prác-
ticos: 40%.
4. Valorar convenientemente la
importancia de disponer de
unas infraestructuras turísti-
cas adecuadas.

194 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 5: Planificación territorial para productos turísticos locales y regionales

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 8 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Conocer la normativa de planificación territo-
tan analizar la oferta y la demanda turística rial que afecta a los productos turísticos loca-
internacional, nacional, autonómica y local. les y regionales.
b) Analizar e interpretar información del merca- 2. Aplicar la normativa existente sobre planifica-
do turístico, identificando y aplicando los pro- ción territorial.
cedimientos adecuados para su tratamiento
3. Apreciar la importancia de la normativa para
conforme a los objetivos que se pretenden.
preservar el estado de los recursos turísticos.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Concepto y fases de la plani- 1. Investigación de la normati- 1. Valoración de la importancia
ficación territorial. va que afecta a los distintos del crecimiento sostenido de
destinos turísticos. un destino de acuerdo a una
2. Normas urbanísticas y de or- normativa preestablecida.
denación del territorio: 2. Análisis de la influencia de la
normativa en cada destino. 2. Respeto hacia la normativa.
– Normativa territorial An-
daluza: Ley 1/1994. 3. Aplicación de la normativa
para cada producto turístico
– Ley del suelo de Andalucía: local y regional.
7/2002, de 17 de diciem-
bre.
3. La ordenación territorial en
la Ley 12/99 del Turismo y
su desarrollo posterior.
4. Normativa sobre costas: Ley
22/1982.
.../...
HOSTELERÍA Y TURISMO 195
Programación Didáctica

.../...
5. Normativa sobre Espacios
Protegidos en Andalucía: Ley
2/1989.
6. Normativa sobre Patrimo-
nio Histórico-Artístico: Ley
1/1991.
METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poli-
– Lluvia de ideas acer- – Pizarra. valente.
– Activa.
ca de normativa re- – Grupos: la actividad
lacionada. – Plan de Playas Diver- del Plan de Playas Di-
tidas de Andalucía. vertidas de Andalucía
Actividades de desarrollo:
se realiza por parejas.
– Análisis de normativa
relacionada.
– Búsqueda de recur-
sos Patrimonio de
la Humanidad, Pa-
trimonio Histórico de
Andalucía, Espacios
Naturales Protegidos,
etc.
– Análisis del Plan de Pla-
yas Divertidas de An-
dalucía (ver Anexos).
Actividad de cierre:
– Crucigrama (ver
Anexos).
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Identificar la normativa más Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
importante sobre planificación. (exposiciones, debates, inte-
2. Interpretar convenientemen- rés, esfuerzo, etc.): 10%.
te la normativa. – Los trabajos individuales: 40%.
3. A partir de un supuesto prác- – Asistencia a clase (dentro del
tico convenientemente ca- 20% de faltas permitidas): 10%.
racterizado:
– La resolución de ejercicios y
– Aplicar la legislación vi- cuestionarios teórico-prác-
gente sobre urbanismo, ticos: 40%.
turismo y medio ambiente
y ordenación turística.

196 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 6: Organismos básicos en el desarrollo de un destino turístico.


Cooperación y colaboración
CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.
MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 9 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Identificar las Administraciones y elementos
tan analizar la oferta y la demanda turística en general que participan en el desarrollo de
internacional, nacional, autonómica y local. destinos turísticos.
b) Analizar e interpretar información del merca- 2. Establecer medidas para facilitar la coopera-
do turístico, identificando y aplicando los pro- ción y colaboración entre los mismos.
cedimientos adecuados para su tratamiento 3. Valorar la importancia de la implicación de la
conforme a los objetivos que se pretenden. comunidad local en el desarrollo turístico.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Organismos a nivel interna- 1. Análisis de las diferentes Ad- 1. Valoración de la importancia
cional: OMT, WTTC, IUCN y ministraciones participantes de la cooperación para el
Unión Europea. en el desarrollo turístico. desarrollo turístico.
2. La administración turística es- 2. Diseño de diferentes formas
pañola, autonómica y local. de cooperación entre Admi-
3. Otros elementos fundamen- nistraciones.
tales en el desarrollo de 3. Planificación de la participa-
destinos turísticos: el sector ción de la comunidad local
empresarial, la comunidad en el desarrollo turístico de
local y las organizaciones no un destino.
lucrativas.
4. Cooperación entre Adminis-
tración, sector privado y co-
munidad local.

HOSTELERÍA Y TURISMO 197


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poliva-
lente; en la conferen-
– Activa. – Lluvia de ideas inicial. – Pizarra. cia se modificará el
Actividad de desarrollo: – Profesional pertene- espacio (si el número
ciente a alguno de de asistentes va a ser
– Visita– conferencia de los organismos ana- superior, se realizará
un profesional al aula. lizados en la Unidad. en un espacio más
Actividad de cierre: amplio).
– Otros: proyector, portá-
– Esquema de los orga- til, etc., si así lo solicita – Grupos: no se tiene
nismos y sus funcio- el profesional elegido. prevista la formación
nes principales. de grupos.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Describir el papel de las dife- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
rentes Administraciones partici- (exposiciones, debates, inte-
pantes en el desarrollo turístico. rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. Establecer fórmulas adecua- – Los trabajos individuales: 40%.
das de colaboración.
– Asistencia a clase (dentro del
3. Identificar el papel de la co- 20% de faltas permitidas): 10%.
munidad local, fijando fórmu-
las de participación. – La resolución de ejercicios y
cuestionarios teórico-prác-
ticos: 40%.

198 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 7: Introducción al marketing turístico

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 8 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear produc-


tos turísticos de base territorial, asistir y guiar
grupos y gestionar servicios de información tu-
rística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
1.3. Definir productos turísticos en un ámbito
local, basándose en el análisis del mercado
turístico de la zona.
1.4. Evaluar distintas estrategias de comerciali-
zación turística en un ámbito local acordes
con las características de los recursos y
servicios turísticos del entorno.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Conocer el marketing turístico y sus diferen-
tan analizar la oferta y la demanda turística cias con el marketing de tangibles.
internacional, nacional, autonómica y local.
2. Identificar cuáles son las estrategias utilizadas
b) Analizar e interpretar información del mer- por el marketing de servicios para subsanar
cado turístico, identificando y aplicando los problemas derivados de las características
los procedimientos adecuados para su tra- propias.
tamiento conforme a los objetivos que se
pretenden.
c) Evaluar la potencialidad turística de los recur-
sos naturales y culturales de una zona, ruta o
localidad.
d) Evaluar diferentes estrategias de comerciali-
zación de productos y servicios turísticos, es-
timando las acciones de comunicación que
mejor se adaptan a situaciones de mercado
concretas.

HOSTELERÍA Y TURISMO 199


Programación Didáctica

CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1 Concepto de marketing turís- 1. Observación de la evolución de 1. Valoración de la importancia
tico. los conceptos de marketing. del marketing.
2. Diferencias entre el marke- 2. Identificación de las varia- 2. Apreciación de matices en la
ting de productos y el mar- bles del marketing. exposición de conceptos.
keting de servicios. 3. Análisis de las diferencias 3. Respetar las diferentes visio-
– Los mercados de produc- entre marketing de produc- nes existentes sobre iguales
tos y los mercados de ser- tos y de servicios. cuestiones.
vicios. 4. Comparación entre merca-
– Mercados de productos ver- dos de productos y servicios.
sus mercados de servicios. 5. Aplicación de estrategias del
– El marketing de productos marketing de servicios.
y el marketing de servicios.
3. Estrategias de Marketing de
servicios.
METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula po-
– Lluvia de ideas inicial – Pizarra. livalente y aula de
– Activa. informática.
sobre el conocimien- – Fundamentos de mar-
to del marketing. keting turístico, de – Grupos: no se tiene
Actividades de desarrollo: Manuel Rey (Editorial prevista la formación
Síntesis), para el caso de grupos.
– Consulta de webs de
destinos y empresas práctico.
turísticas. – Ordenadores con co-
– Caso práctico: Parque nexión a Internet.
Acuático Aquaocio.
Actividad de cierre:
– Esquema de los con-
tenidos de la unidad.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Conceptuar adecuadamente Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
el concepto de marketing tu- (exposiciones, debates, inte-
rístico. rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. Describir y valorar las dife- – Los trabajos individuales: 40%.
rencias entre el marketing de
servicios y el de productos. – Asistencia a clase (dentro del
3. Utilizar convenientemente las 20% de faltas permitidas): 10%.
estrategias del marketing de – La resolución de ejercicios y
servicios. cuestionarios teórico-prác-
ticos: 40%.

200 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 8: Investigación de mercados como fase previa al desarrollo de


productos turísticos locales y regionales
CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.
MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 16 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Conocer la importancia de la investigación de
tan analizar la oferta y la demanda turística mercados y sus diferentes aplicaciones.
internacional, nacional, autonómica y local.
2. Obtener información de las diferentes fuentes.
b) Analizar e interpretar información del merca-
do turístico, identificando y aplicando los pro- 3. Aplicar los métodos de obtención y tratamien-
cedimientos adecuados para su tratamiento to de información.
conforme a los objetivos que se pretenden. 4. Elaborar informes con las conclusiones más
c) Evaluar la potencialidad turística de los recur- importantes de los datos obtenidos.
sos naturales y culturales de una zona, ruta o
localidad.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Naturaleza de la investiga- 1. Obtención de información 1. Valoración de las fuentes de
ción de mercados. de diferentes fuentes. información.
2. Las fuentes de información. 2. Análisis de idoneidad de uti- 2. Toma de conciencia de la
lización de métodos cualita- importancia de la educación
3. Métodos cualitativos y cuan- tivos o cuantitativos. a la hora de realizar un cues-
titativos. tionario.
3. Elaboración de cuestiones
4. El cuestionario. adaptadas a diferentes pro- 3. Aprecio por la diversidad cultural.
5. Etapas de una investigación. blemas.
4. Crítica de actitudes no ade-
4. Realización de una investi- cuadas.
gación de mercados.

HOSTELERÍA Y TURISMO 201


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula po-
– Activa. – Lluvia de ideas inicial – Pizarra. livalente y aula de
acerca de la impor- – Ordenadores con co- informática.
– Demostrativa.
tancia de la Investi- nexión a Internet. – Grupos: la Investiga-
gación comercial. ción se realizará por
– Prensa. parejas.
Actividades de desarrollo:
– Identificación de mé-
todos según objetivo
de la Investigación
(ver Anexos).
– Clasificación de fuen-
tes (ver Anexos).
– Elaboración de cues-
tionarios.
– Investigación de mer-
cados: perfil del turis-
ta de la localidad (ver
Anexos).
Actividad de cierre:
– Exposición de los tra-
bajos.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Describir el concepto de in- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
vestigación de mercados. (exposiciones, debates, inte-
2. Identificar y describir las fuen- rés, esfuerzo, etc.): 10%.
tes de información turística – Los trabajos individuales: 40%.
más relevantes. – Asistencia a clase (dentro del
3. Analizar métodos de recogida 20% de faltas permitidas): 10%.
de datos y técnicas de trata- – La resolución de ejercicios y
miento de los mismos apro- cuestionarios teórico–prác-
piados al mercado turístico. ticos: 40%.
4. A partir de un supuesto dado:
– Seleccionar y adaptar el
método de recogida de
datos más idóneo.
– Seleccionar y adaptar las
técnicas de tratamiento
de la información.
– Interpretar los resultados
obtenidos.

202 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 9: El comportamiento del consumidor/usuario


de productos turísticos locales y regionales
CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.
MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 15 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permi- – Entender el concepto de consumidor y la im-
tan analizar la oferta y la demanda turística portancia en el sector turístico.
internacional, nacional, autonómica y local.
– Caracterizar los factores que influyen en el
b) Analizar e interpretar información del merca- proceso de compra.
do turístico, identificando y aplicando los pro-
cedimientos adecuados para su tratamiento – Proyectar un proceso de segmentación.
conforme a los objetivos que se pretenden. – Aplicar diferentes estrategias en función de la
d) Evaluar diferentes estrategias de comercializa- segmentación.
ción de productos y servicios turísticos, estiman-
do las acciones de comunicación que mejor se
adaptan a situaciones de mercado concretas.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Factores que influyen en la 1. Análisis de los factores que 1. Respeto hacia las diferentes
conducta de compra. influyen en el comportamien- necesidades de los clientes.
to de un consumidor.
– Internos. 2. Valoración de las fases de
2. Estudio del proceso de deci- compra.
– Externos. sión de compra.
3. Responsabilidad en la toma
2. El proceso de decisión de 3. Elaboración de una segmen- de decisiones.
compra. tación de mercados.
4. Disposición para la observa-
3. La segmentación. 4. Aplicación de estrategias co- ción directa.
– El proceso de segmentación. merciales en función de las
segmentaciones realizadas. 5. Crítica ante determinadas si-
– Criterios de segmentación. tuaciones sociales.

4. Aplicación de la segmenta-
ción en el diseño de la estra-
tegia comercial.

HOSTELERÍA Y TURISMO 203


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula po-
livalente y aula de
– Activa. – Lluvia de ideas inicial – Pizarra. informática.
acerca de los conte-
– Demostrativa. nidos de la Unidad. – Ordenadores con co- – Grupos: la Segmen-
nexión a Internet. tación se realizará
Actividades de desarrollo: por parejas.
– Prensa.
– Segmentación del mer-
cado según distintos
criterios (ver Anexos).
– Lectura: “Glamour ho-
telero en el fondo de los
océanos” (ver Anexos).
Actividad de cierre:
– Esquema de los con-
tenidos de la Unidad.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Definir adecuadamente el Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
concepto de consumidor. (exposiciones, debates, inte-
rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. A partir de un supuesto dado:
– Los trabajos individuales: 40%.
– Identificar la información
relevante para realizar una – Asistencia a clase (dentro del
segmentación. 20% de faltas permitidas): 10%.
– Seleccionar y adaptar el – La resolución de ejercicios y
método de recogida de cuestionarios teórico-prác-
datos más idóneo. ticos: 40%.
– Identificar los segmentos
de mercado susceptibles
de desarrollo o lanzamien-
to de nuevos productos.
– Interpretar los resultados
obtenidos.
– Aplicar las estrategias co-
merciales más apropiadas
en función de los resulta-
dos obtenidos.

204 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 10: El plan de marketing para productos turísticos locales y regionales

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 22 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
1.3. Definir productos turísticos en un ámbito
local, basándose en el análisis del mercado
turístico de la zona.
1.4. Evaluar distintas estrategias de comerciali-
zación turística en un ámbito local acordes
con las características de los recursos y
servicios turísticos del entorno.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Identificar fuentes de información que permitan 1. Identificar las condiciones del destino turísti-
analizar la oferta y la demanda turística interna- co a partir de análisis internos y externos, y su
cional, nacional, autonómica y local. correspondiente DAFO.
b) Analizar e interpretar información del mercado 2. Fijar los objetivos que queremos alcanzar y el
turístico, identificando y aplicando los procedi- camino para alcanzarlos.
mientos adecuados para su tratamiento confor- 3. Desarrollar las acciones necesarias de las va-
me a los objetivos que se pretenden. riables operativas.
c) Evaluar la potencialidad turística de los recursos na- 4. Valorar económicamente el proceso planteado.
turales y culturales de una zona, ruta o localidad.
5. Establecer medidas de control para la evalua-
d) Evaluar diferentes estrategias de comercializa- ción del plan.
ción de productos y servicios turísticos, estiman-
do las acciones de comunicación que mejor se
adaptan a situaciones de mercado concretas.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Etapa analítica: Análisis interno, 1. Análisis de la información pre- 1. Valoración de forma crítica de
Análisis externo, Análisis DAFO via sobre destinos turísticos. la información disponible.
y Diagnóstico estratégico.
.../...
HOSTELERÍA Y TURISMO 205
Programación Didáctica

.../...
2. Etapa estratégica: fijación de 2. Ejecución de análisis inter- 2. Preocuparse por la impor-
objetivos y definición de nos y externos. tancia para el destino turís-
– Estrategias. 3. Aplicación de diferentes es- tico de la aplicación de las
trategias en función de los diferentes estrategias.
3. Etapa operativa.
análisis previos. 3. Respeto hacia las pautas es-
4. Etapa de valoración econó- tablecidas por los superiores:
mica. 4. Desarrollo de variables ope-
rativas en función de las es- – Aceptar los procesos de
5. Etapa de control. trategias establecidas. trabajo establecidos.
5. Determinación del coste de
la aplicación de estrategias
y variables operativas.
METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poli-
– Activa. – Lluvia de ideas. – Pizarra. valente.
– Demostrativa. Actividades de desarrollo: – Planes de marketing. – Grupos: para los aná-
lisis DAFO se forma-
– Análisis de empresas rán parejas.
de alojamiento (como
parte del análisis in-
terno) (ver Anexos).
– DAFO de la localidad o
provincia (ver Anexos).
– DAFO de España.
– Casos prácticos so-
bre elaboración de
planes de marketing.
Actividad de cierre:
– Lectura y análisis de
planes de marketing
de destinos andaluces.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
A partir de un supuesto dado: Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
– Analizar internamente un destino. (exposiciones, debates, inte-
rés, esfuerzo, etc.): 10%.
– Analizar externamente un destino.
– Los trabajos individuales: 40%.
– Obtener conclusiones adecuadas.
– Asistencia a clase (dentro del
– Plantear unos objetivos cohe- 20% de faltas permitidas): 10%.
rentes con los análisis previos.
– La resolución de ejercicios y
– Fijar unas estrategias adecua- cuestionarios teórico-prác-
das para el desarrollo de un pro- ticos: 40%.
ducto turístico local o regional.
– Plantear las líneas básicas
del diseño del producto, es-
trategia de precios, distribu-
ción y comunicación.
– Cuantificar exactamente el va-
lor del plan.
– Diseñar medidas suficientes para
controlar el desarrollo del plan.

206 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 11: Creación y desarrollo de productos turísticos locales y regionales

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 20 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
1.3. Definir productos turísticos en un ámbito
local, basándose en el análisis del mercado
turístico de la zona.
1.4. Evaluar distintas estrategias de comerciali-
zación turística en un ámbito local acordes
con las características de los recursos y
servicios turísticos del entorno.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Evaluar diferentes estrategias de comerciali- 1. Valorar la importancia de la acción combinada
zación de productos y servicios turísticos, es- de las variables de marketing mix.
timando las acciones de comunicación que 2. Conocer los componentes de un producto turístico.
mejor se adaptan a situaciones de mercado
concretas. 3. Diseñar un producto turístico.
4. Fijar las acciones necesarias para el desa-
rrollo de un producto turístico, estableciendo
una temporalización.
5. Determinar la viabilidad de un producto turís-
tico local o regional.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Marketing mix y producto tu- 1. Diseño de un determinado 1. Valoración de la importancia
rístico. producto turístico en base de la creación de un produc-
2. Productos turísticos de base a determinada información to turístico.
local. previa.
2. Apreciación de las necesidades
– Diferentes tipos de produc- 2. Definición de diferentes con- de los turistas para así crear
tos turísticos de base local. ceptos empresariales. productos turísticos adaptados.
.../...
HOSTELERÍA Y TURISMO 207
Programación Didáctica

.../...
– Planificación de productos 3. Formulación de diferentes 3. Creatividad intuitiva.
turísticos de base local. servicios dentro de un con- 4. Disposición para los proce-
3. Productos turísticos de base cepto empresarial. sos de prueba y ajustes con-
no local. 4. Desarrollo de la servucción tinuos.
– Definición del concepto de servicios turísticos.
empresarial. 5. Análisis de las diferentes fa-
– Diferentes tipos de servicios. ses de un ciclo de vida.

– La servucción.
4. Ciclo de vida de un producto
turístico.
METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poli-
– Activa. – Proyección de fotos – Pizarra. valente.

– Demostrativa. de destinos turísticos – Fundamentos de mar- – Grupos: no se tiene


para la identificación keting turístico, de Ma- prevista la formación
de los elementos bá- nuel Rey (para el caso de grupos.
sicos de sus produc- práctico).
tos turísticos.
– Presentación de fotos.
Actividades de desarrollo:
– Proyector.
– Creación del concepto
de varios productos lo-
cales.
– Caso práctico acerca
del ciclo de vida del
producto: Satania, la
ciudad del ocio.
Actividad de cierre:
– Se repetirá la activi-
dad inicial de proyec-
ción de fotos.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Criterios de calificación
1. Definir los componentes que caracterizan un producto turístico: recur- – La participación en las clases
sos geoturísticos, oferta básica, oferta y servicios complementarios. (exposiciones, debates, inte-
2. A partir de un supuesto práctico convenientemente caracterizado: rés, esfuerzo, etc.): 10%.

– Elaborar un proyecto de creación o desarrollo de un producto tu- – Los trabajos individuales: 40%.
rístico en un ámbito local. – Asistencia a clase (dentro del
– Definir los componentes que caracterizan el producto. 20% de faltas permitidas): 10%.

– Razonar las acciones necesarias para el desarrollo del producto. – La resolución de ejercicios y
cuestionarios teórico–prác-
– Justificar su oportunidad. ticos: 40%.
– Analizar la viabilidad.
– Elaborar una planificación temporal de acciones para su desarrollo.
Tipos de evaluación Inicial, continua y sumativa.

208 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 12: El precio en los productos turísticos locales y regionales

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 8 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Evaluar distintas estrategias de comerciali-
zación turística en un ámbito local acordes
con las características de los recursos y
servicios turísticos del entorno.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Evaluar diferentes estrategias de comerciali- 1. Identificar la importancia de la variable pre-
zación de productos y servicios turísticos, es- cio, en los servicios turísticos.
timando las acciones de comunicación que
2. Aplicar la idoneidad de los criterios de fijación
mejor se adaptan a situaciones de mercado
de precios.
concretas.
3. Valorar la importancia que la determinación
de precios tiene para el destino turístico y
cada uno de sus productos.
4.Determinar las condiciones necesarias para
la modificación de precios de un producto tu-
rístico local o regional.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
CONCEPTUALES: 1. Cálculo de precios en dife- 1. Rechazo al corporativismo en
rentes situaciones y para dis- la aplicación de precios.
1. El precio para la empresa y
tintas tipologías de clientes.
para el comprador. 2. Atención a las actitudes de
2. Cálculo de precios en fun- los competidores.
2. Criterios para la fijación de
ción de diferentes criterios.
precios:
3. Especificación de sistemas
– Los precios en función de
de revisión de precios.
la demanda.
– Los precios en función del
consumidor / usuario.
– Los precios en función de
los costes.
– Los precios en función de
la competencia.
3. Las decisiones sobre modifi-
cación de precios.

HOSTELERÍA Y TURISMO 209


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poli-
valente.
– Activa. – Lluvia de ideas acerca – Pizarra.
de la fijación de pre- – Grupos: no se tiene
– Demostrativa. cios. – Calculadora. prevista la formación
de grupos.
Actividades de desarrollo:
– Creación del concep-
to de varios productos
locales.
– Caso práctico de fija-
ción de precios según
los distintos criterios,
Yield Management,
etc.
Actividad de cierre:
– Esquema de la Uni-
dad.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Describir y analizar las dife- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
rentes estrategias de fijación (exposiciones, debates, inte-
de precios. rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. A partir de información sumi- – Los trabajos individuales: 40%.
nistrada sobre un producto
turístico de ámbito local, de- – Asistencia a clase (dentro
terminar: del 20% de faltas permiti-
das): 10%.
– Los elementos que forman
parte del precio. – La resolución de ejercicios y
cuestionarios teórico–prácti-
– La estrategia más adecua- cos: 40%.
da para la fijación de pre-
cios.
– Las condiciones necesa-
rias para plantearse una
modificación de precios.

210 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 13: La distribución en los productos turísticos locales y regionales

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.
TEMPORALIZACIÓN: 12 sesiones COMPETENCIA GENERAL:

JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: Comercializar destinos turísticos, crear productos


turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.4. Evaluar distintas estrategias de comerciali-
zación turística en un ámbito local acordes
con las características de los recursos y
servicios turísticos del entorno.
OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Evaluar diferentes estrategias de comerciali- 1. Entender el concepto de distribución y los di-
zación de productos y servicios turísticos, es- ferentes tipos existentes.
timando las acciones de comunicación que
mejor se adaptan a situaciones de mercado 2. Conocer y aplicar la distribución directa y sus
concretas. canales.
3. Conocer y aplicar la distribución indirecta y
sus canales.
4. Implementar las estrategias de distribución.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Concepto de distribución di- 1. Elección de la estrategia de 1. Aceptación del papel de in-
recta e indirecta. venta de un determinado pro- termediarios y distribuidores.
ducto turístico mediante canal
2. La distribución directa de directo o indirecto. 2. Adopción de un papel profe-
productos turísticos locales y sional en las ventas.
regionales y sus medios de 2. Análisis de la relación comer-
distribución: la planificación cial con posibles distribuido- 3. Reconocimiento de la im-
comercial y ventas, las ven- res de la oferta turística. portancia de la imagen de
tas, las promociones de ven- un territorio para la venta de
tas y el marketing directo. 3. Comparación de los diferen- sus productos turísticos.
tes intermediarios turísticos.
3. La distribución indirecta de
productos turísticos locales y 4. Investigación sobre la utili-
regionales y sus medios de dad del uso de los diferentes
distribución: las agencias de canales de distribución.
viajes, las centrales de reser-
va y los sistemas computari-
zados de reservas.
4. Estrategias, tácticas y selección
de canales de distribución.

HOSTELERÍA Y TURISMO 211


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poli-
valente; en la expo-
– Activa. – Lluvia de ideas acer- – Pizarra. sición se modificará
ca de la distribución. la disposición normal
– Demostrativa. – Profesional del sec-
Actividades de desarrollo: tor (a ser posible un del aula (si el número
agente de viajes). de asistentes fuese
– Selección de estrate- elevado, se realizará
gias de distribución. – Recursos empleados en un espacio más
por el profesional (pro- amplio).
– Realización de un yector, ordenador por-
plan de distribución. tátil, etc.). – Grupos: no se tiene
prevista la formación
Actividad de cierre: de grupos.
– Visita-conferencia de
un agente de viajes.
– Esquema de los con-
tenidos de la Unidad.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Describir el proceso de distri- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
bución. (exposiciones, debates, inte-
rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. Analizar las diferentes estra-
tegias y medios de distribu- – Los trabajos individuales: 40%.
ción del mercado turístico.
– Asistencia a clase (dentro del
2. A partir de información sumi- 20% de faltas permitidas): 10%.
nistrada sobre un producto
turístico de ámbito local, ela- – La resolución de ejercicios y
borar un proyecto para su co- cuestionarios teórico-prác-
mercialización, que contenga: ticos: 40%.

– La estrategia y los canales


de distribución.
– La estimación de los cos-
tes, el alcance y los po-
sibles resultados de las
acciones definidas.

212 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 14: La comunicación en los productos turísticos locales y regionales

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.

TEMPORALIZACIÓN: 20 sesiones COMPETENCIA GENERAL:


Comercializar destinos turísticos, crear productos
JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.4. Evaluar distintas estrategias de comerciali-
zación turística en un ámbito local acordes
con las características de los recursos y
servicios turísticos del entorno.

OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS
a) Evaluar diferentes estrategias de comercializa- 1. Conocer el concepto, los efectos y la impor-
ción de productos y servicios turísticos, estiman- tancia de la comunicación.
do las acciones de comunicación que mejor se
adaptan a situaciones de mercado concretas. 2. Identificar los instrumentos que forman parte
en la comunicación.
3. Proyectar un Plan de Comunicación.
CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. La comunicación en los ser- – Análisis del mensaje de la – Valoración de las conse-
vicios. oferta turística. cuencias de comunicación.
2. El plan de comunicación. – Análisis de los canales de – Reconocimiento de la im-
comunicación de la oferta portancia de los medios de
3. Instrumentos de comunicación: turística del territorio. comunicación.
– La identidad corporativa y – Selección de los canales de – Gusto por la claridad en los
la imagen de marca. comunicación. mensajes.
– Las relaciones públicas. – Elaboración de recomendacio-
– La publicidad. nes sobre la política de comu-
nicación sobre un territorio.
– La esponsorización.
– Estudio del público objetivo
– Las publicaciones. de comunicación.

– Las ferias turísticas.


– Los work-shops.
– Otros instrumentos de co-
municación.

HOSTELERÍA Y TURISMO 213


Programación Didáctica

METODOLOGÍA
Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos
– Expositiva. Actividad inicial: – Libro de texto-apuntes. – Espacios: aula poliva-
– Lluvia de ideas acerca – Pizarra. lente y aula de infor-
– Activa. mática.
de la comunicación. – Ordenadores con co-
Actividades de desarrollo: nexión a Internet. – Grupos: para el Plan
de Comunicación se
– Consulta de webs de – Plan de marketing de realizarán grupos de
destinos y empresas Andalucía (para el 3 alumnos.
turísticas. Análisis de análisis del Plan de
sus elementos de co- Comunicación).
municación.
– Análisis del coste de
algunas campañas
publicitarias.
– Realización de un plan
de comunicación.
Actividades de cierre:
– Web Quest sobre la
Publicidad.
– Análisis del plan de
comunicación de
Andalucía.
EVALUACIÓN
Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación
1. Describir con precisión el con- Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases
cepto y la importancia de la (exposiciones, debates, inte-
comunicación. rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. Describir y valorar las dife- – Los trabajos individuales: 40%.
rentes estrategias de comu-
nicación. – Asistencia a clase (dentro del
3. A partir de información sumi- 20% de faltas permitidas): 10%.
nistrada sobre un producto – La resolución de ejercicios y
turístico de ámbito local, elabo- cuestionarios teórico-prác-
rar un proyecto para su co- ticos: 40%.
mercialización, que contenga:
– El ámbito geográfico, el
público objetivo y las ac-
ciones de comunicación
adecuados al producto.
– Los instrumentos de comu-
nicación en los que se ca-
nalizarán dichas acciones.
– La estimación de los cos-
tes, el alcance y los po-
sibles resultados de las
acciones definidas.

214 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

UNIDAD DIDÁCTICA 15: El plan de calidad en los productos turísticos locales y regionales

CICLO FORMATIVO: Información y Comercialización Turísticas.


MÓDULO PROFESIONAL: Diseño y comercialización de productos turísticos locales y regionales.

TEMPORALIZACIÓN: 9 sesiones COMPETENCIA GENERAL:


Comercializar destinos turísticos, crear productos
JUSTIFICACIÓN/UBICACIÓN: turísticos de base territorial, asistir y guiar grupos
y gestionar servicios de información turística.

UNIDAD DE COMPETENCIA:
CAPACIDADES TERMINALES: Comercializar destinos y crear productos turísti-
cos de base territorial.
1.1. Analizar información del mercado turístico
de una zona o localidad que permita detec-
tar oportunidades de creación y/o desarro-
llo de productos turísticos.
1.2. Evaluar la potencialidad turística de los re-
cursos culturales y naturales y de la oferta
de servicios en un ámbito local, seleccio-
nando aquellos susceptibles de ser inclui-
dos en un producto turístico.
1.3. Definir productos turísticos en un ámbito
local, basándose en el análisis del mercado
turístico de la zona.
1.4. Evaluar distintas estrategias de comerciali-
zación turística en un ámbito local acordes
con las características de los recursos y
servicios turísticos del entorno.

OBJETIVOS
GENERALES DIDÁCTICOS

a) Identificar fuentes de información que permi- 1. Conocer los diferentes términos relacionados
tan analizar la oferta y la demanda turística con la calidad.
internacional, nacional, autonómica y local.
2. Identificar los sistemas que se pueden aplicar
b) Analizar e interpretar información del merca- a las empresas del sector y a los destinos tu-
do turístico, identificando y aplicando los pro- rísticos.
cedimientos adecuados para su tratamiento
conforme a los objetivos que se pretenden. 3. Ejecutar un Plan de Calidad.

c) Evaluar la potencialidad turística de los recur- 4. Comprobar cómo afecta la implantación de


sos naturales y culturales de una zona, ruta o sistemas de calidad a la satisfacción de los
localidad. clientes.

d) Evaluar diferentes estrategias de comerciali-


zación de productos y servicios turísticos, es-
timando las acciones de comunicación que
mejor se adaptan a situaciones de mercado
concretas.

HOSTELERÍA Y TURISMO 215


Programación Didáctica

CONTENIDOS
CONCEPTUALES PROCEDIMENTALES ACTITUDINALES
1. Gestión y control de calidad 1. Determinación del coste de ca- 1. Valoración de la importancia
en los destinos turísticos. lidad y del coste de no calidad. de la calidad como punto in-
eludible para satisfacer a la
– Concepto, terminologías e 2. Implementación en la oferta demanda turística.
índices de calidad. turística del destino de siste-
mas de calidad aplicables. 2. Preocupación por las cosas
– Los costes de la calidad. bien hechas.
3. Análisis de las fases de ela-
– Importancia de la búsque- boración del Plan de Calidad.
da de la calidad en la oferta
turística. 4. Elaboración de un Plan de
Calidad.
2. Sistemas aplicables al sector.
– Los sistemas ISO 9000.
– El modelo Servqual.
– El sistema de calidad tu-
rística española.
– Peculiaridades de la ges-
tión integral en las empre-
sas y entidades del sector.
3. El Plan de Calidad.
4. Relación entre la calidad de
servicios propios y ajenos y
satisfacción del cliente.

METODOLOGÍA

Metodología Actividades Materiales y recursos Espacios y grupos

– Expositiva. Actividad inicial: – Fundamentos de mar- – Espacios: aula po-


keting turístico, de livalente y aula de
– Activa. – Lluvia de ideas acer- Manuel Rey (para el informática.
ca de la calidad en caso práctico).
el sector. – Grupos: no se tiene
– Cuestionario “Evalúa prevista la forma-
Actividades de desarrollo: mi módulo y a mí”. ción de grupos.
– Análisis de sistemas
de calidad.
– Caso práctico: Vaca-
ciones saludables.
– Realización de un plan
de calidad.
Actividad de cierre:
– Análisis de la campa-
ña de promoción de
la marca Q.

.../...
216 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Ejemplo de Programación Didáctica

.../...

Actividad de cierre del mó- – Libro de texto-apuntes.


dulo:
– Pizarra.
– Repetir la actividad de
evaluación inicial del – Ordenadores con co-
módulo de Diseño que nexión a Internet.
se realizó en la Unidad – Prensa.
1 (ver Anexos).
– Evalúa mi módulo y
a mí (ver Anexos)

EVALUACIÓN

Criterios de evaluación Tipos de evaluación Criterios de calificación

1. Definir adecuadamente el Inicial, continua y sumativa. – La participación en las clases


concepto de calidad y los (exposiciones, debates, inte-
términos relacionados. rés, esfuerzo, etc.): 10%.
2. A partir de un supuesto dado: – Los trabajos individuales: 40%.
– Darse cuenta de los siste- – Asistencia a clase (dentro del
mas de calidad aplicables 20% de faltas permitidas): 10%.
a cada uno de los elemen-
tos de la oferta turística. – La resolución de ejercicios y
cuestionarios teórico-prác-
– Identificar las fases para ela- ticos: 40%.
borar un Plan de Calidad.
– Elaborar sistemas apro-
piados para medir la sa-
tisfacción del cliente.

HOSTELERÍA Y TURISMO 217


Programación Didáctica

7. BIBLIOGRAFÍA
La Orden de 8 de marzo de 2006, en su Anexo VIII, pedía, además de los apartados
recogidos en el epígrafe 5, la bibliografía de aula y de departamento. A continuación apa-
rece dicha bibliografía, así como otra que hemos utilizado para la realización de la progra-
mación.

7.1. Bibliografía de aula y de departamento


En cuanto a la bibliografía de aula, es decir, la que emplearemos en el aula con el
alumnado, será principalmente prensa local y nacional, revistas turísticas (Spic y Editur)
y alguno de los libros que a continuación exponemos que habrá que tener en el departa-
mento. Esto es así puesto que al comienzo de cada unidad didáctica, entregaremos unos
apuntes al grupo en los que vienen los contenidos básicos de la misma, ya que ninguno
de los manuales de las diferentes editoriales se adaptan a los contenidos establecidos por
el Decreto 180/2003, de 17 de junio, regulador de estas enseñanzas, aunque existen dos
manuales que resultan fundamentales para la elaboración de dichos apuntes así como para
las diferentes actividades como son:
– Bigné, Enrique y otros: Marketing de destinos turísticos. Editorial ESIC. Madrid,
2000.
– Rey, Manuel: Fundamentos de marketing turístico. Editorial Síntesis. Madrid, 2004.
En cuanto a la bibliografía de departamento, además de la ya mencionada, se ha de
contar con los siguientes manuales:
– Diccionario enciclopédico y atlas universal.
– Altés Machín, Carmen: Marketing y turismo. Editorial Síntesis. Madrid, 1993.
– Albert Piñole, I.: Gestión, productos y servicios de las agencias de viajes. Editorial
Centro de Estudios Ramón Areces. Madrid, 2004.
– Bayón, Fernando y Martín, Inmaculada: Operaciones y procesos de producción en
el sector turístico. Editorial Síntesis. Madrid, 2004.
– Chias, Josep: El mercado son personas. Editorial McGraw-Hill. Madrid, 1993.
– Chias, Josep: El negocio de la felicidad. Editorial Prentice Hall-Financial Times.
Madrid, 2004.
– Eiglier, Pierre y Langeard, Eric: La servucción. El marketing de servicios. Editorial
McGraw-Hill. Madrid, 1996.
– González Blanch, Francisco: Diseño y comercialización de productos turísticos locales
y regionales. Editorial Editex. Madrid, 2001.
– Iglesias Tovar, José Ramón: Comercialización de productos y servicios turísticos.
Editorial Síntesis. Madrid, 2000.
– Jaimez Gago, María Isabel: Políticas públicas y turismo. Edita Junta de Andalucía,
Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Sevilla, 2004.
– Jerez Perchet, Augusto: Impresiones de viaje: Andalucía, el Riff, Valencia, Mallorca.
Edita Junta de Andalucía, Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, 2006.

218 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

– Kotler, Philip y otros: Marketing para turismo. Editorial Pearson Educación. Madrid,
2003.
– Montaner Montejano, Jordi: Estructura del mercado turístico. Editorial Síntesis. Madrid,
1991.
– Muñoz Oñate, Fernando: Marketing turístico. Editorial C.E.R.A. Madrid, 1994.
– Santesmases Mestre, Miguel: Marketing. Conceptos y estrategias. Editorial Pirámi-
de. Madrid, 2000.
– Vogeler Ruiz y Hernández Armand: El mercado turístico. Estructura, operaciones y
procesos de producción. Centro de Estudios Ramón Areces S.A. Madrid, 2000.
Por último, en el departamento, se han de tener dos manuales que, no estando relacio-
nados con el sector turístico, sí que lo están con las enseñanzas de Formación Profesional
Específica de la familia profesional de Hostelería y Turismo, son los siguientes:
– Dirección General de Formación Profesional y Solidaridad en la Educación: Desa-
rrollo de la familia profesional de hostelería y turismo. Edita: Junta de Andalucía.
Consejería de Educación y Ciencia. Sevilla, 2000.
– Dirección General de Formación Profesional y Solidaridad en la Educación y Direc-
ción General de Evaluación y Formación del Profesorado: Guía Didáctica para el
Desarrollo Curricular de la Formación Profesional Específica. Edita: Junta de Anda-
lucía. Consejería de Educación y Ciencia. Sevilla, 1999.

7.2. Otra bibliografía


Para poder hacer la programación, hemos consultado una serie de libros, no relaciona-
dos con el sector turístico pero sí con didáctica. Son los siguientes:
– Antúnez, S. y otros: Del Proyecto Educativo a la Programación del aula. Editorial
Graó. Barcelona, 1992.
– Coll, César: Psicología y currículo. Editorial Laia. Barcelona, 1988.
– González, J. y otros: Programación Curricular unidades didácticas. Editorial Escuela
Española. Madrid, 1998.

8. CONCLUSIÓN
Con todo lo recogido en esta Programación Didáctica, el docente trata de anticiparse al
curso escolar y trazar el camino que mejor le permita organizar el proceso de enseñanza-
aprendizaje en el aula.
De este modo estará no sólo contribuyendo a que su alumnado termine alcanzando
la competencia general del título y ello favorezca la formación de verdaderos profesionales
capaces de dinamizar un sector que en nuestra Comunidad Autónoma se está consolidan-
do día tras día como pieza clave para el desarrollo económico de la misma, sino que estará
asumiendo una responsabilidad social y cultural dentro de la Comunidad Autónoma que es
Andalucía gracias a su aportación derivada de su labor docente.

HOSTELERÍA Y TURISMO 219


Programación Didáctica

El profesor que planifica, ejecuta y controla sus actuaciones con el propósito de mejorar su tra-
bajo, es un docente comprometido y un buen ejemplo para sus alumnos, puesto que un profesor no
sólo ha de transmitir el “saber” o el “saber hacer”, sino que la enseñanza en Formación Profesional
ha de ir más allá, ha de transmitir el “saber ser o estar”. Terminemos con la siguiente cita célebre:
“El maestro enseña más con lo que es que con lo que dice”.

9. ANEXOS
En este apartado se recogen algunos ejemplos de actividades que se han propuesto en
las unidades didácticas.

Unidad Didáctica 1. Introducción al sector turístico. Efectos


del turismo

Actividad de evaluación inicial del módulo de Diseño


Esta actividad se realizará el primer día de clase y el último. El primer día lo más probable
es que el alumno no sepa la mayoría de los términos que se le preguntan. El objetivo es que
al finalizar el módulo, se repita la actividad y se le entregue al alumno lo que contestó su pri-
mer día de clase y, de este modo, compruebe lo que ha aprendido a lo largo del curso y sea
consciente de su evolución. Es una actividad que no lleva nota, es meramente informativa.

Ciclo formativo de grado superior de Información


y Comercialización Turísticas
Módulo Profesional: Diseño y comercialización de productos turísticos
locales y regionales
Apellidos: Nombre:
Fecha:
Cuestionario de evaluación inicial
A continuación hay un listado de preguntas que me gustaría que respondieras para
poder conocer el nivel de conocimientos que tienes acerca de los contenidos que traba-
jaremos en este módulo a lo largo del curso. No te preocupes si hay cosas que no sabes,
pues es un ejercicio que NO LLEVA NOTA, lo único que pretendo es saber qué sabes.
1. ¿Qué es para ti el turismo?
2. El turismo es bueno porque…
3. El turismo es malo porque…
4. ¿De dónde procede la palabra turismo?
5. ¿Qué puesto ocupa España en llegadas de turistas a nivel mundial?
6. El título del módulo es Diseño y comercialización de productos turísticos locales
y regionales. ¿Qué es un producto turístico?
.../...
220 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Ejemplo de Programación Didáctica

.../...
7. ¿Qué es la estacionalidad?
8. ¿Qué significa temporada alta?
9. ¿Qué es FITUR?
10. ¿Qué Parques Nacionales hay en tu Comunidad Autónoma?
11. ¿Qué es el Patrimonio de la Humanidad? Pon algún ejemplo.
12. ¿Qué es un recurso turístico?
13. ¿Qué son las infraestructuras?
14. ¿Qué es el sector de los City Break?
15. ¿Qué significa marketing?
La palabra “turismo” es muy particular, porque tiene “mil y un apellidos”, por ejem-
plo, turismo de sol y playa, turismo cultural, turismo de masas, turismo rural… Intenta
explicar en qué consisten los siguientes conceptos de turismo:
– Turismo de sol y playa:
– Turismo doméstico:
– Turismo rural:
– Turismo verde:
– Turismo cinegético:
– Turismo de masas:
– Turismo receptor:
– Turismo activo:
– Turismo religioso:
– Turismo social:
– Turismo idiomático:
– Turismo itinerante:
– Turismo de bisturí:
– Turismo nacional:
– Turismo industrial:
– Turismo fluvial:
– Turismo de negocios:
– Turismo sostenible:
– Ecoturismo:
– Enoturismo:

HOSTELERÍA Y TURISMO 221


Programación Didáctica

Unidad Didáctica 2: Estructura del mercado turístico:


la oferta turística y la demanda turística

Búsqueda de estadísticas en la web del INE, IET, etc. (Parte A)

El epígrafe 5.2 que trata sobre la situación actual de la oferta turística de España está
incompleto. Con ayuda de Internet trata de averiguar los apartados en blanco. Para ello,
puedes consultar la página web de Turespaña (www.spain.info).

Solución:
A continuación haremos un breve análisis cuantitativo de la situación de la oferta turís-
tica española, identificando los elementos más destacados de la misma:
– Recursos turísticos. España cuenta con una gran abundancia y diversidad de
recursos turísticos: unos 7.900 km de costas, 134 ciudades declaradas Patrimonio
de la Humanidad por la UNESCO, 145 parques nacionales, 36 estaciones de esquí,
17 estaciones náuticas, importantes rutas culturales (como el Camino de Santiago
o la Ruta del Califato), una enorme diversidad de productos gastronómicos y enoló-
gicos con denominación de origen (jamón de Guijuelo o vino de la Rioja), así como
elaboraciones con reconocimiento internacional (tortilla española, gazpacho), miles
de fiestas patronales, etc.
– Infraestructuras. Nuestro país cuenta con las infraestructuras necesarias para
facilitar el acceso y desplazamiento de los turistas en el mismo. Entre otras in-
fraestructuras, disponemos de 41 aeropuertos, 90 estaciones de tren, 198 es-
taciones de autobús, 25 puertos, 73 embajadas extranjeras situadas en nuestro
país, etc.
– Empresas turísticas. Para analizar las empresas, las dividiremos por subsectores:
* Alojamiento: 20.443 empresas.
* Restauración: 261.997 empresas.
* Intermediación: 8.373 agencias de viajes.
* Información: 1.563 oficinas de turismo.
* Transporte: 66.382 empresas de transporte de viajeros.

4
Alcalá de Henares, Ávila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Eivissa/Ibiza, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de La
Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Toledo y Tarragona.
5
Aragón (P.N. de Ordesa y Monte Perdido); Asturias (P.N. de Picos de Europa); Baleares (P.N. del Ar-chipiélago
de Cabrera); Canarias (P.N. de la Caldera de Taburiente, P.N. del Teide, P.N. de Timanfaya y P.N. de Garajonay);
Castilla-La Mancha (P.N. de Cabañeros y P.N. de Tablas de Daimiel); Cataluña (P.N. de Aigüestortes i Estany de
Sant Maurici); Extremadura (P.N. de Monfragüe); Galicia (P.N. de las Islas Atlánticas); y por último, Andalucía
con P.N. de Doñana y P.N. de Sierra Nevada.

222 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

Número de
Desglose por subsectores
empresas
1. Hoteles y hostales (CNAE 551) 11.744
2. Campings y otros tipos de hospedajes (CNAE 552) 8.699
3. Restaurantes (CNAE 553) 65.605
4. Establecimientos de bebidas (CNAE 554) 187.727
5. Comedores colectivos y provisión de comidas (CNAE 555) 8.665
6. Agencias de viajes (CNAE 633) 8.373
7. Transporte por ferrocarril (CNAE 601) 7
8. Metro (CNAE 60211) 3
9. Transporte urbano e interurbano por autobús (CNAE 60212, 60213, 60214, 6023) 4.496
10. Transporte por taxi (CNAE 6022) 61.680
11. Transporte marítimo de viajeros (Parte de CNAE 61) 151
12. Transporte aéreo de viajeros (Parte de CNAE 62) 46

– Productos turísticos. Vistos los puntos anteriores, podemos concluir esta pregun-
ta resaltando la importancia y variedad de los productos turísticos españoles: sol y
playa, cultural, rural, verde, urbano, profesional, deportivo, etc.

Búsqueda de estadísticas en la web del INE, IET, etc. (Parte B)

A lo largo del tema se explica el concepto de Turismo receptor pero no se analiza la si-
tuación actual ni la evolución del mismo. Haz un análisis del Turismo receptor en España
durante los últimos 10 años y de su situación actual, indicando lo siguiente:
a) Cómo ha evolucionado de 1995 a 2005 el Turismo receptor en nuestro país aten-
diendo a las siguientes magnitudes:
– Visitantes por tipología.
– Vía de acceso elegida.
– País de procedencia.
– Comunidad Autónoma de destino.
– Motivo de la visita.
– Alojamiento utilizado.
b) Situación actual del Turismo receptor en España, para ello atenderemos a los últimos
datos publicados, los de 2006, referidos a las siguientes magnitudes:
– Visitantes por tipología.
– Vía de acceso elegida.
– País de procedencia.
– Comunidad Autónoma de destino.
– Motivo de la visita.
– Alojamiento utilizado.

HOSTELERÍA Y TURISMO 223


Programación Didáctica

Solución:
a) Evolución del Turismo receptor en nuestro país de 1995 a 2005, atendiendo a las
siguientes magnitudes:
– Visitantes por tipología.

1995 2005
Visitantes 54.408.900 92.563.172
Turistas 34.919.575 55.913.778
Excursionistas 19.489.325 36.649.394

– Vía de acceso elegida.

1995 2005
TOTAL 34.919.575 55.913.778
Aeropuerto 23.934.026 40.729.830
Carretera 9.036.961 13.121.460
Puerto 1.707.477 1.772.354
Ferrocarril 241.111 290.133

– País de procedencia.

1997 2005
TOTAL PAÍSES 39.552.720 55.913.778
Alemania 9.995.459 9.917.619
Austria 473.651 481.852
Bélgica 1.523.167 1.821.667
Dinamarca 524.793 726.899
Finlandia 376.577 435.747
Francia 4.877.258 8.874.747
Grecia – 91.291
Irlanda – 1.365.078
Italia 1.716.093 2.956.891
Luxemburgo – 131.276
Noruega 454.458 786.763
Países Bajos 1.608.558 2.434.990
Portugal 956.606 1.991.916
Reino Unido 10.148.193 16.090.030
Rusia 299.784 297.794
Suecia 868.457 916.625
.../...
224 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Ejemplo de Programación Didáctica

.../...

Suiza 1.141.770 1.155.491


Otros Europa 1.775.091 1.713.192
Estados Unidos de
719.746 883.523
América
Argentina 124.549 244.701
Brasil 172.680 221.646
Canadá 97.576 111.854
Chile 101.240 57.556
México 286.076 244.471
Venezuela 89.473 123.604
Otros América 312.737 345.495
Japón 299.337 181.052
Resto del Mundo 606.239 1.310.006

– Comunidad Autónoma de destino.

1997 2005
TOTAL DESTINO 39.552.720 55.913.778
Andalucía 5.209.451 8.351.628
Aragón 187.607 424.424
Asturias (Principado de) 136.560 228.331
Balears (Illes) 9.080.439 9.657.516
Canarias 9.210.697 9.441.572
Cantabria 133.042 397.866
Castilla-La Mancha 64.684 233.290
Castilla y León 635.724 1.210.601
Cataluña 7.401.029 14.028.633
Comunidad Valenciana 3.876.693 5.401.709
Extremadura 137.087 224.933
Galicia 496.440 1.186.869
Madrid (Comunidad de) 1.838.353 3.419.443
Murcia (Región de) 127.799 495.535
Navarra (Comunidad
154.574 178.547
Foral de)
País Vasco 840.277 966.919
Rioja (La) 22.265 65.963

HOSTELERÍA Y TURISMO 225


Programación Didáctica

– Motivo de la visita.

1997 2005
TOTAL MOTIVOS 39.552.720 55.913.778
Ocio, vacaciones 34.853.600 43.898.344
Trabajo y negocios, ferias, congresos 2.995.301 5.940.403
Personal (familiares, salud, compras) 1.477.590 4.158.442
Otros motivos 226.229 1.684.363
Sin especificar – 232.226

– Alojamiento utilizado.

1997 2005
TOTAL ALOJAMIENTO 39.552.720 55.913.778
Hoteles y similares 27.896.366 35.168.891
Vivienda gratuita (propia, familiares) 5.218.335 12.442.925
Vivienda alquilada 3.331.569 4.397.055
Otros alojamientos 2.720.711 3.672.681
Sin especificar 385.739 232.226

b) Situación actual del Turismo receptor en España (datos publicados en 2006), refe-
ridos a las siguientes magnitudes:

– Visitantes por tipología.

2006
Visitantes 96.075.842
Turistas 58.451.141
Excursionistas 37.624.702

– Vía de acceso elegida.

2006
TOTAL 58.451.141
Aeropuerto 42.445.292
Carretera 13.851.760
Puerto 1.870.740
Ferrocarril 283.349

226 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

– País de procedencia.

2006
TOTAL PAÍSES 58.451.141
Alemania 10.146.354
Austria 533.050
Bélgica 1.902.812
Dinamarca 805.731
Finlandia 475.147
Francia 9.152.087
Grecia 85.499
Irlanda 1.510.317
Italia 3.358.735
Luxemburgo 127.118
Noruega 822.115
Países Bajos 2.528.244
Portugal 2.199.680
Reino Unido 16.178.653
Rusia 346.244
Suecia 996.470
Suiza 1.390.061
Otros Europa 1.914.087
Estados Unidos de América 930.491
Argentina 201.840
Brasil 269.026
Canadá 131.534
Chile 75.220
México 240.438
Venezuela 120.861
Otros América 436.330
Japón 261.034
Resto del Mundo 1.311.963

HOSTELERÍA Y TURISMO 227


Programación Didáctica

– Comunidad Autónoma de destino.

2006
TOTAL DESTINO 58.451.141
Andalucía 8.547.466
Aragón 401.137
Asturias (Principado de) 206.264
Balears (Illes) 10.107.291
Canarias 9.608.180
Cantabria 392.615
Castilla-La Mancha 226.486
Castilla y León 1.246.269
Cataluña 15.003.317
Comunidad Valenciana 5.484.966
Extremadura 216.443
Galicia 1.255.148
Madrid (Comunidad de) 3.920.703
Murcia (Región de) 576.880
Navarra (Comunidad Foral de) 150.680
País Vasco 1.055.055
Rioja (La) 52.240

– Motivo de la visita.

2006
TOTAL MOTIVOS 58.451.141
Ocio, vacaciones 46.061.242
Trabajo y negocios, ferias,
6.263.652
congresos
Personal (familiares, salud,
4.033.630
compras)
Otros motivos 1.666.996
Sin especificar 425.620

228 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

– Alojamiento utilizado.

2006
TOTAL ALOJAMIENTO 58.451.141
Hoteles y similares 36.610.750
Vivienda gratuita (propia, familiares) 12.982.068
Vivienda alquilada 4.739.632
Otros alojamientos 3.693.070
Sin especificar 425.620

Sopa de letras

En la siguiente sopa de letras están escondidos quince términos que hemos trabajado
en esta unidad. El ejercicio consiste en descubrir cuáles son estos términos y explicar
con tus palabras lo que significa. Si además es una empresa, explica cómo se clasifica
y las características esenciales.

P A V R G G M A Y O R I S T A T A L S T
R W R P A R A D O J A D E L O C I O E L
O B E I B I X I S T A S F E T A D G N P
D G C X A U O H G I N F L A C I O N O S
U F U M C B C G O I O N T N I V J I J O
C V R O A U A E I V J I Z F I P A P A S
T R S U A T R B S P A P H A V S S M S T
O F O E H R G S V S S M J S A A T A P E
T D O A R E O Y I N I E Q S T T A C I N
U G D D Y Q I U L O C D U E L E S G R I
R F A A D A S E L O N O E H O F A O O B
I L C I S F E S M Q U I S O R I O N S I
S K R O I F M B G I I L S S G V J I I L
T Y E R Y V I R O P M I A T A P A P M I
I T M T O N P G I M E D T A A S S M E D
C R M G A T Ñ E H O T E L L F G H G O A
O D I D N E I R O T A C O S E R E O M D
G F O E M R O U F S T W R P A R N I S Z
B T L R E F R P E E L B E I B I O K I G
T T O A G O A O R E R G C X A U J I R O
U A H R B I S I T S T F U M C B A L U I
O A K F O U R B A E L D R J S T S O T L
M O C V G R A N D T O U R S E L E S G O

Solución:
Inflación, mayorista, paradoja del ocio, hotel, grand tour, producto turístico, mercado,
recurso, oferta, hostal, camping, turismo emisor, sostenibilidad, excursionista, viaje com-
binado.

HOSTELERÍA Y TURISMO 229


Programación Didáctica

Unidad Didáctica 3: Análisis de los recursos turísticos del


entorno

Actividad de evaluación inicial de identificación de recursos turísticos

Sabes que cuando un destino turístico estructura su oferta turística, ha de identificar


siempre tres grandes elementos: los recursos turísticos, las infraestructuras y las em-
presas que ofrecen servicios turísticos.
En esta unidad vamos a centrarnos en el primer elemento, los recursos turísticos. Como
sabes, son la atracción principal del turista. Para que un municipio pueda crear produc-
tos turísticos, es condición necesaria que cuente con algún tipo de recurso, pues si no,
no habría ningún turista interesado en visitar ese espacio.
Pues bien, la actividad que vas a hacer consiste en clasificar los siguientes elementos
en recursos, infraestructuras o empresas turísticas. Justifica tus respuestas.
– Playa de La Malagueta.
– Chiringuitos de “pescaíto” frito.
– Lince ibérico del Parque Nacional de Sierra Nevada.
– Paseo marítimo de Torre del Mar.
– Castillo de Gibralfaro.
– Palacio de Congresos de Málaga.
– Parador de Gibralfaro.
– Restaurante El Tragabuches de Ronda.
– Casas-Cueva de Guadix.
– Oficina de Turismo.
– Tívoli World.
– Señalización turística.
– Puerto de Málaga.
– Hotel con encanto.
– Pizzería Pizza-Hut.
– Bodegas de la denominación de origen de Málaga y de la de Sierra de Málaga.
– Barceló Viajes.
– Parque de ocio Plaza Mayor.
– Palacio de Congresos de Córdoba.
– Mirador de San Nicolás (mirador de La Alhambra situado en el barrio del Albaicín).

230 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

Unidad Didáctica 5: Planificación territorial para productos


turísticos locales y regionales

Análisis del Plan de Playas Divertidas de Andalucía

Lee el Plan de Playas Divertidas de Andalucía y contesta a las siguientes preguntas:


1. ¿Qué tipos de playas existen tradicionalmente? ¿Qué nuevas modalidades de pla-
yas crea este plan? Explica los cuatro tipos nuevos.
2. ¿Cuál es el marco de actuación del plan en tu provincia?
3. ¿Cuál es el Objetivo General del plan?
4. Enumera tres Objetivos Intermedios del plan.
5. ¿Qué medidas se adoptarán para lograr el Objetivo Intermedio de mejorar la calidad
de las playas?
6. ¿Y para lograr el de potenciar el tejido empresarial que actúa en la playa?
7. Una de las líneas de actuación es la de fijar los equipamientos, servicios e infraes-
tructuras. ¿Podrías poner ejemplos de algunas zonas de actividades deportivas y de
ocio a las que se refiere el plan?
8. Otra línea de actuación es la de crear una playa fácil. ¿Qué es esto?
9. Describe el logo del plan (es decir, explica el lema, los colores, las formas, etc.).
10. Enumera tres actividades educativas que se realizarán en las playas según el plan.
11. Haz lo mismo con las actividades culturales.
12. Cita cuatro actividades lúdicas.
13. ¿Qué medios publicitarios emplearán para promocionar el plan?
14. ¿Qué es el “Día Divertido”?
15. ¿Quién es “Playita”?
16. “Con todo, para tod@s”. Ése es el lema del plan, ¿qué significa?
17. ¿Por qué crees que han titulado así (“Playas Divertidas”) a este plan?

Solución:
1. Tradicionalmente, se clasificaban como sigue:
– Por sus características territoriales: urbanas, aisladas y de alto valor ecológico.
– Por su uso turístico: uso intensivo y uso medio.
Según el Plan se clasifican en:
– Playa cuatro estaciones: abierta y viva durante todo el año y que podría englobar
desde uno hasta la totalidad de los subconceptos siguientes.
– Playa verde: caracterizada por sus zonas verdes, un “Oasis de vegetación y frescor”.

HOSTELERÍA Y TURISMO 231


Programación Didáctica

– Playa de noche: aprovechando al máximo los recursos que nos ofrecen las playas
urbanas, en una sesión sin descanso que permitiría abarcar así todos los gustos.
– Playa fácil: otro de los retos que se marca el Plan de Playas Divertidas es hacer
completamente accesibles las principales playas de Andalucía, siendo esta catalo-
gación independiente y complementaria al resto de propuestas de uso turístico de
las playas.

2. Por ejemplo en la provincia de Málaga: Manilva, Casares, Estepona, Marbella, Mijas,


Fuengirola, Benalmádena, Torremolinos, Málaga, Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga,
Algarrobo, Torrox y Nerja.

3. Estimular el papel de la playa como componente básico del turismo de litoral y fortale-
cer su atractivo de cara a visitantes y residentes.

4. – Fijación de los equipamientos, servicios e infraestructuras según tipología y uso


predominante.
– Priorizar las actuaciones que mejoren la accesibilidad.
– Impulsar la calidad de las playas andaluzas.
– Potenciar el tejido empresarial local que actúa en la playa.
– Impulso de las actividades deportivas.
– Crear y difundir la nueva imagen turística de las Playas Andaluzas.
– Concienciar al turista y al ciudadano y al turista en la protección y puesta en valor
de las Playas Divertidas de Andalucía.

5. Apoyo a la adopción de sellos de calidad turística y medioambiental.

6. – Impulso de las actividades deportivas.


– Apoyo de proyectos vinculados con la salud, el relax y la belleza.
– Impulso de proyectos gastronómicos.
– Subvención de proyectos.

7. – Voley-playa, golf, petanca, ping pong, tenis, juegos infantiles u otros.


– Zonas Verdes.
– Zonas recreativas para niños.
– Elementos que faciliten la accesibilidad de los discapacitados.
– Duchas, lava pies y fuentes, preferentemente en zonas verdes.
– Vestuarios de madera.
– Aseos de madera.
– Papeleras.
– Servicio de limpieza de la playa: máquinas limpia-playas y anfibios.
– Puestos de Salvamento.

232 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

– Torres de Vigilancia.
– Banderas de Peligro.
– Caseta de Información Turística.
– Megafonía.
– Pasarelas en la playa.
– Balizamiento.
– Señalización.
– Cualquier otro elemento que, no estando comprendido dentro de los anteriores y
teniendo la consideración de gasto subvencionable con FEDER en los supuestos de
cofinanciación, pueda servir para la prestación de servicios que redunden en una
mayor calidad en las playas o sirvan para esparcimiento u ornato de éstas.

8. Otorgar el sello de “Playa Fácil” a aquellas playas urbanas y no urbanas que reúnan las
condiciones y requisitos de accesibilidad establecidos por la Consejería de Igualdad y
Bienestar Social para las playas andaluzas:
1. Zonas de estacionamiento. Si existe una zona de aparcamiento próxima a la playa,
todo punto accesible contará con plazas reservadas al uso de personas con discapa-
cidad. Además se debe garantizar una conexión peatonal universalmente accesible
de las plazas reservadas con el paseo o sendero longitudinal si lo hay y, en caso de
que no exista una vía de este tipo, con las infraestructuras de acceso a la playa. Esto
implicará la ejecución de todos los vados y otras obras que sean necesarias.
2. Paseo marítimo o sendero longitudinal. Cuando una playa objeto de actuación
disponga de paseo marítimo o sendero peatonal, la actuación comprenderá las
obras necesarias para que estas zonas de tránsito cumplan con todos los requisitos
exigidos a cualquier itinerario peatonal accesible en toda su longitud y no sólo en
los tramos asociados a algún punto de playa accesible. Los quioscos y servicios
públicos que allí puedan instalarse deberán garantizar el acceso universal.
3. Infraestructura de acceso a la playa. El acceso a la playa desde el paseo marí-
timo, sendero peatonal, márgenes de la carretera, acera y aparcamiento debe ser
posible para la generalidad de la población. Para ello, todo punto de playa que se
habilite como accesible deberá contar con las infraestructuras idóneas para cada
caso, incluyendo rampas para salvar diferencias de nivel, pasarelas de madera so-
bre pilotes en terrenos poco coherentes o dunares y vados.
4. Itinerario sobre la playa. Un punto de playa accesible dispondrá obligatoriamente
de itinerarios sobre la playa. Estas infraestructuras apoyadas en la arena serán de
tipo fijo en el tramo de playa que queda por encima de la línea de pleamar, y se
completarán con itinerarios no fijos de características apropiadas para alcanzar la
orilla del mar.
Cuando se justifique por razones técnicas, podrá prescindirse del itinerario no fijo,
quedando así únicamente garantizado el acceso universal hasta la arena mojada y
recibiendo la consideración de punto practicable.
5. Instalaciones y servicios. Todo punto accesible deberá contar con vestuarios y
cabinas de aseo. Como quiera que para ciertas personas con discapacidad este
tipo de instalaciones resulta muy necesaria a la hora de hacer uso de la playa, no

HOSTELERÍA Y TURISMO 233


Programación Didáctica

podrá calificarse de accesible un punto de playa que no disponga de aseos y ves-


tuarios. Cuando estén situados dentro de la playa, deberán ser totalmente accesi-
bles por un itinerario sobre la misma sin que existan diferencias bruscas de nivel en
el recorrido.
De esta forma, con la certificación de accesibilidad “Playa Fácil”, gestionada y
evaluada por las propias personas con movilidad reducida, se hace partícipe a este
colectivo de su propio futuro, y de la mejora en su aprovechamiento de las playas.
Ellos deciden qué playa es fácil o no.

9. Los colores que emplea son el azul, amarillo y verde, relacionados con los principales
productos turísticos que ofrece Andalucía, en especial, con el turismo de sol y playa. El
verde es por la bandera de la Comunidad. En el lema emplea una arroba, con lo que
transmite modernidad y adaptación a los nuevos tiempos. Hay dos dibujos, un sol y una
ola del mar, de nuevo, para resaltar la idea del producto Turismo de sol y playa.

FUENTE: PLAN DE PLAYAS DIVERTIDAS DE LA CONSEJERÍA DE TURISMO, COMERCIO


Y DEPORTE DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA.

10. a) Interpretación del entorno paisajístico y medioambiental: ideal, como ya he-


mos señalado, para desarrollarse en Playas de Alto Valor Ecológico. En ellas, se
podrán crear rutas que, a través de señalización explicativa y mapas, junto a la
ayuda de monitores especializados, permitirán dar a conocer los valores medioam-
bientales de cada playa.
b) Puntos de lectura y estudio: leer o estudiar en la playa, lo que podría ser un pla-
cer, acompañados por la brisa marina y el sonido de las olas, que ayuda a la con-
centración, a veces se convierte en una tarea difícil y casi siempre, incómoda. Se
hace necesario habilitar espacios sombreados y tranquilos para estos menesteres.
Los niños ya no tendrán excusa para no terminar las tareas que les imponen en el
colegio para el periodo estival.

234 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

c) Talleres náuticos: esta actividad es idónea para realizarse en playas próximas a


puertos deportivos, pero no es absolutamente necesario que tengan esta caracte-
rística. En realidad se trata de dar a conocer, de forma general los trabajos relacio-
nados con el mar y, en concreto, con la navegación.
Desde hacer nudos marineros, hasta la historia de la navegación (con anécdotas,
batallas, hundimientos y naufragios), pasando por la interpretación, al nivel más
sencillo, de cartas náuticas. El taller podría completarse con un paseo a bordo de
una embarcación, siempre con la compañía de un monitor.
d) Talleres de pesca: conocer los materiales y utensilios propios de la pesca en cada
playa, en cada zona del territorio andaluz; aprender a usarlos; saber qué especies
podemos encontrar; y saber también qué especies no se deben pescar… Esto es
lo que proponemos en este “Taller de Pesca (Sostenible)”, haciendo hincapié en el
respeto por el medio ambiente y la conservación de las especies protegidas.
e) Enseñanza de deportes: incluimos en la sección de actividades educativas aque-
llas que, tratándose de deportes, tienen un sentido no de práctica o competición,
sino de aprendizaje. De este modo incluimos la enseñanza de deportes como la
natación (para niños, vigilados siempre por monitores especializados), el submari-
nismo (donde se establecerán varios niveles de dificultad y se tendrá en cuenta los
conocimientos previos de los participantes), deportes náuticos (surf, vela…), etc.
f) Espacios de recreo para niños: aunque no se trata propiamente de una activi-
dad educativa, incluimos esta sección dedicada a los más pequeños, donde con
personal especializado que pueda velar por su cuidado y su seguridad, los niños
podrán disfrutar de un espacio propio, con zonas de sombra, actividades lúdicas,
equipamientos para sus juegos, etc. Una iniciativa que, paralelamente, permitirá a
los padres disfrutar de la playa ¡con la tranquilidad de saber que sus hijos disfrutan
protegidos del entorno natural de las playas!

11. – Cine de verano, recuperando una tradición muy popular en muchos de nuestros
pueblos y ciudades, ahora en la playa.
– Teatro, para niños y mayores, representando a clásicos y contemporáneos, con
montajes sobrios o espectaculares: obras para todos los gustos.
– Conciertos, mejor en una playa, que en una sala cerrada; los conciertos se hacen,
si cabe, más atractivos para el público.
– Cuentacuentos: en la arena, en torno a una hoguera, los niños se reúnen para
escuchar las historias más fascinantes, llenas de fantasía.
– Clases de baile.
– Concursos de fotografía “Retrata tu playa”.
– Concursos de esculturas de arena “Más que castillos”.

12. – Hidropedal: muchas de nuestras playas ya cuentan con esta opción y sigue siendo
una actividad muy demandada. Se trata en esta ocasión de generalizar esta cos
tumbre, dotando a las playas de los correspondientes equipamientos.
– Barbacoa: también es ya un uso frecuente. Se hace muy conveniente habilitar
espacios para que puedan realizarse barbacoas, sin influir negativamente sobre el
medio ambiente, para lo cual será necesario llevar a cabo una campaña de con-
cienciación ciudadana.

HOSTELERÍA Y TURISMO 235


Programación Didáctica

– Espectáculos de animación: a partir de ahora, malabaristas y saltimbanquis,


gigantes y cabezudos, bailarines y mimos, llenarán las playas andaluzas de color y
alegría, convirtiéndolas en “Playas Divertidas”.
– Fuegos artificiales: no hace falta que sea un día festivo para que este espectácu-
lo de luz y color llene las playas nocturnas de vida.
– Cometas: el viento que a veces se hace tan molesto para disfrutar de un baño o
tomar el sol, se convierte en elemento indispensable para volar cometas y hace de
las playas andaluzas espacios idóneos para este tradicional juego.
– Comercio de calidad y mercados artesanos: como actividad complementaria
proponemos la habilitación de espacios vinculados a la playa para instalar comer-
cios y mercados artesanos, un incentivo más para las pequeñas y medianas em-
presas que actúan allí.
13. a) Spots publicitarios en televisión: a nivel nacional, en cadenas generalistas
(TVE1, La 2, Antena 3, Telecinco y Canal Plus) y autonómicas (Forta, incluyendo
Canal Sur). El objetivo es lograr que el turista español decidido a desplazarse a la
costa sin salir del país escoja las playas andaluzas.
Asimismo, para entrar en circuitos extranjeros, se escogerían las cadenas televisi-
vas de mayor audiencia en aquellos países exportadores de turistas para España; y
se buscaría la emisión de publirreportajes en canales temáticos de calado interna-
cional como Discovery Channel o Nacional Geographic, haciendo especial hincapié
en los aspectos naturales de las playas; y en aquellos canales temáticos encami-
nados al propio turismo (Viajar, Odisea).
b) Cuñas publicitarias radiofónicas: a nivel nacional, se buscaría la presencia en
las emisoras generalistas (RNE, SER, COPE, Onda Cero, Punto Radio, etc.) y auto-
nómicas (incluyendo a Canal Sur); buscando un hueco en los programas de mayor
audiencia del espectro radiofónico nacional.
c) Anuncios en prensa: la campaña se extendería igualmente a los rotativos nacio-
nales de mayor tirada y a aquellos periódicos con amplia difusión en provincias es-
pañolas que envíen turistas a las costas (Comunidad de Madrid, País Vasco, etc.).
Igualmente es vital la publicación de reportajes en aquellos suplementos de viajes
de los grandes diarios nacionales así como en la prensa deportiva, la que mayor
número de lectores tiene.
La prensa especializada en turismo y viajes conforma otra de las plataformas pu-
blicitarias en prensa. Incluimos aquí la publicación de reportajes y anuncios en las
revistas Ronda (Iberia) o Paisajes (Renfe).
A nivel extranjero, se buscaría presencia en los rotativos y revistas especializadas en turis-
mo de aquellos países tradicionalmente exportadores de turistas a las costas andaluzas.
Asimismo, la prensa sería un soporte ideal para el lanzamiento de un CD interactivo
relacionado con las “Playas Divertidas de Andalucía” que iría acompañado de un
obsequio –relacionado con la playa: flotador, toalla, balón de playa, etc.– el primer
domingo de la temporada estival.
d) Internet: la red constituye otro medio de comunicación idóneo para la promoción
de las playas de Andalucía. El desarrollo publicitario se llevaría a cabo en aquellas
páginas web más visitadas en España y el resto de Europa.

236 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

Se prestaría especial atención a los grandes portales y a sus secciones de viajes y


turismo.
Esta acción estaría ligada al diseño y puesta en marcha de un espacio específico
en nuestro portal de las playas de Andalucía, adscrito al espacio en Internet de la
Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, pero independiente del mismo.
El correo electrónico o e-mail juega otro papel fundamental en la estrategia de difu-
sión a través de Internet. Manejar bases de datos de turistas potenciales o asiduos a
las playas andaluzas, junto a listados de empresarios turísticos (agencias de viajes,
turoperadores, etc.) permitiría utilizar el mailing como una plataforma de promoción
solvente.
e) Otros soportes: vallas publicitarias, marquesinas o mobiliario urbano estarían en-
tre los posibles soportes a los que extender la campaña publicitaria de “Playas
Divertidas de Andalucía”.
Junto a ello, el dinamismo del transporte supone una plataforma de lanzamiento
idónea para la difusión de este destino turístico andaluz:
– Metro: en Madrid, Bilbao, Barcelona y Valencia. Y en aquellas redes de metro
europeas con cierta presencia (Londres, París, Roma, Berlín, etc.).
– Autobús: líneas de transporte público en aquellas ciudades susceptibles de
exportar turistas a Andalucía, primordialmente españolas.
– Taxis: flotas de taxis en aquellas ciudades susceptibles de exportar turistas a
Andalucía, procedentes de toda España.
f) Patrocinios: el patrocinio deportivo aseguraría la difusión de la marca “Playas
Divertidas de Andalucía” por toda la geografía andaluza. Diversos clubes en diver-
sas disciplinas deportivas serían idóneos para la difusión de nuestras playas en
los escenarios deportivos, sin embargo, la formación de un equipo de vela bajo
el nombre “Playas Divertidas de Andalucía” –por la relación de este deporte con
el mar– o la inclusión de la marca entre los patrocinadores de alguna formación
ciclista –de trascendencia en época estival– supondrían una acción publicitaria
interesante.
Entre los clubes futbolísticos, el deporte de mayor calado entre la sociedad, un
Cádiz CF de Primera División junto al Málaga CF constituirían dos opciones viables
para colocar las “Playas Divertidas de Andalucía” en primera línea nacional.
14. Con el objetivo de extender las “Playas Divertidas de Andalucía” más allá de las capi-
tales de provincia costeras de la Comunidad Autónoma, su presentación inicial llegaría
hasta primera línea de éstas, a través de una Caravana de la Playa que iría recorriendo
el litoral andaluz haciendo parada en los municipios costeros.
Dicha estación de la Caravana de la Playa supondría la celebración a lo largo y ancho
de nuestra geografía costera del “Día Divertido” de la Playa de Andalucía, que contaría
con espectáculos y toda la información sobre las Playas Divertidas gracias a un auto-
bús-aula de interpretación de la nueva marca turística.
En este sentido, ya se han programado una serie de fiestas del Proyecto Turístico “Pla-
yas Divertidas de Andalucía” que tendrán lugar en diversos enclaves del litoral andaluz
con actuaciones artísticas y otros espectáculos.

HOSTELERÍA Y TURISMO 237


Programación Didáctica

15. Las “Playas Divertidas de Andalucía” contarán con una representación de lujo cara a
su promoción: “Playita”, una mascota encargada de acercar agua y arena a los más
jóvenes y a sus familias.
“Playita” estará presente en aquellas acciones de promoción más amenas del Plan
Turístico “Playas Divertidas de Andalucía”, como la Caravana de Playa o el Bonoplus
Divertido, y será protagonista de un videojuego educativo destinado a difundir el respeto
y cuidado de nuestras playas entre los más pequeños y sus familias.

16. – Playas con todos los equipamientos necesarios para su aprovechamiento y disfrute.
– Playas con todas las actividades necesarias para un plus de ocio.
– Playas accesibles para tod@s y diseñadas para tod@s.

17. Esta pregunta tiene una respuesta más subjetiva. Se establecerá un breve debate en
clase.

Crucigrama

Sitúa en el cuadro el concepto al que se refieren las siguientes definiciones:


Verticales:
1. Figura de mayor protección de un espacio natural.
2. Organismo encargado de declarar un bien Patrimonio de la Humanidad.
3. Teatro declarado “Monumento” según nuestra Ley de Patrimonio Histórico An-
daluz.
4. Sierra de Málaga declarada Reserva de la Biosfera y Parque Natural.
5. Lugar de destacado interés por razón de su origen, historia, valores estéticos,
sensoriales, etcétera.
6. Espacio natural de Andalucía declarado Patrimonio de la Humanidad.
Horizontales:
7. Espacio andaluz declarado Reserva de la Biosfera y Parque Natural.
8. Actividad prohibida en las playas según nuestra Ley de Costas.
9. Siglas de un instrumento que se redacta cuando un espacio natural es decla-
rado “Parque” o “Reserva”.
10. Dominio público marítimo-terrestre.
11. Siglas referidas a la agrupación de los 150 espacios naturales protegidos que
existen en Andalucía.
12. Yacimiento romano destinado a la elaboración de aceite situado en Antequera.
13. Primer Parque Nacional declarado en España.
14. Fuengirola y Santiponce lo son.
.../...
238 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Ejemplo de Programación Didáctica

.../...

P
A
R
Q
U
E
N
A
C
I
O
N
A
L

Solución

M U N I C I P I O T U R I S T I C O
P O R N
E
S G
C R D
C A Z O R L A O P
Z Ñ A
R I B E R A D E L M A R E S T A C I O N R M I E N T O
L N E Q
J E E L G A L L U M B A R U
A M V E
R E N P A A N
D N A
P I C O S D E E U R O P A T C
N E I
H S O
I N
S A
T L
O
R
I
C
O

HOSTELERÍA Y TURISMO 239


Programación Didáctica

Unidad Didáctica 8: Investigación de mercados como fase


previa al desarrollo de productos turísticos locales y regionales

Identificación de métodos según objetivo de la Investigación

Di qué método de investigación (cuantitativo o cualitativo) consideras más idóneo para


realizar las siguientes investigaciones. Justifica tu respuesta.
– Expectativas de los turistas japoneses que viajan a España.
– Distribución de las llegadas de turistas por medio de transporte.
– Gasto medio de los turistas de la Costa del Sol.
– Eficacia de la campaña publicitaria de Turespaña.
– Edad, sexo y nacionalidad de los turistas que se alojan en campamentos de turismo.
– Calidad de los servicios ofrecidos por la competencia.
– Imagen percibida por el turista de un destino determinado.

Clasificación de fuentes

Imagina que trabajas en el área de turismo de un Ayuntamiento y estás realizando una


investigación con el fin de conocer las posibilidades de éxito de un nuevo producto tu-
rístico que estás creando. Clasifica las siguientes fuentes de información en primarias
o secundarias y en internas o externas.
– Resultados de unas encuestas que se pasaron a los turistas que visitaron el destino
en los últimos meses en las que se les pedía que expresasen su opinión en cuanto
a la seguridad del destino.
– Resultados de unas encuestas que hemos elaborado con el objeto de conocer la
opinión de los turistas en relación al nuevo producto que queremos comercializar.
– Noticias de prensa del periódico Ideal, El País y ABC.
– Campaña publicitaria de Turespaña.
– Resúmenes estadísticos con el número de llegadas de turistas en otros municipios
cercanos al nuestro.
– Barómetro Mundial del Turismo de la Organización Mundial del Turismo.

Investigación de mercados: perfil del turista de la localidad

Vas a realizar una investigación del mercado turístico de tu localidad. Nos vamos a cen-
trar en el siguiente tema, el cual le va a dar título a tu trabajo: “Perfil del turista que visita
la localidad”.
.../...
240 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA
Ejemplo de Programación Didáctica

.../...
Algunos de los aspectos que has de tratar son los siguientes:
Procedencia Nivel económico
Sexo Edad
Nivel de estudios Profesión
Características del grupo vacacional Frecuencia de las visitas
Estancia media Medio de transporte
Tipo de alojamiento Gasto (diario o global)
Distribución del gasto Modo de organizar el viaje
Cómo conoció el destino Motivo del viaje
Motivación principal Satisfacción (pregunta cerrada)
Lo mejor y lo peor (pregunta abierta) Si lo recomendaría
Si repetiría Definición del destino con una palabra o frase

A la hora de comenzar la investigación, has de tener claro si la quieres realizar sobre los
visitantes de tu localidad o bien, sólo centrarte en un tipo de éstos, turistas o excursionis-
tas (pues los hábitos de consumo, y en general el perfil de ambos, serán diferentes).
Como fuentes de información, te sugiero que emplees la encuesta personal (tanto a tu-
ristas como a organismos del sector –oficinas de turismo, hoteles, restaurantes y demás
empresarios–), la consulta de estadísticas de turismo (ayúdate de la práctica en Internet
que has realizado en ejercicios anteriores) y lee la prensa local o estate pendiente de los
telediarios por si aparece algo al respecto. Para terminar, un poquito de “observación”
puede darte algo más de información.
Las partes mínimas que ha de contener tu trabajo son las siguientes:
– Introducción (es una breve presentación de tu trabajo, como el prólogo de un libro).
– Objetivo de la investigación.
– Fuentes de información.
– Método y técnicas empleadas.
– Selección de la muestra.
– Cuestionarios utilizados (incluye una copia de los que hayas empleado, pero no todos
los que hayas pasado con sus correspondientes respuestas). Por cierto, recuerda que
posiblemente tengas que usar diferentes idiomas para realizar tu investigación.
– Informe final. Ésta es la parte más importante, donde recogerás las conclusiones obteni-
das tras la consulta de todas tus fuentes de información. No olvides incluir algún gráfico
acompañando las explicaciones, pues hace más amena la lectura del trabajo y lo carga
de valor; para ello, puedes emplear el asistente para gráficos de Microsoft Office Excel o
de Open Writer Calc (depende del sistema operativo que emplees).
El trabajo se realizará por grupos de dos alumnos. Posteriormente, se harán exposiciones
de los mismos, de una duración de unos diez minutos. En las mismas, cada grupo con-
tará las líneas de trabajo de su investigación y las grandes conclusiones que ha recogido
en su informe. Tras las exposiciones, se puede iniciar un debate con todo el grupo acerca
de las medidas que se podrían adoptar en nuestro destino, a partir de las conclusiones
obtenidas y, a fin de mejorar nuestro sector turístico.

HOSTELERÍA Y TURISMO 241


Programación Didáctica

Unidad Didáctica 9: El comportamiento del consumidor/usuario


de productos turísticos locales y regionales
Segmentación del mercado según distintos criterios

En esta unidad hemos visto que cada vez son más las cadenas hoteleras que diversifi-
can su producto y lo orientan a segmentos específicos del mercado, como por ejemplo,
Sol Meliá con sus diferentes marcas (Paradisus Resort, Gran Meliá...). Investiga sobre
las características, tipo de clientela, etc., de las distintas marcas ofrecidas por las si-
guientes cadenas hoteleras:
– Sol Meliá (consulta la web www.solmelia.com)
– Accor (consulta la web www.accorhotels.com)

Solución:
Sol Meliá Hotels & Resorts
Se comercializan bajo las marcas Meliá, ME by Meliá, Tryp Hoteles, Sol Hoteles, Para-
disus Resorts y Sol Meliá Vacation Club:
– Meliá Hoteles, La marca más emblemática y reconocida de la empresa. Hoteles
Urbanos y de Playa. La marca Meliá engloba tres marcas:
* Meliá Boutique, hoteles pequeños con encanto.
* Gran Meliá , hoteles donde el lujo es la norma.
* Meliá all inclusive, hoteles vacacionales con todos los servicios incluidos.
– Me by Melia, es la última marca de la empresa, una apuesta por la modernidad.
– Tryp Hoteles, hoteles urbanos muy funcionales.
– Sol Hoteles, hoteles de playa para familias.
– Paradisus Hotels & Resorts, el lujo del all-inclusive o todo incluido, magníficos
resorts en el Caribe.
– Sol Meliá Vacation Club, marca con la que se ha iniciado en el negocio inmobiliario.

Accor
Se comercializan bajo las siguientes marcas:
– Sofitel: es la maraca de prestigio de Accor.
– Novotel: marca internacional de hoteles contemporáneos y agradables tanto para
los negocios como para las estancias de ocio.
– Mercure: hoteles que reflejan el carácter de las regiones de los países en los que
se ubican.
– Suitehotel: una forma diferente de vivir un hotel, nuevos espacios, nuevo confort,
nuevas libertades, suites de 30 m2.

242 PROFESORES DE ENSEÑANZA SECUNDARIA


Ejemplo de Programación Didáctica

– All seasons.
– Ibis: hoteles de precio económico.
– Etap: hoteles económicos, confort plus.
– Formule 1: hoteles económicos para dormir y seguir viajando, parecidos al concep-
to de motel.
– Motel 6: moteles económicos.
– Studio 6: hoteles económicos para estancias prolongadas en Estados Unidos y
Canadá (parecido al concepto de hotel-apartamento o apartamento turístico).
– Accor Talasha: hoteles especializados en la oferta de servicios de talasoterapia,
puesta en forma y bienestar para el cuerpo.

Lectura: “Glamour hotelero en el fondo de los océanos”

Lee el siguiente texto y contesta a las preguntas que encontrarás al final del mismo:
Glamour hotelero en el fondo de los océanos
Tres hoteles submarinos abrirán sus puertas próximamente
Los amantes del océano tendrán la oportunidad de echarse en sus brazos y conocer
sus secretos. Dormir arropado por el lecho marino, ver a los peces juguetear alrededor
o sentir que el estrés se libera al compás del baile ondulante de las algas son algunas
de las experiencias que los huéspedes de los tres hoteles submarinos que están en
construcción en Fiji, Dubai y Shangai podrán vivir.
Toda una nueva experiencia para aquellos que gustan de la tranquilidad del mar, para
los empresarios que busca lugares diferentes de reunión o para aquellos que quieran
cambiar la luna por un mar de miel en su noche de bodas.
La era de los hoteles submarinos será inaugurada cuando se corte la cinta del Hotel
Hydrópolis, sumergido en las playas de Dubai, que planea recibir a sus primeros huéspe-
des a finales de este año. Las 220 suites que conforman el establecimiento están a 20
metros debajo de la superficie del Golfo Arábico, en la Playa Jumeirah. Su construcción
costará 437 millones de euros.
El Poseidón Undersea Resort, que se instalará en Fiji, abre a principios de 2009 y ya
son cientos de personas las que han hecho su reservación para estar entre los primeros
huéspedes del hotel cinco estrellas.
Las 24 suites y un apartamento de lujo que conforman el hotel, ubicado a 12 metros
bajo el mar, están hechas en un 70% de acrílico de 4 pulgadas de espesor, permitiendo
ver los jardines de coral y el entorno del océano. Para proteger la privacidad, las habita-
ciones tienen una pantalla especial que recubre las ventanas.
La estancia en el Poseidón tiene un coste de 21.700 euros por pareja a la semana, e
incluye transporte al complejo, 4 noches en la villa de lujo ubicada en la playa; 2 noches
en una suite bajo el agua, y expedición en submarino de lujo, entre otras experiencias.
También se pueden hacer reservas corporativas: Poseidón tiene un programa para reci-
bir a 72 ejecutivos y sus esposas. El precio por el uso de todas las instalaciones es de
2,2 millones de euros por siete días y seis noches.
.../...
HOSTELERÍA Y TURISMO 243
Programación Didáctica

.../...
China, cuna de grandes conglomerados empresariales, no se queda atrás, y para 2009
se ha planeado abrir el Shangai Shimao Wonderland, un hotel cinco estrellas ubicado en
Sheshan. El proyecto constará de 300 habitaciones situadas en la superficie, así como