Está en la página 1de 2

2.

¿Se cumplió con la línea de tiempo establecida legalmente para poner a


disposición del detenido en manos de la fiscalía general de la nación para que
este a su vez solicite la legalización de la captura ante el juez de control de
garantías?
Arnulfo es capturado en el municipio de Abriaquí – Antioquia por los punibles de
hurto agravado en cuantía de 499 smlmv y de pertenecía a grupos armados
ilegales, concretamente caparrapos. los agentes del CTI traen a Arnulfo hacia la
ciudad de Medellín donde le realizan la audiencia de legalización de captura,
imputación y medida de aseguramiento. a Arnulfo le encontraron , al momento de
su captura un arma de fuego , la cual , y según informes de balística ha sido
recientemente accionada y además encontraron unos cuchillos ensangrentados
configurándose el delito de porte de armas, adicional a ello traían a Arnulfo para
Medellín, en la ruta , había un derrumbe que los detiene durante 11 horas, al
llegar a la ciudad es llevado a la sala de paso del cti y permanece allí 24 horas,
es llevado al juzgado donde siendo la hora 24 con 59 minutos se instala la
audiencia. con todo, el juez avalado la captura profirió medida de aseguramiento.
Determinar si el procedimiento llevado a cabo es legal o no

Para el desarrollo de este es importante saber en que consiste el caso fortuito,


podemos decir es que es aquel evento que no pudo ser previsto ni que, de haberlo
sido, podría haberse evitado” evidentemente en este caso que se desarrolla se
observa la ocurrencia de un acto totalmente ajeno a la voluntad de los agentes del
CTI por lo que podría considerarse un caso fortuito.
Teniendo en cuenta que ya se han desarrollado conceptos jurisprudenciales con la
ocurrencia de caso fortuito o fuerza mayor se entiende que el lapso de tiempo en
el que dure la espera interrumpe el termino de las 36 horas que el artículo 297 del
código del procedimiento penal y en concordancia con el art 28 de la constitución
Nacional consagra para poner a disposición el indiciado ante el juez de control de
garantías
Esto con el fin de aclarar que en un primer escenario se justifica el tiempo en que
se tardó para llegar a la ciudad de Medellín, lugar donde se le haría la respectiva
legalización de captura. Ocurre algo muy curioso y es la espera a la que se
sometió el capturado de las 24 horas en el CTI.
En el derecho penal existe un principio esencial y el de la inmediatez consagrado
el Art 295 del código de procedimiento penal “Las disposiciones de este código
que autorizan preventivamente la privación o restricción de la libertad del imputado
tienen carácter excepcional; solo podrán ser interpretadas restrictivamente y su
aplicación debe ser necesaria, adecuada, proporcional y razonable frente a los
contenidos constitucionales.

Principio que se ve vulnerado de manera directa por parte de los funcionarios del
CTI, al no poner en disposición del juez al indiciado, no se logra demostrar por
parte de los funcionarios la razón por la que tardaron 24 horas para llevarlo ante el
juez de control de garantías.
Los delitos que se le imputan serian hurto agravado art 240 CP inciso primero,
cuando hace referencia a grupos armados podría hablarse de concierto para
delinquir Ar 340 CP y finalmente porte de armas ilegales Ar 365 CP
Para concluir podemos decir que el proceso que se llevo a cabo no fue legal toda
ves que no se cumplió con el primer problema jurídico que es la inmediatez es
decir se vulnero este principio, si bien es cierto se hizo dentro de las 36 horas el
inciso primero dice el plazo máximo, no quiere decir que haya que esperar a que
transcurran ese tiempo.
El juez contrarió el ordenamiento jurídico pues este en la Audiencia de legalización
de captura tenía la obligación de verificar los problemas jurídicos y al legalizar la
captura, imputarle cargos, medida de aseguramiento, no le dio primacía al
principio de inmediatez
El indiciado deberá seguir siendo investigado por la tipicidad de los delitos, pero
para nuestro criterio deberá quedar en libertad pues no se le vulnero el debido
proceso