Está en la página 1de 2

Erradicación manual y presencia militar: la mejor manera de

eliminar cultivos ilícitos

En Colombia el problema de la erradicación de cultivos ilícitos ha estado presente a lo


largo de su historia, para esto se han llevado a cabo múltiples planes que contenían
diferentes métodos de erradicación, unos con mayores índices de efectividad que otros, sin
embargo, para que se puedan erradicar estos cultivos efectivamente es necesario
implementarle a la erradicación manual una fuerte presencia militar desarrollada de manera
pacífica en las zonas de los cultivos, de esta manera desarrollando los métodos de
erradicación antes mencionados los cultivos ilícitos se reducirán
Como primera medida, al implementar la erradicación manual como método de
erradicación de cultivos ilícitos, se puede solucionar el problema en el sentido de eliminar
el cultivo como lo indica la UNODC (Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el
Delito) en su informe del año 2008, las ventajas que tiene este método es que logra una alta
efectividad, y no causa mucho problema a la salud de aquellas personas que desarrollan el
método, o de las personas que se encuentran alrededor del área. Sin embargo, la mayoría de
los cultivos ilícitos se encuentran en áreas con una alta presencia de grupos armados
ilegales, los cuales representan un alto peligro para las personas que van a realizar la
erradicación, esto se puede evidenciar en el caso de la macarena, ocurrido en el año del
2006 bajo el gobierno del presidente Álvaro Uribe, donde se inició el proceso con 930
erradicadores, y al cabo de un mes 620 de ellos se había retirado excusados en el peligro
latente que vivían con los grupos armados ilegales (Gonzales Plazas, 2007, p18). Otro
aspecto negativo que tiene la erradicación manual como lo menciona el ODC (Observatorio
de Drogas de Colombia, 2012), es que la mayoría de las veces ocurren resiembras en el
lugar donde se erradico el cultivo, debido a esto se requiere un mayor control después de la
erradicación en la zona
Por otra parte, la presencia militar logra suplir las necesidades de seguridad que tienen la
mayoría de los métodos de erradicación de cultivos ilícitos, sin embargo, no se llega a valer
por ella misma como único método de erradicación, debido a que es demasiado trabajo para
una sola institución, el método de erradicación manual es el que se ajusta más a esta
situación. Al estar presente el ejército, se pueden erradicar los cultivos de la manera que
menos afecte a las personas alrededor del área, y así el ejército se puede llegar a
especializar en el proceso del antes y después de erradicar la planta como es buscar minas
antipersonas, y fumigar el área
En múltiples ocasiones la presencia militar no ha ayudado mucho en situaciones donde se
requiere de su presencia para fines de seguridad, debido a que constantemente el ejercito
esta haciendo uso indebido de su poder o de sus armas, uno de los tantos ejemplos que
podemos ver de esto son los falsos positivos alrededor de los años 2000 a 2010, debido en
igual manera a la cantidad de disturbios que se han originado con los grupos armados
ilegales. Sin embargo, para el fin que se esta solicitando la presencia militar, el cual es
hacer un acompañamiento a los actores responsables de erradicar los cultivos manualmente,
se requiere que esta institución se comprometa a llevar a cabo una política tranquila y tener
como principal objetivo crear un entorno de paz en los lugares de erradicación

En base a la tesis planteada y esperando obtener los resultados esperados podemos apoyar y
complementar la postura del exministro de salud en el gobierno del expresidente Juan
Manuel Santos, Alejandro Gaviria quien de manera insistente ha mostrado con pruebas la
ineficacia de la aspersión aérea y en su lugar ha expresado que la mejor forma de acabar
con los cultivos ilícitos sin dejar de lado la integridad de las personas y del medio ambiente
es el método de erradicación manual. La manera como podemos complementar la posición
de Gaviria es adjuntando al método de erradicación manual una presencia militar pacifica,
de esta manera las personas que hacen parte de los programas de erradicación manual no
van a arriesgar su vida y su trabajo va a ser más seguro. Por otro lado, los grupos militares
con su presencia van a proteger y no van a tener tanto trabajo para tan pocos hombres que
realizan esta labor, pudiéndose centrar en actividades las cuales están más especializados.
Estas actividades son el registro de minas antipersonas para lograr tener el área de cultivos
despejada de posibles peligros, a su vez que se implementa la erradicación manual, el cual
no va a ser un método que represente un peligro directo a la salud de los soldados y las
personas que se encuentran alrededor de esta

Referencias
Gonzales Plazas S. (2007). La erradicación manual de cultivos ilícitos en la sierra de La
Macarena: un ejercicio sobre la futilidad de las políticas p.18
https://www.urosario.edu.co/urosario_files/09/098e73b3-9e90-4af1-968a-58c996c990c5.pdf

Observatorio de Drogas de Colombia (2012). Erradicación Manuel forzosa y aspersión


aérea http://www.odc.gov.co/Portals/1/Docs/PoliticaDrogas/Erradicaci%C3%B3n%20y%20aspersi
%C3%B3n.pdf

Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (2008). informe ejecutivo
encuentro nacional del programa presidencial contra cultivos ilícitos
https://www.unodc.org/documents/colombia/2013/Agosto/DA2013/Informe_Ejecutivo_ENDA_20
08_espanol.pdf

Polanco L.S. (2019, 20 de febrero). el eventual regreso del glifosato en palabras de frenando
Gaviria [ en línea]. Semana rural. https://semanarural.com/web/articulo/entrevista-con-alejandro-
gaviria/826