Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO

NOMBRE: Puse Vilela Ingrid Brigget

ESCUELA: Estadística

TEMA: Impacto de Inglaterra en el Perú

CURSO: Realidad Nacional

CÓDIGO: 171741-F

Desde la etapa republicana, la ascendencia británica en el Perú ha


aportado en la sociedad peruana con la fundación de diversas
instituciones, tanto comerciales como sociales. Entre las
instituciones comerciales más destacadas fundadas por británicos
están la Compañía Peruana de Ferrocarriles, la Pacific Steam
Navigation Company, la W. R. Grace and Company y la Anthony
Gibbs & Sons.
La colonia británica también fue responsable de la fundación de
importantes centros educativos tales como el Markham College, el
Colegio Peruano Británico, el Colegio San Silvestre, el Newton
College y el Colegio San Andrés y de otras instituciones como
la Asociación Cultural Peruano Británica y el Cementerio británico
antiguo de Bellavista.
Los británicos en el Perú también aportaron a la creación
de asociaciones y clubes que se distinguieron desde un inicio por
contar con tradiciones británicas muy propias. Entre estos, se
encuentra el Lima Golf Club, el Lima Cricket and Football Club,
el Lawn Tennis de la Exposición y el característico Phoenix Club.
Desde los inicios de la República hubo británicos que llegaron para
apoyar la causa independentista, la gran mayoría de ellos eran
militares que siguieron las banderas libertarias peruanas de la
época. Entre ellos, se encuentran Lord Cochrane, el
vicealmirante Martin George Guise (fundador de la Armada
Peruana), el general William Miller, el comandante Jorge Young
Holmes, el capitán Frederick Elmore y el general John Thomond
O'Brien, quien fue secretario y ayudante de campo de don José de
San Martín, también hubo hombres de negocio y agentes civiles
como Anthony Hyslop, quien escribió ampliamente sobre el
Libertador Simón Bolivar, a quien conocía. Algunos de ellos se
asentaron en el Perú, como William Miller o Martin George Guise,
que se casó con Juana María del Valle y Riestra.
También algunos de los primeros diplomáticos en el Perú fueron de
origen británico. Entre estos se encuentran Charles Thomas
Rowcroft, que fue asesinado durante la Guerra de Independencia, y
John Dartnell Loder, casado con una hija de Guise y cuyos nietos
fueron Emilio Althaus Dartnell y Jorge Chávez Dartnell.
Los británicos se establecieron principalmente en ciudades grandes
e importantes del Perú, como Lima y Trujillo, aunque la mayor parte
de estos inmigrantes se estableció en Lima. Actualmente la
comunidad peruana de origen británico se estima en unos 165 mil
descendientes entre directos e indirectos, equivalente alrededor del
0,5% del total nacional, lo que convierte a esta importante
comunidad en la tercera más extensa de Latinoamérica, después de
las comunidades británicas de Chile y Argentina.

El primero de ellos es el papel que ejerció Inglaterra en la


independencia del Perú. Asegura que no se puede hablar de la
lucha por nuestra emancipación sin el almirante Martín George
Guisse, el general Guillermo Miller y lord Thomas Alexander
Cochrane.

Un segundo aporte, asegura el historiador, está relacionado con la


modernización del comercio, la industria naval, la extensión de los
ferrocarriles y la expansión de nuevos negocios relacionados con
las finanzas y seguros. Con el concepto de libre mercado, el ingreso
de capitales británicos fue un gran cambio, ya que durante el tiempo
de la Corona española estaba sujeto a un sistema proteccionista.
Asegura que “no solo se modificó la economía, sino también las
formas de las relaciones económicas”.

El tercer aporte tiene que ver con el papel individual de los


migrantes. Pese a ser pequeña la Colonia, los hijos y nietos de
británicos ingresan a la vida pública con gran visibilidad. “Un nieto
de británico inventa la Inca Kola; otro es el primer héroe de la
aviación peruana, Jorge Chávez; y otro es Alfredo Salazar
Southwell”, afirma Novoa.

Ellos tienen la capacidad de formar asociaciones que perduran en el


tiempo. Novoa sostiene que hay “huella británica” en las
instituciones. Por ejemplo, la asociación cultural peruano-británica,
el Lima Cricket and Football Club y otras organizaciones que
continúan hasta hoy.

El historiador también destaca la mirada práctica de ver las cosas.


“Tal vez nosotros por la herencia virreinal, somos muy escolásticos”.
“Como manifiesta Richard Webb, un descendiente de ingleses, el
problema de los peruanos es que somos muy perfeccionistas.
Tenemos una tendencia de la idealidad de las cosas. Queremos
que nuestros políticos y nuestras instituciones sean perfectos, y
esto nos paraliza”, afirma el académico.

Apasionado en la historia, ahora Novoa proyecta publicar un libro


sobre Alfonso Ugarte y otro sobre la defensa de Lima durante la
Guerra del Pacífico para reconocer el papel de las reservas civiles
en este conflicto armado.

¿Gran Bretaña apoyó la independencia de nuestro continente


porque tenía la necesidad de expandir sus mercados?

–Como decía Oscar Wilde, la verdad nunca es pura y simple. Es


evidente que Inglaterra deseaba expandir sus mercados porque es
un país que desde el siglo XVI cree en el libre mercado. La
Revolución industrial apareció en Inglaterra, igualmente la bolsa de
valores y el comercio libre. Pero todo esto se combina con un
genuino interés por las libertades. No hay que olvidar que la Marina
británica terminó con la esclavitud en el mundo en 1809. Este
principio fue asumido por Gran Bretaña y comenzó a liquidar los
centros de esclavitud en África Por eso, Juan Pablo Vizcardo y
Guzmán va a Inglaterra porque es un foco de las libertades
individuales. Se mezclan los intereses comerciales y un genuino
interés por las libertades individuales.

Debido a la forma como ingresa el capital británico, el Perú se


convirtió en un país exportador de productos primarios y no se
dedicó a su industrialización.

Yo diría que fue al revés. Hay dos momentos de los ingresos


británicos en el Perú. El primero, antes del Contrato Grace y
después de la firma de este documento. Antes, la influencia fue de
casas comerciales, exportación e importación. Y después, los Grace
asumen el ferrocarril. Un hecho gravitante a mediados del siglo XIX
es la industrialización de la lana en Arequipa y el algodón en Piura.
Después del siglo XX, Backus & Johnston,n y Lindley comenzaron
la industria de las bebidas. También impulsaron servicios modernos
en el campo de los seguros y la banca.
La inmigración británica al Perú se produjo desde mediados del
siglo XIX hasta nuestros días de forma espontánea, en algunos
casos en condición de representantes de casas comerciales,
profesionales, técnicos, inversionistas, etc. Desde la etapa
republicana hasta nuestros días, el mayor flujo se produjo a
mediados del siglo XIX, así como en la época de la explotación del
guano, del caucho, etc. Se puede estimar que el total de
inmigrantes que se establecieron permanentemente oscila en 8 mil
personas, contando además a los estadounidenses y de otros
países con origen británico que se asentaron en el Perú. La
comunidad peruana de origen británico se estima en 165 mil
descendientes entre directos e indirectos, equivalente alrededor del
0,5% del total nacional. 
 ¿Sabía usted que gracias a Inglaterra fue posible concluir la
construcción del Ferrocarril Central que iba de Ancón a La Oroya, o
que sin el aporte de «Los Británicos en el Perú» no hubiera llegado
el suministro de gas a nuestra ciudad en 1865? ¿Alguna vez
escuchó hablar de la compañía de bomberos voluntarios «La
Victoria», hombres de origen inglés que decidieron apoyar la
protección de la vida de los ciudadanos limeños ante la amenaza
de la invasión española en 1866?
Estas afirmaciones, más allá de ser datos históricos,
representan tan sólo un fragmento de la amplia e importante
contribución de hombres y mujeres británicos al desarrollo de
nuestro país.
«Los británicos en el Perú» es traducción al español del libro
«The british in Perú», escrito en 1984 por la señora Brenda Beber
de Harriman (1913), quien arribó al Perú en 1946 en compañía de
su esposo Jack Harriman OBE, diplomático comisionado de
Londres designado para hacerse cargo de la gerencia general de la
Asociación Cultural Peruano Británica.

Intereses relacionados