Está en la página 1de 5

“NATURALEZA DE LA SOCIEDAD.


Capítulo V.

Asignatura: Filosofía Política


1 de Filosofía

Vargas Vázquez Cristian Ismael.

Presentado al profesor:
Mauricio Carranza

León, Gto., México, …………………. de2013

CAPÍTULO V.
NATURALEZA DE LA SOCIEDAD.

El hombre no es pasivo frente a la sociedad, más bien tiene la actuación de su conciencia y


su libertad para ir efectuando todo esto en torno al bien común.

S. Tomás dice que la naturaleza de la sociedad es la siguiente: es la unión moral, estable, de


seres que intentan la consecución de un bien común. Esto se explica de la siguiente manera:

-Es una unión moral porque requiere de la existencia de individuos múltiples y distintos,
que no pierden su individualidad al formar parte de la sociedad, sino que conservan su
individualidad propia, sin que pasen a formar un ser distinto. También es unidad porque se
da entre personas o seres humanos, debe ser moral, estos es reunir las características de lo
humano: lo intelectual, lo volitivo, sentimental y afectivo.

-Es estable porque la sociedad necesita persistencia, no ser meramente circunstancial. Esto
se funda en cosas comunes como en la comunidad de naturaleza, de relaciones, del
fundamento de la familia, comunidad de cultura, de la nación, etc., pero respetando siempre
la individualidad de la persona.

-Está orientada a un fin común porque trasciende la unidad esencial o específica porque
pone al servicio de un fin común a los individuos que constituyen esa especie. Aparece el
problema de armonizar a los individuos con la unidad el bien común. Y entonces surge una
unidad formal que sujeta al elemento material de la sociedad, este elemento material son
los individuos y el formal es la sociedad como autoridad legítima que dirige al bien común.
Así la sociedad recurre a una autoridad. Así pues, para S. Tomás la sociedad política es
primeramente el Estado y secundariamente la sociedad civil o pueblo, porque para él el
Estado es la forma de la sociedad.

La sociedad política o sociedad perfecta, está conformada por su causa material de la


sociedad, que corresponde a los seres humanos que se reúnen para alcanzar el bien común.
En esta multitud pueden darse algunos subconjuntos por sus combinaciones como familias,
empresas, ciudades, municipios, etc. Así, el material remoto de la sociedad son los
individuos y el material próximo las sociedades imperfectas.
La causa formal es la autoridad porque ejerce las funciones de la forma: unificar,
estructurar, organizar y ordenar la materia que compone a la sociedad. Tal es el Estado, que
designa la autoridad y después designa a la sociedad civil que rige. La autoridad da a la
sociedad un ser de comunidad por ello le da unidad. Es una unidad real, pero moral según
la unidad de fines y medios. Esta dirección la da a través de la ley, pues con ello se ve que
quien ejerce la autoridad es una institución legisladora. Por eso la sociedad política se
entiende primeramente como autoridad y secundariamente como el pueblo. Pues como
autoridad dirige al bien común y como pueblo es dirigido hacia ese bien. El Estado pues es
el que da la formalidad propia a la sociedad política de que se trate.

Así concebido, el Estado debe tener soberanía, independencia o autonomía, personalidad y


autarquía o suficiencia para conseguir sus bienes específicos. De este modo mantiene la
paz. Característica del bien común y se mantiene porque la autoridad confiere al Estado.
También el Estado debe estar regido a una ley como la sociedad, es sujeto a derechos y
deberes. Debe pues establecer el derecho positivo en completo acuerdo con el derecho
natural, pues la sociedad política recibe ya generados por la naturaleza a los seres humanos
por lo que no puede ir en contra de los derechos que dimanan de la naturaleza del hombre.
El hombre pues es naturalmente libre y existente por causa de sí mismo.

Según es conveniente para el bien común, el gobierno ha de proporcionarse a las


necesidades del pueblo, así como la forma ha de adecuarse a la materia. Las formas de
gobierno que logren el bien común para el pueblo son buenas y justas, son injustas las que
no logren eso. Pero, aún entre las buenas las hay mejores que otras. Así pues, será mejor la
que mejor conduzca el Estado hacia el bien común en ese momento de la historia.

Sin embargo, el mejor gobierno para S. Tomás es un gobierno mixto que conjunta las
ventajas de las principales formas gubernamentales positivas y que evite las desventajas de
las formas negativas. Es pues, una forma combinada de lo esencial y mejor de todas las
formas simples y legítimas.

También S. Tomás llega a expresarse así: “la buena organización del gobierno de una
nación o ciudad requiere de dos cosas: la primera, que todos tengan cierta parte en el poder,
pues por esto queda a salvo la paz del pueblo y todos aman y defienden tal organización. La
segunda se refiere a la forma de gobierno o a la organización de los poderes: esas formas
son múltiples, pero las principales son según Aristóteles, la realeza en que uno solo
gobierna en razón de su valor, y la aristocracia o valor. De donde la mejor organización
política de una ciudad o de un reino se realiza donde un solo hombre está encargado del
gobierno, en razón de su valor, y manda a todos; y a sus órdenes se encuentran algunos
otros hombres que mandan en razón de su valor; y sin embargo, tal forma de gobierno
pertenece a todo, pues todos son ya elegibles y electores. Tal es precisamente toda forma de
gobierno en que armonizan combinadas la realeza-en tanto que solo uno manda-, la
aristocracia-en tanto que muchos están en el poder en razón de su valor-, y la democracia o
poder del pueblo-en tanto que los gobernantes pueden elegirse de entre el pueblo y por el
pueblo”.
COMENTARIO.

Para hacer mi comentario quiero basarme en la última cita textual que hago de S. Tomás,
pues creo que todo el tema se puede concretar en esas líneas.

Precisamente del estilo de gobierno que él propone es del que quiero hablar, y es que en la
actualidad hablar de monarquía es hablar de un retroceso, de algo histórico, de algo que se
quedó en el pasado, y curiosamente S. Tomás pareciera que se basa en este estilo de
gobierno para marcar lo que él llama un gobierno perfecto. Pero más interesante aún me
parece el que hable de un gobierno mixto donde saca lo mejor de cada tipo de gobierno
para hacer uno solo y perfecto.

Yo solamente quisiera tomar algunos de los puntos que se mencionan, haciendo referencia
a algunos tipos de gobierno que en la actualidad vemos, como es el caso de México; siento
yo que lo que más falta a nuestros gobiernos es lo que el ateniense diría como el que todos
tengan parte en el poder, ciertamente ahora se habla de una democracia y de que todos
somos partícipes del Estado pero, yo quiero mencionar que no es así, pues se ve claramente
en un primer momento cómo se excluye a terceros para la posibilidad de gobernar, todo
está dividido en partidos, en teoría todos pueden ser electos pero en la realidad no es así. Y
siguiéndole a este punto creo que es muy importante, es la indiferencia de los ciudadanos a
tener voz y voto en el poder del Estado, yo hasta me atrevería a decir que es la fuente de
todos los problemas de los que ahora somos testigos como: la corrupción, el
incumplimiento de deberes, salarios muy elevados, poco trabajo, poca riqueza y mucha
pobreza entre otros.

Quiero concluir pues que es muy importante el conocer este tipo de doctrinas que sirven
para orientar nuestra vida y llevarla así a un mejor nivel.