Está en la página 1de 5

 

Introducción
Históricamente, los mapas de propósito general o de referencia, han sido el propósito de la
cartografía hasta mediados del siglo XVIII. El ánimo de geógrafos, exploradores y
cartógrafos hasta entonces, había sido el conocimiento geográfico del mundo. Sólo cuando
esta necesidad se hubo satisfecho, los científicos tuvieron la posibilidad de comenzar a
expresar los atributos espaciales de datos sociales y científicos, naciendo así la cartografía
temática.

Fenómenos como el clima, la vegetación o la geología, por mencionar algunos, comenzaron


a ser cartografiados.

Su objetivo es la representación gráfica de fenómenos espaciales y sus relaciones en todo lo


que afecte al espacio geográfico, así como su transformación en símbolos cartográficos.

¿Qué es un Mapa Temático?


Podemos definir los mapas temáticos como aquéllos que muestran las características
estructurales de la distribución espacial de un fenómeno geográfico particular.
La Asociación Internacional de Cartografía dice:

"Un mapa temático es aquél que está diseñado para mostrar características o conceptos
particulares. En el uso convencional de los mapas, este término excluye los mapas
topográficos."

Cartografía temática cualitativa y cuantitativa


Una información cartografiada es cualitativa si es una descripción de características,
mientras que si se describen valores la información aportada por el mapa es cuantitativa.

El fin de los mapas cualitativos es el mostrar la distribución espacial o la situación de un


grupo de datos nominales. De este tipo de mapas el lector no puede determinar relaciones
de cantidad.

Los mapas cuantitativos sin embargo, muestran aspectos espaciales de datos numéricos. A
menudo la variable cartografiada es única, y el mapa se centra en la variación de esta
variable de un punto a otro del espacio geográfico. Estos mapas muestran los datos en una
escala ordinal (más que, menos que), y en escalas de intervalo y proporción (cuánto más
que).

Componentes de un mapa temático


Todo mapa temático está compuesto por dos elementos fundamentales: Una base
geográfica (mapa base), y una capa de contenido temático. El usuario de un mapa
temático habrá de ser, por tanto capaz de integrarlas, visual e intelectualmente, durante la
lectura del mapa.
¿Qué es el Mapa Base?
Es una imagen más o menos sintética del territorio, cuyo objeto es la referenciación
geográfica del contenido temático del mapa; es decir nos proporciona información espacial
sobre la que referenciar el contenido temático.

El mapa base tiene que ser funcional en el mapa temático final. El tema, el propósito y la
escala del mapa final juegan un importante papel a este respecto.

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de diseñar


un mapa base?
El contenido del mapa base debe adaptarse al tema que quiera dibujarse sobre él. Un mapa
base para un cierto tema no es necesariamente una buena base para otro tema. Así que se
prestará especial atención a:

El tipo de elementos que contenga.

El grado de detalle con que se representarán dichos elementos.

Su proyección y escala.

1. El tipo de elementos que contenga

La geología, geomorfología, suelos, etc. no tienen


normalmente ninguna relación con las
fronteras. Sin embargo, los elementos
topográficos naturales como las curvas de nivel
y la red hidrográfica tienen mucha más relación
y son más necesarios para este tipo de mapas.

Para muchos otros fines, como los temas socio-


económicos las características humanas del
terreno son en general, más importantes en el
mapa base que las características naturales.

 
2. ¿Con qué grado de detalle deben mostrarse los elementos del mapa base?

Dependerá principalmente y de forma conjunta del propósito del mapa, su escala y la


cantidad de información temática a representar:

A mayor escala, podremos dar un mayor detalle a los datos referenciales siempre y cuando
nos lo permita -hablando en términos de legibilidad- la cantidad de información temática a
incluir. Según disminuya la escala habrá que eliminar información, bien del mapa base,
bien del contenido temático.

3. Elección de la proyección

En cartografía temática normalmente se trabaja a escalas pequeñas, lo que representa una


especial atención a las operaciones de generalización cartográfica, así como a la elección de
la proyección a utilizar.

El encontrar la proyección adecuada dependerá de varios factores como:

Si lo que se quiere mostrar es la distribución de los diferentes


tipos de cultivo de una zona, ¿elegiríamos una proyección
el propósito del
conforme?, ¿o se preferiría una equivalente? Es evidente que la
mapa
lectura del mapa se facilitaría enormemente con la elección de
una proyección que conservara las superficies.
El problema de la proyección del mapa, es más importante
la escala del cuanto más pequeña sea su escala, y en general en los mapas
mapa que representan grandes áreas. A mayor escala, la
representación con las menores distorsiones se facilita.
¿Podemos utilizar la misma proyección para representar...

1. ... Uruguay o Argentina, de dimensiones tan diferentes?


la zona a
representar 2. ... una zona polar o una ecuatorial?

3. ... una forma como la de Chile o una forma como la de


Bolivia?

 
La Escala del Mapa Base
Lógicamente dependerá de la
superficie de la zona a cartografiar
y las limitaciones de formato.
Además la elección de la escala
estará condicionada por el grado de
detalle necesario tanto para el
contenido temático como para el
mapa base. ¿Para qué queremos
una escala grande si el mapa queda
"vacío"? Como vemos proyección,
escala, datos a representar y
cantidad de información son
factores interdependientes. Más
sobre Escalas.

Decidido lo anterior... ¿Cuál es el proceso de su diseño?


1. Compilación del mapa base

2. Recopilación de información

3. Estudio de los datos temáticos, elección de la técnica de representación y


preparación de su simbología.

4. Dibujo de los datos sobre la base y comprobación de resultados.

5. Correcciones necesarias a la vista de los resultados.

6. Edición final.
 

CUALITATIVA

También podría gustarte