Está en la página 1de 5

2020 “Año del General Manuel Belgrano”

13 ABR 2020

S 604/20 13:30

Proyecto de Ley

ARTICULO 1˚: Facúltase al Banco Central de la República Argentina, a la reestructuración


general de deuda a las empresas que se encuentren inscriptas como micro, pequeñas o
medianas empresas, según los términos del artículo 2 de la ley 24467 y sus modificatorias
y demás normas complementarias y consecuentemente a la flexibilización de las normas
de graduación del crédito y de clasificación de deudores.
A estos efectos la reestructuración quedará excluida de cumplir las restricciones de las
normas de graduación de crédito referidas a los topes que establecen sobre
responsabilidad patrimonial computable de los tomadores de crédito.
Esta reestructuración deberá contemplar un período de gracias que deberá extenderse
durante el presente año calendario.

ARTICULO 2˚: Disponer, mediante la directa intervención del Banco Central de la Republica
Argentina, nuevas líneas de crédito para la inversión productiva con características
similares a la anterior comunicación “A” 5319 y complementarias de fecha 5 de julio del
año 2012.

ARTICULO 3˚: Fomentar la suscripción de convenios entre el Poder Ejecutivo Nacional, los
sectores de ventas de productos a consumidores finales y las instituciones financieras para
promover créditos personales para incrementar el consumo con acreditación directa de
los valores de los productos al vendedor y con el financiamiento otorgado por las
entidades financieras a una tasa subsidiada por la diferencia de precios en el de lista y el
precio de contado efectivo. Estos convenios deberán orientarse en primer termino a los
sectores que más necesiten una pronta reactivación.

ARTICULO 4˚: Facultar al Poder Ejecutivo Nacional para la elaboración de convenios con el
sector de la construcción y desarrollistas para la efectiva aplicación de la comunicación
“A” 6250 del 2 de junio de 2017 y complementarias, modificada por comunicación “A”
6297 del 11 de agosto de 2017 para la financiación de la construcción de viviendas para el
sector privado

ARTICULO 5 ˚: Instrúyase al Banco Central de la República Argentina a disponer líneas de


créditos para Municipios y Comunas con flexibilización de los requisitos para su acceso
toda vez que cuenten con garantía de, coparticipación federal de impuestos, de fondos
propios afectados a fideicomisos que garanticen el pago o garantizados por las propias
provincias.
En este caso el trámite deberá resolverse dentro de los diez días de su solicitud. En caso
de negativa, la misma deberá ser fundada y dentro del mismo plazo.

ARTICULO 6˚: Disponer la obligatoriedad para que las entidades financieras, en lo que
respecta a las líneas de créditos a otorgar, deban cumplir un plazo para el otorgamiento
de la misma, o notifique al interesado el rechazo justificado de su solicitud.
2020 “Año del General Manuel Belgrano”

En caso de incumplimiento vinculado al plazo para resolver la solicitud del cliente o el


rechazo injustificado de la solicitud, se aplicarán las sanciones establecidas por el artículo
41 de la ley de entidades financieras, con la consecuente apertura de sumarios a los
funcionarios intervinientes y a la entidad financiera.

ARTICULO 7˚: La vigencia de las disposiciones de la presente ley será a partir del día
siguiente a su publicación en el boletín oficial de la nación.

ARTICULO 8º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

José Miguel Angel Mayans Carlos Alberto Caserio


Senador Nacional Senador Nacional
2020 “Año del General Manuel Belgrano”

Fundamentos

Señora Presidente:

Ante la situación emergencia que vive el mundo y por ende Argentina con
razón de la propagación del Covid -19 y sus implicancias en la economía real, es que le
solicitamos se de tratamiento a este proyecto de ley que viene a aliviar la situación de
personas humanas y empresas que se relacionan con instituciones financieras en su vida
diaria y de otras que sin relacionarse hoy necesitan de la ayuda del crédito para poder
mantener sus actividades y darle sustento a sus familias y en otros casos a sus
trabajadores.

Muchos podrán preguntarse si es necesaria tanta ayuda ahora, habida


cuenta que esta pandemia tiene efectos concretos en nuestro país desde hace menos de
un mes y también podrán preguntarse si el compromiso de Responsabilidad social que le
solicitamos a los Bancos no es excesivo. Para respondernos esto debemos hacer un
ejercicio de memoria de corto plazo en donde debemos recordar en que condiciones la
actual Administración Nacional recibió las cuentas públicas, hecho que agrava de manera
superlativa la posibilidad de afrontar esta crisis con los recursos necesarios para que la
economía y los ciudadanos sufran el menor perjuicio posible.

Los datos que dejó el gobierno del Presidente Macri pueden resumirse
de la siguiente manera:
● Pobreza (dato de la UCA) 40,8 %
Indigencia (dato UCA) 8,9 %

● Desocupación en franco aumento:


✔ 3er. Trimestre 2019 9,7 %
✔ 3er. Trimestre 2018 9,0 %
✔ 3er. Trimestre 2017 8,3 %
✔ Se espera un porcentaje mayor para el último trimestre del año en curso

● Perdida de valor del salario real 15 % con caída en forma continua desde 05/2018
2020 “Año del General Manuel Belgrano”

● Inflación anual al 11/2019 52 %

● Ventas en supermercados y shopping con caída real desde 07/2018 de más del
10%

● En la industria de la construcción en 09/2019 se perdieron 8.682 puestos de


trabajo y el nivel de empleo está más bajo que en 01/2015

● El estimador de la actividad económica está un 5 % más bajo que en 12/2015

En ese marco, y en lo que compete al Sector Financiero, se estima


imprescindible se puedan dictar normas que promuevan el empleo y el desarrollo
económico con equidad social para salir de esta crisis ayudando a las personas y a las
empresas que ahora vieron profundizarse la situación de crisis que venian viviendo desde
hace años.
Por otra parte también es intención de este proyecto de ley reestablecer
mecanismos de crédito que estuvieron vigentes durante la anterior gestión con muy buen
suceso y que hoy quedaron sin efecto. Baste recordar las líneas de inversión productiva
mediante la cual los Bancos mediante dicha norma estaban obligados a dar un cupo
establecido por BCRA a tasas diferenciales (la última vigente 17 % anual) en la medida
que operen como agentes financieros de los gobiernos Nacional, provinciales,de la Ciudad
Autónoma de Buenos Aires y/o municipales y/o cuyo importe de depósitos -considerando
el promedio de los últimos tres meses anteriores al 1.6.12- sea igual o superior al 1% del
total de los depósitos del sistema financiero.
Basado en sus facultades, en la misma norma establecía como sanciones
que si no se cumplían con el cupo, por el monto del incumplimiento se debería
incrementar la exigencia de efectivo mínimo en el BCRA, aclarando también que serían de
aplicación las disposiciones del artículo 41 de la Ley de Entidades Financieras. (Quedarán
sujetas a sanción por el Banco Central de la República Argentina las infracciones a la
presente ley, sus normas reglamentarias y resoluciones que dicte el Banco Central de la
República Argentina en ejercicio de sus facultades).
Bajo la Presidencia de Federico Sturzenegger, en noviembre de 2017
BCRA se decidió poner punto final a la obligación de prestar al sector productivo. En la
misma semana incrementó la tasa de las LEBAC al 28,75 % anual.
Para los bancos, representaría una ganancia extraordinaria. Dejarían de prestar al 17 por
ciento a la producción, para poder colocar los mismos fondos al 28 por ciento en Lebac. En
ese momento significaba una transferencia a su favor de 22 mil millones de pesos anuales,
ya que las líneas de créditos para la inversión productiva, representaban el 18 % de los
depósitos de los bancos obligados.
Bajo la excusa de frenar la escapada del dólar y restringir la liquidez,
cada vez fue mayor la colocación de LEBACS por parte del BCRA (Luego llamada la bomba
de las LEBACS) , la tasa interés creció a valores increíbles y el encaje de los Bancos
2020 “Año del General Manuel Belgrano”

categoría A (Los que superen el 1 % de los depósitos y Bancos extranjeros) se incrementó


al doble (de un promedio del 20 % al 40 %) solo en el último semestre de 2018.
Ello significó una falta absoluta de apoyo a las PYMES. Los bancos se endulzaron con la
colocación de su posición financiera en LEBACS y luego en LELIQ. Comenzaron a congelar o
a bajar las calificaciones de las empresas cuando la necesidad era de un incremento de
dichas calificaciones equivalente al crecimiento de la inflación o del dólar, comenzando allí
la debacle de las PyMES y un crecimiento inusitado de la presentación de Concursos
Preventivos y Quiebras.
Claramente BCRA, durante el período de Gobierno de Cambiemos solo
fomentó la especulación financiera, INCUMPLIENDO claramente con el artículo 3ro. de la
carta orgánica del BCRA en todos sus puntos, como también con una de sus funciones
principales que es la de REGULAR Y ORIENTAR EL CREDITO. (punto b) art. 4to de la carga
orgánica).
Este orden de ideas creemos que el presente proyecto está orientado
a que un sector que claramente fue de los pocos que ganó mucho dinero en los ultimos
cinco años sea ahora el que ayude obteniendo una menor rentabilidad por sus
operaciones pero ciudando también la salud económica y financiera de sus clientes.

José Miguel Angel Mayans Carlos Alberto Caserio


Senador Nacional Senador Nacional