Está en la página 1de 19

Suelos transportados por el agua

(depósitos aluviales)

Presentado por:
Gisela Cortes Florez ID 754485
Mauricio Cortes Muñoz ID 713553
Rosa Angélica Cuellar Saldaña ID 534968
Christian David Bautista Triana ID 516382
Edwin Felipe Mosquera Plazas ID 697848
Diego Fernando Vargas Cabrera ID 533443

Presentado a:

Jackson Andrés Gil Hernández

Universidad cooperativa de Colombia


Mecánica de suelos
Ingeniería civil
Neiva Huila
2020
Introducción

El suelo es el material de construcción más abundante dentro de las prácticas de


la ingeniería Civil, y constituye el soporte de las estructuras como edificaciones,
vías, puentes, canales, torres, entre otros, además se utiliza como el material de
terraplenes viales, muros de tierra reforzada con geotextil, diques, rellenos de
adecuación de terrenos en relieves pendientes para áreas urbanas. Los suelos
conforman los taludes de corte y de terraplenes viales y son estructuras que
cumplen funciones diversas en los proyectos: son los elementos a estabilizar
cuando se trata de taludes, y a la vez brindan estabilidad a los demás elementos
que hacen parte de un tratamiento de pendientes, como los canales, las bermas,
las estructuras y la vegetación que protege el suelo.
Objetivos
1. objetivos generales
 Conocer y distinguir la mecánica utilizada para identificar cuando un suelo
es trasportado por el agua y como es su funcionamiento
2. objetivos específicos
 Distinguir los tipos de depósitos que se forman por el trasporte del suelo
con el agua
 Conocer su importancia en la ingeniería civil y la manera correcta en que es
aplicada a la carrera
 Diferenciar los tipos de suelos que son trasportados por el agua
1. SUELO
El suelo está compuesto por minerales, materia orgánica, diminutos organismos
vegetales y animales, aire y agua. Es una capa delgada que se ha formado muy
lentamente, a través de los siglos, con la desintegración de las rocas superficiales
por la acción del agua, los cambios de temperatura y el viento. Los plantas y
animales que crecen y mueren dentro y sobre el suelo son descompuestos por los
microorganismos, transformados en materia orgánica y mezclados con el suelo.

2. ¿COMO PODEMOS IDENTIFICAR LOS SUELO ALUVIALES?

Se puede identificar los suelos aluviales en zonas denominadas Llanuras de


sedimentación, donde la topografía es, por lo regular, ligeramente ondulada o
casi llana. A menudo, la composición de estos suelos contiene suficiente arcilla
para la retención del agua. Por regla general, cerca del lugar hay una fuente de
agua, aunque no siempre. Los suelos aluviales pueden encontrarse en las
Llanuras aluviales, a las que han sido llevados por inundaciones recientes.

3. Tipos de suelos
Los tipos de suelos se clasifican de dos maneras una: una es según la función del
suelo y la otra según las características del suelo
3.1. Tipos de suelo según su funcionalidad

 Suelos arenosos: son aquellos que no retienen el agua, al poseer poca


materia orgánica no son aptos para la agricultura
 Suelos calizos: en estos suelos abundan las sales calcáreas, suelen ser
de color blanco y también áridos y secos, y por ende no son buenos para la
agricultura
 Suelos humíferos (también llamados tierra negra): zona aquellos que
poseen gran cantidad de materia orgánica en descomposición, son
fantásticos para retener el agua y por lo tanto son excelentes para cultivar
 Suelos arcillosos: estos suelos están formados por pequeños granos finos
de color amarillo y retienen el agua en charcos. Mezclados por humus
pueden resultar muy efectivos para la agricultura
 Suelos pedregosos: formados por toda clase de rocas y piedras, al no
retener agua resultan pésimos para cultivar
 Suelos mixtos: una mezcla del suelo arenoso y del suelo arcilloso
3.2. Tipos de suelo según sus características

 Litosoles: suelo que suele aparecer en afloramiento rocosos y a veces en


escarpas, son de poco espesor y con poca vegetación
 Cambisoles: suelos jóvenes que acumulan arcillas
 Luvisoles: cuenta con un horizonte resultado de una gran acumulación de
arcillas
 Acrisoles: tienen una acumulación de arcilla menor a los luvisoles
 Gleysoles: cuentan con gran cantidad de agua en forma permanente o
semipermanente
 Fluvisoles: suelos jóvenes que se han formado debido a la lluvia, suelen
tener mucho calcio
 Rendzina: suelos con mucha materia orgánica ubicados sobre roca caliza.
 Vertisoles: suelo arcilloso de color negro, se localizan en zonas de poca
pendiente

4. DEPOSITOS

Los depósitos de tierra son las formaciones de suelos transportados


(formaciones superficiales) por la acción de agentes como el agua, el hielo,
el viento y el hombre, con contribución de la gravedad. Se clasifican según
el agente, el lugar y la estructura.
Se puede identificar un depósito de acuerdo a su lugar y por su estructura.

En función de las relaciones geological de los depósitos naturales, estos se


clasifican en:

5. LOS DEPÓSITOS ALUVIALES


Son formados a partir del transporte de partículas por la acción del agua y su
sedimentación. Las características del depósito es el resultado de la energía y
densidad del flujo, y estos determinan los tamaños de las partículas: se presentan
depósitos arcillosos en ambientes de energías bajas y depósitos granulares de
arenas y gravas cuando la energía del agua es alta. El depósito glaciar (hielo), es
el resultado de los depósitos en los glaciares que forman los casquetes polares. El
proceso del avance y retroceso del glaciar genera un rozamiento entre hielo y el
material de cimentación, y con este la erosión de material de cimentación, su
transporte y depósito cuando el glaciar se descongela.
Son sedimentos recientes que han sido transportados y depositados por los ríos y
quebradas en los cauces activos y abandonados. Están conformados por bloques,
cantos, grava, arena y finos, compuestos por cuarzo, chert, cuarcitas y líticos de
composición variada, con forma subredondeada a redondeada, por lo general
clastosoportados, con tamaños y granulometría heterogénea, en condición suelta,
localmente embebidos en matriz areno-limosa. Con espesor promedio entre 0.5 y
1.0 m.
6. TIPOS DE DEPÓSITOS ALUVIALES
6.1. ABANICOS: Este tipo de depósitos se dispone en forma
progresivamente más amplia con un remate semicircular lobulado hacia
aguas abajo y con una pendiente relativamente suave. Se forma así un
abanico a causa de la distribución casi uniforme del material
transportado sobre la superficie del depósito.

6.2. DEPOSITOS DE CANAL: En una cierta parte de los cursos de los ríos
se forman curvas sucesivas. La corriente es desviada hacia el lado
externo de esas curvas, lo cual ocasiona socavación, y crea al mismo
tiempo una zona de depósito en la parte interna de esas curvas.

6.3. DEPOSITOS DE TERRAZAS: Se forman cuando un río corta en una o


más ocasiones sobre su propio lecho de depósitos, debido a factores
climáticos o de cambios en el nivel de base.
6.4. DEPOSITOS DE LLANURA DE INUNDACION: Es una corriente cuyo
nivel de creciente sobrepasa las márgenes de su canal habitual, causa
inundación en el piso adyacente al valle.

6.5. DEPOSITOS TRENZADOS: En muchas llanuras de inundación, las


corrientes pierden velocidad, debido una disminución brusca del
gradiente (en un pie de monte, por ejemplo), o a la disminución del
caudal. La corriente es forzada a desplazarse por una red de nuevos
canales que con el tiempo forman un patrón trenzado.

6.6. POR EL LUGAR: los depósitos que se generan en humedales y áreas


bajas con nivel freático superficial se denominan palustres (pantanos);
los depósitos en el fondo marino (marinos), se forman en ambientes de
concentración de sales diferentes a los depósitos continentales
(terrígenos) y los depósitos lacustres (lagos) donde el agente son aguas
dulces con otra concentración de sales. La respuesta de los depósitos
es diferente debido a la estructura de los suelos (el ordenamiento de las
partículas sólidas finas está gobernado por fuerzas eléctricas), al grado
de consolidación y a la susceptibilidad a la erosión por el cambio de la
concentración de sales que ocupan los espacios vacíos.

7. COMPORTAMIENTO DE LOS SUELOS ALUVIALES


Se forman a partir del desalojo y acumulación de los productos de
meteorización por acción de los agentes de transporte: agua viento o hielos,
dando lugar a suelos eólicos o glaciales.
En los cursos altos de un río el gradiente es muy fuerte y los torrentes
socavan el fondo de sus cauces produciendo fuerte erosión aumentando la
carga de sedimentos y depositándolas en las orillas de los ríos.
En una vista geomorfológico y climático los depósitos eólicos son propios
del clima Seco: Árido y de Sabana.

7. DEPÓSITOS COLUVIALES:

Son materiales transportados por gravedad, la acción del hielo – deshielo y,


principalmente, por el agua. Su origen es local, producto de la alteración  in
situ de las rocas y posterior transporte como derrubios de ladera o
depósitos de solifluxión.

Frecuentemente están asociados a masas inestables. Su composición


depende de la roca de la que proceden, estando formados por fragmentos
angulares y heterométricos, generalmente de tamaño grueso, englobados
en un matriz limo arcillosa. Su espesor suele ser escaso, aunque puede ser
muy variable.

La resistencia de estos materiales es baja, sobre todo en la zona de


contacto con el sustrato rocoso, y cuando se desarrollan altas presiones
intersticiales como consecuencia de lluvias intensas.

La columna tipo de un depósito coluvial es:


7.1. DEPÓSITOS ALUVIALES:

Son formados a partir del transporte de partículas por la acción del agua y
su sedimentación. Las características del depósito es el resultado de la
energía y densidad del flujo, y estos determinan los tamaños de las
partículas: se presentan depósitos arcillosos en ambientes de energías
bajas y depósitos granulares de arenas y gravas cuando la energía del
agua es alta.

La columna tipo de un depósito aluvial es:

Algunos ejemplos son:


7.2. DEPÓSITOS LACUSTRES:
En general son sedimentos de grano fino, predominando los limos y las
arcillas. El contenido de materia orgánica puede ser muy alto, sobre todo en
zonas pantanosas. Frecuentemente presentan estructuras laminadas en
niveles muy finos. En condiciones de agua salada se forman precipitados
de sales.

Las principales propiedades están en relación a su alto contenido en


materia orgánica, siendo en general suelos muy blandos.

La Columna tipo de un depósito lacustre es:


7.3. DEPÓSITOS LITORALES:

Son materiales formados en la zona inter mareal por la acción mixta de


ambientes continentales y marinos, influyendo en este caso las corrientes
fluviales, el oleaje y las mareas. Predominan las arenas finas y los limos,
pudiendo contener abundante materia orgánica y carbonatos. Los
sedimentos más finos, los fangos y la materia orgánica son característicos
de las zonas de delta y estuario. En general, la consistencia de materiales
es blanda a muy blanda y muy aniso trópica. Pueden presentar
encostramientos, pero la característica principal es su alta compresibilidad.

La columna tipo de un depósito litoral es:

Ejemplos:

Depósitos fluviales (parte inferior, color gris claro) y depósitos aluviales


(parte superior, color beige).
7.4. DEPÓSITOS DE CLIMAS ÁRIDOS Y DESÉRTICOS:

Los ambientes áridos tienen una serie de implicaciones medioambientales,


como la desecación profunda, la acumulación de sales y la alta movilidad
de los sedimentos con el viento, los cuales condicionan las propiedades de
estos suelos, entre las que destacan:

Muy bajo contenido de humedad, dando lugar a suelos no saturados, con


succiones relativamente altas.

Bajo contenido en materia orgánica, por lo que los suelos áridos resultan
pobres para fines agrícolas.

Características de los depósitos de climas áridos y desérticos.


7.5. DEPÓSITOS DE CLIMAS TROPICALES

Las condiciones climáticas en regiones tropicales con alta humedad y altas


temperaturas determinan una intensa meteorización química, originando
suelos residuales muy desarrollados. Su composición mineralógica, su
fábrica y las condiciones geoquímicas del medio controlan el
comportamiento geotécnico de estos suelos. Cuando se precipitan altos
contenidos de hierro y aluminio se forman lateritas. 

Los tipos de suelos más representativos son los siguientes:

ZONAS DE LADERA Y DE MONTAÑA: formación de suelos rojos. Suelos


ricos en halloysitas en condiciones de buen drenaje.

EN ZONAS BAJAS Y LLANURAS: formación de suelos negros. Predominio


de las esmectitas. Problemas de Expansividad y mal drenaje.

SUELOS ENCOSTRADOS: Presentan un buen comportamiento


geotécnico. En función del tipo de mineral predominante se forman
lateritas (Al), ferricritas (Fe), silcritas (Si), o calcritas (Ca).
La columna tipo de un depósito de clima tropical es:

7.6. DEPÓSITOS DE ORIGEN VOLCÁNICO:

Los suelos volcánicos pueden ser residuales por alteración de los


materiales infra yacentes, resultando depósitos limo-arenosos y arcillas, y
transportados como productos de las emisiones volcánicas dando
acumulaciones de piro clastos, de tipo lacustre o aluvial cuando son
transportados por el agua.

Los minerales procedentes de las rocas volcánicas son altamente


inestables frente a la meteorización, transformándose rápidamente en
productos de alteración y arcillas, abundando las halloysitas, las
alófanas (estructura amorfa) y las esmectitas. El predominio de alguno de
estos minerales depende de las condiciones de drenaje y geoquímica del
medio.

Si los piro clastos están aún fundidos en el momento de su sedimentación,


se aglomeran formando una toba compacta.

Depósito volcánico - sedimentario.


8. PROBLEMAS GEOTÉCNICOS Y ESTRUCTURALES EN EDIFICACIONES
DESPLANTADAS SOBRE DEPÓSITOS ALUVIALES.
Las edificaciones desplantadas en terrenos de cimentación constituidos por suelos
finos blandos incluyendo arcillas, limos, turbas y sus mezclas, como los existentes
en la ciudad de Villahermosa y sus zonas conurbadas, son susceptibles de
experimentar fallas por capacidad de carga y grandes deformaciones, evaluadas
estas últimas en términos de hundimientos o asentamientos, originados por las
sobrecargas que transmiten las construcciones. Los problemas geotécnicos y
estructurales que pueden sufrir las estructuras desplantadas en suelos finos
blandos altamente compresibles incluyen los siguientes (Cuanalo et al, 2015):
 Falla por capacidad de carga.
 Hundimientos totales y diferenciales mayores a los permisibles en los
códigos y reglamentos de construcción.
 Agrietamientos de muros, pisos, losas, trabes y elementos
constructivos.
 Distorsión angular de la estructura.
 Reducción del factor de seguridad estructural.
 Generación de momentos debido a que el centro de cargas de la
estructura se ha desplazado y no coincide con el centro geométrico de
la cimentación.
 Riesgo potencial de colapso debido a momentos generados durante
eventos sísmicos.
 Distorsión de marcos en puertas y ventanas.
 año en instalaciones subterráneas (electricidad, gas, drenaje, etc.)

9. Solución al problema de suelos aluviales en procesos de ingeniería.


Las principales alternativas para solución de este tipo de suelos, es conseguir la
seguridad de las estructuras y mejorar las condiciones de estabilidad, brindadas
por mejoramientos del suelo, o implementación de estrategias y métodos
constructivos que faciliten, adicciones y contrarresten estos efectos y problemas.
Como sabemos este tipo de suelo se presenta en zonas de valle donde por la
acción de agentes aluviales como el agua, acumulan y depositan materiales finos
que con el paso de los años se generan estratos bien diferenciados, marcados por
los niveles y creciente, lo cual hace que sean conformados por limos, arcillas entre
otros.
Estas zonas son muy utilizadas para la explotación piscícola, aunque si bien
intervienen obras civiles, se recomienda el uso de:
 Muros de contención
Los muros de contención son estructuras capaces de contener o soportar las
presiones laterales o empujes de tierra generadas por terrenos naturales o
rellenos artificiales.
 Muros de contención por gravedad:
Soportan los empujes con su peso propio. Los muros construidos con hormigón en
masa u hormigón ciclópeo, por ser más pesados, se utilizan habitualmente como
muro de gravedad ya que contrarrestan los empujes con su propia masa. Las
acciones que reciben, se aplican sobre su centro de gravedad. Este tipo de muro
de contención de gran volumen, se realiza de poca altura y con una sección
constante; aunque también existen los de tipo ataluzados o escalonados.

 Muros de contención ligeros (a flexión):


Cuando el muro trabaja a flexión podemos construirlo de dimensiones mas
livianas. Dado que aparecen esfuerzos de flexión, la construcción se efectúa con
hormigón armado, y la estabilidad está en relación a la gran resistencia del
material empleado. El diseño del muro debe impedir que flexione, ni produzca
desplazamientos horizontales o vuelque, pues debido a los empujes, el muro
tiende a deformarse. En la flexión aparecen esfuerzos de tracción y compresión.
Por ello existen formas particulares para disponer las armaduras en estos muros.
 Sistemas de geotextiles
Los geotextiles son materiales textiles permeables sintéticos, en su gran mayoría,
resistentes a la tracción, al punzonado y con excelentes propiedades hidráulicas.

Estos materiales se entregan en rollos, y existen dos grandes familias: geotextiles


no tejidos y tejidos, cada uno especialmente fabricado con propiedades
específicas que se ajustan a diferentes aplicaciones. Tanto en su aspecto visual
como en su comportamiento hidráulico/mecánico.
La estabilización de suelos blandos saturados es uno de los desafíos más
importantes de la ingeniería civil, especialmente, en la construcción de cualquier
tipo de infraestructura. Sin embargo, a través del uso de geo sintéticos, es posible
llevarla a cabo de manera sencilla, económica y amigable con el medio ambiente,
logrando plataformas de trabajo con índices aceptables.
Las tecnologías más utilizadas para realizar esta labor son los geotextiles tejidos,
las geomallas y geoceldas.
 Muros gaviones
Los gaviones consisten en un recipiente de forma prismática rectangular, relleno
de material granular de distintos tamaños, de enrejado metálico de malla
hexagonal, que puede ser de triple torsión o electrosoldada dependiendo de las
características de la obra.
Son muros que presentan una elevada resistencia, puesto que al ser totalmente
permeables alivian las tensiones que se acumulan en el trasdós de los muros
tradicionales. Asimismo, debido a su gran flexibilidad, soportan movimientos y
asientos diferenciales sin pérdida de eficiencia. Además, son muros que se
construyen de forma sencilla y económica. Sin embargo, hay que tener presente
que las mallas de acero galvanizado se corroen en ambientes ácidos, por lo que la
falta de control de calidad en los amarres de la malla puede provocar problemas.
 Sistemas de cimentación profunda (pilotes o Caissons)
Se denomina pilote a un elemento constructivo utilizado para cimentación de
obras, que permite trasladar las cargas hasta un estrato resistente del suelo,
cuando este se encuentra a una profundidad tal que hace inviable, técnica o
económicamente, una cimentación más convencional mediante zapatas o losas. El
Pilote o sistema por pilotaje, es un tipo de cimentación profunda de tipo puntual,
que se hinca en el terreno buscando siempre el estrato resistente capaz de
soportar las cargas transmitidas.
Los caissons son cimentaciones requeridas para soportar cargas horizontales o
inclinadas adicionales a la carga vertical, en corrientes de agua de gran velocidad
y profundas, como ocurre en las pilas para puentes sobre ríos que tienen que
soportar una carga lateral por fuerza de viento en la superestructura. Son
elementos estructurales para cimentación de grandes obras, de gran longitud,
pues pueden llegar a profundidades hasta de 25 metros.

Estos elementos se construyen cuando van a soportar mucho peso o cuando el


terreno donde se va a construir tiene poca capacidad portante; puede decirse que
con la construcción de los caissons se mejoran las condiciones estructurales del
suelo que se va a utilizar.

 Terraplenes
Los terraplenes son estructuras construidas siguiendo un diseño previamente
elaborado, en sitios definidos, con suelos seleccionados y utilizando métodos y
recursos determinados, de esta manera conseguir la estabilización del suelo,
incrementando su capacidad de carga. Consiste básicamente en rellanar y
apisonar o compactar material seleccionado por capas y estratos hasta conseguir
consolidación, permitiendo la fundación y la estabilidad de la cimentación.
 Reubicación
Establecimiento de una nueva zona apta que garantice las condiciones de
estabilidad y seguridad de las obras de infraestructura, o desplazamiento de la
obra, evitando asi problemas por deslizamientos, crecientes, inestabilidad y fallas.
La mejora alternativa debe darse acompañado de estudios geotécnicos, estudio
de suelo, estudios de socavación, que permitan identificar y caracterizar la
estratigrafía de la zona, implementación de sondeos, que logren identificar la roca
madre o macizos rocosos.
Conclusiones
• Una de las alternativas frente a la presencia de suelos aluviales es evitar
construir en ellos, ya que presentan problemas de estabilidad.
• Los suelos aluviales pueden generar deslizamientos, agrietamientos y fallas
de las estructuras si no se trata o contrarresta su acción y efecto.
• El agua es el principal agente aluviales que genera arrastre de suelo y
acumulación de sedimentos de tamaño de grano fino.
• la presencia de depósitos y suelos aluviales, generan procesos de
estratificación, y generalmente se pueden observar las capas y límites de
estratificación.
• Los suelos aluviales se pueden identificar en zonas de valle, generando
terrazas y topografía plana o suavemente ondulada.
• Este tipo de suelo es muy utilizado para fines piscolas, ya que el tipo de
material facilita la acumulación de nivel freático y zona húmeda.
• Los tratamientos más comunes para la implementación de obras civiles en
suelos aluviales, es lograr conseguir la estabilidad y aumentar la capacidad
de carga del suelo, de allí, la implementación de mejoramiento del suelo,
uso de sistemas constructivos de cimentación profunda como pilotes,
caissons.
• El uso de estrategias de contención y mitigación pueden generarse por la
utilización de sistemas combinados, muros de contención, gaviones,
mejoramiento de suelo, terraplenes que mejoran las condiciones y
adicionen seguridad.
• La implementación de perfiles estratigráfico, estudios geotécnicos, estudios
de socavación y el uso de sondeos, nos permite identificar la profundidad
de fundación y la presencia de macizos rocosos, zonas ideales para
garantizar la estabilidad e integridad estructural.

También podría gustarte