Está en la página 1de 6

PROGRAMA ACADÉMICO DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA

CULTURA AMBENTAL

INTRODUCCIÓN A LA CULTURA AMBIENTAL

Hoy se habla de la cultura ambiental y la necesidad de considerar una comunidad sensible, con
conciencia ambiental, para la conservación de los recursos naturales y la biodiversidad.

El hombre, desde tiempos antiguos, tuvo plena conciencia de su dependencia del ambiente, sus
primeras normas religiosas y jurídicas consagraron su protección. Todas las culturas primitivas
temían a los elementos naturales, los identificaban, les ofrecían sacrificios para que preservaran su
ambiente natural, imponían tabúes para protegerlos.
A lo largo de su historia, cada ser humano, construye su propio repertorio de valores individuales,
los cuales determinarán su comportamiento sobre el ambiente, y afectan sus valores-actitudes, es
decir su cultura.

Para la UNESCO (2016), la Cultura permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo:
a través de ella, el hombre discierne valores y busca nuevas significaciones.

Miranda (2013) afirma que, la cultura es un término globalizador, que incluye todo aquello que la
humanidad ha incorporado en la naturaleza, con el fin de dominarla, transformarla, establecer
relaciones sociales acertadas, generar respuesta a sus interrogantes y tener su propia
cosmovisión...Por ejemplo, la agricultura es una de las primeras acciones que realizó el ser humano
en la naturaleza para la satisfacción de sus necesidades... Por lo tanto, el ser humano es siempre un
portador de valores culturales.

1. CULTURA Y DETERIORO AMBIENTAL

Basta mirar la realidad y ver que no está lejos del informe del Panel Intergubernamental
sobre Cambio Climático (IPCC) en el cual se manifiesta que la Amazonía es uno de los
ecosistemas más vulnerables al cambio climático. Indica que en Sudamérica y América
Central, los retos son la escasez de agua en áreas semiáridas, las inundaciones en zonas
urbanas superpobladas, la caída de la producción alimentaria y la propagación de
enfermedades transmitidas por mosquitos.
Por ello, el panel constituido por centenares de científicos de todo el mundo manifiesta:
“Las ciudades latinoamericanas deben prepararse para modificar sus planes de urbanismo y
de tratamiento de aguas. La producción agrícola deberá adaptarse a los periodos de sequía
o de grandes lluvias, con granos más resistentes”, y ¿qué estamos haciendo?

PROGRAMA DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA


SEMESTRE 2020-1
PROGRAMA ACADÉMICO DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA
CULTURA AMBENTAL

2. CULTURA AMBIENTAL

La cultura ambiental es la manera como los seres humanos se relacionan con el medio
ambiente. Cada pueblo impacta en sus recursos naturales y en su sociedad de manera
particular. De ahí que el tratamiento a los problemas ambientales involucre la necesidad no
solo de un enfoque educativo, sino también cultural, que se aborde desde los valores, las
creencias, las actitudes y los comportamientos ecológicos.

Aparicio (2011), manifiesta que la cultura ambiental para que sea real y presente en nuestra
sociedad debe ser difundida y el medio es la educación ambiental (también se encuentran
otros como los medios de comunicación) la cual implique la interiorización de los valores
ambientales. La cultura ambiental en las universidades no debe quedar en simples
propuestas sino en acciones entre docentes y estudiantes de todo nivel educativo hasta los
universitarios.

En el contexto actual (mundial), el desarrollo de una cultura ambiental supone un cambio de


concepción del hombre sobre sí mismo y sobre su lugar en el mundo, y consecuentemente
de su lugar respecto con los otros hombres, con la sociedad y con la naturaleza. Es a través
de la Educación que el hombre interioriza la cultura; el hombre, en tanto sujeto educable, es
capaz de construir y producir conocimientos, de desarrollar su capacidad y formar y
reorientar sus valores, lo que hace posible que modifique sus fines a través de su actividad,
pudiendo contribuir como sujeto individual a la transformación de la realidad.

3. EDUCACIÓN AMBIENTAL

La Educación Ambiental (a la que de ahora en más nos referiremos como EA) debe ser
entendida como la formación de los individuos para conocer y reconocer las interacciones
entre lo que hay de "natural" y de "social" en su entorno. Desde luego, también para actuar
en ese ámbito, realizando actividades que no deterioren el equilibrio que los procesos
naturales han desarrollado y promoviendo una buena calidad de vida para todos los seres
humanos. Es por este principio que muchos de los educadores ambientales nos negamos a
verla como una materia más, aislada del resto e incorporada arbitrariamente a la currícula
escolar. En muchos lugares del mundo se ha transformado en una disciplina que toca
transversalmente a todas las otras áreas (incluyendo el arte en todas sus manifestaciones y
las actividades deportivas). Se convierte, así, en un nexo que da sentido a los programas
interdisciplinarios. En España y Francia, por ejemplo, desde la década del ‘80 está
incorporada dentro de los programas oficiales de enseñanza. En otros países, como
Inglaterra, el desarrollo de la EA llega a un nivel de formación docente que se encuadra
dentro de profesorados, maestrías y licenciaturas que tienen una trayectoria que comenzó a
mediados de los años ‘50. (Fernández y Bertonatti, 2000).

PROGRAMA DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA


SEMESTRE 2020-1
PROGRAMA ACADÉMICO DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA
CULTURA AMBENTAL

3.1 CARACTERÍSTICA DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL


Algunas características de la EA, que la diferencia de otras disciplinas pedagógicas:

• Es sistémica
• Es integradora
• Utiliza métodos participativos
• Es práctica
• Contiene valores
• Está basada en la realidad

Asimismo, podemos desarrollar en los participantes de la EA, otras características, como:


(Fernández y Bertonatti, 2000).

- Es permanente (dura toda la vida)


- Es abarcativa (se puede abordar en muchas disciplinas)
- Es activa (invita a la acción dentro y fuera de la escuela)
- Es dinámica (se va modificando según las problemáticas y los públicos)
- Es accesible para la gente (todos sufrimos los problemas ambientales, solo que el
educador ambiental tiene que darle a su temas un sentido significativo para el público
que lo dirige).
- Es práctica (en muchos casos resulta útil para resolver los problemas ambientales)
- Es organizada (requiere de una planificación para ser llevada adelante)
- Es innovadora (utiliza metodologías pedagógicas nuevas para desarrollar su acción, ya
sean tecnológicas o psicológicas)
- Es interdisciplinaria (resulta fundamental que se trabaje en materias que no están
necesariamente vinculadas a las ciencias naturales)
- Es libre (se puede practicar en cualquier momento y dentro de la educación formal, no
formal e informal)

3.2 OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

Para fomentar la EA, debemos conocer sus objetivos, los cuales se encuentran definidos
en el Seminario Internacional de Educación Ambiental (Belgrado, Yugoslavia, 1975),
siguen en plena vigencia y son: Toma de Conciencia, Conocimientos, Actitudes, Aptitudes,
capacidad de evaluación y Participación.

Estos objetivos pretenden favorecer el conocimiento de los problemas ambientales,


locales y globales, capacitar a las personas para analizar en forma crítica la información
ambiental, facilitar la comprensión de los procesos ambientales en conexión con los
sociales, económicos y culturales, favorecer la adquisición de nuevos valores pro
ambientales y fomentar actitudes críticas, apoyar el desarrollo de una ética que
promueva la protección del medio ambiente, capacitar a las personas en el análisis de los

PROGRAMA DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA


SEMESTRE 2020-1
PROGRAMA ACADÉMICO DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA
CULTURA AMBENTAL

conflictos socio ambientales, fomentar la participación activa de la sociedad y su


responsabilidad con el entorno. Es decir, ser un instrumento que favorezca modelos de
conducta sostenible en todos los ámbitos de la vida.

Pero hay un punto que resulta trascendental: toda acción formativa que aborde
cuestiones de EA debe apoyarse en un modelo teórico que permita una utilización más
razonable del vocabulario técnico.

Algunos conceptos básicos son:

1. Consumo Responsable y sus dimensiones: ético, solidario y ecológico.


2. Desarrollo Sostenible y sus ejes: ambiental, social y económica.
3. Ecoeficiencia, principios y finalidades.
4. Economía Circular
5. Ciudadanía Ambiental

Estos conceptos teóricos nos brindan claridad en nuestro objetivo y herramientas para
abordar con mayor lucidez los grandes problemas ambientales de la actualidad, como:
cambio climático, contaminación, deforestación, degradación del suelo, consumo de
energía, escasez de agua, etc.
Y algo trascendental, la EA contribuye a que las personas clarifiquen sus valores y sean
conscientes de lo que ello implica. También que puedan plantear conflictos de valores
cuya resolución contribuya al desarrollo moral propio y haga más fácil la participación en
acciones para mejorar o transformar positivamente las condiciones del entorno del que
forman parte.

4. CIUDADANÍA AMBIENTAL

En diversos contextos y escenarios hemos escuchamos decir que debemos ser buenos
ciudadanos o ciudadanas. Para empezar ¿qué es ser un ciudadano? o mejor aún ¿qué es ser
un buen ciudadano? Los conceptos de ciudadanía, ciudadano y ciudadana lo encontramos
íntimamente ligados al ejercicio de un conjunto de derechos, tantos sociales como políticos
así como al conocimiento, cumplimiento y respeto de sus deberes

El concepto de ambiente que nos interesa es el del Programa de Ciudadanía Ambiental


Global - PNUMA que lo define como un conjunto dinámico de relaciones entre elementos
sociales y naturales que interactúan de manera permanente y producen cambios en las
condiciones previas existentes en un lugar y en un momento determinados.

PROGRAMA DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA


SEMESTRE 2020-1
PROGRAMA ACADÉMICO DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA
CULTURA AMBENTAL

A partir de ello, es lógico entender que de la interacción seres humanos – naturaleza, da


lugar a ciertos hechos ambientales, situaciones en donde la naturaleza se ve afectada por la
acción social, o donde la sociedad se ve afectada por la naturaleza.

Una definición de ciudadanía ambiental a nivel planetario se entiende así:

“La ciudadanía ambiental es la integración dinámica entre el reconocimiento de los derechos al


ambiente y a la vida, los deberes diferenciados de ciudadanos y ciudadanas frente al ambiente y el
desarrollo sostenible, y la participación activa de todos y todas para defender sus derechos y
ejercitar cotidianamente sus respectivas responsabilidades, en un marco ético y de valoración de la
vida en todas sus manifestaciones”

Por ello necesitamos educarnos para ser:

- Ciudadanos ambientales éticos con valores que permitan la formación de seres


humanos que promuevan una relación armónica entre la sociedad y la naturaleza, en
la perspectiva del desarrollo sostenible, con un pensamiento crítico y una conciencia
social, ambiental y política hacia el logro de cambios en los procesos de desarrollo.
- Ciudadanos ambientales críticos y conscientes, que comprendan, se interesen y
exijan el cumplimiento y respeto de sus derechos ambientales, estando a la vez
dispuestos a ejercer sus propias responsabilidades ambientales.
- Ciudadanos ambientales capaces de organizarse y participar en la dirección de su
propia vida, adquiriendo también poder político comunitario, local, regional,
nacional, junto con una gran capacidad de cambio colectivo.
- Ciudadanos ambientales comprometidos con un cambio profundo de mentalidad,
de conceptos y de nuevos valores respecto del ambiente, orientados a la
sostenibilidad.
- Ciudadanos ambientales con capacidad de vigilancia y participación en la aplicación
de las políticas públicas y con proyectos propios para manejar los recursos naturales
con una racionalidad social equitativa y un entorno más habitable.

¿En qué otras acciones se forma ciudadanía ambiental?

- Cuando se apoya el reconocimiento y defensa de los derechos a la vida, al desarrollo


sostenible, a un ambiente sano.
- Cuando se promueve el ejercicio de los deberes ambientales, diferenciando a los
sectores y grupos, en sus respectivas responsabilidades.
- Cuando se crean, refuerzan o promueven mecanismos e instrumentos efectivos de
participación ciudadana para el ejercicio de los derechos y deberes ambientales.
- Cuando se forma a los ciudadanos y ciudadanas para que participen directamente en
los procesos de gestión ambiental, en defensa del patrimonio natural y cultural, y en
defensa de la vida.
PROGRAMA DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA
SEMESTRE 2020-1
PROGRAMA ACADÉMICO DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA
CULTURA AMBENTAL

- Cuando se realizan actividades de participación efectiva de la ciudadanía en diversos


procesos, a diversos niveles y con diferentes responsabilidades.

Bibliografía

Código de
LIBROS, REVISTAS, ARTÍCULOS, TESIS, PÁGINAS WEB.
biblioteca
333.7 A35 Aldave, A. (1995). Medio ambiente y desarrollo sustentable. Lima:
Concytec.
Andía, J. (2013). Manual de Derecho Ambiental. Segunda Edición. Perú.

333.715 D54 Díaz, R. (2011). Desarrollo Sustentable. Una oportunidad para la Vida.
México D.F., México: Mc Graw - Hill/Interamericana Editores.
001.42 H55 2014 Hernández, R., Fernández, C., y Baptista, M.(2014). Metodología de la
EJ. 5 investigación. (6a ed.). México, D.F.:Mcgraw-Hill Interamericana 
MINAM. (2011). Educación Ambiental. (1 ed.). Lima: Biblioteca Nacional de
Perú.
372.357 U58 Universidad de Lima (2000). Educación ambiental. (1ª ed.) Lima:
Universidad De Lima
PNUMA (2005). La ciudadanía ambiental global. Quito. Mariscal

Links de consulta:

- Consumo ético y sus dimensiones Recuperado de


http://manglar.uninorte.edu.co/bitstream/handle/10584/8169/124442.pdf?sequence=1

- Ecoeficiencia y sustentabilidad Recuperado de http://eprints.uanl.mx/3862/1/Ciencia


%20UANL%2018,71.pdf#page=35

- La Ecoeficiencia en la Universidad hacia el desarrollo sostenible Recuperado de


file:///C:/Users/carmen/Desktop/8855-Texto%20del%20art%C3%ADculo-30741-1-10-
20140814%20(1).pdf

- Economía Circular Recuperado de


https://s3.amazonaws.com/academia.edu.documents/55994027/CERDA_y_KHALILOVA.pdf
?response-content-disposition=inline%3B%20filename%3DECONOMIA_CIRCULAR.pdf

PROGRAMA DE FORMACIÓN HUMANÍSTICA


SEMESTRE 2020-1