Está en la página 1de 5

Método gravimétrico

Índice de contenido  ocultar 
1 Teoría básica del método gravimétrico (geofísica)
1.1 Unidades de gravedad
2 Adquisición gravimétrica en campo

En esta entrada puedes aprender la teoría básica del método geofísico


gravimétrico, sin embargo al ser un tema extenso, te dejamos varios
subtemas que puedes visitar, a continuación.

 Densidad de las rocas


 Anomalías gravimétricas
 Gravímetros
El método gravimétrico (adquisición de la gravedad o exploración
gravimétrica) es parte esencial de los métodos geofísicos y de la
ciencia geofísica.
En el método gravimétrico (gravimetría) la geología del subsuelo se
investiga sobre la base de las variaciones en el campo gravitatorio de la
Tierra que surgen de las diferencias de densidad entre las rocas del
subsuelo.
Un concepto subyacente es la idea de un cuerpo causal, que es una unidad
de roca de diferente densidad de su entorno.

Un cuerpo causal representa una zona subsuperficial de masa anómala y


causa una perturbación localizada en el campo gravitatorio que se conoce
como anomalía de la gravedad (anomalía gravitatoria).

Un amplio rango de situaciones geológicas da lugar a zonas de masa


anómalas que producen anomalías de gravedad significativas.

A pequeña escala, el relieve enterrado en una superficie rocosa, como un


valle enterrado, puede dar lugar a anomalías medibles.

En una escala más grande, las pequeñas anomalías negativas se asocian


con domos de sal.

En una escala aún mayor, las anomalías de gravedad mayores son


generadas por plutones de granito o cuencas sedimentarias.

La interpretación de las anomalías de la gravedad (anomalías gravimétricas)


permite realizar una evaluación de la profundidad y la forma probable del
cuerpo causal.
La capacidad de realizar el método gravimétrico en áreas marinas o, en
menor medida, desde el aire extiende el alcance del método para que la
técnica pueda emplearse en la mayoría de las áreas del mundo.

Teoría básica del método


gravimétrico (geofísica)
Ecuaciones del principio del método gravimétrico (geofísica)

La base o principio del método de la adquisición geofísica del método


gravimétrico (Exploración gravimétrica) es la Ley de Gravitación de
Newton, que establece que la fuerza de atracción F entre dos masas m1 y
m2, cuyas dimensiones son pequeñas con respecto a la distancia r entre
ellas, viene dada por la ecuación 1.
Donde G es la constante gravitacional (6.67 x 10ˆ-11 m3 kgˆ-1 sˆ-2).

Considere la atracción gravitatoria de una Tierra esférica, no giratoria y


homogénea de masa M y radio R en una pequeña masa en su superficie.

Es relativamente simple mostrar que la masa de una esfera actúa como si


estuviera concentrada en el centro de la esfera y por sustitución en la
ecuación 2.

La fuerza se relaciona a la masa por la aceleración y el término g = GM / R2


se conoce como la aceleración gravitacional o, simplemente, la gravedad.

El peso de la masa está dado por mg.

En la Tierra, la gravedad sería constante.

Sin embargo, la forma elipsoidal, la rotación, el relieve irregular de la


superficie y la distribución interna de la masa de la Tierra hacen que la
gravedad varíe sobre su superficie.

El campo gravitatorio se define de la manera más útil en términos del


potencial gravitacional U, mostrado en la ecuación 3

Mientras que la aceleración gravitacional g es una cantidad vectorial, que


tiene tanto magnitud como dirección (verticalmente hacia abajo), el potencial
gravitacional U es un escalar, que tiene solo magnitud.
La primera derivada de U en cualquier dirección da el componente de la
gravedad en esa dirección.

En consecuencia, un enfoque de campo potencial proporciona flexibilidad


computacional.

Las superficies equipotenciales se pueden definir en las que U es constante.

La superficie a nivel del mar, o geoide, es la superficie equipotencial más


fácilmente reconocible, que es horizontal en todas partes, es decir, en
ángulos rectos a la dirección de la gravedad.

Unidades de gravedad
El valor medio de la gravedad en la superficie de la Tierra es de
aproximadamente 9,8 msˆ-2.
Las variaciones en la gravedad causadas por las variaciones de densidad
en el subsuelo son del orden de 100 umsˆ-2.

Esta unidad de micrómetro por segundo por segundo se conoce como


unidad de gravedad (gu).

En los levantamientos de gravedad en tierra, se puede alcanzar una


precisión de ± 0.1 gu, correspondiente a aproximadamente cien
millonésimas del campo gravitacional normal.

En el mar, la precisión que se puede obtener es considerablemente menor,


aproximadamente ± 10 gu.

The c.g.s. la unidad de gravedad es el miligal (1 mgal = 10-3 gal = 10-3cms-


2), equivalente a 10 gu.

Adquisición gravimétrica en
campo
El espacio entre estaciones utilizado en el método gravimétrico (geofísica)
puede variar desde unos pocos metros en el caso de levantamientos
geotécnicos o minerales detallados a varios kilómetros en levantamientos
de reconocimiento regionales.
La densidad de la estación debe ser mayor donde el campo de gravedad
está cambiando más rápidamente, como medida precisa de Los gradientes
de gravedad son críticos para la interpretación posterior.
Si se requieren valores de gravedad absolutos para relacionar los
resultados con otros levantamientos de gravedad, al menos una estación
base de fácil acceso debe estar disponible donde se conoce el valor
absoluto de la gravedad.

Si la ubicación de la estación de IGSN más cercana es inconveniente, se


puede usar un gravímetro para establecer una base local midiendo la
diferencia de gravedad entre la estación de IGSN y la base local.

Debido a la deriva instrumental, esto no se puede lograr directamente y se


adopta un procedimiento conocido como bucle. Se realiza una serie de
lecturas alternativas en los tiempos registrados en las dos estaciones y se
construyen curvas de deriva para cada una (Fig. 1).

Figura 1: El principio del looping. Las cruces y los círculos representan

lecturas alternas del gravímetro tomadas en dos estaciones base. Las


separaciones verticales entre las curvas de deriva para las dos estaciones
(Δg1–4) proporcionan una estimación de la diferencia de gravedad entre
ellas
Las diferencias en las mediciones de ordenadas (Δg1–4) para las dos
estaciones pueden promediarse para dar una medida de la diferencia de
gravedad corregida por la deriva.

Durante un levantamiento por gravedad, el gravímetro se lee en una


estación base a una frecuencia que depende de las características de
deriva del instrumento.

En cada estación de levantamiento, se registran la ubicación, el tiempo, la


elevación / profundidad del agua y la lectura del gravímetro.

Para obtener un valor de gravedad reducido con una precisión de ± 1gu, el


procedimiento de reducción descrito en la siguiente sección indica que el
gravímetro debe leerse con una precisión de ± 0.1 gu, la latitud de la
estación debe conocerse a ± 10 m y la la elevación de la estación debe
conocerse a ± 10 mm.

Por lo tanto, la latitud de la estación debe determinarse a partir de mapas a


una escala de 1: 10 000 o menor, o mediante el uso de sistemas
electrónicos de fijación de la posición.

Las incertidumbres en las elevaciones de las estaciones de gravedad


probablemente representan los mayores errores en la reducción de los
valores de gravedad en tierra; en el mar, las profundidades del agua se
determinan fácilmente con un registrador de profundidad de precisión con
una precisión consistente con las mediciones de gravedad.

En áreas terrestres bien estudiadas, la densidad de elevaciones


determinadas con precisión en los puntos de referencia es normalmente lo
suficientemente alta como para que las estaciones de gravedad puedan
ubicarse en los puntos de referencia o conectadas a ellas mediante
levantamientos de nivelación.

Los reconocimientos de gravedad por reconocimiento de áreas menos bien


mapeadas requieren algún tipo de determinación de elevación
independiente.

Muchas de estas áreas han sido estudiadas utilizando altímetros aneroides.

La precisión de las alturas determinadas por dichos instrumentos depende


de las condiciones climáticas prevalecientes y es del orden de 1 a 5 m, lo
que lleva a una incertidumbre relativamente grande en las correcciones de
elevación aplicadas a los valores de gravedad medidos.

El equipo óptimo en la actualidad es el sistema de posicionamiento global


(GPS) (Davis et al. 1989), cuya constelación de 24 satélites está completa y
se emite una señal sin adulterar.

Las señales de estos pueden ser monitoreadas por un receptor pequeño y


barato.

El uso de GPS diferencial, es decir, la comparación entre las señales de


GPS entre un conjunto de base en una elevación conocida y un conjunto de
campo móvil, puede proporcionar elevaciones con una precisión de unos 25