Está en la página 1de 14

INSTITUTO TECNOLOGICO DE CERRO AZUL.

MECANICA DE MATERIALES.

UNIDAD 1.
ESFUERZO Y DEFORMACION AXIAL Y DE CORTE PURO.

DOCENTE: ING. PACHECO CHON JUAN JOSE.

ALUMNA: TIBURCIO LONGINOS INDRA DAMARIS.

GRUPO:1

ENERO-JUNIO 2020.
1.1 ESFUERZO NORMAL Y DEFORMACIÓN AXIAL.

Definiremos entonces como Esfuerzo Normal (σ) a la cantidad de fuerza por


unidad de área actuando en dirección normal. Puede expresarse de la siguiente
forma:

Esta ecuación expresa la intensidad de un esfuerzo uniforme en una barra


prismática con sección transversal arbitraria cargada axialmente.

Cuando la barra es estirada por las fuerzas P, los esfuerzos son esfuerzos de
tensión; si se invierte la dirección de las fuerzas, la barra se comprime y tenemos
esfuerzos de compresión. Puesto que los esfuerzos actúan en una dirección
perpendicular a la superficie cortada, se denominan esfuerzos normales.

Si ‘ΔFn’ “sale” de la sección transversal, el esfuerzo normal es de tracción y se


denota con signo positivo. De lo contrario, el esfuerzo normal es de compresión y
se escribe con signo negativo.
Puesto que los esfuerzos actúan en una dirección perpendicular a la superfi cie
cortada, se denominan esfuerzos normales. Y, por tanto, los esfuerzos normales
pueden ser de tensión o de compresión.

Cuando se requiere una convención de signos para los esfuerzos normales, se


acostumbra definir a los esfuerzos de tensión como positivos y a los esfuerzos de
compresión como negativos. Puesto que el esfuerzo normal se obtiene dividiendo
la fuerza axial entre el área de la sección transversal, tiene unidades de fuerza por
unidad de área.

Deformación axial:

La resistencia del material no es el único parámetro que debe utilizarse al diseñar


o analizar una estructura; controlar las deformaciones para que la estructura
cumpla con el propósito para el cual se diseñó tiene la misma o mayor
importancia. El análisis de las deformaciones se relaciona con los cambios en la
forma de la estructura que generan las cargas aplicadas.

Una barra sometida a una fuerza axial de tracción aumentara su longitud inicial; se
puede observar que bajo la misma carga pero con una longitud mayor este
aumento o alargamiento se incrementará también. Por ello definir la deformación
(ε) como el cociente entre el alargamiento δ  y la longitud inicial L, indica que sobre
la barra la deformación es la misma porque si aumenta L también aumentaría δ.
Matemáticamente la deformación sería:

Al observar la ecuación se obtiene que la deformación es un valor adimensional


siendo el orden de magnitud en los casos del análisis estructural alrededor de
0,0012, lo cual es un valor pequeño (Beer y Johnston, 1993; Popov,1996; Singer y
Pytel, 1982).
1.2 Diagrama Esfuerzo-Deformación.

Los resultados de los ensayos, en general, dependen de las dimensiones de la


muestra que se ensaya. Como es poco probable que diseñemos una estructura
que tenga partes con el mismo tamaño que las muestras para ensayo,
necesitamos expresar los resultados en una forma que se pueda aplicar a
elementos de cualquier tamaño. Una forma simple de lograr este objetivo es
convertir los resultados de los ensayos en esfuerzos y deformaciones unitarias.

El esfuerzo axial s en una muestra para ensayo se calcula dividiendo la carga axial
P entre el área de la sección transversal A Cuando se utiliza el área inicial de la
muestra en los cálculos, el esfuerzo se denomina esfuerzo nominal (otros nombres
son esfuerzo convencional y esfuerzo ingenieril). Un valor más exacto del esfuerzo
axial, denominado esfuerzo real, se puede calcular empleando el área real de la
barra en la sección transversal donde ocurre la falla. Como el área real en un
ensayo de tensión siempre es menor que el área inicial (como se ilustra en la fi
gura1.8), el esfuerzo real es mayor que el esfuerzo nominal. La deformación
unitaria axial promedio _ en la muestra para ensayo se determina dividiendo el
alargamiento medido d en medio de las marcas de calibración, entre la longitud
calibrada L. Si la longitud calibrada inicial se emplea en el calculo entonces se
obtiene la deformación unitaria normal. Como la distancia entre las marcas de
calibración aumenta conforme se aplica la carga de tensión, podemos calcular la
deformación unitaria verdadera (o deformación unitaria natural) para cualquier
valor de la carga empleando la distancia real entre las marcas de calibración. En
tensión, la deformación unitaria real siempre es menor que la deformación unitaria
nominal. Sin embargo, para la mayor parte de los fines ingenieriles, el esfuerzo
nominal y la deformación unitaria nominal son adecuadas, como se explica mas
adelante en esta sección. Después de realizar un ensayo de tensión o compresión
y de determinar el esfuerzo y la deformación unitaria para varias magnitudes de la
carga, podemos trazar un diagrama del esfuerzo en función de la deformación
unitaria. Ese diagrama esfuerzo-deformación unitaria es una característica del
material particular que se ensaya y contiene información importante sobre sus
propiedades mecánicas y el tipo de comportamiento.
EL diagrama es la curva resultante graficada con los valores del esfuerzo y la
correspondiente deformación unitaria en el espécimen calculado a partir de los
datos de un ensayo de tensión o de compresión.

Es la curva resultante del ensayo a tracción que representa los valores del
esfuerzo σ y la correspondiente deformación unitaria ε= (lf ‐ li)/li producida en la
probeta.

a)  Límite de proporcionalidad:

Se observa que va desde el origen O hasta el punto llamado límite de


proporcionalidad, es un segmento de recta rectilíneo, de donde se deduce la tan
conocida relación de proporcionalidad entre la tensión y la deformación enunciada
en el año 1678 por Robert Hooke. Cabe resaltar que, más allá la deformación deja
de ser proporcional a la tensión.

b) Limite de elasticidad o limite elástico:

Es la tensión más allá del cual el material no recupera totalmente su forma original
al ser descargado, sino que queda con una deformación residual llamada
deformación permanente.

c) Punto de fluencia:
Es aquel donde en el aparece un considerable alargamiento o fluencia del material
sin el correspondiente aumento de carga que, incluso, puede disminuir mientras
dura la fluencia. Sin embargo, el fenómeno de la fluencia es característico del
acero al carbono, mientras que hay otros tipos de aceros, aleaciones y otros
metales y materiales diversos, en los que no manifiesta.

d) Esfuerzo máximo:

Es la máxima ordenada en la curva esfuerzo-deformación.

e) Esfuerzo de Rotura:

Verdadero esfuerzo generado en un material durante la rotura.

1.3 LEY DE HOOKE.

La relación lineal entre el esfuerzo y la deformación unitaria para una barra en


tensión o compresión simple se expresa por la ecuación:

En donde s es el esfuerzo axial, es la deformación unitaria axial y E es una


constante de proporcionalidad conocida como módulo de elasticidad del material.
El modulo de elasticidad es la pendiente del diagrama esfuerzo deformación
unitaria en la región linealmente elástica. Como la deformación unitaria es
adimensional, las unidades de E son las mismas que las del esfuerzo. Las
unidades típicas de E son psi o ksi en unidades inglesas y pascales (o sus
múltiplos) en unidades SI.

La ecuación anterior se conoce como la ley de Hooke, nombrada en honor del


famoso científico ingles Robert Hooke (1635-1703), quien fue la primera persona
que investigo científicamente las propiedades elásticas de los materiales y probó
varios de ellos como metal, madera, piedra, hueso y tendones. Hooke midió el
alargamiento de alambres largos que soportaban pesos y observo que los
estiramientos “siempre mantienen las mismas proporciones entre si de acuerdo
con los pesos que los causaron”. Así, Hooke estableció la relación lineal entre las
cargas aplicadas y los alargamientos resultantes.

La ecuación anterior en realidad es una versión muy limitada de la ley de Hooke


debido a que solo se relaciona con los esfuerzos longitudinales y las
deformaciones unitarias desarrolladas en tensión o compresión simple de la barra
(esfuerzo uniaxial).

Ley de Hooke en cortantes.

Las propiedades de un material en cortante se pueden determinar de manera


experimental a partir de ensayos de cortante directo o de ensayos de torsión.
Estos últimos ensayos se realizan torciendo tubos circulares huecos, lo que
produce un estado de cortante puro.
A partir de los resultados de esos ensayos, podemos trazar diagramas de
esfuerzo-deformación unitaria cortante (es decir, diagramas de esfuerzo cortante t
en función de la deformación unitaria cortante). Estos diagramas son similares en
forma a los diagramas de ensayos de tensión para los mismos materiales, aunque
difieren en las magnitudes.

Para muchos materiales, la parte inicial del diagrama de esfuerzo-deformación


unitaria en cortante es una recta que pasa por el origen, al igual que en tensión.
Para esta región linealmente elástica, el esfuerzo cortante y la deformación
unitaria en cortante son proporcionales y, por lo tanto, tenemos la ecuación
siguiente para la ley de Hooke en cortante:

En donde G es el módulo de elasticidad en cortante (también denominado módulo


de rigidez).

1.4 ESFUERZO CORTANTE Y DEFORMACIÓN ANGULAR.

Las fuerzas aplicadas a un elemento estructural pueden inducir un efecto de


deslizamiento de una parte del mismo con respecto a otra. En este caso, sobre el
área de deslizamiento se produce un esfuerzo cortante, o tangencial.
Análogamente a lo que sucede con el esfuerzo normal, el esfuerzo cortante se
define como la relación entre las cargas de valor igual a F/2 y el área a través de
la cual se produce el deslizamiento, donde la fuerza es paralela al área. El
esfuerzo cortante (τ) ser calcula como:

Esfuerzo cortante = cargas / área donde se produce el deslizamiento

Donde,
τ:es el esfuerzo cortante
V: es la fuerza que produce el esfuerzo cortante (F/2)
A: es el área sometida a esfuerzo cortante.

Tipos de Esfuerzo Cortantes:

 Esfuerzo cortante horizontal: se desarrolla a lo largo de un elemento


estructural que es sometido a cargas transversales que es igual al esfuerzo
cortante vertical en ese mismo punto. También llamado esfuerzo cortante
longitudinal.

 Esfuerzo cortante vertical: esfuerzo que se desarrolla a lo largo de la


sección transversal de un elemento estructural para resistir la cortante
transversal.

 Esfuerzo cortante de punzonamiento: esfuerzo cortante elevado, debido a


la reacción de la fuerza que desarrolla un pilar sobre una losa de hormigón
armado.
El esfuerzo cortante promedio sobre la sección transversal de un perno se obtiene
dividiendo la fuerza cortante total V entre el área A de la sección transversal sobre
la que actúa, como sigue:

1.5 ESFUERZOS DE APLASTAMIENTO.

Tanto pernos como pasadores y remaches crean esfuerzos en los elementos, en


toda la superficie de aplastamiento de contacto. Por ejemplo, consideremos
nuevamente las dos platinas A y B, unidas por un remache CD, de las que se
muestra en la figura.

El remache ejerce sobre la platina A una fuerza P igual u opuesta a la fuerza F


que ejerce la platina sobre el remache. P es la resultante de fuerzas elementales
distribuidas en la superficie interior de un semicilindro de diámetro D y longitud T
igual al espesor de la platina. Como la distribución de estas fuerzas y los
esfuerzos correspondientes es muy complicada, en la práctica se usa un valor
medio OB, llamado fuerza de aplastamiento, que se obtiene dividiendo la carga P
por el área proyectada del remache en la platina. Como esta área es igual a TD,
en que T es el espesor de la platina y D el diámetro del remache, se tiene:
1.6 ESFUERZOS ADMISIBLES Y CARGAS ADMISIBLES.

La ingeniería se ha descrito apropiadamente como la aplicación de la ciencia a los


propósitos comunes de la vida. Al cumplir esta misión, los ingenieros diseñan una
variedad aparentemente sin fin de objetos para satisfacer las necesidades básicas
de la sociedad. Esas necesidades incluyen vivienda, agricultura, transporte,
comunicación y muchos otros aspectos de la vida moderna. Los factores que se
deben considerar en el diseño incluyen funcionalidad, resistencia, apariencia,
economía y efectos ambientales. Sin embargo, al estudiar la mecánica de
materiales, nuestro interés principal de diseño es la resistencia, es decir, la
capacidad del objeto para soportar o trasmitir cargas. Entre los objetos que deben
soportar cargas se incluyen edificios, maquinas, recipientes, camiones, aeronaves,
barcos y similares.
Por simplicidad, nos referiremos a estos objetos como estructuras; por tanto, una
estructura es cualquier objeto que debe soportar o transmitir cargas.

Factores de seguridad:

Como se debe evitar la falla estructural, las cargas que una estructura debe
soportar deben ser mayores que las cargas a que se someterá cuando este en
servicio. Como la resistencia es la habilidad de una estructura para resistir cargas,
el criterio anterior se puede volver a plantear como sigue: la resistencia real de
una estructura debe ser mayor que la resistencia requerida. La razón entre la
resistencia real y la resistencia requerida se denomina factor de seguridad n:

Esfuerzo permisible:
Los factores de seguridad se definen e implantan de diversas maneras. Para
muchas estructuras, es importante que el material permanezca dentro del rango
elástico a fi n de evitar deformaciones permanentes cuando se remuevan las
cargas. En estas condiciones el factor de seguridad se establece con respecto a la
fluencia de la estructura. La fluencia inicia cuando el esfuerzo de fluencia se
alcanza en cualquier punto dentro de la estructura. Por tanto, al aplicar un factor
de seguridad con respecto al esfuerzo de fluencia (o resistencia a la fluencia),
obtenemos un esfuerzo permisible (o esfuerzo de trabajo) que no se debe rebasar
en la estructura. Por tanto:

O bien, para tensión y cortante, respectivamente:

Donde σY y τY son los esfuerzos de fluencia y n1 y n2 son los factores de seguridad


correspondientes.

Cargas permisibles:

Después que se han establecido los esfuerzos permisibles para un material o una
estructura particular, se puede determinar la carga permisible sobre esa
estructura. La relación entre la carga permisible y el esfuerzo permisible depende
del tipo de estructura. En este capitulo nos interesan solo las clases mas
elementales de estructuras, que son las barras en tensión o compresión y los
pasadores (o pernos) en cortante directo y en soporte. En estos tipos de
estructuras los esfuerzos están distribuidos uniformemente (o al menos se supone
que lo están) sobre un área. Por ejemplo, en el caso de una barra en tensión, el
esfuerzo esta distribuido uniformemente sobre el área de la sección transversal,
siempre que la fuerza axial resultante actué en el centroide de la sección
transversal. Lo mismo es valido para una barra en compresión con la condición
que no se le someta a una carga excéntrica que provoque pandeo. En el caso de
un pasador sometido a cortante, solo consideramos el esfuerzo cortante promedio
sobre la sección transversal, que es equivalente a suponer que el esfuerzo
cortante esta distribuido uniformemente. De manera similar, solo consideramos un
valor promedio del esfuerzo de soporte que actúa sobre el área proyectada del
pasador.

Por tanto, en los cuatro casos anteriores la carga permisible (también llamada
carga segura) es igual al esfuerzo permisible por el área sobre la que actúa:

Carga permisible = (Esfuerzo permisible) (Área)

Para barras en tensión y compresión directa (sin pandeo), esta ecuación se


convierte en:

En donde σperm es el esfuerzo cortante permisible y A es el área sobre la que actúa


el esfuerzo cortante.

Si el pasador esta en cortante simple, el área es el de la sección transversal del


pasador; en cortante doble, es el doble del área de la sección transversal. Por
ultimo, la carga permisible basada en soporte es:

En donde σperm es el esfuerzo normal permisible y Ab es el área proyectada del


pasador u otra superficie sobre la que actúan los esfuerzos de soporte.

1.7 CONCENTRACIÓN DE ESFUERZOS.


Los cambios o variaciones de las secciones transversales de una pieza y
especialmente las variaciones bruscas, resultan en la magnificación de los
Esfuerzos efecto conocido como Concentración de Esfuerzos. Las hendiduras,
agujeros y cambios de sección bruscos son Concentradores de Esfuerzos. Se ha
podido verificar que por ejemplo un agujero circular en una placa plana incrementa
los esfuerzos hasta tres veces.

El análisis de los concentradores de esfuerzo es indispensable en piezas


sometidas a fatiga. En un ensayo de tensión común, no necesariamente produce
un efecto cuantificable ya que esa zona experimenta un aumento de resistencia
por deformación plástica, pero es interesante observar que la fisura comienza
precisamente en la discontinuidad.

La intensidad de una concentración de esfuerzos suele expresarse como la razón


del esfuerzo máximo al nominal, llamada factor de concentración de esfuerzos K: