Está en la página 1de 5

¿Cómo la educación es una de las claves para generar más igualdad social?

Por Vanessa Menco de grado 10ª del Jorge Isaacs. 2020

“La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser

libre’’

–Jonathan Hennesey

Es evidente que la educación es uno de los factores más influyentes en la sociedad, tanto para

el avance y progreso de las personas como para el cambio en la mentalidad de quien la recibe. Es

importante definir la educación como un proceso gradual, que no genera solamente

conocimientos teóricos, sino también valores, costumbres, comportamientos y actitudes que a lo

largo de la vida del estudiante serán más notorias, está claro que la educación y el desarrollo son

dos conceptos que van de la mano, la pobreza y el ser pobre no es consecuencia de un bajo

ingreso económico; sino un proceso que se define en la falta de capacidades de las personas,

impidiendo que se desarrollen a sí mismas y alcancen un estado de vida óptimo.

Empezare por considerar que la falta de oportunidades sociales en las personas tales como: el

acceso a la salud, la educación, etc, causan una evidente problemática que vivimos día a día;

LA DESIGUALDAD SOCIAL. Cabe entonces preguntarse ¿Cómo podríamos generar más

igualdad social? veamos, en este caso hablando de la educación, es importante decir que esta

sería un factor clave para cumplir nuestro objetivo ya que esta no solo aumentaría la calidad de
vida de las personas, sino que ampliaría su capacidad para liberarse de la pobreza, brindándole la

oportunidad de obtener trabajos mejores remunerados.

La ONU afirma: “La educación es la clave para poder alcanzar otros muchos Objetivos de

Desarrollo Sostenible (ODS). Cuando las personas pueden acceder a una educación de calidad,

pueden escapar del ciclo de la pobreza. Por consiguiente, la educación contribuye a reducir las

desigualdades.”[CITATION Org \l 9226 ] . Con esto en mente podemos recalcar que para

empezar a erradicar la desigualdad social se necesita como primera medida la educación, cuando

la persona es analfabeta su destreza para entender e solicitar sus derechos es restringida, y su

falencia educacional puede liderar otra clase de privaciones. Mientras que la educación básica

favorece a reducir la privación básica, la falta de educación tiende a hacer persistir el problema

para las personas que están en los estratos sociales más bajos, cuyos derechos no son respetados

porque ellos no tienen la habilidad de leer, observar y demandar, ni saben cómo hacerlo. Así, la

diferencia educacional se relaciona con la diferencia de clases.

Tengamos en cuenta que la desigualdad económica lleva a desigualdad social, esto quiere

decir que mientras exista un reparto desequilibrado de la riqueza y rentas económicas, más vamos

a percibir la brecha del “rico y el pobre, y las oportunidades de unos y otros. Pero se preguntará

usted lector, Si sabemos que nuestra sociedad es desigual y llena de fallas en su sistema ¿Qué

podríamos hacer para empezar un proceso y acabar con la desigualdad?, para ello es necesario

centrarnos en un aspecto, la pobreza, ser pobre impide el acceso a una educación de calidad y

esto conlleva a la dificultad de obtener un mejor empleo que produzca mejores ingresos, como

consecuencia los hijos de aquellas familias no podrían acceder a una educación de calidad,

porque sus padres no podrían financiarla. Ante esto, [CITATION UNE08 \l 9226 ] señala que en

comparación, el gasto que hacen las familias de bajos ingresos en educación es mucho mayor que
el de familias de altos ingresos, ya que no solo confrontan problemas de dinero, sino que deben

optar entre que su hijo estudie o trabaje y aporte económicamente al hogar. Invertir en educación

otorga a las familias pobres un importante nivel en la tasa de retorno de la misma, si bien los

argumentos de esta inversión no están fundados en un análisis pecuniario, sino en la visión de la

educación como derecho humano y aumento de las capacidades.

Está claro que la desigualdad de acceso a la educación está vinculada con otros factores, por

ejemplo, su lugar de residencia; es innegable el hecho de que las familias de las zonas rurales

tienen menos acceso a la educación porque suelen ser más pobres. La educación es si es un

derecho fundamental, pero son las circunstancias y los factores externos quienes marcan la

oportunidad de acceder a la misma. Para Sen, “cuanto mayor sea la cobertura de la educación

básica y de la asistencia, sanitaria, más probable es que incluso las personas potencialmente

pobres tengan más oportunidades de vencer la miseria”[ CITATION Ama99 \l 9226 ] Promover

las oportunidades de las personas desde los gobiernos y las instituciones, tanto en el plano social

(a través del sistema educativo) como en el económico (a través de la participación productiva en

el comercio), ayudaría no solo a generar riqueza individual en las personas, sino que genera

patrimonio humano y recursos económicos que benefician a toda la sociedad.

En este sentido, el diseñar y desarrollar políticas sociales y de igualdad, favorecería y

aumentaría la posibilidad de tener una sociedad más inclusiva, y sería un elemento clave para

acabar con la desigualdad. La equidad en la educación se traduce al crecimiento económico y a la

reducción de la pobreza, crearía una sociedad mucho más competitiva y critica que a lo largo del

tiempo creara un sistema mucho mejor diseñado y que cumpla con cada uno de los requisitos, El

Banco Mundial (2006) argumenta a su vez, que “un buen nivel educativo en los pobres los

conduce a beneficiarse de las oportunidades del crecimiento económico y favorece a largo plazo
a reducir la desigualdad de ingresos. La educación es visualizada para este organismo, desde el

punto de vista de la inversión y la ganancia económica, planteando que aquellas familias que no

posean educación secundaria serán pobres y no invertirán en la educación de sus hijos,

manteniéndose de esta manera un círculo vicioso de la pobreza a través de generaciones”.

En conclusión, se distingue perfectamente que la educación es clave en un proceso como

acabar con la desigualdad, cada uno de nosotros debe tomar una posición clara y empezar a

defender lo que es justo, empecemos por pedirle a nuestros gobiernos que le den prioridad a la

educación en cada factor, presionemos para que nuestros dirigentes tomen el compromiso de

proporcionar una educación de calidad y gratuita, especialmente a quienes más lo necesitan.


Bibliografia

UNESCO “Educación para Todos en 2015 ¿Alcanzaremos la meta?” Organización de las

Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Informe de seguimiento de la ETP en

el mundo (Francia, 2008)

SEN, Amartya “La pobreza como privación de capacidades” en Desarrollo y Libertad (SEN,

1999) Editorial Planeta S.A., Buenos Aires (2000)

BANCO MUNDIAL. “Reducción de la pobreza y crecimiento: círculos virtuosos y círculos

viciosos” Washington, D.C. (2006)

ONU,” Objetivos de Desarrollo Sostenible” recuperado de

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-

content/uploads/sites/3/2016/10/4_Spanish_Why_it_Matters.pdf