Está en la página 1de 3

Pedro Arias Dávila o bien Pedro Arias de Ávila o por su remoquete Pedrarias (Segovia, 1440 – León

Viejo, 6 de marzo de 1531) era un noble, político y militar castellano, destacado por su
participación en América, donde alcanzó el cargo de gobernador y capitán general de Castilla de
Oro desde 1514 hasta 1526 y el de gobernador de Nicaragua de 1528 a 1531.

Fue apodado «el Galán» y «el Justador», porque desde su juventud sobresalía en el manejo de la
lanza, destacando en cuantas justas y torneos participaba.

Índice

1 Biografía

1.1 Origen familiar y primeros años

1.2 Carrera militar en Europa

1.3 Gobernador de Castilla de Oro

1.4 Gobernador de Nicaragua y fallecimiento

2 Matrimonio y descendencia

3 Hallazgos de sus restos en el siglo XX

4 Leyenda negra

5 Véase también

6 Notas y referencias

7 Bibliografía

8 Enlaces externos

Biografía

Origen familiar y primeros años

Pedro Arias Dávila había nacido en el año 14402 en la ciudad de Segovia de la Extremadura que
formaba parte de la Corona de Castilla. Pertenecía a una de las familias aristocráticas segovianas
más influyentes: los Arias Dávila, de origen judeoconverso, fundada por su abuelo Diego Arias
Dávila, contador mayor de Castilla.

Su padre era Pedro Arias Dávila el Valiente, destacado en el reinado de Enrique IV de Castilla, a
quien sirvió desde pequeño con el empleo de doncel cuando aún era príncipe de Asturias, y su
madre era María Ortiz de Cota, también perteneciente a una familia judeoconversa de la ciudad de
Toledo.

Siguiendo la tradición familiar, fue criado en la corte castellana, primero en la del rey Enrique, y
después en la de los Reyes Católicos, por quienes fue nombrado contino en 1484.3 Llegó a ser con
los años un experto militar y uno de los más afamados coroneles del ejército de los Reyes
Católicos.

Carrera militar en Europa

Se distinguió en la Guerra de Granada y en las guerras de Portugal y Francia, y especialmente en


las de África (1508-1511), participando en la toma de Orán (1509) dirigiendo las escuadras de
Segovia y Toledo, y en la toma de Bugía (1510) como coronel de infantería al frente de catorce
soldados, siendo el primero que logró escalar los muros de la plaza, después de dar muerte al
alférez musulmán que la custodiaba. Esta heroica defensa le valió el acrecentamiento de armas de
su escudo familiar por una real provisión de 12 de agosto de 1512.

Gobernador de Castilla de Oro

En 1513 fue nombrado gobernador y capitán general de Castilla de Oro, que comprendía
territorios de los actuales países de Nicaragua, Costa Rica, Panamá y la parte norte de Colombia.
Asumió el cargo en 1514, a pesar de contar ya entonces con unos 74 años de edad.

En 1519 fundó la ciudad de Panamá en su primitivo asiento (actualmente llamada Panamá la


Vieja). Se caracterizó por su temperamento ambicioso y la crueldad con que trató tanto a los
indígenas como a los españoles que estaban bajo su mando, lo cual le mereció el apodo de Furor
Domini («Ira de Dios»).

Entre otras acciones, ordenó decapitar a Vasco Núñez de Balboa, prometido de su hija María de
Peñalosa, y a Francisco Hernández de Córdoba, fundador de las ciudades de León, cuyas ruinas
fueron descubiertas en 1967, Granada de Nicaragua y de la villa de Bruselas en las cercanías del
golfo de Nicoya, en territorio de la actual Costa Rica.

Ante las graves acusaciones formuladas en su contra, fue separado de la gobernación de Castilla
de Oro.

Gobernador de Nicaragua y fallecimiento


Posteriormente fue nombrado gobernador de la provincia de Nicaragua, cargo que ejerció desde
1528 hasta su muerte, ocurrida en la antigua ciudad de León4 el 6 de marzo4 de 1531,4 que sería
abandonada en 1610 por los constantes terremotos y una erupción del cercano volcán
Momotombo.