Está en la página 1de 2

Edward Santiago Jiménez García

Estudios Literarios  
Universidad Autónoma
Crónicas del Notre deam
    Era un día tranquilo, todo iba de lo más normal. De un momento a otro en el cielo
despejado se veía una nube negra que iba aumentando, como si alguien estuviera
pidiendo ayuda con señales de humo, se sentía una gran ola de calor a su alrededor y
todos se detuvieron a observar un trágico suceso, sacaron sus celulares para grabar el
momento y para tomar fotos, pues los gritos y el llanto que soltaban las personas daban
entrada al sufrimiento de un país, del mundo, por la idea de perder parte de la historia y
su cultura, notre dream, “nuestra madre”, estaba envuelta en llamas el 15 de abril del
2019, más de 800 años de historia convirtiéndose en cenizas.

   Su construcción empezó desde 1163 y termino en el año 1365, la Catedral de París
está formada por dos torres con una altura de 69 metros con una cantidad de 387
escalones para llegar a lo más alto de las dos torres y donde nació el mito del jorobado de
notre deam. El tipo de fechada, se denomina “armónica”, es una uniformidad en casi
todas las grandes catedrales de estilo gótico, sobre todo las construidas después de la
segunda mitad del siglo XII. La parte de ábside, es la parte de la iglesia situada en la
cabecera, con sus contrafuertes producen también el efecto de un mecanismo artístico.
Los contrafuertes de las torres constituyen las principales líneas verticales de la fachada:
Los diferentes niveles de las torres de la catedral muestran las características del estilo
gótico de la primera mitad del siglo XIII; las superficies murales son planas y macizas,
pero el tratamiento decorativo que se impone en la fachada indica la intención del
arquitecto de cavidad y ornamentación. El rosetón, las anchas ventanas ojivales, la
galería de las columnitas finas y estilizadas y los cuadrilobulados abiertos en las
balaustradas, otorgan al edificio más ligereza y transparencia en sus partes altas. El
decorado esculpido ornamental y vegetal, debido a su relieve, anima las torres dotándola
de un bonito juego de sombras y luces. Su interior está dividido en tres naves por filas de
columnas de fustes cilíndricos. Los soportes son algo monótonos, terminan en capiteles
llenos de hojas con flora de la región de París. Las naves laterales son bajas, porque
conserva las galerías altas de Saint-Denis. Tiene una planta con forma de cruz latina. La
nave principal tiene de un total 127 metros de largo y 48 de ancho. El transepto, tiene 14
metros de ancho y 48 metros de longitud, es decir, la misma medida del ancho de la nave.
Se distingue una nave principal y 4 laterales, para un total de 5 naves con doble
deambulatorio. A su vez, la edificación alcanza en la aguja una altura máxima de 96
metros y una superficie total de 5500 m² (planos del notre deam).

Lo que convierte a esta catedral tan importante, son los hechos históricos que han
ocurrido dentro y fuera de ella, al sobrevivir a la primera guerra mundial, a la segunda
guerra mundial y la revolución francesa. Aun incluso después del incendio del 2019 sigue
en pie. Durante sus inicios la catedral estaba rodeada de pequeñas casas a su alrededor,
con el tiempo fue convirtiéndose en un lugar turístico e importante para la historia. Sus
principales hechos históricos son: en 1429, se produce la coronación de Enrique VI de
Inglaterra durante la guerra de los 100 años; Coronación de Napoleón Bonaparte en abril
de 1804; en 1831, Víctor Hugo publica la novela nuestra señora de parís; en 1871, los
revolucionarios empezaron a incendiar diferentes lugares, principalmente las iglesias;
beatificación de Juana de Arco 18 de abril de 1909; en 1944, celebración de la una de las
misas más importantes para la historia de Francia, el motivo, era la liberación de parís, el
26 de agosto; en 1992, fue reconocida como patrimonio de la humanidad, reconocida por
la Unesco; en el 2015, se celebraron los funerales de las víctimas de atentado del 13 de
noviembre

También podría gustarte