Está en la página 1de 9

DETERMINACIÓN DEL DIÁMETRO ÓPTIMO DE UNA

TUBERÍA

El diámetro óptimo de tubería se determina a base de cálculos técnicos y


económicos. Las dimensiones de la tubería, incluidas las dimensiones y las
funciones de distintos componentes de ésta, así como las condiciones de operación
de la tubería determinan la capacidad de transporte del sistema. Los tubos de gran
diámetro sirven para un flujo masivo e intenso. Es importante, que los demás
componentes del sistema también sean debidamente calculados y seleccionados
para este fin. Habitualmente, cuanto mayor es la longitud del tramo de la tubería
troncal entre las centrales de bombeo, mayor es la caída de presión en la tubería. El
cambio de las características físicas del medio bombeado (su viscosidad, etc.)
también puede influir considerablemente en la presión dentro de la tubería.

El tamaño óptimo es el mínimo del rango de tamaños válidos y eficiente, desde el


punto de vista económico, en el curso de toda la vida útil del sistema.

Fórmula de cálculo de la capacidad de tubo:

Q:es el caudal de líquido bombeado;


d:es el diámetro de la tubería;
v:es la velocidad del flujo.

Para calcular el diámetro óptimo de la tubería se suele aprovechar los valores de


velocidad óptima de medio bombeado de guías, compuestos a base de datos
experimentales:
De ahí obtenemos la fórmula de cálculo del diámetro óptimo del tubo:

Q:es el caudal de líquido bombeado;


dо:es el diámetro óptimo de la tubería;
vо:es la velocidad óptima del flujo.

Cuando la velocidad de flujo es alta, se suele utilizar tubos de diámetro reducido.


Eso permite disminuir los gastos en la compra de la tubería, su mantenimiento
técnico y su montaje (K1). Con el aumento de la velocidad las pérdidas de presión
por fricción y en resistencias locales van creciendo, lo que conlleva un aumento de
gastos en bombeo de líquido (K2).

En el caso de las tuberías de gran diámetro, los gastos K 1 serán mayores y los
gastos en operación K2 serán menores. Si sumamos los valores K1 y K2,
obtendremos los gastos totales mínimos K y el diámetro óptimo de la tubería. Los
gastos K1 y K2 en este caso corresponden al mismo período de tiempo.

SELECCIÓN DEL DIÁMETRO ÓPTIMO DE LA TUBERÍA

Determinándolo desde un criterio económico:


Cuando se genera la necesidad de transportar un caudal Q, de un fluido dado a lo
largo de cierta distancia; de inmediato se piensa en la utilización de tubería para
lograr tal fin. Ahora se abordará el tema desde el punto de vista económico.
Por el hecho que la tubería circular tiene la geometría óptima para el transporte de
fluidos (además de varias razones técnicas); solo se considera esta en el presente
artículo.
La razón económica por la cual se afirma lo anterior, es que el círculo es la forma
geométrica que tiene mayor área con el menor perímetro (y por lo tanto requiere
menos material para su construcción).
Al momento de seleccionar el diámetro de la tubería no solo se debe considerar un
criterio técnico (capacidad y resistencia); sino también debe estar basado en un
criterio económico.

El criterio económico que será propuesto está sustentado en el análisis del Costo
Total del Ciclo de Vida para una longitud de tubería dada.
Dicho Costo Total incluye el costo inicial de instalación (costo fijo o de capital),
más el costo de operación (bombeo) en el cual se incurre a lo largo de todo el
tiempo de trabajo de la tubería.
El sentido común nos indica que el valor de la tubería aumenta, en la medida en
que el diámetro aumenta. Y haciendo un análisis somero, se puede evidenciar
fácilmente que las pérdidas de energía generadas por la fricción (y por
consiguiente el consumo de energía), para un caudal Q fijo, disminuye en la
medida en que la tubería es de mayor tamaño.
En concreto, todos los diámetros de tubería tienen un costo de instalación fijo y un
costo de operación que crece exponencialmente en la medida en que se aumenta
el caudal (Ver gráfica 1).

Como se puede ver en la gráfica anterior, cuando el caudal es bajo, el costo de


operación también es bajo, pero este último crece exponencialmente en la medida
en que se incrementa el caudal manejado.
Cuando el caudal es bajo el mayor porcentaje del costo total se le atribuye al costo
de instalación, pero en la medida que dicho caudal aumente, el costo de operación
crece muy rápido, y muy fácilmente, duplica o triplica el costo de instalación.

Lo expuesto anteriormente, fue con la intención de mostrar los dos componentes


de costo y su comportamiento, para un diámetro de tubería dado, en función del
caudal Q manejado.
Ahora se analizará el comportamiento de dos tuberías de diferente diámetro sobre
la misma gráfica, esto con el fin de poder comparar el Costo Total del Ciclo de
Vida de cada una de las dos tuberías (Ver gráfica 2).

La tubería A (pequeña) tiene un costo de instalación inicial bajo y, a caudales


bajos, es la alternativa más económica.
En la medida en que el caudal se incrementa, el costo de operación de la tubería
pequeña incrementa más rápidamente, hasta el punto donde el costo total para la
tubería pequeña es alto.
Ahora, para poder comparar la viabilidad de cada una de las tuberías, es
indispensable poner la atención sobre el punto de cruce entre las curvas de costo
total.
Este punto de cruce está asociado a un caudal crítico, es decir, un valor de caudal,
donde se transfiere el menor costo total de una tubería a la otra.

A la derecha del punto de cruce, la tubería B (grande) es la selección más


económica, dado que, aunque tiene un costo de instalación mayor, el
comportamiento del costo de operación hace que el costo total sea menor.
De esta forma se puede ver claramente que si el caudal requerido por el proceso
es menor al caudal crítico (caudal correspondiente al punto de cruce), se debe
utilizar la tubería de menor diámetro.
Para el caso en donde dicho caudal requerido esté en la vecindad de caudal
crítico, se recomienda utilizar la tubería más grande y así tener capacidad
suficiente para poder asumir y compensar los efectos futuros de algún cambio en
el proceso y/o obstrucciones de la tubería.
Adicionalmente a lo anterior, al utilizar la tubería de mayor diámetro se disminuye
la velocidad de flujo y se alarga la vida útil de la tubería ya que se evitan
problemas de abrasión por altas velocidades, si se diera el caso que el fluido
manejado tenga sólidos en suspensión.
Con la ayuda de una hoja de cálculo electrónica y teniendo en cuenta ciertas
variables como el tiempo de duración de operación, el costo de la energía, longitud
del ciclo de vida, eficiencia del motor y de la bomba y el costo de capital de la
tubería, entre otros, se puede hacer un análisis considerando todo el espectro de
posibilidades que influyen en la cuantificación del valor del costo total del ciclo de
vida y así poder escoger la opción más económica para el proyecto.
Ya para concluir, sería de gran ayuda cuando se presentan varios procesos que
requieren de manejo de caudales diferentes, hacer una gráfica conjunta donde se
muestren las curvas de costo total para varias tuberías y así poder determinar
rápidamente dependiendo del caudal a manejar, el diámetro optimo a utilizar (Ver
gráfica 3).
DISEÑO ECONÓMICO DE TUBERÍAS. CONCEPTO DE DIÁMETRO ÓPTIMO.

Cuando se tiene que impulsar un caudal de agua a un desnivel dado (figura 3.21),
la altura que debe generar la bomba es igual a la altura geométrica a vencer más
las pérdidas de carga existentes.

Hm = Hg + hr

El primer sumando (Hg) depende exclusivamente de las cotas del terreno


(desnivel entre la bomba y el depósito) y de la presión residual o mínima necesaria
al final del trayecto, por lo que se trata de una energía que es independiente del
diámetro.

Sin embargo, para un caudal dado, el segundo sumando (h r) depende


exclusivamente del diámetro adoptado, de manera que como las pérdidas de
carga disminuyen considerablemente al aumentar el diámetro, se precisaría
menos energía para transportar el agua. Por el contrario, un aumento del diámetro
da lugar a un mayor coste de la instalación.

En toda instalación existe una solución que hace mínima la suma del coste de la
energía necesaria para vencer las pérdidas (calculadas para un año medio) más la
anualidad de amortización de la tubería.

4.2.1. Fórmulas para el dimensionado económico de tuberías

 Fórmula de Bresse
Es la primera fórmula que aparece en la bibliografía hidráulica sobre el
dimensionado económico de tuberías.
Se trata de un criterio muy elemental y conservador, ya que corresponde a una
velocidad constante de 0.57 m/s, velocidad ampliamente superada hoy en día.

 Fórmula de Mendiluce

Siendo:

c = coste de la tubería instalada por metro de diámetro y por metro de longitud


(€/m·m)

= rendimiento global del grupo motor - bomba

k = coeficiente de pérdida de carga en la tubería

p = precio del kw·h

n = número de horas de funcionamiento anual

Hay más fórmulas propuestas por distintos autores, como Melzer, Vibert, etc., que
tratan de determinar el diámetro óptimo para una conducción.

4.2.2. Cálculo basado en la evaluación real de los costes.

El diámetro más económico es aquél cuya suma de los gastos anuales debidos a
la energía consumida más el valor de la anualidad por la inversión efectuada, es
mínima (figura 3.22). Por tanto, la ecuación a cumplir es:

G amortización + G energía = Mínimo

Estos cálculos requieren de programas informáticos por el volumen de datos a


tener en cuenta y lo tedioso y reiterativo de su ejecución.
BIBLIOGRAFÍA
 https://www.monografias.com/trabajos57/diametro-optimo-tuberia/diametro-
optimo-tuberia2.shtml
 https://intech-gmbh.es/pipelines_calc_and_select/
 http://ocwus.us.es/ingenieria-agroforestal/hidraulica-y-riegos/temario/Tema
%202.Conducciones%20forzadas/tutorial_30.htm

También podría gustarte