Está en la página 1de 2

Artículo de la página Expansión - martes 25 de junio de 2019

https://expansion.mx/opinion/2019/06/25/la-importancia-de-la-velocidad-en-empresas-en-etapa-
temprana (Esta es la nota Bibliográfica)

Expansión
OPINIÓN

La importancia de la velocidad para


empresas en etapa temprana
Las empresas más valiosas son aquellas que han logrado generar una
velocidad que deja atrás a sus competidores, apunta Jorge González
Gasque.

Jorge González Gasque


mar 25 junio 2019 12:45 PM

(Expansión) – La razón más importante por la que el coyote nunca


pudo comerse un correcaminos es la velocidad. Gracias a su
velocidad, el correcaminos pudo sortear todo tipo de peligros. Es una
analogía que perfectamente puede aplicarse al mundo de los
negocios, las inversiones y también a los startups.

Las empresas más valiosas son aquellas que han logrado generar una
velocidad que deja atrás a sus competidores. Son las empresas que
no se detienen jamás, que no ralentizan su crecimiento y asumen
una posición de comodidad, son las que hacen que los mercados
evolucionen rápido, porque ellas llevan prisa.
El reciente anuncio de Facebook en torno a la criptomoneda Libra y
el consorcio que se ha creado para impulsarla globalmente habla de
eso. Facebook ha crecido aceleradamente, domina el marketing
digital y crece más de 40% anual, pero no entra en ninguna zona de
confort. Hace adquisiciones agresivas, como Instagram y Whatsapp,
y hace proyectos ambiciosos como el de Libra, adelantándose al
mundo. Una empresa que nunca detiene su velocidad.

Para un inversionista de capital de riesgo, la velocidad cuenta y


mucho. Si, por ejemplo, hace una inversión de un millón de dólares
en una empresa y la vende en cuatro millones de dólares en tres
años, la TIR (o sea la tasa de retorno) que obtendría es del 59%. Es
decir, que ganó 59% sobre el dinero que puso en ese tiempo y eso lo
convierte en una inversión magnífica.

Pero si en lugar de venderla en tres años la vende en cinco, esa tasa


de retorno baja a 32%, lo que la convierte en una inversión más
ordinaria. Si se toma 10 años para hacer esta transacción, entonces
quizá hubiera sido mejor invertir en otros instrumentos con menor
esfuerzo, porque la tasa de retorno sería de 15%.
Para un emprendedor, la velocidad es de vida o muerte.
Consideremos, para empezar, el producto. Si yo empecé una
empresa tecnológica en 2015 y quería hacer una disrupción
utilizando una tecnología innovadora, lo mejor es que mi empresa
empezara a levantar el vuelo en 2016 o 2017, porque para 2019 o
2020, la cantidad de gente que va a tener ese producto o innovación
va a hacer mucho más complicado el éxito del negocio.

Consideremos algunas innovaciones, como los chatbots o el


blockchain, por poner ejemplos. Una startup que estuviera
promoviendo este tipo de tecnologías en 2015 tendría más
oportunidad de causar disrupción, más interés de inversionistas y
más posibilidades de escalar rápidamente que una que pretende
innovar con ellas en 2019 o 2020, cuando ya hay muchos jugadores
establecidos que han tomado el liderazgo.

La velocidad es la razón más importante por la que las empresas en


etapa temprana necesitan salir a buscar inversión. Si tienes un
negocio brillante y disruptivo, pero estás esperando que el
crecimiento orgánico te permita expandir tus operaciones y
convertirlo en un gran negocio, hay muchas posibilidades de que
alguien más te rebase, de que la tecnología cambie y la idea pierda
vigencia, de que factores económicos adversos te afecten, antes de
que puedas escalar.

Al acudir con inversionistas puedes conseguir que tu negocio cobre


velocidad y completes tu producto, vendas a más clientes, abras más
locales y generes un impacto como negocio.

Es momento de que hagas un alto en el camino (que sea breve, por


favor) y te preguntes honestamente: ¿voy lo suficientemente rápido?

Nota del editor: Jorge González Gasque está detrás de la


consultora G2 Consultores, y los fondos de inversión G2
Momentum Capital y On Ventures. Programador desde los 13 años,
consolidó su carrera creando software especializado para
empresas. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas
del autor.

PUBLICIDAD