Está en la página 1de 2

INTERVENCIÓN AUTOR: MAURICIO GARCÍA VILLEGAS – NORMAS DE PAPEL

Entrevista: durante la entrevista realizada por el portal La Silla Vacía a Mauricio García Villegas, hablan
sobre la diferencia entre las sociedades hispanoamericanas y quizás las europeas, intentan explicar
por qué sociedades hispanas la violencia es más exacerbada y encuentran que existe una estrecha
relación entre Democracia, valores tradicionales, homicidios y suicidios. Es así como:
 Democracia  Homicidios  Suicidios  Tradicionalismos
 Democracia  Homicidios  Suicidios  Tradicionalismos
Se menciona una falta moral cívica en nuestra sociedad, donde debería sobresalir el respeto por el
otro sin importar lo que sea. El Dr. García Villegas menciona que actualmente la sociedad ha ido
mutando a practicar una religión sin Dios, es decir, no creen en Dios pero practican una moralidad de
humildad y bondad hacia los demás. El tradicionalismo respecto a los valores fomenta unas morales
limitadas, “sólo me relaciono y respeto a los que piensan como yo”.
En las sociedades más pacificas son las que hay más respeto por el otro. En una campaña de legalidad
no debería inculcarse el apego a la Ley, o a la autoridad o el miedo a la cárcel, sino en una campaña
de formación ciudadana, donde la gente aprenda a respetar al otro (indiferentemente de quien sea).
La sociedad colombiana ha venido sufriendo una secularización en la que se ha perdido esos valores
tradicionalistas relacionados con la religión, y la sociedad no ha sido capaz de reemplazar estos
valores por otros iguales o más fuertes que cohesionen a la sociedad en el espacio público.
La recensión realizada por María Fariñas sobre el libro Normas de Papel – La Cultura del
Incumplimiento de Mauricio García Villegas, nos habla sobre el retroceso que puede tener el Estado
de Derecho como consecuencia del incumplimiento sistemático de las normas.
El incumplimiento de las leyes está normalizado en nuestra sociedad y así se nos ha inculcado desde
pequeños, sobrevive el más vivo. El autor realiza una tipificación del incumplidor de la siguiente
manera:
1. El vivo: es aquel que siempre calcula costo beneficio del incumplimiento de la norma.
2. El rebelde: aquel que no quiere someterse al poder estatal y desea su libertad absoluta.
3. El arrogante: aquel que piensa que sus propias creencias o condición aristocrática están por
encima de la ley estatal.
Pero pueden haber mezclas entre cada uno de estos tipos de incumplidores.
El Estado Constitucional depende de un buen sistema democrático, y este tiene su fundamento en la
ciudadanía plena, la que es casi que utópica en sociedades como la nuestra debido a una
normalización del incumplimiento, usualmente ésta normalización es consecuencia de una mala
gestión de las desigualdades socioeconómicas desde las instituciones políticas y jurídicas, porque
legitiman el comportamiento. Ejemplo actualmente aquellos hogares vulnerables donde el Estado no
hace presencia y no cubre sus necesidades básicas durante ésta época de cuarentena, una persona
que sea la proveedora de su hogar debe salir a buscar el sustento, se arriesga a que le sea impuesta
una multa por incumplimiento de la orden presidencial de cuarentena, pero ésta persona lo ve
completamente necesario, en orden para la supervivencia de su núcleo familiar.
¿Es posible tener un Estado Constitucional de Derecho en un país donde existan tantas
desigualdades socioeconómicas como en Colombia?
Teóricamente, si es posible, teniendo en cuenta que el Estado Constitucional de Derecho es un orden
jurídico que obedece a tener como norma de normas una Constitución, la cual debe estar enraizada
con unos Derechos Fundamentales que garanticen las libertades y derechos de los individuos así
como la limitación de los poderes, sin embargo, en la práctica, la realidad nos demuestra que un
Estado Constitucional va más allá, es casi que un ser viviente, evolucionando, adaptándose a las
diferentes realidades y crisis de cada momento; si bien la sociedad colombiana está regulada bajo
unos principios y derechos constitucionales que propenden el mejoramiento continuo de la calidad de
vida, el incumplimiento de las normas también está enraizado en nuestra cultura, afectando
directamente el pleno desarrollo del Estado Constitucional.
Se podría decir, que el Estado Constitucional en Colombia si es posible, pero está incompleto,
actualmente Colombia no es para TODOS, no caben TODOS, porque aún existen ciudadanos de
segunda que no gozan de los mismos derechos y las mismas garantías que la mayoría, entonces sí
practicamos conforme a una constitución que busca un ideal de sociedad, pero que en la realidad es
difícil suponer que hay un pleno estado constitucional de derecho cuando la desigualdad social o
económica es tan profunda.