Está en la página 1de 6

¿Qué es la Energía?

Es un término que deriva del griego "energos", cuyo significado original


es fuerza de acción o fuerza de trabajo, y de "energeia" que significa
actividad, operación. El concepto se utiliza en el sentido corriente para
designar el vigor o la actividad de una persona, objeto u organización.

Es un concepto de gran importancia en la física y se asocia con la capacidad


que tiene cualquier cuerpo de producir o realizar, un trabajo, una acción o un
movimiento. En Física, se distinguen diferentes tipos de energía, siendo la
Termodinámica el área de la física que estudia cómo la energía crea
movimiento.

La Ley Universal de Conservación de la Energía, que es el fundamento del


primer principio de la termodinámica, indica que la energía ligada a un
sistema aislado permanece constante en el tiempo. "La energía no se crea ni
se destruye; sólo se transforma".

La energía existe en la naturaleza, pero para aprovecharla y así mejorar


nuestra calidad de vida hace falta transformarla.

Para obtener energía se tiene que partir de cuerpos o materia que la tengan
almacenada, (como el Sol, el viento o el carbón) que se denominan fuentes
de energía.
Las cantidades disponibles de estas fuentes de energía son lo que conocemos
por recursos energéticos.

Existen diferentes maneras de clasificar los recursos energéticos:

1. Según la disponibilidad de las Fuentes de Energía:

a) Energías Renovables: son aquellas que son inagotables, ya que se


producen de forma continua, fomentando así el desarrollo
sostenible. Están causadas por fenómenos físicos de gran
envergadura. Son así la energía solar, hidráulica, eólica, biomasa,
geotérmica y oceánica.
b) Energías No Renovables: son aquellas que existen de forma
limitada en la naturaleza y se agotan cuando se van utilizando. Las
más comunes son el carbón, petróleo, el gas natural y el uranio.

2. Según la forma de utilización de los recursos energéticos:

a) Energías Primarias: se obtienen directamente de la naturaleza


como el carbón, el petróleo, el gas natural, la energía hidráulica, la
eólica, la solar, o la biomasa. Son todas aquellas sometidas a
ningún proceso de transformación.
b) Energías Secundarias: llamadas finales, se obtienen a partir de las
primarias mediante procesos de trasformación de energía, es el
caso de la electricidad.
c) Energías Útiles: son las que realmente adquiere el consumidor a
través de los aparatos que utiliza, como la energía química,
mecánica, calorífica, etc.

ENERGÍA Y ECONOMIA

Algo que de debemos tener en claro es que la energía es, en nuestra


sociedad, precursora de la actividad económica. Por tanto, las principales
materias primas energéticas, son en realidad mucho más que simples
materias primas, ya que además de servir para mover vehículos, camiones y
maquinaria, esta permite que podamos desplazarnos a grandes distancias o
disfrutar de avanzados dispositivos electrónicos que provocan un indudable
impacto económico positivo.

“Un indicador de altos niveles de desarrollo es el elevado consumo de


energías”

Tanto es así que aunque quisiéramos cambiar nuestro estilo de vida hacia
hábitos de vida más sobrios, es cierto que podríamos reducir un pequeño
porcentaje nuestro consumo final de energía, pero no sin terminar afectando
a la actividad económica.

La energía (su uso) y la economía (medida como capacidad de producción y


de desarrollo), tienen un vínculo muy fuerte. Revisando la historia podemos
ver cómo crecimiento económico medido mediante el PIB y uso de
combustibles fósiles siguen un mismo patrón desde hace más de 150 años.
NOTA: El PIB es el valor monetario de los bienes y servicios finales
producidos por una economía en un período determinado. EL PIB es un
indicador representativo que ayuda a medir el crecimiento o decrecimiento
de la producción de bienes y servicios de las empresas de cada país,
únicamente dentro de su territorio. Este indicador es un reflejo de la
competitividad de las empresas.

 La economía, debe considerarse no solo como una ciencia monetaria, sino
como una ecuación de la energía excedente, que lleva asociada a ella el
crecimiento de la producción (y de la población mundial), ya que desde la
revolución industrial se han ido consumiendo cada vez mayores cantidades
de energía.

Un patrón indudable que existe, es el que vincula la población mundial, el


consumo de energía y, cabe añadir, una serie de otros parámetros vinculados
entre ellos, como la producción económica y el suministro de alimentos.
Según el National Geographic, se calcula que para producir 1kg de carne de
vaca, se consumen aproximadamente 6,25 litros de petróleo. Esto nos hace
reflexionar sobre la extremada dificultad de poder alimentar a 7.000 millones
de personas con una menor disponibilidad de combustibles fósiles.

ENERGÍA Y MEDIOAMBIENTE

Todas las fuentes de energía producen algún grado de impacto ambiental. 

La energía eólica produce impacto visual en el paisaje, ruido de baja


frecuencia y puede ser una trampa para aves. Las grandes presas provocan
pérdidas de biodiversidad, generan metano por la materia vegetal no
retirada, provocan pandemias en climas templados y cálidos, inundan zonas
con patrimonio cultural o paisajístico, generan el movimiento de poblaciones
completas y aumentan la salinidad de los cauces fluviales.

La construcción de diques  y presas para aprovechar las mareas se ha


ralentizado por los altísimos costos iniciales y el impacto ambiental que
suponen.
La energía solar es quizás la menos agresiva  con el medio ambiente pero los
costes energéticos para producir   los  paneles solares   son tan altos, que se
necesita mucho tiempo en amortizar la inversión. 

La energía de la biomasa es contaminante ya que produce gases que


favorecen el efecto invernadero. Estos gases, con posterioridad,  son
reabsorbidos por las plantas disminuyendo así el impacto ambiental. Además
necesita de  tierras cultivables para su desarrollo, disminuyendo así la
cantidad de tierras destinadas a la agricultura y la ganadería. 

La energía del interior de la tierra  contamina las aguas cercanas con


arsénico y amoniaco y deteriora el paisaje.

La combustión de los combustibles origina gases y hollín que ensucian el aire


que respiramos. 

Las centrales nucleares no contaminan el aire, pero en cambio, sus residuos


son altamente peligrosos y pueden contaminar gravemente el medio
ambiente en caso de accidente.

SEGURIDAD ENERGÉTICA

Definición:

Comisión Europea: la disponibilidad física ininterrumpida de los productos


energéticos en el mercado a un precio asequible para todos los
consumidores.

Agencia Internacional de Energía: el acceso adecuado, asequible y fiable a


los combustibles y los servicios de energía, que incluye la disponibilidad de
los recursos, la disminución de la dependencia de las importaciones, la
disminución de las presiones sobre el medio ambiente,la competencia y la
eficiencia del mercado, la mayor dependencia de los recursos energéticos
autóctonos sustentables, y que los servicios energéticos sean asequibles y
equitativamente compartido.

Banco Mundial: el acceso seguro al suministro de combustible, en un


mercado competitivo que distribuye los combustibles, y garantiza la
estabilidad de los flujos de recursos y puntos de tránsito, y la eficiencia de
uso final.
Aspectos que inciden en la Seguridad Energética:

 Suministro seguro y confiable de energía.


 Reducción de las importaciones o exportaciones de combustible.
 Deficiencia tecnológica.
 Ausencia protección contra interrupciones en el suministro.
 Ausencia protección a la volatilidad de los precios de las energías
 Poca diversidad de tecnologías y fuentes de energéticas
 Dependencia energética de países “no amigables”
 Malfuncionamiento de los mercados energéticos
 Insostenibilidad del ambiente

Riesgos en el uso de las fuentes Energéticas

Hidrocarburos:

 Agotamiento de las reservas fácilmente explotables


 Viabilidad económica recursos no convencionales
 Actividad exploratoria en manos de los gobiernos
 Riesgos geopolíticos en la extracción y transporte
 Negativa construcción de gaseoductos

¿Qué es el uso racional y eficiente de la energía?

Cuando se habla de “Uso Racional de la Energía” se tiende a pensar


mayoritariamente en la escasez del recurso y el recorte del uso del mismo,
pero, el verdadero significado de “Uso Racional de la Energía” es el uso
“Eficiente del recurso” .Esto es directamente proporcional al “No
desperdicio” del recurso “energía” en todos sus aspectos. El uso eficiente de
la energía, y cuando hablamos de energía no solo nos referimos a la eléctrica,
sino también a todas las derivadas de los recursos naturales como el gas
natural, comprimido, combustibles líquidos, carbón etc., es la maximización
de los recursos utilizando correctamente y solo la energía necesaria, sin
malgastar o simplemente “derrochar”. 

Esto se traduce no solo en la aplicación de políticas de uso racional de la


energía, sino en la implementación de políticas o campañas educacionales
acerca del uso eficiente de la energía y como los aportes de esto se
traducirán en ahorro energético y de los recursos naturales involucrados.
USOS FINALES DE LA ENERGIA

La energía no representa un fin en sí mismo, sino un medio para conseguir un


cometido, ó satisfacer las necesidades del hombre en general. Este medio se
puede definir como servicio energético, que se logra a través de sistemas ó
dispositivos adecuados a cada necesidad: estos son los usos finales de la
energía.

Los servicios energéticos más comunes y que por su intensidad energética


requerida y característica son los de mayor demanda encontramos:
iluminación, fuerza motríz, conservación de alimentos, acondicionamiento
térmico, cocción de alimentos.

GLOSARIO DE TERMINOS

BIOMASA: es aquella materia orgánica de origen vegetal o animal, incluyendo


los residuos y desechos orgánicos, susceptible de ser aprovechada
energéticamente. Las plantas transforman la energía radiante del sol en
energía química a través de la fotosíntesis, y parte de esta energía queda
almacenada en forma de materia orgánica.

EFICACIA: es la capacidad de alcanzar el efecto que se espera o se desea, tras


la realización de una acción.

EFICIENCIA: hace referencia al uso racional de los medios para alcanzar un


objetivo predeterminado (es decir, cumplir un objetivo con el mínimo de
recursos disponibles y tiempo)

También podría gustarte